Celebración Eucarística clausura del mes del matrimonio y de la familia y inauguración del mes del migrantes






descargar 338.83 Kb.
títuloCelebración Eucarística clausura del mes del matrimonio y de la familia y inauguración del mes del migrantes
página5/7
fecha de publicación15.06.2016
tamaño338.83 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Ley > Documentos
1   2   3   4   5   6   7

Palabra del Señor.

Gloria a ti, Señor Jesús.


  1. Homilía


IX.- Profesión de fe
XI.- Oración de los fieles

En comunión con todas las iglesias del mundo y los ángeles en el cielo, oremos al Padre.

Digamos todos: Cristo, escúchanos.
1. Por la Iglesia, para que crezca en la fe y en el amor y lleve adelante la Nueva Evangelización para la conversión de muchos. Oremos al Señor
2. Por nosotros, discípulos y misioneros de Cristo, para que iluminados por la Palabra de Dios procuremos dar ejemplos de caridad, acogida y comprensión a los más necesitados y así ser buenos samaritanos. Oremos al Señor
3. Por los gobernantes, para que promuevan la paz y garanticen el respecto a los derechos de los migrantes. Oremos al Señor
4. Por los enfermos e impedidos, especialmente los migrantes, para que sientan nuestro apoyo y solidaridad en sus dolores. Oremos al Señor

XII.- Presentación de las ofrendas
Pan y vino: que en la mesa eucarística se transforman en el cuerpo y sangre de Jesús, los que nos alimentan y dan la fuerza y el discernimiento en nuestro caminar de Fe y Esperanza hacia la vida eterna
XIII.- Oración eucarística
XIV.- Comunión
XV.- Oración después de comunión
XVII.- Bendición y canto final


CELEBRACIÓN DE LA PALABRA

Clausura del mes del matrimonio y de la familia y la inauguración del mes del migrante del

  1. de agosto




  1. Queridos hermanos y hermanas, bienvenidos a la casa del Padre.

El día de hoy clausuramos el mes del matrimonio y de la familia e inauguramos el mes del migrante. Anualmente celebramos este día con el propósito de que cada familia hondureña imite a la Familia de Nazaret que vive en sencillez, humildad y alabanza, en donde el otro es Cristo. Siendo así podremos construir una sociedad justa en donde cada persona que la conforma pueda vivir con la dignidad de los hijos de Dios.

La Iglesia nos convoca para que los miembros de las familias, unidas al Papa Benedicto XVI, conozcamos y trabajemos por los migrantes y sus familiares. Este año el tema de reflexión para el mes del migrante es “Migraciones y nueva evangelización”, con el lema “Parroquia Samaritana: un camino de fe, esperanza, justicia y paz por un mundo sin fronteras.
A través del amor de Jesús se derribó el muro que separaba a judíos de gentiles. Hoy los cristianos estamos llamados a borrar las líneas imaginarias de las fronteras que nos separan de otros hermanos (as) de diferentes países, de diferentes etnias o de comunidades al interior del mismo país. Estamos comprometidos a llevar la noticia de que Cristo está resucitado. Además de las palabras debemos demostrarlo con los hechos, siendo familias solidarias y acogedoras, expresión viva del amor de Dios en la construcción de Parroquias Samaritanas.
Pongámonos en camino, rememos mar adentro, no tengamos miedo, como decía nuestro Beato Juan Pablo II; …pidamos a nuestras autoridades que aprueben y hagan vigentes las Políticas de Estado y Leyes que propicien las condiciones para que nuestros niños, jóvenes, mujeres y hombres no tengan que verse forzados a migrar.

Con fe y esperanza, demos inicio a esta Celebración con el canto de entrada.


  1. Canto inicial




  1. Saludo

Presidente: En nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. El Dios bueno y lleno de amor que ama a todos como hijos e hijas, esté con ustedes.


  1. Acto Penitencial

Comentador: Hermanos y hermanas, en un momento de silencio revisemos nuestros sentimientos, pensamientos y acciones, y pidamos perdón al Señor por nuestra omisión en no esforzarnos en hacer de nuestras familias casa de Dios. (Silencio)

Canto penitencial
Presidente: Señor Dios de misericordia que perdonas para darnos la salud física y espiritual, perdónanos por si hemos llenado nuestro corazón con todo menos con tus enseñanzas. Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Amén.


