Esclavitud de por acá (la de ébano y la de los otros) y la historia paralela (Primera Parte: Años 1000 a. C.—1824 d. C.)






descargar 0.6 Mb.
títuloEsclavitud de por acá (la de ébano y la de los otros) y la historia paralela (Primera Parte: Años 1000 a. C.—1824 d. C.)
página4/16
fecha de publicación08.01.2016
tamaño0.6 Mb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Literatura > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   16

El color de Lima. De los 14.262 habitantes de la ciudad de Lima, contabilizados por el censo encargado ese año por el virrey don Luis de Velasco (1596-1604), el 40% correspondía a gente de color (negros y mulatos)

Andes tempestuosos. Estalla una rebelión en la provincia de Vilcabamba, donde antes habían resistido los últimos reyes incas. Aquí vivían unos 2.000 esclavos negros y la revuelta estaba destinada a atacar el Cusco, contando con los negros de esta ciudad. La revuelta fue sofocada y sus líderes ajusticiados.

Según el Padrón de los Indios de Lima de ese año, el número de esclavos negros y mulatos supera a al resto de la población (españoles, religiosos, indios y mestizos). (Nota_26)

La población indígena de la zona del Caribe prácticamente había desaparecido.



1602

El cronista indígena Felipe Guamán Poma de Ayala (¿1538? – ¿1620?), en su monumental obra Nueva Corónica y Buen Gobierno, se atreve a denunciar los abusos, el maltrato y la explotación a que son sometidos tanto indios como esclavos negros y mulatos por parte de los españoles. No escapan a sus críticas ciudadanos comunes –como mestizos y nuevos ricos—, también nobles, autoridades civiles –en especial encomenderos y corregidores blancos— y militares, lo mismo clérigos y algunos paisanos suyos encumbrados –tal es el caso de ciertos caciques, además de corregidores y encomenderos indios alineados con los colonizadores—. (Nota_27)



Figura 15. Los corregidores y padres españoles maltratan a los pobres indios de este reino.
Ilustración y leyenda de Guaman Poma de Ayala. El Primer Nueva Corónica y Buen Gobierno (1615-16).



Figura 16. Verdugo: el padre de doctrina castiga cruel e indiscriminadamente.
Ilustración y leyenda de Guaman Poma de Ayala. El Primer Nueva Corónica y Buen Gobierno (1615-16).



1612

Los ingleses se establecen en las Bermudas.



1613

El censo ordenado por el virrey Juan de Mendoza y Luna, marqués de Montesclaros (1607-1615), indica que, en ese año, Lima tenía 25.454 habitantes y el 40% de esta población estaba conformada por negros y el 3% eran mulatos.

En otro censo realizado por el arzobispado de Lima en sus cuatro parroquias señaló que la ciudad acusaba un descenso demográfico de 24.265 habitantes. De éstos, el 50% correspondía a negros y mulatos.



1614

En aquel entonces ya había 15 cofradías de negros y mulatos, según una información del arzobispado limeño enviado a la metrópoli; éstas estaban patrocinadas por órdenes religiosas; eran 6 cofradías sólo de negros, 3 de mulatos y 6 de negros y mulatos. Estas cofradías estaban consideradas dentro del rubro de obras pías reguladas por las autoridades eclesiásticas.



1617

Los holandeses arrebatan la isla de Goree (Senegal) a los portugueses, y construyen dos fuertes.



1618

Los ingleses en el río Gambia.



1619

Negreros ingleses ingresan los primeros esclavos negros en Virginia (USA).

En ese año, otro censo realizado por el arzobispado de Lima no sólo incluye a los negros y castizos en su relación, sino también a otras etnias, así indica que, en esta ciudad, había 13.620 negros, 861 mulatos, 11.088 españoles –incluyendo a los religiosos—, 1.426 indios y 377 mestizos, los que sumados daban una población total de 27.372 habitantes.

La mitad más uno. El 50% de la población limeña de ese año eran negros y otro 3% mulatos.

El incidente de Jamestown. Se inicia la entrada de la población negra en Estados Unidos, con el arribo al puerto de Jamestown (Virginia) de un barco negrero holandés que se ve obligado a intercambiar esclavos negros por alimentos. Fue un ingreso adelantado, por accidente, pues la llegada de negros africanos a este país recién se "oficialicializó" en la década de 1680, cuando la corona británica regularizó la situación de los esclavos en sus colonias americanas.



