Traducir a fabrizio de andrè: una osadíA






descargar 13.3 Kb.
títuloTraducir a fabrizio de andrè: una osadíA
fecha de publicación08.01.2016
tamaño13.3 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Literatura > Documentos
TRADUCIR A FABRIZIO DE ANDRÈ: UNA OSADÍA

Hace ya algunos años cayó en mis manos «Volume I». Empezaba a estudiar italiano, y fue mi profesor, un fervoroso admirador de Fabrizio de Andrè, quien primero me habló de él: nunca había oído su nombre hasta entonces. Enseguida me quedé prendada de esa voz profunda y me pareció estar escuchando a un Jacques Brel o Brassens italiano. A partir de entonces fui ampliando el repertorio de sus discos. Y fue al escuchar por primera vez «Creuza de mä» cuando comprendí la grandeza de su música.

Desde entonces me he ido haciendo con toda la discografía y una pequeña biblioteca sobre el cantautor italiano. Creí haber descubierto un cantante hasta entonces desconocido. Ahora que conozco bien su obra, sé que Fabrizio de Andrè es un poeta, un poeta que canta con una voz extraordinaria.

Al poco de iniciarme, encontré en www.videlcampo.com, el texto de todas sus canciones, que me ayudaron a entender mejor el sentido del conjunto de su obra. Y enseguida empecé a traducir algunos textos, y se los mandé a Walter.

El año pasado, ya convertida en traductora profesional, releí aquellas traducciones insensatas y enseguida quise enmendar mis fallos. Si aquellos primeros textos en español fueron un error, producto de mi ignorancia, no son menos audaces las traducciones que pueda hacer como profesional. Dicen que la poesía es intraducible. Si además esa poesía se tiene que poder cantar, cualquier intento es una osadía, además de una labor imposible, y no seré yo quien encuentre la solución a la manida e irresoluble cuestión de la traducción de los textos poéticos.

Pero mi intención no es producir unos textos a la altura de los originales, sino dar a conocer al público hispanohablante la poesía cantada de Fabrizio de Andrè, respetando el espíritu de los textos y, en lo posible, el ritmo y la rima, para que conserven su musicalidad y encajen con la música.

Analizar las traducciones que el autor realizó de las canciones de Brassens, de Dylan o de Leonard Cohen, y conocer lo que él mismo opinaba de la traducción, me sirven de guía en este largo camino.

En primer lugar, él mismo justifica el trabajo del traductor de canciones:

Credo sia giusto tradurre quando non si ha da dire di propio. È molto più semplice e si raggiungono due risultati: dimostrarsi umili – io credo che senza umiltà non si possa intraprendere nessun tipo di lavoro – e divulgare la poesia di un cantautore che si esprime in un’altra lingua1.

«Creo que traducir, cuando no se tiene algo propio que decir, está justificado. Es mucho más sencillo y se consiguen dos resultados: demostrarse humilde –y yo creo que sin humildad no se puede emprender ningún tipo de trabajo– y divulgar la poesía de un cantautor que se expresa en otra lengua».

Y, aunque la primera intención era la de traducir literalmente los textos, vertiéndolos al español, pronto abandoné la idea. Por ello las traducciones realizadas no son literales, a veces se alejan del texto para conservar el ritmo tanto de los propios textos como de la música que los acompaña.

Io ho un metodo particolare per tradurre, me ne strafotto abastanza della traduzione letterale, cerco di entrare nello spirito della canzone e attraverso la canzone, cerco addiritura di entrare nello spirito del collega cha l’ha scritta.2

«Tengo un método muy personal para traducir, me importa un carajo la traducción literal, intento entrar en el espíritu de la canción, y a través de la canción, busco además entrar en el espíritu del colega que la ha escrito».

