La literatura renacentista (S. XVI)






descargar 54.51 Kb.
títuloLa literatura renacentista (S. XVI)
fecha de publicación08.01.2016
tamaño54.51 Kb.
tipoLiteratura
l.exam-10.com > Literatura > Literatura

El renacimiento

3.º ESO

LA LITERATURA RENACENTISTA (S. XVI)

Características generales del Renacimiento

El Renacimiento es un movimiento ideológico, cultural y artístico que nace en Italia en el XIV y que llega a España en el XVI. El surgimiento de esta nueva etapa es fruto de un movimiento filosófico denominado “humanismo”. Las ideas capitales del humanismo son las siguientes:

 Exalta todo lo que tenga que ver con el ser humano, ya que este se convierte en el centro del universo (antropocentrismo), sustituyendo así a Dios (geocentrismo medieval).

 Los humanistas consideran que la Edad Media había sido un período de oscuridad entre dos épocas: la clásica y la suya. Se vive una auténtica pasión por todo lo relacionado con griegos y romanos: es el renacer de lo clásico en todos los ámbitos. De ahí el nombre de este movimiento: re-nacer de la cultura clásica.

Filosofía del carpe diem: “aprovecha el momento”, es otra de los principios humanistas. Por eso proliferan los escritos y las obras plásticas de exaltación sensual (desnudos), de glorificación de la naturaleza, de confianza en el mundo.

Formación del hombre humanista: el humanista del Renacimiento era un hombre muy culto que vivía en la corte y que además de político y guerrero era también artista. Era fundamental seguir un modelo de buenas costumbres.

Descubrimientos: el afán por descubrir nuevos mundos y por ampliar el conocimiento. Es en esta época cuando Copérnico expone su teoría de que el Sol es el centro del sistema solar y no la Tierra, como se había pensado hasta entonces. Y el español Miguel Server descubre la circulación de la sangre.

Difusión de la cultura:

- Invención de la imprenta: redunda de manera decisiva en la difusión de la cultura, especialmente a partir de comienzos del XVI.

- Desarrollo de las universidades: el Cardenal Cisneros funda la Universidad de Alcalá de Henares.

Arte renacentista: siguiendo los preceptos del mundo clásico, busca la armonía, la belleza ideal y para ello redescubre la sencillez de las líneas rectas. El monasterio de El Escorial de Juan de Herrera representa un ejemplo paradigmático del arte renacentista.

En relación más específica con la literatura destacan los siguientes aspectos:

  • Innovaciones formales y temáticas procedentes de Italia

  • Se pierde el carácter anónimo de la literatura

  • Se introducen géneros literarios nuevos o ya desaparecidos

  • Se recuerda la literatura latina y griega como modelos a los que imitar.

Sociedad: crecen las ciudades. A diferencia de la convivencia de culturas en la Edad Media, en el Renacimiento español la sociedad se divide en cristianos viejos (aquellos que carecían de antecedentes judíos o musulmanes) y cristianos nuevos (judíos convertidos).

Religión: se defiende una religiosidad más auténtica. Esto lleva al nacimiento de un movimiento de reforma en el seno de la Iglesia que acabó con la escisión de la comunidad cristiana en dos bloques: católicos y protestantes. Estos últimos defienden una religión más intimista, mientras que los primeros (con la Contrarreforma) sostienen una religión más pública y popular. El reinado de Felipe II supone una vuelta atrás en la religión.
En resumen, Renacimiento es sinónimo de apertura:

Apertura a nuevas tierras

Apertura a nuevas formas de arte que proceden de Italia

Apertura al pasado (recuperación de la cultura clásica)

Apertura a nuevas ideas (introducción del humanismo de Erasmo de Rótterdam, tanto en la religión como en la literatura)

Sin embargo, esta apertura se convierte en cerrazón tras el Concilio de Trento cuando España apoya los dogmas católicos en contra de los protestantes. De ahí que en España tengamos que hablar, como veremos a continuación de dos renacimientos: uno aperturista y otro hermético.
EL RENACIMIENTO ESPAÑOL

En el caso de podemos hablar de dos grandes etapas:

1) Fase de apertura en la que la cultura española sintoniza con la europea: Una primera que coincide con el reinado de los Reyes Católicos y de Carlos I (o V de Alemania) (primeros cincuenta años del XVI). En esta etapa España es un país abierto, muy influido por las ideas humanistas que llegaban de Italia.

