Muchas vidas de sufrimientos fueron necesarias para el despertar de los "Danzadores del Sol", pero llegado el momento, ¿Quién lo entendió? ¿Cuántos acudieron? Simplemente, los que jamás murieron; los renacidos; los precisos






descargar 429.99 Kb.
títuloMuchas vidas de sufrimientos fueron necesarias para el despertar de los "Danzadores del Sol", pero llegado el momento, ¿Quién lo entendió? ¿Cuántos acudieron? Simplemente, los que jamás murieron; los renacidos; los precisos
página1/8
fecha de publicación02.04.2017
tamaño429.99 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Ley > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7   8



INICIACIÓN SOLAR

AUTOR ASOCIACIÓN ADONAI

EJEMPLAR GRATUITO
"En verdad, en verdad te digo que quien no naciere del agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de los cielos. Lo que nace de la carne, carne es; pero lo que nace del Espíritu, es espíritu. No te maravilles de que te he dicho: Es preciso nacer de arriba. E1 viento sopla donde quiere, y oyes su voz, pero no sabes de dónde viene ni adónde va; así es todo nacido del Espíritu."

***
Ciertamente el fuego solar no se apaga con el agua de "Cáncer" en el día del año que más y mejor brilla nuestro Astro luminoso.

Este día es obligada fiesta para los Hijos del Sol, para los despertados en la radiante luz del conocimiento.

Muchas vidas de sufrimientos fueron necesarias para el despertar de los "Danzadores del Sol", pero llegado el momento, ¿Quién lo entendió? ¿Cuántos acudieron?.. .Simplemente, los que jamás murieron; los renacidos; los precisos.

La hora ha comenzado. Este es el tiempo de la profecía y el reencuentro.

***

A veces todo comienza con un sueno; no en vano fue dicho en la famosa comedia "La vida es sueño", y ciertamente, soñamos mientras vivimos y algunos en vez de vivir permanecen en un eterno letargo que les hace asumir lo diario desde una óptica ensoñadora o dormilona. Pero, dejémonos de filosofías y contemos este sueño, pues de su análisis acaso descubramos una profunda significación esotérica y práctica.

"Recuerdo todavía la viveza de las imágenes y su fuerza en colorido. Fue una de las realidades mejor sonadas de los últimos tiempos, máxime cuando no es frecuente en mí esa clase de experiencias. Por otro lado, no sabría si el término mejor empleado y mejor comprendido sería el de "viaje astral". Creo que sí; creo en definitiva que se trató de un viaje astral:

"Caminábamos por lo frondoso de una selva tropical, un grupo representativo de individuos. Recuerdo de ese grupo a un niño que estaba a mi lado derecho; seguramente este pequeño me estaba mostrando otra generación, que insignificante ahora, será mañana la verdadera protagonista de cuanto pretendo narrar. E1 objetivo estaba bien grabado en los corazones: Había, que encontrar un viejo templo derruido, y con sus piedras reconstruir otro que pudiera albergarnos.

Nuestros pasos abrían sendero. Todavía lo estoy viendo: Una bóveda de vegetación con ramas de vivísimos colores, nos hacía avanzar decididos y animosos hacia nuestra meta. ¡De repente!, unas viejas murallas nos cortan el paso. Teníamos que. superarlas para llegar a nuestro destino. Esto empeñó todas nuestras fuerzas e ingenio. Mientras descolgábamos unas cuerdas para remontarlas, unos salvajes, a pecho descubierto, aparecieron lanzándonos sus flechas con el gran empeña de no dejarnos pasar. Estos indios había que entender  a nivel astral  que representaban las dudas, los temores, los enemigos, las acechanzas que inevitablemente nos acompañan desde el momento justo que todo individuo se propone emprender cualquier camino. A una orden mía, fueron exterminados.

Curiosamente, y desde la perspectiva de que los indios representaban un obstáculo a superar, no sentí violencia ni tampoco la percibí; sencillamente había que exterminarlos y así se hizo.

Por fin, en una gran explanada, encontramos e1 deseado templo aunque sería más propio decir lo que quedaba de ello ­un viejo arco ojival que todavía, en forma milagrosa se sustentaba, y que nos dio acceso a una estancia vacía con un solo elemento: una estatua de piedra con un manto rojo, y que nos asombró sobremanera porque...¡hablaba!.

Se trataba del "hierofante", figura habitual de muchas culturas y religiones antiguas.

Aquello nos contrarió; nosotros adorábamos al Sol, ¿qué pintaba allí una estatua?, ¿otra vez tendríamos que adorar a las imágenes?...El dilema lo resolvimos en Asamblea:¡Adoraríamos al Sol como Monarca Supremo!

Y así, con ese ánimo y propósito, salimos a realizar la tarea."

