Izamiento de la bandera nacional






descargar 0.98 Mb.
títuloIzamiento de la bandera nacional
página1/44
fecha de publicación07.07.2015
tamaño0.98 Mb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Ley > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   44





- En Buenos Aires, a los dieciséis días del mes de septiembre de 2009, a la hora 11 y 23:



izamiento de la bandera nacional


Sr. Presidente (Fellner).- Con la presencia de 130 señores diputados queda abierta la sesión especial convocada para el día de la fecha conforme al requerimiento efectuado por los señores diputados en número reglamentario. (Aplausos.)

Invito a la señora diputada por el distrito electoral de Tucumán, doña Susana Eladia Díaz, a izar la bandera nacional en el mástil del recinto.

- Puestos de pie los señores diputados y el público asistente a las galerías, la señora diputada doña Susana Eladia Díaz procede a izar la bandera nacional en el mástil del recinto.(Aplausos.)

convocatoria a sesión especial


Sr. Presidente (Fellner).- Por Secretaría se dará lectura de la resolución dictada por esta Presidencia convocando a sesión especial.
Sr. Secretario (Hidalgo).- Dice así:
AQUÍ RESOLUCIÓN DE LA PRESIDENCIA CONVOCANDO A LA SESIÓN ESPECIAL.


Sr. Presidente (Fellner).- Corresponde que la Honorable Cámara resuelva si considera el proyecto referido a la convocatoria a esta sesión especial.

Se va a votar.

- Resulta afirmativa.

Sr. Presidente (Fellner).- Se procederá en consecuencia.

moción



Sr. Presidente (Fellner).- Tiene la palabra el señor diputado por Buenos Aires.
Sr. Pérez (A.).- Señor presidente: voy a formular una moción porque nadie puede desconocer el hecho vergonzoso por cierto que nos tocó vivir en el día de ayer. (Manifestaciones en las bancas.)

Estamos ante el tratamiento de una ley muy importante... (manifestaciones en las bancas) ...y que debiera tener, como objetivo para todos, garantizar la libertad de expresión, la pluralidad de medios... (manifestaciones en las bancas).

Por lo tanto, como cualquier política de Estado requiere de una discusión profunda, seria, razonable, sensata.

Hemos asistido a una reunión de comisión a la cual el oficialismo llegó con un dictamen, con correcciones realizadas junto a otros bloques, pero donde la mayoría o gran parte de los bloques parlamentarios nunca tuvimos posibilidad de discutir el tema.

Dieron lectura durante casi tres horas de eso que llamaban el dictamen y lo sometieron a discusión durante dos horas. Estamos hablando de un proyecto de ley que tiene más de 150 artículos, que merecía un tratamiento serio, pero que el oficialismo decidió hacerlo en dos horas.

Nadie puede desconocer esta situación y por eso estoy requiriendo que realicemos un tratamiento sensato de la ley de medios. En ese sentido, como todavía no ha existido un real debate de esta iniciativa, voy a solicitar que vuelva a comisión.

La moción concreta es que esta norma vuelva a comisión para que podamos iniciar un debate que hasta ahora no ha existido. (Manifestaciones en las bancas.)
Sr. Presidente (Fellner).- En consideración la moción formulada por el señor diputado por Buenos Aires.

Se va a votar.

  • Resulta negativa.

Sr. Presidente (Fellner).- Queda rechazada la moción.

regulación de los servicios de comunicación audiovisual


Sr. Presidente (Fellner).- Corresponde considerar el dictamen de mayoría de las comisiones de Comunicaciones e Informática y otras recaído en el proyecto de ley sobre regulación del servicio de comunicaciones (expediente 22-P.E.-2009). (Aplausos.)

AQUÍ ORDEN DEL DÍA Nº 2.005
Sr. Presidente (Fellner).- En consideración en general.

Tiene la palabra el señor diputado por La Pampa.

Sra. Bullrich.- Pido la palabra para una cuestión de privilegio. (Manifestaciones en las bancas.)