2) Fase de hermetismo, en la que España se vuelve sobre sí misma y se cierra a toda influencia exterior. Reinado de Felipe II (1556-1598). En esta época España se cierra más al exterior y se desarrolla una literatura propia. En este estadio predominan las motivaciones de carácter religioso. La radicalización religiosa que significó el Concilio de Trento tuvo una influencia decisiva en la literatura.

LA LITERATURA RENACENTISTA
1. Géneros renacentistas

- El género literario que más auge alcanza es la el lírico y el tema más tratado es el amor. En este desarrollo desempeñará un papel fundamental Garcilaso de la Vega. La lírica se impregna de las nuevas estrofas y de los nuevos temas que llegan procedentes de Italia. En la segunda etapa del Renacimiento se introduce en la lírica renacentista con mucha fuerza la temática religiosa.

- La narrativa también alcanza un fuerte desarrollo en diferentes formas: libros de caballerías, novelas pastoriles, novelas moriscas, y sobre todo, la novela picaresca.
2. LA LÍRICA RENACENTISTA

El Renacimiento supone una innovación tanto en la métrica, como en el estilo como en el contenido.

La introducción de las novedades temáticas y formales en la lírica se produce por la influencia de un autor italiano: Francesco Petrarca (1304-1347). Petrarca es considerado el primer gran poeta de nuestra cultura europea. Su obra fundamental es el Canzionere.
2.1. Novedades temáticas en la lírica renacentista

- NUEVA IDEA DEL AMOR: Podríamos definir el petrarquismo como una forma especial de concebir el amor. Petrarca refina la ideología del amor cortés, pero introduce importantes modificaciones. El amor, entendido a la manera petrarquista, es de carácter platónico, es decir, se idealiza la realidad y se pone fin al gran drama amoroso medieval mediante la espiritualización del sentimiento amoroso. De todas maneras, aunque ya no se entiende el sentimiento amoroso como algo “malo” (frente al sentimiento religioso), ya que se espiritualiza, todavía se sigue observando como algo que hace daño al amante debido al rechazo de la amada.

Tópicos del amor:

- El amor como fuego

- Amor = fuego / desdén de la amada = hielo

- Dama = señor Amante = vasallo.

- Además de ensalzar la cara espiritual del amor, se presta especial atención a la belleza FÍSICA DE LA AMADA, lo que concede a la lírica renacentista de un cierto erotismo. Existe un estereotipo de mujer bella en el Renacimiento: cabellera rubia, tez muy blanca pero de sonrosadas mejillas, ojos radiantes, frente tersa, cuello alto y erguido, labios muy rojos que contrastan con el blanco del cutis. De estos elementos los dos más importantes son: los ojos, cauce por el que fluye el amor y los cabellos, que a menudo se metaforizan en una red de amor en la cual se siente atrapada la voluntad del poeta.

- En contra de la filosofía medieval, se entiende que el hombre debe aprovechar al máximo de su paso por la tierra. Así se potencia el tópico del CARPE DIEM que deriva de la toma de conciencia de los beneficios de la juventud y de la belleza.

- IMPORTANCIA CONCEDIDA A LA NATURALEZA. La naturaleza se describe como idílica, como el paisaje perfecto con ríos, árboles, flores y, sobre todo, con tranquilidad y paz. En relación con este tema nacen varios tópicos literarios:

- Locus amoenus (recreación en la literatura de un lugar perfecto = églogas)

- Beatus ille… Feliz, dichoso aquel que disfruta de la paz que brinda el campo, lejos del barullo de la ciudad.
- MITOLOGÍA: el regreso a los mitos griegos y latinos constituye un encubrimiento de la realidad del poeta. Son los dioses y los héroes griegos los que experimentan sentimientos de amor, de desdicha o de gloria.
2.2. Novedades estilísticas

- Importancia del epíteto.

