Calendario maya






descargar 211.19 Kb.
títuloCalendario maya
página1/6
fecha de publicación07.06.2016
tamaño211.19 Kb.
tipoCalendario
l.exam-10.com > Ley > Calendario
  1   2   3   4   5   6


 

 

 NO ES REPROBABLE QUE ALGUIEN ESTÉ EN DESACUERDO SOBRE LO QUE

MUCHOS OTROS HAN ESTADO EN CONCORDANCIA; LO QUE NO RESULTA

ÉTICO ES REBATIR Y DESCALIFICAR CAMBIANDO LOS FUNDAMENTOS QUE

DIERON ORIGEN A LOS ACUERDOS. Sobre éste mismo texto del señor Calleman (texto en negro) y para facilitar el contraste en los conceptos y argumentos, insertaré mis puntos de vista (texto en otro color) con los datos que fueren necesarios para que se comprendan las razones de la divergencia con la postura y las cuentas aquí expuestas por el mismo señor Calleman.

Réplica a cargo de Guillermo Hernández B, Noche Galáctica Azul, desde Colombia.

 

http://www.bibliotecapleyades.net/imagenes_titulos/2012_55.gif

by Carl Johan Calleman
Seattle, May 15, 2009 (1 Kan)
del Sitio Web
Calleman

traducción de Adela Kaufmann

Versión original
 

Carl Johan Calleman tiene un doctorado en Biología Física de la Universidad de Estocolmo y es citado alrededor de 1500 veces en la literatura científica.
Ha sido Investigador Principal de Salud Ambiental de la Universidad de Washington en Seattle y sirvió como experto en cáncer para la OMS.
Con la solución del Misterio más Grande de Nuestro Tiempo: el Calendario Maya (Garev 2001), él inició un estudio basado en evidencias del calendario maya, que fue seguido por “El Calendario Maya” y “La Transformación de la Conciencia” (Bear and Co., 2004) y el próximo, “El Universo con Propósito” (Bear and Co, diciembre de 2009).
El libro de próxima aparición describe por primera vez la realidad física del Árbol de la Vida y presenta la primera alternativa completa al darwinismo en 150 años.
Su página web es www.calleman.com 



Hace unos ocho años, John Major Jenkins y yo tuvimos un debate sobre el significado de la fecha final del calendario maya, centrándose especialmente en si las energías de la Cuenta Larga terminan el 28 de octubre 2011 o el 21 de diciembre 2012.

Esta sigue siendo la pregunta más importante a la cual se enfrenta cualquier persona interesada en el “fenómeno de 2012", pero al mismo tiempo que el debate pudiera haber parecido teórico, o incluso descabellado, ahora es una cuestión que tiene mucho significado y una gran importancia práctica y consecuencias en cuanto a cómo nos relacionamos con el futuro. Aunque a muchos les gustaría a barrer la cuestión de la fecha final bajo la alfombra o sentarse en la cerca, nadie puede hacerlo con su integridad intelectual intacta. Al momento de escribir esta réplica, es el 17 de Octubre de 2.011, a tan solo ONCE días de la fecha por él establecida para el final de la cuenta larga maya.

Dado que el debate de Jenkins ha aparecido en un canal documental de historia, en donde el 21 de diciembre 2012 es presentado como un determinado día del juicio final", cuando el mundo va a llegar a su fin. En principio el debate parece entablado entre Jenkins y Calleman, en cuyo caso no intervendría, pero a lo largo del escrito uno se da cuenta que es contra todos aquellos que consideramos que no existe error en la decodificación de los hitos de inicio y final de una cuenta que no por larga deja de ser finita; no basta con no estar de acuerdo el señor Calleman con las cuentas de otros y tratar de imponer su propia cuenta; sería necesario que demostrara el por qué
los demás han incurrido en error, no simplemente señalarlo con epítetos descalificadores. Estoy hablando de la correlación Goodman-Martínez-Thompson (con un anexo tomado de Wikipedia a continuación)*; hablo de las investigaciones durante décadas del grupo Dzibil de Yucatán largamente dirigido por Don Héctor Calderón, ya fallecido; incluso de institutos de ciencia ortodoxa que no tienen objeción alguna para estas correlaciones, aunque si la tengan para no estar de acuerdo con que al final de la cuenta exista un final del mundo, a la manera como los relatos cosmogónicos de algunas tribus lo exponen; para no hablar de la postura de personajes como José Argüelles, a quien no se le tiene mucho aprecio en los medios académicos, y tampoco cuenta con la simpatía de algunos ancianos de tribus que le tienen como un intruso no-indígena que dice haber recibido una actualización de las cuentas, pero que paradójicamente reafirma la concordancia de tener al 21 de Diciembre de 2.012 como el final de la cuenta de los baktunes. Pero como si esto fuera poco, también la mayoría de las tribus que dicen tener nexos maya, con sus concejos de ancianos, comparten la visión de la fecha final en esa misma ubicación y no nos dirán que ellos fueron convencidos por los académicos, porque se supone que cuentan con otras maneras de comunicarse con la naturaleza, con el Gran Espíritu, con los elementales, que no les propiciarían compartir una falsedad sin darse por enterados y si así fuera, entonces también su sensibilidad deberá ser puesta en entredicho, pues como cualquier ser humano, también serían igualmente falibles, así que estarían en igualdad de condiciones que los demás.

