La república autoritaria línea de Tiempo: 1831 1841 1851 1861 Gobierno de Gobierno de Gobierno de






descargar 56.45 Kb.
títuloLa república autoritaria línea de Tiempo: 1831 1841 1851 1861 Gobierno de Gobierno de Gobierno de
fecha de publicación06.01.2016
tamaño56.45 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Ley > Documentos

LA REPÚBLICA AUTORITARIA




Línea de Tiempo:




1831 1841 1851 1861



Gobierno de Gobierno de Gobierno de

José Joaquín Prieto Manuel Bulnes Maunel Montt




1.- CARACTERÍSTICAS POLÍTICAS:
E


Presidente José Joaquín Prieto (1831-1841)


ste período recibe múltiples denominaciones, atendiendo a la interpretación de sus características políticas. Para algunos es el de “República Autoritaria o Autocrática” por las características que tuvo el Ejecutivo en el período, con amplias facultades. Para otros, es “República conservadora”, ya que fue este partido el que lideró a lo largo de todo el período. Atendiendo a la influencia que ejerció el pensamiento político de Diego Portales, también podría recibir la denominación de “Época Portaliana”.
Por otra parte, es importante recordar que podría recibir también la denominación de “Expansión Nacional” como se reflejó en el crecimiento territorial, cultural y económico que experimentó el país en aquel período.
Por último, considerando la disposición de la Constitución de 1833, que permitía la reelección presidencial, también podría llevar el nombre de la “Época de los Decenios”, ya que los mandatarios ejercieron el poder por dos períodos consecutivos.

2.- LA EXPANSIÓN DEL TERRITORIO
El territorio nacional tuvo como fronteras norte – sur, a lo largo del período colonial, el despoblado de Atacama y el río Biobío por el sur. Sobre esta base territorial se inició nuestra vida independiente cuyas fronteras sufrieron una serie de ajustes a lo largo del siglo XIX.
El proceso de expansión hacia el norte fue una muestra de los intereses mineros de todos aquellos que se vincularon a la explotación de los suelos del desierto mientras que la expansión austral presentó diversos matices ya que permitió varios frentes de penetración.
Si hacemos una visión cronológica de la expansión, es necesario que nos remontemos al período de la República Autoritaria, época en que este proceso se inicia definitivamente, cuando las condiciones de paz y prosperidad alcanzadas por Chile en estos decenios, permitieron a algunos gobiernos preocuparse de los asuntos territoriales.
2.1.- La expansión bajo el gobierno de Bulnes

Hacia el norte:



En 1842 este gobierno aprobó una ley que declaró propiedad chilena las covaderas (yacinmientos de guano) situadas al sur de Mejillones (paralelo 23° sur) concediendo permisos de exportación a compañías al sur de ese límite. Esta situación provocó la protesta del Gobierno Boliviano que desde su independencia ocupaba el litoral de Cobija, al norte de Mejillones y reclamaba los derechos al sur del paralelo 23°, hecho que desembocaría años más tarde en el conflicto de la Guerra del Pacífico.

Hacia el sur:



La ocupación del Estrecho de Magallanes se efectuó como consecuencia de las incursiones realizadas por el marino francés Dumont D’Urville en los mares antárticos, quien recomendaba a su gobierno hacer ocupación del estrecho y fundar una colonia francesa. Además en 1843, un buque inglés se había detenido en el estrecho y había hecho reconocimiento de la zona.




Presidente Manuel Bulnes


El gobierno encargó al intendente de Chiloé, don Domingo Espiñeira, la preparación de una expedición naval, para tomar posesión del estrecho. La goleta “Ancud” con una escasa tripulación al mando de Juan Williams y en la península de Brunswick, fundó el Fuerte Bulnes el 21 de septiembre de 1843, en lo que había sido la extinguida colonia de Puerto del Hambre.

Este mismo gobierno el año 1845 dictó la primera ley de colonización y en 1851 comenzará el proceso de instalación de inmigrantes alemanes en la región de Valdivia.

El año 1849 se fundó la ciudad de Punta Arenas, a 16 leguas del Fuerte Bulnes. Con esta fundación se consolidó la presencia de Chile en la región, ayudada por el crecimiento de la población de colonos, afluecia de extranjeros, intensificación del tránsito comercial tanto por el estrecho como por el Cabo de Hornos y el impulso a la crianza de ganado ovino.

