Después de más de treinta años desde la clausura del Concilio Vaticano II y la consiguiente reforma emprendida al seno de la Iglesia católica, no han habido






descargar 206.64 Kb.
títuloDespués de más de treinta años desde la clausura del Concilio Vaticano II y la consiguiente reforma emprendida al seno de la Iglesia católica, no han habido
página1/8
fecha de publicación13.06.2016
tamaño206.64 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Ley > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7   8
BIBLIA Y HOMOSEXUALIDAD


1º.- INTRODUCCION.
Después de más de treinta años desde la clausura del Concilio Vaticano II y la consiguiente reforma emprendida al seno de la Iglesia católica, no han habido muchos estudios, morales ni teológicos, serios sobre la realidad homosexual. Tan solo ha habido algunas reflexiones, pero sin aportar ningún avance significativo. Desde instancias de la jerarquía católica, han aparecido, a lo largo de estos años, algún que otro documento sobre la sexualidad, donde la problemática homosexual se ha tratado muy por encima, siempre condenándola y pasando por alto el hecho de que los homosexuales -cristianos o no- son personas con la misma dignidad que cualquier hijo de Dios.
Creemos que al final del segundo milenio, ha llegado el momento de hacer resonar en todos los ámbitos: comunidades cristianas, escuelas, parroquias, jerarquía, y a todo el pueblo de Dios, que nosotros, con nuestra condición de homosexuales, también somos hijos queridos de Dios..
Estamos convencidos de que no se puede afirmar de ninguna manera que los heterosexuales tengan el monopolio del amor. Del mismo modo creemos que es erróneo y peca de presunción el negar un valor cristiano a cualquier relación humana que implique la adhesión a otra persona en un espíritu de amor. Las expresiones homosexuales son generadoras de una amistad que nos capacita para desarrollarnos y llegar a ser más plenamente humanos. Son, en definitiva, expresión de un amor generoso.
Estamos convencidos de que nos hallamos no ante una aberración, sino más bien ante un misterio: La naturaleza del amor mismo


En estas páginas encontrarás todo el trabajo de reflexión del grupo. Las reflexiones no pretenden suplantar el trabajo de los teólogos, no lo somos, más bien queremos hacer una llamada a los teólogos y a quienes guían el pueblo de Dios -nuestros pastores- para que tengan en cuenta otras ovejas que, a pesar de ellos, también buscan el Reino de Dios. Las reflexiones son síntesis de los trabajos realizados por el grupo de formación.
También encontrarás las distintas actividades que realizamos a lo largo del año. Creemos que para muchos homosexuales cristianos, la participación con otros homosexuales en reuniones de plegaria o de reflexión cristiana parece muy importante y representa a menudo una buena etapa para el redescubrimiento de una fe viva.
También encontrarás una página de opinión donde podrás expresar todo aquello que esté relacionado con la fe cristiana y la homosexualidad. Es la página de actualidad y foro de opinión.
¿Quienes somos?


Somos un grupo de Iglesia, que queremos vivir nuestra fe y nuestra orientación sexual sin traumas. Un grupo de gays y lesbianas cristianos con inquietudes, que queremos vivir el Evangelio.
El grupo nació en febrero de 1996, a causa de la inquietud de un grupo de personas que intentaban armonizar su fe y su orientación homosexual. En la actualidad el grupo esta formado por unos veinte miembros. Cada día son más los homosexuales cristianos que desean integrar su condición homosexual con la fe en Jesús de Nazaret. Cada día somos más los que decimos basta de tanta discriminación en nuestras distintas comunidades. Creemos que no hemos de ser marginados por preceptos morales que no obedecen al auténtico espíritu del Evangelio de Jesús. La palabra de Jesús y su vida nos enseñan que Dios es AMOR, amor para todos los seres humanos sin ninguna excepción. Su buena noticia nos libera de cualquier tipo de incromprensión e intolerancia. Su amor está por encima de las normas y gobiernos establecidos.


