Elena Gould de White (su apellido de soltera era Harmon) nació el 26 de noviembre de 1827 en Gorham, Maine, Estados Unidos. Fue una de las primeras personas que






descargar 1.36 Mb.
títuloElena Gould de White (su apellido de soltera era Harmon) nació el 26 de noviembre de 1827 en Gorham, Maine, Estados Unidos. Fue una de las primeras personas que
página2/55
fecha de publicación03.07.2015
tamaño1.36 Mb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Ley > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   55

Alabo al Señor. Esta mañana dormí hasta las cuatro. Pero no me desperté como otras veces. Fue una bendición para mí, de la cual estoy agradecida. He llevado una carga muy grande al considerar la condición espiritual del pueblo de Dios, que se encuentra muy por debajo de sus privilegios. Permanecí despierta rogándole a mi Salvador celestial que venga en nuestra ayuda y suscite heraldos que traigan un mensaje adecuado. "Tu palabra es verdad" (Juan 17: 17). Anhelo fortaleza y poder físico para que de la abundancia del corazón impulsado por el Espíritu Santo pueda hablar la boca.

A menudo en las visiones de la noche hablo a grandes grupos y con vehementes llamamientos insto constantemente a la gente que está delante de mí: "Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra. Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios. Cuando Cristo, vuestra vida, se manifieste, entonces vosotros también seréis manifestados con él en gloria" (Col. 3: 1-4).

¡Qué rica promesa se nos presenta! Demostremos entonces que la apreciamos y trabajemos con miras a estar llenos de fervor y a sentirnos agradecidos por esa seguridad. Nos beneficiará, y beneficiará a todos aquellos con quienes nos asociamos, si en nuestras labores públicas se ve que estamos buscando las cosas de arriba (Diario, Manuscrito 173, del 7 de enero de 1905). 16

8 DE ENERO HUMILDAD CRISTIANA

Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones. Sant. 4: 8.

El Señor tiene mucha paciencia con los hombres, y cuando manifiestan la determinación de seguir su propio juicio, les permite que lo hagan. Se me mostró la debilidad y la ignorancia del hombre caído, aun en su mejor condición. A medida que el hombre profundiza su estudio, para conocer mejor la voluntad y los caminos del Señor, percibe con más claridad su propia ignorancia, con lo que pone de manifiesto que está progresando.

Cuanto más cerca vive el cristiano de Dios, más luz divina penetra en su mente. Tiene más conciencia de su propia pequeñez, discierne sus defectos de carácter y ve sus obligaciones tal como Dios se las presenta. Cuanto más cerca esté de Jesús, más clara y nítida será la impresión de sus propios defectos, que antes ni siquiera percibía, y entonces verá la necesidad de humillarse a sí mismo bajo la poderosa mano de Dios. Si se eleva, no será porque él mismo se está elevando, sino porque el Señor lo exalta. Con sus ojos fijos en la pureza y la perfección de Cristo Jesús, al reconocer y obedecer a Dios en todos sus caminos, no estará ciego a sus propias faltas e imperfecciones. Aunque su conducta a los ojos de los hombres sea sin tacha e irreprochable, Dios lee las intenciones y los propósitos del corazón.

La humildad cristiana es un don maravilloso, un antídoto eficaz contra la apostasía de Satanás, que está lleno de ambición impía y de todo engaño que puede idear. La gracia de la humildad otorgada por medio de Cristo Jesús, inducirá al hombre imperfecto a descubrir sus imperfecciones, y a prepararlo para participar de la herencia de los santos, donde Dios es todo y está en todo. . .

¿No ha reprobado el Señor su conducta?. . . Se le han confiado dones que pueden mejorar muchísimo y resultar eficaces bajo la disciplina de Dios. Entonces su justicia irá delante de usted, y la gloria del Señor será su retaguardia. "Separados de mí -dice Cristo-, nada podéis hacer" (Juan 15: 5). Si rechaza su consejo, entonces estará en peligro (Carta 21, del 8 de enero de 1892). 17

9 DE ENERO LA HERMOSA TÚNICA

Despierta, despierta, vístete de poder, oh Sion; vístete tu ropa hermosa, oh Jerusalén, ciudad santa. Isa. 52: 1 .

