La cuestión de cómo y cuándo el primer día de la semana (el domingo) llegó a ser adoptado por la mayoría de los cristianos como día de reposo y culto, en lugar






descargar 241.11 Kb.
títuloLa cuestión de cómo y cuándo el primer día de la semana (el domingo) llegó a ser adoptado por la mayoría de los cristianos como día de reposo y culto, en lugar
página4/8
fecha de publicación28.06.2016
tamaño241.11 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Ley > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8

Conclusión

La conclusión que se desprende de nuestra investigación es que la adopción de la observancia del domingo para substituir al sábado no se produjo en la iglesia de Jerusalén por iniciativa apostólica para conmemorar la resurrección de Cristo, sino en la iglesia de Roma a principios del siglo II y como resultado de un concurso de circunstancias. Una serie de factores políticos, sociales y religiosos--similares a los que impulsaron a la adopción del 25 de diciembre como conmemoración del nacimiento de Cristo--convirtieron el domingo en el nuevo día de culto. El hecho de que la observancia del domingo proceda de conveniencias discutibles y no de un mandato bíblico, es un gran obstáculo que los dirigentes religiosos han encontrado a la hora de elaborar una sólida argumentación teológico capaz de promover la correcta observancia del día santo de Dios.

¿Qué hacer, pues, para educar y motivar a los cristianos para que observen el día del Señor como un día entero de descanso, adoración, confraternidad y servicio, y no como una simple hora de asistencia ocasional a los servicios religiosos de una iglesia? El propósito de nuestro estudio es favorecer el descubrimiento y la vivencia personal del significado, las funciones y las bendiciones del séptimo día bíblico, el sábado: un día cuya finalidad no es la de dar lugar a una hora de culto en la que disociarse o segregarse de los demás, sino la de proporcionar 24 horas en las que reposar, adorar, confraternizar, y servir al necesitado. Nuestro estudio nos ha mostrado que el principal objetivo del sábado es que descansemos de nuestro trabajo diario para que podamos encontrar reposo en Dios. Al liberarnos de nuestras ocupaciones laborales, el sábado nos da tiempo para Dios, para nosotros mismos y para los demás, y nos permite disfrutar a la vez de la presencia divina y de la fraternidad humana.

La diferencia entre el sábado y el domingo no está, pues, solamente en el nombre o en el número del día. Es una diferencia de autoridad, de significado y de experiencia. Es la diferencia entre una festividad establecida por el hombre y el día santo fijado por Dios. Es la diferencia entre un día dedicado a la complacencia personal y un día dedicado al servicio de Dios y de la humanidad. Es la diferencia entre un día de desasosiego y un día de reposo divino para la inquietud humana.

1 Este ensayo es un breve sumario de la tesis doctoral del autor, Samuele Bacchiocchi From Sabbath to Sunday: A Historical investigation of the Rise of Sunday Observance in Early Christianity (Roma: The Pontifical Gregorian University Press, 1977). El lector será remitido frecuentemente a este estudio para mayor documentación en ciertos temas. Por falta de espacio hemos tenido que omitir totalmente algunos aspectos muy importantes del problema, tales como las referencias del Nuevo Testamento al primer día de la semana (1 Co. 16:1-3; Hch. 20:7-12) y al día del Señor (Ap. 1:10); la actitud de Pablo hacia el sábado (Col. 2:14-17; Ro. 14:5-6; Gá. 4:10); las más antiguas referencias al domingo en la patrística: Ignacio, Barnabás y Justino Mártir; el desarrollo de la teologia del domingo en la iglesia primitiva. Todos esos temas son tratados ampliamente en From Sabbath to Sunday adonde remitimos al lector para confirmar la validez de las conclusiones de nuestro estudio.

2 Para una bibliografía con los principales trabajos sobre el origen histórico de la observancia del domingo, ver From Sabbath to Sunday, pp. 333-338.

3 Tomás de Aquino, Suma Teológica, Q. 122, Art. 4, II, 1947, ET, p. 1702.

4 J. Donovan, ed. Catechism of the Council of Trent, 1908, capitulo IV, cuestión 18, p.347.

5 Sobre el uso de este argumento en las discusiones entre católicos y protestantes en Suiza francesa, véase Daniel Augsburger, "Sunday in the Pre-Reformation Disputations in French Switzerland", Andrews University Serninary Studies 14 (1976): 265-277. Sobre el uso de este argumento en las discusiones entre teólogos católicos y luteranos, ver J.N. Andrews y L. R. Conradi, History of the Sabbath, 1912, pp. 585-595.

