Es muy difícil distinguir entre Novecentismo y Vanguardias ya que muchos de los rasgos definitorios son comunes para ambos movimientos. Incluso dentro de la






descargar 89.36 Kb.
títuloEs muy difícil distinguir entre Novecentismo y Vanguardias ya que muchos de los rasgos definitorios son comunes para ambos movimientos. Incluso dentro de la
fecha de publicación09.09.2015
tamaño89.36 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Literatura > Documentos
LITERATURAS DE VANGUARDIA.- (RESUMIR Y ESQUEMA)
Es muy difícil distinguir entre Novecentismo y Vanguardias ya que muchos de los rasgos definitorios son comunes para ambos movimientos. Incluso dentro de la obra completa de algunos autores podemos encontrar libros de tono novecentista junto a otros de espíritu claramente vanguardista. En realidad no debemos considerar con independencia el Novecentismo y las Vanguardias, sino que ambos forman un gran movimiento artístico que en el período de entreguerras tiene como finalidad la reacción contra la literatura, el arte y el mundo anterior, es decir, contra el Modernismo. La diferencia que existe entre Vanguardias y Novecentismo se deberá entender como una diferencia cuantitativa, esto es, la reacción vanguardista es mucho más radical, mucho más violenta que la del Novecentismo.
En el primer tercio del siglo XX, denominado la Edad de Plata, se producen obras literarias de extraordinaria calidad. En especial, la literatura de entreguerras (período comprendido entre el fin de la Primera Guerra Mundial —1919— y el comienzo de la Segunda —1939—) ofrece un rico panorama de tendencias diversas.

En la segunda década del siglo, coincidiendo con manifestaciones literarias del simbolismo (Juan Ramón Jiménez, Antonio Machado) surgieron los movimientos de la vanguardia hispánica, el ultraísmo y el creacionismo (1918-1924), en consonancia con la renovación de la lírica que se producía en Europa, presididos por la labor de Ramón Gómez de la Serna.

A mediados de los años veinte, empezaron a destacar los poetas, algunos procedentes de las vanguardias literarias, que integraron la denominada generación o grupo del 27 (1925-1936).

.
1. Concepto de Vanguardia.-
En las primeras décadas del siglo XX se desarrollaron movimientos artísticos conocidos como vanguardias. El nombre de Literaturas de Vanguardia fue acuñado durante la Primera Guerra Mundial (pertenece al léxico militar, término francés avant-garde) (1914-1918) para designar a una serie de inquietudes artísticas que se sitúan en la “avanzadilla” cultural del momento, destacaba el carácter innovador, rebelde y provocador de las nuevas tendencias. El Vanguardismo significó uno de los momentos de mayor unidad entre los artistas europeos que se proyectaron hacia la construcción de un nuevo tipo humano, de una nueva cultura y, por tanto, de una nueva sociedad. Los vanguardistas reaccionaron contra los valores, las producciones estéticas y la tradición literaria de la burguesía de la época, designa un arte antitradicional y antiburgués (dirige su protestas contra la clase social dominante y sus valores) que rechaza estilos y procedimientos de las creaciones artísticas precedentes. Supone una ruptura con la tradición heredada, se opone al canon artístico y literario establecido, a las normas y valores estéticos imperantes. Las vanguardias amplían el ámbito de lo artístico, introduciendo nuevos elementos, temas y motivos que estaban excluidos. Las vanguardias proclaman, en definitiva, la renovación radical de las artes, y también de las circunstancias sociales y políticas existentes.
El Vanguardismo no fue un movimiento unitario, sino que estuvo formado por enorme número de movimientos, cada uno de ellos con peculiaridades, intenciones y técnicas propias. Estos movimientos son grupos homogéneos, formados por artistas jóvenes que pertenecen a una misma generación, de entre 18 y 30 años y que por su visión del mundo y por sus sentimientos se enfrentan a la generación anterior, a la que rechaza. Por otro lado, lo que tuvieron en común fue el deseo de crear un arte radicalmente nuevo y que rompiese definitivamente con el Realismo. Nosotros nos vamos a centrar solamente en algunos de estos movimientos, algunos serán de alcance internacional, mientras que otros fueron específicos del arte español. En el siguiente esquema puedes verlos organizados:



Aunque hemos dicho que las Vanguardias no fueron unitarias, sí es cierto que podemos aislar algunas

2. Características generales de la vanguardias:


  1. Tendencia a la formación de grupos, a la declaración de sus principios en manifiestos y a la publicación de sus obras en revistas literarias.

