Un nuevo modelo institucional para el sistema vasco de radiotelevision1






descargar 189.38 Kb.
títuloUn nuevo modelo institucional para el sistema vasco de radiotelevision1
página1/3
fecha de publicación24.06.2015
tamaño189.38 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Ley > Documentos
  1   2   3
UN NUEVO MODELO INSTITUCIONAL PARA EL SISTEMA VASCO DE RADIOTELEVISION1
Abstract
El Parlamento Vasco debate en comisión la reforma de la Ley de Creación del Ente Euskal Irrati-Telebista (EITB) de 1982. Lo que empezó por una reforma puntual del artículo relativo a la duración del mandato de la Dirección General para evitar interinidades prolongadas, se ha extendido, no sin reservas, a otras partes de articulado. Sin embargo, la Ley en su conjunto se ha quedado obsoleta y requiere una reforma integral y, además, es urgente abordar una Ley del Audiovisual y del Consejo del Audiovisual. Es el modelo institucional global para el sistema vasco de radiotelevisión (RTV) el que debe reformarse para adaptar un servicio público esencial para el espacio cultural y comunicativo vasco a la Tercera Transformación del sistema comunicativo y de sus usos al que estamos asistiendo en ocasión de la apertura de la era digital, así como para aplicar al campo comunicativo las reglas de una buena gobernanza a la altura de los desarrollos democráticos en las sociedades avanzadas.
INDICE
1. Prioridades en la regulación: una ley de la comunicación y del Consejo Audiovisual paralelamente a la reforma de la ley de EITB

  1. El contexto de diversificación, fragmentación y privatización de las comunicaciones en referencia a EITB

Tendencias generales

3. Oportunidades para la mesocomunicación

4. La TDT en el Estado Español: un servicio universal pero un mapa peligroso

La apuesta del abierto

Lenta entrada de decodificadores, de la interactividad y de nuevos modos de programación

