Elena Gould de White (su apellido de soltera era Harmon) nació el 26 de noviembre de 1827 en Gorham, Maine, Estados Unidos. Fue una de las primeras personas que






descargar 1.36 Mb.
títuloElena Gould de White (su apellido de soltera era Harmon) nació el 26 de noviembre de 1827 en Gorham, Maine, Estados Unidos. Fue una de las primeras personas que
página9/55
fecha de publicación03.07.2015
tamaño1.36 Mb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Ley > Documentos
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   55

23 DE FEBRERO NADA QUE TEMER

Confirmando los ánimos de los discípulos, exhortándolos a que permaneciesen en la fe, y diciéndoles: Es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios. Hech. 14: 22.

Dios quiere que confiemos en él y gocemos de su bondad. Cada día él despliega sus planes ante nosotros, y debemos tener los ojos y la percepción necesarios para captar éstas cosas. Por grande y gloriosa que sea la plena y perfecta victoria sobre el mal que hemos de experimentar en el cielo, no todo ha de quedar para el momento de la liberación final. Dios quiere que algo ocurra también en nuestra vida presente. Necesitamos cultivar diariamente la fe en un Salvador actual. Al confiar en un poder exterior y que está por encima de nosotros mismos, al ejercer fe en un apoyo y un poder invisibles, que aguarda las demandas del necesitado y dependiente, podemos confiar tanto en medio de las nubes como a plena luz del sol, mientras cantamos por la liberación y el gozo de su amor que podemos experimentar ahora mismo. La vida que ahora vivimos debe ser vivida por fe en el Hijo de Dios.

La vida del cristiano es una extraña mezcla de dolores y placeres, frustraciones y esperanzas, temores y confianza. Se siente sumamente insatisfecho consigo mismo, puesto que su propio corazón se agita tremendamente, impulsado por pasiones avasalladoras, que ceden ante el remordimiento, el pesar y el arrepentimiento, que a su vez dan lugar a un sentimiento de paz e íntimo regocijo, porque sabe, cuando su fe se aferra de las promesas reveladas en la Palabra de Dios, que cuenta con el amor perdonador y la paciencia infinita del Salvador, a quien trata de introducir en su vida y de incorporar a su carácter.

Son estas revelaciones, estos descubrimientos de la bondad de Dios, los que le dan humildad al alma y la inducen a clamar con gratitud: "Y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí" (Gál. 2:20). Tenemos razón para sentirnos reconfortados. Tremendas pruebas procedentes del exterior pueden asediar al alma donde mora Jesús. Volvamos a él para recibir el consuelo que él ha provisto para nosotros en su Palabra. Las fuentes terrenales de esperanza y consuelo nos podrán fallar, pero las fuentes superiores, alimentadas por el río de Dios, están llenas y nunca se agotan. Dios quiere que usted aparte sus ojos de la causa de su aflicción, y que los fije en el dueño de su alma, de su cuerpo y de su espíritu. El es el amante del alma. Sabe cuánto vale. Es la vida verdadera y nosotros somos los pámpanos. . . (Carta 10, del 23 de febrero de 1887, al Dr. J. H. Kellogg). 63

24 DE FEBRERO COMO PODEMOS LIBRARNOS DE LA CULPA

Deje el impío su camino, y el hombre inicuo su pensamiento, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar. Isa. 55: 7.

Mi querida hermana: Tengo evidencias de que Dios la ama, y que ese precioso Salvador que se dio a sí mismo para que usted pudiera salvarse no la rechaza porque ha sido tentada y ha sido vencida en su debilidad. No permita que su preocupación la separe de los brazos del amante Jesús; por el contrario, entréguese a él con confianza y fe. La ama, la cuida, la bendice y le dará su paz y su gracia. Le está diciendo, "Tus pecados te son perdonados" (Luc. 5: 23). Le aseguro que Jesús nos ama aunque erremos y caigamos en la trampa del pecado. Nos perdona hasta lo sumo. Reciba en su alma la dulce promesa de Dios. . .