  2. Internacionalismo. Frente al nacionalismo de la literatura anterior, preocupada por la problemática social de los países concretos, los artistas de vanguardia se consideraron ciudadanos del mundo -del mundo del arte, se entiende- y preocupados por cuestiones universales más que particulares.

  3. Antitradicionalismo. Oposición a la tradición artística y cultural anterior y afán de realizar un cambio total. Desprecian todo lo heredado de períodos anteriores, tanto en lo referente a temas como a formas de expresión. Se levantan contra lo anterior, incluso contra el movimiento de vanguardia que les antecedió. De esta postura derivan algunos otros caracteres:

    1. Renuncian por principio a toda ilusión de realidad (base del arte anterior). Rechazo de la imitación de la realidad, la verosimilitud (antirrealismo) y proscripción, por tanto, de lo narrativo. Intentarán expresar su visión de la vida mediante la deliberada deformación de los objetos naturales. Su relación con la Naturaleza no se basará en la imitación, sino en la “violación” de la misma. La obra artística debía crear una nueva realidad, que tuviera valor por sí misma y no por semejanza.

    2. Son movimientos de choque que no aspiran a permanecer mucho tiempo, sino al continuo cambio.

    3. Buscan la originalidad, la individualidad, la diferencia, la novedad y la experimentación estética. Abren caminos nuevos, de ahí el término “vanguardia”.




  1. Es un arte intelectual que suele despreciar las emociones. Esto provoca que sea también un arte minoritario dirigido solamente a aquellos capaces de comprenderlo.

  2. Rechazo del sentimentalismo y la subjetividad en favor del vitalismo y el juego. El afán lúdico, el rechazo de la lógica, la expresión de la interioridad por medio de los sueños y lo inconsciente llevaron a los poetas vanguardistas a las asociaciones arbitrarias, irracionales.




  1. Es un arte fiel a su época y por eso refleja el espíritu de su tiempo: las máquinas, el progreso, la técnica, las diversiones, el deporte, el humor, pero también refleja los aspectos más negativos de la sociedad moderna.

  2. Es un arte fundamentalmente feo, el primero en acentuar de forma general lo grotesco de nuestra cultura occidental.

  3. Es un arte deshumanizado, desprovisto de sentimientos y pasiones humanas. El arte se reduce en muchas ocasiones a simple juego formal.

  4. Busca la espontaneidad, frente al trabajo previo y minucioso.

  5. Su tema principal será la contradicción. Este hecho explica que algunos movimientos, por ejemplo, exalten los valores positivos del mundo moderno (Futurismo), mientras que otros se centren en los aspectos negativos (Expresionismo o Surrealismo).

  6. Voluntad de renovación y experimentación poética, que se expresa en los siguientes rasgos: preferencia por las metáforas y las imágenes (asociaciones entre términos sin relación con lo real) que se acumulan en un poema; ausencia de rima, de enlaces sintácticos y de signos de puntuación; disposición tipográfica especial del poema en la página, en la búsqueda de efectos visuales y plásticos; creación abundante de neologismos. (Irracionalismo verbal)

El arte de Vanguardia se valdrá de dos herramientas principales:

      1. El humor, porque es útil para desmitificar y desdramatizar.

      2. La metáfora en la que los términos que se comparan tengan poca relación.

12. Libertad absoluta del artista. Libertad llevada hasta el extremo, por ejemplo, de romper con la lógica o con los

idiomas conocidos.

En cuanto a los valores principales, destaca el entusiasmo por el mundo moderno y la exaltación de la ciudad*. A los artistas les fascinan los inventos de la sociedad moderna, las máquinas: el automóvil, el teléfono, el telégrafo, la cámara fotográfica, los tranvías, los aviones. El cine —uno de los grandes inventos del siglo— influirá en la obra de vanguardistas y del grupo del 27. Las vanguardias muestran también predilección por los juegos, los deportes y las nuevas diversiones: el tenis, el rugby, la natación, el fútbol, el cabaret, el jazz y el music-hall.