A continuación, la correlación GMT (Goodman, Martínez,Thompson) tomado de Wikipedia:

*La manera más común de establecer la correlación entre el calendario gregoriano y el calendario de Cuenta Larga consiste en ubicar el número de días transcurridos desde el inicio de la fecha juliana (1 de enero de 4713adC) y el día inicial de la creación de acuerdo con el sistema de cuenta larga, correspondiente a 0.0.0.0.0 4 ahau, 8 cumkú. Aunque se han propuesto varias correlaciones, la que cuenta con mayor aceptación es la llamada Goodman, Martínez, Thompson (GMT). La correlación GMT establece que el día 0.0.0.0.0 4 ahau, 8 cumkú, corresponde a un fecha en el cuarto milenio antes de la era cristiana, el día 6 de septiembre de 3114 a. C. en el calendario juliano, que en el calendario gregoriano corresponde al 11 de agosto de 3114 a. C., número de día juliano (NDJ) 584283 —número de días desde el inicio del período juliano—. Esta correlación está apoyada por la evidencia astronómica, etnográfica, fechamientos por radiocarbono y por materiales históricos. Sin embargo, se han propuesto otras correlaciones, la mayoría de las cuales tienen únicamente interés histórico. La excepción es la correlación de Floyd Lounsbury, que ubica el inicio de la Cuenta Larga dos días antes que la correlación GMT y sigue en vigente en varios textos sobre la cultura maya.

De acuerdo con la correlación GMT, el día de hoy, 16 de octubre de 2011 (21:11 UTC) corresponde a 12.19.18.14.8 en la cuenta larga mesoamericana.