Nuestros objetivos y nuestros proyectos son:
Reunirnos como cristianos para compartir nuestras experiencias, comprometiéndonos en nuestro
Compartir nuestra fe en paz con nuestra orientación sexual..
Normalizar el hecho homosexual dentro de las comunidades cristianas y el hecho cristiano dentro del ámbito homosexual.
¿Què queremos?
El trabajo del grupo se centra en acoger a los homosexuales cristianos intentando desdramatizar los problemas que les asaltan y que quieran ser miembros activos de una comunidad que les rechaza. Para que puedan vivir su fe en una comunidad fraternal guiada al servicio de todo aquel que lo necesite. Para vivir un encuentro ecuménico con otros cristianos de distintas confesiones y así orar juntos, ayudarse unos a otros en el camino de la fe y conocer mejor el mensaje de Jesús..
Es también uno de nuestros objetivos intentar dar a conocer, dentro de la comunidad homosexual, que se puede ser homosexual y a la vez creyente y miembro activo de la Iglesia. Que nuestra lucha es también su lucha, que aunque les pese, estamos en el mismo barco
Normalizar el hecho homosexual dentro de las iglesias cristianas y el hecho cristiano dentro del ámbito homosexual
Optar por una vida cristiana sin renunciar a la propia sexualidad, pues las expresiones homosexuales son generadoras de una amistad que nos capacita para desarrollarnos y llegar a ser más plenamente humanos.
Normalizar el hecho homosexual llevando la voz a todos los ámbitos: comunidades cristianas, escuelas, parroquias... y a todo el pueblo de Dios. También nosotros, con nuestra condición de homosexuales, somos hijos de Dios.
Construir una Iglesia que sea fiel al mandato de Jesús: amaros unos a otros, como yo os he amado. Una Iglesia abierta al dialogo, que sepa interpretar los signos de los tiempos. Más cercana a la realidad de hombres y mujeres que, sin tener en cuenta su condición sexual, están comprometidos/as en el proyecto de Jesús.

¿Qué hacemos?
Reuniones de formación.
Celebraciones, oración, retiros.
Encuentros con otros grupos.
Lugar para compartir tus vivencias y experiencias como cristiano.
Salidas de fin de semana.

Uno de los objetivos, no menos importante, de nuestro grupo es la oración. Como grupo creyente que somos, creemos que la oración, el compartir y vivir nuestra fe y nuestra orientación sexual sin traumas, nos acerca más a Dios y nos dispone a un compromiso con Dios y con el prójimo. La oración, en definitiva, nos acerca no sólo a Dios, sino que también nos acerca al hombre, tomando postura ante la vida, la incomprensión, la intolerancia y la injusticia.
Creemos que, como comenta Xavier Thèvenot en su libro "homosexualidades masculinas y moral cristiana" *, para muchos homosexuales cristianos, la participación con otros homosexuales en reuniones de plegaria o de reflexión cristiana es muy importante y representa a menudo una buena etapa para el redescubrimiento de una fe viva.
Creemos que como grupo cristiano de homosexuales tenemos que vivir cerca de la verdad de la Palabra de Dios.
Sabemos que la Iglesia nos rechaza, que los responsables de esta Iglesia no nos tienen en consideración. A pesar de todo, seguimos fieles a Jesús, somos los nuevos pobres de Yavé.
En el grupo de oración puedes encontrar el espacio que necesitas para compartir tu fe con otros homosexuales, un lugar de encuentro con Dios en comunidad optando por una vida cristiana sin renunciar a la propia sexualidad. Un lugar, en definitiva, donde todos podemos compartir nuestras experiencias religiosas sin el temor a la intolerancia, sintiéndonos todos iguales ante Dios.
*Xavier Thévenot, homosexualités masculines et morale chrétiene, edit du cerf. (Paris 1985)