- Empleo de elementos contrarios (antítesis)

- Alusiones mitológicas

- Enumeraciones

- Empleo recurrente de metáforas para referirse al amor.

- Sencillez en el estilo
2.3. Novedades métricas

La novedad estrella dentro del terreno formal introducida por Petrarca ha sido el uso del endecasílabo, que se combina a veces con el heptasílabo. El ritmo del endecasílabo, su equilibrio y su serenidad, se convierten en el molde más adecuado para transmitir los contenidos propios del renacimiento.Con esta medida se construyen las estrofas más características del Renacimiento: el soneto, el terceto, la lira, la octava real, la estancia y la silva. El primero que hemos citado es el más importante.


Las dos vertientes de la lírica renacentista: amorosa y religiosa.

La influencia italiana a través de Petrarca se desarrolla en la primera mitad del siglo XVI. Sin embargo, los movimientos religiosos calaron hondo en la segunda mitad del XVI y de una lírica predominantemente amorosa se pasa a una lírica también amorosa pero en el sentido religioso.

Antes de detenernos en esta segunda, vamos a hablar de los autores más representativos de la lírica renacentista de la primera mitad de siglo.
2.4. LA LÍRICA AMOROSA DE LA PRIMERA MITAD DEL XVI.

GRACILASO DE LA VEGA

  • La vida


Nació en Toledo en 1501 y murió en Niza en 1536 a causa de las heridas sufridas durante el ataque a la fortaleza de Muy (Provenza). Encarna el ideal renacentista: soldado y hombre de letras. Desde muy joven entró al servicio del rey Carlos V en la Guardia Real. En el año 1525 se casó con Elena de Zúñiga, con la que tuvo tres hijos. El matrimonio no le da la felicidad, como se refleja en su poesía en la que no se cita nunca a su mujer. Poco después de casarse conoció a Isabel Freyre, de origen portugués y dama de compañía de la Emperatriz, de la que se enamoró perdida y platónicamente (jamás fue correspondido). Esta mujer será la musa de su poesía. El poeta alude a su amada constantemente en sus poemas, unas veces con alusiones mitológicas y otras con nombres encubiertos: Belisa y Elisa. El matrimonio de Isabel y su muerte prematura producen en el poeta un sentimiento profundo de dolor que se refleja en su poesía.

Garcilaso de la Vega es, en lo humano, la más perfecta encarnación del ideal del cortesano renacentista, tal como lo había definido Castiglione. Era hombre de gran atractivo personal, tanto por su aspecto físico como por su carácter, su inteligencia, y sus condiciones de hombre de mundo. Fue la cabal fusión del hombre de armas y de letras. Como escritor, realizó la obra poética que mayor trascendencia ha tenido en la lírica castellana. Sabía a la perfección el griego, el latín, el italiano y el francés. Hombre universal, vivió en su corta vida toda una carrera de amores, de heroísmos, de creación intensa, de acción real y de platónicos idealismos.


  • La obra

Su obra es muy reducida, pero muy importante en el paso de nuestra poesía medieval a la renacentista, adoptando temas y formas procedentes del Renacimiento italiano. Cambia el verso octosílabo tradicional por el endecasílabo de gusto renacentista.

Escribió cuarenta sonetos cuya temática es el amor que produce dolor y tres églogas, en las que unos pastores dialogan sobre el amor a orillas del río Tajo.

RECUERDA:

Soneto: poema formado por dos cuartetos y dos tercetos. Todos ellos de 11 sílabas.

Égloga o bucólica es una composición de asunto predominantemente amoroso , que se desarrolla en un escenario campesino y cuyos protagonistas son pastores. Con frecuencia se manifiesta de forma dialogada y hasta puede presentar una sencilla estructura dramática. Suele estar formada de estancias, octavas o tercetos.