6 Confesión de Augsburgo, Art. 28, en Concordia or Book of Concord, the Symbols of the Evangelical Lutheran Church, 1957, p. 24. Lutero afirma explícitamente que el domingo "..no se celebra en la cristiandad por orden de Dios ... Es una necesidad ordenada por la Iglesia para el bien de los laicos y de las clases trabajadoras" (D. Martin Luthers Werke, Weimer, 1888, 6:243, I, 31).

7 Confesión de Augsburgo (n. 6), p. 25.

8 Juan Calvino, Institutes of the Christian Religion, 1972, 1, p. 343.

9 En su Symbolum, Erasmo escribe: "Mediante su reposo en la tumba, Cristo abrogó el sábado judío, y mediante su resurrección al octavo día nos impuso el sábado evangélico [domingo]" (D. Erasmi opera ommia, 1962, 5:1190E).

10Teodoro de Beza deduce de 1 Co. 16:2 y Hch. 20:7 que "las reuniones religiosas en el día del Señor son una tradición apostólica y realmente divina" (Novum Testamentum. Ejusdem T. Bezae annotationes, 1642, citado por Robert Cox, The Literature of the Sabbath Question, 1865, 1, p. 134). En sus dos volúmenes Robert Cox nos proporciona la más abarcante y accesible colección de documentos sobre la cuestión del sábado. La mayoría de las citas y referencias que vamos a usar provienen de esta fuente, la cual citaremos simplemente con el nombre de "Cox".

11La Segunda Confesión Helvética (1566), capítulo 24 dice: "Desde los tiempos de los apóstoles, no sólo se fijaron ciertos días de la semana para reuniones religiosas, sino que incluso el día del Señor fue consagrado a este fin y para el descanso sagrado" (Philip Schaff, The Creeds of Christendom, 1919, p. 298).

12Nicolas Bownde en su popular obra The True Doctrine of the Sabbath (1595) afirma que el cuarto mandamiento es moral y perpetuo. El día concreto fue cambiado del sábado al domingo por la autoridad de los apóstoles (Cox I, pp. 145-151).

13Antonio Walaeus, profesor de teología en Leyden, escribió una Dissertatio de Sabbato (1628) en la que distingue los aspectos ceremoniales y morales del sábado. Estos últimos los aplica al domingo, considerado por él como una institución apostólica (Cox I, pp. 441-442).

14Hamon L'Estrange, en su libro God's Sabbath before the law, under the Law, and under the Gospel (1641) sostiene que el sábado fue cambiado por Cristo en el día de su resurrección: "En cuanto fue abolido el viejo sábado, el nuevo fue establecido e impuesto" (p. 71; citado por Cox I, p. 202).

15Los artículos 4 y 5 del Sínodo de Dort dicen: "4. Habiendo sido abrogado el sábado de los judíos, el día del Señor debe ser santificado solemnemente por los cristianos. 5. Desde tiempos de los apóstoles hasta este día siempre fue observado por la antigua Iglesia Católica" (citado por Cox 1, p. 218).

16La Confesión de Fe de Westminster, en su capitulo 21 y articulo 7, dice: "El ha designado para sábado un día especial de cada siete, para que le sea santificado: el cual, desde el principio del mundo hasta la resurrección de Jesucristo, fue el último día de la semana; pero a partir de la resurrección de Cristo ha sido cambiado por el primer día de la semana, que en la Escritura se llama día del Señor, y este es el que ha de continuar hasta el fin del mundo como sábado cristiano" (Philip Schaff [n. 11], pp. 648-649).

17Gisbertus Voetius, un destacado teólogo holandés, en su libro Lachrimae Crocodili Abstersae (1627) defiende la noción de que el sábado primitivo fue transferido al domingo por autoridad apostólica.

18John Owen, un eminente teólogo inglés, en su tratado Exercitations concerning the Mame, Original Nature, Use, and Continuance of a Day of Sacred Rest 1671), aboga en favor de la autoridad divina y la naturaleza moral de la observancia del domingo (Cox II, pp. 22-28).

19Henry Wilkinson, Presidente del Magdalen Hall, Oxford, escribió un tratado de 96 páginas titulado On the Divine Authority of the Lord's Day, donde presenta el nombre del "día del Señor" como prueba de que el domingo fue instituido por el Señor mismo (Cox I, p. 265).

20Jonathan Edwards, Presidente del College of New Jersey, predicó una serie de sermones On the Perpetuity and the Change of the Sabbath (1804), argumentando que el primer día de la semana es el sábado cristiano, establecido por la autoridad de los apóstoles (Cox II, pp. 176-183).