  1. Liturgia de la Palabra


Primera Lectura: Josué 24, 1-2a. 15-17.18b

Monición: La pregunta está hecha para todos los que escuchan la Palabra, autoridades y pueblo en general y a nosotros en especial, demos respuesta, queremos servir al rey de éste mundo o serviremos a nuestro prójimo y a Dios Padre que por medio de su hijo Jesucristo nos dio la vida eterna.
Lectura del Profeta Josué

En aquellos días, Josué reunió a las tribus de Israel en Siquem. Convocó a los ancianos de Israel, a los cabezas de familia, jueces y alguaciles, y se presentaron ante el Señor. Josué habló al pueblo: "Si no os parece bien servir al Señor, escoged hoy a quién queréis servir: a los dioses que sirvieron vuestros antepasados al este del Éufrates o a los dioses de los amorreos en cuyo país habitáis; yo y mi casa serviremos al Señor." El pueblo respondió: "¡Lejos de nosotros abandonar al Señor para servir a dioses extranjeros! El Señor es nuestro Dios; él nos sacó a nosotros y a nuestros padres de la esclavitud de Egipto; él hizo a nuestra vista grandes signos, nos protegió en el camino que recorrimos y entre todos los pueblos por donde cruzamos. También nosotros serviremos al Señor: ¡es nuestro Dios!"
Palabra de Dios.

Te alabamos, Señor.
Salmo Responsorial: 33
Todos: Gustad y ved qué bueno es el Señor
Bendigo al Señor en todo momento, su alabanza está siempre en mi boca; mi alma se gloría en el Señor; que los humildes lo escuchen y se alegren.
Los ojos del Señor miran a los justos, sus oídos escuchan sus gritos; pero el Señor se enfrenta con los malhechores, para borrar de la tierra su memoria.
Cuando uno grita, el Señor lo escucha y lo libra de sus angustias; el Señor está cerca de los atribulados, salva a los abatidos.
Aunque el justo sufra muchos males, de todos lo libra el Señor; él cuida de todos sus huesos, y ni uno solo se quebrará.
La maldad da muerte al malvado, y los que odian al justo serán castigados. El Señor redime a sus siervos, no será castigado quien se acoge a él.
Segunda Lectura: Efesios 5, 21 – 32


Monición: En esta segunda lectura, san Pablo habla de la unión del hombre y la mujer como una imagen de la unión de Jesucristo con la Iglesia. Cierto que habla con la mentalidad propia de su tiempo, pero sobre todo debemos fijarnos en la profundidad de esa unión, fundamentada en un amor tan grande que convierte a los dos en una sola cosa.
Lectura de la Carta del Apóstol San Pablo a los Efesios
Hermanos: Sed sumisos unos a otros con respeto cristiano. Las mujeres, que se sometan a sus maridos como al Señor; porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la Iglesia; él, que es el salvador del cuerpo. Pues como la Iglesia se somete a Cristo, así también las mujeres a sus maridos en todo. Maridos, amad a vuestras mujeres como Cristo amó a su Iglesia. Él se entregó a sí mismo por ella, para consagrarla, purificándola con el baño del agua y la palabra, y para colocarla ante sí gloriosa, la Iglesia, sin mancha ni arruga ni nada semejante, sino santa e inmaculada. Así deben también los maridos amar a sus mujeres, como cuerpos suyos que son. Amar a su mujer es amarse a sí mismo. Pues nadie jamás ha odiado su propia carne, sino que le da alimento y calor, como Cristo hace con la Iglesia, porque somos miembros de su cuerpo. "Por eso abandonará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer y serán los dos una sola carne." Es éste un gran misterio: y yo lo refiero a Cristo y a la Iglesia.
Palabra de Dios.

Te alabamos, Señor.
Evangelio: Juan 6, 60-69
Monición: En este Evangelio Jesús se nos confirma que esta Iglesia es su familia terrena, donde se nos da el banquete de su palabra y de su cuerpo y sangre. Se nos exhorta a dejar nuestros pecados, pero se nos da el momento de la reconciliación. Creamos que solo él nos puede llevar a la Jerusalén Celeste, no hay otro fuera de él.
Evangelio de Jesucristo según San Juan

En aquel tiempo, muchos discípulos de Jesús, al oírlo, dijeron: "Este modo de hablar es duro, ¿quién puede hacerle caso?" Adivinando Jesús que sus discípulos lo criticaban, les dijo: "¿Esto os hace vacilar?, ¿y si vierais al Hijo del hombre subir a donde estaba antes? El espíritu es quien da vida; la carne no sirve de nada. Las palabras que os he dicho son espíritu y vida. Y con todo, algunos de vosotros no creen. "Pues Jesús sabía desde el principio quiénes no creían y quién lo iba a entregar. Y dijo: "Por eso os he dicho que nadie puede venir a mí, si el Padre no se lo concede." Desde entonces, muchos discípulos suyos se echaron atrás y no volvieron a ir con él. Entonces Jesús les dijo a los Doce: "¿También vosotros queréis marcharos?" Simón Pedro le contestó: "Señor, ¿a quién vamos a acudir? Tú tienes palabras de vida eterna; nosotros creemos y sabemos que tú eres el Santo consagrado por Dios".
Palabra del Señor.