Comprensión antropológica de la sexualidad humana*


La sexualidad humana, y más concretamente la condición homosexual, se ha convertido durante los últimos años en tema de estudio, investigación y debate. La actitud de la Iglesia católica ante los avances y progresos de la comprensión de la sexualidad humana no sólo, no ha sido cauta, sino que incluso se atreve a contradecir aquello que los biólogos, sexólogos y moralistas en general afirman sobre la condición homosexual. Aparte de la actitud contradictoria de la Iglesia católica. Por una parte se ve en el matrimonio un sacramento que intensifica la relación personal con Dios; se afirma que en la unión de los esposos simboliza la unión de Cristo con su Iglesia. Pero al mismo tiempo se atribuye gran importancia al hecho de que Jesús fuera célibe. A nosotros, no sólo se nos niega la posibilidad de intensificar la relación personal con Dios, (nos impiden la unión con alguien a quien amamos), sino que tampoco podemos entender que significa la unión de Cristo con su Iglesia.
La actitud de la Iglesia ante el sexo, aunque se puede explicar, no se puede entender. El pensamiento cristiano, sobre todo católico, muestra un inadecuado conocimiento de la biología, de unos tabúes religiosos y de una filosofía dualista de la naturaleza humana..
La sexualidad humana supone, expresa y realiza el misterio integral de la persona. Abarca pues, toda la persona. La sexualidad humana no es algo separado al ser del hombre; lo condiciona en su ser más profundo. La influencia de la sexualidad repercute en todas las manifestaciones de la vida personal. Si esto es así, y estamos seguros que nadie lo podrá poner en duda, ni tan siquiera la misma Iglesia, a nosotros no sólo se nos niega la posibilidad de ser hombres, creados por Dios, sexuados porque Dios lo quiso así, sino que también se nos impide el que nos realicemos como personas.


La sexualidad humana está situada en el centro de la persona humana. Si atendemos únicamente al sexo, al igual que la Iglesia, seremos reduccionistas, creemos que no sólo es importante el sexo, sino que el amor interpersonal complementa la relación sexual. No podemos identificar sexualidad con sexo, de la misma manera que no se puede identificar sexualidad con procreación. La sexualidad humana es mucho más que procreación. La sexualidad humana se vive desde el interior y así se madura y se construye el "yo". Nosotros, como los demás seres humanos, nos expresamos a través de la sexualidad, no sólo eso, sino que creemos que la sexualidad es una forma de expresión, privilegiada de la persona. Es, en definitiva, otra forma de lenguaje y de comunicación interpersonal. No podemos olvidar que el hombre es un ser abierto, que somos hombres porque nos comunicamos, nos relacionamos, amamos.
Si a nosotros, homosexuales, se nos niega la posibilidad de relacionarnos, la posibilidad de entregarse al otro, de abrirnos al ser querido; en definitiva se nos niega la capacidad de amar. ¿Qué clase de hombre están creando? ¿ No diríamos como Seguismundo "siendo yo más hombre tengo menos libertad?"
No podemos olvidar que el comportamiento sexual tiene una configuración cultural y social. No podemos, ni debemos, estar pendientes de los distintos factores sociales y o ambientales. Ahora si, ahora esta mal visto. No. Si la sexualidad humana es lenguaje de personas, que se van realizando como tales, que se entregan el uno al otro cono donación, y que al entregarse y al abrirse al otro, hace el descubrimiento del "tú" y al mismo tiempo se descubre a sí mismo como un "yo". Si esta relación se realiza únicamente en la fusión de las dos personas en una creatividad de amor. No creemos que con el evangelio en la mano se nos pueda decir, que nosotros somos incapaces de amar, que no podemos entregarnos, abrirnos y descubrir al otro.
*Bibliografía
LA SEXUALIDAD HUMANA. Nuevas perspectivas del pensamiento católico. Edit. Cristiandad, 1978

