ArgumentacióN: LÓgica, dialéctica y retórica






descargar 58.14 Kb.
títuloArgumentacióN: LÓgica, dialéctica y retórica
fecha de publicación13.03.2016
tamaño58.14 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Literatura > Documentos
ARGUMENTACIÓN:

LÓGICA, DIALÉCTICA Y RETÓRICA

Jaime Roldán Corrales

IES Bachiller Sabuco

Albacete

ARGUMENTACIÓN: LÓGICA, DIALÉCTICA Y RETÓRICA

  1. INTRODUCCIÓN

¿Qué es la argumentación? ¿Y la lógica? ¿Hay una sola lógica o muchas? ¿Qué es la dialéctica? ¿Y la retórica? ¿Tienen alguna relación? ¿Para qué sirven? ¿Tienen que servir para algo? ¿Por qué? ¿Cómo hacer para llevar razón? ¿Es posible convencer de algo a alguien? ¿Qué ocurre cuando nos convencen sin utilizar la razón? ¿Por qué no siempre se convence con razones? ¿Por qué argumentamos?

Si hay un nexo común a todas estas preguntas es el lenguaje. El lenguaje es una de las mejores maneras de comprender y acceder al mundo. Tenemos infinidad de lenguajes, desde las lenguas antiguas que aún siguen utilizándose hasta los novedosos lenguajes de programación informática. Somos lenguaje, inventamos lenguajes, comprendemos lo que nos rodea porque tenemos lenguaje. Argumentar principalmente consiste en utilizar el lenguaje con el fin de convencer. Hay tres maneras básicas: la lógica, la dialéctica y la retórica. Actualmente la Teoría de la Argumentación tiene como tarea integrar los conocimientos de estas tres disciplinas para dar cuenta y razón de la argumentación. Queda mucho por hacer, pero ya sabemos que caminante, no hay camino, se hace camino al andar… Así pues, no solo surcaremos los mares de la teoría, sino que aprenderemos a poner en práctica lo adquirido. Espero aportar un pequeño grano de arena y despertar la inquietud por la argumentación en cualquier persona, principalmente mis alumnos del Bachiller Sabuco de Albacete, a los que va dedicado esta unidad. Para que lo aprovechen y sobre todo para que se diviertan aprendiendo.

En la elaboración del presente material voy a partir de tres obras de referencia para el estudio de la argumentación, dos monografías de Luis Vega y Huberto Marraud y el Compendio de Lógica, Argumentación y Retórica de Vega y Olmos, así como otras referencias secundarias y algunos trabajos míos.

  1. DE ARGUMENTAR SE TRATA

¿Qué es argumentar? Siempre es conveniente auparse en lomos de gigantes cuando se es pequeño, como dijo Bernardo de Chartres, con el objetivo, siempre presente de superar al maestro. Por ello, sigo a Marraud (2013: 11) para resaltar una obviedad: “dar y recibir razones es parte de nuestra vida cotidiana”. No solo lo hacemos al leer el periódico, escuchar la radio, ver la televisión o navegar por la red, sino que podemos encontrar muchas situaciones cotidianas en las que damos o recibimos razones, como en la revisión de un examen, en un debate sobre algún tema candente, en las actividades de clase o en algunas preguntas del examen que incluyen el típico “justifica tu respuesta”. Cada vez que afirmamos alguna idea u opinión y nos preguntan “¿por qué?”, nos vemos obligados, si es que queremos ser racionales, a esgrimir algún argumento que podrá o no convencer, siempre según el contexto y con cierto grado de seguridad. Dar explicaciones de por qué no se ha venido a clase o llegar más tarde a casa el fin de semana también son ejemplos de argumentaciones. Y es que somos un animal que razona, como dijera Aristóteles (zoon logon). Que razona y que pide explicaciones.

Conviene distinguir entre argumentar, implicar, inferir y razonar (Marraud 2014: 2).

Argumentar tiene que ver con una práctica social, es decir, es algo que ponemos en práctica interactuando con otros, mientras que implicar e inferir no.

Implicar es un término de la lógica que significa transmitir la verdad de unos enunciados a otros. Por tanto, es una relación entre enunciados, una conexión lógica. Un conjunto de enunciados cualquiera implica otro enunciado si y solo si la verdad del último se sigue necesariamente de la verdad de los anteriores. Por ejemplo: Dado el conjunto de enunciados {Si le doy al ‘play’, entonces escucho el temazo; le doy al ‘play’}, podemos deducir que {escucho el temazo}. La verdad del último enunciado se sigue necesariamente del conjunto de enunciados. Al tener por un lado un enunciado condicional que afirma que si se da lo primero, tenemos lo segundo, y por otro tenemos por separado que se da lo primero, ello implica que se da lo segundo. Si los enunciados del conjunto son todos verdaderos es necesario que lo sea también el último. Otra manera de decirlo: no puede ser posible de ninguna manera que si el conjunto de enunciados es verdadero, el último enunciado sea falso. Si la condición “si le doy al ‘play’, entonces escucho el temazo” es verdadera, y ‘le doy al play’ es verdadera, entonces necesariamente “escucho el temazo” tiene que ser verdadera. Entraremos en detalle más adelante.

