Toledo esteban alberto c/ mapfre argentina art s. A – ordinario enfermedad accidente (ley de riesgos) expte n° 161325/37






descargar 78.84 Kb.
títuloToledo esteban alberto c/ mapfre argentina art s. A – ordinario enfermedad accidente (ley de riesgos) expte n° 161325/37
página1/4
fecha de publicación15.03.2016
tamaño78.84 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Ley > Documentos
  1   2   3   4
SENTENCIA NÚMERO:

En la ciudad de Córdoba, a los quince días del mes de mayo del año dos mil trece, siendo día y hora designados en estos autos "TOLEDO ESTEBAN ALBERTO C/ MAPFRE ARGENTINA ART S.A – ORDINARIO - ENFERMEDAD ACCIDENTE (LEY DE RIESGOS) - EXPTE N° 161325/37 para que tenga lugar la lectura de la sentencia, se constituye el Tribunal de la Sala Décima de la Excma. Cámara del Trabajo integrada y presidida por el DR. CARLOS ALBERTO TOSELLI, procediéndose a dictar sentencia en dichos autos, de los que resulta, que a fs. 1/19 comparece el actor Sr. Esteban Alberto Toledo, DNI N° 24.015.808, manifestando que viene a promover formal demanda en contra de MAPFRE ARGENTINA ART SA, con domicilio en Mariano Fragueiro Nº 142, de esta ciudad de Córdoba, persiguiendo el pago de las prestaciones de la Ley 24.557, por la disminución de la capacidad laborativa que porta, originada en la enfermedad típicamente profesional generada en función y ocasión del trabajo, por las tareas prestadas a la ordenes de la empleadora Ciudad de Córdoba S.A.C.I.F. (CUIT Nº 30-54661712-9), con domicilio en camino San Carlos Km. 4 1/2, de la ciudad de Córdoba. Reclama la suma de pesos Ciento setenta y tres mil doscientos sesenta y cinco con 81/100 ($ 173.265,81), con más intereses y costas. Plantea la inconstitucionalidad de la Ley 24.557, exponiendo sus fundamentos a los que me remito en honor a la brevedad. Manifiesta que ingresó a trabajar el día 26 de septiembre de 1998, bajo relación de dependencia jurídica, económica, laboral, de la empresa empleadora Ciudad de Córdoba S.A.C.I.F. (CUIT Nº 30-54661712-9), desempeñándose a sus órdenes con una sujeción horaria de 168 hs. mensuales en forma efectiva, gozando de un franco por cada cuatro días trabajados, en horarios rotativos, pudiendo ser los mismos de 05:25 a 11: 25 hs de 6:40 a 13:40 hs, de 13:40 a 20:40 hs o de 12:25 a 19:25 hs, percibiendo por ello la suma de $ 4.600 mensuales aproximadamente, cumpliendo con su labor en forma habitual, continua, con dedicación e idoneidad. Manifiesta que antes de ingresar, le realizaron un examen preocupacional donde se deja constancia que se encontraba en perfecto estado de salud psicofísica. Que la categoría laboral, fue desde su ingreso la de conductor guarda, según convenio colectivo de la UTA. Que sus tareas eran muchas y diversas, entre ellas, conducción de ómnibus, atención del tránsito vehicular y peatonal, control del interior del pasaje, de manera constante, habitual y continua, las cuales han requerido esfuerzos físicos, la adopción de posiciones repetitivas, viciosas, incómodas y pesadas, participando en cada una de las tareas asignadas diariamente de realización manual. Que dichas tareas de esfuerzo físico y pesadas lo obligaban durante toda la jornada a adoptar posiciones forzadas y gestos continuos de los miembros superiores, en un trabajo de movimientos repetitivos y forzados del hombro, brazo, codo y muñeca de aprehensión y extensión de la mano, supinación y prono supinación que fueron obrando negativamente en su estructura física, siempre realizadas en permanente movimiento y en exposición permanente a un ambiente de fuertes ruidos del motor y el constante bullicio de los pasajeros y el tránsito. Dice que ni la empleadora ni la aseguradora previeron nunca que la naturaleza y las características de las tareas realizadas podían causar en su salud psicofísica graves daños, no instrumentando medios técnicos de protección y las modalidades de trabajo adecuadas a fin de prevenir los riesgos y salvaguardar en los procesos y operaciones de trabajo su indemnidad corporal. Destaca que debía realizar un sin número de tareas casi simultáneamente por la doble función de conductor y guarda. Que deja constancia que en reiteradas oportunidades le manifestó a la patronal las condiciones precarias de los elementos proporcionados para cumplimentar con su débito laboral y pese a sus constantes requerimientos hicieron caso omiso, vulnerando tanto la normativa de la Ley de Higiene y Seguridad, como así también el decreto que la reglamenta. Dice que es dable destacar que las características de las funciones que ha cumplido durante el periplo laboral, son propias de una actividad apta para producir un rápido y prolongado deterioro físico y psíquico en su salud. Que al día de la fecha y luego de la realización de varios estudios médicos, manifiesta que ha quedado su estado de salud totalmente resentido y que es consecuencia directa y en función del débito laboral cumplimentado en beneficio de Ciudad de Córdoba S.A.C.I.F. Expresa que hace tiempo atrás comenzó con un fuerte dolor en la zona de sus manos, muñecas, brazos, rodillas, piernas, pies, columna, cintura y problemas de audición y de la vista que han perdurado convirtiéndoseles en crónicos, en relación directa con el débito laboral que cumplía, todo conforme a las tareas descriptas. Que a medida que fue pasando este tiempo y a consecuencia del periplo laboral diario que desarrolló, cargó, sumado a eso, las constantes horas que se encontró cumplimentado las instrucciones de su patronal, se intensificaron los dolores sobre todo en su espalda y sus rodillas, generándose una molestia crónica. Que actualmente siente dolores constantes en