Literatura, la música y el teatro






descargar 151.03 Kb.
títuloLiteratura, la música y el teatro
página1/6
fecha de publicación26.06.2016
tamaño151.03 Kb.
tipoLiteratura
l.exam-10.com > Ley > Literatura
  1   2   3   4   5   6
CHILE EN EL SIGLO XX
INTRODUCCIÓN AL PERÍODO 1925 – 1952

La grave crisis social, económica, política y moral de las primeras dos décadas del siglo XX, facilitará el triunfo de la clase media y el ingreso del sector obrero en la política, pero además: Se promulga la Constitución de 1925, que restituye poder al Presidente y se aprueba una importante legislación social.

Sin embargo, cabe consignar que dicha constitución no tendrá aplicación efectiva sino hasta 1932. Cambios tan profundos provocaron la resistencia de la oligarquía y produjeron diversas intervenciones militares. Superada esa Anarquía momentánea, se restableció el orden institucional hacia 1932. En el orden económico, el Estado se hace cargo de la política monetaria y crediticia; y regula el comercio externo. Participa en la producción de energía y del acero y apoya la industrialización. De esta manera se logra producir en el país una importante cantidad de bienes, que antes eran importados. Toda la economía del país experimenta durante este breve período una notable expansión. En el campo social, se beneficia a la clase media y al proletariado con mejores remuneraciones, y se llevan a cabo programas de salud, vivienda y educación. El movimiento gremial y sindical se consolida y la clase media alcanza gran influencia. En esto ayuda la difusión de la educación básica y media y la creación de nuevos centros universitarios; se eleva la cultura y la preparación del conjunto de la población. La literatura, la música y el teatro desarrollan una notable actividad, el cultivo de las letras aporta numerosas obras y en la poesía se llega a niveles universales conquistando un Premio Nobel, el de Gabriela Mistral (posteriormente le tocará el turno a Pablo Neruda).
POLITICA INTERNA: 1925 - 1952

La Constitución de 1925 Sus principales características fueron: Fortaleció el rol del Estado. Se eliminan las Leyes Periódicas que autorizaban anualmente el cobro de contribuciones y que fijaban el contingente de la Fuerzas Armadas y se convirtieron en leyes de duración indefinida. Se pone plazo para la aprobación de la Ley de Presupuesto. El Presidente duraría 6 años y se prohibía la reelección inmediata. Se crea el Tribunal Calificador de Elecciones. Se decreta la separación de la Iglesia y el Estado. Se estableció la libertad de culto. Se estableció la votación directa para las elecciones del Presidente. Para garantizar la independencia del Ejecutivo y el Legislativo, se estableció la incompatibilidad del cargo de Senador con el de Ministro, Intendente, Gobernador y Magistrado judicial.

Al regresó de Alessandri de Europa, Ibáñez era el Ministro de Guerra y por el ascendiente que tenía era tan poderoso como el Presidente. Ibáñez tenía aspiraciones presidenciales. Entonces, Alessandri quiso sacarlo del Gabinete con el argumento de que un candidato a Presidente no podía ser a la vez Ministro de Estado, pero Ibáñez se negó a renunciar. Ante ello renunció el Presidente dejando como Vicepresidente a Luís Barros Borgoño, su antiguo rival. Este llamó a elecciones. Todos los partidos se unieron en torno a un candidato común, que cerrase el paso a Ibáñez, donde fue elegido Emiliano Figueroa Larraín.

Nuevas Corrientes Ideológicas: A comienzos del siglo XX el comunismo se había tomado el poder en la Rusia de los Zares y se expandía por el mundo europeo; los sectores monarquistas, nacionalistas, católicos y liberales vieron con temor como dentro de sus países los partidos comunistas avanzaban en influencia y capacidad de organización. En este marco es que nacieron diversas propuestas alternativas para frenar el avance de esta ideología. Principalmente surgieron movimientos nacionalistas, como el fascismo en Italia y el nacional-socialismo (nazismo) en Alemania que compartían con el comunismo su desprecio por el orden liberal-burgués representado por la democracia y la economía de mercado, enfatizando lo colectivo –representado por el Estado- por sobre la libertad del individuo. Regímenes totalitarios, de partido único y partidarios de las economías planificadas. La exacerbación de lo nacional los diferenciaba del comunismo, así como sus proyectos de dominación mundial. Estas ideologías también se expresarían en nuestro país.

Nuevos Partidos Políticos en Chile.

Partido Comunista de Chile: Fundado por Luís Emilio Recabarren como Partido Obrero Socialista en 1912, cambio su nombre diez años después a Partido Comunista. Su objetivo era la lucha contra del capitalismo considerándose los únicos y legítimos representantes de los proletarios. En la década del 30, pasó de ser un partido contrario al sistema político, a formar parte del gobierno como miembro de Frente Popular, de esta manera se combatía el fascismo.