Este fue el sueño que además de entregarme imágenes, motivó mi espíritu profundamente. Lo que allí viví representa una realidad en la evolución del mundo de las ideas. Ideas estas que siempre son personificadas por humanos, dogmas, ritos y sectas, y que son sistemáticamente alteradas en el enfrentamiento de generación tras generación.

E1 viejo templo con todo lo que representa, se ha hundido, pero de las cenizas se levanta el ave fenix de un nuevo tiempo. La próxima generación tendrá más suerte, pues ha aprendido de los errores de la anterior, y la humanidad quemará los ídolos y los fetiches para rodearse, acaso, de otros ídolos más sofisticados o bien, y de una vez por todas, llegue a la revelación pura.

Y de revelación vamos a hablar, pues hablar del Sol es hablar de Dios en primera persona. Un Dios que da luz, calor, sangre y savia, y que queramos o no, sustenta nuestra vida física, psíquica y espiritual.

No es la primera vez que hablamos del Astro y os aseguramos que no será la última. Los que a lo largo de estos anos nos han seguido, lo saben muy bien; conocen los trabajos que relativos a este tema hemos divulgado.

Hablar del Sol e intentar descubrir su oculto poder, motiva nuestras vidas como lo hizo antes con otros tantos personajes que a lo largo de la Historia del Hombre fundamentaron las religiones del orbe.

Todos los pueblos de la Tierra han adorado al Sol, bien esencialmente o al mismo principio personificado. Nuestro primer paso por tanto será caminar desde el principio de esa Historia y página a página rememorar los momentos de la revelación solar que propiciaron sabiduría y amor.

Después, traspasaremos el interior de dicho Astro y desde allí delimitaremos esotéricamente sus dimensiones y efectos hacia el ser humano.

CONTINENTE MU

En uno de los lugares donde más y mejor bri116 el Sol fue en el continente Mu. A1 parecer y según escasos datos transmitidos por las fuentes mayas en el texto "Codes Froano" y otros datos aportados desde Asia por el Coronel Cuchward, se trataba de un continente ubicado en el centro del Pacifico, de unos 500 Kms. de E. a 0., siendo sus contornos por el N. Hawai, S. Islas Fidji, E. Marianas y extremo 0. Isla de Pascua. La civilización que allí se desarrolló contemplaba toda la vivencia de crecimiento y desarrollo de una completa generación.

Parece ser que al final de sus días, Mu tenia algo más de sesenta millones de habitantes, perecidos todos ellos a causa de un tremendo cataclismo que no se ha explicado bien si tuvo su origen en la caída de un asteroide o durante las convulsio­nes cíclicas del planeta.
Los mutoltecas eran de color blanco y cabellos oscuros. Sus ocupaciones habituales eran la agricultura, la pesca y el comercio que habían extendido a sus colonias próximas de Asia y América. En la actualidad, la mayoría de los islotes que emergen del Pacifico son los restos no sumergidos de dicho continente, siendo la Isla de Pascua el más representativo por sus pintorescas esculturas o mohaís, que nos hablan de enigmas desafiantes que aún hoy la ciencia no ha explicado.

Todo el continente y siguiendo la línea del Ecuador del planeta, estaba atravesado por construcciones en forma de pirámides que a modo de pilas psíquicas almacenaban la energía del Sol armonizando la vida y costumbres de sus habitantes.

Todos adoraban al Astro, pues las diez tribus que habitaban Mu, habían establecido el monoteísmo solar, no existiendo en sus templos estatuas en forma humana o reliquias de muertos tan acostumbradas en nuestros actuales cultos y religiones.

Adorar es vivir plenamente con el tremendo objetivo de ser una misma cosa con Dios. Y así lo pensaban los Iniciados y sabios del continente Mu. Para ellos sus templos eran lugares de auténtica purificación. Centros donde el cuerpo astral del individuo se cargaba de energía psíquica solar. Esta misma energía fue más tarde aludida por el Maestro Jesús el Cristo cuando dijo a los suyos: "Yo tengo un alimento que vosotros no conocéis."

Hemos dicho muchas veces que existe una diferencia sustancial entre tener "una casa" o tener "un hogar", mientras el primer concepto nos habla de un edificio más o menos bello y espacioso, el hogar es algo más inmaterial, alimentado del amor de la familia que día a día lo construye como la araña teje su tela. Lo mismo ocurre con los templos, pueden ser fríos edificios o lugares construidos con la vibración armónica de los que allí acuden.

Así ocurrió en Mu durante mucho tiempo, y como fruto de tal clima y de tal alma colectiva, los conocimientos, el saber inmaterial y la perfección llegada desde el dictado espiritual cósmico, eran captados por los grandes maestros o Iniciados en los misterios, y puesto en práctica luego para el bienestar de la raza. Hablan logrado dominar el átomo y caminar por las estrechas sendas de la física y la tecnología aplicada. Sabían de la ciencia astral y de las Leyes del Cosmos que eran enseñadas en los templos, siendo muy alto el nivel de conciencia adquirida.

