Una isla y un amor






descargar 0.58 Mb.
títuloUna isla y un amor
página6/61
fecha de publicación24.06.2016
tamaño0.58 Mb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Ley > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   61

Ashley se tensó como si fuera a escapar. No sabía qué estaba ocurriendo. Ese no podía ser Sebastian Cruz. Era Sebastian Esteban. El nombre estaba grabado en su mente para siempre. Una mujer nunca olvidaba a su primer amante.

Pero ese hombre no se parecía en nada al misterioso huésped que había pasado un fin de semana en Inez Key un mes antes. Los vaqueros desgastados y la sonrisa cómplice habían sido reemplazados por un traje formal y unos labios tensos. Paseó la mirada por el corto pelo negro, los grandes ojos marrones y la barbilla altiva. Era atractivo pero intimidante. Amenazador.

El traje negro y bien cortado a duras penas ocultaba el poder salvaje de Sebastian. Su figura esbelta y musculosa insinuaba que era grácil, rápido y poderoso. Un hombre que podía luchar sucio y duro.

Él sonrió y Ashley sintió un escalofrío de intranquilidad. Los dientes blancos le hicieron pensar en un animal sediento de sangre que fuera a desgarrar a su presa. Temblorosa, dio un paso atrás. Sebastian era deslumbrante, pero sus recuerdos de él habían paliado el magnetismo de su poder y virilidad.

–Ashley –dijo con voz sedosa, señalando la silla que había frente al escritorio. No parecía sorprendido de verla–. Por favor, siéntate.

–¿Qué estás haciendo aquí? –preguntó ella sintiendo un torbellino de emociones. Se sentía mareada, vulnerable. Quería sentarse y protegerse, pero no podía darle ninguna ventaja–. No entiendo. Él te ha llamado señor Cruz.

–Ese es mi nombre –dijo él.

–¿Desde cuándo? –su voz sonó aguda y Ashley intentó contenerse–. Me dijiste que eras Sebastian Esteban.

–Ese es parte de mi nombre. Esteban es el apellido de mi madre –los ojos oscuros la escrutaron, como si eso debiera significar algo para ella–. Soy Sebastian Esteban Cruz.

Ella lo miró, esperando más. Pero él siguió sentado en su trono, mirándola con impaciencia. No iba a pedirle disculpas, era obvio.

–¿Por qué me mentiste? ¿Es parte de tu rutina habitual? –una mujer solo tenía que mirar a Sebastian Cruz para saber que era un rompecorazones. Había creído que se salvaría limitando su relación a una sola noche, pero se había equivocado.

Pensó, con remordimiento, que durante ese sensual fin de semana no había pensado. Se había dejado llevar por un instinto primitivo y acabado en la cama de Sebastian.

A su pesar, porque esperaba más de sí misma. Tras crecer con un padre mujeriego, Ashley había reconocido la probada y exitosa rutina de Sebastian. Tendría que haber recordado la devastación que seguía a la promesa del paraíso.

–Cuando un rico está interesado en comprar una propiedad, es mejor que no revele su identidad –afirmó él, resoluto–. En caso contrario, el precio de venta sube.

–Inez Key no estaba en venta –dijo ella, ronca de ira. Por fin entendía por qué él había visitado su isla. ¡Había pretendido robarle su hogar familiar desde el primer momento!

–Eso decías siempre –él se encogió de hombros–. Lo intenté a través de varios representantes y la respuesta siempre fue la misma. El precio que ofrecía era muy generoso. Hice una visita personal con la esperanza de convencerte para que vendieras.

A ella le había extrañado que un hombre como Sebastian llegara a su isla en busca de descanso y relax. Era de esos hombres que disfrutaban con los retos y conquistando nuevos territorios.

–En vez de eso, me la robaste –susurró, con el estómago revuelto–. Ahora lo entiendo.

–No la robé –la corrigió él–. No cumpliste los plazos del préstamo. Inez Key es mía.

A Ashley no le gustó el tono triunfal de su voz. Apretó el bolso entre las manos, colérica.

–¡Ese préstamo no es asunto tuyo! Era un acuerdo privado entre Raymond Casillas y yo.

1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   61

similar:

Una isla y un amor iconSinopsis Es la historia de amor por correspondencia de dos chicos...

Una isla y un amor icon’ es el nombre de una isla

Una isla y un amor iconCrítica L a posibilidad de una isla

Una isla y un amor iconEl amor es paciente, el amor es benigno. El amor no tiene envidia,...

Una isla y un amor icon1821 En la isla de Santo Domingo (hoy Republica Dominicana), José...

Una isla y un amor iconJean- baptiste y Jacques Viau, dos poetas y una isla

Una isla y un amor icon«Hemos conocido el amor que Dios nos tiene y hemos creído en él» (1 Jn 4, 16)
El reconocimiento del Dios vivo es una vía hacia el amor, y el sí de nuestra voluntad a la suya abarca entendimiento, voluntad y...

Una isla y un amor iconLes contaré una historia, una historia sobre el amor y el tiempo....

Una isla y un amor iconEs el nombre de una isla legendaria desaparecida en el mar, mencionada...

Una isla y un amor icon30 preguntas para no equivocarse en la aventura más importante de la vida
«amor hermoso». Porque el amor es hermoso. Los jóvenes, en el fondo, buscan siempre la belleza del amor, quieren que su amor sea...






© 2015
contactos
l.exam-10.com