Se conoce como Novecentismo a un grupo de escritores que comienza su renovación estética respecto al movimiento anterior a partir de 1914






descargar 40.88 Kb.
títuloSe conoce como Novecentismo a un grupo de escritores que comienza su renovación estética respecto al movimiento anterior a partir de 1914
fecha de publicación25.09.2015
tamaño40.88 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Literatura > Documentos


EL NOVECENTISMO. Generación del 14

  1. DEFINICIÓN:

Se conoce como Novecentismo a un grupo de escritores que comienza su renovación estética respecto al movimiento anterior a partir de 1914.

Por otro lado, el crítico catalán Guillermo Díaz Plaja define el nuevo movimiento como lo que ya no es modernismo ni noventayochismo, y lo que todavía no es vanguardismo. Fue este autor quien introdujo el término novecentismo en la periodización de la literatura española, tomándolo del noucentisme catalán, término que Eugenio d’Ors había adoptado antes del italiano para referirse al movimiento político catalanista que tuvo lugar entre los años 1906 y 1915.

  1. CARACTERÍSTICAS:



  1. Son intelectuales con formación universitaria, objetivos y racionales, no bohemios y se dirigen a una minoría culta. Políticamente buscan iniciar un reformismo burgués (no sólo tienen como meta la transformación política del país sino también en cambio en el individuo, siendo imprescindible para ello una amplia formación).

  2. Propugnan el arte deshumanizado (este es un arte intelectual, se elimina lo humano y lo sentimental del arte), se tiende a una voluntad de hacer literatura con claridad racional. En poesía huyen de lo romántico y del modernismo, y en la novela se alejan del realismo, de la reproducción de la realidad, pues el arte no debe confundirse con la vida. Es una reacción contra el arte del s. XIX.

  3. Arte puro (la obra bien hecha), solo busca el placer estético, formal.

  4. Europeísmo: están abierto a nuevas ideas que provienen de Europa. Aunque no se olvidan del problema de España, pero abordado éste desde un punto de vista más riguroso y objetivo, intentando cambiar las cosas desde el poder, desde elites preparadas.



  1. ESTILO:



  1. Se produce una renovación de la lengua literaria: ampliación del vocabulario (por derivación y composición, cultismo, neologismo, tecnicismos, etc., equilibrio y claridad de ideas,

  2. Reacción contra actitudes decimonónicas, antirrománticos, el movimiento de la G-98 y el modernismo también les parecían pasado de moda.

  3. Huyen del sentimentalismo y del tono apasionado y vehemente en la expresión, también del uso de interjecciones. Tienen una elegante prosa contenida y el recurso del humor, que logra revertir el pesimismo noventayochista.

  4. Pulcritud: cuidado y preocupación por la elaboración del lenguaje y la obra bien hecha. Son metódicos y racionales.

  5. Es una literatura para minorías (intelectual), aquello que igual de formados pueden entender el contenido de lo que escriben.

AUTORES

Los autores pertenecen a diferentes campos del saber: Gregorio Marañón (medicina), Ortega y Gasset (filosofía) Américo Castro (filología), Salvador de Madariaga (historia y política), Claudio Sánchez Albornoz (historia), Eugenio D’Ors (escritor y filósofo), Manuel Azaña (política), José Moreno Villa, Ramón Basterra.

Dado el carácter intelectual de este movimiento –formado por historiadores, profesores y eruditos–, el ENSAYO será uno de los géneros más fecundos. Entre los más destacados se encuentran Eugeni D’Ors, Gregorio Marañón, Manuel Azaña o Américo Castro, pero, sin duda, el más importante e influyente en la vida intelectual y literaria en España durante muchos decenios fue José Ortega y Gasset.

JOSÉ ORTEGA Y GASSET (1883-1955)

Filósofo y ensayista. Formación intelectual, universitaria. Adopta posturas filosóficas racionalistas y vitalistas. Es el guía indiscutible del grupo (“Generación de Ortega”, se le llegó a llamar) nació en Madrid, en el seno de una familia acomodada de periodistas, escritores y políticos. Tras licenciarse en Filosofía, amplía estudios en Alemania. En 1910 obtiene la cátedra de Metafísica en la Universidad de Madrid. En 1913 funda la “Liga para la Educación Política”; en 1915 la revista España y, en 1923, la Revista de Occidente, en la que hallarán cabida las nuevas corrientes europeas y españolas de todos los campos del pensamiento y de la creación. Durante toda su vida desarrolló una intensa actividad como escritor y conferenciante. Apoyó a la República pero luego se sintió decepcionado. Al principio de la guerra civil se exilió; regresó en 1945 pero se le negó el reingreso en su cátedra. Ortega continuaría su labor magistral en el Instituto de Humanidades fundado por él en Madrid. Murió en esta ciudad en 1956.

