1. amar hasta el fin






descargar 163.24 Kb.
título1. amar hasta el fin
página1/13
fecha de publicación08.09.2015
tamaño163.24 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Ley > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   13

ITAKA - ESCOLAPIOS

TESTIMONIOS



TESTIMONIOS

1.AMAR HASTA EL FIN


Podéis hacer lo que queráis, pero nosotros se­gui­remos amando... Metednos en las cárceles, y aún así os amaremos. Lanzad bombas contra nuestras casas, amenazad a nuestros hijos, y por difícil que sea, os amaremos también.

Enviad en las tinieblas de la medianoche a vuestros sicarios a nuestras casas, amenazad a nuestros hijos, y aún estando moribundos, os amaremos.

Enviad a vuestros propagandistas por todo el país para decir que no estamos ni culturalmente ni de ningún otro modo preparados para integrarnos en la sociedad y os seguiremos amando. Pero llegará un día en que conquistaremos la libertad y no sólo para nosotros: os venceremos a vosotros y conquistaremos vuestro corazón y vuestra conciencia y de este modo nuestra victoria será doble.

Martin Luther King

2.AUSTERIDAD


Como buen filósofo que era, Sócrates creía que la persona sabia viviría instintivamente de manera frugal. Él mismo ni siquiera llevaba zapatos; sin embargo, una y otra vez cedía al hechizo de la plaza del mercado y solía acudir allí a ver las mercancías que se exhibían.

Cuando un amigo le preguntó la razón, Sócrates le dijo: “Me encanta ir allí y descubrir sin cuántas cosas soy perfectamente feliz”.

La espiritualidad no consiste en saber lo que quieres, sino en comprender lo que no necesitas.

Anthony de Mello. “La oración de la rana (2º tomo)”, p. 85

3.CASO APARTE


EL HOMBRE DEL CORAZÓN EN EL CIELO Y LOS PIES EN LA TIERRA.

MÍTINES

Para llenar un mitin, los políticos hacen esfuerzos millonarios de publicidad. Ofertan sus líderes, los rodean de la mejor música o la más popular, los flanquean de mujeres bonitas... Allí, acaso con pantallas gigantes o rayo láser, prometen su “abajo precios y arriba salarios, arriba libertad, arriba todos”.

ESTADIOS

Para llenar un estadio... Para eso, el mundo entero de lo emocional, lo rival, lo veloz, quinielístico y forofo que se asoma cada noche en la televisión de todas las casas de los josemaríagarcías.

MISAS

Cada domingo, desde hace dos mil años ya, en los pueblos de nombres ingenuos o en los nuevayores, unos hombres a veces torpes, con mal genio incluso, hombrecitos grises desconocidos, montan una pequeña ceremonia siempre igual, dicen las mismas y sabidas cosas exigiendo. No han pagado publicidad. Abrieron la puerta y esperaron.

Los mítines reúnen a un 5% de la población, los estadios al 19%, las misas al 38%.

¿Por qué? ¿Quién es ese hombre gris y anónimo, balbuceando siempre la misma canción a cuatro velas, a dos, y que puede a los felipes, a los fragas, los maradonas y los miguelríos?

EL ÚLTIMO

En este pueblo hubo vida. Mozos que cantaron, niños en el corro de la plaza, mujeres parlando en la ventana. Sólo queda un vecino fantasma con un perrillo despistado. Los mozos se fueron antes. Luego, poco a poco, todos. Se había ya pirado el farmacéutico, el médico, al poco el tendero. Sin niños que nacieran, se fue la maestra. El último en marchar fue el cura. Y viene de vez en cuando a visitar al náufrago. Cuando la campana se calló, murió el pueblo. ¿Qué hacía allí este hombre que era el alma de todo aquello?

LO QUE HACE

Acompañar a las gentes en los mejores momentos de la gente: nace una pareja al amor y allí está él. Pone flores, pone música, pone ceremonia, palabras que sacan arriba la profundidad, que cavan en el significado. Nacerá un hijo y él les dice a todos los bien que está la cosa, lo muy bien que está. Lo dirá como nadie. Hasta que todos consigan una alegría bien consciente. El niño reciente lucirá toda su importancia. Porque él lo ha sabido poner claro.

Acompañar a la gente en los peores momentos. En el desconcierto de un agonía o de una muerte, va y pone esperanza y pone horizonte. Asegura que la Vida sigue. Todos necesitaban escucharlo. Estuvo en la enfermedad y cuando aquella soledad o desamor o traición tan inesperada. En la duda estaba él fortaleciendo. En la pena o en la pregunta de una muchacha a quien nadie quiso o supo responder.

SUS AMIGOS

A los niños, los viejos, los tontos, los pobres, los enfermos, o porque son unos pelmas o porque no tienen voto o porque no son bellos o útiles ya, o cómodos, nadie les tiene en cuenta. Ellos, esos inútiles, son sus amigos, son sus fieles. Y él, el fiel a ellos.

ES

Tiene algo de médico, otro poco de educador, su pizca de madre o de psicólogo, ilusionista, gestor, un pellizco de abogado de causas perdidas ya y su mijita de poeta, de ecologista, de marginal. Es un especialista en humanidad, consulta-de-siempre-a-siempre. El más humano.