En la pirámide que se utilizaba, tanto como templo como centro terapéutico, se establecían formas de meditación y recogimiento que guiadas con sabiduría por los sacerdotes, hacían que las energías beatificas bañaran de purificación el campo astral del individuo y por tanto se estableciera un cordón umbilical con el Padre Ra o Sol. Esta civilización había conseguido ser un solo cuerpo místico con el Cristo Solar, y en todos los templos del continente se había creado un ente psíquico colectivo que traducía el nivel grupal de la Conciencia Unificada próspera y poderosa.

Cuando el Sol salía por el Este del amanecer de cualquier día de Mu, se oía una voz inmaterial que provenía de sus infinitos rayos, diciendo:

"Yo soy la vid y vosotros los sarmientos. Yo soy la Luz y vosotros si ezpresi6n y si reflejo. Yo soy la eterna energía, mi energía vive en vosotros; si sangre es vuestra sangre y mi savia es la de las flores y frutos que forman si jardín. Yo vivo en vosotros y se muevo de muchas formas.  Soy audaz y fuerte en el joven; reposado y maduro en el viejo, pues así descanso en él y él en al. Son ágil en la gacela, tosco en la piedra y bello en las rosas. Soy sabio en el hombre inteligente e ingenuo en el simple. Soy bueno y salo, y siendo ambas cosas, soy necesariamente bueno. Somos tan íntimos coso idénticos en el vivir, el sentir o el pensar. Yo soy la energía luminosa, vosotros la sobra de mi Luz. No hay luz sin sobra ni sobra sin luz. ¡Haced producir sus talentos!”

Y los mutoltecas vivían y hacían producir esos talentos a fuerza de respirar y latir sufriendo, amando y viviendo en el eterno diálogo de lo alto y lo bajo, del Sol y la sombra, de la luz y las tinieblas.
LA ATLANTIDA.

A1 otro lado del continente americano, otro gran continente llamado La Atlántida, rivalizaba en los mismos conocimientos y sabiduría, pues también entre éstos se adoraba al Sol y se practicaban los mismos ritos saludables y mágicos.

Los sabios y científicos de ambas naciones llevaron su rivalidad, al principio inofensiva, a una lucha abierta, y la catástrofe fue inevitable. En esta hecatombe se emplearon algo más que piedras y palos ya que la energía atómica y los vuelos espaciales eran técnicas ya conocidas, y como decimos, las usaron con fuerza destructiva y aniquiladora. Estas batallas fueron recogidas por "Los Vedas" y relatos de la cultura hindú, así como por la mitología de varios pueblos. Todo ello fue magníficamente ratificado por la fuente extraterrestre al contactado Daniel W. Fry, cuando le dijeron:

"Usted está perfectamente en lo cierto cuando señala que el símbolo del árbol y la serpiente es común en la historia y en las leyendas de su planeta. También es común en el nuestro. La explicación es que tenemos, por lo menos en parte, antecesores comunes.

"Hace decenas de miles de años, algunos de nuestros antecesores vivían en la Tierra. Habla en esa época un pequeño continente en una parte hoy cubierta por el mar que ustedes llaman Océano Pacífico. Algunas de sus primitivas leyendas se refieren a esta masa de tierra sumergida como el "Continente de Mu o Lemuria".

"Nuestros antepasados habían construido un gran imperio y una ciencia vigorosa sobre este continente.

"En la misma época había otra raza que se desarrollaba rápi­damente sobre otra masa de tierra en el área central y sur del actual Océano Atlántico. En sus leyendas este continente ha sido denominado Atlántida.

"Habla rivalidades entre las dos culturas en sus progresos científicos. A1 principio eran amistosas, luego se volvieron más amargas con el correr de los años, y cada raza hacia alarde de sus conquistas ante los otros.

"En pocas centurias su ciencia había sobrepasado el grado de desarrollo que existe ahora aquí. No satisfechos con liberar pequeñas porciones de la energía del átomo, como hacen en la actualidad sus físicos, ellos habían aprendido a rotar toda la masa sobre su eje energético. De la rotación de un trozo de materia del tamaño de un penique de cobre, resultaba la liberación de setenta y cinco millones de sus kilovatio horas.

"Con el constante aumento de la tirantez entre las dos razas y con el constante aumento de los recursos destructivos, era inevitable que eventualmente se destruyeran entre ellas.

"Las energías liberadas en esa destrucción fue más allá de toda imaginación humana. Ellas fueron suficientes para provocar el mayor cambio en la configuración superficial del planeta; y las radiaciones concomitantes fueron tan intensas y extendidas, que la superficie de la Tierra se volvió totalmente inhabitable para el ser humano durante varios miles de años."

