Una isla y un amor






descargar 0.58 Mb.
títuloUna isla y un amor
página14/61
fecha de publicación24.06.2016
tamaño0.58 Mb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Ley > Documentos
1   ...   10   11   12   13   14   15   16   17   ...   61

–No sabes mucho del papel de querida, ¿verdad? –rodeó su cintura con un brazo y la atrajo hacia sí–. En realidad, tu opinión no cuenta para nada.

Ashley era muy consciente de su mano en la parte baja de la espalda. Se sentía delicada, casi frágil, junto a él. No le gustaba.

–¿Eres consciente de que hay una diferencia entre querida y esclava sexual?

–Intenta no darme ideas –murmuró él.

Lo último que ella quería era ser vista en público del brazo de un playboy. Tras años de esconderse de las revistas que habían estado fascinadas con los escándalos de sus padres, no quería que el mundo viera lo bajo que había caído. Aunque eso no le sorprendería a nadie. Al fin y al cabo, era la hija de Linda Valdez y Donald Jones.

–Creía que los hombres ocultaban a sus queridas –rezongó ella–, no que las exhibían.

–Tienes mucho que aprender, Ashley –dijo él apretando más su cintura–. Estoy deseando enseñártelo todo.

Capítulo 3

 

¿Cómo había llegado a eso? Ashley miró su reflejo en el espejo de cuerpo entero. Sebastian había llevado a una estilista y a una peluquera a su apartamento, situado en la última planta del edificio de oficinas, y habían pasado las últimas horas preparándola para la noche. A la mayoría de las mujeres les habría parecido divertido y relajante. Para ella había sido una tortura.

Tenía los ojos muy abiertos y los brazos junto a los costados. El suntuoso vestidor se emborronó ante sus ojos mientras contemplaba su salvaje melena, los labios rojos y los zapatos de tacón de aguja. La imagen le resultaba familiar.

Se preguntó si todas las mujeres de Sebastian se vestían así. Ella no podía estar a la altura de sus expectativas sexuales. El vestido y el estilismo eran para una mujer cuyo único objetivo fuera complacer a un hombre. Una mujer que se valorara por a quién podía atraer y durante cuánto tiempo. Había visto a muchas mujeres así mientras crecía.

Frunció el ceño y estudió el vestido naranja. ¿Por qué iba Sebastian a querer a una mujer que no tuviera exigencias? No parecía el tipo de hombre que se rodeaba de mujeres insípidas que no suponían un reto para su intelecto. Pero lo cierto era que no sabía mucho de su vida amorosa.

Rezongó al pensar en la palabra «amorosa». Más bien, sería vida sexual. Se preguntó si recordaba a todas sus amantes o si sus mujeres eran imposibles de distinguir unas de las otras.

Esa posibilidad la molestó. No quería que la asociaran con esas mujeres sin nombre y fáciles de olvidar. No podía parecer una de sus amantes. El vestido no era tan revelador como se había temido, pero su estilo denotaba la promesa de sexo. Sugería su estatus y su precio.

Giró la cabeza bruscamente y lo que vio en el espejo la dejó helada. ¡No, no, no! Volvió a mirarse con una mezcla de pánico y horror. Mucho pelo, poco vestido, un color llamativo...

Por un momento, se había parecido a su madre.

Linda Valdez siempre había llevado colores brillantes y atrevidos. Había querido que Donald Jones la viera siempre, ya estuviese en uno de sus partidos de tenis o en una habitación llena de mujeres núbiles. Cuando eso dejó de funcionar, los vestidos de Linda empezaron a acortarse y hacerse más reveladores. Había temido cambiar de peinado por si eso disgustaba a Donald.

Todo lo que había hecho su madre había sido para mantener el interés de Donald. Si sus ojos miraban a otra mujer, Linda se desesperaba por obtener su atención. Ashley sabía que a su padre nunca le habían importado los intereses u opiniones de su madre, su única preocupación era que Linda estuviera guapa, disponible sexualmente y que todos lo supieran. Vestía a Linda con ropa barata y de mal gusto y discutía su relación en público usando el lenguaje más soez.

1   ...   10   11   12   13   14   15   16   17   ...   61

similar:

Una isla y un amor iconSinopsis Es la historia de amor por correspondencia de dos chicos...

Una isla y un amor icon’ es el nombre de una isla

Una isla y un amor iconCrítica L a posibilidad de una isla

Una isla y un amor iconEl amor es paciente, el amor es benigno. El amor no tiene envidia,...

Una isla y un amor icon1821 En la isla de Santo Domingo (hoy Republica Dominicana), José...

Una isla y un amor iconJean- baptiste y Jacques Viau, dos poetas y una isla

Una isla y un amor icon«Hemos conocido el amor que Dios nos tiene y hemos creído en él» (1 Jn 4, 16)
El reconocimiento del Dios vivo es una vía hacia el amor, y el sí de nuestra voluntad a la suya abarca entendimiento, voluntad y...

Una isla y un amor iconLes contaré una historia, una historia sobre el amor y el tiempo....

Una isla y un amor iconEs el nombre de una isla legendaria desaparecida en el mar, mencionada...

Una isla y un amor icon30 preguntas para no equivocarse en la aventura más importante de la vida
«amor hermoso». Porque el amor es hermoso. Los jóvenes, en el fondo, buscan siempre la belleza del amor, quieren que su amor sea...






© 2015
contactos
l.exam-10.com