Esclavitud de por acá (la de ébano y la de los otros) y la historia paralela (Primera Parte: Años 1000 a. C.—1824 d. C.)






descargar 0.6 Mb.
títuloEsclavitud de por acá (la de ébano y la de los otros) y la historia paralela (Primera Parte: Años 1000 a. C.—1824 d. C.)
página2/16
fecha de publicación08.01.2016
tamaño0.6 Mb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Literatura > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   16

16 de noviembre. En una acción temeraria, Francisco Pizarro y su pequeña tropa toman por sorpresa la ciudad de Cajamarca; el embate de las armas y la caballería, desconocidas para los incas, deja miles de muertos entre los indígenas y el inca cae en poder de los conquistadores; es el inicio del fin del Tahuantinsuyu. Atahualpa (n. ¿1502? – m. 1532) era uno de los hijos de Huayna Capac (n. 1493 – m. 1527), y en aquellos momentos acababa de dar muerte a su hermano Huascar, legítimo heredero del trono inca (n. ¿? – m. 1532), tras una cruenta guerra civil por la sucesión.

Los negros que "nunca existieron". La historia no da muchos detalles acerca de otros africanos que acompañaron a Pizarro en su segundo y tercer viajes al Tahuantinsuyu, tales como el esclavo negro que salvó a Diego de Almagro en Tumbes, cuando los conquistadores fueron atacados por los naturales, al desembarcar en una playa que después se llamó Puerto Pizarro, ni del que murió en la captura de Atahualpa en Cajamarca –la historia, en un principio, dice que sólo hubo un herido entre los españoles aquella mañana del 16 de noviembre de 1532, el propio Francisco Pizarro por evitar que uno de sus hombres matara al Inca, pues quería capturarlo vivo—, ni el negro que se encargó de transportar el oro del rescate del Inca. (Nota_13)



1535

18 de enero. Francisco Pizarro funda, en el valle del Rímac, donde ya existía un gran asentamiento indígena, la Ciudad De los Reyes, después rebautizada como Lima.



1536 a 1548

El despoblamiento de la Sierra. Periodo de luchas intestinas entre almagristas y pizarristas por adueñarse del Perú y, a la vez, entre partidarios y opositores a las Leyes Nuevas de Indias (a partir de 1542, lo cual complicó aún más el panorama), uno de cuyos objetivos era la desaparición del corrupto sistema de encomiendas en las colonias americanas. Durante estos sangrientos enfrentamientos, también conocidos como Las Guerras Civiles de los Conquistadores, se produce una gran curva descendente en la población indígena, no sólo por las matanzas de indios que tuvieron lugar en dichas luchas, sino también porque muchos naturales tomaron partido por uno u otro bando, enfrentándose entre ellos mismos.



1536

Varios cronistas describen la desolación de los campos y los pueblos andinos devastados por las enfermedades y las guerras. Esta situación fue tan dramática que se rompió todo equilibrio entre hombres y medio ambiente; asimismo, la infraestructura caminera y el viejo sistema de distribución de alimentos de los incas, que aún funcionaba, quedaron deshechas. Los puentes colgantes ya no eran reconstruidos periódicamente por los ayllus o comunidades, por lo que regiones enteras quedaron aisladas. Muchos pueblos estaban destruidos, quemados o abandonados y los campos se llenaron de menesterosos hambrientos que pedían comida. El caos y la ruina se apoderaron del otrora rico Tahuantinsuyu. Pese a la abundancia de tierras, no había quien las trabajara. Para paliar esta carencia de mano de obra, se fomentó la masiva importación de mano de obra negra en un fallido intento por reemplazar a los indígenas en labores de campo.

El Cusco en guerra. En abril de ese año, Manco Inca o Manco II (n. circa 1500 – m. 1544) es elegido inca por Pizarro y sus hombres, con la idea de que éste iba a ser un rey títere. Pero el nuevo monarca, conocedor de las intenciones de los españoles, no tardaría en rebelarse para iniciar una larga guerra contra los invasores; este conflicto coincidió con el desarrollo de las Guerras Civiles entre Francisco Pizarro y Diego de Almagro.