"Como le dije antes, nuestros antecesores fueron un grupo de sobrevivientes del último colapso completo de la civilización de su planeta. Hace más de treinta mil años, según miden el tiempo en la actualidad, ellos hablan desarrollado una ciencia material que era en algunos aspectos por lo menos considerable­mente más avanzada que en el momento actual. Ellos siguieron las leyes naturales, en vez de amenazarse unos contra otros como hace su ciencia. Sus máquinas eran por consiguiente más simples. Sin embargo pudieron realizar cosas que ustedes no han sido capaces de hacer. Ellos también fracasaron en darse cuenta de la absoluta necesidad de un desarrollo parejo de los valores espirituales y sociales. Entre las dos naciones más importantes de esa era se desarrolló una fisura. La fricción entre ambas aumentó año tras año hasta que explotó en una guerra de aniqui­lación. Armas de energía absoluta fueron usadas por ambas naciones en contra de la otra, armas cuyo poder destructivo era mil veces superior a la bomba H que amenaza su raza en la actualidad. No era cuestión de victoria o derrota. Simplemente se destruyeron la una a la otra. Hubo pocos sobrevivientes, y las radiaciones a nivel de toda la superficie del planeta se habían elevado más allá de la tolerancia humana. Esto no significó que todos los sobrevivientes estuviesen condenados inmediatamente a muerte por las radiaciones, pero significaba el deterioro progresivo de las funciones mentales y biológicas. Esto, junto con el gran número de mutaciones en sucesivas generaciones, eventualmente retrogradó su nivel de existencia casi al nivel de las bestias. En una meseta elevada, que ahora es el país del Tibet, aterrizaron seis de nuestras naves aéreas y se realizó un concilio para determinar si podía hacerse alguna cosa. Se sugirió realizar un intento de llegar hasta otro planeta. Los aparatos aéreos en uso en aquel tiempo eran capaces de viajar en el espacio y frecuentemente habían sido usados para alcanzar unos pocos cientos de millas de altura sobre la Tierra. Sin embargo, no se había hecho todavía ningún intento para salvar las enormes distancias entre los planetas, y los miembros de la tripulación estaban muy lejos de la certeza de que tal intento pudiese tener éxito. E1 planeta que ustedes conocen como Marte estaba entonces en conjunción con la Tierra, y por esa época las condiciones de su atmósfera, temperatura, agua, etc., eran mucho más apropiadas para la sobrevivencia del hombre que las condiciones que sus astrónomos refieren existir en la actualidad. Se realizó una votación, y los miembros de la tripulación de cuatro de las naves eligieron llevar a cabo la gran aventura, en la esperanza de preservar de ese modo, por lo menos una parte de la cultura de su raza. La remanente tripulación optó por quedarse en la Tierra. Ellos creían que debido a la elevación de la meseta en la cual estaban reunidos y el comparativamente bajo nivel de radiación que existía allí, podrían continuar viviendo en esa área sin sufrir completa degeneración física y mental en ellos y en su descendencia. Puedo ver la pregunta que se forma en su mente, así es que le explicaré que nuestra raza había logrado la perfecta igualdad de los sexos y ambos estaban igualmente representados en el concilio. De las cuatro naves que ensayaron el gran salto, tres llegaron a salvo a su destino. No hay noticias en nuestra historia de la suerte de la cuarta."

Sigamos con nuestro luminoso argumento para cuestionarnos por qué unas razas como la lemuriana, mutolteca o atlantídea que habían conseguido un proceso científico impensable para su tiempo, adoraban al astro que nos alumbra. ¿Cómo se podía alear tanta vivencia y avance con la paradoja de un culto aparentemente intrascendente y primitivo?...La respuesta estaba siempre celosamente guardada para el ignorante, pero radiante para el que había alcanzado un determinado estado de conciencia. ¿Cuál era por tanto esta respuesta?:

Allá en lo más recóndito del templo mayor de Mu, situado en pleno centro del continente, el Gran Maestre había dicho a sus adeptos: "E1 aro luminoso que nos alumbra está habitado en su interior, y los seres que allí viven son los Dioses. De vez en cuando vienen al planeta para crear la vida y enseñar al hombre la conducta y la doctrina del comportamiento".

Los adeptos neófitos, después de escuchar al sumo sacerdote se sentaban mirando al Sol, llorando ante su luz cegadora. De tanto mirarlo sus ojos se quemaban hasta el punto de ser un rayo más del Astro, y así desde la luz, asomarse al sol negro que latía en su interior y allí en la bella oscuridad de la bola, latían de gozo al encontrar las respuestas que más tarde motivarían sus vidas de realización espiritual.

