El día de los trífidos de John Wyndham






descargar 16.79 Kb.
títuloEl día de los trífidos de John Wyndham
fecha de publicación08.06.2015
tamaño16.79 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Ley > Documentos
Club de Lectura: Libro de Septiembre 2005.

Disponible en: http://www.espejosdelarueda.org/article186.html

EL DÍA DE LOS TRÍFIDOS de John Wyndham

Uno de los motivos que impulsaron la creación del Club de Lectura fue la posibilidad de "revisitar" libros clásicos de fantasía, ciencia ficción o terror, que han resultado determinantes en el devenir del genero, y de esta manera volver a disfrutar con su lectura y tener la oportunidad de debatir con otras personas las sensaciones e ideas que la lectura ha vuelto a revivir en nosotros. Pero también se trataba de descubrir esos "clásicos" que durante tanto tiempo nos han eludido y de esta manera "obligarnos" a dedicarle un tiempo a indagar que podía ofrecernos su lectura. Para mí la relectura de La Fuerza de su mirada fue un ejemplo de lo primero, y la primera lectura de El día de los trífidos, la ocasión de descubrir por primera vez un clásico que llevaba eludiéndome demasiado tiempo. Y he de decir que en absoluto me ha decepcionado, al contrario he descubierto una novela que merece estar al lado de otro clásico singular del género, Soy Leyenda, de Richard Matheson. Ahora no es el momento de buscar similitudes y diferencias entre ambos libros. Bastara comentar que El día de los trífidos es mucho más que una novela de ciencia ficción de los años cincuenta, en sus paginas se intuyen muchas más preocupaciones y con mayor calado de las que aparenta la situación apocalíptica que vive en ella el género humano. Es precisamente una honda reflexión sobre la naturaleza humana, una reflexión social y política sobre la locura que atormentó el mundo occidental con los inicios de la guerra fría, tras la debacle de la segunda Guerra Mundial... pero, también es una novela mas que entretenida, cuya lectura se desliza con una enorme facilidad y que nos hace disfrutar como pocas de la mejor ciencia ficción en estado puro.

El Autor

John Wyndham Parkes Lucas Beynon Harris nació el 10 de julio de 1903 en Knowle, WarwickShare, se caso en 1963 con Grace Wilson y falleció en 1969. Para empezar deberíamos destacar que es uno de los pocos autores de ciencia ficción que logró en esa época saltar las barreras del género y llegar a todos los públicos. Comenzó a escribir relatos en 1931, aunque seria después de la segunda guerra mundial cuando empezó a popularizarse su obra. Posiblemente debido a que su visión apocalíptica del mundo que continuaba donde lo había dejado H G Wells. La década de los cincuenta con la guerra fría fue uno de los más claros ejemplos del miedo que sentía el ciudadano común ante el juego de ajedrez que estaban jugando las potencias, y donde ellos se sentían como peones cuyo sacrificio sería inmediato si se producía cualquier error. La catástrofe nuclear pesaba como la Espada de Damocles sobre el mundo en aquellos comienzos de la guerra fría, y eso se reflejaba especialmente en muchas de las novelas de ciencia ficción de la época y en el incipiente cine del género.

John Wyndham era el hijo de un abogado, después de intentar diversas carreras, que incluyan ser granjero, el ejercicio de la ley, arte, publicidad, etc, empezó a escribir relatos cortos a finales de los veinte, primeros años treinta. Después de servir durante la guerra en el servicio civil y el ejercito retomo en la década de los cuarenta su carrera como escritor. El llamaba a la ciencia ficción que escribía, "fantasía lógica".
Análisis y comentarios

El día de los trífidos es una novela clásica de ciencia ficción. Podríamos debatir desde que punto de vista podemos considerar a una novela clásica o emblemática de un género, y posiblemente sería complicado llegar a un acuerdo total sobre ello. Así que lo mejor es coincidir en datos más objetivos como es la influencia que esta novela y su autor supuso en su momento y la importancia que grandes escritores y autores le han dado, no siempre positivamente, como veremos más adelante y en ese sentido esta novela cumple plenamente con el requisito. Aun así parece necesario resaltar que los mayores conocedores de la obra del autor suelen "quejarse" de la repercusión de la misma, frente a otras novelas o relatos de Wyndham que les parecen más interesantes.

