Contrabando del sector Calzado de Bucaramanga






descargar 439.53 Kb.
títuloContrabando del sector Calzado de Bucaramanga
página1/6
fecha de publicación29.06.2015
tamaño439.53 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Ley > Documentos
  1   2   3   4   5   6

Contrabando del sector Calzado de Bucaramanga





Contrabando En Los Negocios Internacionales Del Sector Del Calzado Y Su Incidencia En La Economía Bumanguesa


  1. Protocolo de la Investigación

    1. Delimitación


Temática: Actos ilícitos

Tiempo: 2000 - 2012

Espacio: Mundial - Bucaramanga


    1. Problema

      1. Enunciado del problema


El contrabando es un fenómeno que ha existido desde tiempos inmemoriales, conociéndose de su presencia desde el siglo VI A.C en el mundo y en Colombia desde la conquista de América cuando era una colonia Española, confirmando así que no es un fenómeno nuevo.

La presencia del contrabando no es un comportamiento fácil de predecir, porque las causas de su aparición son variadas, dependiendo de la época, el contrabando ha surgido como solución para reducir costos en los productos, para el tránsito de personas no autorizadas de un lugar a otro o simplemente como forma de contradecir las normas establecidas.
Colombia no es ajena a la presencia de este fenómeno, la “cultura de lo fácil” hace que los habitantes del país sean más creativos cada día para ingeniar nuevas formas de quebrantar la ley y realizar contrabando, estableciendo organizaciones delictivas que a diario incrementan sus ganancias como fruto de la acción ilícita, ocasionando graves pérdidas al país por los dineros que deja de percibir el estado por la evasión de los impuestos.
Es en este sentido donde nace la necesidad de conocer las raíces e inicios reales del contrabando, sus manifestaciones a lo largo de la historia y la forma como se ha combatido, además de conocer el resultado de estas acciones, todo con el fin de realizar un análisis completo del entorno en el sector del calzado de Bucaramanga, detectar las amenazas y la forma como hace presencia este acto ilícito, así mismo vislumbrar las consecuencias que este genera y con base en la historia y el contexto actual lograr proponer estrategias que podrían minimizar su existencia.


      1. Formulación del problema


¿Cuáles han sido las causas de la aparición del contrabando en el mundo y Colombia?

¿Cuáles han sido las acciones planteadas e implementadas para minimizar la presencia del contrabando en Colombia y Bucaramanga?

¿Han surtido algún efecto las acciones implementadas para controlar el contrabando en el sector del calzado Bumangués?

¿Se pueden implementar mecanismos que hayan sido aplicados en otros países para combatir el contrabando del calzado en Bucaramanga?


    1. Justificación


La presente investigación permite identificar la presencia del contrabando en el sector del calzado en la economía Bumanguesa y simultáneamente, contrastar su existencia con un marco referencial de carácter teórico y conceptual, con el fin de diseñar estrategias que tiendan a minimizar el fenómeno en este sector. Es importante ya que se podrá demostrar la incidencia que tiene el acto ilícito en los negocios internacionales de Bucaramanga, específicamente en un sector que representó el 12,2% de las exportaciones del departamento en 2011 según la cámara de comercio de Bucaramanga, logrando demostrar la afectación que tiene el contrabando en el erario público de la ciudad, y esperando se pueda generar conciencia de la afectación que provoca convivir con el contrabando en Bucaramanga.
El contrabando es un hecho, más que obviarlo hay que analizar su existencia y buscar estrategias tendientes a reducirlo o desaparecerlo, claramente estas deben ser implementadas por los entes de control encargados en colaboración con la población, quienes en última instancia son los beneficiados a corto plazo por los beneficios que puede otorgarles adquirir productos de contrabando, y simultáneamente perjudicados a largo plazo ya que mientras más impuestos se dejen de percibir por concepto de contrabando mas se afecta la economía del país.
Este proyecto, permite a los investigadores, a través de la academia, conocer los antecedentes a la aparición del contrabando en el mundo, como ha sido su evolución histórica en el país y cuáles son las actuales consecuencias del mismo, con el fin de analizar y proponer estrategias que podrían tender a minimizar la acción del acto ilícito, todo con el fin de apoyar la labor que desempeñan los entes de control encargados buscando mejorar las condiciones económicas de la ciudad.


    1. Objetivos

      1. Objetivo General


Proponer mecanismo de solución para combatir el contrabando en el sector de calzado, con el fin de disminuir el impacto en la economía de Bucaramanga.