Gloria a ti, Señor Jesús.
 Vivencia del mensaje:

En la primera lectura Josué, juntamente con el pueblo de Israel, renueva su compromiso con Dios, pues él es el único y verdadero, el Dios que los salvo del Egipto y cumple su promesa.
En la segunda lectura Pablo nos ayuda a entender que las relaciones entre hombres y mujeres deben ser fundamentadas en el respecto y en la igualdad de género. Tanto la mujer debe servir su esposo como el esposo debe amar y garantir el bien de su esposa.
En el Evangelio Jesús reconoce su divinidad pero igualmente afirma ser dependiente del Deus cuando dice "Por eso os he dicho que nadie puede venir a mí, si el Padre no se lo concede”. Entre Jesús y el Padre existe una relación de amor y respecto, la cual hace con que Jesús en toda su vida solamente esté para alabar a Dios. También en este Evangelio Jesús deja claro a los discípulos que seguirlo no es fácil, pero los mismos discípulos reconocen que solo Jesús tiene apalabras de vida eterna.
Delante de todo el que nos enseño la Palabra de Dios hoy podemos concluir que Dios es fiel e amoroso por eso es necesario que tengamos una actitud de agradecimiento hacia él. Con la carta de San Pablo a los Efesios y con el Evangelio comprendemos que humanamente muchas veces es difícil seguir Jesús en su forma de relacionar con Dios y con los demás con respeto, amor, igualdad y generosidad. Podemos reflexionar ¿En mi familia, en mi forma de relacionar, estoy siendo como Jesús? ¿Soy capaz de reconocer las calidades, los dones de los demás y felicitarlos por eso? ¿Cómo esta mi relación de respecto, generosidad y solidaridad para con los migrantes y familiares de migrantes?


  1. Profesión de fe

Presidente: Hermanos y hermanas, profesemos públicamente nuestra fe en Dios Trinidad, único y verdadero diciendo:

Todos: Creo en Dios padre todo poderoso……….


  1. Oración de los fieles

Presidente: en comunión con toda la Iglesia, oremos al Padre.

Digamos todos: JESUS MIGRANTE, ESCUCHANOS
1.- Padre, te pedimos por el Papa Benedicto XVI, Obispos, Sacerdotes, Diáconos y Laicos comprometidos, para que lleven su misión en el amor, confiados de que tú les precedes en las acciones que realizan a favor de las familias y del pueblo de Dios. Oremos.

2.- Padre te pedimos por las mujeres y hombres que gobiernan los pueblos del mundo, para que promuevan la paz a través de la solidaridad, justicia y el deseo de servir a todos aquellos que sufren la exclusión. Oremos.
3.- Padre, te pedimos que todas las familias de nuestro país sean como la tuya, que el Espíritu Santo les mantenga unidas; que no tengan que desintegrarse porque sus miembros van como migrantes en busca de mejores oportunidades; te pedimos por los más necesitados, por los que no te conocen para que tu amor llegue a ellos por medio de nosotros misioneros. Oremos.
4.-Padre te pedimos por los que estamos hoy escuchando tus palabras de vida eterna, que perseveremos todos como una familia unida dentro de tu iglesia, que seamos evangelizadores con nuestras obras de tu amor al prójimo. Oremos.
5.- Padre, te pedimos por todas las familias de nuestra Honduras, por las que sufren debido a que sus hijos, o padres han migrado buscando mejores condiciones para ellos y para sus familiares, concédeles sus deseos y que nunca se separen de ti. Oremos.


  1. Padre Nuestro

Comentador: en la certeza que Dios es padre de toda la humanidad y por eso nos hace todos hermanos, una sola familia humana, digamos juntos: Padre nuestro ……


  1. Saludo de paz

Comentador: Hermanos y hermanas alimentados de la Dios, la verdadera paz, seamos promotores de la paz y hagamos que esta llegue en todos los lugares donde pasamos.
Presidente: Que la paz de Jesús llene nuestras vidas. Poden darse un saludo de paz.


