Entrevista a Eudald Escala, autor de Los poemas del hospital






descargar 17.7 Kb.
títuloEntrevista a Eudald Escala, autor de Los poemas del hospital
fecha de publicación08.01.2016
tamaño17.7 Kb.
tipoEntrevista
l.exam-10.com > Literatura > Entrevista
Entrevista a Eudald Escala, autor de Los poemas del hospital
La balada de Eudald

If you want a lover
Ill do anything you ask me to

El Príncipe. Yo soy el hombre del lino blanco, quien con su sombrero borsalino de Indiana, asume el riesgo de la muerte para vivir más de lo esperado, para entrar en las páginas de los aburridos libros de las historias ingenuas.

El Partisano de las ubres del demonio, la Hoz en los cuencos de la sopa y el Fausto adorador de los corderos sin Dios.

Yo soy Eudald Escala (1951), un bardo que ha cantado a todas las mártires de las catacumbas de la barcelona en minúsculas, con la garantía de mis ideales blancos: paz, honor, justicia.
And if you want another kind of love
Ill wear a mask for you

Todo empezó a los 17 años.

Las clases salvajes del amor.
Las absentas en La Taverneta, compartiendo mesa con Jack Daniel’s y con las rayas impúdicas de los cartagineses: La mala reputación, de Ibáñez; Mira que eres canalla, de Aute, y de Silvio Rodríguez, La oveja negra.
La Vieja Guardia, los Antiquísimos, los Versos Clandestinos de las Casas

Fronterizas: los cantares de Machado; Aquí están todas las rosas encarnadas

del deseo, de Celaya, y de Rafael Alberti, A galopar, con sus crines como hebras.
Antes me había atado a Bécquer con un nudo en la garganta, inflamada

por tomarme a pecho a León Felipe. Me regalaron una joya de contrabando de Losada,

con la Antología rota camuflada, y aquí me paré en seco: “¡Ahora, esto es un poema!”.
Todo empezó a los 17 años.

Las clases salvajes del amor.
La poesía es una cruz sencilla. “¿Poesía? Pensar alto, sentir hondo y hablar claro.”

Con la guitarra me ligué primero a las niñas bonitas que atrapaban el cielo detrás las paredes: “Calla, calla, que ahora cantará las Nanas de Miguel Hernández”.

Llegarían los pensamientos de Cole Porter, que se debatían entre el sí o el no, entre la luz o la oscuridad, que ansiaban aire para descansar de tanta dura dictadura.

Rascaba, y me aprendí los acordes. Primero, Pepa me increpaba: “Para ya”, para pedirme luego: “Palabras para Julia”.

Recitaba con los dedos seductores de Tomatito, Paco de Lucía y B. B. King.

Ricardo Soriano, con el permiso de Jorge Metón, le tocó el sexo a la Suzanne de Songs of Leonard Cohen, y seguiría al músico canadiense hasta los confines, sobre la cabalgata de las valquirias del Palau de la Música, donde actuó por vez primera en 1974. Humanidad, piedad, justicia.
Todo empezó a los 17 años.

Las clases salvajes del amor.

If you want a partner
Take my hand
Or if you want to strike me down in anger
Here I stand
Im your man



Todo empezó a los 17 años.

Las clases salvajes del amor.
Yo cogí la línea amarilla hasta Trinitat Nova. Nací en los suburbios de Praga.

El bachillerato, en Avellaneda, con la reválida, la Escola Industrial y la Escola Massana.

Pestañeo, y han pasado 40 años y, despojada de médicos, una vocación a tientas.
Como mi padre, mi tío, mi hermano, en el Banco Vizcaya (hoy Banco Bilbao Vizcaya Argentaria) de Calvo Sotelo (hoy Francesc Macià) un día trabajaba…

Un día que duró 18 años. El tonto: restaba, estampillaba un artilugio que matasella…
Refunfuñaba, a menudo por el sentido de la vida a los distribuidores preguntaba:

¿qué es la gloria de un cheque barrado y los pagos en una balanza?

Odié poco. Bebí mucho. El banco me embargó las cuentas y la tristeza.
Todo empezó a los 17 años.

Las clases salvajes del amor.
Llegaba tarde al escondite.

El Jefe me castigó como a un niño: “¡Una semana en el pasillo de personal!”.

Esa semana la pasé con mis poemas, ondeando a toda máquina.

Aquel pobre hombre no entendía nada: “Espero que hayas reflexionado”.

Ellos deberían estar prohibidos. La usura legalizada. La mezquindad a un límite elevado. La ostia de la reostia. La cueva de los ladrones. Los bancos, las checas en las que se oprime al moribundo y se echa sal en las llagas-hipotecas. Vas con un aval y te escupen fuego. Botín habla de beneficios. En el contenedor del Condis, Ariadna rebusca ofertas caducadas de espárragos trigueros.

