Dichos y frases de catalina mcauley






descargar 20.05 Kb.
títuloDichos y frases de catalina mcauley
fecha de publicación28.07.2016
tamaño20.05 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Ley > Documentos
DICHOS Y FRASES DE CATALINA MCAULEY

  1. “Mis sueños por las noches son tan vívidos, que no estoy segura de que sean sólo sueños. Cientos de miles de niñas pobres se agrupan pidiéndome que tenga piedad de ellas; los hermosos rostros de mujeres jóvenes me llaman: los brazos de los presos y moribundos, cientos de ellos, me atraen con una atracción que no puedo resistir. Escucho una y otra vez la palabra MISERICORDIA, MISERICORDIA que se va haciendo cada vez más intensa hasta que el clamor es tan penetrante que despierto temblando. Esto ha estado sucediendo por semanas”. (Catalina de Dublín por la Hna. M. Petrus Sullivan, pág. 36)

  2. Palabras del P. Blake en el sermón de la Misa de bendición de la Capilla de la Calle Baggot, 4 de junio de 1828: “Considero a la Srta. McAuley como alguien designado por el cielo para una gran labor. Su corazón rebosa de la caridad de Jesús, cuyo amor que todo lo consume, arde dentro de ella. Ninguna mujer ha hecho más por la sufriente y agonizante humanidad, me aventuro a decir que su nombre está escrito en el Libro de la Vida y, estoy convencido que cualquiera que, intente de palabra o de obra, dañar a su instituto, atraerá sobre sí, el azote, el flagelo del Altísimo, aún en este mundo”.

  3. Tengan compasión hacia aquellos que han visto mejores días, o que tienen vergüenza de mostrar su indigencia. Socórranlos en privado.

  4. Sólo en el cielo, quizás, debieran buscar descanso las Hermanas de la Misericordia.

  5. Si algunas vez las hermanas pierden el buen humor debido a males imaginarios, la visita a los enfermos resulta de gran provecho.

  6. Estoy tan familiarizada con la muerte, que la tumba nunca parece cerrarse para mí.

  7. Dios sabe que preferiría sufrir hambre, a que los pobres carecieran de algo.

  8. Es mejor aliviar a 100 impostores, si los hubiese, a que permitamos que una persona realmente necesitada se aleje vacía.

  9. Obedezcamos como Jesús y ordenemos como María.

  10. Los pobres necesitan ayuda hoy, no la semana que viene.

  11. Si hubiese sabido que la muerte podía ser tan dulce, nunca la hubiese temido.

  12. ¡Oh, si esto es la muerte, es fácil en verdad! El Altísimo me ha evitado muchas cosas.

  13. El sentido común es lo menos común.

  14. A la misma vez que ponemos toda nuestra confianza en Dios, debemos actuar siempre como si todo dependiese de nuestro propio esfuerzo.

  15. Debemos someternos a la adorable Voluntad de Dios, pero debemos hacer más – debemos albar y bendecir la mano que nos hiere.

  16. No deseemos nunca más que lo necesario; Dios nos otorgará eso y una bendición.

  17. Trata de mirar lo que acontece como lo mirarías dentro de un año o como si hubiese sucedido hace un año atrás.

  18. La oración hará más que todo el dinero en el Banco de Irlanda.

  19. Es un favor especial de Dios ser hechas las siervas de sus sufrientes pobres.

  20. Cada lugar tiene sus ideas y sentimientos particulares a los que hay que ceder cuando sea posible.

MISERICORDIA/ CARISMA/ SEGUIMIENTO Y TESTIMONIO EN MISERICORDIA

  1. Si nuestros corazones no se conmueven, en vano podemos esperar conmover los corazones de los demás. (Regla Original, Cap. III, Art. 16)

  2. La Misericordia recibe a los ingratos una y otra vez y nunca se cansa de perdonarles.

  3. … tenía esperanzas que el Señor te hubiera reservado un tiempo sin todas estas pruebas, pero que se haga su Voluntad en todas las cosas. (Carta 5, p. 167)

  4. Por nuestra vocación… estamos comprometidas a consolar y a instruir a los enfermos pobres de Cristo. Esta es la principal razón por la que nos llamamos HERMANAS DE LA MISERICORDIA… ¡Oh, qué enorme es servir a Cristo en la persona de los pobres y recorrer el mismo camino que Él recorrió! (Explicación y Comentario de la Santa Regla, p. 7)

