Recursos humanos






descargar 311.36 Kb.
títuloRecursos humanos
página7/9
fecha de publicación08.01.2016
tamaño311.36 Kb.
tipoCursos
l.exam-10.com > Literatura > Cursos
1   2   3   4   5   6   7   8   9

2.2.13. Visión sincrónica del teatro y la educación.

Posiblemente estos ciclos de lo espiritual o sagrado a lo racional o humano ya hayan ocurrido otras veces en ésta y otras culturas y sería interesante hacer un estudio de la evolución del teatro desde sus orígenes ancestrales en todo el mundo.

Se han encontrado pinturas rupestres en las que los hombres portan máscaras de nimales. Tal vez se trataba de una representación teatral mística para conseguir dominar el espíritu del animal y favorecer la caza... Tal vez en esos momentos el teatro tenía también un carácter ritual de compromiso vital, de búsqueda de respuestas a nuevos interrogantes, de creencia y deseo de implicación total con el universo, la divinidad o lo desconocido.
2.2.14. Nuevas manifestaciones del hecho teatral.

La dramatización virtual.

A partir del siglo XX el concepto de dramatización se hace extensivo y aplicable a los procesos que tienen lugar para la realización del cine y la televisión. Ambos medios han sustituido en gran medida al teatro como espectáculo independiente, pero no como medio de comunicación. Podríamos decir que la Dramatización ha evolucionado en su simulación de la realidad para representarla también de manera virtual a través de otras formas de expresión como son el cine y la televisión. Es el triunfo de la cultura audiovisual transmitida por múltiples conductos conocidos como mass-media, que permiten obtener información con facilidad, incluso de lugares lejanos, y esto repercute en la vida diaria, caracterizando nuestra cultura actual por la uniformación y masificación de los gustos, modas y deseos. Para describir este fenómeno, Marshall McLuhan14 durante el final de los años 60 y principios de los 70, acuñó el término “aldea global” para describir la interconectividad humana a escala global generada por los medios electrónicos de comunicación que genera una nueva sociedad planetaria. Con su afirmación de que El medio es el mensaje, indica cómo los efectos de un medio sobre los individuos o sobre la sociedad depende del cambio de escala producido por una nueva tecnología. Las tecnologías son como prolongaciones de los sentidos humanos Y puesto que la educación tiene lugar en este marco social y pretende el perfeccionamiento del individuo y la inserción activa y consciente del ser personal en el mundo social, la sociedad ejerce una influencia cada vez mayor sobre el centro educativo.

Los mass-media influyen poderosamente en el proceso formativo de los individuos y las comunidades educativas no deben ignorar estas influencias, sino asumirlas y aprovecharlas. El ámbito educativo abarca todo el contexto socioambiental donde está ubicado el centro. El análisis del entorno del alumno: barrio, amigos, padres, centro (profesores, instalaciones, recurso y organización) lleva al profesorado a definir unas intenciones educativas que deberán recogerse en el Proyecto Educativo del Centro (PEC); estas luego se desarrollarán en el Proyecto Curricular (PC) de etapa y finalmente se concretarán en las programaciones de aula.
2.2.15 la expresión dramática en el ámbito escolar.

Actualmente existe una decidida intención de generalizar la implantación progresiva de las nuevas tecnologías en todo el territorio MEC, prueba de ello son los programas de las TIC, pero en tanto llegan a establecerse a nuestro alcance, contamos con nuestros propios recursos humanos para intentar proporcionar al alumnado el acceso a un aprendizaje a la vez lúdico y creativo.
2.2.16. Concepto escolar de dramatización.

En el ámbito escolar, es conveniente precisar las diferencias que existen entre los términos teatro y drama o dramatización:

Teatro, proviene del griego y significa contemplar. Cuando nos referimos a este vocablo pensamos en luces, actores, público, es decir, en un espectáculo. Su objetivo es más estético-artístico y requiere una preparación previa de ensayos hasta encontrar el efecto deseado.

Pero, despojado de formalizaciones históricas y dentro de una concepción más amplia, como afirma López Tamés15, el teatro es un juego que consiste en “detener el tiempo y volver a plantear en un espacio mágico las situaciones primordiales”.

Drama, proviene del griego y significa acción. Según Pavis16, este vocablo a su vez, procede del dórico dran, que se traduce como pratteín, actuar, ha sido un término poco empleado hasta el siglo XVIII y hace referencia a la representación de una acción llevada a cabo por unos personajes en un tiempo y espacio determinados.

Los niños actúan cuando realizan juegos dramáticos como el rol playing. Cuando son pequeños, estos juegos espontáneos no llegan a hacerse reflexivos ni elaborados. Los utilizan para recrear una situación expresándose a través de una técnica que no dominan.

En el drama, a diferencia del teatro, no hay público y actores, tan sólo participantes.

La relación actor-espectador se confunde, al ser sus roles intercambiables. Esta circunstancia solo se da en el teatro durante los ensayos. Se puede considerar al teatro como el producto final y a la dramatización como el proceso.