Nuevos actores

Nuestro mapa relativamente a peor

Euskera

5. Acentos en las misiones de Servicio Público (SP)

Tendencias en el modelo europeo de SP

6. Algunas notas sobre EITB

Ventajas

Algunas recomendaciones

7. EITB como SP

Misiones

Finalidades

8. La reforma de la ley de creación de EITB

Preámbulo

Art 1: Servicio público esencial

Art 3: Principios

Art 4: Mandato- Marco y Contrato-Programa

Art 5: Consejo de Administración

Otros arts

Un órgano asesor

Consejo de informativos

Derecho de acceso

UN NUEVO MODELO INSTITUCIONAL PARA EL SISTEMA DE RADIOTELEVISION VASCO
En estos tiempos de cambio tecnológico, de nuevas ofertas comunicativas y de revolución en los usos sociales, y en un marco de necesaria profundización de la democracia, la legitimación del sistema público requiere despartidización de todo el sistema decisional y de controles de la RTV pública, de una nueva mirada sobre los modelos de programación y de la ejemplaridad en el derecho de acceso.
Es por ello que no parece suficiente que el legislador esté dispuesto a modificar el sistema de elección de la Dirección General de Euskal Irrati Telebista (EITB en adelante) sin cambiar, al mismo tiempo, las funciones y composición del Consejo de Administración, y las relaciones entre éste y la Dirección General; o que se obvie que, además se requiere, una Autoridad independiente, un Consejo del Audiovisual, como en todo Europa, lo que a su vez modificaría el rol de ese Consejo de Administración o de la Comisión de Control Parlamentario.
Parece llegada la hora de emplazarse a una reforma integral de la ley de EITB2 y, paralelamente, a una Ley del Audiovisual (AV en adelante) y del Consejo Vasco Audiovisual.
1.- Prioridades en el objeto de regulación: una Ley de la Comunicación y del Consejo Audiovisual paralelamente a la reforma de la Ley de EITB
Se echa a faltar, en la Comunidad Autónoma de Euskadi (CAE en adelante) y en Euskal Herria en su conjunto como espacio cultural y comunicativo, un debate general sobre el sistema comunicativo que iluminara, desde lo general, los temas concretos. A pesar de que en muchos grandes países esa temática es central en la agenda política, no lo es en la agenda pública vasca a pesar de que se trata de una cultura minoritaria y en mayor exposición y riesgo que otras, puesto que se juega la generación de un espacio cultural y comunicativo propio. No es solo una cuestión política o cultural; los sistemas comunicativos son, sobre todo, decisivos desde el punto de vista de modelo social, de modo de estar en el mundo, e incluso desde el ángulo económico como sector en fuerte crecimiento.
En la CAE se está siguiendo curiosamente el mismo procedimiento que en la normativa general española. En las instituciones españolas había tres proyectos: Ley General del AV, la Ley del Consejo AV de medios del Estado y Ley de Reforma de RTVE. Solo se abordó la tercera ley; la inaplazable reforma de RTVE; quizás por la crisis de su lugar y modo de gestión, pero especialmente por la bancarrota, con amenaza de ruina total, del ente RTVE.3 Con buen criterio se creó previamente el llamado “Consejo de sabios” con las consiguientes reflexiones generales que paliaran el haber empezado por el final. Esa reforma de un ente que se había dejado deteriorar, era más que necesaria. Y se ha resuelto bastante bien.