Ortega es a la vez la máxima figura de la filosofía española del siglo XX y un espectador agudo de la vida, las artes y la cultura. Literariamente destaca por su estilo claro y elegante, en el que las metáforas y los símiles son manejados con maestría para hacer más plástica la idea. Por ello ocupa un lugar eminente entre los prosistas españoles. Desde el punto de vista filosófico, sus teorías se sitúan entre el racionalismo y el vitalismo (ratiovitalismo): se opone al irracionalismo imperante a la vez que se centra en la vida humana. Y sus meditaciones sobre el hombre y su entorno (“yo soy yo y mi circunstancia”, decía), le conducen a un interés creciente por la Historia.

*Según este autor la causa principal de la decadencia del país viene provocada por la disgregación de nuestra sociedad, y puede ser de tres tipos:

  1. Por los nacionalismos y separatismos regionales.

  2. Por los particularismos de clase (debe haber cooperación y no lucha entre las clases).

  3. Por la indisciplina de las masas (una nación es una masa organizada, dirigida por una minoría de individuos selectos –con función rectora–, formados. La solución es que debería dirigir al país una clase de minoría culta y preparada.

Ensayos:

  1. Filosóficos (sobre el ratiovitalismo) se opone al irracionalismo y el objeto de la filosofía es la vida humana (lo refleja en su famosa máxima, yo soy yo y mi circunstancia).

  2. Políticos y sociológicos (sobre la explicación de la decadencia española y su solución) España invertebrada y La rebelión de las masas. (Ver arriba las causas de la decadencia*)

  3. Teoría artística y literaria sobre sus ideas referentes al arte, el teatro y la novela. Meditaciones del Quijote, Ideas del teatro, Ideas sobre la novela y La deshumanización del arte (1925) sobre el concepto de arte puro, intelectual, sin contenidos humanos y sentimentales, arte como juego y placer meramente estético. Metáfora y humor.

De entre su abundante producción ensayística debemos destacar, por su influencia sobre la literatura y el arte de la época, La deshumanización del arte (1925). Esta obra pretende realizar una descripción fenomenológica de la vanguardia en España. El arte moderno, nos dice, "no sólo es impopular sino que es también antipopular, siempre tendrá a las masas en contra". El arte moderno divide a los receptores en minoría-élite capaz de entenderlo y gustarlo y mayoría incapacitada. Esta mayoría aboga por el arte del siglo XIX, arte puramente referencial. La minoría, por contra, encuentra el arte anterior demasiado humano; se le debe despojar de su humanidad.

Ortega caracteriza así el arte nuevo de las vanguardias:
-  Es un arte puro, del que debemos valorar solamente las puras calidades formales

-  De ahí que se tienda a la deshumanización y se releguen las emociones humanas en pro de la emoción estética

-  Es por ello un arte intelectual, “el placer estético tiene que ser un placer inteligente”

-  La poesía será antirromántica, “el poeta empieza donde el hombre acaba”, su quehacer es la pura creación verbal:“la poesía es hoy el álgebra superior de las metáforas”

-  En fin, el arte tiende a convertirse en juego, lejos de todo patetismo. Será esencial al arte joven la ironía y hasta un “pirueteo” vecino a lo deportivo.

OTROS AUTORES

Rafael Cansinos Assens (1882-1964)  escritor, poeta, novelista, ensayista, crítico literario.

NOVELISTAS

En un principio podemos distinguir dos grupos de escritores en esta época: los que siguen escribiendo en una línea cercana a la del realismo decimonónico y los que realizan una narrativa innovadora, algunos de los cuales entroncarán con las Vanguardias. Nos interesa aquí destacar a los escritores de esta segunda línea. Y entre ellos los principales serán Ramón Pérez de Ayala y Gabriel Miró.

