Luis Florencio Chamizo Trigueros






descargar 395.48 Kb.
títuloLuis Florencio Chamizo Trigueros
página12/13
fecha de publicación19.09.2015
tamaño395.48 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Literatura > Documentos
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   13
(Breve pausa, durante la cual Frasco cuelga en un claro su chaquetilla y Andrea se sienta.)

FRASCO —»
ANDREA —»
FRASCO —»
ANDREA —»
FRASCO —»


ANDREA —»
FRASCO —»


ANDREA —»
FRASCO —»


ANDREA —»

FRASCO —»

ANDREA —»


FRASCO —»

ANDREA —»

FRASCO —»

ANDREA —»


FRASCO —»

ANDREA —»
FRASCO —»
ANDREA —»


FRASCO —»


ANDREA —»

FRASCO —»

ANDREA —»

FRASCO —»

ANDREA —»


FRASCO —»


 

Oye, Andrea:
quería que charlásemos un rato
d'una custión mu seria.
(Transición.)
¿Quiés que encienda el candil? Va oscureciendo.
Asín estamos bien. Di lo que quieras.
(Sentándose a su lado.)
Pos verás... Yo soy hombre
de mu pocas palabras. Las querencias
me gusta de rumiarlas poco a poco.
No me se va la juerza
por la boca, ni mucho menos...
(Pausa muy breve.)
Pero pa mí que ya es razón que sepas
que estoy enamorao.
¡Ah..., sí; de Mariquilla!
No, no es de ella,
Yo estoy enamorao
d'una mujer hermosa, juerte, recia;
una mujer de corazón de lumbre
capaz de odiar y de querer con juerza.
Y esa mujer asín..., pues figurártelo...
Esa mujer asín…, eres tú, Andrea.
(Sorprendida.) ¿Yo...?
Tú. Dende la hora
que plantastes los pies en estas tierras
quedé prendao de ti pa siempre.
¡Frasco!...
Y es tan firme, tan jonda es mi querencia,
que te pueo jurar que naide, naide,
ha llegao a quererte tan de veras.
¡Pero Frasco, si nunca
me demostraste na!
¡Si estabas ciega
por el otro... pa qué? Yo soy mu hombre
pa sufrir y callar cuando se tercia:
bien que lo saben tós.
Tiés que olvidarme,
yo no pueo quererte... ¡Me da pena
que haigas sufrió, Frasco!
Si he sufrió,
no consiento que tú me compadezcas;
tiés que odiarme o quererme,
(Transición.)
Oye: el día
en que tú me mandastes a la aldea
pa saber d'Agustín, pos aquel día
pude mejor que nunca darme cuenta
de este querer rabioso
que alborotó la sangre de mis venas.
Me juí diendo pa allá tó esmorecío
de dolor, de coraje y de vergüenza.
Era una maldición ca flor que vía;
un bofetón ca nío de oropéndola
que arrullando de amor se columpiaba
prendío d'un garrancho de charneca.
Tó era negro pa mí, como la noche
preñá por el rencor de la tormenta...
Y llegué. Y al decirme que había muerto,
barrunté la alegría de la bestia
que vé romperse el yugo
que al jierro del trebajo la sujeta.
Ya era tó diferente; el sol, las flores,
los pájaros, los cíelos y la tierra.
Ya era tó diferente... Tó reía
drento de mí con una risa nueva.
¡Y era en la muerte del mejor amigo
donde tomaban vida mis querencias…!
Pero un amor asín no para en barras.
Un queré de verdá, tó lo atropella.
Pués odiarme o quererme....
pero ¡por Cristo!, no me compadezcas.
¿Odiarte yo..., por qué? Si yo comprendo
que el amor tié que ser de esa manera.
Pos asín es el mío,
desbocao ante ti: tó lumbre y juerza.
¡Júy… qué hermosa qu'eres...!
¡Déjame que te mire y que te quiera!
(Rechazándole suavemente.)
No, Frasco, no. ¡Si yo no puedo
querer a naide ya! No te consientas.
¿Que tú no pués querer a naide ya…?
¿Por qué?
¿Pero no sabes… no sospechas…?
¿El qué?
(Sollozando.)
¡Dios mío…
otra desgracia más!
¡Mujer..., Andrea!
¿Qué te sucede, por qué lloras…
Es desgracia pa ti que yo te quiera?
Olvídame pa siempre.
Pon en otra mujer esa querencia
que fraguaste pa mí. La Mariquilla
te quiere de verdad; vaite con ella,
No, no; tiés que ser tú,
No hay más mujer que tú en el mundo, Andrea.
Yo no pueo... no pueo...
Yo soy mu desgraciá... ¡Si tú supieras!...
¿Pero el qué; dilo pronto,
no me atormentes..., qué desgracia es esa?
(Pausa. A media voz. Bajando la cabeza.)
El querer me cegó; manché la jonra
de nuestra casta, Frasco; no fui güena.
(Indignado.) ¿Pero aquel criminal te jizo suya?...
¿Tú d'Agustín…? No agaches la caeza;
dime que no, que no, que jué mentira,
que tú eres mu jonrá... ¿No me contestas...?
¡Júy,... qué dolor más jondo!...
¡Qué puñalá más traicionera!...
¡Y no poder jundirle mi navaja
en meta el corazón!... ¡Maldita sea...!