Durante la noche pasé por una experiencia similar a la que había tenido en Salamanca, Nueva York, dos años atrás. Cuando desperté después de dormir un poco, me pareció que estaba rodeada de luz y que la habitación estaba llena de ángeles celestiales. El Espíritu de Dios descendió sobre mí, y mi corazón rebozaba. ¡Oh, cuánto amor ardía en mi corazón! Exclamé en alta voz: "Señor Jesús, te amo; tú sabes que te amo. Mi Padre celestial, te alabo con todo mi corazón. ' De tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, mas tenga vida eterna' (Juan 3: 16). 'Mas la senda de los justos es como la luz de la aurora, que va en aumento hasta que el día es perfecto' (Prov. 4: 18). Jesús, mi Redentor, representante del Padre, en ti confío".

Mi paz era como un río. Me pareció que estaba muy junto a Dios, en dulce comunión con él tanto durante mis horas de vigilia como de sueño. Qué grandes y santos privilegios me parecía poseer en el amor de Jesús, en su vida y bajo su protección. . .

¡Oh, por qué no se levanta la iglesia de Cristo, y se viste de su hermosa túnica! ¿Por qué no resplandece? La razón más importante que explica esa debilidad en la cristiandad es que los que pretenden creer la verdad conocen tan poco a Cristo, y tienen tan poco aprecio por lo que él puede ser para ellos y por lo que ellos pueden ser para él. Tenemos las más solemnes y estupendas verdades que jamás se hayan confiado a los mortales.

Si nuestras palabras, nuestros pensamientos y nuestras acciones fueran más puros y elevados, de acuerdo con la santa fe que profesamos, veríamos nuestras responsabilidades desde un punto de vista muy diferente. ¡Cuán solemnes y sagradas nos parecerían! Tendríamos un profundo sentido de nuestras obligaciones, y sería nuestra meta constante perfeccionar la santidad en el temor de Dios. Las cosas terrenales y temporales estarían subordinadas a las celestiales y eternas. . .

Estoy tan agradecida por el privilegio de relacionarme con Dios de alguna manera. Me siento sumamente honrada. Todo lo que pido al Señor en su gran misericordia, amor y bondad es que me dé fuerza para usarla en su servicio (Carta 20 a, del 9 de enero de 1893, dirigida al capitán C. Eldridge). 18

10 DE ENERO EL ANTÍDOTO DE LA APATÍA

Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego. Rom. 1: 16.

No hay defecto en el plan de Dios para salvar a los hombres. Si el Evangelio no es poder de Dios para la salvación de cada alma, no se debe a que haya fallado, sino a que los hombres no creen ni reciben en forma práctica la justicia de Cristo. . . Los profesos creyentes no consideran a Cristo su Salvador personal, sino que lo siguen a bastante distancia. Una de las razones de esta carencia de religión personal consiste en que no han sido educados en estos principios vitales.

Otra causa de la apatía y la indiferencia que se manifiesta en nuestras iglesias consiste en que los jóvenes no han sido enseñados con paciencia y perseverancia en cuanto a cómo trabajar como fieles soldados en el ejército de Cristo. . .

Muchos han aceptado la verdad sin cavar profundamente para comprender sus principios fundamentales, y cuando tienen que hacer frente a la oposición se olvidan de los argumentos y las evidencias que les debieran servir de apoyo. En todos debiera grabarse la verdad de que un conocimiento bien cimentado se puede obtener sólo mediante ferviente esfuerzo y energía perseverante. Si las mentes de la gente se sometieran a la disciplina por medio de un cabal escudriñamiento de las Escrituras, habría cientos de conversos a la verdad donde actualmente hay sólo uno. . .

