Las grandes civilizaciones de la américa precolombina






descargar 409.7 Kb.
títuloLas grandes civilizaciones de la américa precolombina
página1/13
fecha de publicación15.03.2016
tamaño409.7 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Literatura > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   13

Preuniversitario ALC Historia y Ciencias Sociales

MÓDULO 2

CONSTRUCCIÓN DE UNA IDENTIDAD MESTIZA

LAS GRANDES CIVILIZACIONES DE LA AMÉRICA PRECOLOMBINA


LOS MAYAS

LOS AZTECAS

LOS INCAS


Habitaban en la Península de Yucatán, Belice y parte de los territorios que en la actualidad los ocupan Guatemala y Honduras.


Habitaban en el valle de México, las costas del golfo de México y las del Pacífico, el istmo de Tehuantepec y la parte actual de Guatemala.

A la llegada de los españoles las fronteras del imperio cubrían más de 5.000 kilómetros de largo, ocupaba los actuales territorios de Ecuador, Perú y Bolivia, el sur de Colombia, el norte de Argentina y hasta el río Maipú en Chile.


Sociedad Jerarquizada, cuya máxima autoridad era el halach uinic, “el verdadero hombre” con carácter hereditario, dotado de plenos poderes limitados sólo por un consejo asesor, formado por los ah cuch caboob.

Estas dos instancias gobiernan la Ciudad-Estado que designaban a los jefes principales de otras poblaciones aliadas a la suya llamados batabob, que cumplían funciones civiles, religiosas y militares.

Luego estaban los sacerdotes, los funcionarios de mayor importancia, los artesanos y los mercaderes. Finalmente, en la base de la pirámide social, el campesino, el cultivador de maíz que, en tiempos de guerra se transformaba en soldado, y en tiempos de paz trabajaba en la construcción de los grandes templos. Junto a los campesinos estaban los numerosos esclavos obtenidos como botín de guerra.



Estaba formada por tres clases sociales bien diferenciadas:

1. La nobleza no hereditaria cuya figura dominante era el rey que era elegido entre los hijos o sobrinos del último monarca.

2. Los funcionarios medios que eran los comerciantes con una gran influencia en la vida azteca ya que viajaban por todo el territorio intercambiando los productos y trayendo relatos sobre la forma de vida y riquezas de otras tribus. Los jefes militares que se encargaban de las funciones de policía y adiestraban a las tropas para las guerras religiosas y recibían como recompensa el usufructo de las tierras y servidores. Los artesanos altamente calificados formaban también parte de este estrato.

3. Los campesinos era el grupo mayoritario de la sociedad azteca.

Estaba formada por clases sociales bien diferenciadas:

1. La nobleza hereditaria con el Inca en primer lugar como emperador y máximo jefe. Se consideraba a sí mismo descendiente directo del dios Sol, el dios supremo. La esposa principal del Inca era la coya, elegida entre sus hermanas para asegurar la “pureza” y divinidad de sus descendientes.

Alrededor del Inca, como parte de la clase dirigente, estaban los nobles por nacimiento quienes eran miembros de su familia, entendida en su sentido más amplio, y los antiguos jefes de los pueblos asimilados al imperio.

2. Los funcionarios medios clase que estaba conformada por distintos grupos y era fundamentalmente urbana.

3. Los campesinos – era la clase social más amplia. Estaban agrupados en comunidades llamadas ayllu, que eran el núcleo social y político del mundo andino desde antes de la dominación de los incas.

 

Dentro de la variedad de culturas existentes en América Latina a su llegada los españoles se encontraron con dos grandes áreas geográficas donde se desarrollaron tres importantes culturas que albergaban a casi 60.000.000 de personas. Estas culturas aportaron numerosos conocimientos y sabiduría que enriqueció el mestizaje; incluso en algunos lugares sus tradiciones aun perviven.
Los mayas