2.2.- La Colonización Alemana
Fue bajo la administración del gobierno de Manuel Bulnes, que el ministro Manuel Montt apoyó el proyecto de colonización para el que se designó en calidad de agente a Vicente Pérez Rosales, quien tuvo la misión de escoger los terrenos más apropiados, talar los bosques y organizar el reclutamiento de los interesados en venirse a poblar la región.
Las posibilidades de traer colonos extranjeros a la región comprendida entre los ríos Toltén y el Golfo de Reloncaví, se prefirió a los de origen sajón porque se estimó que tenían más experiencia en las faenas agrícolas, que sabían aplicar la tecnología más moderna de Europa y eran más emprendedores.
Coordinó el proceso el científico alemán Bernardo Phillipi, quien reclutó y despachó el primer grupo de inmigrantes desde Alemania que llegó a Valdivia en 1851.
El gobierno chileno motivó la venida de los inmigrantes ofreciéndoles donación de tierras y oferta de créditos. Los inmigrantes debían ser conocedores del trabajo agrícola, aunque también llegó una considerable cantidad de artesanos, algunos de los cuales trabajaron la tierra y también continuaron sus oficios. Algunos de ellos tuvieron suficientes recursos para comprar más tierras que las ofrecidas por el programa oficial de colonización.
Junto a las actividades agrícolas y ganaderas, que eran el objetivo de la colonización, aparecieron una serie de agroindustrias: lecherías y derivados de la leche, fábricas de cecinas, de calzado, de cerveza y de alimentos elaborados. También aparecieron industrias madereras, aserraderos y astilleros. Destacaron entre estas a nivel nacional, las fábricas valdivianas de calzado y cerveza iniciadas respectivamente por los Rudloff y Andwandter.
Los colonos que iniciaron la colonización fueron alrededor de 4.000 y constituyeron un grupo más o menos cerrado que mantuvo sus lazos culturales a pesar de venir desde distintas regiones de Alemania.
Durante el propio gobierno de Manuel Montt se fundó en 1853 la ciudad de Puerto Montt y al año siguiente, Puerto Varas.





3.- LA GUERRA CONTRA LA CONFEDERACIÓN PERÚ – BOLIVIANA: PRIMER CONFLICTO INTERNACIONAL DE LA ÉPOCA REPUBLICANA (1837 – 1839)

ANTECEDENTES


L


Andrés de Santa Cruz


as relaciones entre Chile y Perú no habían sido precisamente cordiales una vez que ambos países se independizaron, por las siguientes razones:



  • la formación de una Confederación unida por Andrés de Santa Cruz, quien era un hombre poco confiable a juicio de Portales, ya que poseía un espíritu expansionista, que ponía en peligro la soberanía de Chile.




  • El deterioro de las relaciones entre Chile y Perú por problemas económicos. Se había decretado una verdadera guerra aduanera, ya que Perú había impuesto dificultades para la internación del trigo chileno. Chile a su vez hacía lo mismo con el azúcar que venía del Perú. A esto se sumaban los gastos que había ocasionado la independencia peruana, que a esa fecha seguían impagos.




  • La situación se complicó a causa de la expedición realizada en contra del gobierno de Prieto por Ramón Freire, exiliado en Perú desde el primer ministerio de Portales. El intento fallido de invadir el territorio le significó a Freire la pena de “extrañamiento” y fue a terminar sus días a Sydney, Australia.




  • Portales había enviado una expedición a cargo de Victorino Garrido al Callao, quien en una acción sorpresiva se apoderó de tres barcos de la escuadra peruana. Santa Cruz intentó llegar a un acuerdo con Garrido, el que fue desconocido por Portales.


El Congreso chileno autorizó la declaración de guerra y fue enviado a Lima en calidad de plenipotenciario Mariano Egaña con un ultimátum donde se exigía la disolución de la Confederación, el pago de la deuda anterior y la indemnización por los daños causados por la expedición de Freire. Como Santa Cruz no aceptara, Chile declaró la guerra a ambos países.




PRIMERA EXPEDICIÓN


Fue encabezada por Manuel Blanco Encalada. Se desarrolló entre los meses de septiembre y diciembre de 1837. Se produjo el desembarco en Arequipa y se ocupó esa posición. Estando allí se dio cuenta que no lograría el apoyo de los peruanos anticonfederacionistas. Santa Cruz logró obtener de él la firma del Tratado de Paucarpata, a causa de lo cual Chile se debía retirar de Perú sin haber conseguido nada.
La firma de aquel tratado provocó una airada reacción por parte del Gobierno chileno, que decide enviar una nueva expedición.