[*La ciudad moderna ofrece novedades arquitectónicas, en especial, el rascacielos y los ascensores; también las luces, las estaciones, las muchedumbres que se mueven a un ritmo frenético, las fábricas, los puentes. Madrid y Barcelona se convierten en ciudades cosmopolitas, se crean grandes hoteles. Esta fascinación inicial presentará posteriormente los aspectos negativos del desarrollo del capitalismo, como en la película Metrópolis (1927), de Fritz Lang.]

3. Etapas: Las vanguardias comienzan en torno a 1905-10 y finalizan con la Segunda Guerra Mundial.
1908 – 1918: Primeras manifestaciones (Futurismo, Ramón Gómez de la Serna)

1918 – 1925: Ultraísmo y Creacionismo: La literatura como juego. Deshumanización.

1925 – 1930: Surrealismo. Rehumanización

1930 – 1936: vanguardia política. Humanización (Compromiso).

4. LAS VANGUARDIAS EN EUROPA.-
4.1. FUTURISMO.-
El Futurismo fue el primer movimiento de vanguardia. Comenzó en Italia, en 1909 se publicó el Manifiesto futurista, tendencia dirigida por Filippo T. Marinetti. El futurismo se declara antirromántico, militarista, patriótico, y rechaza la influencia de la herencia del pasado. Admira el riesgo, la rebeldía, la violencia, la agresividad artística, la velocidad (un automóvil rugiente […] es más hermoso que la Victoria de Samotracia, proclama Marinetti), la belleza de los nuevos avances de la modernidad: las ciudades, las máquinas, la industria. A partir de ese año, este artista publicará una serie de Manifiestos (declaraciones teóricas y normativas de lo que debía ser el movimiento y las obras futuristas) que definen el movimiento. Podemos destacar los siguientes rasgos:
a. Temas: la velocidad, el riesgo, el peligro, lo moderno, las máquinas, la técnica, la violencia, los deportes, la guerra, el militarismo, las fábricas, etc.

b. Reformas literarias:

-Destrucción absoluta de la sintaxis.

-Sustitución de los signos de puntuación por signos matemáticos y musicales.

-Supresión del YO.

-Primacía de la imaginación sin ataduras de ningún tipo.

-Alteración y juego con la tipografía.

c. Espíritu:

-Odio a la inteligencia a favor de la intuición.

-Ruptura con todo lo pasado.

-Espíritu iconoclasta. Ruptura con las convenciones culturales.

-Optimismo, dinamismo y vitalidad.

4.2 CUBISMO.-
El Cubismo (pintura) surgió hacia el año 1907 con pintores como Picasso (Las señoritas de Avignon) o George Braque que se vieron impresionados por el arte africano y polinésico, pero también por la pintura románica medieval. Se distingue por su abstracción, la representación simultánea de diferentes aspectos de objetos y figuras y rompe con la noción tradicional de perspectiva, yuxtapone/superpone planos y puntos de vista y representa las figuras de los objetos representados con formas geométricas. El Cubismo literario apareció algunos años después y su máximo representante ha sido Guillaume Apollinaire, que en sus obras Alcools (1913) y Caligramas (1918) incorporó la superposición de imágenes, sin desarrollo argumental, la técnica del collage y la creación de poemas que conforman un dibujo [caligrama] (el lenguaje y las imágenes no siempre coinciden en el contenido expresado).
Algunos rasgos definitorios serán:
a. Descomponer la realidad. Observación de la realidad desde diferentes perspectivas. Superposición de los planos.

b. Integración de las (diferentes) artes. Esto explicará el género literario del caligrama (pintura + literatura) o el

pictórico del collage (pintura + escultura + literatura).

c. Intentan crear obras de arte que tengan vida propia, independientemente de su parecido con la realidad.

d. Eliminación de lo anecdótico y descriptivo.

e. Fragmentarismo. El poema se suele convertir en una sucesión de emociones, ideas, anotaciones, etc.

f. Espontaneidad. Niegan la elaboración formal posterior de la obra de arte. Buscan lo ilógico, huyendo del intelectualismo.

g. Los temas que tratan será los propios del mundo en que viven, en sus aspectos positivos y negativos. El poeta se ocupará de todo aquello que hiera su sensibilidad.