Todos estos autores suponen una superación de los patrones o esquemas narrativos anteriores (la eterna lucha del escritor, huir de la monotonía y la repetición) aunque cada uno por un camino distinto: el lirismo (Gabriel Miró), la ironía o el humor (Ramón Gómez de la Serna, Wenceslao Fernández Flores), el intelectualismo (Pérez de Ayala) o la deshumanización.
Escriben una novela que pretenden renovar el género, apartándose del realismo y del naturalismo, presenta 4 subgéneros fundamentales:


  1. NOVELA LÍRICA (Gabriel Miró, Alicante 1879-1930)

La vida de Gabriel Miró, nacido en Alicante, estuvo marcada por su estancia en un colegio de jesuitas, que incrementó o desencadenó una tendencia misantrópica y triste. Sus estudios de Derecho no hicieron sino retrasar su producción literaria y alejar su regreso a Alicante, donde parecía que encontraría su redención. Sería para él siempre su minuciosa escritura un consuelo importante.

Las novelas de Gabriel Miró poseen la peculiaridad de haber sido escritas con un preciosismo formal que recuerda el modernismo decimonónico, concretamente sus tendencias decadentistas más líricas. Entronca con la novela lírica de Azorín, de importante influencia, por otra parte, entre los autores del 14, tal y como ha justificado Ricardo Gullón. Además, plásticamente, se le ha relacionado con el cubismo.

La crítica lo ha considerado como epígono del 98 pero la etiqueta que mejor le va es la de experimentador, por su cuidado de la expresión y por los nuevos caminos que abre. Se trata de un estilista exquisito, a veces incomprendido, ya que se analiza su obra desde la óptica de la novela tradicional, a la que supera continuamente. Destaca también Miró por su temperamento voluptuoso, por su sensibilidad exacerbada y por su excepcional capacidad de captar sensaciones: luz, aromas, sonidos, colores. Debido a su lirismo, Dámaso Alonso lo denominó "gran poeta en prosa". La belleza formal es, pues, lo que prevalece en sus novelas, pasando la acción a ser algo secundario. En resumen, ofrece una prosa trabajada al máximo, la acción tiende a desaparecer. La descripción se convierte en la base de la novela. Se construye con fragmentos y escenas que se desarrollan con gran atención a los detalles y a la descripción.

Destacan sus obras Nuestro Padre San Daniel (1921), y El obispo leproso (1926), que forman un bloque. Transcurren en Oleza (trasunto de Orihuela), representación de un mundo nebuloso, casi desaparecido, que el autor pretende rescatar. La acción es mínima. Lo fundamental es la creación de ambientes y de personajes. Miró aspira a captar la vida monótona y asfixiante de una comunidad cerrada. En la obra se desarrolla un enfrentamiento entre los que viven dominados por la idea del pecado y los que están abiertos a la felicidad y al disfrute humanos. Los primeros reprimen toda alegría por ser pecaminosa; sólo la amargura es hija de la virtud. El autor critica la tragedia de las personas que tienen este sistema de valores. Pero es una crítica indirecta, que se desprende de los acontecimientos. En la obra se oye siempre la voz impasible del narrador, que rara vez realiza juicios de valor.

Otras novelas destacadas de Gabriel Miró son Las cerezas del cementerio (1910) -sobre un amor apasionado en un sensual ambiente levantino- y los compendios de relatos breves El libro de Sigüenza (1917) y Años y leguas (1928), cuyo protagonista es el “alter ego” del autor que evoca sucesos, personajes y ambientes. Debe destacarse también Figuras de la Pasión del Señor (1917), que recrea la vida de Cristo inspirándose en los Evangelios y otros textos.

Obras: El humo dormido, El obispo leproso, Nuestro padre San Daniel, Años y Leguas, Las cerezas del cementerio.

2. NOVELA INTELECTUAL (Ramón Pérez de Ayala, Oviedo 1888-1962)

Se le considera el más claro representante de la novela intelectual. Nació en Oviedo. Estudió con los jesuitas (cuyo influjo le marcó negativamente en lo religioso pero positivamente en cuanto a su formación intelectual, sobre todo su conocimiento de la antigüedad clásica) y Derecho en la Universidad ovetense, donde fue alumno de Clarín. Ya en Madrid, participa en la fundación de la revista Helios y se deja influir por autores tan dispares como Rubén Darío, Galdós, Azorín u Ortega. En 1928 fue nombrado miembro de la Real Academia Española. Fue embajador en Londres durante la República y luego se exilió a Buenos Aires. Regresó a Madrid en 1955.