Inferir y razonar “son procesos psicológicos de revisión o conservación de creencias, planes e intenciones” (Marraud 2014: 2). Esto es, son maneras de pensar nuestras creencias para mantenerlas, matizarlas, cambiarlas o rechazarlas. Si alguien que miente (más que parpadea, que no le dice la verdad ni al médico), me dice que mentir es malo, puedo inferir que o bien no es tan malo, o bien no debo creerme lo que esa persona me diga1. En este caso mi inferencia o razonamiento puede servir para cambiar la creencia. Lo mismo puede ocurrir con los planes e intenciones.

Distingamos ahora entre razonar e inferir. Mientras que “razonar es hacer inferencias”, inferir es “pasar de una creencia a otra” (Marraud 2014: 2). Por ejemplo, a partir de cierta información puedo inferir determinados enunciados. Por ejemplo, si por la noche tiene cerco la luna y amanece nublado, infiero que tengo que salir con el paraguas. Me he saltado un paso en la inferencia. En realidad, he simplificado una inferencia más compleja: De la información del cerco de la luna y de las nubles, infiero que es muy posible que llueva. Y cómo es posible que llueva, mejor me llevo el paraguas.

Así pues, “argumentar es invitar al destinatario a hacer una inferencia. En este sentido los argumentos expresan razonamientos, pero razonar no es una práctica comunicativa” (Marraud 2014: 3). Argumentar requiere un interlocutor, a quien le ofrecemos razones para que infiera a favor de nuestra tesis. Las razones pueden haber sido pensadas antes o pueden surgir después, pero no necesariamente durante la argumentación.

Propuesta de ejercicio: Elabora un mapa conceptual de las relaciones entre argumentar, implicar, inferir y razonar.

Todo esto puede esquematizarse para comprenderse mejor:

Dados S, C, P y A, donde S es cualquier sujeto, C una conclusión, P un conjunto de premisas y A una audiencia:

“S argumenta que C porque P si y solo si S dice a una audiencia A que P con intención

  1. de que A reconozca P como una razón para C,

  2. de hacer que A crea que C basándose en (1),

  3. de que A se dé cuenta de que eso es lo que está intentando hacer” (Marraud 2014: 3).

Veamos un ejemplo: Diego (S) argumenta que es necesario un cambio generacional en la política (C) porque las generaciones más mayores han perdido la ilusión por el cambio, están atadas de pies y manos y además no tienen fuerza moral para hacerlo (P) si y solo si Diego dice a todos los españoles (A) que las generaciones más mayores han perdido la ilusión por el cambio, están atadas de pies y manos y además no tienen fuerza moral para hacerlo con la intención de que

  1. los españoles (A) reconozcan que las generaciones más mayores han perdido la ilusión por el cambio, están atadas de pies y manos y además no tienen fuerza moral para hacerlo (P) como una razón para es necesario un cambio generacional en la política (C),

  2. haga que los españoles (A) crean que es necesario un cambio generacional en la política (C) basándose en (1),

  3. los españoles (A) se den cuenta de que eso es lo que Diego está intentando hacer.

Propuesta de ejercicio: Elabora otro ejemplo siguiendo la misma estructura

Una vez aclarado eso, parto de la siguiente definición: “Argumentar es tratar de mostrar que una tesis está justificada. Como a menudo el fin es persuadir a alguien, se dice también que argumentar es intentar persuadir a alguien de algo por medio de razones, es decir, racionalmente”, Marraud (2013: 11). Si analizamos la definición, primero salta a la vista que no se trata de demostrar, sino de mostrar.

Por un lado, mostrar puede definirse como enseñar, exponer algo para que pueda ser visto con detenimiento. Por otro lado, una demostración puede entenderse en dos sentidos: uno informal, como cuando se dice “te demuestro mi cariño o aprecio”; y en otro sentido, es un término que pertenece a la lógica, y se aplica solamente a las proposiciones. Una demostración en este sentido es una prueba deductiva formalizada. Una demostración es una deducción que nos informa de la necesidad (o imposibilidad) racional de que algo se dé (Vega, en Vega y Olmos 2012: 182).