4.3 DADAÍSMO.-
Este movimiento encabezado por Tristan Tzara surgió en Suiza en 1916, durante la I Guerra Mundial (el nombre del movimiento proviene de una palabra extraída al azar de un diccionario). Su primer manifiesto, en 1918, expone su carácter experimental, provocador y su nihilismo: negación total del arte y la cultura anterior, abolición de la lógica y de la memoria. Reivindican la libertad, la espontaneidad, el azar, la independencia, el humor, la irracionalidad y el absurdo como principios constitutivos de la creación artística.
Los rasgos que pueden definirlo son:

a. Espíritu:

-Deseo de independencia del artista respecto a la sociedad.

-Libertad absoluta del arte.

-Hacer “tabla rasa” con todo lo existente. Empezar desde cero, desde la invención del idioma. Se rebela contra la tradición y los valores imperantes en el momento.

b. Temas:

-Crear una palabra expresiva que fuera válida por sí misma, por su sonido, y no por su contenido, ni por su

relación con la realidad.

-Burla del espectáculo y del mundo del arte. Burla de todo lo aceptado socialmente.

c. Reformas literarias:

-Abolición de la lógica.

-Descubrimiento del absurdo como medio de expresión literaria.

-Valoración del humor.

-Exaltación de las contradicciones.
4.4 EL SURREALISMO
El surrealismo propuso una nueva manera de concebir el mundo y constituyó una verdadera revolución espiritual. El Surrealismo como movimiento artístico nació en Francia en torno a 1920. Es el resultado final de los movimientos de vanguardia de los años 20 y 30, y afecta al arte, en general, y a las ideologías.
En el Primer manifiesto surrealista (1924) André Breton, jefe espiritual, expuso los principios de la tendencia: incorporar a la creación el funcionamiento real del pensamiento, el mundo del subconsciente, que se expresa en los sueños, mediante la escritura automática, es decir, lograr que aflore el mundo interior sin la intervención reguladora de la razón, ajeno a toda preocupación estética y moral. El surrealismo se basó en principio en las obras de Freud, creador del psicoanálisis, por sus investigaciones sobre el inconsciente.

Los creadores más relevantes del primer momento son Louis Aragon, Paul Éluard, Robert Desnos, Philippe Soupault, un importante grupo de artistas que residieron en París y que durante algún tiempo siguieron fielmente los dictados de la teoría surrealista. Posteriormente los surrealistas, para quienes la libertad es el bien supremo, manifiestan, influidos por el marxismo, su preocupación política por la liberación social del ser humano.
El Surrealismo no pretendió ser solamente una opción artística, sino que quiso ser un movimiento que promoviera la revolución integral, la liberación total del hombre. Pretendió transformar la vida. Esa liberación total que buscan los surrealistas se centra fundamentalmente en dos áreas de la personalidad y de la vida:


  1. Por un lado buscan liberar al ser humano de sus propias represiones. En este aspecto entroncan con la teoría del psicoanálisis de Freud (recordad: la búsqueda del placer, el choque con las normas y la consciencia, la frustración).




  1. Pero también pretendieron una liberación de la represión que sobre el hombre ejerce la sociedad burguesa y sus modelos de estado. En este aspecto, el Surrealismo se relacionará con el Marxismo (recordamos otra vez el primer tema de literatura).


Para conseguir esa finalidad de liberar al ser humano de las represiones personales y sociales, los surrealistas se valieron de una serie de técnicas concretas, todas ellas buscando la libertad de creación olvidando la razón:
a. Escritura automática (Los surrealistas españoles no practican esta técnica)

b. Ensambladura fortuita de palabras. Cadáver exquisito

c. Reseña de sueños.

d. Liberación del lenguaje mediante:
-Metáforas en las que se asocian términos que no tienen relación aparente.

-Ilogismo (sin lógica). (En España tampoco les atrae la irracionalidad pura).

-Absurdo.

-Connotaciones.
Con todo esto, los surrealistas buscaron llamar la atención no de la razón del lector, sino de su inconsciente, estableciendo una conexión entre el subconsciente del emisor y el del receptor. Pretendieron provocar acciones, no ser entendidos.

Con lo visto anteriormente nos debemos dar cuenta de que el Surrealismo es un movimiento que rehumaniza el arte deshumanizado de las Vanguardias. Es el último movimiento de Vanguardia y aquel que acaba con la Vanguardia, porque supone la llegada de nuevo de temas como la preocupación existencial, religiosa o social.

