Liderazgo 5 min






descargar 0.77 Mb.
títuloLiderazgo 5 min
página14/19
fecha de publicación29.03.2017
tamaño0.77 Mb.
tipoLiderazgo
l.exam-10.com > Ley > Liderazgo
1   ...   11   12   13   14   15   16   17   18   19

LA CONCIENCIA Y LA LEY DE DIOS, según las enseñanzas del Papa J. Pablo II y los documentos del Vaticano II


"Muy profundamente dentro de su conciencia el hombre descubre una ley que él no se ha impuesto a sí mismo, pero que necesita obedecer. Su voz, que siempre lo llama al amor y a hacer lo que es bueno y evitar el mal, le dice por dentro en el momento preciso: haz esto, evita aquello. Porque el hombre tiene en su corazón una ley escrita por Dios. Su dignidad yace en observar esta ley, y por ella será juzgado.
La conciencia es alguien, no algo en realidad, es el sitio donde el hombre es iluminado por una luz que no viene a él de su razonamiento creado y siempre falible, sino de la Sabiduría misma de la Palabra de quien creo todas las cosas.
Solamente una conciencia desarrollada cabalmente corresponde a la dignidad humana- una conciencia que busca la verdad, e iluminada por ella, decide. Por lo tanto, la dignidad humana requiere, que una persona oriente su conciencia de acuerdo con el orden de la ley establecida por el Creador. En asuntos de conciencia ella debe consultar la verdad revelada en Cristo, e incluir la enseñanza reveladora de la Iglesia.
La formación de la conciencia propia es un deber fundamental. La razón es muy simple: Nuestra conciencia puede errar. Y cuando el error prevalece sobre ella se convierte en la causa del daño mas grande para la persona humana.
Es a través de la Iglesia como la conciencia moral de una persona crece y madura; la Iglesia la ayuda a evitar el `ir y venir con cada viento doctrinal, por la astucia de los hombres'. La Iglesia en realidad es el `pilar y defensa de la verdad' (1 Ti 3:15). La fidelidad al magisterio de la Iglesia por lo tanto, evita que la conciencia moral se desvíe de la verdad sobre el bien del hombre.
El peregrinaje hacia una conciencia moral madura no puede ni siquiera comenzar, si el espíritu no esta libre de una enfermedad mortal muy difundida hoy en día: la indiferencia a la verdad... Si un ser humano es indiferente a la verdad...ni siquiera pensará en el desarrollo de su conciencia y terminará tarde o temprano confundiendo la fidelidad a su conciencia con la adherencia a cualquier opinión personal de la mayoría. 
No es suficiente, por lo tanto, decirle al hombre: `Sigue siempre tu conciencia'. Es necesario añadir inmediatamente y siempre: Pregúntate a ti mismo si tu  conciencia te esta diciendo la verdad o algo falso, y busca incansablemente la verdad'. Si no hiciéramos esta clarificación necesaria, el hombre se arriesgaría a encontrar en su conciencia una fuerza que es destructora de su verdadera humanidad, en vez del lugar santo donde Dios le revela a el su verdadero bien".

FALSA CONCIENCIA: El juicio de la mente cuando decide erróneamente que algo es legal cuando en realidad es ilegal, o vise versa. El error puede estar en los falsos principios usados o porque la mente fue obscurecida o confundida en su razonamiento.

Puesto que Cristo el Señor creo el Magisterio de la Iglesia para iluminar la conciencia, apelar a esa conciencia precisamente para rebatir la verdad de lo que enseña el Magisterio, implica un rechazo del concepto Católico tanto del Magisterio como de la conciencia moral.

 

Pero la tarea de interpretar auténticamente la Palabra de Dios, ya sea escrita o transmitida de unos a otros, ha sido asignada exclusivamente al oficio de enseñanza viviente de la Iglesia, cuya autoridad se ejerce en el nombre de Cristo Jesús.
No se puede ver la intervención de la Iglesia en este campo como el equivalente de una opinión entre otras.... porque ella disfruta del carisma veritas certum (don de la verdad certera).
Tampoco se puede decir que los fieles se hayan embarcado en una búsqueda diligente de la verdad, si ellos no toman en cuenta lo que el Magisterio enseña, o si al ponerlo al mismo nivel que cualquier otra fuente de conocimiento, uno se convierte en juez, o si ante la duda, uno sigue su propia opinión o aquella de los teólogos, prefiriéndolas a la enseñanza segura del Magisterio. 