Veamos un ejemplo de una demostración:

Una bombilla no puede estar encendida y no encendida al mismo tiempo. Supongamos que está encendida y no encendida a la vez. Esto es una contradicción, ya que por definición, si está encendida, no puede estar no encendida. Y si está no encendida, entonces no puede estar encendida. Por tanto, (en los dos casos) es imposible que una bombilla esté encendida y no encendida al mismo tiempo.

Mostrar algo es más general que demostrarlo. Toda demostración es una muestra, mientras que no toda muestra es demostración.

Una tesis es una idea u opinión expresada en un enunciado. Justificar una tesis consiste en dar razones para apoyarla. Como cuando un alumno trae un justificante del médico o de sus padres para hacer un examen. Al igual que hay buenos y malos justificantes, hay buenas y malas razones para justificar una tesis. Un papel con la letra de un alumno y una firma incoherente con la letra puede ser interpretado como una falsificación. Ahora bien, un parte médico impreso, sellado y firmado es aceptado con facilidad. Con las razones ocurre lo mismo, unas justifican suficientemente las tesis correspondientes y otras no tanto. De ahí que a menudo argumentemos para persuadir a alguien. En este caso imaginario, al profesor para que justifique la falta y te haga el examen. Persuadir es convencer a alguien de algo. Pero la argumentación consiste en convencer mediante razones, en una persuasión racional. Entregar un papel claramente falsificado con un billete de cincuenta euros es persuadir, pero no de manera racional. Más bien se llama sobornar. Y a todas luces que no tiene que ver con los argumentos.

¿Por qué intentamos persuadir a alguien? Fundamentalmente porque no está de acuerdo con nosotros, porque “no cree, o no cree en la misma medida que el locutor aquello de lo que se le quiere persuadir” (Marraud 2013: 11). Esta discrepancia de opiniones o ideas se refiere a las creencias, acciones o preferencias, y además a la intensidad con la que creemos, prefiramos o tengamos la intención de hacer. Por ello, “argumentar es un medio para reducir esas diferencias de opinión” (Marraud 2013: 11).

El alumno que entrega el papel sospechoso puede argumentar que sus padres hablarán con el profesor para corroborar que sí es su firma, ante la discrepancia de opiniones, con lo cual el profesor puede cambiar su punto de vista.

La forma comunicativa propia de la argumentación es el diálogo: “interacción verbal regulada en la que los participantes tratan de alcanzar un fin compartido intercambiando razones. Al tratarse de un intercambio regulado –es decir, sujeto a reglas– los participantes en un diálogo están sujetos a determinadas obligaciones” (Marraud 2013: 13).

Como ejemplos de tales obligaciones podemos encontrar el compromiso con ofrecer razones cuando sean pedidas, o de responder a las objeciones o contraargumentos que sean planteados. Si defiendes una tesis determinada y te preguntan por las razones que la justifican, debes exponerlas y asumir que pueden ser criticadas. No vale escaparse o escudarse en que son razones privadas que no quieres compartir. Esto supone la renuncia a argumentar. El ámbito de las obligaciones es muy débil. A nadie se le puede obligar a decir sus razones, pero está claro que al no hacerlo, se acaba el debate porque no se argumenta.

Hay siete tipos básicos de diálogo según Douglas Walton (2010), que resumimos en la siguiente tabla, (Marraud 2013: 14):



Tabla 1: Tipos de diálogo según Walton

Ejemplos de diálogos:

Deliberación:

La sociedad española, que ya ha entrado en una agonía prolongada y sin esperanza, no dispone de otra  elección que salir del euro para impedir el hundimiento definitivo del país. Sin moneda propia y sin autonomía monetaria es imposible hacer frente al drama social y económico, tanto más cuanto que la política fiscal también ha quedado anulada con el Pacto de Estabilidad, alevosamente constitucionalizado. Es precisa una moneda propia para competir y una política monetaria soberana para suministrar liquidez al sistema y estimular una demanda razonable. Y esto como primera condición ineludible, pero en modo alguno suficiente.” Julio Anguita, político ex coordinador general de IU. Manifiesto ‘Salir del Euro’ (http://www.cuartopoder.es/direccioncontraria/2013/05/16/anguita-y-dirigentes-del-frente-civico-y-de-iu-lanzan-el-manifiesto-salir-del-euro/596 )

El dilema que plantea el texto está en si España debe permanecer o salirse del euro. Se dan razones para lo segundo, sugiriendo un curso de acción a seguir. Deliberar es dar razones a favor de al menos dos opciones para tomar una decisión que conlleve una sola acción. Requiere dar razones para actuar, para decidir.