La influencia del surrealismo se extendió a las artes plásticas y al cine, y se expandió por Europa y por Hispanoamérica.
5. LAS VANGUARDIAS EN ESPAÑA
En el surgimiento y evolución de las vanguardias hay que tener en cuenta rasgos culturales de la época, como la europeización y las iniciativas culturales liberales, y el papel fundamental de algunos escritores.

Los poetas españoles viajaron, sobre todo a París, y entraron en contacto con los nuevos artistas europeos de las diferentes vanguardias, de quienes recibieron fuertes influencias. Además, en Barcelona (1912) y en Madrid (1915) se realizaron exposiciones de pintores cubistas, y se publicaron poemas de autores franceses.

Una figura fundamental para las vanguardias en España fue Ramón Gómez de la Serna, quien en 1909 publica en la revista Prometeo, que él dirigía, el Manifiesto futurista; y en 1910, la Proclama futurista a los españoles, escrita por Marinetti para dicha publicación. De 1909 es también su discurso El concepto de la nueva literatura, considerado por algunos el primer manifiesto del vanguardismo español.

En 1918, llegó a Madrid procedente de París el poeta chileno Vicente Huidobro. Su presencia fue muy importante por la influencia que tuvo sobre los ultraístas y, sobre todo, porque fue el fundador del creacionismo.
La evolución del Vanguardismo español puede dividirse en cuatro etapas:
>1908-1918: Primeras manifestaciones del Vanguardismo. Destacará la figura de Ramón Gómez de la Serna.
>1918-1925: Período de plenitud de la Vanguardia. Nace el Ultraísmo con figuras como Cansinos Assens o Guillermo de Torre y el Creacionismo, con Vicente Huidobro y Gerardo Diego.
>1925-1930: La gran tendencia artística es el Surrealismo, que supone una vuelta a las preocupaciones humanas y, por tanto, el principio del fin de la Vanguardia.
>1930-1936: Los movimientos de Va nguardia van desapareciendo ante el peso de las urgencias históricas y sociales. La literatura se politiza, se llena de contenidos sociales, de denuncia, y eso no tiene cabida en la Vanguardia. El arte ya no se quiere minoritario, sino dirigido a la “inmensa mayoría” y con un claro espíritu utilitario.
>Después de la Guerra Civil, todavía aparecerán algunos autores que recuperarán algunos de los principios de la Vanguardia: Carlos Edmundo de Ory y Gloria Fuertes con el Postismo o Miguel Ángel Labordeta con un nuevo Surrealismo.
Casi toda la poesía vanguardista de la época se publica en revistas literarias: Grecia, Ultra, Alfar.
VISITA ESTOS ENLACES: http://www.testeando.es/test.asp?idA=30&idT=tbwxtguk

http://thales.cica.es/rd/Recursos/rd99/ed99-0055-01/ed99-0055-01.html

5.1 RAMÓN GÓMEZ DE LA SERNA (1888-1963)
Este autor no puede incluirse dentro de ningún movimiento, sino que tomará rasgos del Cubismo, Futurismo, Dadaísmo y Surrealismo.
El pensamiento artístico de Ramón parte de la idea de que el mundo es un absurdo, un circo ridículo que sólo puede describirse en términos de humor, en muchas ocasiones con un toque de amargura: “mi obra está, desde luego, al margen del honor y de la moral burguesa”, dijo en 1923.
Nació en Madrid en el seno de una familia adinerada. Cursó la carrera de Derecho, que nunca ejerció ya que se dedicó intensamente a la literatura. Realizó diversos viajes por Europa y en 1931 viajó por primera vez a Buenos Aires. Al comienzo de la Guerra Civil se marchó a Argentina, donde vivió el resto de su vida.
Su papel de promotor y guía de las vanguardias fue reconocido por muchos poetas. A partir de 1915 desarrolló esta labor desde la tertulia que organizaba en el Café Pombo y de su revista Prometeo. Participó en numerosas reuniones y homenajes y organizó en Madrid la primera exposición de pintores cubistas. Compartió con las vanguardias españolas el gusto por las metáforas e imágenes, el humor y el juego.