Entre los comienzos de la era cristiana (año cero) y la llegada de los españoles (1492), se desarrolló una de las más ricas civilizaciones mesoamericanas, la cultura Maya, que logró un importante conocimiento de las matemáticas, la astronomía y que además creó un sistema de escritura jeroglífica. Esta cultura habitó un extenso territorio que abarcaba la península de Yucatán, Belice y parte de los territorios que en la actualidad ocupan Guatemala y Honduras. Como no era una zona geográfica homogénea, hubo tres áreas de asentamiento distintas: en el norte, la península seca y calurosa de Yucatán; en el centro una zona húmeda y tropical, ubicada en las tierras bajas de Guatemala, el oeste de Honduras y parte de los estados mexicanos de Tabasco y Chiapas; y en el sur, de tipo montañoso, las zonas altas de Guatemala y el sur de Chiapas. Durante la etapa histórica de esta civilización, llamada Viejo Imperio, que se desarrolló en el norte de Guatemala y el oeste de Honduras entre los siglos III y IX de nuestra era, se levantaron las ciudades de Uaxactún, Tikal, Palenque, Piedras Negras y Copán. Este período tuvo un auge y más tarde una decadencia que llevó a la población Maya a abandonar sus ciudades y a trasladarse al norte de Yucatán. El abandono de sus ciudades ha sido una enorme interrogante para los estudiosos de esta civilización. Se cree que tenían un sistema de cultivo muy simple que no fue suficiente para alimentar a una población en aumento. Una paulatina instalación en estas nuevas tierras permitió reiniciar un período llamado

Nuevo Imperio entre los siglos X y XIV, desarrollándose tres nuevos núcleos principales: Chichén Itzá, Uxmal y Mayapán. La organización política y social de los Mayas descansaba en una sociedad jerarquizada, cuya máxima autoridad política era el halach uinic, “el verdadero hombre”, con carácter hereditario, dotado de plenos poderes limitados solo por un consejo asesor, formado por los ah cuch caboob. Luego estaban los sacerdotes, los funcionarios de mayor importancia, los artesanos y los mercaderes. Finalmente, en la base de la pirámide social, el campesino, el cultivador de maíz que en tiempos de guerra se transformaba en soldado y en tiempos de paz trabajaba en la construcción de los grandes templos. Junto a los campesinos estaban los numerosos esclavos obtenidos como botín de guerra. La actividad económica del pueblo Maya se realizaba en diversas áreas:

  1. la agricultura;

  2. el tejido;

  3. la cerámica;

  4. el comercio.


Los Aztecas

En su época de máximo esplendor, a finales del siglo XV y comienzos del XVI d.C., los aztecas se extendieron por una amplia región de Mesoamérica (zona cultural que comprendía parte de México y de Centroamérica), incluyendo el valle de México, las costas del golfo de México y las del Pacífico, el istmo de Tehuantepec y parte de la actual Guatemala. Su civilización alcanzó un alto grado de desarrollo; poseían un sistema de acueductos y se preocupaban de conservar la pureza del agua. Tenían escritura y utilizaban el papel; crearon un calendario solar que tiene la misma precisión que el nuestro. De acuerdo a las hipótesis de los arqueólogos y antropólogos, llegaron al Valle de Anáhuac en el 1168 d.C., y se llamaron a sí mismos tenochcas. Seguramente llegó un número muy pequeño, porque su presencia pasó desapercibida para el resto de las tribus que poblaban el valle. Inicialmente habitaban en las tierras del norte; continuaron su marcha hasta su asiento definitivo, como se lo ordenaran los dioses, de acuerdo a la leyenda que explicaba sus orígenes y que decía los siguiente: encontraron en una caverna al Mago Colibrí, el famoso Hitzilopochtli que los aconsejó: “… errad, buscad tierras, evitad todo combate en gran escala, enviad exploradores por delante, hacedlos sembrar maíz y cuando la cosecha esté a punto, id a levantarla; mantenedme a mí, Huitzilopochtli, siempre con vosotros, llevándome como bandera, alimentadme con corazones humanos arrancados a los recién sacrificados…” Poco a poco fueron creciendo y absorbiendo la cultura de sus vecinos. Siendo demasiado pequeños sus clanes para poder encontrar esposas, se dedicaron a robarlas y sus vecinos en el valle los atacaron. Una parte de la tribu fue sometida a esclavitud, otra escapó a los islotes pantanosos del Lago de Texcoco. Allí construyeron Tenochtitlán, la capital de la nación, cuyo origen se ha fijado en el