  1. Oración y canto final

Dios, Padre nuestro, de quien procede todo bien y cuyo Espíritu nos llama a ser familias samaritanas capaces de ver en cada necesitado, principalmente en los migrantes y sus familiares, el rostro de Jesús, te pedimos ayúdenos que a cada día podamos renovar nuestro compromiso repitiendo “yo y mi casa serviremos al Señor”, por Jesucristo nuestro Señor, amén.
CELEBRACIÓN DE LA PALABRA

Día del migrante del

  1. de septiembre




  1. Monición: Bienvenidos hermanos y hermanas a esta Celebración en la que celebramos el día del Migrante. Este año el tema para el mes del migrante es Migraciones y nueva evangelización, y el lema “Parroquia Samaritana: un camino de fe, esperanza, justicia y paz por un mundo sin fronteras”. Con la esperanza de que un día tendremos una sociedad justa y fraterna, sin prejuicios y discriminaciones a raíz de un encuentro personal con Cristo, iniciemos nuestra celebración cantando.




  1. Canto inicial




  1. Saludo

Presidente: En nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Que Dios nuestro Padre nos encuentre en unión y fidelidad y nos acompañe en esta celebración, nos colme de su paz y felicidad.


  1. Acto Penitencial

Comentador: Hermanos y hermanas, nuestra condición humana nos hace ser frágil al pecado. Conscientes de esa condición de pecadores hagamos revisión de nuestra vida. (Silencio)
Presidente: con arrepentimiento sincero digamos confiadamente al Señor: yo confieso ante Dios todopoderoso……
Que la misericordia de Nuestro Padre Celestial nos purifique, perdone y fortalezca nuestro ser para compartir con nuestros semejantes, por Cristo nuestro Señor. Amén.


  1. Liturgia de la Palabra




  1. Liturgia de la Palabra


Primera Lectura: Deuteronomio 4, 1-2, 6-8

Monición: Es necesario hacer memoria de que Dios nos hizo libres, sus hijos e hijas, pero también nos dio leyes que son como una alianza, para que sintamos su presencia en nuestro caminar.
Lectura del Libro del Deuteronomio
Moisés habló al pueblo, diciendo:

«Ahora, Israel, escucha los mandatos y decretos que yo os mando cumplir. Así viviréis y entraréis a tomar posesión de la tierra que el Señor, Dios de vuestros padres, os va a dar.

No añadáis nada a lo que os mando ni suprimáis nada; así cumpliréis los preceptos del Señor, vuestro Dios, que yo os mando hoy. Ponedlos por obra, que ellos son vuestra sabiduría y vuestra inteligencia a los ojos de los pueblos que, cuando tengan noticia de todos ellos, dirán: “Cierto que esta gran nación es un pueblo sabio e inteligente.”

Y, en efecto, ¿hay alguna nación tan grande que tenga los dioses tan cerca como lo está el Señor Dios de nosotros, siempre que lo invocamos? Y, ¿cuál es la gran nación, cuyos mandatos y decretos sean tan justos como toda esta ley que hoy os doy?»
Palabra de Dios.

Te alabamos, Señor.
Salmo Responsorial: 14
Todos: Señor, ¿quién puede hospedarse en tu tienda?
El que procede honradamente y practica la justicia,

el que tiene intenciones leales y no calumnia con su lengua.
El que no hace mal a su prójimo ni difama al vecino, el que considera despreciable al impío

y honra a los que temen al Señor.
El que no presta dinero a usura ni acepta soborno contra el inocente. El que así obra nunca fallará.
Segunda Lectura: Santiago 1, 17-18. 21b-22. 27
Monición: Santiago nos invita a sernos dóciles a la Palabra de Dios sembrada en nuestros corazones y que esta sea capaz de salvar nuestra alma.
Lectura de la Carta del Apóstol Santiago

Mis queridos hermanos: Todo beneficio y todo don perfecto viene de arriba, del Padre de los astros, en el cual no hay fases ni períodos de sombra.

Por propia iniciativa, con la palabra de la verdad, nos engendró, para que seamos como la primicia de sus criaturas.

Aceptad dócilmente la palabra que ha sido plantada y es capaz de salvaros. Llevadla a la práctica y no os limitéis a escucharla, engañándoos a vosotros mismos.