Comienza escribiendo contenidos autobiográficos con una estética noventayochista, para pasar después a un tipo de novela intelectual. A. Amorós divide su obra en tres etapas:

1.ª Etapa: Novelas generacionales (1907-1913). Estilo realista, protagonizadas por un personaje. La tetralogía que narra la vida de Alberto Díaz de Guzmán, personaje barojiano, "alter ego" del escritor. Tinieblas en las cumbres (1907) es la primera de las cuatro novelas; obra no exenta de artificiosidad, anuncia la temática de toda la narrativa del autor. A.M.D.G. -ad maiorem dei gloriam- (1910) es la segunda, de marcado acento antijesuítico. La Pata de la raposa (1912) sigue el argumento de la primera, abandonando en parte el humorismo. Representa el estudio de una mente torturada, un viaje intelectual en busca de identidad. Troteras y danzaderas (1913) completa la tretralogía. Aparece en ella una visión de la bohemia literaria del Madrid de principios de siglo, con alusiones a personajes reales. Pérez de Ayala pretende en estas obras "reflejar la crisis de la conciencia hispánica desde principios de este siglo"., con muchos elementos autobiográficos del autor, y el tema central es el reflejo de la crisis espiritual en España desde principios del s. XX. Obras: Tinieblas en la cumbre, AMGD, La pata de la raposa, Troteras y Danzaderas.

2.ª Etapa: Novelas poemáticas de la vida española (1913-1921). Evoluciona su técnica (menos argumento, elementos deformadores y esperpénticos, perspectivismo), desaparece lo autobiográfico y ganan terreno las ideas. El tema central es la degradación de la vida moderna. Son publicadas en 1916 en un solo volumen formado por tres relatos: PrometeoLuz de domingo y La caída de los limones. Están consideradas como novelas "puente" entre las dos etapas principales del autor. Obras: Prometeo, Luz de Domingo, La caídas de los limones.

3.ª Etapa: Novelas de temas universales (1921- ). Mayor innovación técnica (pierde importancia la acción de los personajes, se presentan como símbolos e ideas, muchas reflexiones sobre varios temas, perspectivismo…). En 1921 comienza su última y más lograda tendencia narrativa. La acción disminuye y los personajes encarnan ideas o actitudes vitales. Abundan las disquisiciones sobre política, moral y estética. En ellas se intenta buscar una armonía o principio ordenador de un universo de contrarios. Estructuralmente las obras se basan en un relativismo perspectivista: la realidad se bifurca, de todo se nos dan dos visiones. La mejor novela de este periodo es sin duda Belarmino y Apolonio (1921).

Trata del amor frustrado entre dos jóvenes que debieron separarse en su juventud. Se reencuentran al cabo del tiempo. Él es un sacerdote, ella una prostituta. Pero los auténticos protagonistas son Belarmino y Apolonio, zapateros, padres respectivos de los dos amantes. El uno, filósofo; el otro, dramaturgo. Cada uno encarna una visión distinta del mundo. De cada hecho se nos dan dos visiones: es el método perspectivista. Para Pérez de Ayala la mayor verdad será la que contenga el mayor número posible de puntos de vista. Al final se produce la reconciliación entre personajes y estructuras. La acción de la novela avanza entre digresiones sobre lo dionisíaco y lo apolíneo, sobre el cristianismo primitivo, sobre la felicidad de los pueblos, sobre teatro y filosofía -Sófocles versus Sócrates-, que confirman el valor simbólico de la obra.

Otros títulos de esta última etapa del autor son Luna de miel, luna de hiel y su continuación Los trabajos de Urbano y Simona -publicadas juntas en 1923-, Tigre Juan y El curandero de su honra, también con un argumento común y editadas en un mismo volumen en 1926.

Con un estilo denso, en el que mezcla ironía y gravedad, palabras populares y cultas, Pérez de Ayala se esfuerza en sus novelas por conseguir una precisa transcripción de su pensamiento, de sus paradojas, de su complejidad. Novela-ensayo, novela intelectual, perspectivismo… su original técnica y enfoque narrativos no dejan nunca de lado la amenidad y la ironía, dentro de la apuesta innovadora de la novela novecentista.

Obras: Belarmino y Apolonio, tigre Juan, el curandero de su honra.

Este autor también fue periodista, poeta, ensayista y crítico. En general trata los temas con ironía y humor, y aire pesimista.

