La novela y el cuento hispanoamericano de la segunda mitad del siglo XX. Tendencias, autores y obras principales






descargar 31.54 Kb.
títuloLa novela y el cuento hispanoamericano de la segunda mitad del siglo XX. Tendencias, autores y obras principales
fecha de publicación02.07.2015
tamaño31.54 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Literatura > Documentos

  1. LA NOVELA Y EL CUENTO HISPANOAMERICANO DE LA SEGUNDA MITAD DEL SIGLO XX. TENDENCIAS, AUTORES Y OBRAS PRINCIPALES.

La gran extensión geográfica de Hispanoamérica influye en la diversidad de las corrientes narrativas en el siglo XX, algunas de ellas exclusivas de un país o una región. No obstante, suelen distinguirse tres grandes periodos: la novela regionalista (hasta 1945), el realismo mágico y el boom de la nueva narrativa. Nos centraremos solo en los dos últimos periodos.

1. EL REALISMO MÁGICO

Entre 1945 y 1960 aparece un grupo de narradores que combinan el realismo con elementos fantásticos (introducen en las novelas lo fantástico, lo onírico y lo irracional) y que adoptan técnicas narrativas nuevas (es la primera generación que inicia la renovación de las técnicas narrativas: monólogo interior, desorden cronológico, estructuras complejas, etc.). Esa superrealidad que los surrealistas europeos buscan en el mundo de los sueños, se encuentra de manera espontánea en América, donde la magia forma parte de la vida cotidiana. Los autores más representativos son los cuatro siguientes:

-Miguel Ángel Asturias: escritor guatemalteco galardonado con el premio Nobel en 1967 en cuya obra se juntan la América maravillosa, la denuncia social y las formas literarias vanguardistas. Se dio a conocer con sus relatos Leyendas de Guatemala (interés por el mundo maya-quiché). Sus novelas son un reflejo de la renovación técnica y formal, y entre ellas destaca El señor presidente, inspirada en Tirano Banderas, es la descripción de un régimen dictatorial con técnica expresionista, surrealista y esperpéntica y en la que emplea un lenguaje barroco y abundantes imágenes y símbolos.

-Alejo Carpentier: cubano, fue el primero en acuñar la expresión de “lo real maravilloso” para referirse a la novela hispanoamericana. Sus novelas se caracterizan por la riqueza de su estilo barroco y por la complejidad de las estructuras narrativas. Entre sus obras podemos destacar Los pasos perdidos, sobre la oposición entre lo real maravilloso americano, situado en los paisajes de Venezuela, y el mundo racionalista y mecánico de la civilización occidental. También es autor de cuentos y de algunas espléndidas novelas cortas, como El acoso o Concierto barroco.

-Jorge Luis Borges: el argentino Borges es autor de cuentos y relatos breves que tienen aire de ensayo y que ha ido agrupando en sucesivos volúmenes: Historia universal de la infamia, Ficciones, El Aleph. Sus relatos combinan lo fantástico con lo metafísico y lo intelectual y en ellos plantea los mismos temas que en su poesía: el destino del ser humano y su identidad, el tiempo, la eternidad, el mundo como laberinto cuyo fin es la muerte, etc. Características comunes a todos sus libros son la asombrosa erudición, los continuos juegos mentales e imaginativos con el lector y la concisión en el lenguaje. Son constantes en los relatos de Borges la presencia de mitos clásicos, las referencias literarias, el uso de símbolos (el tigre, los espejos, el laberinto, las bibliotecas…), el gusto por las paradojas y los juegos intelectuales.

-Juan Rulfo: mejicano, autor de un libro de cuentos, El llano en llamas, y de una novela corta, Pedro Páramo. El paisaje de sus obras tiene su correspondencia real con el del estado de Jalisco, de donde procede Rulfo, quien ofrece en sus páginas una honda meditación sobre temas humanos de alcance universal: la incomunicación, la soledad, la violencia, el dolor, el sufrimiento, el destino, la fatalidad, la muerte… Pedro Páramo está ambientada en un pueblo muerto habitado por fantasmas, el mítico Comala, adonde llega Juan Preciado en busca de su padre muerto, Pedro Páramo. En esta obra se combinan excepcionalmente lo real y lo fantástico, aparte de ser un verdadero alarde del uso de las técnicas narrativas renovadoras: monólogos y diálogos entrecruzados, saltos cronológicos, mezcla de ficción y realidad, variedad de registros lingüísticos. A pesar de la brevedad de su obra –entre los dos libros no sobrepasan las 250 páginas-, Juan Rulfo está considerado como uno de los mejores narradores hispanoamericanos, particularmente por la combinación de lo real y lo fantástico y la maestría en el uso de las técnicas narrativas.