Descubrimiento:

El aumento de los precios es un narcótico que afecta la capacidad de razonamiento de las personas a lo largo de toda la línea, de arriba a abajo, incluyendo a quienes tienen experiencia. Todos nosotros, incluyéndome a mí, nos narcotizamos y ayudamos a inflar la burbuja pese a que la historia demuestra que los mercados siempre obligan a una corrección.” Warren Buffet, inversionista, empresario y director ejecutivo de Berkshire Hathaway (http://www.elblogsalmon.com/entorno/quien-es-el-culpable-de-la-crisis-financiera)

El descubrimiento nace de la necesidad de explicar algún hecho, en este caso el origen o la causa de la crisis económica. En este caso la hipótesis planteada por el autor es, irónicamente, que los inversionistas crearon un ‘Buffet libre’ en los mercados financieros… Su hipótesis podría ser contrastada buscando en la historia a la que se alude en el texto.

Disputa:

“Pero, amigo, hazme caso: cesa de argumentar, cultiva el buen concierto de los negocios y cultívalo en lo que te dé reputación de hombre sensato; deja a otros esas ingeniosidades, que, más bien, es preciso llamar insulseces o charlatanerías, por las que habitarás en una casa vacía; imita, no a los que discuten esas pequeñeces, sino a los que tienen riqueza, estimación y otros muchos bienes.” Platón: Gorgias. Discurso de Calicles.

La disputa tiene como objetivo ridiculizar al adversario, ofenderlo o llevarlo contra las cuerdas, como el texto que trabajamos en clase previamente.

Indagación:

“La Fiscalía pide a la Fundación de la Universidad de Málaga datos sobre su plantilla y los contratos. Según la denuncia de la central sindical, la fundación es gestionada por el yerno de la rectora.” http://www.elmundo.es/andalucia/2014/12/09/5486e3ff268e3e302f8b4580.html

El fin de la indagación es recabar información para tomar una determinación. En este caso la Fiscalía necesita datos para comprobar la existencia de delito o fraude en la Fundación tras la denuncia de un sindicato de enchufismo de alguno de sus miembros.

Investigación:

“Ruz pide datos a Suiza sobre transferencias de medio millón de euros a cuentas vinculadas con Bárcenas.” http://www.diariosur.es/nacional/201411/17/pide-datos-suiza-sobre-20141117194500-rc.html

“Alaya pide al Congreso datos sobre Chaves y Griñán. La Guardia Civil ha entregado, también al Senado, dos sobres cerrados que han registrado ante las secretarías.” http://www.lne.es/espana/2014/04/07/alaya-pide-congreso-datos-chaves/1568139.html

En ambos casos se ve claramente la necesidad de pruebas para su contrastación y la prueba o refutación de un posible delito investigado por la Justicia.

Negociación:

“Resultado de un diálogo al más alto nivel, que incluyó una conversación telefónica que sostuve ayer con el Presidente Barack Obama, se ha podido avanzar en la solución de algunos temas de interés para ambas naciones. Como prometió Fidel, en junio del 2001, cuando dijo: ¡Volverán!, arribaron hoy a nuestra Patria, Gerardo, Ramón y Antonio. La enorme alegría de sus familiares y de todo nuestro pueblo, que se movilizó infatigablemente con ese objetivo, se extiende entre los cientos de comités y grupos de solidaridad; los gobiernos, parlamentos, organizaciones, instituciones y personalidades que durante estos 16 años reclamaron e hicieron denodados esfuerzos por su liberación.

Esta decisión del Presidente Obama, merece el respeto y reconocimiento de nuestro pueblo. Quiero agradecer y reconocer el apoyo del Vaticano, y especialmente, del Papa Francisco, al mejoramiento de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Igualmente, al Gobierno de Canadá por las facilidades creadas para la realización del diálogo de alto nivel entre los dos países.

A su vez, decidimos excarcelar y enviar a Estados Unidos a un espía de origen cubano que estuvo al servicio de esa nación. Por otra parte, basados en razones humanitarias, hoy también fue devuelto a su país el ciudadano norteamericano Alan Gross. De manera unilateral, como es nuestra práctica y en estricto apego a nuestro ordenamiento legal, han recibido beneficios penales los reclusos correspondientes, incluida la excarcelación de personas sobre las que el Gobierno de los Estados Unidos había mostrado interés. Igualmente, hemos acordado el restablecimiento de las relaciones diplomáticas. Los progresos alcanzados en los intercambios sostenidos demuestran que es posible encontrar solución a muchos problemas. Como hemos repetido, debemos aprender el arte de convivir, de forma civilizada, con nuestras diferencias.” Discurso de Raúl Castro sobre el acercamiento con Estados Unidos (17/12/14) http://cnnespanol.cnn.com/2014/12/17/texto-completo-del-discurso-de-raul-castro-sobre-el-acercamiento-con-estados-unidos/

En toda negociación hay un conflicto de intereses, en este ejemplo sobre el desbloque de EEUU a Cuba anunciado por Obama. El texto recoge el resultado inmediato de la negociación, con la liberación de presos políticos por ambas partes.