Me llegan muchas cartas, a veces de personas jóvenes que se preocupan de que el mundo llegará a su fin en esta fecha, ya que han visto estos documentales en YouTube.Me parece que Calléman está pescando a su favor en río revuelto; es cierto lo de la inquietud de las gentes que ignoran todo sobre éste y muchos otros temas; pero no es esa la situación de Calleman, quien debería comprender como conocedor que dice ser del tema y su historia, en qué marco, las leyendas e historia de las tribus prehispánicas se movieron. Los Quiché de Guatemala hablan en su Popol Vuh, sobre las Cuatro Creaciones, habiendo terminado las tres anteriores en verdaderas calamidades con apenas seres supervivientes y el final de la cuarta y actual, no la presagian como un reino de almíbares, sino como un final con terremotos, inundaciones y fuego, lo cual al estar escrito es irrefutable, no es una interpretación, otra cosa es que ahora los mismos ancianos de las tribus ya en el momento mismo, le quieran dar otro matiz. Pero si han existido esos cortes, ¿por qué no ayudar a comprenderque también éste, al final de la cuenta establecida, no será algo similar, un corte intermedio más? Pero no, él prefiere hacer eco del “Final del Mundo” con la connotación fatídica de la vida, pero achacándoselo a quienes consideramos que la cuenta finaliza en Dic./12; pero eso sí, proponiendo otra, como si cambiando la fecha 420 días antes, se le quitara el estigma de ser el mismo final. Ya lo veremos más adelante. Pero además, también él sabe que los mexicas-aztecas-nahuatls, tienen esta época como del cierre u ocaso del Quinto Sol y el inicio o apertura del Sexto; entonces, en vez de alimentar la hoguera de la discordia, debería hacer énfasis en el sentido que los nativos lo conciben, el de una continuidad discontinua, es decir, que la Vida y el Proyecto Humano tienen continuidad en tanto no ha finalizado su propósito, pero tras una discontinuidad resultante del vencimiento de una Fase intermedia del proceso, que además coincide con el ingreso de otro paquete informático procedente del Núcleo Galáctico a través de nuestro tzol y por la circunstancia adicional del paso del Ecuador Galáctico que está experimentando la tierra, el sistema planetario y el sistema solar al que estamos adjuntos y esto no es una simple suposición, pues está expuesto –aunque mal interpretado- en la estela de Izapa, sur occidente de México, donde aparece la alusión a la alineación con el Núcleo Galáctico durante el Solsticio de invierno al final de la cuenta maya (y el 28 de Octubre jamás será de solsticio), lo cual ha sido mal interpretado como alineación con la llamada Grieta de la Vía Láctea en las proximidades de Sagitario (nada que ver, por cuanto los mayas jamás mencionaron los sectores zodiacales caldeo-babilónicos). Los Hopi predijeron un período de purificación durante 25 años antes del fin del Cuarto Mundo e inicio del Quinto; los Dogón, afirman que la nave de los visitantes, El Nommo, regresará como una estrella azul; los cherokee, apuntan que su calendario termina en el 2.012; para los tibetanos, el Kalachacra predice la llegada de la era dorada; para el sacerdocio egipcio, la Gran Pirámide marca el final del ciclo presente en el 2.012; para los seguidores del libro del Zohar, ingresa la era de Acuario, en la cual todo saldrá a la luz; para los védicos hindúes ésta época representa la salida del Kaliyuga, aunque sin precisar el momento exacto. Así que no se trata de un consenso académico, ni de una, dos o cinco personas. Calleman deberá explicar el por qué todos están equivocados. También tendrá que explicar, que habiendo sido el más reciente clímax de manchas y eyecciones solares entre Marzo y Junio del 2.001, el siguiente habrá de ocurrir entre Octubre-Diciembre de 2.012: ¿simple casualidad o ciertamente otra concordancia?

Mientras que las personas que más saben, probablemente rechazarían esta manera de presentar el calendario maya, es todavía más importante preguntarse quién se beneficia de ello. Creo que hay, de hecho, muchas personas, aparte de los participantes en esos documentales, que se benefician de la afirmación de que el calendario maya termina 21 de diciembre 2012. En este sentido, al referirse a las personas que más saben sobre cuentas maya, me gustaría recordarle al señor Calleman, que entre ellos resalta con ventaja José Argüelles, quien en vida, jamás habló del fin del mundo ni de la vida refiriéndose al 2.012, y en cuanto a beneficios personales, siempre obsequió sus libros; pero no lo podrá poner a su favor por cuanto decidió atacarle con argumentos supuestos en otra de sus salidas en falso (a este respecto, en mi web: www.retornomaya.com, respondo a un video del señor Calleman, ver en sección Redacción).

Por lo tanto, no creo que se trate de un accidente el que no escuchamos de la fecha 28 de octubre 2011 en los medios de comunicación públicos. No señor Calleman, está equivocado; poco se escucha sobre su propuesta no porque los medios no la publiciten, sino porque es una postura personal de su parte, es su propia interpretación, la cual por más que afirme está avalada por sucesos geológicos e históricos, no es demostrable ni siquiera desde las hipótesis de diferentes ramas de la ciencia. Su propuesta es un acomodo de su manera de ver los ciclos maya, intentando hacerlos coincidir con las hipótesis de la ciencia y me temo que estas dos ópticas no se acoplan. Ya lo veremos cuando entremos en la discusión de su interpretación de los 9 Inframundos.

Para empezar, por lo que se, nadie que se adhiera a la fecha final del 28 de octubre 2011 ha presentado esto alguna vez como un predeterminado día final, y así, indebidamente asociar el calendario maya con el miedo. Por supuesto que es lo más lógico, su propuesta está disociada no sólo de la perspicacia de que se trata del fin del mundo por el solo hecho de ser desconocida, además de demasiado nueva, es decir, nació vacunada contra el mal del fin del mundo, sino que también está disociada de las cuentas maya ya bastante reconocidas por los estudiosos serios ya desde el ábateBrasseur o los mayistasSylvanusMorley, Eric J. Thompson, AntoonVollemaere y tantos otros, hasta un Albert Slosman que afirma que el final de la cuenta maya está relacionado con la experiencia atlante, al igual que la cultura pre-egipcia, culturas que esperan un renacimiento, precedido por cierto colapso de las estructuras sociales materialistas.

