La literatura del siglo XVII. La poesía






descargar 139.02 Kb.
títuloLa literatura del siglo XVII. La poesía
página2/6
fecha de publicación18.09.2015
tamaño139.02 Kb.
tipoLiteratura
l.exam-10.com > Literatura > Literatura
1   2   3   4   5   6

Lope de Vega


Aparte de destacado prosista y gran dramaturgo, Lope de Vega es un excelente poeta. Su poesía es muy variada, y además de la de tipo dramático, contenida en sus numerosísimas comedias, es muy celebrada tanto su poesía lírica como su poesía épica. En este último género compuso dos textos inspirados en la épica italiana del Renacimiento: La hermosura de Angélica (1602), que parte del Orlando furioso de Ariosto, y Jerusalén conquistada (1609), imitación de la Jerusalén libertada de Tasso. De carácter épico son también La Dragontea (1588), sobre el pirata inglés Drake, y El Isidro (1599), sobre el patrón de Madrid, con el que inaugura una nueva clase de poema hagiográfico, lejos del tono heroico: se ocupa de la santidad de lo cotidiano y humilde. Como autor lírico recogió sus composiciones en Rimas (1602), Rimas sacras (1614) y Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos (1634). En estos libros Lope nos muestra sus diversas facetas líricas: el poeta vitalista, el petrarquista, el imitador de Góngora, el poeta filosófico, el religioso. Es especialmente importante su capacidad para verter literariamente sus experiencias cotidianas, para poetizar la circunstancia, preludiando con ello el espíritu del escritor moderno.

Lope se valió de todos los metros, pero destacó particular­mente en el uso del romance y del soneto. Sus romances fue­ron famosísimos y se recogieron ya, incluso de forma anóni­ma, desde la primera edición del Romancero general en 1600. Es, desde luego, uno de los representantes más conspicuos del llamado Romancero nuevo o artístico. Fue también un fecundí­simo escritor de sonetos, de los que compuso bastante más de un millar. Doscientos de ellos aparecieron en sus Rimas de 1602, muchos rescatados de sus propias comedias. Estas Rimas parten de la tradición petrarquista, pero la trascienden por la fuerza vital y emocional que transmiten.

Además de otras composiciones, cien sonetos son también el núcleo de sus Rimas sacras. Este libro muestra la vertiente re­ligiosa de Lope y algunos de sus poemas revelan una profunda espiritualidad, que contrasta con el carácter netamente profano de muchas otras obras suyas. Las Rimas sacras no son una mera recolección de poemas, sino que su disposición estructural está cuidadosamente pensada a partir de la idea clásica de variedad, muy adecuada para la finalidad didáctica de los escritos devotos y morales, según el doble objetivo de enseñar y agradar. Así, el li­bro es variado tanto estróficamente (sonetos, canciones, roman­ces...), como temática y compositivamente. Esta variedad com­positiva se refleja también en la estructura interna de los textos, que se ajusta a modelos bien de las artes plásticas o de la litur­gia (retablo, cuadro, vía-crucis, imaginería de Pasión), bien de la retórica de tipo religioso (confesión, oración, sermón, vidas de santos, cuentos devotos...) o de carácter profano (cancioneros petrarquistas, cartas en verso, lamentos fúnebres).

Las Rimas de Burguillos y otras composiciones líricas, como la Égloga a Amarilis y la Égloga a Claudio, deben interpretarse, junto a otras obras del final de la vida de Lope, como producto de una época de melancolía y decepción, que se transforma en ocasiones en ironía o burla. Son todas estas obras muy intere­santes porque nos descubren facetas insospechadas del siem­pre proteico Lope, que, acuciado por la necesidad y las desgra­cias y sintiendo cerca la muerte, encuentra nuevos registros poéticos en los que verter su ácido desengaño. Debe notarse además que en las Rimas de Burguillos Lope de Vega se desdo­bla en un personaje, Tomé de Burguillos, ficticio creador de los textos, peculiar individuo, irónico y enamorado, que parece en ocasiones cobrar voz propia.

Este poeta apócrifo tenía, desde luego, numerosos preceden­tes en la poesía de Lope de Vega, desde siempre aficionado al disfraz: ya en los tempranos romances moriscos utilizaba nom­bres supuestos como Belardo, Zaide, etc. Las Rimas de Burguillos constituyen, en fin, una parodia burlesca de los tópicos petrar­quistas, así como también una parodia chusca de la épica heroi­ca y de la misma comedia lopesca en el gracioso y original poe­ma La gatomaquia del licenciado Tomé de Burguillos.

A pesar del tono antigongorino de Burguillos, Lope siempre mantuvo la admiración por el virtuosismo culterano. Por eso en su obra conviven los más variados estilos. Aunque su poética par­te del principio de la claridad expresiva-ridiculizada por el propio Góngora en famoso endecasílabo: con razón Vega, por lo siempre llano-, no renuncia en absoluto ni al juego conceptual ni al ador­no formal. De ahí la presencia en sus poemas de paradojas, jue­gos de palabras, correlaciones, antítesis, sutilezas conceptuales, etc. Sin embargo, son, al tiempo, justamente famosas sus com­posiciones líricas del más puro sabor popular (letrillas, canciones, villancicos, romances...), en las que imita los procedimientos típi­cos de la poesía tradicional: metros cortos, paralelismos, repeti­ciones, estribillos, adjetivación colorista, sencillez léxica, etcétera.
1   2   3   4   5   6

similar:

La literatura del siglo XVII. La poesía iconLiteratura. Tema la literatura del siglo XVII. El barroco. Prosa y poesíA

La literatura del siglo XVII. La poesía iconPoesía española del siglo XVII

La literatura del siglo XVII. La poesía iconLiteratura del siglo XVII y XIX, filosofía, ética, Romanticismo, Psicología

La literatura del siglo XVII. La poesía iconPoesía española del siglo XVII
«Parióme adrede mi madre, ¡ojalá no me pariera!, aunque estaba cuando me hizo de gorja Naturaleza.»Dos maravedís de luna

La literatura del siglo XVII. La poesía iconEl barroco. La prosa del siglo XVII la prosa del siglo XVII: Cervantes

La literatura del siglo XVII. La poesía icon1. El término «Barroco». El nombre b aplicado a la concepción artística...
«peñasco»; asimismo, aunque el estilo arquitectónico a que se hace referencia nace en la Italia del s. XVII, este nombre no se documenta...

La literatura del siglo XVII. La poesía iconLa literatura en el siglo XVII: el barroco

La literatura del siglo XVII. La poesía iconLiteratura barroca (Siglo XVII)

La literatura del siglo XVII. La poesía iconLiteratura española en el siglo XVII: el barroco

La literatura del siglo XVII. La poesía iconLiteratura española en el siglo XVII: el barroco






© 2015
contactos
l.exam-10.com