Desgrabaron Un monton de buenas personas






descargar 75.94 Kb.
títuloDesgrabaron Un monton de buenas personas
página1/4
fecha de publicación14.03.2016
tamaño75.94 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Ley > Documentos
  1   2   3   4
TEORICO Nº 15 28/11/2008

Desgrabaron…. Un monton de buenas personas

Bueno comenzamos chicos, buenas tardes, llegamos estamos acabando la cursada de psicopatología y ustedes saben que acabar es siempre algo bueno; así vamos terminando.

veíamos la clase pasada con cierta nostalgia también, la conceptualización de aquello que estaba en juego, de los llamados cuadros de Bordes, también llamadas neurosis que no son de transferencia, de detenimiento en un borde de la neurosis, fracaso del fantasma, es decir esa serie de casos que mencionábamos, bulimias, anorexias, impulsiones, adicciones, fenómenos psicosomáticos, ataques de pánicos, depresiones, es decir, esos nuevos, viejos síntomas o como decíamos en algún momento también síntomas de lo nuevo.

Haydee Heinrich la autora que mencionamos la clase pasada, nos decía que lo que estos cuadros tienen en común es aquello localizable a nivel, decíamos de una modalidad, de un estilo de actino out, de un trauma infantil no reprimido y de las dificultades hallables en el establecimiento de la transferencia. Otros analistas lacanianos, dentro del grupo de analistas lacanianos que con mayor rigurosidad han intentado producir una formalización de estos cuadros, encontramos también a Silvia Amigo, que es la autora de dos de los trabajos que ustedes tienen que leer para esta unidad, aquel que habla que significa psicoanaliticamente comer y el que habla del análisis de los bordes. Silvia Amigo partiendo del modo que lacan define a las estructuras clínicas intenta poder anotar la escritura estructural del caso fracaso del fantasma, que esa, el fracaso del fantasma es la vertiente que ella acentúa en la lectura de estos cuadros, en esta serie de cuadros de los que venimos hablando.

Es decir si nosotros trabajamos hoy estos intentos de escritura, d formalización de los cuadros de fracaso del fantasma, estamos a nivel de los mecanismos constitutivos, no es cierto? es decir estamos en el nivel de las explicaciones psicopatológicas de la clínica en la que estamos trabajando.

¿Cómo se definen las estructuras clínicas? lacan va a describir de un modo grafico, ordenamiento que el lleva a cabo de extraordinaria obra de freud, él decía yo hice jardín a la francesa con las vías abiertas por Freud, ¿Qué es este jardín a la francesa? a lo mejor alguna vez ustedes vieron los jardines de Versalle, por ejemplo, y habrán visto que so de un orden y de una simetría y de una prolijidad extrema. Entonces jardín a la francesa es lo que hizo lacan con la obra de Fraude, es decir, tendió las líneas lógicas de la obra de Freud rescribiéndolas en su lectura al maestro vienes.

Entonces haciendo jardín a la francesa lacan va a decir, que las estructuras se distribuyen por la tramitación que en cada una de ellas se haga de el Nombre de Padre (de ahora en adelante NDP), y que es el NDP? bueno, digamos que en principio es una cuestión que nos remite a una función del lenguaje, es decir nosotros sabemos que un niño viene al mundo, que por n tiempo ese niño no habla, le hablan y sabemos que la incorporación del lenguaje es una compleja trama, incorporación que de ningún modo esta asegurada, por ej. Pensemos en el autismo, ¿no es cierto? ¿Que significa como operación la incorporación del lenguaje? como operación, la incorporación del lenguaje hace entrar el lenguaje en un sujeto y sabemos, por que lo hemos estudiado en psicoanalítica III, que la incorporación del lenguaje expulsa en ese acto el goce de la cosa, dice lacan. fíjense que nosotros podríamos decir, que hay un gran poeta nuestro, Borges que ha sabido decir de un modo admirable esta cuestión del aforismo lacaniano, la palabra mata la cosa o la palabra es el asesinato de la cosa. Hay un bellísimo poema de Borges que se llama “el otro tigre”, en el que Borges describe minuciosamente el tigre y advierte, mientras va describiendo al tigre, que el tigre que el describe una vez descripto ya no es el mismo tigre vertebrado que paseaba por la selva, digamos. Dice algo así como que el hecho de nombrarlo y conjeturar sus circunstancias lo hace ficción del arte y no criatura viviente de las que andan por la tierra; es decir mientras el describe la aventura insensata y antigua que hace que uno siga buscando el tigre vertebrado, el tigre que anda como puro animal en la selva, se ha perdido este tigre, se ha perdido justamente al ponerlo en el verso, se ha perdido el tigre como cosa, el goce de cosa. Pero justamente porque uno lo ha perdido es porque sigue hablando ¿no es cierto? y escribiendo sigue volviéndolo a perderlo una y otra vez.