La utilización del teatro en la escuela es anterior a las actividades dramáticas con fines educativos. Aun hoy sigue siendo frecuente representar obras en determinados festejos escolares. Pero este planteamiento se hace privilegiando la expresión verbal y escrita dejando de lado el uso del propio cuerpo como medio expresivo.

Las actividades dramáticas comenzaron a desarrollarse a partir de una conceptualización pedagógica centrada en el niño. Dramatizar es encarnar personajes, producir escenas y su finalidad, puede ser terapéutica, estética, pedagógica o de investigación. Es una forma de expresión individual, grupal y social, un material de una gran riqueza, pero poco aprovechado por los coordinadores grupales (profesores, terapeutas, directores de empresas, etc.). También podemos percibir la dramatización como una interacción de las relaciones interpersonales.

Por lo tanto, los fines del drama pueden ser lúdicos, si estamos hablando de juego dramático; pedagógicos, como en el drama educativo o terapéutico, en el caso del psicodrama.

2.2.17. Dramatización y expresión. El Lenguaje Dramático.

Fernando Bercebal17 propone institucionalizar en E. Primaria lo que en Inglaterra se denomina “Drama” como una materia que trata de estudiar las aportaciones que el teatro puede hacer a la enseñanza, procurando el aprovechamiento de técnicas teatrales para el desarrollo de la educación. En resumen, Drama constituye un estadio intermedio entre juego y teatro, que se fundamenta en el juego, ejercicios y técnicas teatrales, pero su fin es la formación y desarrollo global del individuo.

Diversos autores coinciden en opinar que debería existir el especialista en Drama, Dramatización o Dramática (la terminología varía de unos a otros) para buscar la

integración total de todas las materias artísticas y no artísticas, puesto que siempre es posible dramatizar cualquier tema y “se puede plantear una imagen teatralizable que sea reflejo de un acontecimiento, noticia, imagen actual...de interés para el grupo o con contenido informativo interesante para la propia formación del grupo”18 Por nuestra parte, adoptaremos el término Dramatización con un carácter renovado, para referirnos a esta materia que utiliza para su expresión un especial Lenguaje Dramático en el que se sintetizan todos los lenguajes posibles relacionados con los sentidos humanos (oral, visual, auditivo, táctil y olfativo) y sus derivaciones: gutural, plástico, musical, gestual, corporal, etc.

2.2.18. Elementos del esquema dramático.

La sesión de dramatización puede ser realizada en cualquier momento y en cualquier disciplina curricular, como recurso didáctico y se elabora bajo una estructura diferente no siendo necesaria tanta organización como en una representación teatral, aunque existen ciertos elementos comunes con el teatro, como personajes, conflicto, argumento, espacio y tiempo:

El Personaje es un elemento indispensable. Sin personajes no puede haber drama, ya que son ellos los que realizan la acción. Se caracterizan por una serie de atributos (nombre, edad, sexo, etc.). El actor, puede sentir la necesidad de identificarse con una personalidad diferente de la suya y comunicarse con el mundo exterior. Incluso es posible personificar animales, plantas, objetos o procesos. En el aula, es importante que el profesor desempeñe su rol en el sentido de estimular a los niños y niñas para que no se mantengan en un personaje concreto, sino que estimen conveniente el paso por todos los teatrales, tanto técnicos como de actores.

El Conflicto es el enfrentamiento entre los objetivos de los diferentes personajes. Los conflictos pueden ser de rivalidad entre personajes, enfrentamiento entre diferentes ideologías, etc. y la acción puede verse condicionada con obstáculos como las reacciones de otros personajes y volverse dramática al existir una incertidumbre en el desenlace. Pero es importante que sea resuelto en el transcurso de la acción para que los participantes vuelvan al equilibrio inicial.

El Argumento es la trama de la historia narrada. Tanto el tema como el argumento son elementos del planteamiento, nudo y desenlace del texto, y están tan íntimamente relacionados, que resulta difícil analizarlos separadamente. En el ámbito escolar, el argumento lo pueden constituir los contenidos de cada tema. En este sentido hay que tener en cuenta que todo tema curricular puede ser dramatizado.

El Espacio es el lugar físico, donde se desarrolla la acción. Puede ser real o virtual.

En este último caso es un sitio construido por el espectador para fijar la acción, como ocurre en los juegos dramáticos, a diferencia del espacio teatral que es un escenario concreto y real.

El aula puede constituir un buen espacio físico, tanto virtual como real, para llevar a cabo el juego dramático. Esta actividad no precisa contar con salas especiales para su realización.

El Tiempo es la localización temporal, histórica y psicológica de los diferentes personajes La acción de la dramatización se realiza en un tiempo específico y determinado.

A diferencia del teatro, en el juego dramático, los intérpretes representan la acción solamente una vez y de manera improvisada.

El maestro debe considerar la oportunidad o el momento ideal para realizar la dramatización. Puede plantearse al principio de la clase, bien como inmersión en las propuestas de trabajo creativo, de habilidad y destreza o bien en la fase final de la misma, como relajación imaginativa.

A veces, podemos introducirla como táctica de reanimación en un momento dado, cuando la apatía o la rutina se adueñan del ambiente, y puede servirnos de nuevo para estimular y motivar la dinámica de la clase, mejorando el tono vital de la misma.