Temática: la obra de Garcilaso gira preferentemente en torno al amor. La pasión inspirada por doña Isabel Freyre motivó los más bellos y sentidos versos del poeta, referidos a dos circunstancias principales: el casamiento y la muerte de Isabel. Pero junto el amor, debemos destacar otros dos temas: la naturaleza (idealizada; locus amoenus) y la amistad (como bien muestran sus églogas con la amistad que une a los pastores que comparten sus penas amorosas).

Al lado del amor y la amistad, el sentimiento de la naturaleza llena los versos de Garcilaso, sobre todo en las églogas. El paisaje de España, y más concretamente el de su Toledo natal, constituye el fondo de todas sus descripciones bucólicas, y en las orillas del Tajo. El paisaje en sí mismo es ya materia de belleza, tema esencial, protagonista en la poesía de Garcilaso.
2.5. LA LÍRICA RELIGIOSA DE LA SEGUNDA MITAD DE SIGLO

La exaltación religiosa que nace tras el Concilio de Trento (Contrarreforma) provoca una reacción también en la lírica. La poesía se vuelve hacia lo religioso, redescubriendo en el teocentrismo medieval una razón de vivir.

En esta segunda mitad de siglo, en definitiva, la intensidad del amor profano se inyecta en el amor divino. De hecho es muy habitual la transformación de poemas amorosos profanos en poemas de amor divino mediante la realización de una serie de cambios: el esposo se convierte en Dios (AMADO), la esposa representa el alma humana, el matrimonio de ambos significa la unión espiritual (mística); la ocasional ausencia del Esposo la pérdida de la gracia divina y la búsqueda del esposo la aspiración del alma humana a unirse con Dios.

La poesía ascética y mística

De la misma forma que el poeta profano se consume por el deseo de unirse a la amada, el poeta religioso vivirá en un ansia absoluta de fundirse con Dios. Para lograr esta meta, el yo poético debe seguir un largo y difícil camino en el que se encontrará con numerosos obstáculos. Este camino se entiende como un proceso purificador que está al alcance de todo aquel que quiera realizarlo. Sin embargo, a la meta final solo llegarán aquellos seleccionados por Dios debido a su fe sincera. En el proceso de fusión con Dios, el ser humano se despoja de todo lo terrenal. El final es una experiencia de éxtasis en la que el poeta se deja llevar por su amor divino.

En la poesía ascética y mística el poeta intenta con dificultad expresar con palabras la grandeza de los sentimientos que se experimentan durante el proceso de búsqueda de Dios (ascética) y en el encuentro con Dios (mística).

La poesía ascética (del griego ascesis=ejercicio) el poeta trata el proceso duro e intenso que conduce a la fusión con Dios. En este proceso la oración, las mortificaciones y la vivificación de la fe son cruciales. Se compone el camino de tres fases fundamentales: la vía purgativa en la que el alma se libera de los lazos terrenales; la vía iluminativa, en al que el alma va aproximándose a Dios y la vía unitiva en la que se produce la fusión final (esta última coincide con la mística).

En algunos casos excepcionales (como en Santa Teresa de Jesús o San Juan de la Cruz) el alma llega al conocimiento experimental de la presencia de Dios y esto es lo que se conoce como misticismo.

Finalidad: La poesía religiosa renacentista tiene un fin moralizador y didáctico claro porque busca dar a conocer los misterios de Dios a través de la propia experiencia.

Los dos poetas más representativos de la poesía mística son San Juan de la Cruz, Fray Luis de León y Santa Teresa de Jesús (aunque esta última transmite sus experiencias místicas a través de la prosa preferentemente).
1. La mística: San Juan de la Cruz

Pertenecía a la orden del Carmelo. En todas sus obras describe la unión de su alma con Dios mediante símbolos y metáforas. Además escribió comentarios en prosa a sus propias obras para facilitar su comprensión. Sus tres poemas místicos son Cántico espiritual, Noche oscura del alma y Llama de amor viva. En todos estos poemas, San Juan de la Cruz utiliza símbolos del amor humano para referirse al proceso de unión divina. Así, “la amada” es el alma que va en busca de su “Esposo” que es Dios. Después de buscarse se encuentran, llegando así al éxtasis.
2. La ascética: Fray Luis de León

Pertenece a la orden de los Agustino. Fue catedrático en la Universidad de Salamanca. Tenía un carácter muy justo y agresivo, lo que despertó numerosas enemistades contra él. Fue denunciado por haber traducido al castellano el cantar bíblico Cantar de los Cantares. Por esto estuvo preso casi cinco años.

