Roma Marco Geográfico: Ciudad y capital tanto de Italia como de la región del Lacio y de la provincia de Roma, situada en el río Tíber, en la parte central del país cerca del mar Tirreno. El Paisaje Urbano de la Primera Época Romana






descargar 101.91 Kb.
títuloRoma Marco Geográfico: Ciudad y capital tanto de Italia como de la región del Lacio y de la provincia de Roma, situada en el río Tíber, en la parte central del país cerca del mar Tirreno. El Paisaje Urbano de la Primera Época Romana
página1/3
fecha de publicación17.07.2015
tamaño101.91 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Ley > Documentos
  1   2   3
Introducción

Roma se abrio camino a partir de un pequeño puñado de aldeas en la Antigüedad hasta convertirse en la ciudad estado que controló Italia y que, al final, se convirtió en la suntuosa capital de un basto Imperio.

Bajo el mando de los grandes generales como Julio César, sus disciplinadas tropas vencieron a casi todos los enemigos. Hacia el Siglo | d. de C, Roma gobernaba los antiguos reinos de Egipto, Siria, Grecia, parte de África e inlcuso las salvajes tierras bárbaras de Europa.
Roma
Marco Geográfico:

Ciudad y capital tanto de Italia como de la región del Lacio y de la provincia de Roma, situada en el río Tíber, en la parte central del país cerca del mar Tirreno.
El Paisaje Urbano de la Primera Época Romana:

Según la tradición, Roma se fundó en el 753 a.C., sobre una de las Siete Colinas (término utilizado durante siglos para hacer referencia a las colinas Capitolina, Quirinal, Viminal, Esquilina, Celia, Aventina y Palatina que rodean la antigua comunidad). Sin embargo, los hallazgos arqueológicos indican que el asentamiento humano del territorio data, al menos, del año 1000 a.C. La colina Capitolina fue durante mucho tiempo la sede del gobierno de Roma, y la colina Palatina lo fue de magníficos edificios, como el Palacio de los Flavios, construido por el emperador romano Domiciano. Como resultado de la actividad edificadora a través de los siglos, apenas se pueden distinguir las colinas de la llanura adyacente. Otras colinas de Roma son la Pinciana (Pincio) y el Janículo.
Actualmente, Roma se divide en dos regiones primordiales: el interior, delimitado por las murallas de Aurelio construidas a finales del siglo IIId.C. para cercar el área alrededor de las Siete Colinas, y el exterior, caracterizado por sus barrios periféricos. El centro histórico es una pequeña área situada prácticamente toda en la orilla este del Tíber. Los monumentos del pasado glorioso de Roma se encuentran dentro del centro histórico. El trazado de las calles refleja su larga y compleja historia; la Vía del Corso atraviesa gran parte del centro histórico desde la Piazza Venezia, centro geográfico de Roma, hasta la Piazza del Popolo, al pie del monte Pincio. Fue utilizada desde la edad media como pista de carreras.
La Presencia de Roma
La presencia de Roma en la península siguió la ruta de las colonias comerciales griegas; sin embargo esa presencia comenzó con una lucha entre este gran imperio y Cartago por el control de Mediterráneo occidental durante el siglo II a.C. De cualquier manera, fue en ese periodo cuando la península se introdujo como entidad en la escena política internacional de la época, y desde entonces se convirtió en un objetivo estratégico codiciado, debido a su peculiar situación geográfica entre el Atlántico y el Mediterráneo, y a la riqueza minera y agrícola de su parte meridional.
Cronología:
La penetración y la consiguiente conquista de la península por parte de Roma cubrió el prolongado periodo que va desde el año 218 al 19 a.C. Las fechas más significativas de ese periodo son:
209 a.C.: Declive del ejército de Aníbal en Italia y comienzo de la gran conquista de España por parte de Roma. Esta se anexiona el país y lo divide en dos provincias: Hispania citerior e Hispania ulterior.
Del 143 al 139 a.C.: Viriato y los lusitanos luchan contra las legiones romanas.
133 a.C.: Los habitantes de Numancia prefieren morir quemados por las llamas de la ciudad a rendirse a Escipión Emiliano.
27 a.C.: Los romanos pacifican la península de una vez por todas y la dividen en provincias: La Tarraconense, la Bética y Lusitania. La presencia de Roma en Hispania duró siete siglos, durante los cuales, se trazaron las fronteras más importantes de la península en relación con otros países europeos. Sin embargo, los romanos no sólo transmitieron una administración territorial, sino que también dejaron un legado de referencias sociales y culturales, tales como la familia, la lengua, el Derecho y el gobierno municipal, cuya asimilación situó definitivamente a la península en el mundo greco-latino primero, y en el judeo-cristiano más tarde.
98 D.C.: Comienzo del gobierno de Trajano, el primer emperador romano de origen español.
264 D.C.: Los francos y los suevos invaden el país y ocupan temporalmente Tarragona.
411 D.C.: Las tribus bárbaras firman una alianza con Roma que les autoriza para establecer colonias militares dentro del imperio.
568-586 D.C.: El rey visigodo Leovigildo expulsa a los funcionarios imperiales e intenta unificar la península. Fin del Imperio Romano en España.
HISTORIA ANTIGUA