Entre abril y mayo de aquel año, unos 200.000 guerreros incas, con Manco a la cabeza, inician el asedio del Cusco lanzando flechas incendiarias sobre los tejados de la ciudad donde se habían acuartelado los hombres de Pizarro.



1537

18 de agosto. Los incas al mando de Kisu Yupanqui, que marchaba con tres ejércitos –unos veinte a treinta mil hombres—, cercan la ciudad de Lima, aunque son derrotados con gran esfuerzo por el marqués Francisco Pizarro con la ayuda de "indios amigos", según el historiador Edmundo Guillén. En la batalla cuerpo a cuerpo dentro de la ciudad, mueren los generales incas que habían dirigido el ataque.



1538

6 de abril. Diego de Almagro, uno de los socios de la conquista, que se había levantado contra Francisco Pizarro, tras su regreso de Chile, por un desacuerdo sobre el repartimiento de unas tierras, es derrotado por Hernando y Gonzalo Pizarro, hermanos del conquistador del Perú, en la batalla de las Salinas. Llevado preso al Cusco, fue estrangulado en la prisión el 8 de julio de aquel año. Su rebelión marcó el inicio de las llamadas Guerras Civiles de los conquistadores. En estas sangrientas luchas, su hijo, Diego de Almagro el mozo, trataría de vengar a su padre.



1538 -1544

Piezas de ébano. Bajo esta denominación llegaron al Perú los primeros grupos de esclavos negros; fueron traídos por sus amos en las mismas naves que trajeron a los conquistadores. (Nota_14)



1540

Tras nueve meses, termina el asedio del Cusco ante el ataque de Diego de Almagro, cuyo ejército retornaba de su expedición a Chile. Manco Inca se ve obligado a emprender la retirada a Vilcabamba para iniciar la tenaz resistencia inca contra los conquistadores, la misma que culminaría con la muerte de su hijo menor y sucesor, Tupac Amaru I, ajusticiado en el Cusco en 1572.



1541

26 de junio. Víctima de una conspiración urdida por el hijo de uno de sus socios de la empresa conquistadora, Diego de Almagro el mozo, es asesinado el marqués don Francisco Pizarro, conquistador del Perú, en su palacio de Lima. Lo ultimaron de una estocada en la garganta.



1542

No se oye, padre... En su Brevísima Relación de la Destrucción de las Indias, dirigida al entonces príncipe de las Españas, don Felipe, nuestro señor, el misionero dominico Fray Bartolomé de las Casas (n. Sevilla, 1484 –m. Madrid, 1566), uno de los más grandes humanistas de todos los tiempos, denuncia a los cuatro vientos los abusos y maltratos que vienen sufriendo los indígenas y gente de color en el Nuevo Mundo, por parte de los españoles, y advierte al futuro Felipe II (n. 1556 – m. 1598) que, pese a la existencia de leyes que los protegen, la conquista y la esclavitud estaban acabando con los naturale, y arremete contra la corrupción de un sistema de encomiendas inhumano. De las Casas, quien participó en la redacción de las famosas Leyes Nuevas de Indias, y fue autor de varios libros, entre éstos una monumental Historia General de las Indias, nunca se cansó de denunciar la brutalidad de los hispanos en América, que actuaban a espaldas de la Corona española. (Nota_15)



Figura 7. El pintor holandés Theodore de Bry (S. XVI), en su visita a La Española, fue testigo de escenas espantosas que nunca había visto. Este dibujo sirvió para ilustrar el libro Brevísima Relación de la Destrucción de las Indias, monumental obra donde el padre Bartolomé de las Casas denunciaba las atrocidades que se estaban cometiendo en las colonias españolas de América.
Introduction to World History. Gallery Images for Lecture. Part III. andrew.cmu.edu.



Figura 8. La voz de la conciencia. Bartolomé de las Casas llamó la atención de la monarquía Española sobre las penurias de los indígenas del Nuevo Mundo; su obra influyó para que Carlos I firmara las Leyes Nuevas de Indias, con las que se pretendía reformar el sistema de reparticiones coloniales de los naturales, además de dictar medidas de protección para la población aborigen, que no se cumplieron.
Óleo sobre lienzo del siglo XVI. Introduction to World History. Gallery. Images for Lecture. Part III andrew.cmu.edu.