Y más:

Ho un cattivissimo ricordo della traduzione letterale; preferisco tradurre a mio modo, cercando di immedesimarmi nello spirito delle canzoni e di chi le ha scritte. In questo lavoro di taglia e cuci, lavoro di bassa macelleria, sono confortato da Benedetto Croce, forse il maggior critico letterario del nostro secolo; lui distingueva le traduzioni così: quelle brute e fedeli, e quelle belle e infedeli. E io, di fronte a quello che reputo molto modestamente il bello, sono disposto a qualsiasi infedeltà.3

«Tengo un malísimo recuerdo de la traducción literal; prefiero traducir a mi manera, buscando identificarme con el espíritu de las canciones y de quien las ha escrito. En este trabajo de cortar y pegar, trabajo de carnicería, me consuela Benedetto Croce, quizás el mayor crítico literario de nuestro siglo; él distinguía así las traducciones: las feas y fieles, y las bellas e infieles. Y yo, frente a lo que modestamente considero bello, estoy dispuesto a cometer cualquier infidelidad.»

Entender sus textos, a veces tan crípticos, y plagados de dobles sentidos, ha aportado luz a la traducción. Ha sido de gran ayuda tanto el libro de Walter Pistarini, Il libro del mondo Fabrizio de Andrè, le storie dietro le canzoni, así como sus amables respuestas a mi preguntas.

En esta labor, que inicié solitaria, cuanto ahora con la inestimable colaboración de Ana Urrutia que ha corregido las traducciones y aportado su conocimiento de la lengua italiana, y el apoyo y entusiasmo de Santiago Adeva. Los tres somos, como dice Wim Wenders en Efedia4, «misioneros de Fabrizio de Andrè» aquí en España.

1Roberto Cotroneo: FABRIZIO DE ANDRÈ, Tutte le canzoni, [Torino: Einaudi Tascabili], 1999, 172

2Elena Valdini: «Apunti americani» en Volammo davero. Un dialogo ininterrotto, [Génova – Milán, Fundación Fabrizio de André Onlus – BUR] 2007, 97.

3 Matteo Borsani – Luca Maciacchini: Anima Salva. Le canzoni di Fabrizio de Andrè, [Mantova, Edizioni Tre Lune], 1999, 95.

4 CD. Teresa Marchesi: Efedia, sulla mia cattiva Strada.Fabrizio de Andrè Racconta Fabrizio de Andrè.[Dori Ghezzi y Fondazione Fabrizio de Andrè Onlus Sony Music Entertainments (Italia) S.p.A.m Rai Trade S.p.A., Nuvole Production S.r.l.]:

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Traducir a fabrizio de andrè: una osadíA iconSinopsis: André, un joven de 28 años de edad, llega a París con la...

Traducir a fabrizio de andrè: una osadíA iconTraducir es la verdadera manera de leer un texto

Traducir a fabrizio de andrè: una osadíA iconBiografía y Entrevista a Andre Gorz

Traducir a fabrizio de andrè: una osadíA iconPhilippe Carles, André Clergeat

Traducir a fabrizio de andrè: una osadíA iconLa scienza dell’anima di André Dumas

Traducir a fabrizio de andrè: una osadíA iconGrupo de estudo das obras de andré luiz e

Traducir a fabrizio de andrè: una osadíA iconFall, kevin. A.; Janice miner, holden.; Andre, marquis. (2011-03-04)....

Traducir a fabrizio de andrè: una osadíA iconAndré Aymard y Jeannine Auboyer, “Oriente y Grecia Antigua” en: Maurice...

Traducir a fabrizio de andrè: una osadíA iconPropuesta de actividades para trabajar la lectura expresiva1
«Traducir» textos de idiomas desconocidos por asociación de sonidos. Buscar imágenes bonitas, ritmo y, si es posible, algún sentido....

Traducir a fabrizio de andrè: una osadíA iconLas vanguardias literarias
«palabras en libertad», que eran capaces de traducir, por analogía y sugestión, los mecanismos psíquicos y el frenesí de la vida...






© 2015
contactos
l.exam-10.com