Todos estos Iniciados en la luz, cada mañana hacían el culto al Sol y todos los amaneceres, al unísono se congregaban infinidad de hombres al Este, y extendían sus palmas al foco de luz que emergía desde el horizonte. De tanto mirar y adorar a su Padre Celestial, sus cuerpos se tornaron rígidos hasta el punto de hacerse pétreos. Por eso, aún hoy en la Isla de Pascua podéis verlos elevados en la tierra y con la mirada estática dirigida al Astro Sagrado.

E1 foco de cultura y progreso del continente lemuriano, había trascendido a los países vecinos y próximos a sus fronteras. Concretamente Sudamérica, había recogido dicha influencia espiritual y sus colonias se extendían a lo largo de la costa del Pacifico. Lo mismo ocurrió con la costa Atlántica en relación al continente del mismo nombre.

Volviendo a Mu o Lemuria, una de sus colonias que no se hundió en la catástrofe, la podemos contemplar hoy en Bolivia. Nos referimos a Tiahuanaco, cuya antigüedad se pierde en el tiempo según los estratos de su edificación. De Tiahuanaco podríamos contar muchas cosas, pero es mejor que sean nuestros hermanos bolivianos del C.E.P.A.F.O., quienes lo hagan con legítimo derecho. Para ello, transcribimos un articulo que nos envía nuestro representante en aquella zona, Rafael Prudencio:
TIAHUNACO, VESTIGIOS DE UNA HUMANIDAD DESAPARECIDA?

(Centro de Estudios Psico Antropológicos)

Casi todas las razas y tribus del mundo han conservado narraciones acerca de destrucciones universales causadas por inundaciones, incendios, terremotos, explosiones o trastornos y mutaciones de la tierra toda.

Los libros sagrados de la India como los "Purana" y el "Libro de los Dzyan", la Biblia, el "libro de los Muertos" de los Egipcios, el "Popol Vih" de los Quichés Mayas, los documentos de Lhassa, el Calendario Azteca o Piedra Solar de los Nahuas en México, confirman la teoría de la existencia sobre la tierra de cuatro humanidades anteriores a la actual que hace millones de años desaparecieron por la acción cíclica de grandes cataclismos y trastornos cósmicos que originaron la revolución del eje magnético de la Tierra, el hundimiento de enormes plataformas continentales y la transformación total de la corteza terrestre.

Platón en sus "Diálogos" no solamente se refiere a la existencia de un desaparecido continente llamado "Atlántida", sino a "ciertas perturbaciones en el movimiento de los cuerpos celestes que ocurren periódicamente causando destrucciones".

Se dice que cuando Herodoto visitó Egipto, sus Sacerdotes le indicaron que en menos de doce mil arios la Tierra había cambiado dos veces el eje de rotación. Otros documentos revelan más datos. E1 "Papyrus Magique Harris" describe un trastorno cósmico causado por el fuego y el agua, en el curso del cual cambiaron los polos de sentido. E1 "Papyrus Ermitagne" dice que hubo un violento cataclismo que transformó el mundo.

E1 hallazgo de fauna oceánica fosilizada en la Cordillera de Los Andes y en el altiplano boliviano, indica un repentino y abrupto surgimiento de los fondos marinos hacia la superficie, al igual que en los Himalaya del Asia, en donde no solamente sé han encontrado restos de fósiles marinos, sino restos de ballenas que fueron sorprendidas en forma violenta por un gran cataclismo que en épocas remotísimas borró de la faz de la Tierra a formidables ciudades de la Lemuria y la Atlántida.

Una de estas viejas ciudades sagradas era Tiahuanaco que soberbia se alzaba a orillas de lo que hoy es el Océano Pacifico, hasta que la violenta acción destructora de aquella gran catástrofe, hizo surgir bruscamente desde las profundidades marinas la majestuosa Cordillera de Los Andes, empujando hacia el cielo los imponentes restos trepidantes de Tiahuanaco y abrazando entre sus volcánicos brazos un "pedazo de mar", el Lago Titikaka. E1 Lago Sagrado en el altiplano boliviano a cuatro mil metros de altura sobre el nivel del mar custodiado por los ingentes y poderosos brazos de la Cordillera Oriental y Occidental, es el recuerdo final de una titánica lucha entre la tierra y el agua, como lo relata una antigua leyenda publicada por José J. Llopis en su libro "La Atlántida":

"Cuenta la leyenda que cuando el Creador del Universo formó el mundo, en la zona correspondiente a la América del Sur, el rocoso oleaje de montañas amontonadas se alzó en seco, como desenfrenado corcel detenido bruscamente. Y quedaron así forma­dos Los Andes, La Cordillera Madre, el Hualletiri, el Sajama y el Tacora. Los otros elementos se aquietaron: la blanca paz de las nieves cubrió los basaltos y las traquitas, como un sudario inmaculado tendido sobre el reposo del guerrero inmóvil. Y el Mar hab16 al Creador en rumores confusos e indefinibles: "La Tierra me arrebató una parte de mis reinos, pero algo debe recordar esta titánica lucha. ¿Puedo dejar mi huella en el mundo que he perdido?.