Muchos son tan ignorantes como los mismos paganos con respecto a cómo puede un pecador acudir a Dios y ser justificado. Su ignorancia no tiene excusa, porque el oráculo inspirado afirma: "La exposición de tus palabras alumbra; hace entender a los simples" (Sal. 119: 130). "El temor de Jehová es el principio de la sabiduría" (Prov. 9: 10).

Una experiencia religiosa que no se funda en Cristo y sólo en él, no vale nada. . . Los hombres de gran capacidad intelectual necesitan una presentación clara y bíblica del plan de salvación. Presénteseles la verdad en su sencillez y con su poder. Si esto no les llama la atención ni despierta su interés, nunca se interesarán en las cosas celestiales y divinas. En toda congregación hay almas insatisfechas. Cada sábado necesitan escuchar algo definido acerca de cómo pueden ser salvos y cómo pueden llegar a ser cristianos. Lo más importante que quieren saber es: ¿Cómo puede el pecador justificarse delante de Dios? (Carta 23 a, del 10 de enero de 1893, dirigida al Hno. E. H. Gates). 19

11 DE ENERO TODO LO QUE NECESITAMOS

Si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada. Sant. 1: 5.

Si hemos de ser colaboradores con Dios, debemos tener comunión directa con él; debemos solicitar su dirección en todo lo que emprendamos. . . Pero cuán pocos saben lo que significa tener comunión con Dios. Con cuánta facilidad depositan algunos la responsabilidad de sus deberes en los demás, y les piden que les digan lo que tienen que hacer. A ellos les decimos: "Tenéis que conocer vuestros deberes por indicación directa de Dios". Muchos han dependido de tal manera de sus semejantes que no tienen una experiencia personal. Se dejan arrastrar como un bote por un navío.

Todos deben ver y comprender por sí mismos cuáles son sus deberes, después de solicitar sabiduría a Dios. A él solamente se le puede encomendar la protección del alma. Si acuden a Dios con fe, les revelará personalmente sus misterios. Se pueden sentar en lugares celestiales con Cristo. Podemos comprender individualmente cuál es la voluntad de Dios. Podemos saber por nosotros mismos qué quiere que hagamos. Porque nos dirigirá si nos disponemos a consagrarnos y a ser humildes de corazón delante de él. A menudo nuestros corazones arderán dentro de nosotros cuando Alguien se acerque para comulgar con nosotros como lo hizo con Enoc. "¿Quién es ése que oscurece el consejo con palabras sin sabiduría?" (Job 38: 2). Necesitamos al que es la luz verdadera que alumbra a todo hombre que viene a este mundo.

Se debe hacer una obra que se ha descuidado inexplicablemente. Debemos dar testimonio de la luz. Podemos hacerlo, bajo la dirección del Espíritu Santo, mediante un lenguaje puro, refinado, sencillo y claro como la corriente cristalina. Muchas nubes y tinieblas se agolpan sobre nosotros. Sometan a Dios su yo, ese yo de cada cual, para que puedan ser purificados, limpiados y santificados, a fin de que reciban el poder de difundir luz en medio de las tinieblas de un mundo que ama el pecado.

El Espíritu Santo colabora con los instrumentos humanos que lo reconocen y cooperan con él, a fin de presentar a Cristo como el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. ¿No sufrió Jesús acaso por la redención del mundo? (Carta 55, del 11 de enero de 1897, a "Mis hermanos que se van a reunir en el congreso de la Asociación General"), 20

12 DE ENERO NO NOS DURMAMOS EN MEDIO DE LA TAREA

Hijo de hombre, yo te he puesto por atalaya a la casa de Israel; oirás, pues, tú la palabra de mi boca, y los amonestarás de mi parte. Eze. 3: 17.