Su estética particular se manifiesta en sus Greguerías (1914, primera edición); el mismo escritor definió este género nuevo como metáfora más humor. Generalmente breves y concisas, las greguerías ofrecen una visión insólita de los objetos y la vida cotidiana mediante asociaciones sorprendentes.
Las greguerías se basan en comparaciones (El Coliseo en ruinas es como una taza rota del desayuno de los siglos); metáforas e imágenes (El arco iris es la bufanda del cielo; El agua se suelta el pelo en las cascadas); paronomasias y aliteraciones (Un tumulto es un bulto que le sale a las multitudes); parodias de frases hechas (Nunca es tarde si la sopa es buena); falsas etimologías (El panegírico parece alimenticio pero no lo es); juegos de palabras (En la vida se pierden hasta los imperdibles), y metonimias (Las moscas son los únicos animales que leen los periódicos).
Veamos algunos caracteres que definen el RAMONISMO (término que se inventó para identificar a su propio movimiento):

A. Comparte con los movimientos de Vanguardia la antipatía por la interpretación tradicional de la realidad. Por tanto, en su obra adivinamos constantemente el deseo de romper con el arte anterior.
B. Su literatura pretende preocuparse de la realidad observada desde puntos de vista no habituales. De esa forma provocará la sorpresa en el lector.

C. Elimina de sus obras el sentimentalismo. Las herramientas para conseguirlo serán el humor y la exaltación de los aspectos más divertidos de la vida.
D. Entre las aportaciones más curiosas de Ramón está la creación de un género literario nuevo al que denominó greguería y que definió con una igualdad matemática:
Greguería = Humor + Metáfora
Ricardo Senabre ha clasificado las numerosas greguerías de Ramón Gómez de la Serna en cuatro grupos:
1- Basadas en una falsa etimología: “Bisabuelo parece querer decir una pareja de abuelos”.

2- Basadas en una paranomasia: “Cuando contamos por lustros nuestra edad es que queremos dar lustre a nuestros

años".

3- Basadas en la parodia de frases hechas: “¿De cuerpo presente? No. De cuerpo pretérito pasado”.

4- Basadas en una dilogía: “El defecto de las enciclopedias es que padecen apendicitis”.
ACTIVIDADES: Reconoce y explica los recursos retóricos que aparecen en estas greguerías:
a) Los auriculares son las gafas ahumadas de los oídos

b) Panacea es la cesta del pan.

c) Lloraba de frío la noche.

d) Los recuerdos encogen como las camisetas.

e) Aquella mujer me miró como a un taxi desocupado.

f) ¿Dónde está el busto del arbusto?

g) Vinos «gran reserva» quiere decir que no dirán a nadie cómo han sido mixtificados.

h) Consejo superfilosófico: «Hazte una fotografía y si sales es que existes».

i) Se embriaga todos los días y nunca ha ido a la comisaría. ¿Quién es? El bizcocho borracho.
MÁS:

Templar el agua del baño es como preparar un buen té.

El que bebe en taza, hay un momento en que sufre eclipse de taza.

El que pide un vaso de agua en las visitas es un conferenciante fracasado.

Algo se juega uno al echar los dados de hielo en el vaso.

Burbujas: momento en que el agua entrega su alma a Dios.

El baño, al desaguarse, protesta de lo sucedido.

Las lágrimas que se vierten en las despedidas de barco son más saladas que las otras.

Las lágrimas desinfectan el dolor.

La lluvia es triste porque nos recuerda cuando fuimos peces.

Los lagos son los charcos que quedaron del Diluvio.

El granizo arroja su arroz festejando la boda del estío.

Las olas esculpen en las rocas calaveras de gigantes.

El hielo se derrite porque llora de frío.

El agua no tiene memoria: por eso es tan limpia.

El agua se suelta el pelo en las cascadas.

Donde es más feliz el agua es en los cangilones de la noria.
5.2 ULTRAÍSMO.-
Aparece en España en la década de los veinte, como reacción al Modernismo, a la influencia de R. Darío y a la poesía más próxima que consideran decadente. Es un reflejo en nuestro país del Futurismo y del Dadaísmo, pero también de la labor vanguardista de Ramón Gómez de la Serna. Su intención es ir más állaUltra”. Manifiesto ultraísta.