La doble moral de algunos súbditos de la Corona. La protesta del padre de las Casas no estaba demás, pues, si bien los reyes y autoridades de la península ibérica obraron con criterio humanista al editar las Leyes nuevas de Indias, la realidad en las colonias escapó al control de la metrópoli pues en tales territorios parecía cundir la ley de la selva. Mientras España quería ejercer sobre las Indias un dominio político y comercial en paz y entendimiento, sus súbditos de ultramar no parecían tener la misma idea, pues su objetivo no era otro que enriquecerse a toda costa y lograr privilegios, beneficios y poder. Las administraciones españolas locales en América, salvo honrosas excepciones, se encargaron de boicotear sistemáticamente todo cuanto venía de Madrid en materia de legislación y reales cédulas, además de otras ordenanzas. Muchos encomenderos corruptos y explotadores, con la complicidad de malos gobernadores, magistrados, clérigos, algunos indígenas de cierta categoría, y hasta virreyes, hicieron de las suyas. En el caso de los naturales fue evidente la doble moral española: mientras por un lado se legislaba para protegerlos, por el otro, tal legislación era letra muerta, pocos o nadie las hacía cumplir. Al parecer, el largo brazo de Madrid nunca pudo o supo frenar los excesos y las ambiciones de muchos castizos que habían convertido a las colonias en algo parecido a su parcela privada.

Negros en los Andes. Se dice que durante la resistencia de los incas de Vilcabamba, Manco II tenía a su servicio a unos cimarrones que conocían las tácticas militares de los españoles. La historia recuerda también a los negros que lucharon junto a los indígenas contra el invasor castellano.

Españoles contra España… Ante el fracaso en América de las leyes dictadas por la Corona Española en 1512 y 1513 a favor de los naturales de las Indias, el rey Carlos I dicta Las Leyes Nuevas de Indias (Barcelona, 20 de noviembre de ese año), que pretenden poner orden en la administración de las colonias y frenar los abusos que vienen sufriendo los pueblos indígenas americanos. La implantación de estas normas, redactadas con tan buen criterio, provocó una gran resistencia por parte de los españoles en las Indias. (Nota_16)

Tremendo juez. Buscando pacificar el Perú, de una vez por todas, e imponer la autoridad entre las facciones de Gonzalo Pizarro y Diego de Almagro el mozo, en 1541, el rey de España Carlos I envía como juez y oidor a don Cristóbal Vaca de Castro (n. 1492 – m. 1566), un prestigioso magistrado que, finalmente, derrotaría a Almagro en la batalla de Chupas el 16 de septiembre de 1542 y lo haría decapitar en el mismo campo de batalla. Una vez terminada su tarea pacificadora, Vaca de Castro puso la casa en orden, aunque su deseo de difundir las Leyes Nuevas de Indias en tierras andinas le causó problemas con Gonzalo Pizarro. Fue sucedido por Blasco Núñes de Vela, primer virrey del Perú en 1544.

20 de noviembre. Como parte del paquete de la nueva legislación para las Indias, Carlos I firma la real cédula que crea el Virreinato del Perú.



Figura 9. Viejo mapa del Virreinato del Perú en el S. XVI, conservado en la Biblioteca Nacional de Chile. (Colección Medina).



1543

Otra real cédula firmada el primero de marzo nombra al primer virrey del Perú, don Blasco Núñez de Vela (1542-1546).



1544 ó 1545

Un grupo de almagristas, que habían recibido hospitalidad en el palacio real, asesina a Manco II en Vilcabamba.



