Argentina






descargar 242.91 Kb.
títuloArgentina
página6/7
fecha de publicación08.09.2015
tamaño242.91 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Literatura > Documentos
1   2   3   4   5   6   7

Catalunya, España - 1929 - 2003


De "Quince poemas" - 5.

Hay un remolino de agua donde las palabras se  hacen dulces,
donde las palabras se hacen lentas y claras
como profundidades.

Hay un lugar en el espacio donde la voz os resuena,
donde la voz os rodea y seduce
como si gritárais en una cueva.

Si esto os digo es para sinceraros
con vosotros mismos .

No queráis descubrir qué fuerzas os mueven.

Hay la vida y la muerte, inmutables.

Lo demás son palabras.

Amaos, hermanos, por lo que os duele y os hechiza.

De "Quince poemas"- Versión de Adolfo García Ortega


Jorge Castañeda 

Río Negro, Argentina - 1951
La médula del río -XI – Sucedáneo
Postrado como un fósil ardiente,

Nomenclatura difícil de explicar

Donde yace el cañaveral de los nichos,

¿ a quien explicamos el verbo ?

(...si nosotros, masticando la mística del lenguaje

cantáramos al ritmo de los salmos

el universo en polvo

se arrastraría por las venas de los muertos...). 
Efrain Espinoza Falconi

Riobamba, Ecuador - 1963

II
Regresa a sí, en busca de algún sentido
No conozco otros temas

y hablo de mis alambradas
Sin encontrar nubes para subirme

tuve que bajar al pavimento

en donde se vive precozmente

es el bosque de cemento
Allí se esconden solitarios

versos abatidos por ausencias

Viven - desviven

aún no mueren pájaros trovadores

terriblemente tristes de alimento y melodía
¿De dónde surgen los poemas?

¿Y los poetas?

los poetas se hacen de la palabra

la palabra hace poetas

los poetas son los que hacen palabras

las palabras y los poetas hacen poesía

la poesía hace poetas

los poetas

la palabra…
¿Una inexistencia actual…?

Me pregunto sin nunca responderme

Sus voces roncas o melodiosas

sus versos que únicamente no tienen alas

para vivir del viento

o de tan usados zapatos

sus callos ya no duelen al caminar
La palabra separa a ella de la vida

y la transforma en enredadera

creciendo en el humo de cafeterías

y construyendo la vida

desde la exquisita especulación

De: 10 60 90- 10 poetas ecuatorianos de los 90s (nacidos en los 60s)- K-Oz Editorial

Rafael Alberti

Cádiz, España - 1902 - 1999

Santoral agreste

¿Quién rompió las doradas vidrieras
del crepúsculo? ¡Oh cielo descubierto,
del montes, mares, viento, parameras
y un santoral del par en par abierto!

Tres arcángeles van por las praderas
con la Virgen marina al blanco puerto
del pescado; ayunando, entre las fieras,
se disecan los Padres del desierto.

El santo Labrador peina la tierra;
Santa Cecilia pulsa los pinares,
y el perro de San Roque, por el río,

corre tras la paloma de la sierra,
para glorificarla en los altares,
bajo la luz de este soneto mío.

Carmen Berenguer

Santiago, Chile - 1946

Naciste pintada

"Vengan los cuervos, Chile es un gran panizo. A la chuña, señores, corred todos,
que todavía quedan migajas sobre la mesa."

Vicente Huidobro

Ruinas
La noche no es la noche ideal
ni romántica de los cantos versallescos,
ni trinos de pájaros en algún amanecer.
La noche de la novela triste, es cuando sus luces
se apagan y aparecen las sombras criminales
en las esquinas de los bares, de las casas,
a los pies de la cama, debajo de las sábanas,
en los colores de los muebles, en la opacidad
de las tablas, detrás de los cuadros, arriba del armario,
en los rincones de la escalera
en este libro,
en medio de estas páginas,
en el temblor de tu sonrisa, en ese espejo del baño,
en el cepillo del pelo, en el olor de tu traje,
en el cubierto de la mesa, en la cajita de música,
en el calcetín; broche de una noche antigua,
en la maleta,
en la página del medio,
en el candor, en la maceta de flores;
detalles del tejido,
y el pañuelo a rayas en el sillón Bauhaus,
en el cuadro de Frida Kahlo, en el retrato de revistas viejas
en los platos de comida, en el charquicán y el luche,
en los juegos de luces pascueros, en los vasos de vino, en la
ponchera, en el apiao y pajarete, en el chaleco azul,
en el anillo, en el collar de un cuello, en los aretes,
en el piso de la cocina, en la heladera,
en la silla de paja, en el jarro del café,
en la azucarera, en la mermelada,
como si arriba, en la cucharita del té,

crochete del estío en la biblia latinoamericana,
en el cantar de los cantares, en el libro de Job y Jeremías.
en las páginas sueltas, aquí mismo,
en el hilo del medio,
¡Es algo que da naúseas!