cervical, causados por la posición que debe adoptar para cambiar la marcha del vehículo, ya que ésta se encuentra en una posición alejada del asiento, el cual tampoco cumple con las medidas de seguridad e higiene establecidas por la Ley de Riesgos, ya que es incómodo, anti anatómico y anti ergonómico y no posee las suspensiones adecuadas, tornándolo inapropiado para realizar su tarea correctamente, sumado a la constante molestia presente en sus hombros, dolor en los tobillos así como también se han evidenciado en su persona várices, causadas por el mal estado de los vehículos y su falta de mantenimiento, sobre todo de los amortiguadores, exponiendo sus fundamentos a los que me remito en honor a la brevedad. Sostiene que las características de las funciones que ha cumplido durante el débito laboral, son propias de una actividad apta para producir un rápido y prolongado deterioro físico y psíquico en su salud. Que su cuerpo ha estado expuesto a sufrir constantemente pequeños micro traumatismos en columna vertebral, brazos, hombros, rodillas, como así también, constantes ruidos que afectaron su audición. A modo tal que exige una tensión muscular en sus piernas, que provoca constantes calambres y dolores, por lo que sumado a las condiciones de ruido del lugar se convierten en tareas sumamente pesadas, agotadoras y desgastantes. Agrega que el mal mantenimiento de los vehículos causa que el ruido y el smog que genera el motor situado en la parte delantera del colectivo junto a su asiento también haya obrado negativamente en sus oídos, ojos y su sistema respiratorio. Manifiesta que estas tareas que debió realizar en el transcurso de 26 años, en relación laboral con la patronal, son circunstancias que influenciaron en desgastar silenciosamente su salud. Que informó a la patronal Ciudad de Córdoba S.A.C.I.F., de su dolencia, y ante dicha manifestación lo derivaron a la ART, donde por decisión del médico se resolvió darle dos días de reposo bajo diagnostico de “cervicalgia pretraumática”. Que dicho reposo fue un mero paliativo, que no se recuperó de su dolencia, a raíz de ello se dirigió a la patronal que se negó a realizar la denuncia pertinente ante la ART a fin de realizarle los estudios pertinentes, para recuperar su estado de salud totalmente deteriorado, por las tareas que durante estos años le encomendó la patronal realizar. Dice que ante el silencio de la patronal, formuló denuncia de enfermedad profesional, con fecha 07 de julio de 2010 ante Mapfre Argentina ART S.A. Manifiesta que a la fecha de la presente demanda, la ART ha guardado absoluto silencio, haciendo caso omiso respecto de la enfermedad profesional oportunamente denunciada e incumpliendo de esta forma lo prescripto por la Ley 24.557. Afirma que deviene innecesaria, no obligatorio que el suscripto deba comparecer ante la Comisión Médica, citando jurisprudencia, a la que me remito en honor a la brevedad. Plantea incumplimientos de las obligaciones de prevención a cargo de la ART. Deja solicitada la declaración de la inconstitucionalidad de la interpretación de la norma del art. 6 LRT. Expresa el compareciente que ingresó en perfecto estado de salud al trabajo, lo que quedó asentado en el examen preocupacional que se le realizó al ingresar al mismo y a la fecha su salud y capacidad laborativa se encuentran resentidas por la referida enfermedad por la cual se reclama, por lo que estamos en presencia de un daño en su salud y debe ser reparado. Realizado el estudio médico se estableció que padece de: “Síndrome Cervico-Braquial (dolor cervical irradiado a miembros superiores) - Espondiloartrosis de columna cervical (Rx. Columna cervical 06.06.10: rectificación, artrosis pinzamiento posterior C5- C6 con osteofito anterior, uncoartrosis) (agente: posiciones forzadas y gestos repetitivos en el trabajo I (extremidad superior) (6%); Espóndilo artrosis lumbar (Rx de columna lumbar 21.01.10: artrosis interapofisaria L5-S1 con pinzamiento a ese nivel) asociado a Lumbalgia crónica – (agente: vibraciones de cuerpo entero) (5%); tendinitis rotuliana y anserina izquierda (agente: posiciones forzadas y gestos repetitivos en el trabajo II (extremidad inferior) (4%); dolor y limitación funcional en codo derecho (por epicondilitis crónica, con limitación en la flexión) (Rx codos 06.06.10: s/p) (agente: posiciones forzadas y gestos repetitivos en el trabajo I 8 extremidad superior) (3%), factores de ponderación edad: edad 2% y limitación intermedia para realizar tareas habituales 15%”, lo que le produce una minusvalía laboral parcial y permanente del 21,06% de la T.O. Certificado Médico otorgado por el Dr. Marcos Daniel Baracalle, M.P.: 26322/1. Dice que el referido daño tiene un nexo evidente de causalidad y/o concausalidad, entre el daño referido y el cumplimiento de su débito laboral, que le ha generado su estado de enfermedad profesional. Manifiesta que de acuerdo a los fundamentos de hecho, derecho, médicos y técnicos que expone, padece un cuadro patológico determinante de una incapacidad laboral provocada por las tareas realizadas del modo y condiciones impuestas por su empleadora durante periplo laboral. Que como consecuencia de la incapacidad que porta se encuentra en una concreta situación de menoscabo, con dificultades e impedido para desarrollar plenamente sus funciones vitales y laborativas, lo cual implica un serio obstáculo para llevarlas a cabo, limitando no sólo su potencialidad productiva sino también las proyecciones de su persona en lo individual y social. Plantea la aplicación del decreto 1694/2009 e Inconstitucionalidad del art. 12 de la LRT, exponiendo sus fundamentos a los que me remito