Partido Socialista de Chile: Fundado en 1933 entre otros por Marmaduque Grove. Se trataba de un partido obrero, abierto a la clase media, contrario al capitalismo y promotor de la nacionalización de las riquezas básicas y la estatización de la gran propiedad. Se diferenciaba

de los comunistas, en que no aceptaban seguir las orientaciones de la Unión Soviética y por su clara vocación nacional y latinoamericana.
Nacional Socialista o Partido Nazi: Fundado en 1932 por Jorge González Von Marées, se trataba de un partido anticomunista, anticapitalista y partidarios de un Estado Corporativo en el cual las corporaciones o gremios sustituían a los partidos políticos.
Partido Demócrata Cristiano: Jóvenes conservadores y de orientación cristiana, decidieron en 1937 separarse de las filas del Partido Conservador, acusándolo de ser indiferente ante la pobreza y las desigualdades generadas por el capitalismo. Llamaron a su movimiento Falange Nacional, el que más tarde, junto al partido Conservador Social Cristiano daría vida a la Democracia Cristiana (1957).
Evolución Política del Período

Presidencias de Emiliano Figueroa Larraín (1925-1927) y de Carlos Ibáñez del Campo. (1927-1931): Luego de la segunda renuncia de Alessandri, a finales de 1925, se llamó a elecciones presidenciales, efectuándose por primera vez en forma directa, resultando elegido don Emiliano Figueroa Larraín, representante de la vieja oligarquía. Carlos Ibáñez continuó en su cargo como Ministro de Guerra. Pero Ibáñez fue adquiriendo cada vez más poder dentro del gobierno, provocando la renuncia de Emiliano Figueroa en abril de 1927, el cual había durado escasos 17 meses de gobierno. A pesar de ello, una de sus principales obras fue la creación de la Contraloría General de la República. Ibáñez fue elegido Presidente de la República, en una elección sin otro candidato, con el 83% de los votos y habiendo sufragado el 98% de los ciudadanos inscritos. Pero en la realidad Ibáñez comenzó una Dictadura, pues no respeto ni la Constitución, ni las leyes; encarceló, relegó y exilió a las personas que se le oponían, y así logró imponer orden.

Ibáñez solucionó el diferendo con el Perú (Tratado de 1929, de la línea de la Concordia). Creó la

moderna administración pública, sistematizó y perfeccionó las leyes protectoras de los obreros y empleados, dictando el Código del Trabajo (1930).

Dio a la Universidad de Chile el estatuto que le permitiría su gran expansión en las décadas siguientes. Creo el cuerpo de Carabineros de Chile, la Fuerza Aérea, Línea Aérea Nacional, la Caja de Crédito Agrario, la Caja de Colonización Agrícola y numerosas obras públicas como caminos, ferrocarriles etc. Para financiar el gasto se tomaron préstamos norteamericanos. Hacia 1930, Ibáñez se puso de acuerdo con los dirigentes de los distintos partidos políticos, en las Termas de Chillán, para formar un Congreso Nacional sin mediar elecciones. La idea era aprovechar una deficiencia de la Ley de elecciones, que establecía que en caso de presentarse igual número de candidatos al de cargos por llenar, estos quedaban automáticamente elegidos. Este congreso fue conocido como el Congreso Termal.
Inestabilidad política y Anarquía. (1931 – 1932): La depresión económica se dejó sentir de forma muy aguda en Chile; esta situación combinada con un régimen político muy poco representativo como era el de Ibáñez provocó constantes movilizaciones obreras y estudiantiles, dirigidas por la FOCH y por la FECH respectivamente, que precipitarían su caída y su huida a Mendoza (1931).Se llamó entonces a una elección presidencial, en ella Juan Esteban Montero derrotó ampliamente a Arturo Alessandri, pero sólo alcanzó a gobernar seis meses en medio de una profunda crisis económica, que se arrastraba desde el colapso del salitre y, política que venía desde el “ruido de sables” de 1924, agravada ahora por constantes conspiraciones e intentos de golpes de Estado procedentes de sectores ibañistas, alessandristas, socialistas y comunistas. En septiembre se produjo una sublevación de la marinería produciéndose un combate en el Apostadero Naval de Talcahuano.
Simultáneamente en Coquimbo estaban sublevadas diez naves de guerra, cinco submarinos, un transporte y cuatro remolcadores. Para someterlos se les realizó a ataque aéreo con seis aviones de guerra que causaron destrozos y averías en un acto que pudo haber significado el colapso del poder naval de la República. Ante el ataque las 20 unidades navales se rindieron. En diciembre, la noche de Navidad y aprovechando que por las fiestas había quedado al cuidado de una reducida guardia, grupos comunistas intentaron tomarse el regimiento “Esmeralda” en Copiapó, lo que se suponía sería el inicio de una rebelión en todo el norte, particularmente afectado por la miseria y el hambre. Mataron al centinela, penetraron a la sala de armas de donde extrajeron material de guerra, pero fueron repelidos. En Vallenar las autoridades temerosas de las ramificaciones del complot ordenaron a la policía atacar la secretaría del Partido Comunista, en donde encontraron resistencia armada. Ante la imposibilidad de tomar el edificio, lo dinamitaron. Pero el asunto no paró allí, pues la policía comenzó a sacar de sus casas a algunos militantes comunistas, fusilándolos.
En junio de 1932 se sublevó la base aérea de “El Bosque”, bajo el mando del Coronel Marmaduque Grove, derrocando al Presidente Montero. Luego se proclamó la instauración de la “República Socialista” que quedó al mando una Junta integrada por Carlos Dávila, el general Arturo Puga y Eugenio Matte. Grove asumió la cartera de Defensa Nacional (excepto el primero, los demás figurarían como fundadores del partido Socialista al año siguiente). La Junta Socialista disolvió el “Congreso Termal” y anunció un programa de control estatal de la economía. En sus propias palabras, entre otras cosas pretendía: “organizar técnicamente las fuerzas productoras bajo el control del Estado; establecer ampliamente la justicia social y asegurar a todos los chilenos el derecho a la vida y al trabajo; controlar el comercio interno y externo... El crédito debe ser controlado por el Estado... Se hará efectiva la obligatoriedad del trabajo, para que cada cual disponga del poder adquisitivo suficiente;...”.