1624

La trata negrera está en su mayor apogeo en Latinoamérica. Lima se convierte en uno de los "mercados de personas" más prósperos y caros de la región. Los cronistas de época evocan escenas como la llegada de los esclavos al Callao y la venta de éstos en la capital del virreinato más rico de América.

Figura 17a. El mercado de esclavos de Lima.






Lima, 1624: Se vende gente -¡Camina!
-¡Corre!
-¡Canta!
-¿Qué tachas tiene?
-¡Abre esa boca!
-¿Borracho es, o pendenciero?
-¿Cuánto ofrece, señor?
-¿Y enfermedades?
-¡Si vale el doble!
-¡Corre!
-¡No me engañe usted, que lo devuelvo!
-¡Salta, perro!
-¡Una pieza así no se regala!
-¡Que levante los brazos!
-¡Que cante fuerte!
-Esa negra, ¿con la cría o sin la cría?
-¡A ver los dientes! ...


Se los llevan de una oreja. Les marcarán el nombre del comprador en las mejillas o la frente y serán instrumentos de trabajo en las plantaciones, las pesquerías y las minas y armas de guerra en los campos de batalla. Serán parteras y nodrizas, dando vida, y, quitándola, serán verdugos y sepultureros. Serán juglares y carne de cama.

Está el corral de esclavos en pleno centro de Lima, pero el cabildo acaba de votar el traslado. Los negros en oferta se alojarán en un barrancón al otro lado del río Rímac, junto al matadero de San Lázaro. Allí estarán bastante lejos de la ciudad, para que los vientos se lleven sus aires corrompidos y contagiosos.
_____________________________________________


Fuente: Eduardo Galeano, Memoria del Fuego, tomo 1, pp.226-227.




 



Figura 17b. Plano de la ciudad de Lima en 1613. En la parte superior de la ilustración, arriba del río Rímac, se encontraba el barrio de Malambito (aún sigue allí).
Colección de la Biblioteca de la Municipalidad Metropolitana de Lima.



Figura 17c. Callao de Lima. Una sugestiva visión de artista anónimo del siglo XVII.
Imágenes Antiguas. Redperuana.com



1625

Haití cae en manos de los franceses.



1630

La industria del azúcar y la esclavitud. Los ingleses introducen los primeros ingenios azucareros en Barbados. La explotación de los esclavos negros provocaría, décadas después, una rebelión en toda esta isla que fue sofocada a sangre y fuego (1692).



1634

De Santiago matamoros a Santiago mataindios. Según un estudio realizado sobre las tasas de crecimiento poblacional en el virreinato peruano, el brutal descenso de habitantes en las zonas andinas, un fenómeno que también afectó a países como México o República Dominicana durante el mismo periodo histórico, fue producto no sólo de las guerras del Siglo XVI –entre conquistadores, entre encomenderos, entre españoles e indígenas, etc.—, sino también de los auténticos genocidios perpetrados contra poblaciones nativas durante la época de la conquista y primeros años de la colonia. A esto habría que agregar otros factores, tales como la política de extirpación de idolatrías llevada a cabo por curas fanáticos, reclutados al efecto por la Iglesia Católica, los rigores de la Inquisición, cuyos fallos muchas veces derivaron en injusticias, y las enfermedades traídas por los europeos –como fue el caso de la viruela, que diezmó comarcas enteras (hay quienes afirman que los españoles propagaron ésta y otras enfermedades a propósito, para apoderarse de las tierras dejadas por los nativos)—.

Las reducciones de indios, la explotación, los abusos y los trabajos forzados a que fueron sometidos millones de indígenas convertidos en mitayos, para laborar en minas y obrajes, también dejaron su doloroso saldo, despoblando valles y comunidades enteras. Se dice que incluso, cuando se formaba una reducción, los habitantes de las comarcas vecinas abandonaban sus tierras para huir de los trabajos forzados. La importación de esclavos africanos sólo le hizo un parco favor a la carencia de mano de obra indígena en el campo, pues éstos nunca se habituaron totalmente a la altura. Al sometimiento y la explotación del hombre por el hombre en los Andes se le achaca, entonces, la desaceleración del crecimiento demográfico en el Perú, que pasó de 6 a 1,1 millones de personas, entre 1532 y 1626. La leyenda negra de España fue, precisamente, ésta; leyenda o, mejor, cruel realidad, que no sólo fue criticada por el padre Bartolomé de las Casas, cuyas denuncias fueron desoídas en las Indias –a pesar del tibio intento de la Corona española por remediar las cosas—, sino que, además, tal coyuntura social fue aprovechada por algunos críticos de las gestas conquistadoras, que terminaron por tildar a los hombres de Pizarro –y demás paisanos— de asesinos crueles y ambiciosos, dejando constancia de que éstos, al pasar de Europa a las Indias, habían pasado de Santiago matamoros a Santiago mataindios. Algo como para enrojecer al buen apóstol de Jesús que, por cierto, nada tuvo que ver con esto.



