Primera parte "como" y "por que" se pierde en el casino 10






descargar 252.25 Kb.
títuloPrimera parte "como" y "por que" se pierde en el casino 10
página2/21
fecha de publicación31.05.2015
tamaño252.25 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Ley > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   21

INTRODUCCION



Hemos observado que, normalmente, el aficionado poco experto en sistemas y métodos de juego, se halla empeñado en la búsqueda de una martíngala de características muy especiales. En principio, debe ser algo fácil y sencillo como para no complicarse la vida; si es posible, que pueda ser aprendido en una simple lectura en el viaje de ida en micro a Mar de Plata Las ganancias deben ser rápidas e importantes, cono para permitirle ~ " salir de pobre" o, al menos, pagar el veraneo de toda la familia y que-darse con unos pesos encima. Todo esto, naturalmente, obtenido con un pequeño capital; algo así como con cinco "palitos" en la billetera, volver ganando veinte o treinta en cada viajecito de fin de semana a la Ciudad

Feliz. Ni que hablar de que el sistema debe ser ágil y movido, con posturas en casi todas las bolas o paces para no aburrirse en la mesa de juego.
Sabemos que al lector todo esto le parecerá exagerado. Sin embargo, no es así: son muchos los que buscan este sistema milagroso, ignorando - o queriendo ignorar - que un sistema con estas cualidades no existe ni puede existir. Si se pudieran obtener grandes ganancias con pequeñas inversiones y con métodos fáciles y sencillos, divirtiéndose en el casino, hace rato que éstos ya hubieran desaparecido*
Lo peor del caso es que, mientras la lógica más elemental indica que aquello no es posible, muchos insisten con este modo absurdo de pensar mientras siguen perdiendo su tiempo y su dinero. Una recorrida por cualquier casino en misión de observación, o un "reportaje" a cualquier sistemista que haya practicado métodos fáciles y sencillos - y muchas veces no tan fáciles ni tan sencillos -, nos permitirá saber que se puede esperar jugando al azar o desarrollando martingalas.
No vamos a negar que, casi siempre, hay pequeñas ganancias iniciales que obran como un poderoso estimulante para seguir practicando el sistema salvador. Pero... de pronto, el gran desastre! Que ha pasado? Muy simple: el casino destruye - más o menos rápidamente - las aspiraciones quiméricas del sistemista, dejándole el triste recuerdo de la derrota que debe sumarse, generalmente, a los muchos fracasos anteriores.
Lo paradójico de toda esta situación es que una persona, en su actividad o tarea habitual, se conforma con una ganancia de - por ejemplo -20 ó 30 palos por mes. Para ello, debe tener una determinada capacidad, conocimiento u oficio, cumplir horarios que normalmente no bajan de ocho horas diarias y someterse, muchas veces, a un intenso trajín y a un complicado trabajo de gran responsabilidad. Esa misma persona, en un casino, quiere ganar esos mismos 20 6 30 palos, pero en dos o tres días a lo SUMO. Y en un par de horas diarias de alegre diversión, con un sistema fácil y que requiera poca o ninguna preparación. Francamente, muy contradictorio í alejado de toda pretensión razonable!
A la inversa, el estudioso avezado y ya canchero en el análisis de las innumerables modalidades y caprichos del azar, baqueano en desmenuzar sistemas a la luz de permanencias en hojas y más hojas de papel cuadriculado, sabe por experiencia que feliz seria de encontrar un método que, con seguridad y en forma constante, le permita ganar ¡una sola ficha por día! Estos aficionados estudiosos, realistas y profundos conocedores del tema, serán los más indicados para comprender y valorar en su correcta y (7) exacta dimensión, las bondades de nuestro método.
El mismo, en apariencia, es fácil y sencillo. Pero no lo es tanto. Su práctica requiere de dos a tres horas diarias de estadía en el casino pero no de alegre diversión sino de trabajo metódico y de constante razonamiento y concentración. Quizás su técnica de fichaje y su aplicación integral, al principio resulte un poco complicada. Pero nuestro método no' es una vulgar martingala sobre la base de progresiones que arrojan ganancias fáciles hoy, para perderlas con intereses mañana. Su estructura básica es un sólido fundamento lógico-racional, largamente experimentado.
Tampoco es posible llevarlo a la práctica con chauchitas. Necesita un capital holgado para obtener a su vez ganancias holgadas que no sean devoradas por los gastos de estadía. No se requieren cálculos complicado; ni fórmulas engorrosas; tampoco son necesarias las clásicas, molestas y cansadoras anotaciones. Pero, en cambio, hace falta una cuidadosa observación, una impecable actuación y respetar fielmente ciertas normas de conducta. COBO compensación, tiene la virtud de ser prácticamente el único método positivo en sus resultados finales.
En este sentido, existe la creencia de que la ruleta (o la Banca) e invencible. Algunos opinan de que esta creencia corresponde a un mito preparado por los mismos banqueros y las nutridas legiones de perdedores, y" otro6 afirman que corresponde a una realidad inobjetable.
Nosotros pensaros que, en lo que tiene de positivo o verdadero esta creencia en la invencibilidad de la c3anca, se basa - fundamentalmente -en las prerrogativas que la misma sigue manteniendo ante el conjunto de los jugadores, a ciertos caprichos del azar, y a la diversidad o ab6olutí falta de criterio - a veces deliberada por razones cabalísticas - con que opera cada miembro del conjunto.
En tales condiciones, no nos parece descabellado afirmar que no exigen ten posibilidades serias de triunfo sistemático para el jugador individual, sea cual fuere el método de lucha que aquel elija para tratar de tener algún éxito. Al menos, utilizando cualquiera de las martingalas o sistemas conocidos y que, muy probablemente, el lector ha practicado.
Firmes en. esta creencia, dedicamos la Primera Parte de esta obra a un pormenorizado análisis del "como" y el "porqué" se pierde en los juegos bancados por los casinos. Suponerse; que la primera reacción instintivo y natural del lector, es la de querer saber cómo y qué debe hacer parí ganar y no como y porqué puede perder. Sin perjuicio de comprender perfectamente esta reacción, consideramos que es elemental seguir el desarrollo del plan trazado dado que, comprendido en su esencia y verdadero significado y alcance, le permitirá al aficionado ubicarse concreta y tal vez definitivamente, en la muy difícil - por no decir imposible - pretensión de ganar en un casino.
Encendemos que la clásica locución latina "FÉLIX QUI POTUIT REPUM ??? NOSCEPE CAUSAS" (2), tiene primordial importancia en este amargo aspecto de la materia que nos ocupa. La etiología de las pérdidas, dará sentido,
(2) "Feliz quien puede conocer las causas de las cosas" - Verso de Virgilio (Geórgicas, II, 489), citado con frecuencia para celebrar la felicidad de aquellos cuyo espíritu vigoroso penetra los secretos de la naturaleza y se eleva de esta suerte, por encina de las supersticiones del vulgo.