Persuasión:

¿Aznar de rositas? ¿Lo llaman jornada de reflexión y Urdaci trabajando? Hoy 13M, a las 18h. Sede PP, c/Génova 13. Sin partidos. Silencio por la verdad. ¡Pásalo!” SMS enviado el día 13 de marzo de 2004, jornada de reflexión antes de las elecciones y dos días después del atentado en Madrid. http://politica.elpais.com/politica/2014/12/10/actualidad/1418217342_944937.html



El objetivo de la persuasión es convencer a alguien de algo, en este caso el SMS pretendía movilizar a la población a manifestarse el día previo a las elecciones de 2004. El mensaje se extendió de manera viral y “derivó en una concentración de una multitud que acusaba al Gobierno de no decir la verdad sobre los atentados del 11 de marzo.” (http://www.elmundo.es/espana/2014/12/10/5488458c22601dc5218b4585.html,

Podríamos decir que en todos los tipos de diálogo puede darse claramente la argumentación, salvo en la disputa, al menos en el ejemplo donde Calicles insta a Sócrates a dejar de argumentar. En todos los demás, se ofrecen razones para defender una idea o curso de acción. Ahora bien, ¿podríamos considerar que dar razones para dejar de argumentar es argumentar propiamente dicho?

En conexión con el diálogo como forma propia de la argumentación, podemos añadir la definición de Luis Vega (2007: 13): “argumentar es sobre todo conversar (…) una manera de dar cuenta y razón de algo ante alguien en el curso de un debate”.

Estamos ante un cierto “ajuste de cuentas”, o mejor un “rendir cuentas” mediante razones. Esta definición tiene tres implicaciones fundamentales:

  1. Doble distinción entre dar cuenta y razón de algo a / ante alguien en un debate.

Dar cuenta a alguien consiste en abordar una cuestión debatible o debatida, en un ámbito informal, cara a cara. Presupone ciertos requisitos, como

-un cierto nivel de desacuerdo,

-la ausencia de pruebas o demostraciones definitivas (una prueba o demostración es indiscutible, por lo que no es necesario debatir) y

-el interés por llegar a algún punto en común o ganar, convencer.

Dar cuenta ante alguien presupone un marco de discurso más o menos institucionalizado, un escenario o ámbito convencional, o incluso un marco “en diferido”, por ejemplo un texto que puede verse aquí como una “conversación congelada.”2 (Vega 2007: 13)

  1. Dar razón no es lo mismo que tenerla (Vega 2007: 14)

Viene a cuento mencionar la obra de Arthur Schopenhauer El arte de tener razón, donde éste establece las posibles combinaciones entre tener razón y convencer de que se tiene razón:

1. TENERLA Y CONVENCER 2. NO TENERLA PERO SÍ CONVENCER

3. TENERLA PERO NO CONVENCER 4. NO TENERLA NI CONVENCER

La primera es la situación ideal, que responde al concepto de cogencia del que luego hablaremos. La última no es la ideal pero sí la más deseable, siguiendo el carácter normativo de la argumentación. Las otras dos revelan carencias, persuasivas en el primer caso y de escrúpulos en el segundo.

  1. Es una actividad pública, comunicativa, social.

Supone alguien que defiende una opinión, tesis o decisión en el curso de un debate frente a algún interlocutor que defiende otra alternativa diferente (Vega 2007: 14).

  1. Existen ciertas reglas de entendimiento, asunción y reconocimiento de ciertos compromisos (Vega 2007: 14-15), como las que mencionamos anteriormente.

En conclusión, podemos afirmar que las interacciones argumentativas, conversaciones y discusiones tienes ciertos aspectos intencionales, descriptivos, públicos y normativos. ¿Cuándo argumentamos? Cuando…

  1. Exponemos razones a favor o en contra de una propuesta

  2. Sentamos opiniones o rebatimos la contraria

  3. Suscitamos un problema o defendemos una solución

  4. Aducimos normas, valores o motivos para mover el sentimiento de un auditorio o el ánimo de un jurado, fundar un veredicto, justificar una decisión o descartar una opción (Vega 2007: 15).

PROPUESTA DE ACTIVIDADES

  1. Pon ejemplos en los que das o recibes razones en tu vida cotidiana.

  2. Explica la diferencia entre mostrar y demostrar. ¿Qué significa que toda demostración muestra pero no todo mostrar es demostración? Pon un ejemplo.