Figura 18. Santiago Mataindios. El caballo de Santiago aterrorizó a los indígenas y se convirtió durante siglos en un símbolo de conquista de la Nueva España. Los primeros indios en divisar caballos corrían aterrorizados. Creían que se trataban de hombres con dos cabezas y cuatro patas. Muy rápidamente, la aparición del caballo en la colonización de América tuvo intervenciones milagrosas.
Óleo que se conserva en la pinacoteca de la Biblioteca del Convento de Ocopa (Junín, Perú). Texto de Louis Cardaillac.



1636

Para ese año, Bowser calculó que el número de negros –tanto en el ámbito rural cuanto en el urbano— ascendía a 20.000, cifra que, por cierto, parece contrastar con la indicada por el padre Cobo a principios de este siglo, en vista de que Bowser se basó en investigaciones suyas para llegar a esta conclusión demográfica. (Nota_28)



1637

Construcción del fuerte de San Luís del Senegal por parte de unos comerciantes franceses de Dieppe. En ese mismo año, los daneses le quitan Arguin, Garea (Goree) y Elmina a los portugueses.



1640

El historiador Manuel García, cuando habla de las duras condiciones del transporte de esclavos a la América española, se remite al testimonio del padre Alonso de Sandoval como testigo de los negros… "van de seis en seis, encadenados por argollas en los cuellos, asquerosos y maltratados, y luego, unidos de dos en dos con argollas en los pies. Van debajo de la cubierta, con lo que nunca ven el Sol o la Luna. No se puede estar allí una hora sin grave riesgo de enfermedad. Comen de 24 en 24 horas una escudilla de maíz o mijo crudo y un pequeño jarro de agua. Reciben mucho palo, mucho azote y malas palabras de la única persona que se atreve a bajar a la bodega, el capataz". Esta situación provocaba como era de esperar verdaderas mortandades a bordo de los barcos negreros, si no enfermedades que luego eran arrastradas de por vida, durante el cautiverio que solía terminar con la muerte. Al respecto, el propio García añade: Sobre un cómputo de 29 barcos llegados a las Indias de forma consecutiva, de los 7.143 esclavos en las lejanas costas de África, sólo 5.551 llegaron vivos. La travesía duraba 50 días desde Angola a Cartagena de Indias y 40 desde Guinea. Debido al elevado número de muertes se autorizó al principio un recargo del 20 por ciento sobre el numero de cabezas autorizadas por la licencia, en concepto de demasía para pasar más tarde al 40 por ciento. En los almacenes de destino fueron frecuentes las epidemias, incluidas las de viruela. Los esclavos continuaban viaje con destino a minas y plantaciones. De Veracruz a México aún quedaba un viaje de 17 días en mula. Desde Cartagena embarcaban para Buenos Aires, Tucumán y Potosí. La ruta a Chile era la más penosa. Comenzaba desde Portobelo a Panamá y después de cruzar el istmo se embarcaba en Callao. (Nota_29)

Suecia se suma al comercio internacional de la trata.



Figura 19a. Razzia: cacería humana. Esta escena se repitió una y mil veces en lugares tan dispares del continente negro como Gambia o Nigeria.
Grabado del siglo XVIII según una descripción de Mungo Park. Tomado del Proyecto de la UNESCO: La ruta del esclavo. Schomburg center for Research in Black Culture, New York.



Figura 19b. Un barco similar a este, cuyo diagrama ofrecemos aquí, era pan de cada día en las rutas marítimas entre África y el Nuevo Mundo. En este dibujo podemos apreciar la disposición de los compartimientos interiores del navío y la forma en que viajaban sus hacinados pasajeros; algo semejante a lo descrito por el autor citado por Manuel García.
Ilustración de un documento del siglo XVII que se conserva en el Archivo General de Colombia.