SEGUNDA EXPEDICIÓN


Esta camapaña estuvo a cargo de Manuel Bulnes quien enfrentó al enemigo en dos batallas: Matucana y Buin, con resultados indecisos.

A mediados del mes de enero de 1839 tuvo que enfrentar a las fuerzas de Santa Cruz en Yungay. Las tropas chilenas debieron vencer las dificultades en el Cerro Pan de Azúcar y el río Ancach, pero lograron vencer a duras penas las fuerzas de la Confederación.


4.- LA PROYECCIÓN ECONÓMICA DE LA REPÚBLICA AUTORITARIA

La Restauración de las finanzas bajo el ministerio de Manuel Rengifo


La situación descrita anteriormente, llevó al Ministerio de Hacienda a don Manuel Rengifo, comerciante y agricultor del grupo estanquero, de grandes iniciativas en materia económica que le permitieron reestructurar el Fisco chileno en corto tiempo. Entre la serie de medidas tomadas por este ministro se pueden mencionar:


  • Reorganización de la recaudación de impuestos: racionalizó el sistema existente, suprimiendo algunos, rebajando las tasas a otros, de modo que sin aumentarlos el Estado empezó a percibir un ingreso anual del orden de los 135.000 pesos. Esta reordenación de la economía permitió regularizar el pago de los sueldos de la administración y del Ejército, cubrir algunos gastos extraordinarios e incluso realizar algunas obras públicas.




  • A mediados de la presidencia de José Joaquín Prieto, el Estado había resuelto el problema de la deuda externa, contraida por el empréstito contratado en Londres.




  • Creó los “Almacenes Francos de Valparaíso”, donde los comerciantes extranjeros podían depositar sus mercaderías en tránsito hacia otros países sin pagar derechos de internación, sino un pequeño derecho de bodegaje. Esta medida hecha realidad por Portales como intendente de Valparaíso significó la expansión económica del puerto ya que el uso de los almacenes francos fue muy conveniente para los comerciantes europeos.




  • Fomentó medidas proteccionistas también para el cultivo del lino y del cáñamo y el fomento de la marina mercante nacional, institución a la cual se le entregó la función del cabotaje, es decir, la navegación entre los puertos nacionales.


Así como se ha descrito, es posible reconocer en la labor de Manuel Rengifo la reorganización de la Hacienda Pública.


La Recuperación de la Minería


a) La explotación de la Plata
La bonanza económica que comenzó a proyectarse recibió un golpe de suerte con el descubrimiento del mineral de Chañarcillo en 1832, año en que se presentaron ante el juez de minas de Copiapó don Miguel Gallo, Juan Godoy y José Godoy, para que se les hiciese merced de una veta de metales de plata que habían descubierto en las sierras de Chañarcillo. La merced fue de inmediato concedida y continuaron prolijas exploraciones y nuevos descubrimientos en el mismo lugar.
“Todo el cerro parecía un promontorio de metal: mientras más se le recorría, mientras más se rebuscaba sus matorrales, mientras más se trepaban sus riscos y se subía y se bajaba por sus inflexiones, más plata aparecía. Así pues, el descubrimiento de Juan Godoy fue el principio de la era más próspera que ha tenido la minería en Chile...”
C. M. Sagayo. “Historia de Copiapó”
Sin lugar a dudas, la producción de minería de la plata fue muy significativa para la economía nacional ya que las vetas de oro y cobre habían sido por muchos años la base de la industria y de la vida social de aquel territorio montañoso del norte y las minas de plata no ocupaban sino un lugar muy secundario en el orden de su riqueza metálica hasta este repunte, logrado en Chañarcillo, como se puede apreciar en el cuadro siguiente:

La producción de plata siguió explotándose en la zona de Copiapó en la siguiente década ya que en 1847 fueron descubiertos los yacimientos de Checo Grande y El Retamo y al año siguiente Tres Puntas y Santa Rosa de Garín, a pesar que siguieron usando técnicas bastante rudimentarias que impidieron un total aprovechamiento de los yacimientos, fueron capaces de generar un flujo de capitales hacia la zona central, especialmente Santiago, Valparaíso y Concepción.
b) La explotación de Cobre
Las necesidades del recurso cuprífero por parte de las potencias industrializadas como Inglaterra hicieron que este metal experimentara un ritmo creciente en la demanda externa. Se introdujeron algunos avances tecnológicos, como la introducción de los hornos de reverbero, lo que mejoró notablemente la fundición de otros subproductos de cobre.
Entre los personajes más destacados en este rubro minero, figura José Tomás Urmeneta, hombre de esfuerzo y tenacidad que creó una importante infraestructura para mejorar la explotación cuprífera. En 1852 descubrió la principal veta de la mina Tamaya, que le reportaría grandes beneficios.
Por iniciativa de otros mineros destacados se habían construido establecimientos de fundición en Coquimbo, Lirquén y Lota.
Por otra parte, la minería practicada en el Desierto de Atacama alcanzó un notable desarrollo gracias al esfuerzo de cateadores como Diego de Almeyda que descubrió el complejo de Las Ánimas, Quebrada Seca, Algarrobo y El Morado.
Hacia el valle de Aconcagua surgieron otros establecimientos de fundición, gracias a la prosperidad que había experimentado el metal rojo.
c) La explotación del Carbón de Piedra
Este recurso empezó a explotarse sólo a partir de 1840. En 1841 se obtuvieron alrededor de 4.000 toneladas, en las explotaciones que realizó el norteamericano Guillermo Wheelwright. Dos años más tarde la Pacific Steam Navegation Company, empezaba a usar aquel recurso. En 1844, Matías Cousiño iniciaba las explotaciones de carbón en Lota.

Los Nuevos Mercados agrícolas en el Pacífico


Hasta 1850 el mercado interno no experimentó grandes cambios; es más, se mantuvo la línea tradicional que se había seguido en las décadas anteriores. Sin embargo, un cambio radical se produjo a causa del descubrimiento de oro en California, región que fue incapaz de cubrir las necesidades de productos del agro y tuvo que recurrir a mercados externos como el chileno. Fue un notable repunte para el agro chileno, como se indica en las cifras que se señalan a continuación:

La demanda californiana cesó a partir de 1855 pues había logrado autoabastecerse, lo que provocó un serio traspié a los agricultores chilenos.
En 1851, la aparición de oro en Australia en Victoria y Nueva Gales, hizo crecer nuevamente las expectativas para nuestro país por la demanda que este hallazgo generó. Sin embargo fueron efímeras ya que nuestro país no fue capaz de abastecer sus demandas más que en un 10%.

El desarrollo de los medios de transporte como incentivo de la actividad económica




Presidente Manuel Montt (1851-1861)




En la primera mitad del siglo XIX la falta de medios de comunicación y transporte constituía un serio obstáculo para el desarrollo económico del país, situación que comienza a revertirse a partir de la mitad del siglo, por las innovaciones tecnológicas que se fueron incorporando en el mundo minero del norte chico y el mundo agrícola de la zona central.

A continuación se describen algunos de estos innovadores proyectos:

  • 1851: se inaugura el ferrocarril de Caldera a Copiapó




  • 1858: se había construido el tendido ferroviario entre Valparaíso y Quillota




  • 1860: el tendido del ferrocarril se había extendido a Rancagua




  • La habilitación del puerto de Constitución, como terminal de la vía fluvial de la zona del Maule para abastecer de productos del agro a los puertos cercanos a la zona central.




  • La navegación a vapor iniciada en Chile por Guillermo Wheelwright con la Pacific Steam Navegation Company, facilitó el volumen de transporte de carga hacia el exterior, especialmente de minerales.




  • La creación del sistema de telégrafo eléctrico entre Santiago y Valparaíso, otra iniciativa de Wheelwright, pudo demostrar el progreso de la actividad económica en aquel período.