      1. Objetivos Específicos




  • Elaborar un marco referencial de carácter conceptual y teórico respecto al contrabando.




  • Contrastar el marco referencial con la ocurrencia de este fenómeno en la realidad empírica de Bucaramanga.




  • Identificar los mecanismos y actores que están presentes en el contrabando que afecta la economía Bumanguesa.




  • Diseñar estrategias tendientes a minimizar el contrabando en el sector de calzado que afecta la economía Bumanguesa.



    1. Marco de Referencia

      1. Marco Teórico

Macedo, Santiago, Saraiba (2006), describen que el contrabando se practicaba desde la antigüedad y se tenía conocimiento de esta problemática. En Egipto, durante los siglos VI y V A.C., los cartaginenses introducían vinos y tejidos en forma ilegal. En Roma, se vestía a los esclavos con la toga blanca de los ciudadanos romanos, con la finalidad de que cruzaran la frontera sin pagar los derechos respectivos. Indican que a partir del descubrimiento de América; España a través de la Bula Alejandrina, expedida por el Papa Alejandro VI, obtuvo el derecho exclusivo para comerciar con las nuevas tierras. Se derribaron una serie de medidas, con la intención de mantener el dominio político y comercial, por medio del sistema de flotas, con un número de dos al año, que se enviaban a América. Como consecuencia los barcos franceses, ingleses y holandeses, introdujeron fácilmente sus mercancías, durante los largos periodos en que no aparecían los barcos españoles.

Carrión (2008), afirma que el contrabando fue el principal modo de vida en Puerto Rico por casi dos siglos. La Isla podía comerciar exclusivamente con España y sólo con los puertos de Sevilla (y luego Cádiz) desde el puerto de San Juan. Era completamente ilegal negociar con países extranjeros o con cualquiera de las otras Antillas, españolas o extranjeras.  Inglaterra, Francia, Holanda y luego Dinamarca (a finales de siglo XVII) comenzaban a poblar permanentemente las Antillas Menores. A estos nuevos vecinos les interesaba mucho negociar con las colonias hispanas e hicieron varios esfuerzos en el siglo XVII por establecer una relación de comercio legítima con las colonias españolas. Pero España se negó. Al no poder establecer lazos legales de intercambio, estos nuevos vecinos se convirtieron en los principales contactos “ilícitos” para los puertorriqueños, quienes podían vender sus productos agrícolas y cueros a cambio de esclavos, productos manufacturados, comidas y bebidas europeas. España implemento medidas para disminuir el contrabando como los corsarios del siglo XVIII que consistió en otorgar patentes de corso, primero a españoles y luego a criollos, a finales del siglo XVII. Las licencias permitían interceptar naves que transportaran mercancía de las colonias hispanas, capturar la mercancía para la corona, así como quedarse con parte de las ganancias y luego mayores libertades comerciales bajo las reformas borbónicas en ese mismo siglo, el contrabando probó ser imposible de erradicar en la Isla. 

Con lo anteriormente expuesto se puede evidenciar como el contrabando hace presencia desde el siglo VI A.C en Egipto, y evolucionó hasta el siglo XVII donde se empezó a presenciar en las colonias donde comercializaban e intercambiaban mercancías y esclavos a un precio competitivo, eludiendo el pago de impuestos mediante las maniobras y estrategias que realizaban las personas para ocultarlos y poder distribuir estos bienes para realizar intercambios de acuerdo a sus necesidades.

Lauren (2002), plantea que la correlación entre el contrabando y las restricciones comerciales como las prohibiciones o derechos elevados era directa. Eran tan pocas las posibilidades de conseguir ingresos fiscales que las únicas opciones eran los productos más importantes de la economía nacional, los más favorecidos por coyunturas de precios internacionales y los más demandados; es decir, los que en criterios librecambistas deberían haber sido dejados en mayor libertad. Como no fue así, la necesidad fiscal del gobierno, indujo al contrabando y fraude de estas rentas, lo que, como un circulo vicioso, debilitó las fuentes potencialmente más abundantes de recursos. Esto implicó el encuentro de dos lógicas distintas que terminaron por enfrentarse: por un lado, la necesidad estatal de conseguir ingresos recurriendo a dos vías, la monopolización del comercio de ciertos bienes y el nivel de la tarifa arancelaria y, por el otro, la dinámica productiva y consumista de Nueva Granada que fue uso económico y social. El resultado de este choque fue un nivel de protección insostenible para los comerciantes y los consumidores, porque además, el gobierno no garantizó determinantes obligaciones suyas, que implicó el contrabando como manera de resolver el impase. El contrabando solo tenía que ver con asuntos económicos. En efecto, el funcionamiento de la administración de aduanas, la penalización del delito y el arraigo cultural de la práctica también fueron elementos que se debían tomar en cuenta.