 

Se reporta a veces que un gran número de católicos hoy en día no se adhieren a la enseñanza de la Iglesia sobre ciertos tópicos, notoriamente aquellos que conciernen a la moralidad conyugal y sexual, el divorcio y el segundo matrimonio. Se dice que algunos no aceptan la posición clara de la Iglesia sobre le aborto. Se ha notado que hay una tendencia por parte de algunos católicos, a ser selectivos en su adherencia a las enseñanzas morales de la Iglesia.  Algunos han dicho que estar en desacuerdo con el Magisterio de la Iglesia es totalmente compatible con ser un `buen Católico' y no presenta obstáculo alguno en cuanto a recibir los sacramentos. Este es un grave error que desafía el oficio de enseñanza de los obispos de los Estados Unidos y de los demás lugares.
Debemos también recordar constantemente que la enseñanza de la Iglesia de Cristo, como Cristo mismo, es una señal de contradicción.' Nunca ha sido fácil aceptar la enseñanza del Evangelio en su totalidad, y nunca lo será. 
La Iglesia está comprometida, tanto en la fe como en la moralidad, a hacer su enseñanza tan clara y comprensible como sea posible, presentándola en todo su atractivo de  verdad divina. Y sin embargo el desafío del Evangelio permanece inherente en el mensaje cristiano transmitido a cada generación."

 

"La verdad no limita la libertad. Al contrario, la libertad esta unida a la verdad"


ANCLA – Venezuela Carabela: Travesía Azul Tema 14

Título del Tema: Ideología y política

Lugar: Mis ideas y mis acciones

Objetivos:

  • Identificar las ideas que sustentan mi manera de conducirme en la vida

  • Reconocer la coherencia entre lo que pienso, lo que digo y lo que hago

  • Reconocerme como una persona que se identifica con las ideologías y políticas en la sociedad a la cual pertenece.

TIEMPO

AGENDA

MATERIAL

LIDERAZGO

5 min.
2 min.

5 min.

60 min.

10 min.
10 min.

5 min.

5 min.

5 min.

2 min.

RECEPCIÓN: Presentar un mural con un collage de los distintos partidos políticos e ideológicos del país, sectores organizados, noticias al respecto.

LECTURA DE AGENDA

ANIMACIÓN: explicación del lugar y el objetivo.

EXPLICITACIÓN: ver tema anexo.

RECREACIÓN: Peso en cruz. El grupo se divide en cuatro. Se atan 2 cuerdas por el medio y se colocan en forma de x. Se atan 4 pedazos de cuerda fina, una a cada a cada brazo de la x, con una piedra en la punta y a la misma distancia del centro. Se colocan 4 recipientes bajo los pesos. Los 4 equipos se posicionan en las puntas de la x y comienza el juego. Gana el primero que logre colocar el peso dentro de su recipiente.

ESPIRITUALIZACIÓN: Mt. 22, 36-40. El mandamiento más importante.

CONCLUSIONES Y METAS

CULTIVO

CULTIVO MONITOR

DESPEDIDA

EVALUACIÓN DE LA REUNIÓN

Mural
Agenda

Agenda
Cuerdas

Piedras medianas


Biblia

Diario

Recepcionista
Secretario

Animador

Explicitador

Recreador
Espiritualizador

Secretario

Cultivador

Monitor

Recepcionista


IDEOLOGÍA: EL DEBATE DE NUESTROS DÍAS

Jorge Eduardo Noro

 El tema y el problema de la ideología han sido reiteradamente abordados por diversos autores. Sin embargo algunos planteos asociados a los caracteres de la postmodernidad han intentado neutralizar su presencia y sus efectos bajo el vulgarizado concepto de muertes de las ideologías interpretando que “las ideologías son apasionadas retóricas, impulsadas por un credo pseudorreligioso e ignorante que el sobrio y racional mundo del neoliberalismo y capitalismo moderno y tecnocrático ha superado felizmente sumergiendo la realidad en el más crudo pragmatismo”.

A pesar de todo, el debate en torno a la ideología y a las ideologías ha suscitado un cúmulo de producciones y contribuciones. Aquí, el carácter instrumental del término no nos permitirá un análisis académico exhaustivo, sino el trazado de algunas líneas que permitan proyectar la reflexión y el análisis crítico sobre la cuestión educativa.

El complejo universo de las ideologías admite los siguientes conceptos aproximativos:

(1) La ideología es el proceso material general de producción de ideas: creencias y valores en la vida social. Esta definición política y epistemológicamente neutra, denota todo el complejo de prácticas de significación y procesos simbólicos propios de una sociedad determinada

(2) La ideología gira en torno a las ideas y creencias – tanto verdaderas como falsas – que simbolizan las condiciones y experiencia de vida de un grupo o clase, socialmente significativo, es decir un grupo que tiene significación y trascendencia social. Este concepto de ideología restringe su alcance pero se asocia demasiado al también discutido concepto de “cosmovisión”.