  3. Busca un ejemplo de demostración, por ejemplo en matemáticas.

  4. Identifica los siguientes diálogos según la tipología de Walton, justificando tu respuesta:

  1. la edición de libros en papel sigue cayendo (15% en España en 2013), así como su venta. Pero también es cierto que estamos en crisis y el consumo ha bajado en general. ¿Eso quiere decir que  la lectura de libros en e-readers sigue aumentando al mismo ritmo? No tiene por qué. Y aunque no tengo yo la respuesta, os dejo algunos comentarios sobre una encuesta del año pasado (2013) entre jóvenes británicos. El 62% de los chicos y chicas entre 16 y 24 años preferían el libro físico de papel frente al digital. Precisamente en una franja de edad en la que las pantallas van unidas casi a la personalidad.” http://www.organigrafic.com/libro-electronico-vs-libro-en-papel/



  1. “Cómo superar un desamor: 1) Si te dejan, rompe todo contacto de manera radical. Esto es muy sencillo. Si alguien te deja es porque considera que su vida no pasa por estar contigo, de lo contrario no lo haría. No le des el gusto de servirle de red de seguridad para que explore el mundo. Esto no es un circo donde el trapecista debe saber que si se cae en un ejercicio algo le va a sostener. No va así, si alguien se va, que sea con todas las consecuencias.”



  1. “in the following pages we argue that the development and widespread use of ICTs are having a radical impact on the human condition. More specifically, we believe (see the Preface that introduces The Manifesto) that ICTs are not mere tools but rather environmental forces that are increasingly affecting:

1. our self-conception (who we are);

2. our mutual interactions (how we socialise);

3. our conception of reality (our metaphysics); and

4. our interactions with reality (our agency).

In each case, ICTs have a huge ethical, legal, and political significance, yet one with which we have begun to come to terms only recently. We are also convinced that the aforementioned impact exercised by ICTs is due to at least four major transformations: a. the blurring of the distinction between reality and virtuality; b. the blurring of the distinction between human, machine and nature; c. the reversal from information scarcity to information abundance; and d. the shift from the primacy of stand-alone things, properties, and binary relations, to the primacy of interactions, processes and networks.” Luciano FLORIDI (Ed.): The Onlife Manifesto, Springer Open


  1. “Hoy, Estados Unidos está dando pasos históricos para trazar un nuevo rumbo en las relaciones con Cuba y de mayor participar al pueblo cubano. Estamos separados por 90 millas de agua, pero llevamos juntos a través de las relaciones a dos millones de cubanos y los estadounidenses de origen cubano que viven en Estados Unidos, y los 11 millones de cubanos que comparten esperanzas similares para un futuro más positivo para Cuba. “Décadas de aislamiento de Estados Unidos de Cuba han fracasado en lograr nuestro objetivo permanente de promover el surgimiento de una Cuba democrática, próspera y estable. A veces, la política estadounidense hacia Cuba ha aislado a Estados Unidos de los socios regionales e internacionales. No podemos seguir haciendo lo mismo y esperar un resultado diferente. No sirve a los intereses de Estados Unidos, o el pueblo cubano, tratar de empujar a Cuba hacia el colapso. Sabemos por experiencia duramente aprendida que es mejor fomentar y apoyar la reforma que imponer políticas que lleve al país a un Estado fallido. Con nuestras acciones de hoy, hacemos un llamado a Cuba para liberar el potencial de 11 millones de cubanos, poniendo fin a las restricciones innecesarias a sus actividades políticas, sociales y económicas”. Discurso de Barak Obama sobre el inicio de relaciones con Cuba y su desbloqueo (17/12/14) http://www.papcordoba.com/historico-desbloqueo-de-relaciones-diplomaticas-entre-estados-unidos-y-cuba/#.VJH5mHtaRPY



  1. Pon un ejemplo de las cuatro posibilidades de combinación entre tener razón y convencer según Schopenhauer.

  2. Pon un ejemplo de cuándo argumentamos según Luis Vega.

  3. Elige una tesis y da razones para defenderla.

  4. Ahora busca posibles razones contra tu tesis.

  5. Por último, busca razones contra las razones que atacan tu tesis.

  6. ¿Con qué razones te quedas? ¿Por qué? ¿Qué criterio se te ocurre para elegir las mejores razones?



  1. PERPECTIVAS DE LA ARGUMENTACIÓN: LÓGICA, DIALÉCTICA Y RETÓRICA

El estudio de la argumentación puede hacerse desde tres perspectivas, que a su vez son tres disciplinas. La argumentación puede verse como (Marraud 2014: 5):

  1. Una función del lenguaje, estudiada por la Lingüística

  2. Un proceso que estudiaría la Retórica

  3. Un procedimiento que estudiaría la Dialéctica

  4. Un producto que estudiaría la Lógica

Perspectiva lingüística

Se centra en la descripción de una de las funciones del lenguaje: la argumentativa. Jakobson definió seis funciones asociadas a los factores de la comunicación: emotiva, conativa, referencial, metalingüística, fática y poética. La Lingüística trata de analizar las características de una de las funciones del lenguaje que es argumentar.