Las características que lo definen son:



  1. Ruptura de la disposición tipográfica tradicional. Elementos formales propios de las vanguardias (disposiciones gráficas con intención visual, de origen caligramático, con ausencia de puntuación (sustitución de los signos de puntuación por signos matemáticos)). Con todo ello indica su anarquía y su no sujeción a las reglas (destructivismo anarquista y ruptura de la lógica todo ello propio del Dadaísmo).

  2. Utilización de la Imagen poética visionaria, insólita, irracional y original con la que muestra su capacidad creadora (influencia del creacionismo). Antecedentes en la poesía Barroca (herencia de ésta es la adjetivación, el gusto por los neologismos y las hipérboles), y en la greguería.

Renovación de la metáfora: La metáfora debe relacionar elementos nunca relacionados en la realidad.

- El poema debe ser una sucesión de metáforas.

- Se debe eliminar de la metáfora todo lo sentimental, personal o anecdótico.


  1. Se busca una relación sugerente entre lo formal, lo plástico y lo auditivo (Integración de las artes) con lo lingüístico, y que sea sorprendente, con cierto tono jovial y caricaturesco, tiene aire de juego e intrascendencia. Busca la sorpresa. Esto desaparece en el creacionismo que tiene un tono más serio y comprometido.

  2. Se suprime la anécdota, lo narrativo, lo argumental y lo sentimental, se buscan percepciones fragmentarias y sensaciones más que un discurso lógico. Se pretende expresar la idea con imágenes, el ritmo del poema se logra con recursos diferentes (caligramáticos, imágenes,verso libre, léxico, recursos de repetición, etc.).

  3. Se introducen nuevos temas del mundo moderno (la ciudad, la exaltación de la maquinaria o “maquinismo” y del mundo moderno, la técnica y las ciencias con su lenguaje tecnicista –típico del Futurismo–).

  4. Incorporación de léxico novedoso y moderno.



Autores: Xavier Bóveda (El tranvía, Un automóvil pasa), R. Lasso de la Vega (Aviones), Eliodoro Puche (Cruza un Aeroplano), Pedro Raida (En el seno de los modernos atletas del canto, Pararrayo), Guillermo de Torre (Paisaje plástico, Autmnal y Aviograma), Adriano del Valle (De la radio, Signo celestre, Canción lejana), Isaac del Vando-Villar (En el infierno de una noche), Francisco Vighi (Fuegos artificiales).
5.3. CREACIONISMO.-
Este movimiento hispánico de vanguardia más antiguo. Se inició en París por el poeta chileno Vicente Huidobro en torno al año 1918. Influye sobre los ultraístas, separando al grupo, abandonan los juegos superficiales. Influencia de R. Cansinos Assens. Las características que lo definen son cuatro:
a. Romper con la realidad visible para crear una nueva realidad que tenga sentido por misma.

b. “Hacer un poema como la naturaleza hace una árbol”, dijo Huidobro en su primer Manifiesto. No debe imitar a la naturaleza.

c. Basado en la imagen.

d. Es una mezcla de ideas: futuristas, dadaístas y cubistas.
Autores:

>Juan Larrea. Su obra la podemos dividir en tres fases:
1.ª Ultraísmo (Juega con efectos plásticos y elementos futuristas, dadaístas y cubistas. Ej.: poemas: Estanque, Evasión y Esfinge)

2.ª Creacionismo huidobriano (busca la imagen creadora) Ej.: poemas: centenario, Razón y Afueras periódicas.

3.ª Creacionismo personal o metafísico (interpretación más personal de la imagen). Ej.: poemas: Otoño, El obsequioso, En la niebla, Posición de aldea.
> Gerardo Diego: Poeta, crítico literario y teórico

Primero Ultraísta y luego Creacionista. Poemas: (Gesta [autobiográfico, a base de imágenes sucesivas], Columpio, Azar).
5.4. El SURREALISMO.-
Como dijimos al principio, el Surrealismo (“por encima del realismo”) nació en Francia, fue el movimiento vanguardista que más influyó en la poesía española, las mejores manifestaciones del arte y la literatura surrealistas se dieron en España o de manos de artistas españoles.

