Lorena González González






descargar 33.1 Kb.
títuloLorena González González
fecha de publicación09.09.2015
tamaño33.1 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Ley > Documentos





Lorena González González
4º ESO.

Índice



Página 1……………………….. Portada.
Página 2……………………….. Índice
Página 3……………………….. Vida .
Página 4……………………….. Rimas.
Página 5-7……………………….. Las leyendas.


  • VIDA


1. ¿Dónde y en qué año nació Gustavo Adolfo Bécquer? ¿De dónde provenía su familia?
Gustavo Adolfo Bécquer nació en Sevilla en el año 1836. Su familia provenía de la nobleza.
2. ¿Tuvo una infancia feliz? Comenta a grandes rasgos los detalles que conozcas de esta etapa de su vida.
No tuvo una infancia feliz porque a los 5 años murió su padre y más tarde a los 11 años murió su madre mientras estudiaba para marino.
3. En 1854 se trasladó a Madrid ¿Cómo afrontó las estrecheces y apuros económicos?
Afrontó sus apuros llegando a la corte con la ayuda de su tío.
4. Josefina y Julia Espín. Dos mujeres para un poeta. ¿Qué lazos unían a Bécquer con cada una de ellas? ¿Amistad? ¿Amor?
Con Josefina era simple amistad ya que se inclinaba más hacia su hermana con la que compartían su amor hacia la música.
5. 1861 es un año importante para la vida sentimental del poeta. ¿Con quién contrajo matrimonio el poeta? ¿Cuántos hijos nacieron de esta relación?
El poeta contrajo matrimonio con Casta Esteban y Navarro con la que tuvo 2 hijos.
6. ¿En qué trabajó Bécquer para sacar adelante a la familia?
En 1860, gracias a un amigo, Bécquer consigue un empleo de redactor en un gran periódico. Para ganar el pan tuvo que hacer de todo; biografías de políticos a destajo, traducciones, chupatintas en una oficina pública, dibujos, facturas, etc.
7. ¿Cuál fue el motivo de la ruptura matrimonial?
El motivo fue que Casta Esteban Navarro le es infiel y Bécquer se queda solo con dos hijos a su cargo.
8. ¿En qué circunstancias falleció el poeta? ¿Qué edad tenía cuando le sobrevino la muerte?
Falleció a causa de la tuberculosis a la edad de 36.


  • RIMAS DE BÉCQUER


1. Explica qué relación guarda el Libro de los Gorriones con las Rimas de Bécquer.
Se debe a que Bécquer puso en su libro con una pegatina “El libro de los gorriones” y cuando falleció y sus amigos lo encontraron, juntaros las rimas y pusieron ese nombre.
2. ¿Quiénes establecieron la numeración actual de las Rimas?
Los amigos de Bécquer fueron quienes establecieron la numeración actual de las rimas poniéndolo en números romanos que era la forma tradicional.
3. ¿Qué figuras literarias son habituales en el lenguaje de las Rimas ?
Las figuras habituales o las más frecuentes son la anáfora e hipérbaton.
4. ¿Qué aspectos han hecho que las Rimas hayan conmovido e impresionado tanto a los lectores?
Los aspectos que han hecho que las rimas hayan conmovido e impresionado a los lectores es que el optó por hacer poesía descriptiva y no narrativa ni retórica que en ésa época era más frecuente. Bécquer expresaba sus sentimientos claros y con los mínimos elementos necesarios.
5. ¿Cuántos poemas componen las Rimas y qué características estróficas tiene?
Las rimas se componen por 87 poemas. En cada rima predominan los de cuatro versos, endecasílabos y heptasílabos combinados en asonancia alternante en los pares y de “pie quebrado”.
Las características métricas que tiene es que tienen un carácter indiscutible de poesia oculta, pero siguen apareciendo las formas líricas tradicionales en cuando a rima y brevedad.

6. Por su temática las rimas se dividen en cuatro series. ¿Qué Rimas se agrupan en cada serie y cual es en núcleo temática de cada una de ellas?