En un principio la temática, sobre todo para aquel que hubiera visto la película del 62 con los pobres efectos especiales y centrada en los trífidos, podría casi ser el de una novela "pulp" de la época que apenas se diferencia de otras en las que arañas gigantescas arrasan el mundo ( por cierto curiosamente un argumento que tiene que ver con su novela Web, aunque como casi todas las novelas de este autor, hay mucho más de lo que aparenta) o cualesquiera monstruos gigantes aterrorizan a la gente, en muchos casos debidos a los hasta entonces desconocidos efectos que podría tener la radioactividad. Pero como veremos, es eso... y mucho más.

A pesar de las buenas opiniones que había leído, me sorprendió lo que encontré en esta novela. Sobre todo pensando en la época en la que esta escrita. Soy Leyenda tiene una profunda visión pesimista, centrada sobre todo en el aspecto psicológico de la soledad y la exclusión del "otro", del extraño, de lo "anormal", dando una vuelta de tuerca magnifica al concepto de "normalidad". Aquí la atmósfera vuelve a ser de un gran pesimismo, pero en esta ocasión, lo más brillante no es el dibujo psicológico de los personajes -para ser honestos esto es lo más flojo de la novela, por ejemplo la relación entre Masen y Josella nunca termina de funcionar, y otros personajes deambulan con cierta frialdad por la novela- sino los aspectos sociológicos y éticos que están de trasfondo en la novela y que no dan una visión nada positiva del ser humano. Incluso en su reconstrucción de un "nuevo mundo", que aparentemente puede dar la oportunidad de crear esa utopía siempre presente en las "buenas intenciones" tras una catástrofe brutal, de "volver a empezar".

El día de los trífidos coincide con Soy Leyenda y con otras muchas novelas y películas de ciencia ficción de los años cincuenta y primeros sesenta en el reflejo de una honda preocupación por la situación política. Y sin duda, cada una a su manera, denuncia la locura a la que la guerra fría y la ambición de las potencias están llevando. Tener todo el día el dedo en el gatillo, solo puede llevar a que un día queriendo o no, este termine accionándose. Y eso era algo que se palpaba en la sociedad americana de la clase media, todos los días de esas décadas.

En realidad el "meollo" de la cuestión, denuncias políticas de la situación de guerra fría al margen, no está como he comentado en lo aterrador de los trífidos (que es una metáfora tanto de cómo la naturaleza se vuelve contra el hombre que la esta destruyendo y manipulando, como se adelanta en denunciar posibles excesos en la manipulación genética de la misma, algo que en esa época solo podía intuirse muy levemente, a pesar de la plena actualidad que encontramos en nuestra época.). Pero retomando el hilo, en realidad en lo que se centra el autor es en cómo reaccionaria la humanidad ante una catástrofe de este tipo. Individual y colectivamente. En la novela vemos diferentes alternativas; después del desconcierto inicial de la catástrofe, aquellos que mantienen la vista mantienen diferentes visiones en su intento de reconstruir el mundo, incluso "compitiendo" en diferentes formas de gobernar los "restos" y diseñar el futuro. Algunos creen que ciegos y aquellos que aun ven pueden trabajar conjuntamente-aunque sea en cierta medida esclavizando a los que ven, otros piensan que eso solo alargaría el sufrimiento, algunos piensan en organizaciones feudales, creando una especie de nuevos siervos, otros en direcciones más o menos rígidas, dedicadas a primar factores como el mantenimiento de los conocimientos y la procreación de la especie, frente a "antiguos prejuicios éticos o morales". En cierta medida el autor mantiene abierta la viabilidad de varias de estas maneras de afrontar el hecho, aunque claramente se decanta por algunas... y desde luego en todas ellas no suele darse una visión muy positiva y optimista de la solidaridad de los seres humanos.

Sin desvelar mucho más, os aconsejo a este respecto estar muy atentos a los discursos iniciales de Coker, sobre todo el que realiza frente a la universidad, y los comentarios que después mantendrá con Masen sobre el fracaso de sus "buenas intenciones", y la manera de intentar mantener una comunidad unida.

Aparte de algunos paralelismos con la obra o intenciones de algunas novelas de H G Wells, algunos críticos han querido ver en esta novela -acertadamente en mi opinión- un interesante debate con argumentos que ya desarrolla Wells, como es la necesidad de un "amor libre" frente al tradicional concepto del matrimonio "judeo cristiano" en el caso de una catástrofe de este tipo. Un punto curioso que puede dar lugar a debates interesantes.