Aparte su vista de su desdicha y diríjala a la perfección de Cristo. No podemos crear nuestra propia justicia. Cristo tiene en sus manos los puros mantos de la justicia, y nos cubrirá con ellos. Pronunciará dulces palabras de perdón, llenas de sus promesas. Y presenta a las almas sedientas las fuentes de aguas vivas, en las cuales nos podemos refrescar. Nos pide que acudamos a él con todas nuestras cargas, todos nuestros pesares, y hallaremos descanso. Por eso debemos creer. . . que nos perdona, y debemos mostrar nuestra fe al descansar en su amor. . .

El sentimiento de culpa debe ser depositado a los pies de la cruz del Calvario. La sensación de nuestra pecaminosidad ha contaminado las fuentes de la vida y de la verdadera felicidad. Pero Jesús dice: "Depositadlo todo en mí; yo tomaré vuestro pecado y os daré paz. No destruyáis por más tiempo vuestra propia dignidad porque os he comprado con el precio de mi propia sangre. Sois míos; fortaleceré vuestras voluntades debilitadas; disiparé vuestro remordimiento". Entonces vuelva su corazón agradecido, que tiembla de incertidumbre, y aférrese de la esperanza que se le propone. Dios acepta su quebrado y contrito corazón. Le ofrece ampliamente su perdón. Le ofrece adoptarla en el seno de su familia, y ayudarla con su gracia en su debilidad, y el amante Jesús la guiará paso a paso, con tal que usted ponga su mano en la de él y le permita que la guíe.

Busque las preciosas promesas de Dios. Si Satanás la asedia con sus amenazas, apártese de ellas y aférrese de las promesas. . . Quiera el Señor bendecir, en beneficio de su alma, estas pocas palabras que me ha inducido a escribirle (Carta 38, del 24 de febrero de 1887). 64

25 DE FEBRERO CONFÍE Y OBEDEZCA

Así ha dicho Jehová: Maldito el varón que confía en el hombre, y pone carne por su brazo, y su corazón se aparta de Jehová. . . Bendito el varón que confía en Jehová, y cuya confianza es Jehová. Jer. 17: 5, 7.

Como los judíos de los días de Cristo, muchos hoy escuchan y creen, pero no están dispuestos a subir a la plataforma de la obediencia y aceptar la verdad tal como es en Jesús. Temen perder ciertas ventajas mundanales. Mentalmente están de acuerdo con la verdad, pero la obediencia implica llevar la cruz de la abnegación y el sacrificio, y dejar de confiar en el hombre y poner carne por su brazo; por eso se apartan de la cruz. Podrían sentarse a los pies de Jesús para aprender diariamente de él y saber exactamente qué es la vida eterna, pero no están dispuestos a hacerlo.

Toda persona salvada debe someter sus propios planes, sus proyectos ambiciosos, que implican glorificación propia, y debe seguir la dirección de Cristo. Se debe someter la mente a Cristo para que él la limpie, la purifique y la refine. Esto ocurrirá cada vez que se acepten debidamente las enseñanzas del Señor Jesús. Es difícil que el yo muera cada día, aunque la admirable historia de la gracia de Dios se presente con toda la riqueza de su amor, que él revela a las almas necesitadas.

¡Oh, cuánto necesitamos conocer más íntimamente al Señor Jesús! Necesitamos comprender su voluntad y llevar a cabo sus propósitos, diciendo de todo corazón: "Señor, ¿qué quieres que haga?" ¡Cuánto deseo ver nuestras iglesias en una condición diferente de la de ahora, es decir, que agravian al Espíritu Santo cada día con su tibia vida religiosa, que no es ni fría ni caliente! . . .

