Política educativa de la misión josé FÉlix ribas. Nueva etapa






descargar 214.53 Kb.
títuloPolítica educativa de la misión josé FÉlix ribas. Nueva etapa
página2/6
fecha de publicación06.01.2016
tamaño214.53 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Ley > Documentos
1   2   3   4   5   6

El componente comunitario y sociolaboral tiene como finalidad formar vencedores y vencedoras como ciudadanos bolivarianos preparados(as) en formular, ejecutar y evaluar proyectos comunitarios y sociolaborales en el marco de las políticas públicas y en impulsar la economía social solidaria para la concreción de los fines de la República, en su desempeño como promotores(as) del desarrollo endógeno soberano y sustentable en, con, por y para la comunidad. Se concibe, entonces, como el espacio, dentro de la Misión Ribas, para desarrollar un proceso pedagógico, andragógico, ideológico, participativo dialógico, de construcción colectiva, de acción-reflexión-acción y de organización comunitaria.
El componente comunitario y sociolaboral trasciende el enfoque tradicionalista de los proyectos de investigación del nivel de educación media diversificada y profesional de la escuela formal; es decir, que no se reduce a una asignatura, tesis, monografía, exposición como simple simulación de la realidad o ejercicio superficial en el papel. No es capacitación para trabajarle a otros(as). No es para consumir, sino para producir y generar, resolver problemas y transformar la realidad aplicando los conocimientos en beneficio individual y colectivo.
¿Cómo se desarrolla el componente comunitario sociolaboral?
Es un reto para la Misión Ribas dar el salto cualitativo adelante para hacer de esta misión educativa ejemplo de eficiencia y efectividad en la formación de ciudadanos y ciudadanas para la sociedad en construcción, razón por la cual es importante responder a esta exigencia con sinceridad, transparencia, prioridad, honestidad, justicia, eficiencia y efectividad. Por lo que la asamblea comunitaria bolivariana es un espacio indispensable en la toma de decisiones para el desarrollo del componente comunitario sociolaboral a lo largo de todo el proceso, donde ésta se centre en el debate, argumento, búsqueda de consenso para llegar a acuerdos; en donde se ponga en práctica los principios del ideario bolivariano de cooperación, convivencia, unidad, solidaridad, bien común, integración que garantizan la contraloría social con independencia, justicia, igualdad, libertad, paz y autodeterminación.
Considerando que el componente comunitario y sociolaboral es la oportunidad que tienen vencedores, vencedoras, facilitadores, facilitadoras, coordinadores y coordinadoras para avanzar en la transformación de sí mismos(as) y de la realidad local, entonces en el desarrollo del componente comunitario y sociolaboral todos y todas se organizan en diferentes momentos para avanzar en la investigación o indagación del contexto local, formular proyectos, que surjan de esa investigación para transformas verdaderamente la realidad, practicar permanentemente la organización comunitaria que les fortalezca en salud, alimentación, ambiente, cultura, deporte y recreación; Vivienda y sustento económico a través de cooperativas, empresas familiar y/o comunitaria.

De la sociedad que tenemos hacia la sociedad que queremos:

Las sociedades individualistas y de competencia están centradas en el mundo del tener, las personas parten de la creencia de “cuánto tienes, cuánto vales”, predomina el egoísmo “primero yo, segundo yo, tercero yo”, “cada quién ve por sí mismo”, “cada quién paga lo suyo”, se centra en que todo un costo y debe pagarse: “¿Cuánto hay pa’ eso?” y se fundamenta en el poder dominador del más fuerte sobre el más débil, el supuestamente superior domina al supuestamente inferior. Todo ello genera y fortalece injusticias, desigualdad, dependencia, discriminación, racismo, vergüenza étnica, en fin, deshumaniza a la sociedad. Esta realidad facilita que élites del mundo, se enriquezcan cada vez más, abusen del poder, dominen, exploten y empobrezcan cada vez más, a muchos pueblos.
Las sociedades de convivencia se centran en el ser, en el respeto al otro, en el reconocimiento y respeto a la diversidad; se vive en solidaridad, en cooperación, en comunidad, en armonía con la naturaleza. Ejemplo de este tipo de sociedad son las sociedades indígenas que pueblan nuestras tierras desde hace más de 500 años, las culturas africanas que mantuvieron sus ideas y costumbres (raíces), y que hoy por hoy subsisten contracorriente de la sociedad individualista, ya sea en los pueblos indígenas actuales, en las comunidades afrodescendientes, en las comunidades campesinas e incluso se evidencian en ciudades. Nuestros abuelos y abuelas nos enseñaron “donde comen dos, comen tres”, “o hay pa’ todos o no hay pa’ nadie”, “échele agua al sancocho que llegó visita”, frases y acciones que denotan la esencia de convivencia del pueblo venezolano al igual que la atención al enfermo y asistir al desamparado propios de nuestra raíz campesina, indígena y afrodescendiente.
Corresponde a los vencedores, las vencedoras, facilitadores, facilitadoras, coordinadores y coordinadoras y demás vecinos de la comunidad, reflexionar, revisar y darse cuenta de qué tipo de sociedad somos y qué tipo de sociedad estamos construyendo con y desde la misión Ribas. Con conciencia, conocimiento y comprensión de nuestra comunidad en el marco de la sociedad que está en construcción, los ciudadanos y ciudadanas viven, y concretan una práctica y relaciones económicas sociales, políticas, culturales y ambientales que les permite saber quienes son, qué quieren y cómo lo harán.
Es por ello, que el componente comunitario y sociolaboral es un componente de formación integral que permite a vencedores, vencedoras, facilitadores, facilitadoras, coordinadores y coordinadoras abordar, comprender, analizar, estudiar y conocer a profundidad quiénes somos, qué sociedad se nos impuso y qué sociedad queremos y cómo la construiremos, como proceso necesario para proponer y construir cualquier tipo de solución a los problemas económicos, laborales y comunitarios que aspiramos a resolver en nuestra familia y comunidad.
Corresponde a vencedores, vencedoras, facilitadores, facilitadoras, coordinadores, coordinadoras la trascendental responsabilidad de participar y acompañar a demás ciudadanos y ciudadanas de su comunidad a reflexionar y darse cuenta, en colectivo, de las necesidades y potencialidades que se tienen para la concreción de la sociedad que realmente queremos. Asumamos nuestra raíces de convivencia, retomemos de dónde venimos y quiénes somos y construyamos como nación desde lo local, regional y nacional, hacia dónde vamos, con autodeterminación, en el marco de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Tenemos como estrategia la resolución de problemas que nos afectan a todos(as), donde todos(as) estamos dispuestos a participar para resolverlos y para lo cual dispongamos, de los equipos humanos y recursos materiales para ello. Estas experiencias se constituirán en aprendizajes y aportes, desde la Misión Ribas, de construcción de la nueva sociedad.

Orientación Laboral y Empleo
Este componente de la formación integral de vencedores y vencedoras tiene como propósito orientar y facilitar en la concreción laboral y de empleo. El componente comunitario y sociolaboral permite el arraigo y conocimiento de la realidad a través de la indagación de contextos geográfico, histórico, cultural, económico, político, social y ambiental; diagnóstico y elaboración de proyectos que a partir de la investigación, tiene carácter legítimo y pertinente. El componente de orientación laboral y empleo brinda la orientación necesaria, los conocimientos técnicos teóricos y prácticos para el desarrollo de actividades productivas: constitución de cooperativas de producción y/o de servicios que satisfagan necesidades humanas en el marco del desarrollo endógeno soberano y sustentable, gestión para la adquisición de recursos y financiamientos a través de los organismos e instituciones destinados a tal fin, ejecución de proyectos, control y seguimiento de los mismos, entre otros. Es portante resaltar la importancia de acompañar y orientar a vencedores y vencedoras en la superación de sus dificultades económicas y sociales, de manera responsable y en articulación con todos lo procesos que la revolución genera para avanzar en la nueva estructura social a través de un nuevo modelo de la economía social y solidaria. Es por esto que los proyectos comunitarios, laborales y de empleo que se construyen en la misión Ribas no pueden ser aislador y/o estar desarticulados con el resto de las misiones y programas, especialmente de la Misión “Vuelvan Caras” y Misión Zamora conjuntamente con el Ministerio de Economía Popular los cuales favorecen, entre otros ministerios, el desarrollo de los núcleos endógenos, unidades de tejido productivo, activa toda forma asociativa de carácter participativo, activar procesos de cadena productiva, entre otros. Todo, bajo los principios de solidaridad, cooperación, bien común, unidad, integración y que progresivamente apunte desde la asistencia social y economía necesaria para la superación de la pobreza, hacia la autodeterminación del pueblo.