  1. EL “BOOM” DE LA NUEVA NARRATIVA

A mediados de los años 60 la narrativa hispanoamericana alcanzó una proyección internacional extraordinaria. La cantidad y calidad de obras que aparecieron en esos años hicieron que el fenómeno se calificara de auténtico “boom”. Este boom tiene su punto de partida en dos novelas publicadas en la década de los sesenta: La ciudad y los perros, de Mario Vargas Llosa, y Cien años de soledad , de Gabriel García Márquez. Parte de culpa de este éxito lo tuvo la política de las editoriales españolas, que querían abrirse camino en el mercado hispanoamericano y crean para ello el Premio Biblioteca Breve.

Entre 1960 y 1980 se publicó un conjunto de excelentes novelas, todas ellas innovadoras en la forma. En general, intensifican las tendencias de la generación anterior, pues continúan con el realismo mágico, pero profundizan en la experimentación de nuevas formas narrativas (ruptura temporal, cambios de puntos de vista, estructura caleidoscópica, monólogos, estilo indirecto libre, etc.). En todas las obras se aprecia una voluntad artística con una marcada preocupación formal. Los nuevos novelistas incorporaron las innovaciones que en Europa y Estados Unidos se daban desde los años veinte (Proust, Joyce, Kafka, Faulkner…) y, además, ensayaron otras técnicas nuevas. Por ello, los narradores hispanoamericanos de la década de 1960 se convirtieron en un modelo de la novela española experimental de esos años. En este periodo podemos encontrar novelas de autores ya consagrados junto con autores jóvenes que comienzan a publicar en estos años. De entre todos ellos, destacan:

-Ernesto Sábato: su novela, cercana al ensayo, ha sido calificada de intelectual por la complejidad de los problemas que suscita. Su obra supone una reflexión crítica sobre la sociedad actual. El túnel, sobre la incomunicación y la angustia vital.

-Juan Carlos Onetti: autor de unos cuarenta cuentos y de una docena de novelas. El rasgo general de su obra es la concepción profundamente pesimista de la existencia. Sus novelas (La vida breve, El astillero, Juntacadáveres....), ambientadas en un espacio mítico, Santa María, relatan unas vidas mediocres y absurdas en un mundo cerrado y en decadencia. Onetti no lleva la renovación formal hasta el experimentalismo, sino que en sus relatos la trama argumental sigue teniendo una decisiva importancia. De hecho, muchos de ellos tienen la traza de la novela policiaca. Igual que el norteamericano Faulkner, Onetti crea un mundo narrativo en el que los personajes aparecen y reaparecen en sus novelas y cuentos.

-José Lezama Lima: novelista barroco y hermético. En su novela Paradiso, expone de forma compleja y por momentos hermética la vida de su protagonista (en buena parte, trasunto biográfico del propio Lezama) desde la infancia hasta los veinticinco años. Las preocupaciones existenciales y metafísicas características del escritor cubano, así como su vastísima cultura, aparecen de forma constante en esta especie de extensa autobiografía.

-Carlos Fuentes: actitud crítica y voluntad de renovación formal. La muerte de Artemio Cruz, reconstrucción de la vida de un hombre a partir de las últimas horas de su vida, supone un verdadero hito en la renovación de la novelística hispanoamericana contemporánea, al abrir nuevos caminos no solo temáticos, sino también técnicos. Ofrece en ella una muy crítica visión del dilatado proceso de la Revolución mexicana, frustrada a causa del egoísmo, la ambición y el oportunismo de sus corruptos dirigentes.

-Julio Cortázar: destaca por ser un importante creador de cuentos fantásticos, en la línea de Kafka o de Borges. Lo fantástico se enlaza con la vida cotidiana en sus libros de cuentos como Bestiario. Escribió verdaderas obras maestras dentro de este género, como es el caso de la novela corta El perseguidor, incluida dentro de Las armas secretas. Además de sus cuentos, su novela Rayuela, modelo de contranovela, supuso una gran innovación, ya que puso en cuestión todas las convenciones del género: su original composición en secuencias sueltas admite varias formas de lectura (de forma tradicional o saltando páginas, lo que da lugar a interpretaciones distintas); rompe con la secuencia lógica de la trama y los episodios; desaparece el concepto de argumento; etc. Con ello se pone de relieve el caos que es la realidad por detrás del orden aparente y rutinario.