Época Romana

Desde el siglo III a.C. hasta el siglo V d.C.
LA CONQUISTA ROMANA
La presencia de Roma en la Península Ibérica vino determinada por el desarrollo de su lucha con Cartago por la hegemonía del mar Mediterráneo. Tras la victoria decisiva del procónsul romano Escipión en Ilipa (Alcalá del Río), en el año 206 a.C., sobre el ejército cartaginés, los romanos avanzaron hasta el extremo Sur de la península y tomaron Gades (Cádiz). De este modo, los cartaginenses huyeron hacia las Baleares, donde intentaron que se levantaran los ligures y galos contra los romanos. Con este hecho, terminó el dominio cartaginés en los territorios de la actual España.
La conquista de Hispania por parte de Roma, comenzó en el año 218 a.C. con la batalla de Cissa y la toma de Tarraco (Tarragona) por las tropas de Cneo Escipión, que vino a la Península Ibérica para cortar los suministros de hombres y dinero que necesitaban los cartaginenses comandados por Aníbal en su ataque a Italia. Pero tras expulsar a los cartaginenses del territorio hispano, Roma incumplió el compromiso de evacuar la zona y la transformó en provincia suya en el año 206 a.C. Como consecuencia de ello, las tribus antes aliadas de Roma se rebelaron en varias ocasiones, pero fueron derrotadas por Escipión, que impuso duras condiciones de paz.
LA CONSOLIDACIÓN ROMANA
En el año 197 a.C. se dividió la Península Ibérica en dos provincias: la Citerior y la Ulterior, al frente de las cuales se colocaron dos procónsules.
Entre los años 197 y 179 a.C. se sucedieron una serie de sublevaciones de diversos pueblos ibéricos. Ello dio lugar a que el Senado romano enviara grandes efectivos militares para sofocar las rebeliones, quedando pacificada la provincia Citerior en el 194 a.C. con la toma de Jaca. Por su parte, en la provincia Ulterior, tras ser derrotados los pueblos ibéricos en el año 178 a.C, se repartieron tierras para fijar a los hispanos nómadas, extendiéndose así el área de dominio romano efectivo sin suscitar gran resistencia y consiguiéndose, además, un período de paz relativa con el pacto de Numancia.
Después de las guerras de Lusitania (155-136 a.C.) y de Celtiberia (153-133 a.C.), se reafirmó el poder de Roma en Hispania. No obstante, en el año 83 a.C. se inició el período de las guerras civiles que finalizaron en el 45 a.C. Además, en estas fechas se produjeron las guerras con cántabros, astures y vascones, que tuvieron su periodo más violento entre los años 25 y 19 a.C., con los ataques de Augusto.


LAS CIUDADES
La organización política de las ciudades dependía de si eran indígenas o romanas.
CIUDADES INDÍGENAS:

Las ciudades indígenas podían ser, a su vez, de dos tipos: estipendiarias y libres.
Las ciudades indígenas estipendiarias pagaban un canon en especie o tributo, mantenían Derecho propio y acuñaban moneda. Sus habitantes, libres, poseían en propiedad la tierra. Este tipo de ciudades eran generalmente las que después de una resistencia habían sido vencidas por Roma.
Por su parte, las ciudades indígenas libres también tenían diferentes tratamientos: Las ciudades libres federadas, que fueron escasas, poseían gran autonomía y mantenían su organización y administración. Los habitantes estaban exentos de servir en el ejército, pero debían prestar auxilio a la metrópoli en caso de conflicto bélico. Las ciudades libres no federadas gozaban de la misma situación, pero no por pacto expreso, sino por concesión. Finalmente, estaban las ciudades inmunes, que se encontraban exentas de tributos.