Desde el mencionado debate intelectual, dos culturas diferentes han surgido alrededor de los dos posibles plazos, uno basado en la creencia (21 de diciembre de 2012) y al otra basada en la evidencia (28 de octubre de 2011).No amigo, una cultura no brota a partir de una propuesta o de una interpretación; además, no existe una cultura alrededor de Diciembre del 2.012, así como en su momento no existió una cultura en torno a la persona de Jesús de Nazareth, no obstante estar profetizada la presencia de un Ser-Avatar en las inmediaciones de Jerusalén. Si existe una cultura tal, no es otra que la maya, que bien ganado tiene su escalafón, tejido durante miles de años. Considerar que una propuesta se hace cultura, no es más que ego exaltado. No existe una cultura sobre el Titanic, o sobre “Cien Años de Soledad” y le aseguro que han sido hitos mucho más populares que su hipótesis. Las culturas las tejen los pueblos, no un individuo.

Estas dos culturas son tan diferentes una de la otra como cualquiera de ellas es de usar calendario gregoriano. La propuesta de la fecha del 21 de diciembre 2012 se basa en la creencia no demostrada de que el ciclo de precesión realmente significa algo para la evolución humana, y, sorprendentemente, por lo se, nadie que defienda esta fecha final pareciera haberse siquiera molestado en tratar de probar esta asunción básica.Cuidado señor con lo que dice: en mis 19 años de estudio continuo sobre lo maya, no me he topado la primera vez con este concepto de Precesión de equinoccios, el cual si forma parte de las argumentaciones babilónico-egipcias e incluso griegas. He considerado que los maya no hablan de tal precesión como explicación para el ciclo solar de 26.000 tun, porque no necesariamente siempre ha existido la causa que lo engendra, es decir, la inclinación de 23º del eje polar de la tierra, lo cual tan solo sería una consecuencia del des-balanceo que le dejó el circunstancial y cercano paso de Nibiru, hace 13.000 años atrás. ¿Será que para el tzol, la tierra será más importante que Júpiter? Pues Júpiter y todos los demás planetas carecen de tal inclinación, incluso Urano tiene su eje polar dirigido hacia el tzol, por tanto, no se podría establecer como Ley la excentricidad del bamboleo de la tierra como explicación para el ciclo solar, que es eso, un bamboleo y no la demostración de nada, solo un percance que deberá ser resuelto y quizá con su resolución, provenga un cambio de vibración del planeta. Si el planeta ganó es vibración disonante por la perturbación de Nibiru, haciendo que su traslación y rotación sean excéntricas, considero que ha afectado entrópicamente al ser humano, pero ello nada tiene que ver con que la cuenta maya termine en una fecha o en otra, o que los humanos se adjunten como mecanismo corrector a una u otra propuestas; no es esto lo que corregiría la distorsión del movimiento del eje polar de la tierra, sino que esto se corregirá con el traspaso del Ecuador Galáctico, pero eso es independiente de la voluntad humana, más aún, ocurriría aunque no estuviésemos enterados de ello, pero eso sí, las consecuencias de todas maneras las acusaríamos, pues además ya las estamos acusando con el desbarajuste del sistema materialista, que no ocurre por consonancia con su propuesta, sino por causas ya previstas por los instructores maya para ésta época del último katún, con lo cual resuena Apocalipsis de Juan cuando apunta en su capítulo 18: ¡Cayó, cayó, cayó Babilonia!

En contraste, la fecha del 28 de octubre 2011 se basa en la evidencia científica masiva de que los nueve mundos inferiores y trece cielos conocidos de las antiguas fuetes mayas, de hecho, describen la evolución cósmica en todos sus aspectos. Es aquí donde debatiré y cotejaré su propuesta de interpretar amañadamente los 9 inframundos maya y anuncio que éste será el aspecto central de este debate y que cada quien –entre los que estudien o lean con atención este aporte- saque sus propias conclusiones, pues aquí nadie es quien para imponer nada, aún teniendo argumentos.