Antes he comentado que la repercusión de este libro y de este autor no se refleja únicamente en positivo, sino que también ha recibido críticas por parte de otros posteriores autores, más actuales. Por ejemplo Christopher Priest resumió muy bien estas críticas al comentar que el trabajo de Wyndham muestra a un "maestro en reflejar la catástrofe de las clases medias". Mientras que Brian Aldiss denunció la falta de ideas de los libros a pesar de la "facilidad con la que se desliza su lectura". En las manos de los lectores esta juzgar el grado de razón que estos excelentes autores tienen, en mi opinión, me parece una crítica excesivamente dura. Desde luego, lo que sí parece destacarse es la capacidad para crear una atmósfera "real" de una catástrofe inminente, y no olvidemos que eso era una posibilidad no muy lejana en aquella época. Recordemos la etiqueta que le gustaba usar para referirse a su trabajo: "fantasía lógica".

Como respuesta a los comentarios de Aldiss y Priest, entre otros, sobre la falta de ideas del trabajo en general de Wyndham, y en particular de El Día de los Trífidos, hay un excelente articulo de L J Hursh, publicado en 1996 en VECTOR The Critical Journal of the British Science Fiction Association, donde responde en base a tres puntos a estas afirmaciones:

En primer lugar las ideas sociológicas y éticas que empiezan a debatirse en la conferencia de la universidad y los planteamientos que subyacen a las diferentes comunidades que llegan a establecerse y que vemos son discutidos por Bill Masen y Josella en más de una ocasión; tenemos la manera en la que la comunidad cristiana es barrida por la plaga, entre otras cosas debido a su manera de organizarse, tenemos la organización feudal que pretende organizar Torrence, y finalmente las características de la comunidad de la isla de Wight. Todas estas formas de organización se debaten a niveles explícitos e implícitos a lo largo de toda la novela.

En segundo lugar tenemos los aspectos "morales" del mantenimiento de la ley y del orden, que en muchos casos han sido "barridos" por la catástrofe. El protagonista, cuya actuación es vista desde un punto de vista "decente", no duda en asesinar e incluso ayudar al suicidio. Todo esto fue muy polémico cuando la novela se publicó. De hecho y como caso curioso, hay muchos más muertos y asesinados debido a las actuaciones de los humanos que de los trífidos. Lo que parece claro que subyace en la narrativa, es la manera en que en determinadas circunstancias las leyes "normales" y la "ética" convencional quedan destrozadas. Yo reconozco que esto es algo que me produjo bastante desazón a la hora de leer la novela, y desde luego no comparto el punto de vista del autor, pero si que creo que alienta debates interesantes.

Además de todos estos aspectos Hurst hace referencia a los análisis que en la novela se realizan sobre la confrontación entre las potencias en campos no solo militares, sino tecnológicos de cara a una guerra económica, que habría llevado a la creación de los trífidos.

Para finalizar simplemente remarcar que esta novela es en mi opinión un clásico de la ciencia ficción que resulta imprescindible leer y conocer, y que además nos provee de un material muy interesante, no solo de manera anecdótica para conocer los miedos que subyacían en el subconsciente de esa clase media de los años cincuenta, sino que también puede decirnos mucho sobre nuestra situación hoy día. Y ayudarnos a debatir, como hacen los protagonistas en varias ocasiones, sobre aspectos éticos, políticos y sociológicos muy interesantes de cara a conocer nuestra propia "naturaleza". Y el libro provee de un buen arsenal de argumentos para posicionarnos, a favor, en contra... o aportar otros diferentes.

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

El día de los trífidos de John Wyndham iconBottleneck John “All Around Man”. Opus 3, 2013. Músico e intérprete...

El día de los trífidos de John Wyndham iconPeli: “La guerra que no ves”, de John Pilger. Un documental de los...

El día de los trífidos de John Wyndham iconDía 2 no es feriado pero se celebra el día de todos los difuntos

El día de los trífidos de John Wyndham iconEl día 6 celebramos el día de la Constitución Española. Es el libro...

El día de los trífidos de John Wyndham iconLa cuestión de cómo y cuándo el primer día de la semana (el domingo)...

El día de los trífidos de John Wyndham iconHace hoy dos años que murió mi padre. Era un día frío. De invierno....

El día de los trífidos de John Wyndham iconSinopsis En Nueva York, John Wick, un asesino a sueldo retirado,...

El día de los trífidos de John Wyndham iconEl primer miércoles del mes era un día terrible. Así, con mayúsculas....

El día de los trífidos de John Wyndham iconEl primer miércoles del mes era un día terrible. Así, con mayúsculas....

El día de los trífidos de John Wyndham iconPrograma por el cual los estudiantes de la Institución Educativa...






© 2015
contactos
l.exam-10.com