Sr. Presidente (Fellner).- Una vez que haya hecho uso de la palabra el señor diputado por La Pampa, la señora diputada por la Capital podrá hacer el planteo correspondiente.
Sr. Baladrón.- Señor presidente: antes de comenzar con el informe del dictamen en general, quiero señalar que la fecha de hoy, 16 de septiembre, nos remonta a aquélla del año 1955, como también a aquel otro hecho horrendo conocido como la noche de los lápices que se produjo en la ciudad de La Plata.

También hoy se cumple un nuevo aniversario de la norma 22.285, que hemos debatido en estos días. Es decir se trata de tres hechos, dos de ellos muy caros para nosotros, los justicialistas, porque no nos dejaron nada para festejar sino por el contrario muchas cosas para lamentar y mucho para recordar.

El 16 de septiembre de 1955 iniciaba su exilio de la Argentina el general Juan Domingo Perón, quien regresó después de 18 años, esperado y aplaudido por un pueblo que durante esos años militó y trabajó y hasta dio su vida para que regresara. Y cuando retornó dijo: “Vengo a buscar y a dar la paz para todos los argentinos.”

Con esas tres fechas históricas iniciamos este debate; para ver de qué modo elaboramos una nueva legislación. Por lo tanto, ha llegado a esta Cámara la oportunidad de saldar una vieja deuda que tenemos todos los legisladores con la sociedad, y me hago cargo de la parte que me corresponde, porque ha transcurrido un tiempo prudente para sancionar una ley de medios audiovisuales para el país.

Somos conscientes del paso hacia adelante que estamos dando; somos conscientes de que estamos tocando fuertes y poderosos intereses en la Argentina, que se creían impunes y utilizaban todo tipo de argucias y de argumentos. De hecho, a través de algunos personeros, alguien ha intentado impedir que una nueva ley regule los medios audiovisuales, so pretexto de que ésta afectaría la libertad de expresión. Podría suceder también que no quisieran debatir la norma, como corresponde en el Parlamento argentino; pero hoy ha llegado ese día que tanto esperamos. A esos grupos poderosos queremos decirles que la norma que vamos a aprobar en el transcurso de este largo debate no afecta la libertad de expresión. Este es el primer tema concreto que quiero plantear.

Tampoco es verdad que pretendamos silenciar a nadie en la Argentina o poner mordazas. Queremos que todos tengan voz; queremos medios audiovisuales, radio, televisión, para todos, vivan donde vivan y cualquiera sea su condición social, porque todos tienen el derecho a estar y ser informados. Todos tienen el derecho a ser libres en un país que es libre.

No queremos sancionar una ley mordaza, como hemos escuchado decir en algunos programas televisivos. El peronismo nunca le puso mordaza a nadie; todo lo contrario. Creemos que ha llegado el momento definitivo de entender que lo único que deseamos es ver cómo regulamos un sistema de medios audiovisuales más horizontal, justo, equitativo, democrático y plural. Esto es lo que buscamos.

Frente a ello, este proyecto que vamos a debatir hoy no sólo está resguardando el principio constitucional de la libertad de expresión sino que es más amplio. En su sentido más cabal, libertad de expresión no significa libertad exclusiva de un determinado sector concentrado que tiene en sus manos una cantidad de medios de comunicación para desplegar o imponer un mensaje unívoco, cerrado, que sólo tiende a satisfacer intereses privados y particulares.

¿Por qué digo que este proyecto da un sentido cabal de libertad de expresión a todo el país y que ha llegado el momento de debatirlo entre todos? ¿Cuál es el verdadero sentido que tiene para nosotros la libertad de expresión, como ha sido concebida por los constituyentes al incorporarla en la Constitución Nacional? El verdadero sentido está dado por la libertad de expresión para todos: vivan donde vivan, trabajen donde trabajen.

Queremos que todos tengan el mismo derecho e igualdad de oportunidades para acceder a los medios de comunicación y poder expresarse, de modo que desde allí se escuchen todas las voces. Por eso el proyecto de ley que traemos al debate en el día de hoy contiene fundamentalmente este objetivo: dar la oportunidad a cualquier argentino, más allá de su procedencia o pertenencia ideológica, a cualquier grupo o sector –ya sea en forma individual o asociada, con o sin fines de lucro o con él , de que pueda expresarse libremente, ejercer su derecho humano a la información, a la comunicación sin censura de ningún tipo, tal como lo establecen los tratados de derechos humanos, de acuerdo con lo expresado por el artículo 75 de nuestra Constitución Nacional. Por esto tiene jerarquía constitucional.