Además, si bien hay amplias evidencias de que la profecía y predicción de cambios entre baktuns, katuns, tuns, etc., basada en los mayas, ni un solo texto antiguo maya menciona el ciclo de precesión de 26,000 años. Puesto que quienes abogan por la fecha final del 21 de diciembre 2012 no identifican los puntos de cambio en el calendario maya que condujeron a su hipótesis de su fecha de finalización, no pueden ser identificadas a partir de las predicciones realizadas, que es el sello distintivo de cualquier teoría científica seria. Por fin, señor Calleman, estamos de acuerdo en algo, los mayas no hablan de precesión equinoccial como argumento para demostrar la validez de sus cálculos, pero a paso seguido Usted vuelve y confunde los términos: cuando en maya se habla de 26.000 no es de Haabs (rondas imprecisas de 365 días: 360 +5, mal llamadas años desde la cultura romano-vaticana, en honor a An.no, que es An.nu, padre de los annunakis procedentes de Nibiru y que impostaron como dioses en la tierra) sino de tuns, que son micro-ciclos de 360 días o rotaciones de la tierra. Respecto A los puntos de cambio que alude, le recomendaría la obra de Argüelles “El Factor Maya” para que lea sobre precisiones históricas en la inflexión de cadabaktun de 394,259 años, momentos de inflexión que generaron cambios de paradigmas dentro de la Casa MentalMaterialistas, que erigieron quienes se apoderaron del conocimiento en los inicios de la sucesión de trece baktunes, a lo que Argüelles llama Rayo de Sincronización Galáctico de 5.200 tun, paradigmas con los cuales manipularon a ésta humanidad des-empoderada, desde el inicio de la expansión imperial babilónica a partirdel 3.100 A.J: inicio de las Dinastías en Egipto. Pues es de la lectura de la actual inflexión, al final del Rayo de 5.200 tun, y al ingresar otro Rayo, el momento preciso para aprovechar ya no un simple cambio de paradigma, sino la posibilidad de Crear una Nueva Casa Mental fundada en valores propicios para la vida y la evolución-aprendizaje, que es lo que en definitiva nos ha traído a este plano de manifestación en los Mundos del Tiempo. Usted no puede meter a todos en un mismo saco y descartar a todo aquel que por el hecho de no coincidir con sus pretensiones, tiene por fuerza que ser un mercader de influencias y hasta de dinero como apunta en varios pasajes de este escrito y en un video que le conozco.

Por lo tanto, debe ser calificada como creencia en lugar de ciencia. Basado en nada más que la creencia, subsecuentemente ha surgido una cultura en torno a la fecha 21 de diciembre 2012, ya que sirve como pantalla ideal de proyección para las fantasías, temores y esperanzas, en lugar de algo que pueda ser comprobado y entendido con base científica sobre los patrones del calendario maya. De acuerdo, seguiré la sugerencia de lo que supone la base científica de los patrones del calendario maya; qué bueno que Usted los encontró y espero les respete sin alterarles, dado que si aceptamos un código devenido por milenios, no es el momento de alterarlo para acomodarle a lo que consideremos deba dar explicación. Pero para ello debo hacer tres cosas: 1. Resumir lo que los instructores maya legaron como Patrón de Cómputo de Tiempo para la Tierra,2. Compararlo con su propuesta con la cual justifica el final de las cuentas para el 28 de Octubre de 2.011. Y 3. Si hubiere incoherencias en alguna de las partes, intentaría avanzar algunas conclusiones.
  1   2   3   4   5   6

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Calendario maya iconCalendario Mesoamericano o Calendario Maya

Calendario maya iconEl calendario maya

Calendario maya icon4. Calendario Esta acción se realizará según el siguiente calendario

Calendario maya iconLiteratura maya

Calendario maya iconPaula Andrea Maya Cárdenas

Calendario maya iconFin de año en cancun o riviera maya 015

Calendario maya iconLa civilización Maya se estableció durante el período Pre-Clásico

Calendario maya iconCiudad de México –DF, Yucatán, Campeche, Riviera Maya Quintana Roo

Calendario maya iconYucatan: No es fácil producir bajo condiciones de temporal, afirmó campesino maya

Calendario maya iconAÑO 20012, el factor maya y nuestra damus, muchas creencias y paranoias






© 2015
contactos
l.exam-10.com