Literatura Argentina puca poesía romántica en la Argentina sxix






descargar 0.52 Mb.
títuloLiteratura Argentina puca poesía romántica en la Argentina sxix
página6/6
fecha de publicación11.09.2015
tamaño0.52 Mb.
tipoLiteratura
l.exam-10.com > Ley > Literatura
1   2   3   4   5   6
ma de qué argentino me estás hablando

qué clase de argentino sos vos que no sos italiano

pa’ser bien argentino tenés que ser semita

momentito momentito que yo soy del Moreno

sí yo simulé educarme en ese colegio nacional

una dos y tres el Moreno otra vez

allí aprendí el eppur de Galileo y la pizza de Tuñín

no es cierto Gennarelli Robiglio

allí me amontoné con esos otros argentinos de perfil asirio o bereber

no es cierto Grosman Paley

y todo era lo mismo todos gritábamos cuando pasaba cualquier mujer

no es cierto Robiglioman Grosmicelli

a todos nos deleitaban la banana split y las memorias de la princesa rusa

todos pusimos un poco de fuerza en aquella piña panamericana de Luis Ángel Firpo

pero todos malogramos nuestra chance frente al malvado Billy Petrolle

todos nos quemamos con Carlitos Gardel

pero todos resucitamos con Juan Manuel Fangio

cinco veces campeón mundial el más grande de los argentinos

si todas las actividades fueran lo mismo

pero nuestra única religión verdadera era el fútbol

todos rezábamos de memoria aquel rosario de once cuentas

que comenzaba Bosio Bidoglio y Paternóster

y así con unción hasta acabar con el punzante wing izquierdo

y todavía nos disolvemos todos en las tribunas

hoy que el progreso cambió los tablones de madera por el cemento seguro y seguido

donde la multitud que viene tempranito para encontrar sitio entre sí misma

no tiene más remedio que orinar contra sí misma

pero el asunto ya no cae abajo sino que desciende armoniosamente grada

por grada y uno ya no se puede sentar qué macana

y bueno soy argentino
también conozco a fondo los rulemanes de la burocracia

yo manejaba un afilalápices hasta una máquina de calcular fijensé

un ascenso para nosotros era tan emocionante como el galope final de un western

también soy abogado

es la manera más intensa de ser argentino

demandaos los unos a los otros

dos o tres argentinos no son abogados

me refiero a los escribanos

pero nadie está nunca en su despacho

nunca está porque nunca es

cómo ser argentino sin una secretaria

por favor dónde están dónde son los argentinos

el médico está haciendo política

el empleado está haciendo tiempo

el abogado está haciendo versitos ¿no ven?