-Gabriel García Márquez: premio Nobel de Literatura en 1982, es el novelista hispanoamericano más celebrado. Es periodista, académico de la RAE (junto con Mario Vargas Llosa) y nacionalizado español. Comenzó publicando novelas cortas y cuentos: La hojarasca, El coronel no tiene quien le escriba. Algunos de estos relatos están ambientados ya en Macondo, el mítico escenario de su novela más famosa, Cien años de soledad. En esta obra narra, a través de la saga de la familia Buendía, los cien años de la historia de Macondo. La novela gira en torno a dos temas obsesivos: el tiempo y la soledad El mayor mérito de la novela, aparte de la calidad del estilo, es la combinación magistral de realismo e imaginación. Otras obras suyas posteriores son: Crónica de una muerte anunciada, novela breve de técnica policiaca basada en un suceso real de amor y venganza, y cuyos temas centrales son el honor y la fatalidad del destino; El amor en los tiempos del cólera, que recrea una larga historia de amor.

-Mario Vargas Llosa (Premio Nobel en 2010): sigue una tendencia realista renovadora pero heredada del realismo del XIX, sin influencias del realismo mágico. Es un prolífico escritor que se inició en la literatura con La ciudad y los perros, obra que recibió el reconocimiento unánime de la crítica. Esta novela muestra, aplicando las más novedosas técnicas narrativas, el ambiente opresivo de un colegio militar en Lima en el que se refleja la violencia y la corrupción del mundo actual. En el resto de sus obras vuelve a reflejar crudas realidades con técnicas experimentales. Así ocurre con La casa verde, Conversación en la catedral, Pantaleón y las visitadoras. Novelas posteriores son Lituma en los Andes; La fiesta del Chivo, sobre el dictador dominicano Trujillo. Es autor también de un libro de cuentos, Los jefes, y una magnífica novela corta, Los cachorros, sobre el mundo de los adolescentes de la sociedad limeña acomodada.

-Otros novelistas dignos de interés son: Augusto Roa Bastos, Guillermo Cabrera Infante (Tres tristes tigres), José Donoso, Mario Benedetti, Alfredo Bryce Echenique, Isabel Allende… y Augusto Monterroso, considerado uno de los grandes escritores hispanoamericanos de cuentos y narraciones breves del siglo XX.







Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

La novela y el cuento hispanoamericano de la segunda mitad del siglo XX. Tendencias, autores y obras principales iconTema 12. Pau 2012-2013. La novela de 1975 a finales del XX. Tendencias,...

La novela y el cuento hispanoamericano de la segunda mitad del siglo XX. Tendencias, autores y obras principales iconLa poesía de 1939 a finales del siglo XX. Tendencias, autores y obras principales

La novela y el cuento hispanoamericano de la segunda mitad del siglo XX. Tendencias, autores y obras principales iconLa novela y el cuento hispanoamericanos en la segunda mitad del siglo XX

La novela y el cuento hispanoamericano de la segunda mitad del siglo XX. Tendencias, autores y obras principales iconLa novela y el cuento hispanoamericanos en la segunda mitad del siglo XX

La novela y el cuento hispanoamericano de la segunda mitad del siglo XX. Tendencias, autores y obras principales iconUnidad 12: la narrativa española desde 1975 hasta finales del siglo...

La novela y el cuento hispanoamericano de la segunda mitad del siglo XX. Tendencias, autores y obras principales iconEl teatro del siglo XX (I). El teatro español anterior a 1936: tendencias,...

La novela y el cuento hispanoamericano de la segunda mitad del siglo XX. Tendencias, autores y obras principales icon5. a Tendencias de la narrativa en la segunda mitad del siglo XX

La novela y el cuento hispanoamericano de la segunda mitad del siglo XX. Tendencias, autores y obras principales iconEl teatro posterior al 39: tendencias, autores y obras principales

La novela y el cuento hispanoamericano de la segunda mitad del siglo XX. Tendencias, autores y obras principales iconLa narrativa y el cuento hispanoamericanos en la segunda mitad del siglo XX

La novela y el cuento hispanoamericano de la segunda mitad del siglo XX. Tendencias, autores y obras principales iconTendencias, rasgos principales, autores y obras más significativas. Valle incláN






© 2015
contactos
l.exam-10.com