La religión pura e intachable a los ojos de Dios Padre es ésta: visitar huérfanos y viudas en sus tribulaciones y no mancharse las manos con este mundo.
Palabra de Dios.

Te alabamos, Señor.
Evangelio: Marcos 7, 1-8. 14-15. 21-23
Monición: San Marcos nos enseña que es necesario salir de la superficialidad de las cosas externas, pues la santidad de la humanidad se refleja cuando renovada en su interior llegue a Jesús.
Evangelio de Jesucristo según San Marcos

En aquel tiempo, se acercó a Jesús un grupo de fariseos con algunos escribas de Jerusalén, y vieron que algunos discípulos comían con manos impuras, es decir, sin lavarse las manos.

(Los fariseos, como los demás judíos, no comen sin lavarse antes las manos restregando bien, aferrándose a la tradición de sus mayores, y, al volver de la plaza, no comen sin lavarse antes, y se aferran a otras muchas tradiciones, de lavar vasos, jarras y ollas.) Según eso, los fariseos y los escribas preguntaron a Jesús: «¿Por qué comen tus discípulos con manos impuras y no siguen la tradición de los mayores?» Él les contestó: «Bien profetizó Isaías de vosotros, hipócritas, como está escrito: “Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí. El culto que me dan está vacío, porque la doctrina que enseñan son preceptos humanos.”

Dejáis a un lado el mandamiento de Dios para aferraros a la tradición de los hombres.»

Entonces llamó de nuevo a la gente y les dijo: «Escuchad y entended todos: Nada que entre de fuera puede hacer al hombre impuro; lo que sale de dentro es lo que hace impuro al hombre. Porque de dentro, del corazón del hombre, salen los malos propósitos, las fornicaciones, robos, homicidios, adulterios, codicias, injusticias, fraudes, desenfreno, envidia, difamación, orgullo, frivolidad. Todas esas maldades salen de dentro y hacen al hombre impuro.»
Palabra del Señor.

Gloria a ti, Señor Jesús.
Vivencia del mensaje

La lectura de Deuteronomio describí Dios como un dios cercano, que camina con su pueblo y cumple sus promesas, pero también está hablando del pueblo de Israel que siempre se siente tentado en no cumplir las leyes dejadas por el Señor.
La carta de Santiago nos pone en guardia contra una religión que no encarne los valores del Evangelio. La palabra escuchada en la Sagrada Escritura debe ser discernida según el Espíritu para vivirla dócilmente en la vida cotidiana. El cristianismo no es una formalidad social que cumplir, ni un ritual más en las prácticas piadosas de una cultura, es un conjunto de actitudes tales como acogida, escucha, caridad, generosidad, fraternidad para con el prójimo. Tales actitudes deben ser permanentes en la vida de todos de la comunidad, y así siendo, se logrará una Parroquia Samaritana, no por normas más por vivencia de la Palabra de Dios.
En el Evangelio Jesús nos invita a redescubrir la esencia del cristianismo en nuestra opción por construir Reino de Dios. Igualmente nos enseña que todas nuestras normas deben estar al servicio de una auténtica vivencia de sus enseñanzas y ser más importantes que ellas. Jesús enseña que el más importante es el que está dentro de nuestro ser. Eso nos ayuda a reflexionar sobre las inúmeras leyes injustas que hace sufrir nuestros hermanos y hermanas migrantes. Las leyes antiinmigrante son como las leyes del tiempo de Jesús, reflejan el vacio de los corazones de quienes las imponen. Las normas y leyes deben estar a favor de vida y no en contra de ella.
Cuando Jesús denuncia las actitudes de sus contemporáneos fariseos, está denunciando una tentación permanente en la historia de las relaciones de las personas con Dios, que me afecta también a mí mismo. ¿Qué actitudes farisaicas detecto en mi vida, en mis relaciones con los demás y, sobre todo, en mis relaciones con Dios?¿Qué estoy haciendo para ser un verdadero cristiano? ¿En qué estoy contribuyendo para que mi Parroquia sea Samaritana y para que los derechos de los migrantes sean respetados?


  1. Profesión de fe

Presidente: Hermanos y hermanas, profesemos públicamente nuestra fe en Dios Trinidad, único y verdadero diciendo:

Todos: Creo en Dios padre todo poderoso……….