Carlos Dávila se hizo de la Presidencia por un lapso de 100 días. Luego vuelve a renunciar y entrega el mando a su ministro del interior General Bartolomé Blanche. El 30 de Septiembre en medio de pronunciamientos de diferentes guarniciones militares que exigían la entrega del mando a los civiles y la convocación a elecciones, Blanche entrega el poder a quien correspondía constitucionalmente en un caso de vacío de poder: al presidente de la Corte Suprema, Abraham Oyanedel, quien presidió las elecciones que llevaron nuevamente al gobierno a Arturo Alessandri Palma.
Este puso en plena vigencia la Constitución de 1925 y terminó el periodo de “Anarquía”. Desde que Alessandri había dejado el poder en octubre de 1925 hasta que volvió a la Presidencia en diciembre de 1932, un lapso de 7 años se sucedieron 16 gobiernos; si consideramos que Carlos Ibáñez alcanzó a gobernar cuatro años, Emiliano Figueroa un año y cuatro meses y Juan Esteban Montero seis meses, en el saldo de un año y dos meses hubo 13 gobiernos.
Segundo Gobierno de Arturo Alessandri Palma (1932-1938): Al iniciar Alessandri su segunda presidencia, las recaudaciones del Estado eran mínimas. Sin duda no eran circunstancias fáciles para asumir el mando de la nación. Alessandri anunció desde un comienzo su intención de hacer un gobierno “nacional” y claramente presidencialista, pero en la práctica significó un predominio de los partidos de derecha.

La acción principal del Gobierno se orientó en tres sentidos: Depurar las Fuerzas Armadas de elementos Ibañistas y Grovistas. Saneamiento de la economía nacional. Mantener el orden público.

La depuración en las FF.AA. estaba destinada a impedir el rebrote del caudillismo y su intervención en la política, situación que se venía produciendo desde 1924, y además conseguir que éstas se dedicaran sólo a sus labores profesionales. Como contrapartida civilista se protegió a través de las Milicias Republicanas, creadas por elementos liberales, radicales e independientes, verdadero ejército paralelo, con preparación militar y armamento proporcionado por el gobierno que llegaron a contar con 50.000 efectivos, que tenía por objeto evitar que las FF.AA. volvieran a intervenir en la política. La milicia se definió como contraria al movimiento nazi y al Partido Comunista. Se disolvió en 1939 cuando ya no se consideró necesaria.

El saneamiento de la economía fue dirigido por el ministro de Hacienda Gustavo Ross Santa María. Como el descalabro era total, el remedio debía ser drástico, con medidas impopulares. Se redujo severamente el gasto fiscal y se aplicó una política tributaria que consistió en aumentar el impuesto aduanero y el territorial, con lo que logró equilibrar el presupuesto. En cuanto a la política salitrera, disolvió la desprestigiada Cosach que había sido creada por Ibáñez, y organizó la Corporación de Ventas de Salitre y Yodo (Covensa), órgano estatal que comercializaba en el exterior la producción salitrera (privada), percibiendo el 25% de las ganancias.
Este sistema permitió aumentar de 10 oficinas trabajando, con 11.109 obreros, a 22 oficinas que empleaban a 25.056 personas. Sus intentos por imponer el Orden Público se tradujeron en una política represiva hacia los sectores de izquierda. El gobierno logró hacer aprobar en 1937 una Ley de Seguridad Interior del Estado, en la que se tipificaba y penalizaba una serie de conductas como contrarias a la seguridad del Estado o al orden público; entre otros se incluían a los que promovían o estimulaban huelgas.