en honor a la brevedad. Formula reserva de Caso Federal. A fs. 45, obra el acta de la audiencia del art. 50 de ley 7987 (LPT), a la que comparecen las partes. En dicho acto procesal los comparecientes no se avienen, por lo que el actor se ratificó de su demanda, y el accionado, contestó la misma conforme las razones de hecho y derecho que expresa en su memorial de contestación (fs. 35/44). Plantea defensa de falta de acción y rechaza planteo de inconstitucionalidad, exponiendo sus fundamentos a los que me remito en honor a la brevedad. Manifiesta que en lo que hace a los hechos alegados, al ser su parte ajena a la relación laboral entre la actora y su empleador y ante el imperativo procesal instituido en la ley de rito desconoce y niega todo aquello que no es objeto de expreso reconocimiento en el presente responde. Niega por no constarle a su mandante que la actora se desempeñara en relación de dependencia laboral desde 26/09/1998, con sujeción horaria de 168 horas mensuales, realizando una o una hora y veinte minutos extras, atento a que su mandante sólo lo une con la firma Ciudad de Córdoba SACIF, un contrato de seguro en el marco de la LRT, no conociendo horario de los empleados que allí prestan tareas. Niega que el actor percibiera la suma de pesos Cuatro Mil ($ 4.000) o pesos Cuatro Mil seiscientos ($ 4.600) de remuneración computable. Asimismo niega que el IBM sea el que imputa en la planilla especifica de montos y rubros elaborada por el actor. Niega por ser ajena y no constarle a su representada, la mecánica así como todas y cada una de las tareas relatadas por el actor en esta demanda en responde. Niega, que el actor haya prestado labores realizando tareas de conductor guarda según convenio colectivo de UTA y que éstas hayan consistido en la conducción de ómnibus, atención de tránsito vehicular y peatonal y control del interior del pasaje. Niega por ser ajeno a su representada que las tareas desarrolladas por el actor a las órdenes de su empleador le hayan exigido esfuerzo físico y la realización de tareas pesadas, la adopción de posiciones repetitivas, viciosas, e incómodas. Niega que al actor no se le hubiese provisto de médicos técnicos y materiales de protección acordes a las tareas prestadas al servicio de su empleador y para la prevención de riesgos en los procesos y operaciones de trabajo. Niega que su parte deba suma alguna al actor, en especial la reclamada en demanda. Niega que al monto reclamado deba sumársele intereses, costas o algún tipo de actualización. Niega que su mandante haya incurrido en silencio, pues contestó en tiempo y forma propios la denuncia del actor mediante carta documento remitida al domicilio indicado por éste en su comunicación, haciéndole saber que la dolencia denunciada no encontraba cobertura por no encontrarse prevista en el listado de enfermedades profesionales integrante del régimen de riesgos de trabajo. Dice que para el hipotético e improbable supuesto en que VE hiciere lugar a la acción incoada por la contraria y condenare a su representada a abonar las prestaciones dinerarias fijadas por la ley 24.557, no habiéndose producido el hecho que confiere al trabajador el derecho a percibir las prestaciones que fija la ley (dictamen de comisión médica que declare la existencia de una enfermedad profesional y fije un porcentual de incapacidad laborativa) y lo establecido por la resolución SRT 104/98, su mandante sólo incurriría en situación de mora y devengarían intereses a favor del actor una vez transcurridos quince (15) días de la fecha en que se notificara la sentencia (que supliría el dictamen de la Comisión Médica) y quedara firme y consentida la misma. Niega que su representada adeude suma alguna a la parte actora, por algún concepto contenido dentro de la LRT. Rechaza, niega e impugna la supuesta incapacidad laborativa del orden del 20,80% de la TO, que se habría determinado respecto del actor así como que en todo caso que la misma se origine en enfermedades de carácter profesional y/o que sea su representada quien deba responder. Rechaza e impugna las patologías que el actor sostiene padecer, así como, en todo caso la relación de causa-efecto pretendida. Impugna y rechaza los cálculos efectuados por la actora en la demanda a los fines de determinar la supuesta incapacidad sufrida por no ajustarse a derecho, a formula alguna ni a la realidad de los hechos. En definitiva impugna y rechaza el improcedente monto pretendido de pesos treinta y siete mil cuatrocientos cuarenta ($ 37.440). Niega que el actor perciba la remuneración mensual que denuncia y que toma como base para efectuar los cálculos de su supuesta acreencia. Hace reserva del caso federal. Que abierta a prueba la causa, la parte actora la ofreció a fs. 56/62, la cual consiste en: confesional, documental-instrumental, reconocimiento, exhibición, pericial médica, pericial técnica, contable, testimonial, informativa y presuncional; y la parte demandada la ofreció a fs. 63/65: confesional, testimonial, documental, exhibición, informativa, pericial médica. Diligenciadas las pertinentes ante el juzgado de conciliación interviniente, los autos fueron elevados a esta Sala y celebrada la vista de la causa (fs. 285 y 319), la parte actora planteó la inconstitucionalidad del art. 17 inc. 5 de la ley 26.773 y la aplicación inmediata de las mejoras introducidas por los arts. 3 y 17 inc. 6 de dicho cuerpo normativo, lo que fueron contestados por la demanda, solicitando el rechazo de la retroactividad normativa requerida, tras lo cual los mismos quedaron en condiciones de dictar sentencia.-----------------------------------------------------------