Las reglas de los juegos dramáticos no son rígidas, sino todo lo contrario; tienen un alto grado de flexibilidad y apertura muy amplios. Al no darse un sentido agónico o competitivo, como sucede en muchos juegos tradicionales, donde las reglas y normas han de cumplirse en su totalidad, permite una libertad de acción. Al hablar de normas y reglas, tan sólo podríamos indicar condicionantes secundarios como serían los materiales, los soportes empleados, los procedimientos y las técnicas o la temporalización, que tan sólo limitan parcialmente su planteamiento inicial, pero no imponen ni coartan su proceso posterior.

Las reglas que se plantean en este tipo de juegos deben ser, escuetas y flexibles, de lo contrario, la carga de reglas rigurosas entorpece el desarrollo del juego. Si durante eltranscurso del juego, por cualquier motivo fuera necesario introducir más reglas, estas deben definirse de un modo claro, escueto y conciso, y además han de ser respetadas por todo el grupo.

La creación de un clima de respeto que favorezca la participación, unida a una motivación positiva, facilita el desarrollo del juego de un modo fluido que lo dota de espontaneidad y frescura, quedando las reglas subordinadas por la propia acción lúdica que se manifiesta de una manera natural.

En este sentido, el docente puede intervenir en el juego estimulando la participación y la comunicación sin ejercer presión en el grupo.
2.3. La estrategia de Aprendizaje

2.3.1. Definiciones de Estrategias de Aprendizaje

Etimológicamente la palabra estrategia proviene del griego “strategós” que significa ciencia de la guerra, y originalmente fue utilizado en el campo de las artes militares, de lo que puede deducirse que la estrategia implica el diseño de un plan previo con el propósito de alcanzar un objetivo determinado; es decir, las estrategias vienen a ser como un plan de acciones secuenciales que tiene un carácter intencional y están orientadas a alcanzar una meta.

El aprendizaje ha sido definido por Wittrock (en Good y Brophy, 1997) como “el proceso de adquirir cambios relativamente permanentes en el entendimiento, actitud, conocimiento, información, capacidad y habilidad por medio de la experiencia”. La mayor parte de los estudios actuales sobre el aprendizaje escolar coinciden en señalar que aprender implica un proceso activo de integración y organización de la información, construcción de significados y control de la comprensión.

Este trabajo define el aprendizaje como un cambio relativamente permanente en la capacidad de ejecución, como resultado de la experiencia que implica reflexión interna.

Para Poggioli (en Puente, 1994), una estrategia de aprendizaje tiene por objeto influir en la forma cómo los individuos seleccionan, adquieren, retienen, organizan e integran nuevos conocimientos; involucra habilidades de representación (lectura, escritura, imágenes, lenguaje, dibujos), habilidades de selección (atención e intención), habilidades de autodirección (chequeo y revisión) y consta de una tarea orientadora y de una o más habilidades de representación, selección o autodirección.

Algunos autores utilizan las expresiones “estrategias cognitivas” y “estrategias de aprendizaje” como equivalentes. En este trabajo se considera que las estrategias cognitivas y metacognitivas son sólo casos especiales de las segundas. Las estrategias de aprendizaje vienen a ser como un conjunto de acciones mentales y conductuales que utiliza una persona en su proceso de adquisición del conocimiento, mientras que las estrategias cognitivas se refieren exclusivamente a aquellas acciones internamente organizadas que se utiliza para procesar información y las estrategias metacognitivas son las encargadas de regular y controlar dicho procesamiento.

2.3.2. Características de las estrategias de aprendizaje

a) Implican planificación y control de la ejecución y por ello están relacionadas con la metacognición o conocimiento sobre los propios procesos mentales.

b) Tienen una direccionalidad, es decir, se orientan a objetivos que se espera conseguir.

c) Implican la adquisición de procedimientos transferibles a nuevos dominios y contenidos.

d) Suponen selectividad de los propios recursos y capacidades disponibles. Para esto se debe disponer de recursos alternativos para poder utilizar aquellos que son más adecuados en función de la demanda de la tarea.

e) Las estrategias incluyen el uso de técnicas que se combinan de forma deliberada para alcanzar un determinado propósito de aprendizaje.

2.3.2. Clasificación de las estrategias de aprendizaje

Hay diversas clasificaciones de las estrategias de aprendizaje. A continuación presentamos la clasificación propuesta por Elosúa y García (1993).

Persona

Conocimiento Tarea

Estrategia
1   2   3   4   5   6   7   8   9

similar:

Recursos humanos iconRecursos: Humanos

Recursos humanos iconRecursos humanos

Recursos humanos iconRecursos humanos

Recursos humanos iconRecursos Humanos

Recursos humanos iconRecursos humanos

Recursos humanos iconRecursos humanos II

Recursos humanos iconRecursos humanos

Recursos humanos iconRecursos humanos

Recursos humanos icon2-Dirección de recursos humanos

Recursos humanos iconLa dirección de recursos humanos






© 2015
contactos
l.exam-10.com