  1. Oración de los fieles

Presidente: en comunión con toda la Iglesia en el mundo, oremos al Padre diciendo:

Todos: JESUS MIGRANTE, ESCUCHANOS
1.- Padre, te pedimos por el Papa Benedicto XVI, Obispos, Sacerdotes, Diáconos y Laicos comprometidos, para que lleven su misión en el amor, confiados de que tú les precedes en las acciones que realizan a favor de las familias y del pueblo de Dios. Oremos.

2.- Padre te pedimos por las mujeres y hombres que gobiernan los pueblos del mundo, para que promuevan la paz a través de la solidaridad, justicia y respeto de los derechos de los migrantes y el deseo de servir a todos aquellos que sufren la exclusión. Oremos.
3.- Padre, te pedimos que todas las familias de nuestro país sean como la tuya, que el Espíritu Santo les mantenga unidas; que no tengan que desintegrarse porque sus miembros van como migrantes en busca de mejores oportunidades; te pedimos por los más necesitados, por los que no te conocen para que tu amor llegue a ellos por medio de nosotros misioneros. Oremos.
4.-Padre te pedimos por los que estamos hoy escuchando tus palabras de vida eterna, que perseveremos todos como una familia unida dentro de tu iglesia, que seamos evangelizadores, con nuestras obras, de tu amor al prójimo. Oremos.
5.- Padre, te pedimos por los migrantes que van en tránsito para que encuentren buenos samaritanos que los acojan como hermanos. Oremos.


  1. Padre Nuestro

Comentador: en la certeza que Dios es padre de toda la humanidad y por eso nos hace todos hermanos, una sola familia humana, digamos juntos: Padre nuestro ……


  1. Saludo de paz

Comentador: Hermanos y hermanas alimentados de la Dios, la verdadera paz, seamos promotores de la paz y hagamos que esta llegue en todos los lugares donde pasamos.
Presidente: Que la paz de Jesús llene nuestras vidas. Poden darse un saludo de paz.


  1. Oración y canto final

Dios, Padre nuestro, de quien procede todo bien y cuyo Espíritu nos llama a la Libertad. Te rogamos que las normas, leyes, ritos y temores… que muchas veces interponemos en nuestra relación contigo, no logren ocultarnos tu rostro de amor, de forma que lejos de aferrarnos a tradiciones simplemente humanas, estemos libres para encontrar creativamente vías siempre nuevas de llegar hasta Ti y de contemplar tu rostro, por Jesucristo Nuestro Señor, amén.





CELEBRACIÓN CON JOVENES
1. Preparar el lugar: sentarse en un círculo
2. Canto inicial o una dinámica
3. Leer de espacio el siguiente cuento

Érase una vez en la cumbre de una montaña, tres pequeños árboles. Juntos pensaban sobre lo que querían llegar a ser cuando fueran grandes.

El primer arbolito miró hacia las estrellas y dijo: "Yo quiero guardar tesoros. Quiero estar repleto de oro y ser llenado de piedras preciosas. ¡Yo seré el baúl de tesoros más hermoso del mundo!".

El segundo arbolito miró un pequeño arroyo realizando su camino al océano y dijo: "Yo quiero viajar a través de aguas temibles y llevar reyes poderosos sobre mí. ¡Yo seré el barco más imponente del mundo!".

El tercer arbolito miró hacia el valle que estaba abajo de la montaña y vio hombres y mujeres trabajando en un pueblo y dijo: "Yo no quiero irme de la cima de la montaña nunca. Yo quiero crecer tan alto que cuando la gente del pueblo se pare a mirarme, ellos levantaran su mirada al cielo y pensarán en Dios. ¡Yo seré el árbol más alto del mundo!".

Los años pasaron. Llovió, brilló el sol, y los pequeños árboles crecieron altos.

Un día, tres leñadores subieron a la cumbre de la montaña. El primer leñador miró al primer árbol y dijo: "¡Que árbol tan hermoso es este!", y con la arremetida de su hacha brillante el primer árbol cayó. "¡Ahora me deberán convertir en un baúl hermoso, deberé contener tesoros maravillosos!", dijo el primer árbol.

El segundo leñador miró al segundo árbol y dijo: "Este árbol es muy fuerte, es perfecto para mí". Y con la arremetida de su hacha brillante, el segundo árbol cayó. "¡Ahora deberé navegar aguas temibles!", pensó el segundo árbol, "Deberé ser un barco imponente para reyes temidos y poderosos".

El tercer árbol sintió su corazón sufrir cuando el último leñador lo miró. El árbol se paró derecho y alto y apuntando ferozmente al cielo. Pero el leñador ni siquiera miró hacia arriba y dijo: "Cualquier árbol es bueno para mí". Y con la arremetida de su hacha brillante, el tercer árbol cayó.