(Genoveva a la Veora pasan cuchicheando tras la ventana. Andrea las oye, alza la cabeza y dice a Frasco.)

ANDREA —»

FRASCO —»

 

Calla; tu madre viene, disimula,
(Se dirige a la chimenea e intenta encender el candil.)
(Aparte.) ¡Nos ha jundío a tos... Se burló d'ella!
¡Por algo me alegré que le mataran
sin notar escozor en la concencia!

ESCENA SEXTA

(Genoveva y la Veora se detienen in momento en la puerta del foro, conversando. Andrea intenta encender el candil. Frasco continúa rumiando su dolor. Traerá la Veora un envoltorio bajo el brazo.)

GENOVEVA —»

VEORA —»
GENOVEVA —»

VEORA —»
GENOVEVA —»
VEORA —»
GENOVEVA —»

ANDREA —»
FRASCO —»
GENOVEVA —»
VEORA —»
GENOVEVA —»
FRASCO —»
VEORA —»

GENOVEVA —»

ANDREA —»

GENOVEVA —»


FRASCO —»

La jice los cargos como me dijiste,
y cedió una miaja;
pero deseguía se plantó en sus trece,
¡Es bragá con alma!
Gracias a la historia que tú me enseñaste,
si no, no hay manera de poder salvarla.
¿Aquella del crimen de Tomás?
La mesma.
Esa es una historia que nunca me falla.
(Entrando.) ¡Jesús, qué tinieblas!
¿Onde estás metía?
(Desde la chimenea.) Aquí estoy.
¿Qué pasa?
 (Sorprendida.) ¡Eh!..., ¿tú aquí?
(Maliciosa.) ¡Diantre!
¿Y aquí qué jacéis a oscuras?
(Mal humorado.) De charla.
Mujer, ¡vaya un golpe!
¿Qué quedrás que hagan?...
(Aparte. Transición.)
¿Dónde pongo esto?
Ahí drento, en el arca.
(Mutis de la Veora por el lateral.)
(Acercándose a su tía con el candil en la mano, ya encendido)
Me dejó usté sola...,
llegó Frasco... y quise que me acompañara.
Está bien.
(A su hijo, con intención.) Pués dirte,
que ya tié compaña.
Güeno.

(Iniciando el mutis con lentitud, volviendo la cabeza receloso. Entra en escena la Veora por el lateral.)

VEORA —»

FRASCO —»
VEORA —»
FRASCO —»

(Que habrá ocultado en el arca su envoltorio.
Aparte a Frasco, que estará en la puerta del foro.)
Vé tranquilo. Yo no os vide juntos
a oscuras.
¿Qué dice?
Que yo… ni palabra.
(Indignado.) Pero usté, Veora, ¿qué s'ha figurao?