Perspectiva retórica

Trata de los “procesos comunicativos inherentes a la argumentación, procesos con los que se busca la adhesión del auditorio a las tesis defendidas” (Marraud 2014: 6). Así pues, se centra en los destinatarios, en el auditorio. Todos sabemos qué es una pregunta retórica, como por ejemplo “Por favor, ¿puedes callarte de una vez?” Lo que parece una pregunta es en realidad una orden, que delante de un auditorio resulta mucho más eficaz porque centra la atención en cómo se siente el destinatario y su reacción. La Retórica puede definirse también como “arte de la persuasión o de la argumentación eficaz, o como arte de la elocuencia” (Marraud 2014:6).

Veamos un ejemplo de argumentación retórica en el famoso discurso de Cicerón a Catilina:

¿Hasta cuándo, Catilina, continuarás poniendo a prueba nuestra paciencia? ¿Cuánto más esa locura tuya seguirá burlándose de nosotros? ¿A qué fin se arrojará tu irrefrenable osadía? ¿Acaso nada te ha inquietado el destacamento nocturno del Palatino, nada la guardia de la ciudad, nada el temor del pueblo, nada la concurrencia de todos los hombres de bien, nada esta fortificadísima plaza que es el Senado, nada los labios y los rostros de todos los presentes? ¿No comprendes que tus planes se derrumban, no ves que ya tu conjura ha sido sofocada por el hecho mismo de que todos la conocen? ¿Quién de entre nosotros piensas que no sabe lo que has puesto en práctica la noche pasada y la anterior, dónde has estado, a quiénes has reunido y qué suerte de planes has ideado?” Cicerón, Catilinaria, 1.

Propuesta de actividad: ¿Qué recursos utiliza Cicerón para convencer al auditorio?

Perspectiva dialéctica

Este enfoque se centra en los procedimientos argumentativos, es decir en los “intercambios argumentativos [entendidos como] formas de conducta cooperativa, orientada a la consecución de un fin compartido, y como tales están sujetos a reglas que posibilitan ese intercambio y regulan las intervenciones de los participantes” (Marraud 2014: 6).

Cuando dos personas debaten, se presuponen ciertos procedimientos y normar del discurso, como por ejemplo responder a las preguntas para aclarar una idea o concepto, responder a las objeciones o ataques, o respetar el turno de palabra. La dialéctica consiste en el estudio de las reglas y procedimientos, por lo que es una disciplina normativa. Así, un objetivo primordial es “proponer procedimientos ideales que promuevan la realización de los fines y valores que dan sentido a la práctica de la argumentación” (Marraud 2014:6).

La dialéctica es el “lugar natural de la discusión razonable en torno a cualquier cuestión abierta, sea teórica o práctica, de orden especializado (una cuestión filosófica, cosmológica, médica, etc.) o de interés común o general” (Vega 2007: 30). Hay numerosas discusiones en las que no podemos alcanzar una conclusión definitiva. En filosofía es algo muy habitual.

Ejemplo de argumentación dialéctica:

“[132a] -Pienso que tú crees que cada Forma es una por una razón como ésta: cuando muchas cosas te parecen grandes te parece tal vez, al mirarlas a todas, que hay un cierto carácter que es uno y el mismo en todas y es eso lo que te lleva a considerar que lo grande es uno.

-Dices verdad, afirmó.

-¿Y qué ocurre con lo grande en sí y todas las cosas grandes? Si con tu alma las miras a todas del mismo modo, ¿no aparecerá, a su vez, un nuevo grande, en virtud del cual todos ellos necesariamente aparecen grandes?

-Tal parece.

-En consecuencia, aparecerá otra Forma de grandeza, surgida junto a la grandeza en sí y a las cosas que participan [132b] de ella. Y sobre todos éstos, a su vez, otra forma, en virtud de la cual todos ellos serán grandes. Y así, cada una de las Formas ya no será una unidad, sino pluralidad ilimitada.” Platón: Parménides, 132a-132b

Propuesta de actividad: Aristóteles reelaboró este argumento. ¿Cómo lo denominó?

Perspectiva lógica

Este enfoque se centra en los argumentos considerados como productos acabados, cerrados. Su objetivo principal es “formular y aplicar criterios de corrección argumental. La idea es que un argumento correcto es aquél que debería convencer a cualquier destinatario que se comportara racionalmente” (Marraud 2014:7). Un argumento considerado como producto significa que su corrección es independiente de la persona que lo utilice, de la época, del contexto y de las circunstancias que lo rodean, siempre que estemos dentro de la racionalidad. Lo que importa de los argumentos es su estructura, la forma lógica de sus proposiciones.