CIUDADES ROMANAS
Las ciudades romanas fueron fundadas para acoger a los ciudadanos romanos que acudían a la península.

Estas ciudades tenían un régimen político-administrativo semejante a las ciudades propiamente latinas. En ocasiones, los campamentos militares se convertían en ciudades (tal fue el caso de León, Astorga y Pamplona).

LA CONCESIÓN DE LA CIUDADANÍA ROMANA
Posteriormente, en el año 212, se concedió la ciudadanía romana a todo el Imperio y, por tanto, también a Hispania, aunque se siguiera usando el derecho indígena en las áreas rurales. La administración política, después de varias modificaciones, quedó definitivamente resuelta en el año 293 gracias a Diocleciano, que dividió todo el Imperio en prefecturas, diócesis y provincias. La diócesis de España formaba parte de la prefectura de las Galias, y comprendía las provincias de la Bética, Lusitania, Galicia, Tarraconense,Cartaginense, Mauritania tingitana y Baleárica.

AGRICULTURA
Dentro de la producción agrícola destacaban los cultivos de trigo, vid y olivo. También era importante la producción de lino, esparto y algodón. Se introdujo el barbecho de dos o tres hojas y los abonos, generalizándose el uso del arado.
MINERÍA
En lo referente a la minería, cabe señalar la extracción de plomo en Cartagena, cobre en Río Tinto (provincia de Huelva), mercurio en Almadén, oro en la Bética y Asturias, e hierro en el Moncayo, Cantabria y Toledo. Realizando los trabajos mineros se encontraban los esclavos.

GRANDES OBRAS
En otro orden de cosas, cabe mencionar la construcción de importantes vías de comunicación terrestres y de obras públicas como acueductos, termas y edificios administrativos, religiosos y recreativos. Un ejemplo particularmente interesante lo encontramos en el Pulmón Verde de Huelva: el acueducto romano subterráneo de los Cabezos del Conquero.
También fueron grandes las obras, culturales, de tres cordobeses: los Séneca -padre e hijo- y Lucano, los cuales dejaron una importante obra literaria y filosófica.

Historia

Según la leyenda, la ciudad fue fundada por Rómulo (y su hermano Remo, según algunas versiones) en el año 753 a.C. Aunque las pruebas arqueológicas indican que existió vida humana en este lugar con anterioridad, un extenso asentamiento humano bien podría datar de esta fecha. Se han encontrado en la colina Palatina muestras de una aldea de la edad del hierro, de mediados del siglo VIII a.C. La leyenda del rapto de las sabinas y la consiguiente fusión de romanos y sabinos, también se apoyan en restos arqueológicos constatados.
La antigua Roma era un reino basado en dos estamentos, los patricios (nobles) y los plebeyos, que carecían de derechos civiles y políticos. El Senado, o Consejo de Ancianos, elegía a los monarcas y limitaba su poder.
La Monarqía de Roma

(c. 753-510 a.C.)
Periodo de la historia de Roma donde confluyen numerosas leyendas e historias simbólicas, sobre el que los historiadores de este periodo crearon relatos incompletos respecto de su origen y evolución. Con frecuencia, se contrastó la decadencia del periodo monárquico con el idealismo de la República de Roma.