Es por esta posibilidad de escritura, por esa posibilidad de trazo poético que en ultima instancia tenemos todos, todos estamos todo el tiempo perdiendo la cosa mientras vamos hablando, es por esta posibilidad de escritura que podríamos decir, se produce una especie de rotación económica libidinal, en donde es expulsado el goce de la cosa, adviene la posibilidad del goce de la palabra, es decir de un goce fuera del cuerpo.

Ahora si por el mero hecho de hablar un sujeto expulsa el goce de la cosa ¿para que necesita el NDP? fíjense lacan en su seminario RSI (real, simbólico e imaginario), lo dice muy bien, dice que el sujeto necesita tener no solo la perdida sino también una marca, una idea sensible de la perdida, necesita una marca que oriente esa perdida; esa marca, ese trazo, esa muesca, dice lacan que orienta la perdida es el NDP. Este pone al sujeto en posesión de esa marca, de una marca que lo oriente en la imposibilidad del goce de la cosa, entonces la imposibilidad esta además sancionada como prohibición.

En la psicosis no hay en este sentido realización del incesto pero si hay forclusión de esa marca. Esta forclusión no se pone de manifiesto solamente en el plano único de la carencia de ese trazo, en el escrito lacaniano “de una cuestión preliminar” lacan para describir la estructura psicotica plantea que el NDP esta la estructura psicotica subcero forcluido, como podríamos describir nosotros siguiendo a Silvia Amigo la estructura psicotica: Po + Phio.

La estructura psicotica nos indica el NDP, subcero forcluido y el significante falico. En ese escrito de los primeros tiempos lacanianos, ya lacan nos da a entender claramente, que se necesita un desdoblamiento de los tiempos de la estructura.

¿Qué quiere decir forclusión del NDP? quiere decir que al estar forcluido el NDP esto hace inadvertirle al sujeto la castración falica, es otra forma de decir que se a producido la forclusión del NDP. Entonces va a decir lacan que la forclusión del NDP, hace inadvertirle la castración falica, haciendo inviable para el sujeto argumentar(ahora voy a explicar que voy a decir) argumentar a la función del falo simbólico, haciendo inviable la función del falo simbólico.

Primera cuestión, que quede claro que no se trata a la estructura de un solo tiempo, sino de una operación de estructuración sino de al menos dos. El sujeto psicotico es un sujeto del lenguaje, pero no tiene a su cuenta la marca de la pérdida de goce, ¿por qué? porque esta forcluido el NDP: y por ende se le torna inalcanzable va a decir lacan la posibilidad de argumentar el ste falico. Por eso en la psicosis, vamos a constatar el fenómeno visible Schreber, que ya describían los psiquiatras franceses mucho tiempo antes que lacan, la transexuación, es decir esa incoercible necesidad a ese varón de transformarse en la mujer de dios. no se trata de perversión, se trata de un empuje estructural a la psicosis, por el hecho de no poder argumentar el ste falico que es el que otorga valor de varón o de mujer, y por eso ya desde la psiquiatría francesa se denominaba esa imposibilidad estructural, se denominaba empuje a la mujer.

Decíamos no se trata de perversión ¿Por qué? porque lo que opera como mecanismo fundante de la estructura del sujeto perverso, sabemos que es la VERLEUGNUNG (desmentida)o renegación de la marca del NDP. El sujeto cuenta con la marca, pero en la estructura esta la chance de renegarla. Ustedes ya lo saben a esto por qué? porque ya lo estudiamos incluso en freud ¿Cuándo? cuando estudiamos el fetiche. Esa situación particular en donde freud nos mostraba con el ejemplo del fetichista, que frente a la percepción intolerable de la castración, coloca el fetiche que la reniega, y entonces nos encontramos con aquella afirmación de freud: que el fetiche es a la vez aquello que reniega la castración, pero tb es el monumento conmemorativo de la castración. Esa sensación que da el perverso de soberbia de astucia suprema, podemos vincularla a esta chance de su estructura de contar, pero también en algunos momentos, digamos, como que esta sometido a la marca, y en algunos momentos puede con esa marca renegarla.