MORAL DE LA PERSONA. Moral de actitudes II. Marciano Vidal. Edit. PS, 1985

2º.-¿QUÉ DICE REALMENTE LA BÍBLIA SOBRE LA HOMOSEXUALIDAD?*
Algunos cristianos y judíos afirman basarse en la Biblia para condenar la homosexualidad. Cuando el último libro de la Biblia se escribió ni siquiera existía una palabra para decir "homosexual".
¿Condena la Biblia la homosexualidad? A lo largo de los siglos la Biblia ha sido invocada como autoridad para justificar la esclavitud, la inquisición, el racismo, oponerse al avance científico, condenar el heliocentrismo, sostener que la tierra era inmóvil y plana; actualmente muchos basan la discriminación de los homosexuales apoyándose en argumentos bíblicos. Nuestra opinión es que la Biblia se utiliza con frecuencia para justificar ideas preconcebidas no sometidas al menor sentido critico.
Hay dos maneras de acercarse a la comprensión de cualquier texto o literatura antiguos, como es la Biblia: un acercamiento literal y uno histórico-crítico. La interpretación literal finge limitarse a repetir lo que el texto dice, sin hacer interpretación; naturalmente cualquier lector interpreta el texto al leerlo, es inevitable: el entorno cultural del lector condiciona necesariamente la lectura. El método histórico-crítico trata de reproducir el contexto en que fue escrito el texto para comprender lo que entendían quienes lo leyeron por primera vez, es decir, trata de actualizarlo para hacer una comprensión lo más correcta posible. Al problema de la comprensión hay que añadir el problema de la traducción de los textos antiguos a lenguas modernas, que reflejan unos esquemas mentales muy distintos: con frecuencia traducción puede decir traición..
El Antiguo Testamento contiene varias citas que se invocan como prohibiciones de la homosexualidad. Todas ellas se refieren a los varones, ninguna al lesbianismo, y vamos a ver que su sentido es muy distinto del que se suele explicar.
La homosexualidad en el Nuevo Testamento
En el Nuevo Testamento varias citas se refieren, o se dice que se refieren, a la homosexualidad: las más representativas son Rom 1, 18-32; 1Tim 1,9-11; y 1Cor 6, 9-10. Cada una de estas citas y algunas otras merecerán atención expresa.

  1   2   3   4   5   6   7   8

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Después de más de treinta años desde la clausura del Concilio Vaticano II y la consiguiente reforma emprendida al seno de la Iglesia católica, no han habido icon1920-2005 Papa polaco, de nombre Karol Wojtila, nacido en Wadowice,...
«disidentes». Algunos observadores hablan incluso de un movimiento de «restauración católica» de signo opuesto a las posturas aperturistas...

Después de más de treinta años desde la clausura del Concilio Vaticano II y la consiguiente reforma emprendida al seno de la Iglesia católica, no han habido icon132 años han transcurrido desde que un día como el pasado sábado...

Después de más de treinta años desde la clausura del Concilio Vaticano II y la consiguiente reforma emprendida al seno de la Iglesia católica, no han habido iconSeguimos avanzando en el tiempo de la Pascua. El día 21 celebramos el IV domingo de Pascua
«transmite la palabra de Dios». La Biblia, o al menos parte de ella, se encuentra traducida a 303 idiomas. La Iglesia Católica Romana...

Después de más de treinta años desde la clausura del Concilio Vaticano II y la consiguiente reforma emprendida al seno de la Iglesia católica, no han habido iconBiografía de antonio de nebrija
«Assí que en edad de diez y nueve años io fue a Ita­lia», y un poco más adelante: «Mas después que allí gasté diez años Después estuvo...

Después de más de treinta años desde la clausura del Concilio Vaticano II y la consiguiente reforma emprendida al seno de la Iglesia católica, no han habido iconQue después de dos mil años de su muerte, el tema sobre su persona...

Después de más de treinta años desde la clausura del Concilio Vaticano II y la consiguiente reforma emprendida al seno de la Iglesia católica, no han habido iconDiplomado en actualización teológico pastoral
«El concilio, igual que no termina en sus documentos, tampoco acaba con las aplicaciones que se han realizado durante estos años....

Después de más de treinta años desde la clausura del Concilio Vaticano II y la consiguiente reforma emprendida al seno de la Iglesia católica, no han habido iconReinta y ocho años después de la muerte de Sara, los hermanos se...

Después de más de treinta años desde la clausura del Concilio Vaticano II y la consiguiente reforma emprendida al seno de la Iglesia católica, no han habido iconPuntos de referencia en el Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica

Después de más de treinta años desde la clausura del Concilio Vaticano II y la consiguiente reforma emprendida al seno de la Iglesia católica, no han habido icon9. 17. Estructura del catecismo de la iglesia católica, la oración en la vida de la fe

Después de más de treinta años desde la clausura del Concilio Vaticano II y la consiguiente reforma emprendida al seno de la Iglesia católica, no han habido iconEn camino hacia el sacerdocio: Reflexiones desde la Antropología cristiana del Vaticano II






© 2015
contactos
l.exam-10.com