¡Oh, cuánto sería honrado y glorificado Cristo ante los hombres y mujeres irreligiosos y mundanos si sus seguidores fueran lo que pretenden ser, es a saber, verdaderos cristianos a quienes el amor de Cristo los constriña a darlo a conocer ante un mundo idólatra, poniendo de manifiesto el marcado contraste que existe entre los que sirven a Dios y los que no lo sirven!. . . Tenemos que hablar a otros del amor de Cristo, y para hacerlo debemos saber por experiencia qué significa tener ese amor en el corazón. Todos encontrarían abundantes oportunidades para trabajar, si quisieran aprovechar las oportunidades que se les presentan (Carta 35, del 25 de febrero de 1903, dirigida a la Hna. L. M. Hall, una fiel obrera y por muchos años jefa de enfermeras del Sanatorio de Battle Creek). 65

26 DE FEBRERO EL SECRETO DE LA SANTIFICACIÓN

Porque Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo. 2 Cor. 4: 6.

Cristo nos encarga que brillemos como luces en el mundo, y que lo hagamos reflejando la luz de Dios que resplandece en el rostro de Jesucristo. ¿Quién entre nosotros lo está haciendo? ¿Brillan nuestras vidas con esa luz admirable? Dios espera que cada uno de nosotros refleje su imagen ante el mundo. Se nos guía paso a paso para que progresemos. Hemos caminado y trabajado por fe, y necesitamos disciplinarnos para soportar tribulaciones como buenos soldados de Jesucristo.

Necesitamos mentes fuertes y buenas que no se desanimen fácilmente, mentes educadas para enfrentar las dificultades que se presentarán, mentes dispuestas a luchar y solucionar arduos problemas. Debemos enarbolar el estandarte de la verdad en los pueblos y ciudades de las inmediaciones. Debemos ver qué hay que hacer y hacerlo en el amor y el temor de Dios. Cuando hayamos avanzado tanto como podamos por fe, entonces el Señor obrará en nuestro favor.

Es Dios quien nos inspiró para que comenzáramos esta obra. Hemos avanzado paso a paso, orando, creyendo y trabajando. Dios es el Autor de nuestra fe, y cuando cada uno de nosotros hace individualmente su parte, él perfecciona la obra, para glorificar su propio nombre cuando ésta termine. El Señor inspira a sus obreros consagrados para que trabajen, no de acuerdo con lo que ven, sino como el Señor ve las cosas.

Necesitamos fortalecer nuestras almas con esperanza, la hermana gemela de la fe. Los obreros de Dios deben vivir en perfecta sumisión a la voluntad de Dios. Existe el peligro de que obremos en contra de la voluntad de Dios; porque el hombre quiere obrar a su modo, suponiendo que es la mejor forma de cumplir los propósitos del Señor. Pero no podemos actuar a nuestro gusto y manera. Dios debe obrar en nosotros, por nosotros y por medio de nosotros. Debemos ser en las manos de Dios como la arcilla en las del alfarero, para que él nos modele de acuerdo con la semejanza divina.

Nuestros corazones necesitan ser plenamente consagrados a Dios. No tratemos de hacer las cosas a nuestro modo. Dios nos ha dado su verdad para santificar, refinar y ennoblecer plenamente al hombre. "Pues la voluntad de Dios" con respecto a vosotros, dijo, "es vuestra santificación" (1 Tes. 4: 3) (Manuscrito 70, del 26 de febrero de 1899, "Colaboradores de Dios"). 66

27 DE FEBRERO PENSEMOS CORRECTAMENTE

Por tanto, ceñid los lomos de vuestro entendimiento, sed sobrios, y esperad por completo en la gracia que se os traerá cuando Jesucristo sea manifestado. 1 Ped. 1:13.

Hay que encauzar los pensamientos. Ciña los lomos de su entendimiento para que obre en la debida dirección. y de acuerdo con un plan bien trazado; entonces cada paso implicará progreso, y no perderá tiempo ni esfuerzo en seguir ideas vagas y planes confusos. Debemos considerar el propósito de la vida, y mantener siempre en vista un objetivo valioso. Cada día hay que encauzar los pensamientos y mantenerlos bien orientados, como la brújula al polo. Todos debieran tener metas y propósitos, y acto seguido gobernar sus pensamientos y actos para que cumplan esos propósitos. Hay que dirigir los pensamientos. Debe tener firmeza de propósito para llevar a cabo lo que usted quiere emprender.