ES GRATIS

¿Hay alguien todavía que haga algo gratis? Ese hombre es la continuidad del idealismo y de la fantasía. Hace lo que nadie aunque todos los demás quisieran ser capaces.

DÓNDE

Anda por ahí metido en fracasos increíbles. Siempre en la punta, desde luego. Y está allí, en el otro lado del mundo: animando a granadinos, educando a los japoneses de la informática o lapones con focas; entre rifeños vistiendo chilaba o diciendo misa con tantanes. Puede estar ahí contigo, para explicarte álgebra o sonreír.

Otros como él o él mismo andarán por Estados Unidos diciendo que no a Reagan o en Centroamérica partiéndose la cara por indios cuando los pisan. O investigando bioquímica o economía o poemas o historia o galaxias.

DE DÓNDE

Vino de entre vosotros. No nació del matrimonio de nube con querube. Es de tu misma estrella y de tu misma carne, el tío. Sus padres se quedaron sin él antes que sin los otros. Cuando el muchacho se fue era algo atractivo y prometía mucho. Sus hermanos se marcharon después cada cual con su mujer a vivir otra aventura. Ahora, sus padres saben que es el más suyo, el más libre y el más fiel. El que vuelve cada verano o cada apuro o cada vez sin falta. El que está dispuesto.

EL PRECIO

Sus hijos no están. Fueron un proyecto. Tú, tú y aquellos otros les quitaron el sitio. Sus hijos son el precio que pagó. Si Dante se hubiera casado con Beatriz, no hubiera escrito la Divina Comedia.

EL SEXO

También, precio. Tanto compró que lo tuvo que pagar todo junto. Fue una inversión a este riesgo. No hay rebaja posible. Para tal vida revolucionaria, semejante precio proporcional. Es verdad que durante la juventud este asunto es complicado. Pero...

LIBRE

Por eso está libre. Lo es descaradamente. Completamente libre, últimamente libre. Alegremente. El más. Como ninguno libre y, por eso, temido. Temible de libre. Es normal. Ni corriente ni vulgar. Donde pone el ojo pone la bala. Y es el creador de espacios, ambientes, ocasiones de libertad para los demás.

INTERIOR

Entre tal cuento chino, tal apariencia y marketing, en medio de tanta historia montada, él se lo ha montado de otro modo. Vive el silencio, la soledad, el corazón y la idea. Es inaudito: en estos tiempos cotiza la clausura, el pensamiento, la pobreza y varios absurdos más.

EN MEDIO

Tiene un libro, aunque tenga otros. No es un fascículo de timos por entregas: es el Evangelio. Tanto lo entiende cuanto lo practica. Si uno repite la vida de su protagonista, dice de pronto lo que ningún otro logra descifrar. “Deja lo que tienes, sígueme y encontrarás tu tesoro”. Para los demás, unas cuantas palabras. Para él, la explicación de su propia vida. Jesucristo.

Doce, setenta, doscientos... Esa fue la progresión de los que al verle vivir viviendo en su costado se quedaron con El.

No todos murieron en la cruz de al lado. Pero se llamaron Pedro, Juan, Santiago. Y sus nombres acompañan al nombre más amado y nombrado de los nombres de hombres desde hace más de dos mil años.

PARA CONOCERLE

No pases a su lado con la opinión vulgar puesta en los ojos. Vetea vivir un tiempo a su casa. Obsérvale. Mira cómo vive y cómo hace sus cuentas. Vive con él sus apuros, su soledad y su lío.

Verás cuántos le están llamando en un teléfono que no para y una puerta que está sonando siempre demasiado. Conócele directamente. Para que puedas comparar.

Podrás ver “de qué les sirve a un hombre ganar todo el mundo y perder su vida”.

Podrás ver eso de “vender todo lo que tiene para comprar ese campo”.

Enrique, escolapio
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   13

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

1. amar hasta el fin iconTal vez amar no sea algo diferente a tener novio o a pensar o escoger...

1. amar hasta el fin iconHace aproximadamente una hora soy feliz porque soy mujer y dios me...

1. amar hasta el fin iconPessoa, gafas y pajarita
«No sé lo que mañana traerá», últimas palabras, «Acércame las gafas». Fin de Pessoa, fin de heterónimos, fin de los miedos y de la...

1. amar hasta el fin icon1. Con el fin de lograr orden en el crecimiento y divulgación de...

1. amar hasta el fin iconLlevamos bastantes salidas fallidas donde habíamos elegido la ciudad...

1. amar hasta el fin icon“Una nueva idea se considera, de entrada, ridícula, y más tarde se...
«sexto sentido». Otros términos utilizados para designar esta capacidad son: clarividencia, o la aptitud de ver

1. amar hasta el fin iconObjetivo: Al fin de clase los estudiantes presentarán sus análisis...

1. amar hasta el fin icon¿Qué es amar?

1. amar hasta el fin iconAprendiendo Amar

1. amar hasta el fin iconEn Todo Amar y Servir






© 2015
contactos
l.exam-10.com