Otras obras a considerar de esta Presidencia son: Aprobó la ley de sueldo mínimo y la ley de medicina preventiva. Creó el barrio cívico el Estadio Nacional. Construyó la Moderna Escuela de Derecho.

Durante su gobierno en 1934 específicamente se otorgo el voto municipal a las mujeres. Fin del

Patrón de Oro y el Banco Central tuvo la exclusividad en la emisión de papel moneda.

Hacia el final del período los partidos se preparaban para las elecciones presidenciales. Se perfilaban tres candidaturas principales; ellas eran: Gustavo Ross Santa María, quien exhibía la labor de reconstrucción económica realizada durante su permanencia en el ministerio de Hacienda y era apoyado por liberales y conservadores. También capitalizaba parte de la popularidad de Alessandri.

Pedro Aguirre Cerda, radical, apoyado por los partidos radical, democrático, socialista y comunista, y la Confederación de Trabajadores de Chile (CTCH). Carlos Ibáñez del Campo, apoyado por la Alianza Popular Libertadora (nacional-socialistas e “Ibañistas”).

Todo parecía asegurar el éxito electoral de Ross, más un suceso inesperado trasladó la victoria al candidato del Frente Popular. Este acontecimiento fue el motín del 5 de septiembre de 1938. Dos grupos de jóvenes del movimiento nacionalsocialista, armados, se apoderaron imprevistamente de la Casa Central de la Universidad de Chile y de los pisos superiores del edificio de la Caja del Seguro Obrero. Reducidos por la fuerza pública, los asaltantes de la Universidad fueron llevados al edificio del Seguro Obrero, donde se les ultimó conjuntamente con sus compañeros. Así perecieron 63 personas, entre ellas algunas que no tenían la menor participación en el motín.

Tales sucesos, completamente impropios del carácter nacional, provocaron la más penosa impresión de todos los sectores de la sociedad chilena. Su resultado inmediato fue el retiro de la candidatura de Ibáñez (junto con su detención), cuyos partidarios se plegaron al abanderado del Frente Popular, ya que veían en Gustavo Ross al continuista de Alessandri, autoridad que responsabilizaron del anterior acontecimiento.
El Frente Popular en Chile y los Gobiernos Radicales: A mediados de la década del treinta el fascismo cobraba fuerza en Europa, por lo que las demás fuerzas políticas debieron formular nuevas estrategias para hacerle frente. Es así como la URSS, a partir de 1935, lanzó la estrategia de los frentes populares, que consistía en crear alianzas muy amplias con todas las fuerzas que se opusieran al fascismo. Esto significó que los comunistas abandonaran sus posiciones revolucionarias, promoviendo un discurso más moderado y ateniéndose a las reglas del juego democrático electoral.

Los comunistas chilenos se unieron a los socialistas, integraron a los miembros del antiguo Partido Democrático y buscaron el entendimiento con los radicales. En Abril de 1936 nació el Frente Popular en Chile y se le sumó la Confederación de Trabajadores de Chile. En tal sentido, hay que entender que la conformación del Frente Popular se hizo con un objetivo específico: evitar el avance de los
  1   2   3   4   5   6

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Literatura, la música y el teatro icon2. Aprobación de la contratación de grupos, compañías e intérpretes...

Literatura, la música y el teatro iconAbrid un periódico cualquiera: no dejaréis de encontrar en él una...

Literatura, la música y el teatro iconTema Teatro clásico europeo. El teatro isabelino en Inglaterra. Shakespeare....

Literatura, la música y el teatro iconCreación de clubes culturales, tales como: danza (diferentes ramas),...

Literatura, la música y el teatro iconEra una tarde de enero de comienzos de los años setenta. Christine...

Literatura, la música y el teatro iconEn el mundo actual, hay una cultura muy rica en Europa. Hay castillos,...

Literatura, la música y el teatro iconLiteratura música

Literatura, la música y el teatro iconLiteratura música

Literatura, la música y el teatro iconI. la escena europea en el siglo XX
«etapa de maduración». En 1905, Stanislavski le da la posibilidad de dirigir el Teatro Estudio, dedicado a la experimentación escénica...

Literatura, la música y el teatro iconLiteratura de viagens e teatro






© 2015
contactos
l.exam-10.com