  1   2   3   4

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Toledo esteban alberto c/ mapfre argentina art s. A – ordinario enfermedad accidente (ley de riesgos) expte n° 161325/37 iconAnexo jurisdicción en la Ley de Promoción de la Amazonía – Ley N° 27037, Art. 3°

Toledo esteban alberto c/ mapfre argentina art s. A – ordinario enfermedad accidente (ley de riesgos) expte n° 161325/37 icon“cena, gaston aldo matias c/ superior gobierno de la provincia de...

Toledo esteban alberto c/ mapfre argentina art s. A – ordinario enfermedad accidente (ley de riesgos) expte n° 161325/37 iconComentario sobre el fallo: Expte. 92. 873/2002 “B., S. E. y Otra...

Toledo esteban alberto c/ mapfre argentina art s. A – ordinario enfermedad accidente (ley de riesgos) expte n° 161325/37 iconArt. 1º Cc "La ley es una declaración de la voluntad soberana que,...

Toledo esteban alberto c/ mapfre argentina art s. A – ordinario enfermedad accidente (ley de riesgos) expte n° 161325/37 iconLiteratura + enfermedad = enfermedad 60

Toledo esteban alberto c/ mapfre argentina art s. A – ordinario enfermedad accidente (ley de riesgos) expte n° 161325/37 iconDe la Medicación
«enfermedad» significa que no podemos ser felices con lo que somos, que uno no puede acep­tar lo que es. Es la propia enfermedad...

Toledo esteban alberto c/ mapfre argentina art s. A – ordinario enfermedad accidente (ley de riesgos) expte n° 161325/37 iconLa República Argentina permite los matrimonios entre personas del...

Toledo esteban alberto c/ mapfre argentina art s. A – ordinario enfermedad accidente (ley de riesgos) expte n° 161325/37 iconArt Hotel, es el nuevo concepto de espacio vivencial que trasciende...

Toledo esteban alberto c/ mapfre argentina art s. A – ordinario enfermedad accidente (ley de riesgos) expte n° 161325/37 iconLeí la noticia del accidente en el periódico. (leer) María leyó

Toledo esteban alberto c/ mapfre argentina art s. A – ordinario enfermedad accidente (ley de riesgos) expte n° 161325/37 iconRepaso para examen de unidad (Ley Foraker, Ley Jones, Caps. 19-21)






© 2015
contactos
l.exam-10.com