21William Paley, Archidiácono de Carlisle, trata ampliamente acerca de la institución del sábado en su obra The Principles of Moral and Political Philosophy (1785). En el capítulo VII, Paley afirma que el culto dominical "tiene su origen en alguna palabra de Jesús o de sus apóstoles" (citado por Cox II, p. 255).

22 James Augustus Hessey, en sus famosas conferencias de Bampton pronunciadas en la Universidad de Oxford en 1860 y publicadas después con el titulo de Sunday: Its Origin, History, and Present Obligation (1866), sostiene que el domingo es una "institución divina" puesto que "fue observada por los apóstoles y sus inmediatos seguidores" (p. 39).

23 Ver notas 3, 4, 5.

24 Ver nota 6.

25 Ver nota 8.

26 William Tyndale, el famoso traductor de la Biblia al inglés moderno, aceptaba el origen eclesiástico del domingo, pero rechazaba sus obligaciones: "En cuanto al sábado, seamos señores del sábado, y cambiémoslo incluso por el lunes o por cualquier otro día de la semana, según nos convenga . . . No hubo otra razón para pasar el sábado al domingo que la de distinguirnos de los judíos" (citado por Hessey En. 221, p. 198).

27 Thomas Cranmer, arzobispo de Canterbury (quemado en Oxford en 1555), en su Confutation of Unwritten Verities dice que "puesto que la Iglesia no ha tenido inconveniente en pasar el sábado al domingo, cambiando con ello la ley de Dios, con más autoridad podrá hacer leyes nuevas en aquellas cosas necesarias para la salvación" (citado por Cox I, p. 135).

28 John Prideaux, obispo de Worcester, en su discurso titulado The Doctrine of the Sabbath (publicado en 1634), afirma que el día del Señor no está fundado en el cuarto mandamiento, sino exclusivamente en la autoridad de la Iglesia (Cox I, p. 165).

29 Hugo Grotius, eminente jurista holandés, trata a fondo la cuestión del sábado en su Opera Oinnia Theologica, refutando "a aquellos que creen que el sábado fue substituido por el día del Señor --algo no mencionado en ninguna parte por Cristo ni por sus apóstoles" (citado por Cox I, p. 223).

30 Francisco Gomarus, profesor de teología en Leyden, escribió un famoso tratado titulado Investigatio Sententiae et Originis Sabbati (1628), en el que mantiene que el cuarto mandamiento no obliga a los cristianos, y que no hay ninguna prueba de que los apóstoles hiciesen del día del Señor un nuevo día de culto (Cox I, p. 442).

31 Peter Heylyn, subdiácono de Westminster y capellán de Carlos I, escribió un tratado en dos volúmenes con el título de The History of the Sabbath (1628). En el primer capítulo del segundo volumen, Heylyn afirma que Cristo preparó el camino para la "disolución" del sábado, y que "el día del Señor no fue puesto en su lugar, ni por El ni por los apóstoles, sino que fue instituido por la autoridad de la Iglesia" (citado por Cox I, p. 177).

32 John Cocceius, profesor de teología en la Universidad de Leyden, escribió una tesis titulada Indagatio Naturae Sabbati et Quietis Novi Testamenti (1658). Su posición es que el día del Señor surgió entre los cristianos primitivos por "providencia divina", pero no por mandato expreso de Dios (p. 35; Cox II, pp. 1, 2).

33 John Milton, el famoso poeta y teólogo británico, examina la cuestión del sábado en su obra A Treatise on Christian Doctrine. Su opinión es que "el sábado original está abrogado, y puesto que en ninguna parte se nos dice que ese reposo ha sido transferido a otro día, ni existe ninguna razón para ese cambio, la Iglesia, al sancionar un cambio de esta índole, no manifiesta su obediencia al mandamiento de Dios (puesto que ese mandamiento ya ha dejado de existir), sino su legítima libertad" (citado por Cox II, p. 52).

34 John Samuel Stryk, jurista alemán, examina las bases jurídicas de la observancia del domingo en su trabajo Comwntatio de Jure Sabbathi (1756). Su posición es que "el domingo cristiano no tiene nada en común con el sábado de los judíos. No ha sido introducido por mandato divino directo, pues no se puede probar que su observancia arranque de los apóstoles..... La observancia del domingo se basa por entero en un simple arreglo de la Iglesia" (citado por Hengstenberg en su análisis de la obra de Stryk, en Cox II, p. 135)

35 Edward Evanson, rector de Tewkesbury, Inglaterra, en su obra Arguments against and for the Sabbatical Observance of Sunday, "niega que exista alguna prueba de que el día del Señor haya sido observado por los apóstoles o por la comunidad cristiana primitiva en lugar del sábado" (Cox II, p. 292).