Tiene paredes, tiene paredes blancas, tiene rejas, tiene perros
rabiosos tras las rejas, tiene mercados, tiene malls, tiene edificios de
vidrios, tiene edificios nuevos con más vidrios donde se reflejan
nubes grises, tiene todo nuevo, tiene comunicaciones, tiene celulares,
tiene policía, tiene policía nueva, tiene autos nuevos, tiene camas
nuevas, tiene puertas nuevas, tiene ventanas nuevas,
"Chile aparece como un inmenso caballo muerto, tendido en las
laderas de los Andes bajo un gran revuelo de cuervos".

Vicente Huidobro

Páramos y ruinas,
en el sahumerio,
en el escapulario,
en el sagrado corazón de Jesús,
a la entrada de la casa,
en el póster de psicosis,
en el cuarto,
en la música de Bélla Bartók,
en el afiche del cojo Días,
en la postal del indio,
en el rostro sudaca,
en estos ojos chinescos,
debajo de todo eso, en las puntas,
como si nada, en los santitos, en el ulpo,

tiene metro nuevo, tiene bancos nuevos,
tiene rejas nuevas, tiene seguridad nueva,
tiene miedo nuevo, tiene comida nueva,
tiene hambre nueva,

en todo eso,
cuando te acuestas,
cuando te levantas,
cuando miras de reojo,
cuando fijas la vista,
cuando te acercas,
cuando hablas,
cuando callas,
cuando brincas,
cuando te das vueltas,
en la mañana,
una hora después,
cuando te agachas,
cuando sudas,
cuando aguantas,
cuando aúllas,
cuando todo eso,

"El poeta inglés pudo decir: Algo huele a podrido en Dinamarca",
pero nosotros, más desgraciados que él, nos veremos obligados a decir:
"Todo huele a podrido en Chile".
Vicente Huidobro
A las siete de la tarde, cuando las nubes rosas se van por el
poniente, la ciudad es recorrida en una sola dirección: para arriba. Se
deja ver una intención, una idea pretenciosa detrás de todo esto.
Quiere ser alegórica en su construcción y mítica en su necesidad de
Ritual. Noble pretensión de ser ciudad inventada,
¡Pobre Chile! Un país que ha tenido por toda industria el aceite de
Santa Filomena y los dulces de la Antonia Tapia”.
Vicente Huidobro
después de quedarte escuchando las gotas de la llave mala,
después de la lluvia de Julio,
después de Julio,
después del frío,
después de la helada de invierno,
después de la remesa de Julio,
después de la carta de Julio,
después de las cuentas del invierno,
después de la piel seca del invierno,
después de las noticias del invierno,
Irene Paulova ES LA REINA DE LAS NOCHES MOSCOVITAS

Se parece a Rusia,
se parece a Hong kong,
se parece a mayamicito en Bolivia,
se parece a Blade Runner,
se parece a los derrumbes,
se parece a la tarde,
se parece a las nubes rosadas de la tarde,
se parece a un justo invierno,
se parece a las telarañas de la Babuchka,
se parece a mi amigo viejo,
se parece a su abrigo gris,
se parece a su semblante adusto,
se parece a la niebla,
se parece a los pobres del sur,
se parece a los pobres del norte,
se parece a los pobres del oriente,
se parece a los pobres del este,
se parece a esta ciudad,
se parece a este rincón,

se parece a este vacío,
se parece a este abismo,
se parece a esta angustia,
se parece a este insomnio,
se parece a este chifón,
se parece a tu rostro,

Entonces te tomas un bromazepam,
te tomas un diazepam,
te tomas un tricalma,
te tomas un alprazolam,
un lorazepam,
benzodiazepinas,
fluoxetinas,
elixir de la dicha,
te lo tomas todo,
te lo comes todo,
te lo hablas todo,
te lo tragas todo,
y en medio de la semana,
para los sentidos,
marroquíes, colombianos,
y paraguayos,

y aparece por arte de magia el desierto florido,
y la palabra ( NO de añañuca amarilla y de añañuca roja,
se entrelazan con los lirios del campo y terciopelos, enrredándose
como cabelleras enamoradas; garras de león, Diego de la noche y
chinas, hierba del hielo, encintan coronillas de fraile, cardo blanco,
flor del minero, y fucsias, pata de huanaco, malvillas, renillas y c
actus, azulillos, monjitas y pajaritos, TOCAR )

creo que tiene que ver con el olvido,
creo que tiene que ver con una madre muerta,

