Primera parte "como" y "por que" se pierde en el casino 10






descargar 252.25 Kb.
títuloPrimera parte "como" y "por que" se pierde en el casino 10
página3/21
fecha de publicación31.05.2015
tamaño252.25 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Ley > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   21

PRIMERA PARTE - "COMO" Y "POR QUE" SE PIERDE EN EL CASINO



(9)

CAPITULO I EL "ESCOLASO", LOS CASINOS Y EL JUGADOS



"Un problema que no tiene solución, no es un problema" (Mao-Tsé-tung)


1 . TAN VIEJO COMO EL MUNDO



El Juego viene siendo reprobado desde los lejanos primeros días. Tanto el Corán como la ley talmúdica lo prohíben, y esta última descalifica a los jugadores como testigos en los tribunales. Aristóteles (en su "Etica") coloca a los jugadores en el mismo plano que a embaucadores y asaltantes. Sin embargo, y a pesar de condense y prohibiciones, podemos hoy conjugar el verbo "escolasar" en tiempo pasado, presente y futuro: la humanidad ha timbeado, timbea y timbeará.
Algunos historiadores atribuyen la invención de los juegos de azar al emperador Yao, que vivió en el Extremo Oriente allá por el año 2.100 antes de Cristo, y desde entonces ha acompañado al hombre en las sociedades antiguas y modernas, y en todos los niveles de la civilización: en China, Egipto, Persia, India, Grecia y Pona, entre pueblos tan diversos y dispersos como los antiguos escitas y germanos, hurones, Iroqueses, zunis y zulúes.
San Ambrosio cuenta que entre los escitas era común arriesgar la vida en un solo tiro de dados, y que los hunos guardaban sus dados tan cuidadosamente como sus armas. Suetonio nos dice que Augusto y Caligula eran timberos fervientes, y que los otros emperadores no se quedaban atrás: Claudio "jugaba cono un imbécil" y Nerón "como un loco".
Los naipes son un poco más recientes. Se difunden por Europa a partir del siglo XII. En 1392 son utilizados en forma terapéutica para aliviar la "rayadura" del rey Carlos VI de Francia, donde en 1397 es prohibí do su juego "entre los trabajadores en días de semana". Diez años antes, Juan I de Castilla, ya habla vetado los juegos de naipes y dados.

2.- Y POR CASA, COMO ANDAMOS?



Buenos Aires, ciudad gringa (345.OOO extranjeros contra 318.000 argentinos la habitan a comienzos de este siglo) hereda esta pasión a través de las diversas corrientes inmigratorias: tanos, rusos, galleros, ale manes, judíos, turcos, polacos y árabes, van creando con su aporte el perfil timbero del porteño.
Se juega a todo. Desde el españolisimo truco hasta la murra xeneise, Pasando por la generala, pase inglés, tute, brisca, codillo, pocker, canasta, rummy, chinchón, monte (Inglés y criollo), quiniela, carreras y hasta "a quien escupe más lejos". Por último, la cibernética hace BU aporte, transformando "la polla" del café, en el multitudinario y - a veces -«multimillonario PPODE.

(10) Las denominaciones de diferentes chances y modalidades del eccolaso van, de a poco, poblando el Idioma del porteño. Aún del que no Juega. El turf aporta el "¿a quién le ganó?", 'se va en partidas" o "puro apronte" "Me dieron el dato", "es una fija", "vienen mal los borrados" y el reciente te y en plena virencia, "vasos todavía", con que se alienta al caballo a punto de ser vencido.
El pace inglés nos permite "echar buena", mientras que gracias al ta??? te podemos tanto "cantarlo a alguien las cuarenta" como estar en "las diez do ultl,as". Gente que en su vida ha Jugado - ni jugarla - un peso conoco a alguien "por la pinta", están "sin resto", "se van a baraja", o emplean otra expresión que nestá en onda": "sos imbancable" o "no te has??? co", de neta estirpe timbera.
Es que la timba ha calado hondo en el carácter del hombre argentino. Ya hace .algunos años, el porteño don Aizik, judio ruso, pintor, periodi??? ta y bohemio, consolaba a su hijo que se habla secado en e1 hipódrmo: "No afligirse, Bobik, que la guita se hizo para jugar, y cuando sobra, p???, ra comer". (3)

3.- LA INCREÍBLE METAMORFOSIS



Desde temprano se sentirá muy impaciente. ¡ la hora señalada, por fin, cruzará el boulevard - el último paso que dan todos - para dejarse tragar por la boca del menstruo que nos tienta con sus ventanas abiertas a la calle. El casino... la llamada "casa de piedra", tal vez porque es capaz de rompernos el higado. En la puerta principal, centellea un. imaginario e Inexistente cartel luminoso cuyo texto nadie quiere ni querrá leer: "LASCIATE OGNI SPERANZA, VOI CHE´ NTATE" (4). Es el último aviso.
Minutos después que se franquea la cortina metálica que separa el do del sol del mundo del escolaso, ya está adentro. Escaleras -arriba, por la alfombra roja, avanza con aparente despreocupación y gesto trapee* ble. En los ojos - eso si - chispe? apenas un fugaz nerviosismo, como una muestra de alegría; es el rasgo que distingue la felicidad de ca-biar to-do por nada en la aventura.
Al entrar en la sala de Juego todo le parecerá bulliciosamente alegre. Bajo la deslumbrante iluminación brillante, todo resulta muy divertido. Las damas vistosas y elegantes, la suntuosidad, el ruido de las fi-chin y los caballeros de negro que administran el azar y saben sus secretos , el aire enrarecido por un leve olor que se desprende de los elementos en juego, de la ropa, del huno del cigarrillo que no cesa y que, a veces , obliga a buscar la ventana para airar el mar y respirar un poco de aire puro.
-Ahí abajo, en la playa, una marea humana que impide distinguir un ??? metro de arena, formada por muchos de los que, quizás, serán "puntos" durante esta noche. Cerca de allí, la ciudad vive un ritmo indiferente a los
(3) "El verbo escolasar", Víctor Mirsky, Clarín, l-4-77, pag. l4