  5. Misericordia es una palabra predilecta de nuestra querida Reverenda Madre. “No sólo otorga beneficios,” decía ella, “pero, recibe y perdona una y otra vez, aún a los ingratos… Tiene 5 palabras (Nota: en inglés) que corresponden a las 5 llagas de Nuestro Señor y a su Santo Nombre y, comienza con M y termina con Y, como el nombre de la Santísima Virgen” (Nota: en inglés – Mercy – Mary) (Manuscrito de Bermondsey, p.30)

  6. ¡Oh, cuan tiernas, cuan caritativas, cuan misericordiosas deberías ser nosotras, Hermanas de la Misericordia! … Las Hermanas de la Misericordia deberíamos ser las personas más bondadosas del mundo. (El Espíritu de Catalina McAuley, p. 80)

  7. En el mes de noviembre de 1838, Catalina McAuley compuso una oración para ser rezada todos los días por los pobres y necesitados. Se cree que la compuso para Joanna Bridgeman, quien ingresó en Limerick. “Mi Dios, mira tus afligidos pobres con piedad y, otórganos la gracia de hacer todo lo que podamos para aliviarlos y consolarlo. Pedimos humildemente tu bendición este día en el nombre y para el honor de Nuestro Señor y Salvador Jesucristo.”

  8. Hay cosas que los pobres valoran mucho más que el oro aunque nada le cuesten al donante, entre estas cosas están la palabra amable, la mirada bondadosa y compasiva y la paciente escucha de sus penas. (Exp. Y Com. Nº 20, p. 63)

  9. La Misericordia bendice a quien da y a quien recibe.

  10. Anima a sus hermanas a que se “arrojasen al océano de la Misericordia de Dios”.

  11. La Misericordia – el camino principal marcado por Jesús para aquellos que desean seguir su ejemplo … (Regla Original, Cap. 2, Art. 1)

  12. Trata de actuar en todo tiempo y en todo lugar de tal manera que si Nuestro Divino Señor fuese aparecer sobre la tierra otra vez, no se sintiese avergonzado de señalarte como alguien íntimamente unida a Él.

  13. Si no conformamos nuestras mentes con los valores de Jesucristo, nunca adquiriremos su espíritu evangélico … Para alcanzar la perfección evangélica, debemos tratar de empaparnos del espíritu y máximas del Evangelio … Roguémosle entonces que prepare nuestros corazones mediante su Espíritu vivificador para recibir los efectos de su Gracia, a fin de que sus virtudes se nos fijen. (Instrucciones para Retiros Espirituales).

  14. El humilde, abandonado, agonizante Cristo – este es mi Cristo. A Él tendré y seguiré. Fuera de Él: nada.

  15. Seguidoras de Cristo en sus humillaciones, debemos estar preparadas para correr la suerte de los discípulos.

  16. Poema compuesto por Catalina McAule el 24 de setiembre de 1838, su primera fiesta de Misericordia como residente en la Calle Baggot.

Dulce Misericordia –suavizante – paciente – bondadosa,

ablanda lo altanero y eleva el ánimo caído.

Sabe guiar con rienda justa y mano firme

entre el falso miedo y el orgullo arbitrario.

No irritada fácilmente, perdona rápidamente;

ama a todos y con solo una mirada alivia.

Dulce paz trae a donde quiera vaya.

Suprime nuestra angustia y reforma nuestras vidas;

nivela los ásperos caminos de los temperamentos hoscos

y abre en cada corazón un pequeño Cielo.

  1. “… Ella continuamente dirigía nuestra atención a la imitación del Hombre – Dios y, con maternal ingenio, recomendaba maneras que nadie más que una imitadora fiel podía describir. Puestas en práctica, muestran que nuestra Madre Fundadora debía de haber sido inspirada en sus instrucciones sobre el seguimiento del Hombre – Dios sin salirse del camino de las tareas diarias. La meditación sobre la sagrada Humanidad de nuestro Señor debe de haber sido la práctica constante de su vida, de otra forma no podría haber hablado tan a menudo y tan hermosamente y en forma tan práctica sobre la imitación de Cristo.” (Instrucciones para Retiros Espirituales p. 18 recopiladas por la Hna. M. Teresa Purcell. La Hna. M.T. Purcell fue una de las novicias de la Madre Catalina).