en rigor nadie tiene profesión

somos argentinos de profesión

hay tan pocos antecedentes es facilísimo parecer hábil

se puede hacer cualquier cosa con la zurda

y de pronto alguno se da cuenta

rectifico procede a darse cuenta el idioma argentino dice las cosas pero largas

y entonces las murallas se le vuelven tabiques de madera terciada

al tipo no le queda de dónde agarrarse salvo de su propia corbata

te avivaste gallo ciego pero no tenés ni lenguaje

te la vas a armar Mallarmé

que vachaché Jacques Vaché

what do you think cholito

qué sería de mí sin la máquina de escribir

ella me expresa tan bien sobre todo cuando se equivoca

estoy candaso agodato diré más exhasuto

hay de mí cómo se pronuncian algunos actores de cine

vos usté tú ta te ti corasón corazón qué vas a hacerle hacelle bla bla bla

si no sabes ni siquiera sabés quién sos eres

batime che Keiserling

Orteguita pasame el dato

eh bien je suis argentin
observaréis marquéis

que hablo bastante de mis tatarabuelos

de mi educación de mi contorno social de mis angustiosos problemas lingüísticos

pero nada digo de mis virtudes y mis vicios pero ñato please

lo ético lleva de cajón a lo político

no les voy a dar el gusto a los rayados ni a los orejanos argentino señor

nosotros somos así vivos esencialmente

en nuestro suelo se acomodan veinte millones de habitantes

preferimos las agachadas a los levantamientos

eso lo decís por mí a que no sos capaz de repetirlo

necesitamos que nos insulten dos veces

entonces casi nos agarramos a cachetazos

necesitamos un amigo que nos separe

pero decile que donde lo encuentre le voy a romper el alma

necesitamos que el azar se pliegue a nuestra venganza

queremos encontrar no buscar

que busquen los foráneos petróleo o lo que sea

pero nos las sabemos rebuscar

lo importante es postergar la responsabilidad

muchachos me estoy trabajando una mina fenómena

ojalá no venga a la cita

tengo una pila de trabajo atrasado

ojalá decreten feriado el viernes

vos no te preocupés déjalo todo en mis manos

mañana a las siete y diez te tengo listo el asunto sin falta

y después pasamos de la extrema precisión a la extrema vaguedad

vos esperate ya veremos hay tiempo

y cuando ya no hay tiempo cuando el tiempo nos abandona se sacude de nosotros harto ya de ser prometido en vano

entonces venga la gran biaba de trabajo

o mejor la rica improvisación la socarrona payada en una de ésas la pegamos por qué no

entonces agradecemos conmovidos los aplausos de nuestra barrita particular

chas gracias chas gracias con las manos juntas más arriba de nuestros parietales

y bueno soy argentino

y bueno ésta es una tierra así

montones de fausto natural de miseria natural

poquitos aborígenes que ya no son problema

puñados de blancos puñados de grises sueltos entre las leguas

o de pronto envasados a presión a la orilla de un río teratológico

pero sueltos también

cada cual solito por la calle Florida

qué sobresalto si alguien nos dirige la palabra en el subte

gracias a dios el tango nos unifica

la política en cuanto parece un tango

qué más nos unifica no entiendo esta unidad

algunos ficheros tal vez

el procedimiento es sencillo se toma un mostrador se pone detrás a un funcionario

un funcionario es un hombre que fuma

y delante surge espontáneamente una cola

vea señor lo jundamental es llenar el formulario

aquí los papeles son la realidad

ir a los papeles significa ir a la realidad

papeles son papeles flor de ontología

papeles cantan qué poético

mirá que te hago la boleta qué susto

pero después ay se me quemaron los papeles

nuestras cosas empiezan en una corazonada y terminan en un expediente

hay tantos expedientes al final todo parece nada

el portafolio es el verdadero símbolo nacional no el gorro frigio

como Sísifo con su roca cada argentino con su portafolio

por fuera cuero de vaca por dentro expedientes de vacas

cada fin de año en son de júbilo

arrojamos por la ventana las hojitas de nuestros calendarios

entonces se descubre que todas estaban vacías

los trenes argentinos son pura forma

vacíos y radiantes pasan veloces por las estaciones sin parar en ninguna

los edificios públicos tienen enormes pórticos

pero la gente debe entrar por la gatera del ordenanza

enormes escalinatas rampas rampantes

pero se sube por el pastito

aquí las vacunas nunca prenden

los timbres de alarma sólo suenan cuando se descomponen

entonces de todos modos nadie se alarma

la policía sólo descubre a los terroristas cuando se les caen las bombas

los teléfonos se cortan solos ni las malas noticias pueden recibirse de un tirón

cuando alguien lleva un libro en la mano es su autor

cuando no es una caja de ravioles

y de pronto salta Macedonio Fernández zapateando un malambo con Pascualito Pérez

pero no me hable de la literatura argentina ni del atletismo nacional

no crean en lo general en el general

crean en lo particular en el particular

crean en algunas firmas no crean en ningún sello aclaratorio

la realidad tiene más de veinticinco renglones por foja

de qué sirve un papel bajo la lluvia

y bueno soy argentino
éste es el revirado canto natal que yo traigo aquí

I’m sorry a usted le molestará sepa que a mí también

pero alguna vez tenemos que acercar la realidad a los papeles

esta bronca me sale de ser argentino

soy gaucho y entiéndanlo

soy de los de acá de este lugar y no de otro

soy argentino de la mejor y peor manera

mejorando las provincias presentes soy porteño

aquí me tienen al pie del obelisco mirando hacia arriba

yéndome de boca sobre el santo cielo

aquí me tienen en este cine aguantando al zanguango que me patea toda la noche el respaldo del asiento

aquí me tienen en esta esquina balanceándome peligrosamente sobre el cordón de la vereda