Según la leyenda, Roma fue fundada en el 753 a.C. por Rómulo y Remo, los hermanos gemelos de Rea Silvia, una virgen vestal, e hija de Numitor, rey de Alba Longa, ciudad cercana, en el antiguo Lacio. Una tradición más antigua remonta la ascendencia de los romanos a los troyanos y a su líder Eneas, cuyo hijo Ascanio o Julo, fue el fundador y primer rey de Alba Longa. Los relatos sobre el reinado de Rómulo destacan el rapto de las sabinas y la guerra contra los sabinos, dirigidos por Tito Tacio y señalan también la unión de los pueblos latino y sabino. La referencia a los tres pueblos (ramnes, titios y lúceres) en la leyenda de Rómulo, que formaban parte de un nuevo estado, sugiere que Roma fue creada por una amalgama de latinos, sabinos y etruscos.
Los siete reyes del periodo monárquico y las fechas que tradicionalmente se le asignan son: Rómulo (753-715 a.C.) Numa Pompilio (715-676 o 672 a.C.), a quien se le atribuyó la introducción de muchas costumbres religiosas; Tulio Hostilio (673-641 a.C.), un rey belicoso, que destruyó Alba Longa y luchó contra los sabinos; Anco Marcio (hacia el 641-616 a.C.), de quien se dice que construyó el puerto de Ostia y que capturó muchas ciudades latinas, transfiriendo sus habitantes a Roma; Lucio Tarquino Prisco (616-578 a.C.), célebre tanto por sus hazañas militares contra los pueblos vecinos, como por la construcción de edificios públicos en Roma; Servio Tulio (578-534 a.C.), famoso por su nueva constitución y por ensanchar los límites de la ciudad; y Lucio Tarquino el Soberbio (534-510 a.C.), el séptimo y último rey, derrocado cuando su hijo violó a Lucrecia, esposa de un pariente. Tarquinio fue desterrado, y los intentos de las ciudades etruscas o latinas de restituirlo en el trono de Roma no tuvieron éxito.
Aunque los nombres, fechas y sucesos del periodo real se cree que pertenecen a la ficción, existen pruebas sólidas de la existencia de una antigua monarquía, del crecimiento de Roma y sus luchas con los pueblos vecinos, de la conquista etrusca de Roma y del establecimiento de una dinastía de príncipes etruscos, simbolizada por el mandato de los Tarquinios, de su derrocamiento y de la abolición de la monarquía. También es probable la existencia de cierta organización social y política, como la división de los habitantes en dos clases: los patricios, los cuales sólo poseían derechos políticos y formaban el populus o pueblo y sus subordinados, conocidos como clientes, y plebe, que en un principio no tenían categoría política. El rex o rey, lo elegía el Senado (Senatus) o Consejo de Ancianos (patres) de entre los patricios que ocupaba el cargo de por vida. Era responsable de convocar al populus a la guerra y de dirigir al ejército en la batalla. En los desfiles era precedido por los funcionarios, conocidos como lictores, que portaban las fasces, símbolo del poder y del castigo. También era el juez supremo en todos los pleitos civiles y penales. El Senado sólo daba su consejo cuando el rey decidía consultarlo, aunque sus miembros poseían gran autoridad moral, ya que sus cargos también eran vitalicios. En un principio sólo los patricios podían llevar armas en defensa del Estado. Parece que hubo una importante reforma militar, conocida como reforma Servia, ya que posiblemente tuvo lugar durante el mandato de Servio Tulio, en el siglo VI a.C.
Para entonces la plebe podía adquirir propiedades y, según la reforma, todos los propietarios, tanto los patricios como los plebeyos, estaban obligados a servir en el ejército, donde se les designaba un rango de acuerdo con su riqueza. Este plan, aunque al principio servía a un propósito puramente militar, preparó el terreno para la gran lucha política entre patricios y plebeyos durante los primeros siglos de la República romana.

República de Roma
Periodo de la historia de Roma caracterizado por el régimen republicano como forma de gobierno, que se extiende desde el 510 a.C., en que se puso fin a la monarquía con la expulsión del último rey, Lucio Tarquino el Soberbio, hasta el 27 a.C., fecha en que tuvo su inicio el Imperio.
Conquista de la península Itálica (510-264 a. C.):

En sustitución del rey, el conjunto de la ciudadanía elegía anualmente a dos magistrados, conocidos como pretores (o jefes militares) que más tarde recibieron el título de cónsules. La participación dual en el ejercicio del poder supremo y la limitación a un año de permanencia en la magistratura evitaban el peligro de la autocracia. El carácter del Senado, órgano asesor ya existente durante la monarquía, fue modificado al poder ingresar en él los plebeyos, conocidos como conscripti, por lo que desde entonces la denominación oficial de los senadores fue la de patres conscripti (padres conscriptos). Inicialmente sólo los patricios podían ocupar las magistraturas, pero el descontento de la plebe originó una violenta lucha entre los dos grupos sociales y la progresiva desaparición de la discriminación social y política a la cual los plebeyos habían estado sometidos.