Dios tiene un deber para cada uno de ustedes. No quiere que sean sólo fieles centinelas, sino obreros a carta cabal. Nunca pierdan el interés, nunca sean descuidados e inactivos, nunca se duerman en su puesto, y nunca dejen de cumplir exactamente sus deberes de acuerdo con el cargo que se les ha confiado.

Se necesita agilidad, rapidez, ferviente energía, profundo interés y una fidelidad inquebrantable. Tienen que aprender a levantarse rápidamente para cumplir su deber en cuanto les llegue la intimación. Por cuánto tiempo se nos permitirá que trabajemos, no lo sabemos. Es un secreto de Dios y, debido a un sabio propósito suyo, no lo ha revelado. Pero mientras tengamos que trabajar, empleemos el tiempo como quienes tenemos que dar cuenta. Pensemos con seriedad, teniendo en vista la eternidad, cuánto hay que hacer en este mundo para despertar las mentes de los descuidados, desatentos e ignorantes, para que lleguen a conocer las leyes de Dios y sientan la necesidad de obedecerlas para su propio bien y para la gloria del Señor. Porque la transgresión produce no sólo mucho sufrimiento, sino pérdida de vidas en este mundo y la pérdida de la vida eterna en el venidero. Tienen que considerar detenidamente este asunto y comprender en qué medida la felicidad y la desgracia de los hombres y las mujeres dependen de ustedes.

La fidelidad de parte de ustedes puede salvar muchas almas, mientras que la negligencia y el descuido pueden significar la pérdida de la vida presente y futura para nuestros semejantes. Pueden impedir mucha miseria y transgresión de la ley de Dios mediante su fidelidad, al permanecer despiertos en su puesto. Debemos levantarnos como un solo hombre y, con el poder y la fortaleza de Dios, abrir nuestros sentidos a las demandas de los tiempos actuales. . .

Clamemos a Dios con fe, para que derrame su luz y su gracia por medio de los canales que ha señalado para el bien de los que están sufriendo por falta de conocimiento. Mientras oran y se mantienen despiertos, con ferviente diligencia, para suprimir males y permanecer en guardia contra la disipación y los errores que están de moda, aférrense con fe viviente a la fortaleza que pueden recibir y que va a bendecir todas sus labores (Carta 4 a, del 12 de enero de 1879, para dos jóvenes médicos del Sanatorio de Battle Creek). 21

13 DE ENERO INSTRUMENTOS DEL CIELO

Finalmente, sed todos de un mismo sentir, compasivos, amándoos fraternalmente, misericordiosos, amigables. 1 Ped. 3: 8.

Cuánta necesidad hay de cultivar la ternura y la gentileza. Nadie debería avergonzarse por manifestar un espíritu tierno y compasivo con los que yerran; porque los que piensan que no cometen errores están muy lejos de no tener falta alguna delante de Dios. Nadie piense que al manifestar compasión está haciendo algo de lo cual se debería avergonzar. . .

Cuando sobreviene una crisis en la vida de un alma, y alguien intenta aconsejarla, ese consejo sólo tendrá el peso de la influencia para bien que pueda ejercer el ejemplo del consejero. Es la vida consecuente, la revelación de un interés sincero y cristiano por las almas en peligro, lo que le dará eficacia al consejo para persuadir y lograr que dicha alma retorne a la senda segura. Los que se apresuran a censurar a los demás, los que pronuncian palabras que cortan y maltratan al alma herida, están haciendo la obra de Satanás y cooperan con el príncipe de las tinieblas. . .

Recuerden las almas tentadas y probadas que cuando cae sobre ellas el castigo, se debe a que el Señor los quiere salvar de la muerte. Recuerden las almas que son reprendidas que "yo reprendo y castigo a todos los que amo" (Apoc. 3: 19).

El instrumento humano, imbuido del Espíritu de Cristo, velará por las almas como quien tiene que dar cuenta. Estamos a las órdenes de Cristo y debemos comprender cuál es nuestro deber y cumplirlo en el temor a Dios, con la mira puesta en su gloria, y no ser infieles. No alberguemos pensamientos egoístas ni sentimientos que silencien nuestros labios. Hablen sin temor. Con el corazón lleno de ternura y amor por las almas, adviertan, exhorten y supliquen.