1545

"La mano de obra constituyó el mayor problema de las Indias", sostiene Manuel Lucena Salmoral. En el transcurso de la era colonial los españoles sometieron a sus súbditos americanos a distintas formas de trabajo. Al mismo tiempo, la esclavitud fue una fuerza laboral muy importante durante este período. (Nota_17aNota_17b)

Llegan los corregidores pero... En un nuevo intento por mejorar el gobierno del flamante virreinato del Perú y, de paso, hacer cumplir las Leyes Nuevas de Indias, se instituye la figura del corregidor de indios para intensificar la "acción civilizadora" entre los indígenas, favorecer su evangelización y evitar los abusos que sobre ellos ejercían a menudo los encomenderos. Sin embargo, en esto último, tales autoridades de menor rango poco pudieron hacer. Como ya se adelantó, el mal manejo y la corrupción que se generó en torno a las encomiendas provocó tal caos y desgobierno en el Perú, que la Corona española trató de aplicar, con poca fortuna, las Leyes Nuevas de Indias que nadie quería... mediante los corregidores de indios. (Nota_18)



1546

La Cabeza del virrey. Después de su fallido primer intento de aplicar en el Perú las Leyes Nuevas de Indias, y luego de haber sido destituido y enviado de vuelta a España por los almagristas, Blasco Núñez de Vela, primer virrey del Perú (n. 1490 – m. 1546), desembarca en Tumbes para volver a Lima, pero es derrotado y decapitado en Añaquito (Ecuador), el 18 de enero. El Perú era un baño de sangre.

Va de trampita. La desaparición del corrupto sistema de encomiendas era uno de los objetivos de las Leyes Nuevas de Indias, sin embargo, en honor a la viveza de los colonizadores, aquellas se volvieron hereditarias, como si de una propiedad privada se tratara, así había pueblos enteros dentro de estos repartimientos territoriales. Y la cosa se complicó aún más cuando surgieron las encomiendas dirigidas por encomenderos indígenas.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   16

similar:

Esclavitud de por acá (la de ébano y la de los otros) y la historia paralela (Primera Parte: Años 1000 a. C.—1824 d. C.) iconEl cuento Primera Dama, es parte de la colección Obras Completas...

Esclavitud de por acá (la de ébano y la de los otros) y la historia paralela (Primera Parte: Años 1000 a. C.—1824 d. C.) iconPara mi hermano Michael Índice primera parte 4 Segunda parte 68 Primera parte

Esclavitud de por acá (la de ébano y la de los otros) y la historia paralela (Primera Parte: Años 1000 a. C.—1824 d. C.) iconEn los últimos años, estamos asistiendo a un desarrollo de la agricultura...

Esclavitud de por acá (la de ébano y la de los otros) y la historia paralela (Primera Parte: Años 1000 a. C.—1824 d. C.) iconCaracteristicas generales del niño y la niña hasta los seis añOS....
«de leche» y termina entre los 2 años y los 2 años y medio. Estos dientes serán sustituidos en los siguientes años por los definitivos....

Esclavitud de por acá (la de ébano y la de los otros) y la historia paralela (Primera Parte: Años 1000 a. C.—1824 d. C.) iconYo por my parte hago todo my pussible, porque de cinquenta años a...

Esclavitud de por acá (la de ébano y la de los otros) y la historia paralela (Primera Parte: Años 1000 a. C.—1824 d. C.) iconLos anarquistas españoles: los años heroicos 1868-1936
«años heroicos» fue virtualmente desconocido por la extrema izquierda extranjera, no hay duda de que constituyó, dentro de la dialéctica...

Esclavitud de por acá (la de ébano y la de los otros) y la historia paralela (Primera Parte: Años 1000 a. C.—1824 d. C.) iconResumen de la primera parte. (Primera parte de Guzmán de Alfarache)

Esclavitud de por acá (la de ébano y la de los otros) y la historia paralela (Primera Parte: Años 1000 a. C.—1824 d. C.) iconPrimera parte "como" y "por que" se pierde en el casino 10

Esclavitud de por acá (la de ébano y la de los otros) y la historia paralela (Primera Parte: Años 1000 a. C.—1824 d. C.) iconLos científicos creen que la miel forma parte de la dieta humana...

Esclavitud de por acá (la de ébano y la de los otros) y la historia paralela (Primera Parte: Años 1000 a. C.—1824 d. C.) iconResumen Copiosos años de conflicto armado interno ha vivido Colombia,...






© 2015
contactos
l.exam-10.com