Base y razón de ser a nuestro método.
Además, en esta Primera Parte hemos analizado - sin alardes ni prensiones de alta técnica - diferentes ideas, teorías y procedimientos aplicados en la lucha contra el azar, solamente hasta donde puede ser tratado tan complejo estudio, sin trasponer los limites de la matemática ele mental. Se ha mencionado únicamente aquello que, por ser precisamente el fundamento indirecto de nuestro método, es insoslayable.
Más adelante, en la Segunda Parte, encontrará el lector el desarrollo del método de juego mediante el, cual podrá asegurarse una utilidad que compensará con creces la dedicación puesta en la comprensión de nuestras explicaciones. No queremos pecar de presuntuosos, pero tenemos la convicción de que quien siga las indicaciones correspondientes y se ciña a ellas, podrá obtener muy buenos resultados y la satisfacción de saborear el triunfo como norma y no como excepción.
No obstante, anticipamos desde ya, que el método propuesto no es para "jugadores" en la verdadera acepción del vocablo; es decir, que no será útil para aquellos que necesitan del vértigo y la emoción que les proporciona el juego, aspirando a una actuación continua y a golpes afortunados con fabulosas ganancias, pues esto está en pugna con la tesis que sustentamos.
Sábenos que esas situaciones extraordinarias se han producido algunas veces, pero sabemos también que en ellas está la causa de la pérdida de muchas pequeñas y grandes fortunas, ya que han servido para despertar la codicia de los impulsivos que, en su afán de ganar mucho y en forma espectacular, han jugado desorbitadamente sin saber ni poder medir las consecuencias de sus actos; sencillamente arrastrados por esa pasión irrefrenable de la cual, lamentablemente, nadie sale airoso.
Esta es una advertencia que nos ha parecido indispensable antes de entrar en materia a pesar de que, los que conozcan bien estos asuntos, tal vez nos tilden de pueriles. A1 correr de las páginas, encontrarán justificativo a nuestras palabras.
En sustancia, pretendernos realizar un enfoque si no totalmente nuevo, al menos distinto del problema. Además, con la preocupación constante por disminuir - en la mayor medida posible - el riesgo que comporta el intento de ganar en un casino. Colocados en lo que considéranos un aceptable término medio entre el optimismo y el pesimismo, o entre la ilusión y la realidad, brindamos nuestras conclusiones.
Léase total y serenamente este trabajo. Sin apresuramientos y reflexionando sobre su contenido. Y a poco esfuerzo mental que se realice, se estará en condiciones de apreciar las verdades incontrovertibles que en el se exponen.
Pero téngase en cuenta que, si bien la comprensión de cuanto se dice aquí es fácil - como lo es también el comprobar su exactitud -, no lo será tanto el dominar el tema absolutamente, sin que el lector se tome el trabajo de insistir en su lectura, de estudiarlo como una asignatura, haciendo un pequeño aunque sostenido esfuerzo para asimilar, retener y Practicar lo que sea.
Un buen método requiere un caudal de conocimientos teórico-prácticos de cierta extensión y un estudio prolongado y profundo con una dedicación constantemente por parte de su ejecutor. A los estudiosos algo alérgicos a os Pequeñas "complejidades", les queda la alternativa de permanecer en (8) el terreno de las cátalas y martingalas conocidas, con la condición de admitir que las mismas son falibles. ? Muchas veces, bastante más de lo imaginado.
Por otra parte, estamos dispuestos a satisfacer cualquier consulta que se nos haga relacionada con este asunto, con carácter explicativo o ampliatorio de lo aquí expuesto.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   21