36 Richard Whately, arzobispo de Dublin, en sus Thoughts on the Sabbath (publicado en 1830), sostiene que no hay ningún nexo entre el sábado y el domingo, y que el día del Señor no fue instituido por los apóstoles, sino por la Iglesia que les sucedió (Cox II, p. 333).

37 C. C. L. Franke, teólogo alemán, recalca con firmeza en su tratado De Diei Dominici apub Veteres Christianos Celebratione (1826) que el domingo es una institución puramente eclesiástica y que no hay ningún indicio de apoyo divino o apostólico para ella (Cox II, p. 438).

38 William Domville, según Robert Cox hizo "la más valiosa contribución del siglo (XIX) a la literatura sobre la cuestión del sábado" (Cox II, p. 357). En su obra The Sabbath, or, an Examination of the Six Texts Comwnly Adduced froin the New Testament in Proof of a Christian Sabbath, dice categóricamente: "no hay ni una sola mención en las Escrituras de la observancia del domingo por los apóstoles... por lo cual no hay ninguna base para pretender que haya existido alguna vez un precepto de Cristo o de los apóstoles en este sentido... la observancia del domingo... no es una institución de origen divino" (p. 2151, citado por Cox II, p. 185).

39 E. W. Hengstenberg, profesor de teología de la Universidad de Berlín, escribió un importante estudio sobre The Lord's Day (El Día del Señor) (traducido al inglés por James Martin en 1853), en el que trata el sábado como una institución exclusivamente judía, y el domingo como una creación de la Iglesia (Cox II, p. 439).

40 J. Francke,
1   2   3   4   5   6   7   8

similar:

La cuestión de cómo y cuándo el primer día de la semana (el domingo) llegó a ser adoptado por la mayoría de los cristianos como día de reposo y culto, en lugar iconUna síntesis de cómo, día a día, estamos construyendo un mundo mejor

La cuestión de cómo y cuándo el primer día de la semana (el domingo) llegó a ser adoptado por la mayoría de los cristianos como día de reposo y culto, en lugar iconEjemplo En el conjunto formado por los días de la semana, cada día...

La cuestión de cómo y cuándo el primer día de la semana (el domingo) llegó a ser adoptado por la mayoría de los cristianos como día de reposo y culto, en lugar iconEl templo de istar
«Es como ser engullido por el tiempo», pensó con un suspiro, mientras observaba los silenciosos documentos. Cruzó su mente un repentino...

La cuestión de cómo y cuándo el primer día de la semana (el domingo) llegó a ser adoptado por la mayoría de los cristianos como día de reposo y culto, en lugar iconInstituyese el día 8 de enero de cada año como el “Día Nacional de...

La cuestión de cómo y cuándo el primer día de la semana (el domingo) llegó a ser adoptado por la mayoría de los cristianos como día de reposo y culto, en lugar iconLo ves, alto y barbado, desde lejos: son las 12'30 del claro día,...

La cuestión de cómo y cuándo el primer día de la semana (el domingo) llegó a ser adoptado por la mayoría de los cristianos como día de reposo y culto, en lugar iconPor primera vez (literalmente quiere decir "después de la física")...
«¿Qué hay?». Puede además responderse en una sola palabra: «Todo», y todos aceptarán esta respuesta como verdadera. Sin embargo,...

La cuestión de cómo y cuándo el primer día de la semana (el domingo) llegó a ser adoptado por la mayoría de los cristianos como día de reposo y culto, en lugar iconBiker anonimus, decide un buen día que es hora de hacer un plan de...

La cuestión de cómo y cuándo el primer día de la semana (el domingo) llegó a ser adoptado por la mayoría de los cristianos como día de reposo y culto, en lugar iconTrascendencia del Día 23 de abril Día mundial del libro como ejemplo...

La cuestión de cómo y cuándo el primer día de la semana (el domingo) llegó a ser adoptado por la mayoría de los cristianos como día de reposo y culto, en lugar iconCuando enfrentamos un problema por primera vez, cuando queremos comprender...

La cuestión de cómo y cuándo el primer día de la semana (el domingo) llegó a ser adoptado por la mayoría de los cristianos como día de reposo y culto, en lugar iconCómo se celebra el Día de los Muertos






© 2015
contactos
l.exam-10.com