De todas maneras nosotros sabemos cuando hablamos del fantasma de la perversión no hay unión del objeto con el sujeto y tampoco el perverso es AMO, ya que no está en control de hacer aparecer un costado u otro de su estructura.

Ahora la castración fálica es crucial en su consecuencia estructural, implica que el NDP tiene que ser traducido en términos del ste fálico, y que además eso afecta al cuerpo, por ejemplo Schreber.

El ste fálico en ese sentido no puede prescindir de una articulación con el cuerpo, y es esto a lo que lacan llama hacer argumento a la función fálica. Argumentar es un término de la matemática, ¿Qué quiere decir argumentar en lógica matemática? quiere decir, implica someterse a una función…..

Entonces, Lacan nos da una precisión, digamos, una puntualización muy precisa. Y dice: “el órgano se eleva al significante fálico”. Nosotros podríamos decir: pene y falo, justamente, por ser elementos diferentes y discontinuos, es que pueden y deben encontrar una articulación. Las operaciones psicóticas o perversas de tramitación del significante fálico, nos muestran sus consecuencias en el cuerpo. Nosotros podríamos decir que Schreber imagina, en ese fenómeno de empuje psicótico a la mujer, su eviración, su emasculación. Es decir, va a erradicar un órgano que no lo puede elevar a la dignidad de significante fálico. Y qué pasa con la escritura de las neurosis? Nosotros sabemos que en las neurosis el mecanismo fundacional es la represión del NOMBRE DEL PADRE. Represión que va a fundar su eficacia. Y qué significa reprimir una marca, la marca de la represión?

Fíjense, Lacan utiliza para hablar de eso lo que él llama “el apólogo de la célebre historia de Robinson Crusoe” (el de la isla). Y él dice lo siguiente: Cuando Viernes, el otro habitante de la isla, posa un pie en la arena de la isla de Robinson Crusoe, va a dejar una huella a su paso. Y dice Lacan, cuando Robinson borra con un gesto, va a pasar esa huella a la categoría de significante. Digamos, esa huella, es huella significante en el momento en que se produce ese borramiento. El borramiento, digamos, es la acción del sujeto que al borrar la huella pasa al significante, es decir, la pasa al inconsciente.

En la neurosis hay pasaje al ICC del NOMBRE DEL PADRE, vía la represión fundante. Desde el nódulo del ICC, el NOMBRE DEL PADRE va a operar, dice Lacan, como punto de capitón que va a permitir que el discurso se dirija hacia algún lugar. Es decir, constituyendo un punto de atracción de las asociaciones.

Pero que haya anotación de P (podríamos decir), imposible de renegar para un neurótico, indica además que para ese va a haber advertibilidad subjetiva de la castración fálica. Porque está esa marca es que puede además ingresar la eficacia del significante fálico. Ese significante al que el sujeto le va a hacer argumento de distintas maneras. El sujeto que devendrá varón va a hacer argumento como todo al significante fálico, varón, todo fálico. Y una mujer va a argumentar como no todo fálico. Es decir, volvemos a ver que esto implica poner en juego un asunto de cuerpo.

Nosotros podríamos decir ¿bastaría entonces para escribir la estructura de la neurosis, para formalizar la estructura de la neurosis sumar P + Phi mayúscula? O sea, sumar NOMBRE DEL PADRE más significante fálico?

Fíjense, al finalizar la obra de lacan, ustedes saben que lacan va a introducir lo que él llama “la equivalencia de los tres registros”. Ustedes saben que primero en la obra de Lacan aparece lo imaginario. Es todo aquello del estadío del espejo, de los dispositivos... Más adelante, ya freudiano, digamos, Lacan va a trabajar la primacía de lo simbólico. Y sobre el final de su obra, justamente allí en el seminario paradigmático donde aparece la equivalencia de los tres registros: R S I (REAL, SIMBÓLICO, IMAGINARIO). En R S I, Lacan va a volver a su primer amor, el registro de lo imaginario. Lo va a retomar pero no ya solamente como lo imaginario: lo especular. El imaginario del que se va a ocupar Lacan en sus últimos años es un imaginario que va a incluir, además, aquello que puede ser independiente del plano especular. Es decir, aquello que falta a la imagen, aquello que no podría ser nunca capturado por la imagen. Es decir, aquello que el sujeto puede incorporar como imagen propia de sí, independizándose, todo lo que un sujeto humano pueda, de la captura especular. Ustedes ya lo saben a esto, esto se llama castración imaginaria, es decir, aquel – (menos) phi que tanto nos hizo transpirar en psicoanalítica 3.