Entre sus alumnos era adorado. Un compañero suyo lo describe en un poema siempre rodeado de jóvenes, que escuchaban sus poemas. Compone lírica religiosa que huye de la afectación mística. En especial debemos destacar su defensa de una vida alejada de las tentaciones terrenales, dedicada a la contemplación y al cultivo del alma. En su obra destacan sus Oda a Francisco Salinas, En la Ascensión, Noche Serena y Oda a la Vida retirada. En esta última predomina el tópico del beatus ille (=dichoso aquel).

Pero Fray Luis de León compuso importantes obras en prosa como De los nombres de Cristo, o La Perfecta Casada (tratado de las virtudes que debe tener una mujer cristiana de la época).
3. LA NARRATIVA DE FICCIÓN RENACENTISTA

Como se nos indica en el libro de texto, el interés por la cultura y el afán por encontrar formas cultas de divertirse, provocan una explosión de la narrativa de ficción dentro de las cortes españolas de la época. Podemos reconocer en la literatura narrativa medieval diferentes tipos de novelas (caballerías, picaresca, pastoril, bizantina, sentimental). Pero solamente nos vamos a centrar en la de caballerías y en la picaresca, que son, desde nuestro punto de vista, las más importantes.
3.1. LA NOVELA DE CABALLERÍAS

Este género novelesco hunde sus cimientos en la épica medieval. El protagonista es un caballero andante, también idealizado moral y físicamente, y recorre el mundo enfrentándose a seres fabulosos para ayudar a los más desfavorecidos y para demostrar el amor que siente por su dama. Los rasgos que definen la protagonista son los mismos que caracterizaban al héroe medieval: religiosidad, valentía, amor por la dama, fidelidad y lealtad. Pero ahora, el héroe ha de ser, además culto. La tosquedad del espíritu feudal se convierte ahora al refinamiento de la forma de vida

La novela de caballerías más importante de la literatura medieval es Amadís de Gaula, novela que se conocía desde el siglo XIV pero que se difundió sobre todo en el XVI. También en catalán se publica otra célebre novela de caballerías Tirant lo Blanc (XV)1.

Amadís de Gaula tuvo tanto éxito que fue continuada por diferentes autores hasta alcanzar doce volúmenes. Asimismo, dio rienda suelta a novelistas que compusieron sus propias novelas de caballerías (Palmerín de Oliva, Don Polindo, Platir, etc.).

De todas formas, esta explosión de las novelas de caballerías levantó también un debate entre sus partidarios y sus detractores. Unos criticaron su falta de verosimilitud y la carencia de decoro. Por ejemplo, Fray Luis de León en La Perfecta Casada, critica a aquellas mujeres que leen novelas de caballerías para entretenerse. Y, como veremos más adelante, Cervantes las critica en su obra maestra El ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha.
3.2. LA NOVELA PICARESCA: EL LAZARILLO DE TORMES

Siguiendo la senda marcada por la Celestina, nace en el Renacimiento, la novela picaresca. Sus características principales son:

1. El protagonista es un pícaro, categoría social proveniente de los bajos fondos sociales que representa el polo opuesto del héroe de las novelas de caballerías. Se trata de un personaje inmoral, inculto, de bajo estatus social, y nada agraciado físicamente. Su forma de conducta es el engaño de los demás para poder sobrevivir.

2. Evolución del personaje: personaje plano / personaje redondo. A diferencia de la novela de caballerías, el pícaro evoluciona a lo largo de la novela (cambia de estatus social, cambia su carácter, etc.). Es, por lo tanto, un personaje redondo, a diferencia del héroe de las novelas de caballerías que es un personaje plano (no sufre grandes cambios en su personalidad a lo largo de la obra).