En estos últimos días hemos escuchado azorados en ciertos medios de comunicación una serie de críticas infundadas que en vez de amilanarnos nos fue dando más fuerzas, más convicción y también nos indicaron que estábamos recorriendo el camino correcto.

Parecía que algunos miembros de la oposición estaban transmitiendo por cadena, ya que en todo momento estaban en un canal de televisión distinto, y cada vez que uno miraba un canal estaba alguno de ellos. Ahí estaban las mismas caras despotricando contra esta iniciativa.

Pero para poner blanco sobre negro hay que decirle a la gente -aunque mucha ya lo sabe más allá de lo que se diga- que la actual ley de medios de radiodifusión fue creada en los 80 producto de una decisión de un gobierno de facto e inspirada en aquella política llevada a cabo por Videla, Martínez de Hoz, Arguindeguy y otros, que fue la doctrina de la seguridad nacional, y que provocó a la postre una de las etapas más crueles que no nos dejó nada para aprender y para recordar, salvo a aquellos compañeros y militantes que hoy no están.

Seguramente si ellos hubieran estado hoy también estarían acá alentándonos en estas tribunas, en este recinto. Esto lo sabemos todos, pero no está mal recordar que para la doctrina de la seguridad nacional la lucha social y la movilización popular eran manifestaciones intolerables y subversivas que lo único que perseguían –según ella  era el avance de una izquierda a la cual ellos querían ver cómo desaparecía de la Argentina como pensamiento ideológico.

Con esa premisa se implantó el terrorismo de Estado que organizó un sistema clandestino e ilegítimo, imponiendo el pánico en la población

Esta nueva ley está inspirada en los amantes defensores de la libertad de las personas, y en especial de la libertad de expresión. Esto solo ya provoca la necesidad imperiosa de aprobar esta nueva ley de medios audiovisuales.

Sé que muchos me van a decir que la actual ley 22.285 tuvo una serie de modificaciones durante el período democrático y que las mismas favorecieron a algunos grupos monopólicos, esta es la realidad. Desde ya me adelanto y les digo que es cierto; nos hacemos cargo de los errores y de no haber trabajado como legisladores y representantes del pueblo en una nueva ley.

Pero los errores del pasado y las circunstancias históricas vividas no nos inhabilitan a venir a reparar hoy esta deuda, y lo digo de cara a la sociedad y a la gente. Esa deuda que hemos traído hasta el día de hoy queremos empezar a repararla, porque de los errores se aprende, y de los míos he aprendido mucho.

Para seguir analizando algunas de las críticas que hemos escuchado en estos días, señor presidente, quiero decir lo siguiente. Hace poco escuché decir a una colega en un programa de televisión que esta norma no tiene legitimidad de origen y que en caso de tener aprobación, después del 10 de diciembre de 2009 ya hay un acuerdo de algunos sectores de la oposición para reformarla totalmente.

Al respecto quiero contestar lo siguiente: si están legitimados, que lo hagan; están en su derecho. Pero les digo que hoy este Congreso viene a cambiar la norma 22.285 –y no digo la ley- antes del recambio legislativo.

No vamos a cometer el mismo error de algunos que hoy cuestionan la legitimidad de este Parlamento diciendo que no tenemos legitimidad como para poder venir a debatir acá, entre todos nosotros, este proyecto de ley.

Yo soy uno de los diputados que concluirá su mandato el 10 de diciembre. A mí me han votado en mi provincia para que legisle hasta el 10 de diciembre. Me ha votado por tercera vez el pueblo de La Pampa para que venga a esta Cámara como legislador y ejerza el cargo de diputado hasta el 10 de diciembre. Yo soy producto del voto de la gente y no de algún accidente meteorológico que haya ocurrido en el país.

Así funciona este sistema democrático: se presentó un proyecto, se buscaron los consensos con la más absoluta legitimidad, hemos hablado con representantes de las distintas bancadas y hoy se trae a este recinto. Hoy queremos votar y sancionar esta nueva ley de medios audiovisuales que la Argentina ha esperado con ansiedad desde el año 1983.