año 1325. Al principio y por acuerdo con las tribus que rodeaban la playa, tenían permiso para emplear las tierras colindantes para sembrar. Aumentaron esta tierra con la construcción de chinampas, que eran especies de balsas hechas con juncos sobre las cuales colocaban el fértil limo del fondo del lago, obteniendo con este sistema dos cosechas al año. Lentamente el centro de Tenochtitlán se fue rodeando de estos “jardines flotantes”, separados entre sí por estrechos canales. En el año de 1376 los aztecas se sentían lo suficientemente poderosos como para instaurar una monarquía. Designaron como rey a Acamapichtli, le erigieron un palacio y le asignaron tierras que trabajaban los habitantes de cada calpulli o comunidad. El monarca administraba justicia, manejaba las rentas de la ciudad y encabezaba los ejércitos. La capital de la nación era Tenochtitlán; en el momento que los españoles llegaron la ciudad tenía más de 300.000 habitantes. Era, para ese momento, una de las más grandes del mundo. Sevilla, la ciudad más grande de España entonces, tenía tan solo 120.000 habitantes. Tenochtitlán estaba construida sobre el lago de Texcoco, en el valle de Anáhuac. Había grandes palacios de dos y tres pisos y casas de un piso. El palacio de Moctezuma, el último rey de los aztecas, era tan grande como la plaza principal. Aunque tenía la misma estructura básica de las casas comunes, le fueron agregando nuevas construcciones para uso de sirvientes, concubinas y visitantes. En todas las casas había baños.
Organización social – La sociedad azteca estaba formada por tres clases sociales bien diferenciadas:


  1. La nobleza no hereditaria: su figura dominante era el rey, que era elegido entre los hijos o sobrinos del último monarca. El escogido debía distinguirse por su valor, sus conocimientos y su experiencia en la guerra. Este estrato estaba compuesto, además, por la familia del rey, por los sacerdotes y por los altos funcionarios que elegían al rey y formaban el grupo dirigente.




  1. Los funcionarios medios: eran los comerciantes, con una gran influencia en la vida azteca, ya que viajaban por todo el territorio intercambiando los productos y trayendo relatos sobre la forma de vida y riquezas de otras tribus, lo que alentaba a los aztecas en sus guerras de conquista. Los jefes civiles formaban una nobleza no hereditaria que recibía sus cargos de acuerdo a los servicios prestados; los jefes militares, que se encargaban de las funciones de policía y adiestraban a las tropas para las guerras religiosas, recibían como recompensa el usufructo de las tierras y servidores. Finalmente, de este estrato formaban parte también los artesanos altamente calificados.




  1. Los campesinos: eran el grupo mayoritario de la sociedad azteca. Cada hombre, mujer o niño pertenecía a un calpulli, base de la estructura social. El significado de este término es “grandes casas” y se utilizaba para designar unidades de la sociedad constituidas por parientes ficticios, es decir, personas que creían descender de un mismo antepasado que por lo general, era un ser mitológico. Por su función se asemeja a un clan; sin embargo, entre sus miembros había diferencias de riqueza, posición social y poder. El calpulli era también una unidad religiosa y militar.


Organización política – Formaron una confederación integrada por tres pueblos: Tenochtitlán, Texcoco y Tlacopán. El primero era la capital y tenía hegemonía religiosa y militar sobre los otros dos. Cada ciudad estaba dividida en cuatro secciones, divididas a su vez en 20 unidades administrativas o calpulli. Cada calpulli tenía sus propias autoridades civiles, militares y religiosas. Estas autoridades eran designadas por los jefes de las secciones, pero tenían que ser aceptadas por todos los integrantes del calpulli. Cada clan tenía un caudillo –elegido- y un Consejo de Ancianos. Uno de los miembros del Consejo formaba parte del Consejo de clanes. Entre los miembros del Consejo de Clanes se elegía a los “cuatro notables”, que serían los asesores del rey. De esta forma, por medio de un sistema de representantes, todos los clanes participaban en el gobierno de la sociedad. La organización de su sociedad no era trasladada a los pueblos conquistados, pues siguiendo los designios de la leyenda sobre su origen, Huitzilopochtli les había ordenado que le ofrecieran corazones humanos, de modo que cuando emprendían guerras de conquista y vencían, algunos de sus enemigos eran tomados prisioneros y de acuerdo a sus necesidades eran sacrificados a los dioses.
Los Incas