  2. La vida y la máxima de Jesucristo debería de ser como un LIBRO siempre abierto delante del que deberíamos aprender todo lo que es necesario saber, también como un ESPEJO en el cual podríamos ver claramente nuestros defectos, y, como un SELLO cuya imagen deberíamos imprimir nuestros corazones” (Instr. P. 87 – 88)

  3. Si nosotras no vamos, nadie más irá (sobre la fundación en Tullamore. Extremadamente pobre)

  4. Del Manuscrito de Limerick por la Hna. M. Vincent Hartnett: … parece ser el instrumento pasivo del amor de Dios por la humanidad “trabajaba por el Espíritu” (Rom. 8,14) como lo son los “hijos de Dios” para el beneficioso fin de convertirse en la administradora de los bienes celestiales para con aquellos a los que el mundo deja de lado.

  5. Es un favor especial de Dios el que hayamos sido hechas las esclavas de sus sufrientes pobres.

  6. Ninguna obra de caridad puede ser más conducente al bien de la sociedad o a la felicidad de los pobres, que el cuidadoso entrenamiento de las mujeres. (Regla Original)

CRUZ

  1. … porque es a la religiosa que carga con su cruz que Él ha prometido en forma particular el ciento por uno, más esta es una promesa condicionada. No está hecha a aquellas que arrastran su cruz tras de sí, quienes casi la empujan de lejos. No, está hecha a aquellas que la levantan generosa, audaz y amorosamente. A ellas Él les hará lo dulce amargo y lo amargo dulce. (Inst. p. 168)

  2. Hemos sido fundadas sobre el Calvario para allí servir a un Redentor Crucificado.

  3. Le ha parecido bien a Dios Omnipotente visitarnos con una porción de la Cruz.

  4. Si la cruz entera sobre la que murió Jesús fuese enviada a esta casa, ¡qué ansiosa estaría cada una por llevarla! Mucho mejor y de más provecho es recibir con todo nuestro corazón la Cruz que Dios manda en cualquier forma que a Él le plazca.

  5. En vano podemos unirnos a Dios de otra manera que no sea la Cruz. Las obras externas de caridad en la que se goza un corazón generoso no realizarán esta unión. El corazón debe estar crucificado antes que pueda unirse estrechamente con el Corazón de nuestro Redentor Crucificado.

  6. Acudamos con frecuencia al pie de la Cruz y descansemos en las llagas de Jesús. Él nos lleva escritas en sus manos, ¿no imprimiremos nosotras sus llagas e nuestras mentes y corazones? (Expl. p. 32)

“cristo sufrió por amor a mí; sufra yo por Él!

¡Cristo cargó su Cruz; que yo le ayude a llevarla!

¡Cristo fue denigrado; no seré yo honrada!

¡él murió por mí; que mi vida sea una muerte continua

a mí misma por su dulce amor!

No viva yo ahora sino que Cristo viva en mí. (Gál. 2,20)

Que Él disponga de mí como le plazca.

(Explic. p. 54)

  1. ¿Cuál es tu Cruz? Cuando te piden que hagas aquello contrario a tu forma de pensar - ¡he ahí tu Cruz! Cuando usen una expresión dura o poco amable para contigo… cuando ocurra cualquier cosa que lastime tu amor propio - ¡he ahí tu Cruz! Aférrate a ella. Mira a tu Redentor clavado… dile que le probarás tu deseo de ser crucificada con Él. Escúchale decirte que unos pocos años más, pondrán

  2. Sss





Dichos y Frases de Catalina McAuley Página


Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Dichos y frases de catalina mcauley iconHechos y dichos de la beata maría pilar izquierdo

Dichos y frases de catalina mcauley iconMaria Catalina Cardona

Dichos y frases de catalina mcauley iconMaría Catalina Cardona

Dichos y frases de catalina mcauley iconEstudiante en práctica: Catalina Cofré

Dichos y frases de catalina mcauley iconComedia famosa intitulada La gran sultana doña Catalina de Oviedo

Dichos y frases de catalina mcauley iconDichos talleres están siendo impartidos por estudiosos del arte,...

Dichos y frases de catalina mcauley iconDulce moquegua es el título del valse que he escrito y dedicado a...

Dichos y frases de catalina mcauley iconFrases cortas

Dichos y frases de catalina mcauley iconFrases palíndromas

Dichos y frases de catalina mcauley iconFrases y refranes célebres






© 2015
contactos
l.exam-10.com