La primera serie es rimas I-XI, el tema dominante es “La poesía misma”

La segunda serie es rimas XII-XXIX cuyo tema dominante es “El tema del amor”

La tercera serie es rimas XXX.LI, su tema es “El tema del desengaño”.

La cuarta y última serie es rimas LII.LXXVI, y el tema dominante es dolor insondable, angustia y desesperanza y solitaria.


  • LAS LEYENDAS


1. ¿Cuántos relatos componen las Leyendas y dónde se publicaron por primera vez?
Las leyendas se componen de 28 relatos que se publicaron por primera vez en la prensa.
2. Explica los temas y argumento de estas Leyendas

– El miserere

– Maese Pérez, el organista.

– El beso

– El rayo de luna



  • El miserere trata sobre la religión y la muerte. Bécquer en esta leyenda encuentra diferentes volúmenes , dos o tres cuadernos de música, el miserere. Dentro del miserere Bécquer lee unas frases que no entiende muy bien y le dice a un anciano que se la explique. Entonces el anciano le cuenta la leyenda.


Hace muchos años, una noche lluviosa y oscura apareció en la puerta claustral un romero, que decía ser músico. Este pedía algo de comer y un techo para poder refugiarse, ya que no tenía a donde ir. El romero empezó a contar al lego y a los pastores una historia que según él era un crimen y que quería escribir aquel miserere. El lego y los demás se pensaban que estaba loco, ese día era Jueves Santo y cuando los monjes cantaban en las ruinas del monasterio, romero quería ir a verlos porque decía que eso era fantástico y muy buena música. El lego y los demás le dijeron que no fuese. Él no hizo caso y allá fue. Estuvo un rato esperando y escuchaba ruidos extraños pero no el que quería oír. Al final lo escuchó y al día siguiente fue para la abadía y se lo explico todo, le pidió al lego que le diera algo para vivir, que el iba a escribir aquel miserere. Cada día que pasaba, lo escribía, oía un ruido de fondo y cada vez más hasta que acabo loco y se murió.
Guardaron los frailes a su muerte y también hoy en día se conserva el archivo de la abadía.


  • Maese Pérez, el organista. En esta leyenda el misterio gira entorno a la muerte de maese Pérez y cómo su espíritu sigue tocando después de muerto.


La leyenda empieza el día de Nochebuena, cuando se iba a celebrar la misa del Gallo en el convento de Santa Inés, en Sevilla. La iglesia estaba iluminada de forma asombrosa, y allí se encontraba lo mejor de la nobleza sevillana, el arzobispo y su familia porque maese Pérez era el mejor organista de la ciudad.
Era la hora de empezar la misa y ésta no comenzaba porque maese Pérez se había puesto enfermo. La noticia corrió al instante entre toda la gente, y entonces un hombre mal trazado, seco, huesudo y bisojo (bizco) se presentó delante del prelado y se ofreció para tocar él el órgano. El arzobispo aceptó el ofrecimiento, pero de repente, se oyeron gritos de alegría que decían que maese Pérez había llegado al convento.
Maese Pérez estaba pálido y desencajado y entraba en la iglesia conducido en un sillón. Él sabía que era la última noche que podría tocar el órgano y quería despedirse de él. Empezó la misa y el órgano sonaba majestuoso, hasta que de repente, se oyó un grito desgarrador de mujer, era la hija de maese Pérez que acababa de ver cómo su padre moría.
Al año siguiente, a la iglesia del convento de Santa Inés, llegó el organista de San Román (el que el año anterior se había ofrecido cuando maese Pérez no llegaba), al que todos consideraban un mal músico, pero cuando empezó a tocar, el órgano sonaba igual que con maese Pérez. La gente estaba maravillada, pero el organista cuando acabó juró que no volvería a tocar ese órgano, y entonces el arzobispo le invitó a que tocara el de la Catedral al año siguiente, y él aceptó.
Al año siguiente, es decir dos años después de la muerte de maese Pérez, la abadesa del convento de Santa Inés le pidió a la hija de maese Pérez, (se había metido a monja a la muerte de su padre), que tocara el órgano en la misa del Gallo. Ella le contestó que tenía mucho miedo porque la noche anterior había visto a su padre tocar el órgano. La abadesa le dijo que eso eran fantasías y que lo olvidara, porque su padre estaba en el cielo y desde allí la inspiraría para que tocara bien en esa ceremonia solemne.
Comenzó la misa y no ocurrió nada notable hasta que llegó la consagración, en ese momento se oyó un grito de la hija de maese Pérez, a la vez que decía que veía a su padre tocar el órgano. El órgano estaba solo, pero seguía sonando. Era el espíritu de maese Pérez quien tocaba el órgano.
Así también se resolvía el misterio del organista de San Román, es decir, él no tocó el año anterior sino que fue el espíritu de maese Pérez.