3. NOVELA DE HUMOR: (Wenceslao Fernández Flores, 1885-1964)

Es uno de los denominados "novelistas menores" de esta generación, debido a la "mala prensa" que tiene la literatura humorística, subgénero literario rara vez valorado. Ideológicamente era conservador a la vez que escéptico con las creencias tradicionales, ideas ambas difícilmente compatibles pero que, sin embargo, se dan en este autor. Merecen destacarse obras como Volvoreta (1917), sentimental e irónica, de las más logradas, o El secreto de Barba Azul (1923). Las siete columnas (1926) es una ingeniosa sátira

de los "pecados" de la sociedad. Los hombres consiguen que el demonio destruya los siete pecados capitales, y los efectos son terribles: sin avaricia nadie desea trabajar; sin lujuria disminuyen los índices de natalidad; sin soberbia nadie lucha por mejorar. Ante este panorama se pide al diablo que devuelva a la Humanidad los siete pecados capitales, convertidos así en las siete columnas que dan título a la obra. El bosque animado (1943) es su última obra importante. Se desarrolla en una "fraga” o bosque gallego y es destacable por su belleza y por el lirismo de su prosa.
Así pues, fue un novelista muy popular. Algunas novelas fueron llevadas al cine. Técnica realista, convierte el humor en materia temática y con el humor lleva a cabo la crítica social. El humor se va haciendo cada vez más negro, crítico e intelectual.

Obras: Volvoreta, El bosque animado, el malvado Carabel.

4. NOVELA DESHUMANIZADA. Benjamín Jarnés (1888-1945)

Novela muy intelectual, argumento mínimo, son meditaciones y reflexiones. Tiene estructura circular y perspectivismo.

Es otro de los novelistas injustamente olvidados de esta generación. Comienza su obra con El profesor inútil (1926), novela de escasa acción, con más interés por sus intelectualismo y su lirismo. La misma línea sigue en otras obras como Locura o muerte de nadie (1929). Se propuso "elevar el nivel del arte por los arduos caminos de la inteligencia, por los delgados caminos de la sensibilidad". Su producción literaria se halla ya muy próxima a las inquietudes del 27.

Obras: El profesor inútil, El convidado de papel, Locura y muerte de nadie.

IES CONSELLERIA Literatura 1.º Bachillerato

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Se conoce como Novecentismo a un grupo de escritores que comienza su renovación estética respecto al movimiento anterior a partir de 1914 iconEste período comienza con Descartes, y el nacimiento de la ciencia...

Se conoce como Novecentismo a un grupo de escritores que comienza su renovación estética respecto al movimiento anterior a partir de 1914 iconNovecentismo (Generación de 1914)

Se conoce como Novecentismo a un grupo de escritores que comienza su renovación estética respecto al movimiento anterior a partir de 1914 iconRecibe el nombre de Generación del 27 el grupo de escritores y de...

Se conoce como Novecentismo a un grupo de escritores que comienza su renovación estética respecto al movimiento anterior a partir de 1914 iconRecibe el nombre de Generación del 27 el grupo de escritores y de...

Se conoce como Novecentismo a un grupo de escritores que comienza su renovación estética respecto al movimiento anterior a partir de 1914 iconRecibe el nombre de Generación del 27 el grupo de escritores y de...

Se conoce como Novecentismo a un grupo de escritores que comienza su renovación estética respecto al movimiento anterior a partir de 1914 iconLa preocupación por el arte es visible en gran parte de los escritos...
«La voluntad de poder como arte», persigue la historia de la estética, con el fin de averiguar su origen y vicisitudes, qué era el...

Se conoce como Novecentismo a un grupo de escritores que comienza su renovación estética respecto al movimiento anterior a partir de 1914 iconRecibe el nombre de Generación del 27 el grupo de escritores, nacidos...

Se conoce como Novecentismo a un grupo de escritores que comienza su renovación estética respecto al movimiento anterior a partir de 1914 iconEs utilizado como medio para la creación artística, nace cuando un...

Se conoce como Novecentismo a un grupo de escritores que comienza su renovación estética respecto al movimiento anterior a partir de 1914 iconOs darks forman parte del movimiento oscuro o gótico, como también...

Se conoce como Novecentismo a un grupo de escritores que comienza su renovación estética respecto al movimiento anterior a partir de 1914 iconLa Generación del 14 o Novecentismo alcanzó su madurez hacia 1914,...






© 2015
contactos
l.exam-10.com