similar:

Primera parte \"como\" y \"por que\" se pierde en el casino 10 iconPara mi hermano Michael Índice primera parte 4 Segunda parte 68 Primera parte

Primera parte \"como\" y \"por que\" se pierde en el casino 10 iconResumen de la primera parte. (Primera parte de Guzmán de Alfarache)

Primera parte \"como\" y \"por que\" se pierde en el casino 10 iconPrimera parte el misterio real o el arte de hacerse servir por las fuerzas

Primera parte \"como\" y \"por que\" se pierde en el casino 10 iconDocumento elaborado por el Dr. Juan Carlos Medina Salas. Filosofía primera parte

Primera parte \"como\" y \"por que\" se pierde en el casino 10 iconResumen El presente texto busca explorar la relación entre el pensamiento...

Primera parte \"como\" y \"por que\" se pierde en el casino 10 iconEsclavitud de por acá (la de ébano y la de los otros) y la historia...

Primera parte \"como\" y \"por que\" se pierde en el casino 10 iconEl cuento Primera Dama, es parte de la colección Obras Completas...

Primera parte \"como\" y \"por que\" se pierde en el casino 10 iconCuando enfrentamos un problema por primera vez, cuando queremos comprender...

Primera parte \"como\" y \"por que\" se pierde en el casino 10 iconPor primera vez (literalmente quiere decir "después de la física")...
«¿Qué hay?». Puede además responderse en una sola palabra: «Todo», y todos aceptarán esta respuesta como verdadera. Sin embargo,...

Primera parte \"como\" y \"por que\" se pierde en el casino 10 iconResumen: Se divide en tres partes: La primera parte (las primeras...






© 2015
contactos
l.exam-10.com