Sólo usted, y nadie más puede controlar sus pensamientos. En la lucha por alcanzar la norma más alta, el éxito o el fracaso dependerán mucho de su carácter y de la forma como estén encauzados sus pensamientos. Si éstos están bien dirigidos, como Dios quiere que los estén cada día, se espaciarán en los temas que nos van a ayudar a aumentar nuestra devoción. Si los pensamientos son correctos, entonces, como resultado de ello, las palabras también serán correctas; las acciones serán de tal naturaleza que producirán alegría, consuelo y descanso a las almas. . .

Los que actúan sin pensar y sin la debida consideración, carecen de sabiduría. Hacen esfuerzos intermitentes, dan un golpe por aquí y otro por allá, emprenden esto y aquello, pero no llegan a ninguna parte. Se asemejan a la vid cuyos pámpanos que no tienen apoyo se extravían por todas partes y se aferran de cualquier objeto que encuentran a su paso. Pero para que la vida pueda servir de algo habrá que arrancar esos zarcillos de aquello a lo que se han adherido, y habrá que ayudarlos a entrelazarse con lo que les dará gracia y belleza. . .

El estudioso que siempre está dispuesto a aprender encontrará nueva luz, nuevas ideas, nuevas joyas de verdad que asimilará con rapidez. Piensa; las leyes de la mente requieren que piense. El intelecto humano se expande, se fortalece y se agudiza cuando se lo exige. La mente debe estar en actividad porque en caso contrario divagará. Morirá de inanición a menos que tenga temas frescos en qué pensar. Si no piensa mucho, ciertamente perderá hasta la facultad de pensar (Carta 33, del 27 de febrero de 1886, dirigida a un pastor de Europa). 67

28 DE FEBRERO SUBPASTORES

Como pastor apacentará su rebaño; en su brazo llevará los corderos, y en su seno los llevará; pastoreará suavemente a las recién paridas. Isa. 40: 11.

En la creación visible, la sabiduría divina se manifiesta en una infinita variedad de procesos. La uniformidad no es la regla que se sigue en el reino de la naturaleza, ni es tampoco la regla que se sigue en el reino de la gracia. Dios obra de diferentes maneras para lograr un propósito: La salvación de la almas. El misericordioso Redentor emplea distintos métodos para tratar con diferentes mentes. La transformación del corazón se consigue mediante uno u otro proceso. . .

No todos son guiados al Señor precisamente de la misma manera. Los seres humanos no deben definir arbitraria y estrechamente las características de la obra que Dios realiza en las mentes. Alguien puede lograr con facilidad fortaleza y discernimiento espiritual, mientras otro tiene que luchar "con una espina en la carne" (2 Cor. 12: 7), y en ciertos momentos está listo, aparentemente, para lanzarse al precipicio. Pero, ¿quién puede decir que Dios no sigue amando y teniendo en cuenta como su hijo al que está tan terriblemente acosado y que su mano no se sigue extendiendo para salvarlo?

El Pastor celestial sabe donde encontrar los corderos que están descarriados. El los traerá al redil. Invita a pastores y laicos a que asuman su responsabilidad y que se unan con él en esta obra. Es deber especial de los cristianos buscar y salvar a los perdidos. Los pastores y los laicos tienen que animar y ayudar a los que, cuando están sumamente acosados por la tentación, no saben qué camino tomar. Hermano mío: Por la gracia de Dios usted puede llegar a ser capaz de traer de nuevo al redil a los que andan errantes.

Como en los días de Elías, cuando Dios tenía siete mil que no habían doblado sus rodillas ante Baal, hoy tiene muchos en el mundo que están caminando de acuerdo con la luz que han recibido. Tiene en reserva un firmamento de escogidos que todavía resplandecerán en medio de la oscuridad. En los lugares donde solamente se podría esperar que hubiera cardos y espinas, aparecerán árboles cargados de frutos de justicia. En tales lugares habrá quienes rindan frutos más dulces al Señor que los que viven en lugares más favorecidos. Esparcirán a su alrededor la fragancia de su gracia a medida que florezcan en los lugares menos promisorios (Carta 39, del 28 de febrero de 1903, dirigida J. Wessells). 68

29 DE FEBRERO EN SUS PASOS

Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas. Efe. 2:10.