El primer árbol se emocionó cuando el leñador lo llevó a una carpintería. Pero el carpintero lo convirtió en una caja de alimento para animales de granja. Aquel árbol hermoso no fue cubierto con oro, ni llenado de tesoros, sino que fue cubierto con polvo de cortadora y llenado con alimento para animales de granja hambrientos.

El segundo árbol sonrió cuando el leñador lo llevó cerca de un embarcadero, pero ningún barco imponente fue construido ese día. En lugar de eso aquel árbol fuerte fue cortado y convertido a un simple bote de pesca que era demasiado chico y débil para navegar en el océano, ni siquiera en un río, y fue llevado a un pequeño lago.

El tercer árbol estaba confundido cuando el leñador lo corto para hacer tablas fuertes y lo abandono en un almacén de madera. "¿Que estará pasando?", fue lo que se preguntó el árbol, "Yo todo lo que quería era quedarme en la cumbre de la montaña y apuntar a Dios..."

Muchísimos días y noches pasaron. A los tres árboles ya casi se les habían olvidado sus sueños. Pero una noche, una luz de estrella dorada alumbró al primer árbol cuando una joven mujer puso a su hijo recién nacido en la caja de alimento. "Yo quisiera podido hacerle una cuna al bebé", le dijo su esposo a la mujer, la cual le apretó la mano a su esposo y sonrió mientras la luz de la estrella alumbraba a la madera suave y fuerte de la cuna. Y la mujer dijo: "Este pesebre es hermoso". Y de repente, el primer árbol supo que contenía el tesoro más grande del mundo.

Una tarde, un viajero cansado y sus amigos se subieron al viejo bote de pesca. El viajero se quedó dormido mientras el segundo árbol navegaba tranquilamente hacia adentro del lago. De repente, una impresionante y aterradora tormenta llegó al lago, el pequeño árbol se llenó de temor, él sabía que no tenía la fuerza para llevar a todos esos pasajeros a la orilla a salvo con ese viento y lluvia. El viajero cansado se levantó, y alzando su mano dijo: "Calma". La tormenta se detuvo tan rápido como comenzó. Y de repente el segundo árbol supo que llevaba navegando al Rey del Cielo y de la Tierra.

Un viernes en la mañana el tercer árbol se extrañó cuando sus tablas fueron tomadas de aquel almacén de madera olvidado. Se asustó al ser llevado a través de una impresionante multitud de personas enojadas. Se llenó de temor cuando unos soldados clavaron las manos de un hombre en su madera. Se sintió feo, áspero y cruel. Pero un domingo por la mañana, cuando el sol brilló y la tierra tembló con júbilo debajo de su madera, el tercer árbol supo que EL AMOR DE DIOS HABÍA CAMBIADO TODO. Esto hizo que el árbol se sintiera fuerte, y cada vez que la gente pensara en el tercer árbol, ellos pensarían en Dios. Eso era mucho mejor que ser el árbol más alto del mundo.

La próxima vez que te sientas deprimido porque no conseguiste lo que tú querías, solo siéntate firme, y sé feliz porque Dios SIEMPRE está pensando en algo mejor para darte... a veces nos cuesta comprender los caminos que El elige para que encontremos nuestra FELICIDAD.

Que al fin y al cabo es lo único que a Dios le interesa.
El coordinador hace las siguientes preguntas:
¿Qué queremos ser nosotros como jóvenes?

¿Cuáles son las consecuencias que se pueden dar en el camino para lograr lo que quiero?

¿De qué o de quién somos dependientes y por qué no somos jóvenes auténticos y libres?

¿Qué implica ser dependientes?
4. Leer Evangelio de Lucas 8,16-18

En aquel tiempo, dijo Jesús a la gente: “Nadie enciende un candil y lo tapa con una vasija o lo mete debajo de la cama; lo pone en el candelero para que los que entran tengan luz. Nada hay oculto que no llegue a descubrirse, nada secreto que no llegue a saberse o a hacerse público. A ver si me escucháis bien: al que tiene se le dará, al que no tiene se le quitará hasta lo que cree tener.”
Palabra del Señor.