El surrealismo español no es ortodoxo. Nuestros poetas no eran surrealistas estrictos, pero sí integraron en sus obras la liberación de la imagen, desatada de bases lógicas, y con ello consiguieron un enriquecimiento prodigioso del lenguaje. La irrupción del surrealismo significa el fin de la deshumanización del arte. Lo humano e incluso lo social y lo político penetran de nuevo en la literatura española. El Surrealismo español aporta los siguientes aspectos:
-La rehumanización de la literatura.

-La invitación a la libertad imaginativa (pero no la irracionalidad pura, no practican la escritura automática)

-La preocupación por el hombre y las agresiones que recibe de la sociedad.

-El contacto con la política.
La relación de obras y autores:
-Surrealismo en pintura: Salvador Dalí.

-Surrealismo en el cine: Luis Buñuel con dos películas: Un perro andaluz (1929) y La Edad de Oro (1930).

-Surrealismo en literatura:

1. José Bergamín.

2. La obra poética del Grupo del 27. Muchos de los autores de este grupo se vieron influidos en mayor o menor medida por el movimiento, su espíritu o sus técnicas. Repasémoslas:
- Rafael Alberti, Sobre los ángeles, Yo era un tonto y lo que he visto me ha hecho dos tontos, Sermones y moradas.

-F. García Lorca, Poeta en Nueva York, El público (obra de teatro)

-Luis Cernuda, Un río. Un amor, Los placeres prohibidos, Donde habite el olvido.

-Vicente Aleixandre, Espadas como labios, La destrucción o el amor. (Unidad en ella, Nacimiento último)

-Emilio Prados (Andando, andando por el mundo).

- Manuel Altolaguirre.

-José M.ª Hinojosa (La flor de California, 1928).
Lo anterior es una simple relación que nos sirva para demostrar la importancia del Surrealismo en España. Aparte de las citadas, muchas otras obras incluyeron técnicas o influencias de este movimiento fundamental para la evolución de la literatura y el arte de los años 30.


Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Es muy difícil distinguir entre Novecentismo y Vanguardias ya que muchos de los rasgos definitorios son comunes para ambos movimientos. Incluso dentro de la iconLos ambos autorretratos, de Nicanor Parra y de Miguel de Cervantes,...

Es muy difícil distinguir entre Novecentismo y Vanguardias ya que muchos de los rasgos definitorios son comunes para ambos movimientos. Incluso dentro de la iconEs muy difícil clasificar esta época porque hay muchos estilos y autores

Es muy difícil distinguir entre Novecentismo y Vanguardias ya que muchos de los rasgos definitorios son comunes para ambos movimientos. Incluso dentro de la iconSu época dorada fue entre 1915 (encontrar algo anterior es muy muy...

Es muy difícil distinguir entre Novecentismo y Vanguardias ya que muchos de los rasgos definitorios son comunes para ambos movimientos. Incluso dentro de la iconLos problemas para asignar una clasificación a los documentos son...

Es muy difícil distinguir entre Novecentismo y Vanguardias ya que muchos de los rasgos definitorios son comunes para ambos movimientos. Incluso dentro de la iconGeneralmente son adolescentes entre 10 y 18 años que la adoptan
«elegante» en la época. Ambos sexos tendían a dejarse el cabello largo y algunos hippies caucásicos lo llevaban al estilo afro, imitando...

Es muy difícil distinguir entre Novecentismo y Vanguardias ya que muchos de los rasgos definitorios son comunes para ambos movimientos. Incluso dentro de la iconNovecentismo y vanguardias

Es muy difícil distinguir entre Novecentismo y Vanguardias ya que muchos de los rasgos definitorios son comunes para ambos movimientos. Incluso dentro de la iconLa pared celular da una forma característica a los diferentes tipos...

Es muy difícil distinguir entre Novecentismo y Vanguardias ya que muchos de los rasgos definitorios son comunes para ambos movimientos. Incluso dentro de la iconTema 15: novecentismo y vanguardias

Es muy difícil distinguir entre Novecentismo y Vanguardias ya que muchos de los rasgos definitorios son comunes para ambos movimientos. Incluso dentro de la iconEl novecentismo y las vanguardias

Es muy difícil distinguir entre Novecentismo y Vanguardias ya que muchos de los rasgos definitorios son comunes para ambos movimientos. Incluso dentro de la iconNovecentismo junto a las Vanguardias






© 2015
contactos
l.exam-10.com