Ese agujero en lo imaginario deberá articularse de un modo específico con la castración fálica. (Ante las caras de desesperación que ve dice: les aseguro que van a entender bien todo esto. Todo lo que acabo de decir lo pueden pensar con el caso clínico de la semana pasada).

Entonces, si la neurosis se funda en la represión de la marca del Nombre Del Padre y por esa vía hace advertible la castración fálica, entonces debemos interrogar a fondo qué cosa es la castración. Nosotros sabemos que Freud la planteaba desde los inicios como herida narcisística. Razón por la cual, evidentemente, está vinculada con el registro imaginario. Recuerdan que ya en la clase pasada usábamos aquella frase que tanto trabajábamos en la subversión del sujeto: la castración quiere decir que un goce debe ser rechazado para que pueda ser realcanzado en la escala invertida de la ley del deseo. Es decir que la castración, segundo movimiento de la constitución de una neurosis, tiene a su vez un desdoblamiento (represión – castración). Tiene un desdoblamiento: un goce debe ser rechazado para luego ser alcanzado.

Es decir, no estará concluida la eficacia de la castración hasta que el sujeto no encuentre un modo de recuperar el goce. Pero no cualquiera, sino en la escala legal de la ley del deseo.

Entonces, el sujeto neurótico va a jugar su suerte en la estructura según lo que pueda hacer con el goce pulsional. Es decir, con lo que la pulsión reclama de goce perdido. A esta demanda de goce el sujeto va a tener que ponerle la marca de la prohibición que da el Nombre Del Padre. Es decir, que además de ser imposible, debe estar prohibido satisfacer a pleno esa demanda de goce. Y eso lo indica la marca que añade a lo imposible, la prohibición.

Nosotros dijimos...risas de desconcierto... bueno, esto, lo que vengo diciendo ya desde la clase pasada que, para que la castración realmente confirme su eficacia, se tienen que producir estos dos tiempos, no es cierto? El goce debe ser rechazado pero también tiene que haber posibilidad de recupero. Y del modo en que se juegue ese asunto, digamos, de la pérdida de goce pero también del recupero de goce, va a ser la suerte de la estructura neurótica. Tiene que haber imposibilidad, ya hay, en lenguaje mata la cosa, pero también una marca que oriente la prohibición.

Para cumplir este segundo requisito, es decir, para que además de ser realcanzado goce, lo sea en la escala invertida de la ley del deseo, el sujeto va a tener que llevar a cabo algunas operaciones.

Cómo llega el sujeto a la ley del deseo? Cómo es que éste accede a esa capacidad? Tiene que haber un pasaje de lo pulsional a lo deseante. Segundo piso del grafo del deseo, estoy todo el tiempo hablando del segundo piso del grafo.

Al deseo quién lo sostiene? EL FANTASMA. Alguna operación sobre el campo pulsional ha de permitir a la pulsión darse un objeto, que en el fantasma oriente el impulso en el sentido legal del deseo. A ver... la pulsión carece de objeto, ejemplo paradigmático de Freud: labios que se besan a sí mismos. Pero, en el fantasma sí hay un objeto, objeto que va a sostener la división deseante del sujeto. Fórmula del fantasma sujeto barrado losange a, o sea, hay un objeto que sostiene la división deseante del sujeto.
  1   2   3   4

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Desgrabaron Un monton de buenas personas iconMuy buenas tardes, Compañera; Compañer@s que trabajamos al servicio...

Desgrabaron Un monton de buenas personas iconLa Cábala es la forma en que la Torá expresa el funcionamiento del...

Desgrabaron Un monton de buenas personas iconBuenas Nuevas sitio

Desgrabaron Un monton de buenas personas iconBuenas Nuevas sitio

Desgrabaron Un monton de buenas personas iconBuenas Nuevas sitio

Desgrabaron Un monton de buenas personas iconLas Buenas Nuevas de Restauración

Desgrabaron Un monton de buenas personas iconTerremoto para las buenas costumbres

Desgrabaron Un monton de buenas personas iconHola buenas tardes nosotros somos el equipo numero 1

Desgrabaron Un monton de buenas personas iconExpresión Corporal y Buenas Prácticas ef jerez, febrero de 2015

Desgrabaron Un monton de buenas personas iconEsta dedicatoria se la dedico a Gerardo fuentes y también a todas...






© 2015
contactos
l.exam-10.com