(3) La ideología atiende a la promoción y legitimación de los intereses de grupos sociales con acentuaciones específicas y opuestas a otros grupos o sectores de la sociedad. Estos intereses se vuelven relevante porque apuntan al sostenimiento o al cuestionamiento de toda una forma política. Se transforma en un campo discursivo en el que poderes sociales – que se alimentan y se promueven a sí mismos – entran en conflicto o chocan entre sí por cuestiones centrales en el intento de controlar el conjunto del poder social. Esta acepción entraña el supuesto de que la ideología es un tipo de discurso particular orientado a la acción, en el que se acentúa más el oportunismo y la operatividad que la verdad.

(4) La ideología promueve y legitima los intereses sectoriales, pero sólo del poder social dominante. Las denominadas “ideologías dominantes” contribuyen a unificar una formación social de manera que convenga a sus gobernantes.

(5) La ideología es el conjunto de ideas y creencias que contribuyen explícitamente a legitimar los intereses de un grupo o de una clase dominante, especialmente utilizando la distorsión y el disimulo. El poder dominante convierte en natural, universaliza o disfraza las verdades o las versiones parciales de la realidad para lograr que respondan a sus intereses reales.

(6) La ideología es un conjunto de creencias falsas y engañosas derivadas no simplemente de los intereses de una clase dominante sino de la estructura material del conjunto de la sociedad. El concepto mantiene su carga peyorativa pero se lo universaliza como connatural a la condición humana misma, incapaz de ver e interpretar adecuadamente la realidad misma.

En la ideología predominan dos caracteres: su contenido no es necesariamente racional y está constituido por un conjunto particularmente rígido de ideas. Esto no implica que sea totalmente irracional o que no admita componentes o respuestas racionales, por una parte, y tampoco significa que todo conjunto rígido (dogmático) de ideas deba ser considerado una ideología.

Lo cierto es que se trata de un cuerpo doctrinal que identifica a un grupo social y que le sirve de instrumento para organizar la sociedad o para planificar su abordaje del poder. Este cuerpo de ideas tiene un dinamismo propio, genera sus propias estructuras y discursos legitimadores y produce sus anticuerpos o mecanismos de defensa, por los que difícilmente un discurso ideológico cerrado admita críticas, sugerencias o correcciones. Por eso es natural que en el ejercicio de la hegemonía ideológica, el poder dominante: (1) se legitima a sí mismo promocionando creencias y valores afines a él; (2) naturaliza y universaliza tales creencias para hacerlas más evidentes y aparentemente inevitables; (3) denigra las ideas que puedan desafiarlo o cuestionarlo; (4) excluye – por lógica sistemática - las formas contrarias de pensamiento; (5) oscurece la realidad  social según su conveniencia para poder administrar sus visiones e interpretaciones.

En el concepto mismo de ideología – y en la tradición histórica y actual interpretativa de la misma – confluyen dos criterios interpretativos: uno es el epistemológico y otro es el político. Según el primero, la ideología – cualquiera sea su procedencia o constitución social – opera como un filtro distorsionador (una falsa conciencia o imagen invertida) frente a la realidad; según la segunda se trata de una estrategia explícita y sistemática del poder dominante.

Si bien hay una serie de connotaciones negativas de la ideología (legitimar el poder vigente, justificar la desigualdad, ocultar o confundir la verdad), socialmente aporta también aspectos positivos: habilitan a los grupos dominados, desclasados o minoritarios a crear solidaridad, compartir un cuerpo de ideas, organizar la lucha, sostener la oposición, contribuyendo a proteger los intereses y los recursos de la existencia. La ideología no solo contribuye a sostener al fuerte, sino que contribuye a generar en el débil la posibilidad de crear, sentirse respaldado y adherir a un discurso alternativo, proponiéndolo – aunque sea utópico – como estructura de sociedad y como poder.

El desarrollo de la cuestión de la ideología admite un prolongado análisis, pero el planteo de fondo, en esta exposición, es determinar el papel que la ideología juega en la configuración de los fundamentos educativos, en la elaboración de los proyectos, en la planificación general de la enseñanza, en la formulación de las leyes y en el gobierno mismo de la educación. Nuestra tarea consiste también en marcar la co-relación de la ideología con la filosofía y con la política. La libertad especulativa y la inclaudicable búsqueda de la verdad y la obsesión por la totalidad propias de la filosofía parece contrastar con la conocida cristalización de las ideas características de la ideología. Sin embargo la filosofía sigue siendo la fuente de la que brotan las ideas para convertirse en el instrumento de pertenencia, de defensa, de interpretación o de combate.

La política, por su parte, demandada por la praxis de lo real debe construir los mundos posibles, con los recursos disponibles, atendiendo a la respuesta más prudente y criteriosa que un actor social puede aportar en circunstancias históricas determinadas.