Pero se aparcaron los dos primeros temas (Ley General y Ley del Consejo para emisiones de ámbito estatal), que eran generales y decisivos para el conjunto del sistema tanto estatal como autonómico. Por ejemplo, todas las comunidades, a instancias judiciales, han aplazado la regulación de las RTV comunitarias por no tener percha de ley de Estado o autonómica; no hay régimen sancionador, derogado por la ley 55/1999 de 29 de diciembre…..etc
El caso vasco es distinto. Al fin y al cabo el Ente EITB no está en crisis, tiene controles, siempre mejorables, y acaba de firmar un 2º Contrato Programa con el Gobierno Vasco, bastante más preciso y ambicioso que el anterior.
Pero no en vano han pasado 25 años desde la primera emisión y parece de interés que además de evitar a futuro absurdas interinidades permanentes para la Dirección General del Ente se aborden dos cuestiones:
a) primero, modernizar la normativa a la altura de los cambios de los servicios públicos (SP en adelante) que ya se contemplan en las regulaciones de España o de Catalunya, y ya no digamos de Europa;
b) segundo, adecuar el SP de cara al apagón analógico del 2010 y que ya está produciendo efectos en canales, aparatajes domésticos y en iniciativas de los actores. Dicho de otro modo, el brutal cambio de contexto y funciones sociales que se está produciendo en las comunicaciones, en los operadores y en la sociedad van a influir en los roles de los SP, y más si son de proximidad como el vasco.
La Ley de Creación de EITB se ha quedado obsoleta por razones de edad en un ámbito cambiante. No en vano la Ley de Creación nació sujeta a la previa Ley española de RTV de 1980, que tenía carácter orgánico para todo el Estado español y apuntaba un modelo general. Ese Estatuto de RTV propugnaba: Direcciones Generales presidencialistas con carácter de órgano unipersonal muy relacionado con el ejecutivo de turno, o sea politizadas; Consejos de Administración poco decisorios y de carácter predominantemente partidarios, que han sido no de Administración sino de control o de desmarque ante la Dirección General de turno, que casi repetían los debates de la Comisión de Control Parlamentario, y viceversa; Consejos Asesores que no asesoraban o no se reunían; dilución creciente del concepto de SP ante la presión del concepto de audiencia …
Pero es que además los cambios, que van más allá de los aspectos estrictamente tecnológicos de la TDT, son una ocasión para la 3ª Transformación de la TV en Europa. Si la 1ª Transformación fue el surgimiento de los SP de TV de forma superpuesta a los de la radio; la segunda fue la coexistencia entre operadores públicos y privados en los 80; y ahora, en la 3ª, se dan más cambios: tres tipos de agentes oferentes (públicas y privadas en abierto y de pago) con predominio privado, se personaliza la TV (horarios personales de uso, menú propio, intervenciones en programas y en programación), se produce la ubicuidad de la recepción (ver TV en el hogar, el móvil, o el ordenador) y se da la convergencia cross media (el cruce de Internet, TV y móvil). 4
Pero siendo esa reforma necesaria, era aún más urgente e imprescindible y podía haberse elaborado de forma paralela y compatible -porque están muy relacionadas de cara a tener un sistema de instituciones contrapesadas entre si- una nueva normativa vasca más general en forma de Ley de la Comunicación y del Consejo Audiovisual, prevista en la agenda pública y en el Programa del propio Gobierno Vasco.
Esa ley de la comunicación y del Consejo Audiovisual habría de contemplar:


  1. un sistema jurídico único de habilitaciones para operadores de radio y TV desde una ley general para todo tipo de concesiones o autorizaciones, evitando que cada decreto sea ad hoc al respecto para los nuevos operadores locales de TDT, para las antiguas o nuevas FM5 o para las futuras TV autonómicas privadas.


b) Parecía sensato que todo el sistema concesional tuviera unas obligaciones mínimas en la programación en relación a producción propia,6 promoción de obra vasca, porcentajes lingüísticos, otras obligaciones de SP,,,. Asimismo solo una Ley puede definir conceptos elementales aún no definidos (qué es obra vasca, qué es radio comunitaria, normas generales lingüísticas.. ), y más ahora que el sistema de gestión privada es muy mayoritario tanto en FM (centenares de FM legales y alegales) como en TV, puesto que ya hay concedidos 59 programas/canales (cuatro por demarcación) habilitados para la TDT local y, en unos años, habrá como mínimo cuatro canales autonómicos privados, a añadir a los cuatro de EITB.


  1. Desde hace años resulta imprescindible una autoridad independiente,7 un Consejo Vasco de la Comunicación Audiovisual, con capacidad regulatoria y sancionadora sobre las emisiones de ámbito local y autonómico, y también sobre algunos aspectos de las de ámbito estatal que se produzcan en desenganche.


Existen Consejos en toda Europa, en Catalunya, Navarra y Andalucía pero aún no en España. Por su prestigio, elegibilidad, independencia, representación social y capacidad decisoria pueden hacer lo que ninguna Administración se atrevería a hacer: orientar, chequear, advertir, corregir y, en caso extremo, sancionar, los numerosos incumplimientos legales de los operadores, puesto que sería tachada de interventora o cercenadora de la libertad de expresión con los costes políticos consiguientes.
En ausencia de ese organismo, el sistema de comunicaciones ha estado colapsado en forma de jungla de TVs locales alegales, sin obligaciones y con incumplimientos de las escasas existentes, hasta el apagón analógico al menos; y en el caso de la radio de FM (no hay competencia autonómica sobre la Onda Media) la audiencia vasca está expuesta a más FM ilegales que legales, y no hay requisitos y valores mínimos compartidos o exigibles…..
El cometido principal de ese Consejo sería velar, hacer cumplir e interpretar la normativa establecida para los medios de comunicación social audiovisuales, propiciando la aparición de una estructura de agentes diversificada y unos contenidos acordes a los principios y normas legales en esta materia (normas publicitarias por tiempo y mensajes publicitarios, promoción cultural y del euskera, respeto a las minorías, derechos y obligaciones de usuarios y de agentes).
Aunque ese Consejo del Audiovisual no exista en España por el momento, se crearía en la próxima legislatura por cuanto en la propia “Ley de 17/2006 de 5 de junio de la Radio y TV de titularidad estatal”, la prevé al referirse varias veces en el texto a la “autoridad independiente”. Hay ya un borrador.
En suma, el legislador vasco ha empezado por una temática que, aunque de reforma muy necesaria –la Ley de EITB- era menos urgente que una Ley del AV y del Consejo del AV, de las que ya disponen, por ejemplo, en Catalunya, Navarra o en la Comunidad Valenciana, y que también están previstas en España y Andalucía (ya cuenta con una Ley de Consejo)
Con todo me centraré en lo que está en la agenda parlamentaria vasca: la posible reforma de la Ley de Creación de EITB pero contextualizada en los cambios previsibles a 10 años vista, especialmente los que traen la TDT y los nuevos usos de la comunicación, para que esa reforma no resulte obsoleta al poco de nacer.