Gloria a ti, Señor Jesús.
Reflexión: Debemos ser lámparas, pero para ser lámparas necesitamos recibir la luz que nos viene de la Palabra de Dios. Ser lámpara es ser buenos samaritanos, cristianos que comprometidos con la construcción del Reino de Dios se acerca a los más necesitados para brindarles escucha, atención, fraternidad y solidaridad. Muchas veces fallamos con este nuestro compromiso porque se nos olvida que principalmente los migrantes y sus familiares son nuestros prójimos más necesitados. Nos limitados a servir a los que están cerca de nuestra casa o en nuestra comunidad. Pero es necesario acordarnos de las palabras de Jesús en el Evangelio de San Mateo 25, 35-40 Porque tuve hambre y ustedes me dieron de comer; tuve sed y ustedes me dieron de beber. Fui forastero y ustedes me recibieron en su casa. Anduve sin ropas y me vistieron. Estuve enfermo y fueron a visitarme. Estuve en la cárcel y me fueron a ver”.
Ser lámpara es vivir y llevar la Palabra de Dios a los demás. El que ha recibido la Palabra de Dios está en su deber de anunciarla, porque nadie enciende una lámpara y la cubre con una vasija o la mete debajo de la cama. Es tal el gozo de llevar la Palabra que el discípulo la coloca en el candelero para que los que entran vean la luz. Ay de aquél que teniendo la luz de la Palabra se la guarde para sí. Sería un acto muy egoísta no compartir con los demás esa Palabra recibida, mientras que quien se siente de verdad comprometido con el anuncio profético, ese recibirá aún más porque al que tiene se le dará y al que no tiene se le quitará aun lo que parece tener. Cabe preguntarnos: Con el maravilloso dono de vida, que Dios me ha dado, ¿he pensado en ser lámpara, buen samaritano para los demás? Sueño con una profesión, una vida bonita para mí, pero ¿en esta vida que sueño para mí existe espacio para la solidaridad y fraternidad? ¿Estoy soñando y construyendo mi vida para vivir y anunciar la Palabra de Dios? o ¿la estay soñando con egoísmo y ambición, escondiendo debajo de la cama, es decir, no compartiendo con los demás los dones recibidos para amar y servir?
Compromiso

Asumir un compromiso que va en contra a la ambición, el deseo de dinero y poder y que concretamente ayude en la construcción de una vida de amor fraterno y solidario hacia a los más necesitados, principalmente a los migrantes y sus familiares.
5. Padre Nuestro, puede ser cantado


  1. Oración final

Te pedimos Señor Jesucristo que con paz nos acompañes a despertar el sentido de nuestra vida, para que actuemos según la verdad que nace de tu modo de ver la sociedad, una sociedad llena de tu Reino; de paz, justicia, equidad, fraternidad, verdad, y sobre todo de solidaridad con el que más sufre para que en ti nuestra vida sea totalmente plena. Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor, que vive y Reina por los siglos de los siglos. Amén.


  1. Canto de acción de gracias


1   2   3   4   5   6   7

similar:

Celebración Eucarística clausura del mes del matrimonio y de la familia y inauguración del mes del migrantes iconEnero es el mes de José María Arguedas, es la celebración del centenario...

Celebración Eucarística clausura del mes del matrimonio y de la familia y inauguración del mes del migrantes iconSe les explica a los alumnos y alumnas que al final del mes de Enero...

Celebración Eucarística clausura del mes del matrimonio y de la familia y inauguración del mes del migrantes iconElección del personaje del mes

Celebración Eucarística clausura del mes del matrimonio y de la familia y inauguración del mes del migrantes iconEn la ciudad de La Plata, a tres días del mes de noviembre del año...

Celebración Eucarística clausura del mes del matrimonio y de la familia y inauguración del mes del migrantes icon294. Nuevo concepto del amor conyugal y del matrimonio
«matrimonii spiritualitas» (Unitatis Redintegratio 6) y declarando que las transformaciones de la sociedad moderna «manifiestan cada...

Celebración Eucarística clausura del mes del matrimonio y de la familia y inauguración del mes del migrantes iconEfemerides del mes de febrero

Celebración Eucarística clausura del mes del matrimonio y de la familia y inauguración del mes del migrantes iconEfemerides del mes de febrero

Celebración Eucarística clausura del mes del matrimonio y de la familia y inauguración del mes del migrantes iconCultos del mes de Julio – 2014

Celebración Eucarística clausura del mes del matrimonio y de la familia y inauguración del mes del migrantes iconPertenece a la temática "Hombre del mes"

Celebración Eucarística clausura del mes del matrimonio y de la familia y inauguración del mes del migrantes iconAgenda de cultura del mes junio 2014






© 2015
contactos
l.exam-10.com