"Y el Creador decretó con su majestuosa serenidad omnipoten­te: "Quede tu rastro en medio de estos montes".

"Y as1 se formó el gran Lago, aquella masa acuática y sagrada de Los Andes, como una lágrima de recuerdo entre las rocas..."

En aquella época el nivel de las aguas del lago se hallaba a mucha más altitud, como se ha verificado científicamente.

Las aguas de este atrapado "mar interior" sumergieron a su vez en esta catástrofe, a gran parte de los restos de Tiahuana­co.

A1 respecto, el meritorio escritor boliviano Hugo Boero Rojo acompañado de un equipo de buceo el año 1979, cuando se rodaba la película "E1 Lago Sagrado", descubrió en las profundidades del Lago Titikaka un impresionante "yacimiento arqueológico".

Según las declaraciones de los buzos y cineastas publicadas el 4 de diciembre de 1980 en el periódico "Presencia", 2da. Sección: "Se hallaron monumentales bloques de piedra que parecen ser muros de templos semidestruidos, caminos empedrados que se pierden en las profundidades del lago..."

Juntamente con estos descubrimientos se hallaron islas que contienen restos semisepultados que muestran al igual que las ruinas que están sobre la superficie una técnica muy evolucionada. Sobre estas construcciones o ruinas milenarias, posteriormente se superpusieron otras formas culturales en las que se aprecia una técnica muy inferior, una involuci6n o decadencia.

Un hecho que hace reflexionar en la magnitud de aquel cataclismo que esparció las gigantescas moles pétreas de Tiahuanaco sobre la meseta altiplánica, son los increíbles hallazgos de restos Tiahuanacotas en los picos de Los Andes y en la costa chilena de Tarapacá.

Se dice que cuando los incas conquistaron la región del Lago Titikaka, Tiahuanaco era ya un campo de ruinas gigantescas, inexplicables.

Cuando Pizarro en 1.532 llega allí, los Incas dan a los conquistadores el nombre de "Viracochas": señores blancos, haciendo reminiscencia a su tradición más o menos perdida que habla de una raza de señores desaparecida, de hombres gigantescos y blancos, venidos de lejos, surgidos de los espacios, de una raza de Hijos del Sol que luego de construir Tiahuanaco, reinar y enseñar allí, desapareció de golpe.

Una mitología preinca dice que las estrellas están habitadas y que los dioses han descendido de la Constelación de las Pléyades.

Algunas leyendas orales entre los campesinos del lugar, dicen que Tiahuanaco fue construida antes que las estrellas existieran en el cielo.

"En 1629 el cronista carmelita Vásquez de Espinoza escribió acerca de las ruinas de Tiahuanaco donde tuvo aquellos suntuosos y soberbios edificios, de los cuales "tenían tradición los indios que eran de muchos siglos antes que reinasen los incas..."

E1 cronista Cieza de León recogió la versión de que Tiahuanaco fue creada en una sola noche por gigantes desconocidos que luego desaparecieron.

Este cronista que fue el primer europeo que contempló las gigantescas piedras de cantera de Pumapunku, las más colosales de toda América del Sur, en su crónica CV, se pregunta qué clase de gentes pudieron llevar a cabo tan enormes y sólidas fundaciones, considerando estupefacto qué fuerzas humanas serian suficientes para transportar las piedras hasta el lugar donde hoy están situadas..."

También dice que cuando preguntó a los nativos si estos edificios fueron hechos en tiempo de los Incas, éstos se rieron de esta pregunta, afirmando que antes de que ellos reinasen ya estaban hechos, y que no podían afirmar ni decir quién los hizo, aunque oyeron a sus antepasados que en una noche remaneci6 hecho lo que allí se vela..., y que habían visto en la Isla de Titikaka hombres barbados.

En el tomo número uno de la extraordinaria obra titulada "Tiwanaku Cuna del Hombre Americano" (Tiwanaky, Cradle of American Man), del Padre de la Arqueología Boliviana, Don Arthur Posnansky, se aprecian fotografías de incalculable valor cultural que muestran a Tiahuanaco antes de ser reconstruido.

Allí se observan pilares o menhires similares a los que existen y se extienden por toda la Europa Nórdica, las Islas Británicas, Francia, etc...