Ejemplo:

Los hombres son mortales.

Sócrates es hombre.

Por tanto, Sócrates es mortal.

Propuesta de actividad: Elabora dos ejemplos de argumentos deductivos como la misma forma o estructura que el anterior.

Otros ejemplos de argumentos deductivos son

  1. Si envío el correo, entonces no podré corregirlo.

Envío el correo.

Por tanto, no podré corregirlo

  1. Si obtengo el título de Bachiller, entonces podré estudiar en la Universidad y obtener el título de Grado.

Si estudio en la Universidad y obtengo el título de Grado, entonces podré obtener el título de Máster.

Si obtengo el título de Máster, podré conseguir el Doctorado.

Obtengo el título de Bachiller.

Por consiguiente, podré conseguir el Doctorado.

  1. Supongamos que todo lo creído verdadero es sabido verdadero.

Que la Tierra era el centro del Universo era creído como verdadero.

Sabemos que es verdadero que la Tierra no es el centro del Universo.

Por tanto, no todo lo creído verdadero es sabido verdadero.

  1. Ningún número primo es divisible por 2.

7 es un número primo.

Por tanto, 7 no es divisible por 2.

  1. Si no se regula la economía, entonces se producen burbujas económicas.

Si se producen burbujas económicas, entonces en algún momento estallan.

Si una burbuja estalla, es necesario regular la economía.

No se regula la economía.

Por tanto, es necesario regular la economía.

  1. Si es posible que el Betis y el Alba suban a primera, entonces es necesario que sea posible que el Betis y el Alba subas a primera.

Es posible que el Betis y el Alba suban a primera.

Luego es necesario que sea posible que el Betis y el Alba subas a primera.

Propuesta de actividad: Elabora un ejemplo de argumentos deductivos como la misma forma o estructura que los anteriores.

1 Si alguien que es conocido por ser mentiroso dice “lo que digo es mentira”, la cosa se complica. Aparece una de las versiones de la paradoja del Mentiroso: Fíjate que si esa persona es mentirosa, la oración “lo que digo es mentira” debe ser mentira. Pero si es mentira, entonces es verdad (¡es mentira que algo es mentira es verdad! Si resulta que el mentiroso dice la verdad, entonces es verdad que “lo que digo es mentira”, así que es verdad que miente. ¿En qué queda la cosa? ¿Está mintiendo y diciendo la verdad a la vez? ¿Cómo puede ser eso? ¡Sería como decir que la luz está apagada y encendida a la vez!

2 Recuerdo en mis años de facultad las tertulias en el Bar Gonzalo, propietario y poeta que gustaba de guardar sus poemas en el congelador hasta que la ocasión requería sacarlos y recitarlos ante su particular Parnaso.

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

ArgumentacióN: LÓgica, dialéctica y retórica iconArcadia(Provincia de Grecia (Peloponeso), idílica, bucólica citada...

ArgumentacióN: LÓgica, dialéctica y retórica iconKalki avatara de la nueva era de acuario primera edicióN – 1969 –...
«Mensajes de Navidad» va en forma progresiva coordinada, es didáctica y dialéctica, se da en forma pedagógica al estudiantado, capacitándolo...

ArgumentacióN: LÓgica, dialéctica y retórica iconKalki avatara de la nueva era de acuario primera edicióN – 1969 –...
«Mensajes de Navidad» va en forma progresiva coordinada, es didáctica y dialéctica, se da en forma pedagógica al estudiantado, capacitándolo...

ArgumentacióN: LÓgica, dialéctica y retórica iconApuntes de la unidad 1 De la argumentación a la polémica
«La argumentación se asemeja a una especie de diálogo con el pensamiento del otro para transformar sus opiniones»

ArgumentacióN: LÓgica, dialéctica y retórica icon1. Reflexiones sobre la Retórica Retórica, razón y psicagogía

ArgumentacióN: LÓgica, dialéctica y retórica iconProcedimientos de Cognición Lógica curso : LÓgica

ArgumentacióN: LÓgica, dialéctica y retórica iconLa revolución de la dialéctica
«El Matrimonio Perfecto», «Mensajes de Navidad», «Psicología Revolucionaria», «La Gran Rebelión», «El Misterio del Áureo Florecer»,...

ArgumentacióN: LÓgica, dialéctica y retórica iconIntroducción a la lógica y a la lógica jurídica

ArgumentacióN: LÓgica, dialéctica y retórica iconIntroducción a la lógica y a la lógica jurídica

ArgumentacióN: LÓgica, dialéctica y retórica iconIntroducción a la lógica y a la lógica jurídica






© 2015
contactos
l.exam-10.com