POLITICA: LA OBSESIÓN POR LA PRAXIS

También la caracterización de la POLITICA pretende circunscribirse a las necesidades instrumentales de esta  presentación. El término en sí mismo reconoce muchas interpretaciones que exceden las posibilidades del presente desarrollo, aunque despierta un natural interés. Así, por ejemplo, se podría hablar de:

·       La política relacionada con la  lucha por adquirir y conservar el  poder

·       La política como ejercicio del poder en el marco del Estado.

·       La política (como conjunto de acciones) vinculada con lo político (plexo de relaciones) y los políticos(conjunto de sujetos humanos)

·       La política como reflexión teórico-especulativa y la política como proceso de determinaciones operativas.

Al observar las actuales prácticas política (caracterizadas por un pragmatismo que ha potenciado al extremo las ideas originales de la política de la modernidad) naturalmente reconocemos las principales notas que contribuyen a definir su ejercicio. En ella hay un predominio de la razón instrumental y del ser de la política como muestra  del mero hacer. En este contexto la POLÍTICA es la práctica de una actividad específica (con acciones y metodologías propias) encargada socialmente (1) de establecer o cuestionar de manera unilateral y no necesariamente justa;(2) objetivos a corto plazo correlacionados con necesidades prorrogables e intereses parciales de dominación; (3) optando por realizar y aceptar o rechazar que se haga en la sociedad con el necesario consentimiento (o resistencia) y(4) aceptando que esos objetivos no guardan  relación con otros de mayor alcance y atienden solamente a la conservación del orden que en general es el dominante.

Pero si hacemos lugar a una reflexión crítica que construya un concepto de política que involucre las prácticas reales y las prácticas necesarias podemos proponer con un predominio de la racionalidad política y la puntualización  del deber ser de la misma, entonces la política como práctica debería ser una actividad específica encargada de (1) establecer o de cuestionar de forma razonable y justa (2) y de realizar, aceptar o rechazar en sociedad, con libre consentimiento aunque con posibles resistencias, (3)objetivos de amplio alcance, ya sean macrofines o fines últimos racionales o emancipatorios,  (4)relacionados con necesidades improrrogables e intereses justos, (5) vinculados  con objetivos inmediatos adecuados a los objetivos de amplia alcance.

Pero además de los discursos aproximativos, críticos o descriptivos acerca de la política es oportuno distinguir la ciencia política, la filosofía política y la práctica política:

La Ciencia Política

Se constituye en una investigación en el campo de la vida política cuando satisface tres condiciones: (1) el principio de verificación o de falsificación como criterio de aceptabilidad de sus resultados; (2) el uso de técnicas de la razón que permitan dar una explicación causal en sentido fuerte y también en sentido débil del fenómeno indagado; (3) la abstención de juicios de valor.

La Filosofía Política

Aparece como un discurso que no responde a las exigencias de la Ciencia Política. Constituye una investigación de la esencia de la política o una aproximación a la misma alejándose de toda verificación o falsificación. Está interesada en: (1) la búsqueda de la forma ideal de gobierno y del orden sociopolítico; (2) la búsqueda del criterio de legitimidad del Estado y del fundamento último o de la justificación del poder político; (3) la búsqueda de la naturaleza de la política. Así, por ejemplo expresan esta filosofía: Utopía (1516) de Moro y su presentación de la república ideal (tiene un carácter evaluativo como búsqueda de república óptima) / Leviatán (1651) de Hobbes y su justificación racional y universal del estado (indagación del fundamento último del poder justificándolo y calificando el comportamiento como lícito o ilícito)/ Príncipe (1513) de Maquiavelo y la descripción de la actividad política, separándola de todo principio ético o religioso.

La Práctica Política

Es el efectivo uso de las estrategias para alcanzar el poder, ejercerlos con la mayor amplitud y efectividad, lograr el respaldo efectivo de un sector importante de la sociedad, conservarlo la mayor cantidad de tiempo y controlar los mecanismos sociales que puedan oponerse.
1   ...   11   12   13   14   15   16   17   18   19

similar:

Liderazgo 5 min iconLa lección más importante del liderazgo
...

Liderazgo 5 min iconLa lección más importante del liderazgo
...

Liderazgo 5 min iconCalender (no more than 10 min including sonidos song)

Liderazgo 5 min iconLargometraje. México. Dir. Gabriel retes. 92 min

Liderazgo 5 min iconResolución Min. Gobierno No. 004562 de Diciembre 11 de 1986

Liderazgo 5 min iconResolución Min. Gobierno No. 004562 de Diciembre 11 de 1986

Liderazgo 5 min iconResolución Min. Gobierno No. 004562 de Diciembre 11 de 1986

Liderazgo 5 min iconDirección: 7/4-42 Ho-Shi-Min Street, San Petesburgo, 194356, Rusia

Liderazgo 5 min iconLiderazgo personal

Liderazgo 5 min iconLiderazgo y comunicacióN






© 2015
contactos
l.exam-10.com