En las profundidades del Océano Atlántico, cerca de las Islas Bimini, de las Bahamas, hacia el año 1972 los exploradores y arqueólogos Dimitri Rabikoff y Manson Valentine descubrieron varios restos de construcciones diversas, compuestos por inmensos bloques de piedra, dispuestos de tal modo que parecen ser caminos, plataformas, obras portuarias o murallas caídas, que son similares a las construcciones pétreas del Perú y Tiahuanaco, así como las columnas de Stonehenge y a las murallas ciclópeas de la Grecia de Minos.

A todo este conjunto de restos ciclópeos esparcidos por nuestro planeta y que son semejantes entre sí se les ha bautizado con nombres muy sugestivos como e1 de "ordenadores Electrónicos", "Observatorios Astronómicos", "Templos de las estrellas", "Círculos mágicos".

Renán refiriéndose a estos misteriosos bloques de piedra que conformaban estos Observatorios Santuarios, dice: "Diríase que se trata de una base de innumerables pilares de la nave de una inmensa catedral desaparecida, que no tenia otra techumbre que el cielo..."

En casi todas las regiones del mundo donde se hallan los restos megalíticos más arcaicos; como son los Dólmenes Cromlech (Círculos de Piedra), Menhires, etc, existen leyendas que hablan sobre la forma en que fueron trasladados grandes trozos de piedra que eran cortados y extraídos de canteras muy lejanas de donde se hallan las construcciones y los emplazamientos...

Sobre las piedras de Tiahuanaco, el Padre Bernabé Cobo en su obra titulada "Historia del Nuevo Mundo", publicada en 1617, nos dice que "nuestros antepasados nos dijeron que estas piedras habían sido transportadas por los aires al son de una trompeta que tocaba un hombre..."

En su libro "Magia Caldea" el investigador Leonormand, refiriéndose a una leyenda que recuerda el mito de Orfeo, escribe: "En los tiempos antiguos los sacerdotes de On, valiéndose de sonidos, provocaban tempestades y levantaban el aire, para construir sus templos, piedras que mil hombres no hubiesen podido trasladar."

E1 bien conocido Círculo de Piedras o Templos de las Estrellas, llamado Stonehenge, según el cronista del siglo XII, Geoffroy de Monmouth, fue construido con gigantescos bloques de piedra que fueron trasladados desde Irlanda y colocados en ese actual emplazamiento por la Magia de Merlin."

En estos días en que las llamadas "superpotencias" gastan sumas considerables de dinero en la investigación de armas "psicotr6nicas", muchos académicos que no aceptaban otras formas rudimentarias para la realización de estos titánicos trabajos arquitectónicos, como el uso de martillos de piedra, sierras de cobre, manos de obra colosales, aglomeración de multitudes, manejo de cunas, etc, empiezan a sospechar que tal vez los sacerdotes de Tiahuanaco y otras ciudades ciclópeas utilizaban poderes psíquicos que posean, para cortar y transportar gigantescas moles de piedra que eran utilizadas en la construcción de sus templos y ciudades.

Leyendo los Diálogos de Platón apreciamos con asombro sin límites una descripción que hace de la Atlántida y que nos asocia irresistiblemente con Tiahuanaco, en donde muchas piezas líticas muestran orificios que parecen haber sido logrados por efecto de una máquina perforadora muy sofisticada. Según la versión de avanzados investigadores, estos orificios fueron hechos para sostener remaches que a su vez, adherían a las piedras, enchapes metálicos, los mismos que a través de los milenios fueron saqueados y profanados por los mercaderes de la ignorancia, los depredadores.

Serian estos enchapes metálicos en los que según la descrip­ción de Platón a la que hacemos referencia, "La Luz solar estallada en reflejos dorados sobre la superficie de las sucesivas murallas; la exterior, recubierta de cobre, el recinto interior revestido de estaño fundido, y los lienzos del muro de la acrópolis guarnecidos con oricalco. Un nuevo de colores brillantes, del blanco más puro al rojo más inflamado.

"En el interior del Santuario, aparecía en lo alto la inmensa bóveda de marfil, y en todas sus dimensiones una recargada ornamentación de oro, plata y oricalco. Los mismos metales nobles, el oricalco sobre todo, relumbraba en los muros, en las robustas columnas y en el propio pavimento. Esculturas de oro, imágenes de las divinidades, se erguían por doquier.." Tradiciones orales recogidas de algunos. ancianos de Tiahuanaco relatan que sus abuelos hablaban de un extrano metal, que era muy parecido al oro y con el que estaban "forradas" las construcciones de Tiahuanaco...¿se referían al oricalco?

Robustas columnas, esculturas de oro, imágenes de las divinidades, murallas relumbrantes, ¿no son viejos monolitos, que además, y a pesar de las eternidades transcurridas aún conservan en sus extraños símbolos las claves que conducen al estado del Superhombre, del Hombre solar o Hijo del Sol?