(4) "Dejad toda esperanza, vosotros que entráis" - Inscripción que, en ponza¿¿¿ de Dante, está colocada a la puerta do los Infiernos (Infino III, 9)
vaivenes del azar, paro en la sala de Juego - que parece en penumbras si la compara con el aire libre - reina un clima especial. Uno se encuen tra prácticamente en otro mundo, con sordina, motorizado por los apostares abalanzados sobre las mesas de juego para tentar la fortuna. Pare-una manifestación, pero es la tan mentada "manifestación de deseos".
Ruleta. Sobre el paño verde se amontona la ilusión multicolor de las fichas. A veces, ni se pueden contar cuando el ''croupier" entona el típico "no va mas". un golpe de suerte puede multiplicarlas, y todos se encomiendan al dios de la ruleta para que sean las suyas. Pero, lo común es Que todo - o casi — se lo lleve el despreciable rastrillito. Como paja morirse de bronca!
La tensión que flota en- el ambiente, solo es tajeada por los tirado res cantando los números que llevarán transitoria alegría a unos pocos y desazón a muchos, resignados y con cara de full de ases De vez en cuando aparece un héroe que reivindica a los eternos perdedores, como para contar que - una vez - se ganó en el casino. Pero la mayoría va a la lo-aa sin mezquindades. Algunos pierden fortunas: "puntos" derrotados en su ley. Ahora ya no hay que preocuparse. Ahí... si tuviese una martingala, una cabala, un número favorito... no sabe si ganaría pero, al menos, podría perder organizadamente.
Punto y banca. El ritual previo es mezclar las cartas a la vista de los jugadores, antes de ordenarlas en el "sabot". Después sigue el azar. La pasión. La gloria... O la ruina. A la primer postura, el ritmo cardíaco se acelera. Ha comenzado la lucha: uno contra la Banca... y entoncea7 el "tun-tun" de muchos corazones mantendrá renovada la febril esperanza de - a la salida - hacer la cola de los "piolas" en la ventanilla de pa-Ros.
Pero, como dice el tango, la suerte es "grela" y muy casquivana. Al poco rato, algunos apostadores de la primera hora comienzan a abandonar sus sillas - a veces no muy suavemente - y huyen, generalmente despavorí dos e indignados. Otros, tal vez con más "resto" y curtidos por buenas y malas, continúan la titánica lucha aparentemente sin hambre, sin calor y sin cansancio. Pero, a medida que se acentúa la influencia de las horas transcurridas, de sus pérdidas y del mágico fluido que emana del Juego, todo se transformará insensiblemente en algo ruidosamente desagradable y

detestablemente aburrido. Finalmente, terminarán por ver todo en gris

opaco.
En la casi totalidad de los casos, aquella inicial ilusión y fanta-sia se desploman estrepitosamente y, a veces, con visos de catástrofe. Es mucho mas probable que ese mito ganador que trepó sonriente por la al fombra roja, descienda al poco tiempo destruido. En el ánimo herido del que perdio hasta el alma, se agigantará entonces otra intención: recorrer el boulevard, buscar la Rambla, toser después de la bocanada obligada de aire puro y mentir, mentir plenamente consciente: "Yo no vuelvo más, esto es la ruina!".


1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   21

similar:

Primera parte \"como\" y \"por que\" se pierde en el casino 10 iconPara mi hermano Michael Índice primera parte 4 Segunda parte 68 Primera parte

Primera parte \"como\" y \"por que\" se pierde en el casino 10 iconResumen de la primera parte. (Primera parte de Guzmán de Alfarache)

Primera parte \"como\" y \"por que\" se pierde en el casino 10 iconPrimera parte el misterio real o el arte de hacerse servir por las fuerzas

Primera parte \"como\" y \"por que\" se pierde en el casino 10 iconDocumento elaborado por el Dr. Juan Carlos Medina Salas. Filosofía primera parte

Primera parte \"como\" y \"por que\" se pierde en el casino 10 iconResumen El presente texto busca explorar la relación entre el pensamiento...

Primera parte \"como\" y \"por que\" se pierde en el casino 10 iconEsclavitud de por acá (la de ébano y la de los otros) y la historia...

Primera parte \"como\" y \"por que\" se pierde en el casino 10 iconEl cuento Primera Dama, es parte de la colección Obras Completas...

Primera parte \"como\" y \"por que\" se pierde en el casino 10 iconCuando enfrentamos un problema por primera vez, cuando queremos comprender...

Primera parte \"como\" y \"por que\" se pierde en el casino 10 iconPor primera vez (literalmente quiere decir "después de la física")...
«¿Qué hay?». Puede además responderse en una sola palabra: «Todo», y todos aceptarán esta respuesta como verdadera. Sin embargo,...

Primera parte \"como\" y \"por que\" se pierde en el casino 10 iconResumen: Se divide en tres partes: La primera parte (las primeras...






© 2015
contactos
l.exam-10.com