El Padre Samaan era profundo conocedor de temas espi­rituales y teológicos, versado en los secretos del pecado venial y mortal, y una autoridad en los misterios






descargar 256.12 Kb.
títuloEl Padre Samaan era profundo conocedor de temas espi­rituales y teológicos, versado en los secretos del pecado venial y mortal, y una autoridad en los misterios
página10/14
fecha de publicación02.07.2016
tamaño256.12 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Ley > Documentos
1   ...   6   7   8   9   10   11   12   13   14

LA LIBRETA DEL DIABLO


1
Selman Effendi, es un hombre de treinta y cinco años de edad, cuerpo delgado, trajes elegantes, medias de seda y brillantes zapatos. Fuma cigarros caros y su mano suave y delicada carga un fino bastón incrustado con piedras precio­sas y adornos de oro.

Selman come en los restaurantes más caros, se codea con la aristocracia y, en su magnífico carruaje tirado por caballos de pura sangre, se pasea por las calles habitadas por la clase alta.

La fortuna de Selman Effendi, no fue heredada dé su padre, el cual (que su alma descanse en paz) era un hombre pobre. Tampoco la acumuló por medio de la perspicacia y continuas actividades en el mundo de los negocios. Pues él, está lleno de prejuicios y detesta el trabajo, considerándolo degradante en cualquiera de sus formas.

Una vez se lo oyó decir: "Mi cuerpo y mi temperamento no están hechos para el trabajo, el trabajo está hecho para los que tienen la mente pesada y el cuerpo torpe."

¿Cómo es, entonces, que Selman acumuló su riqueza? ¿A través de qué magia, el barro en sus manos se transforma­ba en oro y plata?

Este es uno de los secretos que contiene la Libreta de hojas de plata y que Azrael, el Angel de la Muerte, nos reveló a nosotros y que, ahora, nosotros revelamos.

Hace cinco años, Selman Effendi desposó a Faheema, viuda de Butros Namaán, comerciante famoso por su hones­tidad, perseverancia y dedicación al trabajo.

Faheema tenía, entonces, cuarenta y cinco años de edad física y solamente dieciséis dulces años de edad mental y emotiva. Aún ahora, tiñe sus cabellos y, usando cosméticos, trata de parecer joven y hermosa. Sin embargo no logra ver a su joven marido hasta después de medianoche. Y difícilmente consigue algo, excepto miradas despreciativas y palabras duras, de quien está muy ocupado y entretenido en gastar la fortuna que su primer esposo ganara con sudor y esfuerzo.
2
Adib Effendi, es un joven de veintisiete años, nariz grande y ojos pequeños, manos sucias y rostro no muy limpio, ropa remendada y mal arreglada, con manchas de grasa y café.

La apariencia desagradable de Adib no es debida a su pobreza, sino a su preocupación por cuestiones espirituales y teológicas. Y se lo ha oído, con frecuencia, citar la sentencia de Amin El Jundy: "La mente no puede dedicarse a dos cosas al mismo tiempo", según la cual un hombre no puede dedi­carse, a la vez, a cuidar su persona y atender asuntos del inte­lecto.

Adib habla sin cesar y en cualquier sitio emite juicios acerca de cosas y personas. Después de investigarlo, hemos descubierto que concurrió dos años a una escuela de Beirut para estudiar Retórica; escribe poemas, ensayos y artículos que jamás llegaron a publicarse, lo cual justifica, diciendo que los lectores árabes son ignorantes y que la prensa está dege­nerada.

Ultimamente, Adib Effendi, se ocupa en estudios sobre filosofía antigua y moderna. Admira a Sócrates y a Nietzsche y saborea los dichos de San Agustín tanto como los de Voltaire y Rousseau. En una fiesta de casamiento, lo hemos oído discutiendo acerca de Hamlet; mas su conversación era un monólogo, ya que los demás preferían cantar y beber.

En otra ocasión, en un funeral, el tema de su conversa­ción eran los poemas de amor de Ben Al Farid y la "vinolo­gía" de Abinauaas, mientras, alrededor de él, la familia del muerto lloraba y gemía apesadumbrada.

Muchas veces nos hemos preguntado: ¿Por qué existe Adib Effendi? y ¿por qué pasa inútilmente sus días y sus noches en medio de libros viejos y manuscritos gastados? ¿No sería mejor que comprara un asno y se convirtiera en un salu­dable y útil transportista?

Este es otro de los secretos contenidos en la Libreta de hojas de plata y que nos fuera revelado por Belcebú y que nosotros ahora revelamos.

Hace tres años, Adib Effendi compuso un poema en honor de Su Excelencia, el Obispo Joseph Shamoun y lo declamó en la residencia de Habib Bey Seluam. Después de lo cual, el Obispo se acercó a Adib y, poniendo una mano sobre su hombro, dijo sonriendo:

- ¡Bravo, hijo mío! ¡Dios te bendiga! No tengo dudas acerca de tu inteligencia, algún día serás uno dé los hombres más grandes de Oriente.
3
Farid Bey Davis es un hombre de cuarenta años, alto, de cabeza pequeña y calva. Camina con paso pomposo y balan­ceándose, inflando el pecho y estirando el cuello como un' camello. Y, cuando habla a los gritos y pomposamente, quien no lo conoce, lo toma por un Ministro de Estado ocupado en dirigir un Imperio y gobernar a su pueblo.