Pero para contestar y demostrar lo falaz del argumento de la legitimidad de origen de este proyecto quiero decir que vamos a seguir legislando como lo hicimos desde el primer día, con el mismo compromiso y con la misma responsabilidad.

Este no es un proyecto del Poder Ejecutivo nacional, sino que viene siendo debatido desde hace muchos años por los militantes de distintos lugares del país. Esos militantes plasmaron sus ideas en 21 puntos, que fueron el origen de esta norma. Es decir, que fue producto de la Coalición por una Radiodifusión Democrática, que está integrada por más de 300 organizaciones no gubernamentales.

De manera que estuvieron representados los gremios, las universidades, la Iglesia, las organizaciones populares, las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, la Asociación Barrios de Pie, los pueblos originarios, las organizaciones dedicadas a la protección de las personas con capacidades diferentes, las cooperativas, las radios comunitarias, etcétera; no puedo enumerar a todos. Cabe aclarar, incluso, que algunas de esas organizaciones son muy críticas a nuestro gobierno, pero sin embargo hoy nos acompañan porque saben que estamos en el camino correcto y que queremos ser los garantes de una nueva ley de medios audiovisuales en la Argentina.

Creo que después de muchos años de discusión y esfuerzo ha llegado el momento de lograr un texto consensuado  como el que se plasmó en esta norma , que hoy empezamos a debatir. Sabemos que no fue una tarea fácil; todos tuvieron que ceder algo para lograr el resultado final. Privilegiaron el interés general por sobre el individual, un principio de grandeza no siempre visto.

Privilegiaron también que la Argentina necesitaba una nueva ley de medios que los contuviera, que los expresara, que llegara a todos; querían televisión, radio, medios para todos, no para algunos; pensaron en la sociedad en su conjunto.

De manera tal que me parece que afirmar que esta iniciativa no tiene legitimidad de origen es por lo menos temerario.

Sin perjuicio de ello, creo que en forma excepcional  y me animo a decir casi única en materia legislativa  la señora presidenta de todos los argentinos el 18 de marzo pasado anunció en un acto público realizado en el Teatro Argentino de la ciudad de La Plata la decisión de discutir una nueva ley que regulara el sistema de medios audiovisuales que reemplazara la norma imperante y presentó esta propuesta de anteproyecto de ley de medios audiovisuales con la consigna de que se debatiera profundamente con los distintos sectores de la sociedad argentina para luego, después de debatido profundamente, ingresara al Congreso. Ayer dimos aquí el debate final y hoy queremos lograr que la Cámara de Diputados dé sanción a este proyecto de ley.

Quiero recordar que para esa fecha habíamos debido modificar algún cronograma. Hubiéramos deseado tratarlo antes, pero recién pudimos hacerlo ahora.

La voluntad del gobierno existió, y cumplió con su compromiso tal cual lo había anticipado. Es bueno recordar esto para aquellos pícaros que hoy preguntan por qué tenemos tanta premura. No es cierto; no hay premura, sino que estamos cumpliendo con nuestra obligación, discutiendo esta iniciativa de nuestro gobierno con legitimidad y con la legalidad que nos confiere nuestro cargo de diputados nacionales surgido de la elección que hizo el pueblo de cada una de las provincias.

Está de más decir, porque es público y notorio, que este proyecto de ley está en la agenda de nuestro Poder Ejecutivo desde hace mucho tiempo. Por eso repito que distintas circunstancias políticas, circunstancias tal vez extraordinarias que todos conocemos  como la crisis económica internacional , obligaron a un cambio de agenda y lógicamente este debate se debió posponer.

Pero volviendo al tema de la legalidad que se cuestiona, este hecho inédito de participación legislativa…
Sr. Presidente (Fellner).- Le ruego que redondee su intervención, señor diputado.
Sr. Baladrón.- Ya concluyo, señor presidente.

Esto tiene muy pocos precedentes en el país. El proyecto que nos ocupa llega aquí con un aire fresco, con gran consenso de distintos sectores. Debe ser, junto con la ley de educación y algún otro ejemplo más, el que ha llegado aquí con más aire fresco.