(Andrea, aparte con su tía habrá seguido mostrando por gestos y ademanes su resistencia. A Frasco, )

ANDREA —»


GENOVEVA —»


 FRASCO —»

GENOVEVA —»
VEORA —»

FRASCO —»
ANDREA —»
GENOVEVA —»

FRASCO —»

ANDREA —»


GENOVEVA —»

VEORA —»

Frasco, no te vayas.
Por lo que más quieras, escúchame, Frasco.
Quiero ya contarte tó lo que me pasa.
¡So repijotera!
¿Delante de un mozo vas a dar la cara
contando tú mesma tu deshonra?
¡Madre:
que está en nuestra casa,
y bajo este techo tó ha de estar sagrao!
¡Aquí, ni usté, madre, se atreva a insultarla!
¡Manchó nuestra jonra!
(A Genoveva.)
Tié razón tu hijo.
(A la Veora, enérgico.)
Usté, aquí, se calla.
(A su prima, con aplomo.)
¿Hay más entavía?...
Aún me quean juerzas pa escucharte; habla.
¡Es que…!
(Rápida.) ¿Quiés callarte?
(A su hijo.) Tú vaite a lo tuyo,
que naide te manda
meterte en asuntos de mujeres.
(Comprendiendo.) ¡Cómo!
¿Pero tú... Vusotras…?
¡Por la Vígen Santa;
piedad pa mi hijo.
Por caridad, Frasco; siquiera por lástima!
(A su hijo. Escandalizada.)
Ya ves... ¡Qué vergüenza!
(Aparte.) ¡Júy..., qué retunanta!

(Frasco viene sosteniendo una gran lucha interior, en un arranque de indignación, cogiendo a la Veora por un brazo y zarandeándola.)

FRASCO —»
VEORA —»

GENOVEVA —»
FRASCO —»

¡Pero osté quería jacer eso!
(Con naturalidad.) Hombre,
yo soy estrumento de tó el que me manda.
(Rápida.) ¡Pa salvar la jonra,..!
¿Y asín pretendían salvarla?...

(Pausa breve. Vacila un instante; pero dominado por el llanto de su prima, se acerca a ella y le dice muy enérgico:)

FRASCO —»

VEORA —»
ANDREA —»
GENOVEVA —»
FRASCO —»
ANDREA —»
 

No llores, Andrea.
Vivirá tu hijo. Te doy mi palabra.
(Aparte.) ¡Ya me las temía!
¡Gracias, Frasco, gracias!
(A su hijo.) Piensa lo que jases, que semos jonraos.
¡Los que son jonraos de verdad, no matan!
(Yendo otra vez al lado de su primo.)
¡Ay, que güeno eres!

(Frasco su prima. Genoveva y la Veora, en grupo aparte, comentan en voz baja le actitud de Frasco.)

FRASCO —»

GENOVEVA —»
VEORA —»
GENOVEVA —»
VEORA —»
GENOVEVA —»
VEORA —»
GENOVEVA —»

VEORA —»
GENOVEVA —»
 

¡Si yo no soy güeno;
si yo bien quisiera jacerle miajas
al hijo del hombre que t'ha deshonrao...
Pero es que no pueo... Las juerzas me fallan
porque es también tuyo; tié tu sangre...
Y a mí, pa quererle, con eso me basta!
Ya ves..., yo no soy.
Yo, no. Tú, tú mesma eres quien le salva.
(Sorprendida.) ¡Hijo...!
(Aparte a Genoveva.) ¡Le ha embrujao!
¡Hijo de mi alma!
¡Hechizos d'amores...!
¡Dañina, dañina... Si es mala, mu mala!
¡Hechizos d'amores... y en noche de brujas!
¡Sálvale, Veora, tú que eres tan sabia!
Sálvame a mi hijo.
¡Ya naide le salva!
Sí, yo he de salvarle...
Vaite tú con esa p'allá drento, anda.

(la Veora coge de un brazo a Andrea y se la lleva por el lateral.)

ESCENA SÉPTIMA

GENOVEVA —»

FRASCO —»

GENOVEVA —»
FRASCO —»
GENOVEVA —»


FRASCO —»

GENOVEVA —»
FRASCO —»
GENOVEVA —»

FRASCO —»


GENOVEVA —»
FRASCO —»
GENOVEVA —»
FRASCO —»

GENOVEVA —»

FRASCO —»

GENOVEVA —»


FRASCO —»
GENOVEVA —»
FRASCO —»

 