  1. El contexto de la diversificación, fragmentación y privatización de las comunicaciones en referencia a EITB


La diversificación, fragmentación y preferente privatización de las comunicaciones traen problemas para las TVs en abierto y, especialmente para las públicas y, con ellas, para las autonómicas en la era digital.
EITB se debe pensar desde el contexto de los cambios no solo tecnológicos, sino de programación, contenidos, servicios, usos sociales y consumos que van paralelos a una dinámica de más actores, en más ámbitos y con cambios de comportamientos sociales.
En ese sentido el propio 2º Contrato Programa (2007-2010) apunta al rol creciente de una RTV pública capaz de cubrir varios espacios: un modelo generalista (ETB 1 y ETB 2, en euskera y castellano, respectivamente), Internet (eitb24.com) y canales temáticos especializados, sea para un público preferencial interno (infantil-juvenil en ETB 3 en euskera), sea especializado en el género informativo, cultural y experimental (ETB 4 bilingüe), sea para la emisión exterior (Canal Vasco y ETB sat).
Los cambios que se están produciendo en la producción, oferta y usos comunicativos relativizan, por un lado, y revalorizan, por otro, el rol de las TVs públicas autonómicas. Al fondo estamos hablando de modelo de sociedad.
Se relativiza el rol de una TV autonómica, puesto que compite por la atención -de distinta manera según segmentos de población- con otras ofertas de ocio, comunicación o TV y su audiencia seguirá descendiendo de manera absoluta y relativa, por lo que el criterio del porcentaje de share, sin dejar de ser relevante, cede progresivamente su lugar a la función social del medio y al grado de satisfacción de la audiencia sobre las misiones de SP. Los índices cuantitativos ceden poco a poco el lugar a los cualitativos. Y ahí, precisamente, se revaloriza su papel.
Con todo, hay que situar los cambios del sistema de comunicación en el contexto de los anhelos de democratización y que pasan por la participación en los sistemas decisionales, el fortalecimiento y reconocimiento de las estructuras de la sociedad civil y de las redes de gobernanza. No parece razonable que estando en plena eclosión sistemas de gobernanza en los ámbitos políticos, urbanos o sectoriales, no lo esté en el marco por antonomasia de la comunicación social, como si la misión programadora fuera una cuestión técnica y no de funciones, valores y profundas raíces político-sociales.
La gobernanza forma parte de un cuadro más general. Pero en lo aplicable a los distintos ámbitos de la comunicación tendría distintas expresiones:
-para la supervisión a posteriori de los valores reconocidos legalmente, resulta más que recomendable una Autoridad independiente;

-para que los valores socialmente aceptados se tengan en cuenta en la programación resulta necesario un Consejo Asesor;

-para que la sociedad se encarame a la programación misma como espejo social, es clave el Derecho de acceso;

-para que se gestione desde la solvencia es imprescindible un Consejo de Administración no partidista;

-para que se puedan cumplir los objetivos de SP reconocidos es conveniente un Contrato Programa con dotaciones;

-para que todo el andamiaje parta de la legitimidad, es fundamental la intervención del Parlamento validando órganos, debatiendo sobre modelos…..
La democratización está llegando al mundo de la comunicación mucho más tarde que al sistema político –en cierto sentido la comunicación es más influyente y peligrosa que la política- pero, curiosamente, se está planteando el tema en la agenda pública en un contexto de deterioro de la ya baja calidad democrática del sistema político español.
Tendencias generales


  1. Con carácter general, hay un desajuste creciente entre, por un lado, las enormes potencialidades de las Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC) e incluida la TV, para la difusión generalizada de toda clase de contenidos que podrían elevar exponencialmente el acceso social al conocimiento y, por otro lado, la realidad de una sociedad estratificada por destrezas personales y grupales comunicativas o capacidades económicas (salvo una minoría joven y amplia) y una creciente privatización de los contenidos. Uno de los resultados es el consiguiente acceso condicionado, mediante precio o cuota, y unas barreras regulatorias (leyes de Propiedad Intelectual o cánones excesivos) con el efecto de una creciente segmentación de la población en relación a los media audiovisuales, otrora integradores, igualadores y socializadores.