Luego de establecer un poderoso imperio, los Incas crearon mitos destinados a propagar su origen divino para justificar la hegemonía impuesta a las poblaciones conquistadas. La más difundida de estas leyendas cuenta que el dios Sol ordenó a dos de sus hijos, Manco Capac y Mama Ocllo, que fundaran una nueva raza. El sol colocó a sus hijos en la isla del lago Titicaca y les entregó una vara de oro, diciéndoles que cuando la vara se hundiera en la tierra deberían detenerse y fundar la ciudad que sería el centro del proceso civilizador que les había encomendado. Se sabe que los Incas llegaron al Cuzco alrededor del siglo XII d.C. Provenían, probablemente, de algún lugar cercano al lago Titicaca. A su llegada, el Cuzco era un valle fértil que estaba habitado por otras tribus entre las que se destacan los quechuas y los chancas. Se cree que Quechuas e Incas hablaban el mismo idioma, lo que los transformó en aliados naturales para enfrentar a sus vecinos. Pachacuti Inca Yupanqui (1438-1471), fue el noveno soberano en la capacuna o lista de los reyes incásicos, y fue el primer soberano del cual no se tienen dudas sobre su existencia. Luego de vencer a los chancas pudo iniciar la ocupación de nuevas tierras, extendiendo su dominio hacia el norte, el sur y el occidente del Cuzco. Pachacuti es considerado como el verdadero creador del Cuzco: ordenó la creación de enormes terrazas y la fortaleza de Sacsahuamán, organizó el invencible ejército incásico, estructuró

Imperio utilizando el antiguo orden de las sociedades andinas, dictó leyes e impuso el tributo en trabajo para cultivar las tierras estatales, trazar caminos, levantar puentes, trabajar las minas y formar parte de los ejércitos.

A la llegada de los españoles las fronteras del Imperio Inca cubrían una distancia de más de 5.000 kilómetros de largo, ocupando los actuales territorios de Ecuador, Perú y Bolivia, el sur de Colombia, el norte de Argentina y hasta el río Maipo en Chile.

Hayna Cápac (1493-1525) dividió este inmenso territorio entre sus hijos Huáscar y Atahualpa, quienes se trenzaron en una lucha fratricida por la sucesión. Esta era la situación del Imperio en el momento del desembarcó de Francisco Pizarro en Tumbes.

El Tahuantinsuyu era una mezcla de climas, paisajes y culturas. Abarcaba tres regiones: el desierto de la costa, la sierra y la selva. La ocupación humana se diseminaba en esta gran variedad de territorios, pudiendo acceder a bienes y productos complementarios en la economía andina. Los Incas procuraron abarcar este mosaico de regiones geográficas y dominaron a una multitud de pueblos que tenían sus propias costumbres, lengua, religión e historia. Los Incas no enriquecieron la cultura andina, pero sí tuvieron el mérito de estructurar políticamente el Imperio con un idioma común: el quechua, aunque no impidieron que se siguieran hablando las lenguas propias de cada pueblo. Los pueblos sometidos podían continuar con sus cultos, pero debían adorar al sol y mantener a los jefes locales en sus cargos cuando estos juraban fidelidad. Los Incas tampoco rompieron las estructuras sociales ni de parentesco que imperaban en cada pueblo.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   13

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Las grandes civilizaciones de la américa precolombina icon9 Las religiones de la América Precolombina

Las grandes civilizaciones de la américa precolombina iconLas Grandes Civilizaciones Precolombinas. Aztecas, Mayas e Incas

Las grandes civilizaciones de la américa precolombina iconLa literatura de la América Precolombina

Las grandes civilizaciones de la américa precolombina iconLiteratura de la América precolombina

Las grandes civilizaciones de la américa precolombina iconLiteratura de la america precolombina

Las grandes civilizaciones de la américa precolombina icon5 grandes civilizaciones antiguas: Egipto, Sumerios, Fenicios, Palestinos y Persas

Las grandes civilizaciones de la américa precolombina iconEn América durante la época precolombina se desarrolló un estudio...

Las grandes civilizaciones de la américa precolombina iconLa cultura Moderna ha realizado una autocrítica por medio de la cual...

Las grandes civilizaciones de la américa precolombina iconXv ac: las primeras civilizaciones

Las grandes civilizaciones de la américa precolombina iconLas civilizaciones de la antigua india






© 2015
contactos
l.exam-10.com