Sistema de evaluación educativa de la Misión Ribas:
Para que la filosofía humanista se concrete en una Educación Integral, es fundamental abordar los procesos curriculares y pedagógicos, cuestionando los mecanismos fuertemente tecnocráticos, no humanistas que históricamente han prevalecido, tanto en programas y proyectos como en la planificación y evaluación educativa.
Es así como, la evaluación educativa en el Plan Extraordinario Misión José Félix Ribas, es concebida como un proceso profundamente humano, como proceso y de procesos, de carácter integral, que reconoce los distintos ritmos y desarrollos de cada joven y adulto(a) como persona única y cambiante en congruencia con el enfoque filosófico de país expresado en nuestra constitución. Este sistema evalúa de manera integral y continua, el desarrollo de las capacidades humanas e intelectuales en el SER, HACER, CONOCER y CONVIVIR como un todo que define la concepción integral del hecho educativo en la Misión Ribas.
A partir de la normativa legal vigente, considerando los aspectos humanistas y transformadores de la misma, el Plan Extraordinario Misión José Félix Ribas desarrollará los siguientes procedimientos:
Evaluación: Describe y valora competencias y capacidades humanas en el conocer, hacer, ser y convivir.
Autoevaluación: El (la) participante valora su actuación y el logro de las competencias desarrolladas durante el proceso de aprendizaje.

Coevaluación: El grupo de participantes evalúa la actuación y logros de cada uno de los(as) integrantes y del grupo como un todo en el proceso colectivo de aprendizaje.

Heteroevaluación: El (la) facilitador(a) recopila de la auto y coevaluación, los insumos que le permiten describir, registrar, organizar y sistematizar loa avances y logros de cada participante y del grupo en general para hacer seguimiento y evaluación de manera cualitativa y cuantitativa de tal manera que se reorienta el proceso de aprendizaje y/o se reporta la culminación del proceso.
La autoevaluación, coevaluación y heteroevaluación son procesos continuos y permanentes que se desarrollan en todo momento, tanto en las sesiones de trabajo como en las asambleas de evaluación y que permiten desarrollar, a su vez, procesos de formación en la participación protagónica, compromiso y transparencia.

DIMENSIONES EN EL SER – HACER – CONOCER – CONVIVIR: Nuevo(a) republicano(a) y nueva república bolivarianos(as), ciudadanos y ciudadanas capaces de valorarse a sí mismo(a) y a su comunidad para vivir en democracia, de manera participativa, protagónica y corresponsable en el marco del ideario bolivariano, con una visión holística y en armonía con el ambiente, para la construcción de una sociedad solidaria, de justicia, y por ende, de paz.
Es importante resaltar que el fin supremo de la ecuación es la transformación de la sociedad con hombres y mujeres concientes y con conocimiento para ponerlo al servicio de la sociedad. Es así como, la evaluación humanista trasciende al mero medir contenidos y profundiza en todos los aspectos necesarios para el desarrollo pleno y genuino de cada ser humano para su emancipación tanto individual como en colectivo.
A continuación se presentan las dimensiones que permiten guiar este proceso de evaluación, concibiéndolas de manera integral, es decir, ninguna es más importante que la otra y todas conforman al ser humano como un todo. Las competencias más resaltantes (no son las únicas) y los indicadores del progreso en dichas competencias.