No dejen de trabajar por las almas mientras haya un rayo de esperanza. Hay palabras que pueden herir el corazón. ¡Oh! Sean cuidadosos entonces, y revístanse del amor y la ternura de Jesús. El amor y la simpatía deben suavizar el tono de la voz. . . Así como tratan a los demás, así como juzgan a otros, así los tratará y juzgará el Señor. Quien pretenda ser hijo de Dios debe poner en práctica las lecciones de Cristo. Si cree que tiene que herir, siéntase obligado a curar también. Siempre hay que comunicar la verdad con amor, con el Espíritu de Cristo en el alma (Carta 70, del 13 de enero de 1894, para los "queridos hermanos dirigentes de la Review and Herald"). 22
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   55

similar:

Elena Gould de White (su apellido de soltera era Harmon) nació el 26 de noviembre de 1827 en Gorham, Maine, Estados Unidos. Fue una de las primeras personas que iconBreve semblanza de los escritores participantes
«brillantísimo debut con una novela instructiva», Boek (Holanda); su «suspense inteligente y original», Dagbladet (Noruega); su «inteligente...

Elena Gould de White (su apellido de soltera era Harmon) nació el 26 de noviembre de 1827 en Gorham, Maine, Estados Unidos. Fue una de las primeras personas que icon¿Cuál de estos países fue una provincia de Colombia hasta 1903, cuando...

Elena Gould de White (su apellido de soltera era Harmon) nació el 26 de noviembre de 1827 en Gorham, Maine, Estados Unidos. Fue una de las primeras personas que iconGeografía de Gabriel García Márquez
«Mejor Libro Extranjero» en Francia. En 1970, fue publicado en inglés y fue escogido como uno de los mejores doce libros del año...

Elena Gould de White (su apellido de soltera era Harmon) nació el 26 de noviembre de 1827 en Gorham, Maine, Estados Unidos. Fue una de las primeras personas que iconLa Generación Perdida fue la que abrió el mercado del vino en Estados Unidos”

Elena Gould de White (su apellido de soltera era Harmon) nació el 26 de noviembre de 1827 en Gorham, Maine, Estados Unidos. Fue una de las primeras personas que iconComo sabemos este hecho histórico sucedió en los años de 1946 y 1948,...

Elena Gould de White (su apellido de soltera era Harmon) nació el 26 de noviembre de 1827 en Gorham, Maine, Estados Unidos. Fue una de las primeras personas que iconLa Estatua de la Libertad fue un regalo a los Estados Unidos de la...

Elena Gould de White (su apellido de soltera era Harmon) nació el 26 de noviembre de 1827 en Gorham, Maine, Estados Unidos. Fue una de las primeras personas que iconLa Estatua de la Libertad fue un regalo a los Estados Unidos de la...

Elena Gould de White (su apellido de soltera era Harmon) nació el 26 de noviembre de 1827 en Gorham, Maine, Estados Unidos. Fue una de las primeras personas que icon1. Cuál es el nombre completo de Gabo? Gabriel José de la Concordia García Márquez
«Mejor Libro Extranjero» en Francia. En 1970, fue publicado en inglés y fue escogido como uno de los mejores doce libros del año...

Elena Gould de White (su apellido de soltera era Harmon) nació el 26 de noviembre de 1827 en Gorham, Maine, Estados Unidos. Fue una de las primeras personas que iconAdam Przeworski nació en la ciudad de Varsovia, en Polonia, en 1940....

Elena Gould de White (su apellido de soltera era Harmon) nació el 26 de noviembre de 1827 en Gorham, Maine, Estados Unidos. Fue una de las primeras personas que iconCharles Baudelaire nació en París en 1821, en una familia acomodada....






© 2015
contactos
l.exam-10.com