  • El beso trata sobre que el protagonista se deja llevar por una pasión imposible sin distinguir las sensaciones reales, ni las irreales.


El momento es cuando el ejército francés se apodera a principios del S. XIX de Toledo.
Los soldados se reparten por ahí para dormir y a un capitán le buscan el alojamiento de una iglesia, muy desmantelada pero aún se veían las estatuas de piedra sobre el mármol de sus tumbas.
Al día siguiente, los oficiales se aburrían allí mucho y se reunían en el Zocodover, estaban esperando al recién llegado. Cuando le preguntan cómo ha pasado la noche, éste comienza la historia. Un ruido lo despertó y antes de dormirse vio una mujer muy hermosa arrodillada junto a altar, se le antojaba un espíritu, pero era de mármol.

Parecía una dama castellana que por algún milagro permanece así. Junto a ella hay un guerreo, su marido. Los demás soldados quieren verlas y quedan para esa noche. Se enteran de que son un importante guerrero y Dña. Elvira de Castañeda. Los soldados estaban borrachos, le acercaron a la estatua del guerrero el vino a los labios y le arrojaron la copa entera sobre la cara. El capitán dijo que los labios de la mujer le incitaban a besarlos, cuando iba a besarla el guerrero levantó su brazo y le dio un golpe que lo tiró al suelo echando sangre por la boca, nariz y ojos.



  • El rayo de luna trata sobre el amor idealizado.



Manrique, un poeta al que le gustaba pasar sus ratos en soledad para escribir poesía, una noche de verano, vagando entre las ruinas de un edificio, queda fascinado ante la aparición de una mujer con un traje blanco, dirigiéndose al monasterio de los Templarios. Siguiéndola velozmente, desaparece. Llegando a dónde creía que ella vivía, tocó la puerta y pregunto que quién vivía allí, y la persona que le atendió le dijo que era la casa de Alonso de Valdecuellos, que era el montero mayor del rey, y que vivía solo. Durante dos meses busca en vano a aquella mujer, pero al regresar una noche al mismo lugar dónde la vio por primera vez, se vio visto de nuevo ante su persecución porque la había visto. Se movía fugazmente, y persiguiéndola, se acercó y se dio cuenta de que todo aquello que había imaginado, era tan solo un rayo de luna que se reflejaba entre los árboles cuándo se movían las ramas.
Manrique, tras algunos años, siguió consumiéndose en la soledad. Todo el mundo creía que estaba loco, excepto el autor que creía que lo único que había recuperado, era el juicio.




Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Lorena González González iconPonencia del Magistrado : Dr. Libes gonzález gonzález

Lorena González González iconAntonio José Ponte / José M. Fernández Pequeño Efraín Rodríguez Santana...

Lorena González González iconFrancisco González Bocanegra

Lorena González González iconJuanjo González Marin

Lorena González González iconMendigo de Ángel González

Lorena González González iconJosé Javier González

Lorena González González iconFrancisco gonzález cobreros

Lorena González González iconBlanca Álvarez González

Lorena González González iconEl viaje de González Tuñón

Lorena González González iconAngel D. González Laureano






© 2015
contactos
l.exam-10.com