Cuando llegue a estas páginas el lector, probablemente será habiendo pasado por las






descargar 0.7 Mb.
títuloCuando llegue a estas páginas el lector, probablemente será habiendo pasado por las
página26/26
fecha de publicación23.09.2015
tamaño0.7 Mb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Literatura > Documentos
1   ...   18   19   20   21   22   23   24   25   26

criminales esfuerzos por aniquilarlos!

Aún reflexionó algunos instantes aquel criminal, hecho tan insolente por su fortuna:

se vistió en seguida de paisano, se ciñó al cuerpo un cinto de onzas, y salió.

A los dos días se embarcaba en San Sebastián para Inglaterra.

No se engañó en sus cálculos. La carta era del general. Éste, cuyo carácter era más

delicado que enérgico, instruido de todo por su antiguo asistente, avergonzado como

coronel del regimiento en que había servido aquel infame, horrorizado y humillado

como padre del que había admitido por yerno, quiso a toda costa evitar el público

escándalo de la aprehensión y condenación del criminal.

Cuando el tío Bernardo supo la fuga del reo, se arrepintió amargamente de haberle

puesto sobreaviso, aunque le había sido necesario acabar de convencerse de la identidad

de su persona.

-Se ha escapado ese perverso Juan Luis Navajas -dijo-. Pero... ¿adónde irá que a los

ojos de Dios se esconda? Y Dios consiente; pero no para siempre. Su hora ha de llegar;

que quien mal anda, mal acaba.

El tío Bernardo hablaba proféticamente; porque a poco se pudo leer en un periódico

de los Estados Unidos la relación del siguiente suceso:

«Las casas de juego siguen siendo cuevas de crímenes. En la pasada noche ha tenido

lugar en *** Street el más horroroso suceso. No ha mucho que llegó aquí un español

que se apellidaba D. Claudio Jaén. Sa carácter altanero, su humor irascible y su aire

provocativo le habían hecho odioso en los alojamientos en que había vivido. Pasaba sus

noches en las casas de juego, en las que ganaba con tan loca fortuna, que se susurraba

entre los demás jugadores que no jugaba limpio.

»Entre éstos, el más encarnizado contra él era un limeño de poco buenos

antecedentes, que aseguraba además haber conocido al referido sujeto en Lima, en

donde llevaba el nombre de D. Víctor Guerra. Supo todo esto al entrar anoche en la casa

de juego el llamado D. Claudio Jaén, y se puso en un estado de furia difícil de describir.

Al ver entrar poco después al limeño, se arrojó sobre él con furia, clavándole un puñal

en el pecho; mas no pudo llegar a su antagonista tan pronto que no hubiese éste sacado

una pistola, que descargó a quema-ropa sobre su agresor, exclamando:

-Señores, ya veis que castigo a un asesino.

»La muerte de D. Claudio Jaén fue instantánea; «el limeño vivió algunas horas, y

esta tarde ha dejado de existir.»

También pudo verse algún tiempo después en los periódicos españoles una carta de

un misionero, en que daba cuenta del martirio sufrido el Padre Gaspar Camas. Ambas

cosas supo el tío Bernardo por el general.

-Vaya -dijo-, cada cual ha muerto como ha vivido: el uno, como un santo mártir; el

otro, como un ladrón y asesino. ¡Dios premie al uno, y perdone al otro!

-Vaya, Bernardo, esa es una buena palabra, que me alegro verte aplicar a ese

hombre, que tanto has odiado y tanto has perseguido -le dijo el general.

-El campo-santo es un sagrado, señor! Delante de una sepultura no debe el cristiano

tener mas que oraciones! -repuso el tío Bernardo.

Fin.

ÍNDICE

Relaciones........................................................................................................................ 1

Primera parte ................................................................................................................ 1

Prólogo ..................................................................................................................... 1

Callar en vida y perdonar en muerte......................................................................... 6

No transige la conciencia........................................................................................ 24

La flor de las ruinas ................................................................................................ 46

Los dos amigos ....................................................................................................... 59

La hija del sol ......................................................................................................... 66

Segunda parte ............................................................................................................. 73

Prólogo ................................................................................................................... 73

Dos palabras al lector ............................................................................................. 78

Justa y Rufina ......................................................................................................... 78

Más largo es el tiempo que la fortuna .................................................................. 104
1   ...   18   19   20   21   22   23   24   25   26

similar:

Cuando llegue a estas páginas el lector, probablemente será habiendo pasado por las iconComo el año pasado a estas alturas, ando por Varsovia, trabajando...

Cuando llegue a estas páginas el lector, probablemente será habiendo pasado por las iconLas estructuras narrativas en fleming
«¡La muy zorra ha muerto!», dice Bond cuando llama por teléfono a la central de Londres, y con estas palabras da por concluida la...

Cuando llegue a estas páginas el lector, probablemente será habiendo pasado por las icon1. Si piensas que estás gorda, muy probablemente sea cierto. No preguntes. Me negaré a responder

Cuando llegue a estas páginas el lector, probablemente será habiendo pasado por las icon132 años han transcurrido desde que un día como el pasado sábado...

Cuando llegue a estas páginas el lector, probablemente será habiendo pasado por las iconHabiendo pasado el Imperio a manos de Arcadio y Honorio, nominalmente...

Cuando llegue a estas páginas el lector, probablemente será habiendo pasado por las iconQué tengo que revisar cuando llegue a casa

Cuando llegue a estas páginas el lector, probablemente será habiendo pasado por las iconDurante la semana que he pasado de descanso en las costas de Cádiz,...

Cuando llegue a estas páginas el lector, probablemente será habiendo pasado por las iconTe amo de ese modo especial que describo en estas páginas

Cuando llegue a estas páginas el lector, probablemente será habiendo pasado por las iconAcaso al amigo lector le gustará conocer la historia de este libro....

Cuando llegue a estas páginas el lector, probablemente será habiendo pasado por las iconDirección para tu vida. Es difícil de recomponer las mil piezas de...






© 2015
contactos
l.exam-10.com