Se parece a ciudad miseria de Perú,
Se parece a ciudad oculta en Argentina,
Se parece a las fabelas de Brasil,
Se parece a South Bronx de Nueva York,
Se parece a Blade Runner,
Se parece a los derrumbes,
Se parece a los ojos que salen de las capuchas en Chiapas,

En todo eso,
cuando te acuestas,
cuando te levantas,
cuando miras de reojo,
cuando fijas la vista,
cuando te acercas,
cuando hablas,
cuando callas,
cuando brincas,
cuando te das vueltas en la mañana,
una hora después,
cuando te agachas,
cuando sudas,
cuando aguantas,
cuando aúllas,
cuando todo eso,
Y más allá donde el inventario no alcanza a contarse:
Se parece a los barrios bajos de Los Angeles.
Allí asesinaron a Sal Mineo de una estocada en el corazón.
Se parece a la cárcel de Chorrillos en Lima, donde tienen encerrada a
Sibila Arredondo viuda de José Arguedas.
Se parece a los rostros de las mujeres viejas que gritan AIMARA
amarradas a la bandera de Bolivia en la Paz.
Se parece a las mujeres jubiladas que toman el sol en las Plazas.
Esta ciudad ayer parisina, antier española, tiene socavadamente una
intención moderna de ciudad, después de la modernidad.

José María Pallaoro

La Plata, Argentina
Lo leí


Lo leí o lo escuché decir:
subirse a un árbol
y arrancar las hojas
gritando
“soy el otoño”
“soy el otoño”
1994

Mariana Bernárdez

México

Alguna vez el ciervo
Ganar silencio en el exceso o en la ausencia
Aquietarse para vislumbrar el movimiento ligero
Rastro apenas logrado
cuando palpas la humedad de la tierra
para descubrir el abismo de adentro
Contener el cuerpo en su arrojo
aún de que la finura del aire
            lo seduzca prometiéndole plumaje
Sentir los músculos en tensión
             Saltar
Escuchar el chasquido de las pezuñas contra las piedras
el aliento entrecortado de la carrera
y la lanza en la diestra deslizándose en vuelo.

  Alguna vez el Ciervo.. Cuarta de Félix Suárez. México: Editorial Praxis, 2010.

Roberto Fernández Retamar

La Habana, Cuba - 1930

Con la forastera
Pues no tendrán en común ni un idioma
(No digamos una ciudad, un hogar, un hijo),
Ni siquiera esas canciones, esos sitios,
Esos olores que acaso sólo nos parecen hermosos porque
nos recuerdan un recuerdo,
Porque nos recuerdan a nosotros mismos, y quizá lo que
llamamos belleza
No sea sino la terca persistencia del ser más allá de sí mismo,
Más allá de su lugar y su tiempo, como la luz de un astro
hace siglos apagado.
Pero astros sí tendrán en común. Al levantar los ojos
No habrá en el cielo país extranjero.
Aquellas estrellas son estas mismas estrellas,
No distan más de esa ciudad lejana que de ésta.
Aquellas montañas y este mar les son igualmente familiares
O igualmente extraños.
Y también unas desperdigadas horas de febrero
pertenecientes para siempre
Al insaciable pasado.

De Siempre por primera vez

Arturo Corcuera

Trujillo, Perú - 1935

La fuga
¡Espinita de la tierra
hiérele sus pies desnudos!
Mi Camucha, tan porfiada,
se quiere fugar con otro
degollando mi cariño.
¡Espinita de la tierra
hiérele sus pies desnudos!

¡Avispa de los aires
pícale en el corazón!
Si ahora niega quererme
por qué no lo negó
aquella noche en la yerba.
¡Avispa de los aires
pícale en el corazón!

Cantoral, Lima 1953.
Carlos López

Guatemala
1   2   3   4   5   6   7

similar:

Argentina iconLiteratura Argentina puca poesía romántica en la Argentina sxix

Argentina iconBuawaigaai ayuyisaa "argentina" do ia kaawaea ummooemmi ia oyagaa*...

Argentina iconArgentina: El presidente Ortiz se enferma de diabetes y pide licencia....

Argentina iconLa Embajada Argentina, el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales,...

Argentina iconResumen : El Observatorio de Política Exterior Argentina (opea) opera...

Argentina iconResumen : El Observatorio de Política Exterior Argentina (opea) opera...

Argentina iconArgentina

Argentina iconArgentina

Argentina iconArgentina

Argentina iconArgentina






© 2015
contactos
l.exam-10.com