DIMENSIÓN

COMPETENCIA

INDICADORES

  • SER (SOCIAL

Y SOLIDARIO)

1. Responsabilidad

- Puntualidad

- Asistencia

- Cumplimiento de Compromisos y Acuerdos

2. Honestidad

- Reconocer las fortalezas y debilidades

- Corresponsabilidad

3. Iniciativa

- Propuestas para la solución de problemas

- Solidaridad con los(as) demás

- Toma de decisiones

4. Identidad (como miembro de un colectivo, de un estado y una nación)

- Reconocimiento con dignidad de sí mismo(a) como persona y como miembro de una cultura.

- Respeto a la historia local, regional y nacional.

- Valoración del acervo cultural e histórico

- Dignificación de sus próceres locales, regionales y nacionales

5. Constancia

- Perseverancia para lograr un objetivo

  • CONOCER (CONTENIDOS CONCEPTUALES, PROCESOS COGNITIVOS Y METACOGNITIVOS A DESARROLLAR)

1. Observación


- Descripción de las características fundamentales del objeto de estudio

2. Comparación


- Establecimiento de diferencias y semejanzas

3. Explicación

- Establecimiento de Relaciones de causa, efectos, nexos, consecuencias y soluciones

4. Argumentación

- Habilidad para fundamentar su posición frente a una situación

5. Síntesis

- Expresión del contendido general de las ideas en términos concretos y sencillos

6. Contenido de los Programas Estudiados

- Resolución de Ejercicios, desarrollar respuesta en cuestionarios.

- Participación en debates, aplicación del conocimiento en la vida diaria.

  • HACER

(APLICACIÓN Y

TRANSFERENCIA DEL

CONOCIMIENTO

A OTRAS SITUACIONES

DE LA VIDA)


Valoración del trabajo liberador

- Trabajo en equipo. Aprender haciendo.

- Ayuda que se le brinda a otra persona.

- Niveles de organización logradas. (Colectivos, asociaciones, cooperativas, microempresas).

- Acciones comunitarias de desarrollo.

  • CONVIVENCIA

(RELACIONES

HUMANAS DE APOYO

MUTUO Y BÚSQUEDA

DEL BIEN COMÚN)



1. Relaciones Interpersonales

- Tolerancia y comprensión.

- Respeto

- Reconocimiento de la diversidad y respeto a las diferencias

- Solidaridad

- Cooperación

- Generosidad

- Respeto a la diversidad de criterios

2. Relaciones Interculturales y con el ambiente

- Respeto y reconocimiento a la diversidad cultural

- Respeto al ambiente, con uso racional de los recursos que el mismo brinda.
1   2   3   4   5   6

similar:

Política educativa de la misión josé FÉlix ribas. Nueva etapa iconContribucion del area al cumplimiento de la mision, vision politica...

Política educativa de la misión josé FÉlix ribas. Nueva etapa iconI. E. D. José FÉlix restrepo

Política educativa de la misión josé FÉlix ribas. Nueva etapa iconI. E. D. José FÉlix restrepo

Política educativa de la misión josé FÉlix ribas. Nueva etapa iconInstitución educativa técnica félix tiberio guzmáN

Política educativa de la misión josé FÉlix ribas. Nueva etapa iconInstitución educativa técnica félix tiberio guzmáN

Política educativa de la misión josé FÉlix ribas. Nueva etapa iconInsitución educativa técnica félix tiberio guzmáN

Política educativa de la misión josé FÉlix ribas. Nueva etapa iconLa nueva ola de la politica

Política educativa de la misión josé FÉlix ribas. Nueva etapa iconDirección General de Política Educativa

Política educativa de la misión josé FÉlix ribas. Nueva etapa iconMichel foucault: aportes para una nueva filosofía política

Política educativa de la misión josé FÉlix ribas. Nueva etapa iconNueva Constitución Politica del Estado Plurinacional de Bolivia. Artículo 6 Inciso II






© 2015
contactos
l.exam-10.com