En el 494 a.C., la secesión (retirada) al Aventino (una de las siete colinas de Roma) de los plebeyos, obligó a las clases patricias a conceder la institución de los tribuni plebis (tribunos de la plebe) que eran elegidos anualmente por el Concilium plebis (Asamblea de la plebe) como representantes de los plebeyos para la defensa de sus intereses. Tenían derecho a veto sobre los actos de los magistrados patricios y de hecho actuaban como dirigentes de la plebe en los conflictos con los patricios. La constitución de un decenvirato (comisión de diez hombres) en el 451 a.C. tuvo como resultado la redacción de un código legal. En el 455 a.C. la Ley Canuleya declaraba legalmente válidos los matrimonios entre patricios y plebeyos. En virtud de las Leyes Licinias-Sextas (367 a.C.) uno de los dos cónsules debía ser plebeyo. El resto de las magistraturas se fueron abriendo gradualmente a los plebeyos, incluida la dictadura (356 a.C.), una magistratura excepcional cuyo titular era elegido en tiempos de gran peligro, la censura o dignidad de censor (350 a.C), la praetura o cargo de pretor (337 a.C.) y las magistraturas de los colegios pontifical y augural (300 a.C.).
  1   2   3

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Roma Marco Geográfico: Ciudad y capital tanto de Italia como de la región del Lacio y de la provincia de Roma, situada en el río Tíber, en la parte central del país cerca del mar Tirreno. El Paisaje Urbano de la Primera Época Romana iconEl Imperio de los Incas tuvo como capital a la ciudad del Cuzco (Valle...

Roma Marco Geográfico: Ciudad y capital tanto de Italia como de la región del Lacio y de la provincia de Roma, situada en el río Tíber, en la parte central del país cerca del mar Tirreno. El Paisaje Urbano de la Primera Época Romana iconIntroducciones y conclusiones
«Economist» ha predicho que una parte importante de la Alemania oriental de antes podría transformarse en la región más moderna y...

Roma Marco Geográfico: Ciudad y capital tanto de Italia como de la región del Lacio y de la provincia de Roma, situada en el río Tíber, en la parte central del país cerca del mar Tirreno. El Paisaje Urbano de la Primera Época Romana iconSeguimos avanzando en el tiempo de la Pascua. El día 21 celebramos el IV domingo de Pascua
«transmite la palabra de Dios». La Biblia, o al menos parte de ella, se encuentra traducida a 303 idiomas. La Iglesia Católica Romana...

Roma Marco Geográfico: Ciudad y capital tanto de Italia como de la región del Lacio y de la provincia de Roma, situada en el río Tíber, en la parte central del país cerca del mar Tirreno. El Paisaje Urbano de la Primera Época Romana iconEste pedagogo soviético nació el 1 (día 13 del nuevo calendario)...

Roma Marco Geográfico: Ciudad y capital tanto de Italia como de la región del Lacio y de la provincia de Roma, situada en el río Tíber, en la parte central del país cerca del mar Tirreno. El Paisaje Urbano de la Primera Época Romana iconLa indudable trascendencia que tiene el medio geográfico tanto en...

Roma Marco Geográfico: Ciudad y capital tanto de Italia como de la región del Lacio y de la provincia de Roma, situada en el río Tíber, en la parte central del país cerca del mar Tirreno. El Paisaje Urbano de la Primera Época Romana iconSergio Salamó Asenjo Universidad Marítima de Chile Universidad del Mar chile la ciudad romana

Roma Marco Geográfico: Ciudad y capital tanto de Italia como de la región del Lacio y de la provincia de Roma, situada en el río Tíber, en la parte central del país cerca del mar Tirreno. El Paisaje Urbano de la Primera Época Romana iconDerecho procesal 1 El derecho procesal tuvo su antecedente o nacimiento...

Roma Marco Geográfico: Ciudad y capital tanto de Italia como de la región del Lacio y de la provincia de Roma, situada en el río Tíber, en la parte central del país cerca del mar Tirreno. El Paisaje Urbano de la Primera Época Romana iconEn el mundo moderno occidental son obligatorias tanto la escolarización...

Roma Marco Geográfico: Ciudad y capital tanto de Italia como de la región del Lacio y de la provincia de Roma, situada en el río Tíber, en la parte central del país cerca del mar Tirreno. El Paisaje Urbano de la Primera Época Romana iconGranada es la capital de la provincia que lleva el mismo nombre....

Roma Marco Geográfico: Ciudad y capital tanto de Italia como de la región del Lacio y de la provincia de Roma, situada en el río Tíber, en la parte central del país cerca del mar Tirreno. El Paisaje Urbano de la Primera Época Romana iconQueridos amigos, los pasados días 17,18,19 y 20 de enero han tenido...






© 2015
contactos
l.exam-10.com