Por eso se organizaron más de veinticuatro foros a lo largo del país y hubo alrededor de ochenta conferencias también en distintos lugares. Se llevaron a cabo las audiencias públicas tal como lo establece la legislación vigente.

Entonces, yo pregunto cuál es la legitimidad que hoy se cuestiona o que pretende cuestionar la oposición.

Sin perjuicio del trabajo previo realizado por el gobierno nacional, cuando este proyecto tomó estado parlamentario convocamos a las audiencias públicas. Por allí pasaron casi doscientos expositores, desde el Premio Nobel de la Paz hasta representantes de la Iglesia argentina, del Colegio Público de Abogados de la ciudad de Buenos Aires, de trabajadores, de estudiantes, de jóvenes que representan a distintas organizaciones. Hubo expresiones a favor y también hubo expresiones en contra que adultamente supimos escuchar aunque a lo mejor no las compartíamos. Algunas ideas fueron incorporadas en este proyecto.

Nos criticaron porque convocamos las audiencias en la Capital Federal y no en el resto del país, donde según sostenían se hubiera discutido mejor. Digo a los miembros de la oposición, muchos de los cuales casi no aparecieron por el auditorio durante las audiencias, que la gran mayoría de los expositores fue del interior del país. No hay provincia que no haya sido representada en esos foros. La realidad es que hubo ponentes de todas las provincias, tanto de las gobernadas por el oficialismo como de administraciones sin nuestra sintonía política. Nosotros escuchamos las críticas interesadas con el mismo respeto que escuchamos a aquellos que venían a hablar a favor de este proyecto de ley.

Hoy asistimos a esta sesión propiciando la sanción de esta norma. No podemos esperar 26 años más. ¿Para qué? Hoy podemos sancionar el proyecto de ley que la sociedad argentina pide y necesita.

Hemos entrado en la era de la digitalización. Es imprescindible abordar este desafío con la tecnología de una ley democrática, inclusiva, no excluyente, que no es contra nadie, que es antimonopólica y que pretendemos que llegue a todos.
Sr. Presidente (Fellner).- La Presidencia ruega al señor diputado que redondee su exposición pues ha vencido su término.
Sr. Baladrón.- Lo único que deseo es que detrás de esta discusión no existan los poderosos medios a través de los cuales los personeros quieren poner en vigencia el derecho de impedir. Pero lo que es más grave es que las corporaciones mediáticas quieren imponer su propia agenda política. Por eso finalizo mi exposición afirmando que vamos a sancionar este proyecto de ley tal cual ha llegado a esta Cámara.

Esta es una de las iniciativas más importantes que hemos debatido en el Parlamento argentino en los últimos años, y al respecto quiero señalar algo que desde hace tiempo vengo pensando. Tengamos cuidado; el tema no es esta ley; aquí hay una pulseada de poder que la política debe advertir: ver quiénes son los que llevan a cabo las próximas transformaciones en la Argentina, si las hacen las corporaciones o se realizan desde la política. Esto es lo que tenemos que discutir en este recinto. (Aplausos. Varios señores diputados rodean y felicitan al orador.)

  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   44

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Izamiento de la bandera nacional iconDiana Moreira: Bandera Nacional de Guatemala

Izamiento de la bandera nacional iconLa Bandera de Andalucía, también llamada Arbonaida
«Una verde bandera que se ha hecho de la aurora blanca un cinturón, despliega sobre ti un ala de delicia. Que ella te asegure la...

Izamiento de la bandera nacional iconLa bandera es el símbolo más representativo de la patria. Fue establecida...

Izamiento de la bandera nacional iconPersonal responsable de la formacióN, apertura, izamiento y calendario cívico escolar 2013

Izamiento de la bandera nacional iconBandera gloriosa bandera gloriosa de alegres colores

Izamiento de la bandera nacional iconProcesión de la bandera

Izamiento de la bandera nacional iconOracion a la bandera

Izamiento de la bandera nacional iconPoesía a mi bandera

Izamiento de la bandera nacional iconIzada de bandera

Izamiento de la bandera nacional iconBandera de Colombia






© 2015
contactos
l.exam-10.com