mientras los autos golosos

buscan la bocacalle como lechones convergentes contra la ubre materna

mientras las casitas de un piso más una balaustrada por si acaso

alternan con los rascacielos de las ensanchadas avenidas

como infantil escritura donde las letras vacilan tambalean

Buenos Aires me tenés en cafúa

yo no puedo vivir sin tu agua en los pulmones

no puedo vivir sin este frío sin este calor

me pongo el saco me saco el saco

me pongo el chaleco el pullover la camisa me los saco me los vuelvo a poner

pero definitivamente me abrigo bien

sobre todo a las tres de la tarde un día de verano en el barrio bancario

no vayan a pensar que éste es un país tropical

qué esperanza mijito nosotros somos muy civilizados tan nórdicos

como el mejor noruego...
...en cuanto a vos patria

sí patria a vos te estoy hablando

a vos esa que está detrás de la palabra

vos che cielo favorito de los cúmulos cielo alambrado por el arco iris

cielo que día a día me revive con su añagaza de luz

cielo que tarde a tarde me asesta su beso plano

cielo que noche a noche me emborracha

vos che tierra que por ahora te dejás estar abajo mío

tierra de las ciudades afrentada de cloacas embozada de asfalto

tierra de los ejidos turbia de cascotitos y fósforos usados y los restos de un sapo

tierra del campo tierra terráquea mejilla del planeta

che patria que volás entre cielo y tierra como pájaro entre sus dos alas

yo te voy a decir lo que necesitás

necesitás muchos hijos insolentes calaveras

generaciones de hijos desalmados

que te quieran que te odien furiosamente

que te tomen como una curva cerradísima

que te tomen como una copa de cicuta

que te tomen la mano la cintura

yo pongo sobre vos y nada más que sobre vos todo mi cuerpo

a esta luz me dieron a esta luz me doy

y bueno soy argentino

“s e o l”

(reescritura del “Himno Nacional Argentino”)

LEÓNIDAS LAMBORGHINI


lo mortal

lo que se oye.

—oíd: el ruido de lo roto en el trono de la identidad

en

lo dignísimo.

—oímos

respondemos: el ruido de lo sagrado de lo unido en

lo dignísimo de

la identidad que se rompe.

oímos lo abierto a lo mortal. la salud rota en

lo mortal: el grito.

—oíd lo roto. lo mortal en libertad, la libertad de lo mortal.

oíd: la libertad de lo roto, el grito.

el trono. el ruido de lo mortal en el trono de lo sagrado

del trono de la identidad.

el ruido de lo roto: la identidad, el trono.

—respondemos: oímos en el ruido el ruido. oímos en el ruido el

ruido. lo sagrado roto o

lo que se une. la identidad en el trono de lo dignísimo o

lo que se rompe en lo unido que se rompe y

abre.

las cadenas rotas de la identidad que se rompe y une.

oímos

en lo mortal lo mortal que oímos, lo que se abre a lo

mortal:

el grito.

—oíd lo que se oye

oíd lo que se oye.

—oímos el grito de lo mortal de

lo roto de las cadenas, oímos el ruido de lo mortal

en el trono. oímos en el ruido el ruido de lo roto de

las cadenas. de la identidad unida que se rompe y

une: —respondemos

respondemos.

—oíd lo que se oye: oíd la salud rota

en el trono, en sus cadenas.

las cadenas de la libertad de lo mortal en el trono

en lo que está coronado o de gloria que se rompe o

une.

—oímos en el ruido el ruido, oímos en lo roto lo

roto coronado que

se rompe.

—oíd lo que se oye.

—oíd lo que se oye.

—oímos lo que se abre: respondemos, lo que está abierto

en el ruido, respondemos respondemos.

oímos en el ruido el ruido. el grito. el trono

de la identidad que se abre a lo mortal. el ruido de

lo mortal. el ruido en

libertad de las cadenas, el trono en la gloria de lo

dignísimo de la identidad de

lo sagrado de la identidad coronado o

que se rompe, o que se abre

y se rompe o une y se une y rompe.

respondemos respondemos.

—oíd lo que se oye. oíd

lo que se oye.