Por ejemplo, frente a la vieja lógica socializadora educativa-informativa de la TV se amplían las programaciones populistas en abierto para los públicos de menor cultura (realities, programas rosas, info-shows, talk-shows… como alimento de las emociones más elementales) y, mediante cuota o pago, se mercantiliza crecientemente una parte del acceso a una oferta multiplicada de transmisiones de eventos o deportivas y de ficción de reciente estreno, ganando peso los ingresos vinculados a la Propiedad Intelectual en su vertiente de derechos de explotación.
No vamos en el sentido de la igualdad y, al menos, los SP como EITB deben paliarlo. Vamos en el sentido de la variedad pero no es seguro que de la diversidad, y el SP debe asegurarla.
2. La TV no es necesariamente la referencia obligada y central de los usos comunicativos para todos los segmentos de población. Pierde centralidad. Sigue siéndolo para las mayorías, pero se individualiza, en perjuicio de los programas federadores; y aunque no desaparezca (aún tiene un rol relevante y se consume de otro modo), desciende el uso televisivo especialmente entre la población más joven.
Lo cierto es que el tradicional control y gestión del audiovisual como tecnología y producción en posesión del sistema institucional público y privado de RTV de masas, va disolviéndose poco a poco mediante una apropiación creciente del uso de la tecnología por parte de algunos sectores significativos. Esto se traduce en una demanda sustitutoria y complementaria de la TV a través del uso cotidiano de Internet en dos líneas básicas: comunicaciones diversas, creándose un nuevo espacio de comunicación consistente en intercambio de informaciones, blogs, comunidades virtuales, aprendizajes que absorben un tiempo significativo; y un acceso distinto a contenidos de programas, sea a través de plataformas como Youtube, sea mediante bajadas de ficción, música, juegos o informaciones de Internet.
Ahí en ese espacio de la red también tiene que estar EITB con un Portal potente en si mismo y como puerta de entrada a otros.


  1. Como expresión de los procesos de convergencia tecnológica y empresarial y la digitalización de todos los sistemas, se produce un nuevo modo joven de ver TV, cross media,8 que conecta ordenador y pantalla de TV, o telefonía con TV a través del ADSL- IPTV (caso Imagenio u Orange), integrando la TV en un cuadro conjunto de ocio y comunicaciones. Por la vía del cross media (TV, Internet y móvil) aunque aun hay problemas técnicos -los servicios Internet en TV requieren páginas adaptadas y tiene una velocidad distinta que aun desanima a los usuarios de PC- será posible el uso regular del televisor como terminal web. A su vez ello es apto a ofertas de los operadores de telecomunicaciones para los usuarios, en el sentido de paquetes triple play o four play, u oferta conjunta de telefonía fija y móvil, Internet y TV.9