5.- LA ECLOSIÓN CULTURAL DE LA DÉCADA DE 1840


La Sociedad Literaria de 1842


Se fundó esta sociedad, integrada por un grupo de jóvenes de espíritu inquieto cuyas reflexiones se traducirán en una serie de escritos cuyo objetivo principal fue “mirar los problemas nacionales desde la óptica del cambio social y creación de una nueva conciencia”. El director de esta sociedad fue José Victorino Lastarria y entre sus integrantes figuran ex alumnos de José Joaquín de Mora y Andrés Bello. Se unieron a este trabajo hombres ilustres como Francisco Bilbao, Eusebio Lillo y José Joaquín Vallejo a quienes conocemos como la primera generación de intelectuales chilenos.
Las primeras publicaciones fueron “Artículos de Costumbres” (Jotabeche); “Los Amores de un Poeta” (Carlos Bello); y “El Campanario” (Salvador Sanfuentes).
Las primeras revistas fueron “El Crepúsculo” y “El Museo de Ambas Américas” que apareció en Valparaíso junto a “La Gaceta del Comercio”, “La Revista de Valparaíso” y “El Mercurio”, que de periódico comercial se hizo literario y periodístico bajo la dirección de Domingo Faustino Sarmiento.
De esta sociedad también es relevante destacar la formación de importantes figuras políticas del liberalismo posterior, como Manuel Antonio Matta, Aníbal Pinto, Domingo Santa María y Benjamín Vicuña Mackenna.

LA INFLUENCIA CULTURAL DE LOS EXTRANJEROS EN CHILE



La estabilidad interna de los años de la República Conservadora en Chile convirtió a nuestro país en el asilo político de los intelectuales extranjeros latinoamericanos que emigraron de sus respectivos países por los problemas políticos que afectaron a Venezuela, Argentina, Uruguay, Colombia y Ecuador, entre otros.
Por lo demás, es importante destacar la presencia de hombres de letras y científicos europeos que llegaron hasta Chile a mediados del siglo XIX y que también hicieron una importante contribución a la cultura.
Entre los persoanjes más destacados en este sentido, podemos mencionar a:


  • Ignacio Domeyko, científico polaco que realizó en Chile una serie de investigaciones mineralógicas en nuestro país e introdujo planes de estudio en esta misma área, en el Instituto Nacional, donde ejerció la docencia.




  • Jean-Gustave Courselle Senuil, economista francés que estimuló el estudio de esta ciencia en Chile.




  • Raimundo Monvoisin, pintor francés quien estuvo en Chile hasta 1858, célebre retratista en la sociedad chilena y Juan Mauricio Rugendas, famoso paisajista bávaro quien realizó numerosos cuadros de costumbres y tipos nacionales.




  • Rodulfo Phillipi, destacado naturalista prusiano que realizó una notable labor en este campo de la intelectualidad de aquella época.




  • Claudio Gay, científico francés, autor de la “Historia Física y Política de Chile”, obra de 30 tomos que dio a conocer la historia, botánica, zoología, paisajes, tipos humanos y costumbres de nuestro país.




  • Andrés Bello, notable hombre de letras venezolano, quien las fomentó en Chile junto con la historiografía y el desarrollo jurídico. Llegó a Chile en 1829, contratado por Mariano Egaña en Londres y se desempeñó como oficial mayor o subsecretario de Relaciones Exteriores. Redactó “El Araucano”, diario oficial de la época y trabajó en el proyecto de Código Civil. Ejerció la docencia en el “Colegio de Santiago” y publicó numerosas obras de gramática castellana y derecho internacional. Influyó en el desarrollo intelectual de 1842.




  • Domingo Faustino Sarmiento, notable intelectual extranjero que hizo importantes aportes culturales, en especial a la educación en el mismo período.