—oímos la libertad de lo unido o su gloria o lo roto

que se rompe o une. el ruido de la identidad unida que

se abre rota, lo mortal.

oímos en el ruido el grito, el trono en la gloria de

la identidad unida o en lo mortal abierto

a

lo que se rompe, el grito

de la identidad en el trono

de lo unido en su gloria o

que se rompe y une en el grito

en lo dignísimo de la identidad o

lo roto que

—oíd lo que se oye

—oíd lo que se oye.

—oímos en el ruido el ruido, oímos

en el ruido el ruido, oímos, respondemos.

“Himno al dolor”

Esteban Echeverría (Rimas)


Nada nace en la tierra sin motivo, y de la tierra no nace el dolor.

Ias cosas, que antes no quería tocar mi alma, ahora son mi comida.

Devora fiera insaciable

monstruo o demonio execrable,

que avasallas la creación;

devora como lo has hecho

si no te hallas satisfecho,

con furor aun más deshecho,

mi robusto corazón.
Cebe, cebe en mis entrañas

con más rencorosas sañas

tu furia el diente voraz;

y en ellas continuo asida,

como el cáncer á la herida,

lo que me resta de vida

consuma en su afán tenaz;
Roe, roe, —tu constancia

no abatirá mi arrogancia,

ni mí orgullo tu furor

nada, nada desconhorta

un corazón que conforta

alma grande, à quien importa

poco, placer, mundo, amor.
Roe, roe, y en mi seno

tu mortífero veneno

derrama: -no he de jemir;

y cual Jacob, sin testigo

contra el ángel enemigo

lucharé firme contigo

Hasta vencer ô morir-
No temas, no, que me espante

tu fuerza y poder jigante,

aunque frágil caña soy.

Mi alma es símil a la roca

cuya frente al cielo toca,

y la tempestad provoca siendo mañana lo que hoy.
Hollada la sierpe, vibra

su dardo, hiere y se libra

del villano pie veloz;

o sobre el tigre, enroscando

su flexible cuerpo blando

lucha incansable, burlando

su instinto y saña feroz.
Devora: -tu fiero brío

yo provoco y desafío

armado de mi razón;

yo masa de vil arcilla

yo flor que un soplo amancilla,

trama débil y sencilla,

despojo de la creación.
Yo miserable gusano,

luz que alienta efluvio vano,

insecto, chispa mortal;

yo menos que un ente aerio,

yo, esclavo vil de tu imperio,

yo polvo, nada, misterio…

nacido en hora fatal.
Yo te provoco: -descarga

sobre mí con mano larga

tus iras: yo callaré;

y sellando como el sabio

a toda queja mi labio

cual firme monte a tu agravio

inmoble siempre estaré.
Yo te provoco: -Dios eres,

Dios terrible que a los seres

impones tu dura ley;

Dios que su furia sedienta

con jemidos alimenta,

como el oso su cruenta

zarpa en indefensa grei.
[…]


1   2   3   4   5   6

similar:

Literatura Argentina puca poesía romántica en la Argentina sxix iconBuawaigaai ayuyisaa "argentina" do ia kaawaea ummooemmi ia oyagaa*...

Literatura Argentina puca poesía romántica en la Argentina sxix iconArgentina: El presidente Ortiz se enferma de diabetes y pide licencia....

Literatura Argentina puca poesía romántica en la Argentina sxix iconPrograma centro de estudios en literatura argentina
Filiaciones de la poesía chilena y la práctica neobarroca: el caso de Diego Mesa 3: Mesa 3

Literatura Argentina puca poesía romántica en la Argentina sxix iconLa Embajada Argentina, el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales,...

Literatura Argentina puca poesía romántica en la Argentina sxix iconPoesía Argentina Contemporánea

Literatura Argentina puca poesía romántica en la Argentina sxix iconLa poesía argentina: metáforas de la realidad política nacional

Literatura Argentina puca poesía romántica en la Argentina sxix iconLa hora epigonal. Ensayos sobre poesía argentina contemporánea

Literatura Argentina puca poesía romántica en la Argentina sxix iconLiteratura argentina

Literatura Argentina puca poesía romántica en la Argentina sxix iconLiteratura Argentina II

Literatura Argentina puca poesía romántica en la Argentina sxix iconLiteratura argentina






© 2015
contactos
l.exam-10.com