Ello altera el espacio público, o sea las funciones del sistema de TV y obliga a una nueva gestión pública de las comunicaciones, so pena de perder contacto con una generación entera y de minimizar el uso social del espacio público y de sus agendas de socialidad compartida para hacer sociedad y país.
Al mismo tiempo, ante la pérdida de la función mediadora del sistema de masas, surgen nuevas formas de comunicación con impacto en la esfera pública: convocatorias por la red o por móvil, puertas y portales que marcan agenda para comunidades comunicadas; blogers como nuevos líderes sociales en lugar de los personajes propuestos por unas TVs cada vez más exhibidoras de un animalario estridente.
O sea, surgen nuevos agentes confeccionadores de la agenda, más allá de partidos y aparatos radiotelevisivos. La confección de la agenda pública se comparte en competencia con otros agentes; muchas personas se autoexcluyen de las agendas más oficiales y se autoincluyen en agendas propias de comunidades virtuales y temporales con un plus por lo participativo y el protagonismo de lo colectivo; se valora la sinceridad, la credibilidad o el espectáculo según los casos; se combinan el interés por lo cercano y vivido con el acceso a lo transnacional/ comunitario…. Y todo ello en consonancia con dinámicas sociales de corrección de la democracia representativa con la participativa, para salvar el desgaste del crédito actual del sistema democrático en su conjunto.
La disolución de las agendas públicas se hace en beneficio de múltiples agendas no comunes, vividas como propias por los distintos colectivos. Si, por una parte, ello es bueno porque puede hacer aflorar la diversidad social, también pueden aparecer problemas si no se logran puntos de encuentros colectivos. En este caso emergerán autismos sociales internos (cada cual con su menú) y la relajación del discurso ético en beneficio de la competitividad y del puro divertimento. Esto revaloriza la importancia de las RTVs en abierto, estatales y nacionales/ regionales, con programaciones generalistas adecuadas a su función de SP.
EITB debe tomar nota de la necesidad de reforzamiento de esas agendas públicas en ETB-1, ETB- 2 y ETB-4, así como de su adaptación a los gustos de los públicos infantiles y jóvenes en ETB-3 y en la experimentalidad e interactividad en ETB- 4 (información, cultural, interactividad, servicios..).
4. Con los años, el usuario ganará en opciones y en autonomía. Podrá gestionar, primero minoritariamente y luego más ampliamente, esas variadas programaciones mediante un acceso asincrónico a la programación, elaborando su propia rejilla de consumo con la ayuda de los EPG (guía electrónica de programas) y de televisores con sistemas informáticos de regulación. Hará un mix elegido entre las múltiples ofertas; ya sea bajo el modelo de streaming (ver en una base de imágenes) o en el de descarga desde un almacén estable de programas, similar al video on demand.
Con la TDT masiva, los jóvenes en especial, personalizarán sus menús y entrarán a utilizar Servicios Interactivos sean autónomos (SIA) o vinculados a programas en tiempo real (SIAP), y otras personas entrarán en modelos más simples vinculados al satélite: meteo, bolsa, juegos... La TDT masiva permitiría la irrupción de nuevos modelos de gestión social (T- medicina..).10
Por otra parte, apenas si se experimenta en programas interactivos, excepción hecha de la Corporació Catalana que ha ensayado con servicios permanentes. Recordemos que una de las oportunidades de la TDT es su interactividad si se dispone no de un decodificador zapper, sino de una interfaz para aplicaciones interactivas y multimedia (el sistema Multimedia Home Plataform MHP) que facultaría al decodificador como una terminal multimedia para servicios en línea de telecompra, telebanca, correo electrónico, juegos on line, video a la demanda …
Por una parte ETB debe saber que los canales no convencionales (satélite, cable, pago y locales) ya significan más del 10% de la audiencia. Su peso es creciente y tiene impacto en la audiencia vasca. ETB debe buscar compensarlo en parte. ETB 4, además de información, y ETB 3 en la parte juvenil, serían canales aptos a experimentar con la interactividad incluyendo la T–learning (lenguas, inserción en el sistema educativo como en Finlandia), sanidad, trabajo...11
5. Paralela y paulatinamente, se producirá el cambio del modelo clásico de programación en el abierto -consistente en una oferta simultánea que viaja en busca de un espectador que elige una opción voluble entre todas las programaciones que quieren atrapar su atención- a otra modalidad de espectador autoprogramador de su menú. Es el usuario y no el programa quien viaja, navega, entre los canales favoritos y por los almacenes de contenidos.
El operador televisivo se transformará, probablemente, más en un editor de fondos de contenidos seleccionados que en un gestor de bases de imágenes.
Claro que esos cambios no son de golpe, ni mucho menos, pero hay que ir preparando la normativa para ello. Hoy estamos en la fase de enhacend TV, de la TV mejorada o enriquecida, con efectos técnicos atractivos, programas y canales temáticos añadidos, espectacularizaciones….que pretenden adaptar la ofertas de los operadores paulatinamente a los cambios, sin perder lo que tienen y sin renunciar a lo que aspiran.
La misma implantación de la TDT hasta el apagón de 2010 (dos años) se hace en simulcasting, simultaneando emisiones en analógico y en digital, a la espera de un aumento cualitativo del parque de receptores de TDT o de decodificadores que conviertan la señal digital en analógica para que la lea el televisor (analógico). Aún el modelo de programación sigue siendo el propio de la larga era analógica, el llamado por Patrice Flichy “modelo de flujo”, con emisiones programadas por franjas horarias que obligan al teleespectador a estar presente o a grabar.
Eso significa también que el sistema de programación televisivo de ámbito estatal y autonómico sigue vertebrado por la programación generalista (eje central de oferta, de marca y de inversiones). A él –ya en TDT- se añaden, 2 o 3 canales temáticos, puramente complementarios (bastantes de relleno), preferentemente de información, ficción, infantil y deporte que apenas cuentan con audiencia pero que, en volumen, suponen muchas horas de oferta, en una proporción de 3 a 1 respecto a las generalistas, con contenidos casi siempre ya emitidos en ese o en otro operador, o -excepción hecha de la información de actualidad- que se adquieren como paquetes en el mercado internacional. Con lo que el reciclaje, por penuria de programas para tanta oferta de programación, es la norma. Si se abusa demasiado tiempo de ese modelo la fuga de espectadores puede ser significativa.
EITB ha emprendido ya ese camino de la tematización y de la TV mejorada.