Pero, Farid, sólo se ocupa de concurrir a fiestas y reunio­nes y hablar de las glorias de sus antepasados. Se deleita en citar frases de conquistadores, como Napoleón y Antar y su pasión, aunque no sepa usarlas, es coleccionar armas.

Uno de los proverbios que cita frecuentemente es aquel que dice: "Los hombres nacieron para ser servidos." O sino: "El pueblo es como una mula; sólo obedece a quien sabe montarla." Y también repite: "La pluma es para los débiles y las armas para los fuertes."

Pero, ¿qué es lo que induce a Farid a elogiar a sus ante­cesores y a proceder de esa forma?

Esto también es un secreto contenido en la Libreta de hojas de plata y que nos fue revelado por Satanael y que, ahora, nosotros revelamos:

En la tercera década del siglo XIX, el Emir Bashiz, Gran Gobernador del Monte Líbano, pasaba con su comitiva, a través de los valles libaneses, por la aldea en que vivía Mansour Davis, abuelo de Farid. El día era excesivamente caluroso y el Emir bajó del caballo y ordenó a sus hombres que desmontaran para descansar a la sombra de un roble.

Mansour Davis, informado de la presencia del Emir, llamó a sus vecinos y la buena noticia se esparció por toda la aldea. 'Y fueron todos al encuentro del Emir cargados de cestos con uvas y miel, higos y vino, conducidos por Mansour.

Cuando llegaron al sitio en que descansaba la comitiva, Mansour, se adelantó y, arrodillándose frente al Emir, besó el borde de sus ropajes. Después, se levantó y degolló un carnero y exclamó:

- ¡Todo esto para vuestra generosidad, oh, Príncipe y Protector de nuestras vidas!

Y el Emir, agradecido y satisfecho de tamaña hospitali­dad dijo a Mansour:

-De hoy en adelante, serás el jefe de esta aldea bajo mi protección. Y durante doce meses este poblado estará libre de impuestos.

Y aquella noche, después que hubo partido el Emir, los aldeanos se reunieron en casa del "Shaik" Mansour Davis y juraron lealtad a la recién nominada autoridad.

¡Dios tenga piedad de sus almas!
Son muchos más los secretos contenidos en la Libreta de hojas de plata para poder enumerarlos a todos. Los demo­nios nos revelan algunos casi todos los días y, éstos, los reve­laremos antes de que el Angel de la Muerte nos envuelva con sus alas y nos conduzca al infinito.

Por ser ya la medianoche y por estar nuestros ojos ya cansados, permitid que nos entreguemos al descanso y, quizás, el maravilloso velo de los sueños transporte nuestras almas a un mundo más honesto que éste.

1   ...   6   7   8   9   10   11   12   13   14

similar:

El Padre Samaan era profundo conocedor de temas espi­rituales y teológicos, versado en los secretos del pecado venial y mortal, y una autoridad en los misterios icon…un joven relojero que sentía verdadera pasión por la compleja mecánica...
«cabinotier» de Roger Dubuis, quien le transmite los secretos de la restauración y le habla de los misterios de la complicación…

El Padre Samaan era profundo conocedor de temas espi­rituales y teológicos, versado en los secretos del pecado venial y mortal, y una autoridad en los misterios icon…un joven relojero que sentía verdadera pasión por la compleja mecánica...
«cabinotier» de Roger Dubuis, quien le transmite los secretos de la restauración y le habla de los misterios de la complicación…

El Padre Samaan era profundo conocedor de temas espi­rituales y teológicos, versado en los secretos del pecado venial y mortal, y una autoridad en los misterios iconCuenta una historia hace mucho tiempo atrás, en un profundo bosque...

El Padre Samaan era profundo conocedor de temas espi­rituales y teológicos, versado en los secretos del pecado venial y mortal, y una autoridad en los misterios iconEn nuestro país se ha generado un debate sobre la autoridad de los...

El Padre Samaan era profundo conocedor de temas espi­rituales y teológicos, versado en los secretos del pecado venial y mortal, y una autoridad en los misterios iconDentro de la bola de nieve del escritorio de mi padre había un pingüino...
«No te preocupes, Susie; tiene una vida agradable. Está atrapado en un mundo perfecto»

El Padre Samaan era profundo conocedor de temas espi­rituales y teológicos, versado en los secretos del pecado venial y mortal, y una autoridad en los misterios iconEra mi padre aficionado a los libros y así los tenía de romance para que leyeran sus hijos.”

El Padre Samaan era profundo conocedor de temas espi­rituales y teológicos, versado en los secretos del pecado venial y mortal, y una autoridad en los misterios iconTemas históricos y teológicos

El Padre Samaan era profundo conocedor de temas espi­rituales y teológicos, versado en los secretos del pecado venial y mortal, y una autoridad en los misterios iconResumen: Los jóvenes españoles se lanzan los fines de semana al “botellón”...

El Padre Samaan era profundo conocedor de temas espi­rituales y teológicos, versado en los secretos del pecado venial y mortal, y una autoridad en los misterios iconEs una rara infección que, en su forma más severa, puede llegar a...

El Padre Samaan era profundo conocedor de temas espi­rituales y teológicos, versado en los secretos del pecado venial y mortal, y una autoridad en los misterios iconAnte un examen, un alumno ha estudiado 15 de los 25 temas correspon-dientes...






© 2015
contactos
l.exam-10.com