El Señor no acepta el servicio de los que viven una vida ineficaz, que no hacen nada. Ejercen una influencia que aleja de Cristo. La abnegación y la nobleza de propósito caracterizaron la vida del Maestro. Desde el comienzo hasta el fin de su ministerio terrenal anduvo haciendo el bien. En su vida no se manifestó el pecado. El egoísmo no mancilló palabra o acto suyo. "¿Quién de vosotros me redarguye de pecado?" (Juan 8: 46) preguntó a los fariseos, sabiendo que no encontrarían nada de que acusarlo. Y durante su juicio, Pilato declaró enfáticamente: "Yo no hallo en él ningún delito" (Juan 18: 38).

Cristo afirma que así como él vivió, nosotros tenemos que vivir también. "Si alguno quiere venir en pos de mí -dijo-: niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame" (Mar. 8: 34). Sus huellas conducen a la senda del sacrificio.
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   55

similar:

Elena Gould de White (su apellido de soltera era Harmon) nació el 26 de noviembre de 1827 en Gorham, Maine, Estados Unidos. Fue una de las primeras personas que iconBreve semblanza de los escritores participantes
«brillantísimo debut con una novela instructiva», Boek (Holanda); su «suspense inteligente y original», Dagbladet (Noruega); su «inteligente...

Elena Gould de White (su apellido de soltera era Harmon) nació el 26 de noviembre de 1827 en Gorham, Maine, Estados Unidos. Fue una de las primeras personas que icon¿Cuál de estos países fue una provincia de Colombia hasta 1903, cuando...

Elena Gould de White (su apellido de soltera era Harmon) nació el 26 de noviembre de 1827 en Gorham, Maine, Estados Unidos. Fue una de las primeras personas que iconGeografía de Gabriel García Márquez
«Mejor Libro Extranjero» en Francia. En 1970, fue publicado en inglés y fue escogido como uno de los mejores doce libros del año...

Elena Gould de White (su apellido de soltera era Harmon) nació el 26 de noviembre de 1827 en Gorham, Maine, Estados Unidos. Fue una de las primeras personas que iconLa Generación Perdida fue la que abrió el mercado del vino en Estados Unidos”

Elena Gould de White (su apellido de soltera era Harmon) nació el 26 de noviembre de 1827 en Gorham, Maine, Estados Unidos. Fue una de las primeras personas que iconComo sabemos este hecho histórico sucedió en los años de 1946 y 1948,...

Elena Gould de White (su apellido de soltera era Harmon) nació el 26 de noviembre de 1827 en Gorham, Maine, Estados Unidos. Fue una de las primeras personas que iconLa Estatua de la Libertad fue un regalo a los Estados Unidos de la...

Elena Gould de White (su apellido de soltera era Harmon) nació el 26 de noviembre de 1827 en Gorham, Maine, Estados Unidos. Fue una de las primeras personas que iconLa Estatua de la Libertad fue un regalo a los Estados Unidos de la...

Elena Gould de White (su apellido de soltera era Harmon) nació el 26 de noviembre de 1827 en Gorham, Maine, Estados Unidos. Fue una de las primeras personas que icon1. Cuál es el nombre completo de Gabo? Gabriel José de la Concordia García Márquez
«Mejor Libro Extranjero» en Francia. En 1970, fue publicado en inglés y fue escogido como uno de los mejores doce libros del año...

Elena Gould de White (su apellido de soltera era Harmon) nació el 26 de noviembre de 1827 en Gorham, Maine, Estados Unidos. Fue una de las primeras personas que iconAdam Przeworski nació en la ciudad de Varsovia, en Polonia, en 1940....

Elena Gould de White (su apellido de soltera era Harmon) nació el 26 de noviembre de 1827 en Gorham, Maine, Estados Unidos. Fue una de las primeras personas que iconCharles Baudelaire nació en París en 1821, en una familia acomodada....






© 2015
contactos
l.exam-10.com