6.- EL DESARROLLO EDUCACIONAL
Desde los inicios de la República, los gobiernos mostraron un gran interés por impulsar la educación. Es importante destacar la creación de Liceos durante el gobierno de O’Higgins: el Liceo de Chile, fundado en 1828 por don José Joaquín de Mora y el Colegio de Santiago, que entró en funcionamiento en 1829, durante el período anárquico.
En materia educacional la tendencia al crecimiento se mantuvo a lo largo de los gobiernos conservadores de modo que hacia 1861 funcionaban en Chile 911 escuelas primarias, con más de 40.000 alumnos, aunque existen algunas estadísticas que permiten establecer que el analfabetismo de la época llegaba a un 83% (Vial).
La mayoría de los varones seguía estudios secundarios en liceos y colegios particulares de Santiago. Las mujeres estudiaban en colegios privados y sólo tuvieron acceso a la educación superior en 1877, gracias a un decreto de Miguel Luis Amunátegui.
El movimiento intelectual de 1842 dio gran impulso a la cultura y como una manera de fomentar la educación nacional, se funda en 1843 la Universidad de Chile, cuyo primer rector fue don Andrés Bello.
En sus comienzos tuvo cinco facultades: Filosofía y Humanidades, Teología, Leyes, Ciencias Físicas y Matemáticas y Medicina. El rector, el secretario general y los decanos de las facultades constituían el Consejo, siendo el patrono el Presidente de la República, vice patrono el ministro de Instrucción Pública. El rector era elegido por el Claustro Pleno.
La ley orgánica (promulgada el 19 de noviembre de 1842) establecía que la Universidad “era protectora de las letras, las ciencias y las artes” y se constituía como “un cuerpo deliberante, consultivo y académico, con la responsabilidad expresa de revisar toda la educación nacional”.
En efecto, debía velar por toda la Instrucción Primaria mediante la designación de inspectores que la visitaran y examinaran; por la educación del Estado y la particular, recomendando textos convenientes y vigilando la normal continuidad de la docencia. En relación a las letras, la ciencia y las artes, abriría certámenes literarios, dando impulso a la novela, la literatura y el teatro.
Durante el gobierno de don Manuel Bulnes se complementó la Educación Superior con la fundación de la Escuela de Artes y Oficios, el Conservatorio Nacional de Música y la Academia de Arquitectura y Pintura.
Continuó el desarrollo de la educación durante el decenio del último de los gobiernos conservadores, el de Manuel Montt, bajo el cual se fundaron numerosas escuelas primarias, los liceos de Chillán y Valdivia y la Escuela Normal de Preceptoras de Santiago.
A lo largo de los gobiernos liberales y hasta 1891, la educación siendo una permanente preocupación de las autoridades, siendo el gobierno de José Manuel Balmaceda el más prolífico en ese sentido ya que bajo su mandato fueron creadas: la Escuela de Medicina, el Internado de Santiago (actual INBA), el Consejo de Enseñanza Técnica e Industrial, la Escuela Normal de Preceptores, la Escuela Dental, el Instituto Pedagógico y los liceos Amunátegui y Valentín Letelier (en Santiago), además de 66 escuelas primarias.
Se inició una reforma en el sistema educacional, introduciéndose el Sistema Concéntrico.
A fines del siglo XIX, el analfabetismo se había reducido en un tercio, gracias a todas las gestiones realizadas por los gobiernos del período.
Por su parte, la Iglesia –continuando con su labor educacional y por la competencia doctrinaria con el liberalismo- funda en 1888 la Universidad Católica de Chile.

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

La república autoritaria línea de Tiempo: 1831 1841 1851 1861 Gobierno de Gobierno de Gobierno de iconPolítico y religioso de un espacio geográfico que cambia en el tiempo....

La república autoritaria línea de Tiempo: 1831 1841 1851 1861 Gobierno de Gobierno de Gobierno de iconAzorín en ramón sijé
«nueva literatura» o el neorromantisico, al que se había apuntado ya Miguel Hernández de la mano de Vicente Aleixandre y de Pablo...

La república autoritaria línea de Tiempo: 1831 1841 1851 1861 Gobierno de Gobierno de Gobierno de iconAzorín en ramón sijé
«nueva literatura» o el neorromantisico, al que se había apuntado ya Miguel Hernández de la mano de Vicente Aleixandre y de Pablo...

La república autoritaria línea de Tiempo: 1831 1841 1851 1861 Gobierno de Gobierno de Gobierno de icon2º Informe de Gobierno

La república autoritaria línea de Tiempo: 1831 1841 1851 1861 Gobierno de Gobierno de Gobierno de iconPrograma del gobierno de

La república autoritaria línea de Tiempo: 1831 1841 1851 1861 Gobierno de Gobierno de Gobierno de iconEl de calderon un gobierno faccioso

La república autoritaria línea de Tiempo: 1831 1841 1851 1861 Gobierno de Gobierno de Gobierno de iconEl gobierno de los jueces

La república autoritaria línea de Tiempo: 1831 1841 1851 1861 Gobierno de Gobierno de Gobierno de iconCapitulo I: Del gobierno en general

La república autoritaria línea de Tiempo: 1831 1841 1851 1861 Gobierno de Gobierno de Gobierno de iconGobierno de la Ciudad de Buenos Aires

La república autoritaria línea de Tiempo: 1831 1841 1851 1861 Gobierno de Gobierno de Gobierno de iconGobierno de la Ciudad de Buenos Aires






© 2015
contactos
l.exam-10.com