3. Carácter autobiográfico: el protagonista narra sus propias aventuras, empezando por su origen humilde y desgraciado (Lázaro era hijo de un molinero que había sido encarcelado acusado de robo). El protagonista se sitúa en el presente (supuestamente ha mejorado su calidad de vida) y recuerda los tristes avatares que ha tenido que pasar hasta lograr su nuevo estado.

4. Realismo: los personajes se muestran en toda su miseria vital. Se critica la sociedad y sus costumbres.

5. Carácter moralizante y satírico: la conducta inmoral del pícaro pretende ser un ejemplo que no debe seguirse nunca. Por otra parte, es evidente el carácter satírico y burlesco de este tipo de novela. El protagonista deambula por las diferentes capas sociales a cuyo servicio se pondrá como criado para conocerlas y criticarlas. Resalta sobre todo la codicia y la avaricia de una sociedad que no tiene piedad de los más necesitados.
El Lazarillo de Tormes (Anónimo)2

En el año 1554 aparecen en Alcalá, Burgos y Amberes las tres ediciones que se conservan del Lazarillo.

El punto de partida del relato es la explicación del “caso” que Lázaro le hace a un tal “vuestra merced” en forma de carta. A continuación, Lázaro (de origen muy humilde: era hijo de la viuda de un molinero) realiza un repaso de su vida en diferentes episodios. Cada uno de los episodios tiene que ver con uno de los amos por los que pasó Lázaro: un ciego que le adiestra en las maldades de la vida; un sacerdote avaricioso que no le da de comer; un buldero mentiroso y un hidalgo hipócrita que, a pesar de pasar hambre, aparenta vivir en la grandeza.

Lázaro cuenta su vida como una evolución positiva. Tras haber aprendido de las calamidades, en la actualidad es pregonero de los vinos de Toledo y está casado con la criada del arcipreste de San Salvador. El “caso” que debe explicar son los rumores de infidelidad de su esposa. Lázaro prefiere defender su bienestar que su honradez. Desde su perspectiva su vida ha llegado a “un buen puerto”. La lectura que se hace de la obra, sin embargo, es todo lo contrario, ya que su finalidad última es criticar a aquellos que anteponen su bienestar a su honra.

Por lo que se refiere al estilo, el libro está escrito en un “stylus humillis”. A ello alude el autor cuando en el prólogo se disculpa por su “grosero estilo”. Con el fin de infundir realismo a la historia que se relata, el autor opta por un estilo vulgar para el protagonista y el ambiente en el que se desenvuelve.

Crítica en el Lazarillo:

 Contra el clero, al que se define como avaricioso e insolidario.

 Contra los hidalgos que quieren mantener su estatus social, a costa de pasar hambre.

 Contra la religiosidad externa e hipócrita: los bulderos, vendedores de bulas que permiten alimentarse con carne durante la Cuaresma a cambio de dinero.

 Contra aquellos que anteponen su bienestar económico a su honra (el propio Lázaro).



1 En ambos casos el autor es desconocido.

2 Decimos que esta obra es anónima a pesar de que en los últimos años la profesora de la Universidad de Barcelona Rosa Valdés defiende que el autor es Alfonso de Valdés (secretario de Carlos V y autor de tras obras como Diálogo de Mercurio y Carón.




Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

La literatura renacentista (S. XVI) iconLiteratura renacentista (siglo XVI)

La literatura renacentista (S. XVI) iconLiteratura renacentista (siglo XVI). La poesíA

La literatura renacentista (S. XVI) iconLiteratura renacentista (siglo XVI). La prosa y el teatro

La literatura renacentista (S. XVI) iconTema 12: la prosa del siglo XVI. HÉRoe y antihéroe en la narrativa renacentista

La literatura renacentista (S. XVI) iconLiteratura barroca frente a literatura renacentista

La literatura renacentista (S. XVI) iconLiteratura renacentista

La literatura renacentista (S. XVI) iconLa literatura renacentista 68

La literatura renacentista (S. XVI) iconLa literatura renacentista

La literatura renacentista (S. XVI) iconLa literatura renacentista

La literatura renacentista (S. XVI) iconLiteratura renacentista






© 2015
contactos
l.exam-10.com