Trabajadores mileuristas superputeados.

Nissan… Puerta. Bayer… Puerta. Inoxcron… Puerta. Pirelli… Puerta. Puerta. Puerta.

No hay países, hay empresas. Puertas. ¿Obama, poderoso? ¡Oh Halliburton!

Razón, fuerza, justicia.
Todo empezó a los 17 años.

Las clases salvajes del amor.
If you want a boxer
I will step into the ring for you
And if you want a doctor
Ill examine every inch of you


If you want a driver
Climb inside

Todo empezó a los 17 años.

Las clases salvajes del amor.



El libro rojo con las Obras Completas de León Felipe. Melena y luenga barba:

“Buenos días, soy el enviado del señor”. Actos políticos en el centro social de Santa Engràcia, antes de las Guerras del Golfo y de la versión que de mí haría Paco Aguilera.
Me intentó captar la CNT. Me echaron porque con las cuotas no comulgaba.

Me metí en el Comité de Empresa, en el que ya se habían infiltrado los camaradas.

“¡Compañeros, Fulanito ha de salir de la cárcel!”, coreaban las hordas con banderas.
A Fulanito los sopapos de los grises le ponían la cara morada.

En el calabozo de Via Laietana el sargentucho con bigotes y tirantes rezongaba

su fascistoide chulería. “Íroslo pensando”. A él le debo votar a las izquierdas.
Todo empezó a los 17 años.

Las clases salvajes del amor.
Franco murió, y nació la teoría de su muerte, un mito urbano. Sumas la fecha del inicio de la Guerra Civil española (18-7-36) a la fecha del final oficial de la contienda (1-4-39) y da la fecha exacta de su fallecimiento: 19-11-75

Sólo por el respeto a quienes fueron fusilados por luchar por la democracia, voto, aunque sea en blanco, aunque cada vez más, vote mucho más a los blancos.

¿Yo yo yo, chafar a los demás? No, yo no quiero eso.

¿Resumir mi vida? Hemos venido aquí para ayudar a Los Otros.

Aquella época forjó una fragua.

Quedaron los amigos que me han ido dejando.

Los ideales: libertad, dignidad, justicia.
Todo empezó a los 17 años.

Las clases salvajes del amor.
Or if you want to take me for a ride
You know you can
Im your man


Ah, the moons too bright
The chains too tight

Todo empezó a los 17 años.

Las clases salvajes del amor.
Si hubiese tenido un hijo, se llamaría Leonard, como homenaje a Leonard Cohen.

Tuve una hija, y se llama Jara, en honor de Víctor Jara.

Cuando tenía dos añitos, le compuse esta canción, Finestra oberta:

Sols per tu obro els ulls amb alegria

i omplo la casa de versos i clavells,

poso sol i lluna on no n’hi havia

i tinc ales per volar com els ocells.


Todo empezó a los 17 años.

Las clases salvajes del amor.






Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Entrevista a Eudald Escala, autor de Los poemas del hospital iconEntrevista con Enrique Ibáñez, autor de Palabras silenciadas y Los poemas del caminante

Entrevista a Eudald Escala, autor de Los poemas del hospital iconEl Centro Cultural Escala convoca los días 2 y 3 de Abril, el XIII...

Entrevista a Eudald Escala, autor de Los poemas del hospital iconExiste una escala cuando hay una relación de proporción matemática...

Entrevista a Eudald Escala, autor de Los poemas del hospital icon2. Existe en todo el cosmos la escala sonora de los siete tonos;...
«Este era en el principio con Dios». «Todas las cosas por Él fueron hechas, y sin Él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho». «En...

Entrevista a Eudald Escala, autor de Los poemas del hospital iconDos poemas del investigador y poeta Ricardo Ostuni (Buenos Aires...

Entrevista a Eudald Escala, autor de Los poemas del hospital iconEntrevista al sociólogo Felipe López-Aranguren, autor del poemario Memoria del no poder

Entrevista a Eudald Escala, autor de Los poemas del hospital iconEntrevista a Manuel Pérez Otero, autor de Cerca del mundo

Entrevista a Eudald Escala, autor de Los poemas del hospital iconEntrevista al autor de la biografía del escritor Español de la Poesía Lírica: pedro salinas

Entrevista a Eudald Escala, autor de Los poemas del hospital iconResumen los principales temas, los intereses intelectuales más queridos del autor. En
«Tlön, Uqbar, Orbis Tertius»; «Pierre Menard, autor del Quijote»; «La biblioteca de Babel» o «El jardín de senderos que se bifurcan»....

Entrevista a Eudald Escala, autor de Los poemas del hospital iconEste es sin duda el más popular y conocido de los poemas de Espronceda....






© 2015
contactos
l.exam-10.com