Figura 20. ¿Clase turista? Desde luego que no era una forma tan cómoda de viajar. Los esclavos negros capturados en alguna parte de África eran introducidos en las bodegas de los barcos negreros, donde se sentaban en grupos, encadenados y acurrucados o recostados en los húmedos tablones del piso. Así permanecían inmovilizados hasta llegar al puerto de destino, donde les esperaba una triste existencia.
Tomado del Proyecto de la UNESCO: La ruta del esclavo.



1642 - 1645

Los franceses introducen esclavos negros en la Martinica.



1645

Costa de Oro. Suecia construye el fuerte de Christianborg.



Segunda mitad del S. XVII

Sobre la creencia en la inferioridad del hombre africano, Javier Sierra se remite a fuentes que ilustran la deshumanización a la que fueron sometidos los africanos por el color de su piel: En una descripción de la época se les califica de "grandes monos, tan hábiles que, bien adiestrados, son capaces de ocupar el lugar de un criado". Las crónicas de los descubridores suelen ser muy subjetivas: "caníbales bárbaros, que sacrifican a sus prisioneros", "negros, que adoran al demonio", "desde la más tierna infancia tienden a la inmoralidad y se hacen cortes lastimosamente en el rostro y en el cuerpo y se los pintan de colores para mayor ostentación". El desconocimiento inicial fue seguido de justificaciones interesadas. (Nota_30)



1650

31 de marzo. Un pavoroso terremoto destruye la ciudad del Cusco, el mismo que se sintió en Lima con gran intensidad, causando mucha destrucción y heridos. Después del sismo, se cuenta que un negro angoleño, perteneciente a una de las varias cofradías organizadas en el barrio de Pachacamilla bajo la advocación de un santo, pintó una imagen de Jesús crucificado en una tosca pared. Éste fue el origen de una de las cofradías de negros más célebres en el Perú colonial: la que se formó en torno a la pintura y procesión del Señor de los Milagros. Lo singular fue que esta añeja devoción surgió en una de las zonas más deprimidas de la ciudad, donde vivía una gran población de color. La milagrosa resistencia a los sismos del muro de adobe donde estaba pintada la imagen motivó la expansión de este culto por todo el Perú. Sobre la venerada imagen del Cristo Morado –por el color de los hábitos que suelen llevar sus fieles seguidores en octubre, el mes en que se celebra su fiesta— el padre Vargas Ugarte dice que ésta ya estaba pintada en 1651. Ver: ¿qué era una cofradía? (Nota_31)

Carlos II, rey de Inglaterra, Escocia e Irlanda (n. 1630 – m. 1685), se convierte en el principal propulsor de la esclavitud en Europa por su apoyo a la Real Compañía Africana, que traficó con millones de esclavos negros de Guinea entre sus factorías en el continente negro y América del Norte e islas del Caribe.



Figura 21. El virreinato del Perú hacia 1650.
Mapa del portal Age of European Exploration Weblinks.



1651

Se consolida en Lima el culto al Cristo de Pachamamilla; en este año se institucionalizó el culto al Señor de los Milagros que ahora moviliza a millones de devotos, en sus famosa procesión de octubre, 353 años después. Paralelamente, surgen devociones a otros cristos, santos y vírgenes –siempre promovidos por cofradías negras— en todo el Perú, como sucede en Ica con el Señor de Lurén.

Inglaterra promulga la primera ley de navegación, que contempla el transporte de esclavos.

Los ingleses de La Compañía Británica de las Indias Orientales asaltan y arrebatan la isla de Santa Elena a los holandeses.



1652

Los holandeses se apoderan del Cabo de Buena Esperanza, donde instalan la Compañía Holandesa de las Indias Orientales para la trata.



1657

Los daneses se apoderan del castillo de Christianborg, que estaba en poder de Suecia.



1663

Grillo y Lornelin, unos tratantes italianos, consiguen del rey de España un permiso para transportar 24.000 esclavos negros a América.

La colonia británica de Maryland emite sus famosas normas legales donde se señala que todos los negros importados deberán ser considerados como esclavos. Al año siguiente, se indica que los esclavos deben servir hasta la muerte, prohibiéndose además el matrimonio entre mujer blanca y hombre negro.



1664

Los franceses arrebatan Goree a los daneses y se inicia una disputa territorial con Inglaterra.