Las ruinas megaliticas tiahuanacotas halladas en los picos rocosos de Los Andes y en las costas chilenas; el descubrimiento de mastodontes congelados entre los hielos de esta cordillera y osamentas de animales prehistóricos propios de clima tropical, así como de abundantes restos de fauna vegetal, prueban contundentemente que la ciudad de Tiahuanaco existió en sus orígenes disfrutando de un clima tropical hasta que después del gran cataclismo se transformó en el helado clima de la incomparable meseta andina. Así pues, antes de que esto tuviese lugar no existía en Lago Titikaka y lo que hoy se observa como ruinas esparcidas y sepultadas en el barro del altiplano, otrora constituían los elementos estructurales de un gran Emporio Sagrado. Por otra parte, la notable capa de sedimentos y fósiles marinos a lo largo de kilómetros, así como la existencia de una antigua ribe­ra paleozoica y la presencia de los salares de Uyuni y Coipasa, confirman los orígenes marinos de lo que hoy constituyen las aguas y el fondo del Lago Titi­kaka.
S
  1   2   3   4   5   6   7   8

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Muchas vidas de sufrimientos fueron necesarias para el despertar de los \"Danzadores del Sol\", pero llegado el momento, ¿Quién lo entendió? ¿Cuántos acudieron? Simplemente, los que jamás murieron; los renacidos; los precisos iconEl primer Sol, el Sol del Tigre, nació en 955 a c. Pero al final...

Muchas vidas de sufrimientos fueron necesarias para el despertar de los \"Danzadores del Sol\", pero llegado el momento, ¿Quién lo entendió? ¿Cuántos acudieron? Simplemente, los que jamás murieron; los renacidos; los precisos iconResumen de los doce rasgos de la espiritualidad
«subyacente», sin desarrollar en la mayoría de los seres, pero que daría a éstos un ilimitado poder para realizar sus vidas con plenitud?...

Muchas vidas de sufrimientos fueron necesarias para el despertar de los \"Danzadores del Sol\", pero llegado el momento, ¿Quién lo entendió? ¿Cuántos acudieron? Simplemente, los que jamás murieron; los renacidos; los precisos iconUn discurso para los empresarios de Brasil pero con los ojos en Argentina....

Muchas vidas de sufrimientos fueron necesarias para el despertar de los \"Danzadores del Sol\", pero llegado el momento, ¿Quién lo entendió? ¿Cuántos acudieron? Simplemente, los que jamás murieron; los renacidos; los precisos iconLas vitaminas son sustancias orgánicas presentes en cantidades muy...

Muchas vidas de sufrimientos fueron necesarias para el despertar de los \"Danzadores del Sol\", pero llegado el momento, ¿Quién lo entendió? ¿Cuántos acudieron? Simplemente, los que jamás murieron; los renacidos; los precisos iconSíntesis de lo publicado 3
«Caballo de Troya» desmitifica y coloca en su justo lugar a protagonistas como María, la madre del Galileo, a Poncio y a los discípulos....

Muchas vidas de sufrimientos fueron necesarias para el despertar de los \"Danzadores del Sol\", pero llegado el momento, ¿Quién lo entendió? ¿Cuántos acudieron? Simplemente, los que jamás murieron; los renacidos; los precisos iconPara el arte de las relaciones
«mujeres y hombres de conocimiento». Los antropólogos los han definido como una nación o una raza, pero de hecho, fueron científicos...

Muchas vidas de sufrimientos fueron necesarias para el despertar de los \"Danzadores del Sol\", pero llegado el momento, ¿Quién lo entendió? ¿Cuántos acudieron? Simplemente, los que jamás murieron; los renacidos; los precisos iconLucas Soares
«Los problemas científicos pueden interesarme, pero nunca apresarme realmente. Esto lo hacen sólo los problemas conceptuales y estéticos....

Muchas vidas de sufrimientos fueron necesarias para el despertar de los \"Danzadores del Sol\", pero llegado el momento, ¿Quién lo entendió? ¿Cuántos acudieron? Simplemente, los que jamás murieron; los renacidos; los precisos iconLos años 20 fueron los años del cine mudo. Uno de los actores más...

Muchas vidas de sufrimientos fueron necesarias para el despertar de los \"Danzadores del Sol\", pero llegado el momento, ¿Quién lo entendió? ¿Cuántos acudieron? Simplemente, los que jamás murieron; los renacidos; los precisos icon"¿Para quién será el ay? ¿Para quién será el dolor? ¿Para quién las...

Muchas vidas de sufrimientos fueron necesarias para el despertar de los \"Danzadores del Sol\", pero llegado el momento, ¿Quién lo entendió? ¿Cuántos acudieron? Simplemente, los que jamás murieron; los renacidos; los precisos iconLa edad de hierro en la época de los atlantes y los hijos del quinto sol






© 2015
contactos
l.exam-10.com