  1. Se produce una fragmentación de las audiencias entre programaciones y entre programas.


Entre las propias televisiones se da un reajuste por la persistente caída de shares de las TVs en abierto de ámbito estatal o autonómico (públicas o privadas). Ganan un ligero peso las TVs locales y, sobre todo, al ser tantas, ascienden las TVs temáticas como conjunto -incluyendo los programas especializados de las TVs en abierto- y también los canales de pago.
Téngase en cuenta que ya el 30% de la audiencia recibe TDT (por vías terrestres 20% y por satélite, cable y ADSL, otro 10%).12 En estos últimos soportes su organización se oligopoliza (caso español de Digital + y los sistemas de cable o ADSL de abono) y parte de sus contenidos se transnacionalizan (ficción, formatos). Todo ello incrementa la oferta de contenidos y la competencia se hace feroz, mientras se fragmenta la audiencia por exposición a distintas opciones.
No desaparece la TV generalista de masas, ni mucho menos, pero se reduce y reorienta. Tratan de federar grandes públicos en programas de impacto en los prime time y de orientar el resto de programación a targets más precisos que compitan con la TV temática y con sus ingresos publicitarios.
Al mismo tiempo, la TV temática o de targets va ganando espacio en sus dos modalidades. En abierto tiene la ventaja de que, aunque poca gente vea un programa, su target publicitario es muy certero y valorado por los anunciantes. En el de pago (el caso español es de escasa competencia y se da solo entre soportes) la renta es estable, y el perfil para una publicidad muy limitada, es diáfano.
Todavía en los próximos años los canales generalistas y para públicos de masas seguirán siendo referencia en cada múltiple de TDT y en cada Grupo de comunicación. Son su buque insignia y marca del grupo. E insistirán en algunos ámbitos tradicionales y caros en los que tienen ventaja. Da la impresión de que, por el momento seguirán especializándose en información general, films y series de impacto o nuevos, eventos, grandes concursos….
Una regulación de una TV pública de proximidad deberá tomar en consideración el espacio que le queda a la TV en abierto de TDT frente a otros sistemas de ocio e información, así como del rol del programa general. ETB 1 y ETB 2 en nuestro caso deben seguir siendo buques-insignia en un marco de sobreoferta y fuerte competencia tanto por arriba (numerosas TVs de ámbito estatal) como por abajo (la local, como ya ocurre con las primeras páginas de la prensa o los canales temáticos de comunidad de afición: club deportivo, hobby…) pero se habrán de prestigiar los canales temáticos para públicos muy precisos.
7. Y de qué vivirán los operadores?. De un mix de ingresos. Hoy, ante la incertidumbre y proliferación de ofertas, hay problemas de inversión publicitaria. Han entrado en crisis los modelos de bloques de spots en beneficio de otros modelos (como los eventos, patrocinio, publi-reportajes, placements, sobreimpresiones, promociones, tele-tienda…o la mezcla cada vez más acentuada de programas y publicidad como en la radio) o su reducción a minibloques caros o la entrada de publicidad interactiva …
EITB deberá adaptarse, pero algunas de las formulas publicitarias más agresivas, especialmente las que afectan a la información, pueden entenderse en el ámbito de la TV privada pero son incompatibles con un SP.
8. Probablemente persistirá y se acentuará la fragmentación vertical del sistema televisivo en los planos internacionales, estatal, autonómico/ nacional y local. La excepción relativa son las limitadas audiencias de las emisiones generalistas internacionales. Hoy lo que funciona mejor es la internacionalización de los contenidos y formatos a través del almacén del mercado internacional de derechos de emisión en oferta asincrónica realizada por los sistemas nacionales en sus idiomas propios.
El legislador-regulador, con la TDT, prevé una funcionalidad vertical del espacio entre las emisiones estatales, autonómicas y locales, llegando todas al hogar local. El sistema lo formarían: unas TVs de ámbito estatal, sean generalistas o temáticas, en fuerte competencia por las grandes audiencias y la suma a trozos de audiencias fragmentadas a escala estatal; unas autonómicas (la mesocomunicación) sobre los espacios de la identidad y de la gestión pública cercana; y unas locales (la micromunicación) que tiene ventaja sobre los espacios de la cotidianidad y la socialidad.
EITB tiene algunas ventajas en ese esquema.
9. La transición digital les sorprende a las TVs de SP en general, débiles en su posicionamiento tanto ante la sociedad como en el mercado. Su modelo de programación, con algunas excepciones, son imitativas de las privadas, no se salen de los perfiles de targets medios para los que programan la generalidad de operadores. Tienen diluida su identidad y justificación.
Para lograr esa identidad ETB habrá de ser tractora y ejemplar en los cambios.
  1   2   3

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Un nuevo modelo institucional para el sistema vasco de radiotelevision1 iconEn el marco de la implementación del nuevo modelo educativo institucional,...

Un nuevo modelo institucional para el sistema vasco de radiotelevision1 iconA través del Nuevo Modelo Educativo y del Nuevo Paradigma: ¡Todos ganadores!

Un nuevo modelo institucional para el sistema vasco de radiotelevision1 iconEl nuevo modelo educativo nos permitió apropiarnos de los criterios...

Un nuevo modelo institucional para el sistema vasco de radiotelevision1 iconInternational biocentric foundation escuela Modelo de Biodanza Sistema Rolando Toro Chile

Un nuevo modelo institucional para el sistema vasco de radiotelevision1 iconLiteratura Jurídica hacia un nuevo modelo de gestión editorial en el entorno digital

Un nuevo modelo institucional para el sistema vasco de radiotelevision1 iconEl nuevo modelo de crucero, el más versátil a nivel mundial, lo producirá...

Un nuevo modelo institucional para el sistema vasco de radiotelevision1 iconPodemos elegir entre dos modelos, en el modelo 1 (más indicado para...

Un nuevo modelo institucional para el sistema vasco de radiotelevision1 iconLa reforma del sistema de salud y el modelo diosificado del profesional de la medicina

Un nuevo modelo institucional para el sistema vasco de radiotelevision1 icon“Cataluña y el País Vasco, El país Vasco y Cataluña, son dos cánceres...

Un nuevo modelo institucional para el sistema vasco de radiotelevision1 iconIdeas generales para la reflexion en el consejo vasco de la cultura






© 2015
contactos
l.exam-10.com