1673

Aparece en Roma la obra Lima Limata Conciliis Constitucionalibus, el Aliis Monumentis, que da la sorprendente cifra de 40.000 esclavos negros viviendo en la capital virreinal y sus alrededores.

El rey Álvare, del Congo, se convierte en el mejor aliado de los tratantes de negros portugueses, al proporcionarles esclavos de su propio pueblo.



1686

El rey de Benín cede a los apetitos mercantilistas de los europeos (portugueses, ingleses, franceses…) y acepta vender esclavos de su propia gente, cuando sus antepasados siempre se opusieron a la trata.



1685

Luís XIV, rey de Francia (n. 1638 – m. 1715), también conocido como el Rey Sol, fue el primero en iniciar el otorgamiento de premios e incentivos a los tratantes de esclavos negros. Además, en aquel año, se promulga el Code Noir para regular la esclavitud en el Caribe francés.



1690

¿Esclavos con suerte? Una investigación de Alejandro Reyes Flores, publicada en la revista del Instituto de Investigaciones Histórico Sociales de la Facultad de Ciencias Sociales de la UNMSM, en Lima, al referirse al caso particular de los esclavos en el valle de Cañete, al sur de Lima, escribe lo siguiente: La relación amo (Orden de la Buena Muerte) con sus esclavos fue paternalista, entendiendo ésta como aquella en la que los amos cuidan a sus esclavos y les rodean de garantías para que puedan vivir y reproducirse. Esta es la actitud que, en general, adoptaron los padres administradores de las haciendas y también la política que se impartió desde Lima. (Nota_32)



1685

La Corona española otorga un asiento o permiso al traficante Baltasar Coyman para transportar 10.000 esclavos a la América hispana.



1695

El gobierno español contrata a la compañía del traficante de negros Cachu para Introducir 4.000 esclavos anuales en América.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   16

similar:

Esclavitud de por acá (la de ébano y la de los otros) y la historia paralela (Primera Parte: Años 1000 a. C.—1824 d. C.) iconEl cuento Primera Dama, es parte de la colección Obras Completas...

Esclavitud de por acá (la de ébano y la de los otros) y la historia paralela (Primera Parte: Años 1000 a. C.—1824 d. C.) iconPara mi hermano Michael Índice primera parte 4 Segunda parte 68 Primera parte

Esclavitud de por acá (la de ébano y la de los otros) y la historia paralela (Primera Parte: Años 1000 a. C.—1824 d. C.) iconEn los últimos años, estamos asistiendo a un desarrollo de la agricultura...

Esclavitud de por acá (la de ébano y la de los otros) y la historia paralela (Primera Parte: Años 1000 a. C.—1824 d. C.) iconCaracteristicas generales del niño y la niña hasta los seis añOS....
«de leche» y termina entre los 2 años y los 2 años y medio. Estos dientes serán sustituidos en los siguientes años por los definitivos....

Esclavitud de por acá (la de ébano y la de los otros) y la historia paralela (Primera Parte: Años 1000 a. C.—1824 d. C.) iconYo por my parte hago todo my pussible, porque de cinquenta años a...

Esclavitud de por acá (la de ébano y la de los otros) y la historia paralela (Primera Parte: Años 1000 a. C.—1824 d. C.) iconLos anarquistas españoles: los años heroicos 1868-1936
«años heroicos» fue virtualmente desconocido por la extrema izquierda extranjera, no hay duda de que constituyó, dentro de la dialéctica...

Esclavitud de por acá (la de ébano y la de los otros) y la historia paralela (Primera Parte: Años 1000 a. C.—1824 d. C.) iconResumen de la primera parte. (Primera parte de Guzmán de Alfarache)

Esclavitud de por acá (la de ébano y la de los otros) y la historia paralela (Primera Parte: Años 1000 a. C.—1824 d. C.) iconPrimera parte "como" y "por que" se pierde en el casino 10

Esclavitud de por acá (la de ébano y la de los otros) y la historia paralela (Primera Parte: Años 1000 a. C.—1824 d. C.) iconLos científicos creen que la miel forma parte de la dieta humana...

Esclavitud de por acá (la de ébano y la de los otros) y la historia paralela (Primera Parte: Años 1000 a. C.—1824 d. C.) iconResumen Copiosos años de conflicto armado interno ha vivido Colombia,...






© 2015
contactos
l.exam-10.com