(Tirando de su hijo hacía el centro de la escena.)
¡Frasco... Frasco..., hijo; escucha!
Sí, madre; la quiero, la quiero.
Es mi vida.
¡Calla!
¡Que a un hombre de tu temple
l'haiga sorbió el seso
una perdía! ¡Vamos!,
que eso clama al cielo.
¡Madre!
¿Qué te propones?
¿Vas a tirar por tierra la jonra de los nuestros
tú también?
¿Qué me importa
la jonra, si la quiero
con un querer que vale
mucho más que tó eso!
Es mi destino, madre;
güena o mala, la quiero.
Te embrujó... ¡Si es bruja!
No diga osté eso.
¡Malhaya la hora
que aquí la trujieron!
(Aparte. Iniciando el mutis.)
Me voy por no oírla,
¡No nos entendemos!
(Yendo tras él y sujetándole por un brazo)
Pero vente a razón. ¿Y ese hijo...
que es del otro…? ¿Pa qué más tormento
si la quiés de verdad, que a ca instante
ese hijo te traiga el recuerdo
que tu jembra cayó en otros brazos,
que otro hombre gozó de sus besos,
logró sus caricias,
respiró su aliento…
¡Madre...! ¡Madre!
¿Lo ves?... ¡Ahí te duele!
No ajonde por drento,
que la sangre me nubla los ojos
y la voy a faltar al respeto…
¡Que naide en la vida
me recuerde aquello...
porque…
(Retrocediendo aterrada)
¡Frasco..., hijo!
Perdone osté..., madre. Me cegó el recuerdo...
Ya pasó.
¿Ves, hijo?
Te lo estoy diciendo...
Te embrujó; ¡si es bruja!
Me voy allá drento.
(Sujetándole.) Ven aquí. ¿Dónde vas, desdichao?
(Rechazándola.)
Déjeme osté, madre; la quiero..., ¡la quiero!
(Mutis.)

ESCENA OCTAVA

GENOVEVA —»
 

¡Víbora dañina, me embrujaste al hijo;
pero ya veremos
si logras que cargue con ese hijo tuyo!
Tengo que salvarle, no hay que perder tiempo.
¡Ah…, sí…, ya! ¡Qué idea!
¡Ya está tó resuelto!
¡Yo también soy madre!
Mi hijo, por lo menos,
si se casa con ella algún día,
sabrá agradecérmelo.

ESCENA NOVENA

ANDREA —»

FRASCO —»

ANDREA —»

FRASCO —»

ANDREA —»


FRASCO —»

ANDREA —»
FRASCO —»
 

(A Frasco, entrando por el lateral)
¡Quién pudiera jacerte dichoso
pa pagarte tó el bien que m'has hecho...!
¡Pero no podría…!
Olvídame, Frasco.
Vé que soy desgracia. No merezco
un querer tan grande
d'un hombre tan güeno...
La desgracia juchea el cariño;
cuanti más desgraciá, más te quiero.
Frasco, juye de mí. Por mi hijo
soy capaz de engañarte, y no quiero.
La jonra y la vida,
entre dambos a dos le daremos.
¡Calla..., calla, por Dios!... Hoy por hoy
no podría jurar que te quiero...
Acaso algún día...
¿Me quedrás?
Di que sí.
¡Ya veremos!
¡Me quedrás!... ¡Qué alegría más grande!
¡Júy, cómo te quiero!
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   13

similar:

Luis Florencio Chamizo Trigueros iconLiteratura en castellano. Gabriel y Galán y Luís Chamizo

Luis Florencio Chamizo Trigueros iconFlorencio sandiego

Luis Florencio Chamizo Trigueros iconDigitación : Ana María Arias Calderón Florencio Quesada Vanegas

Luis Florencio Chamizo Trigueros iconLuis de la Puente Uceda y la guerrilla del mir josé Luis Rénique

Luis Florencio Chamizo Trigueros iconFlorencio Sevilla Arroyo Begoña Rodríguez Rodríguez

Luis Florencio Chamizo Trigueros iconIi certamen de poesía poesía joven “florencio quintero”

Luis Florencio Chamizo Trigueros iconLuis sampedro

Luis Florencio Chamizo Trigueros iconLuis sampedro

Luis Florencio Chamizo Trigueros iconDirección: luis ramírez

Luis Florencio Chamizo Trigueros iconJorge Luis Borges






© 2015
contactos
l.exam-10.com