Arauz (1984), afirma que los intercambios afectaron seriamente el comercio legal ya que las importantes ferias oficiales de Portobelo y Cartagena solían fracasar porque la población tenía acceso todo el año a cualquier tipo de mercancías gracias al comercio con los extranjeros
Se infiere que la aparición del contrabando en las colonias de La Nueva Francia, Nueva Inglaterra, Nueva Granada y Holandesa, surgió por la incapacidad Española de abastecer mercancías esenciales a las colonias, siendo un factor determinante para la aparición del contrabando en dichas colonias, respondiendo a sus necesidades de consumo, ofreciendo mercancías a precios interesantes ya que evadían a las autoridades que cobraban altos impuestos a las mismas.

Del Castillo & Rada (1952), describen que La Hacienda Pública de la Gran Colombia promulgó el decreto del 23 de Noviembre de 1826, para condenar a los defraudadores que realizaron movimientos comerciales considerados como importar, exportar e internar mercancías externas sin pagar los derechos aduaneros, introducir mercancías prohibidas, exportar metales prohibidos, cultivar, vender y conducir tabaco sin cumplir lo prescrito por las leyes; destilar de manera clandestina y vender aguardiente al por menor sin licencia.

Claudio & Saavedra (2008), explican que los chinos se negaban a comprar productos a Inglaterra y esto producía un desequilibrio en la balanza comercial entre los dos países a favor de China, posteriormente China empezó a importar de los ingleses opio proveniente de la India debido a la amenaza de usar fuerza militar. China dejó de comprarlo y los ingleses recurrieron al contrabando, así que en 1839, el gobernador chino de guangzhou (cantón) mandó a quemar públicamente 20.000 cajas de opio interceptadas en ese puerto, esta acción desencadenó la Primera Guerra del opio (1839-1842).

De los anteriores planteamientos se deduce que el contrabando se puede presentar cuando existe una prohibición para la comercialización de productos, pero si se permite el comercio con el cobro de un arancel el contrabando desaparece o disminuye porque pierde el sentido, así mismo algunos países optaron por amenazar con el uso de su fuerza militar debido al déficit de la balanza comercial de un país con otro, que dificultaba las relaciones comerciales y propiciaba el comercio de mercancías como el opio entre Inglaterra y China, pero al prohibirlo se recurre al contrabando como una opción para seguir comercializando.

Como síntesis de lo anteriormente expuesto, al realizar medidas de proteccionismo en aras de cuidar el ingreso del tesoro público y la prohibición libre cambista de bienes, causa la aparición del contrabando en forma ascendente como una actitud de resistencia en contra de dichas medidas adoptadas por el gobierno y por consiguiente este se ve obligado a tomar medidas asumiendo los gastos económicos y sociales para contrarrestar y disminuir el contrabando.

Buscaglia (2005), afirmó que uno de los instrumentos operativos de lucha contra la delincuencia organizada, tiene que ver con la denominada Falcone Check List y el proyecto de Naciones Unidas denominado “Global Trends in Corruption and Organized Crime”. Estos instrumentos sirven para realizar un análisis de la operación de delincuencia organizada y realizar acciones contra estos grupos criminales.

Baudru (2012), dijo que la Comisión Europea firmó un acuerdo con cuatro grandes industrias tabacaleras y pagan un porcentaje a la comisión para vencer este mal del contrabando. También la oficina Europea de lucha contra el fraude- OLAF ha realizado acuerdos de cooperación con China para luchar contra el contrabando de cigarrillos y todos los demás bienes que se han comercializado con el resto del mundo.

Macovei (2012), anuncio las medidas anti contrabando como una simplificación de normas públicas para realizar buenas prácticas internas y disminuir el impacto de la corrupción en las instituciones estatales.

En Colombia actualmente se están implementando medidas para reducir el accionar del contrabando al interior del país, entre estas medidas se destaca que con la Ley del Plan de Desarrollo se introdujo la creación del Sistema Único Nacional de Información y Rastreo –SUNIR, administrado por la DIAN y con el que se pretende implementar un método unificado de trazabilidad y control de mercancías sujetas al pago del Impuesto al Consumo y que opera a través de la activación de un conjunto de elementos físicos de seguridad. Con lo anterior, la DIAN, la Policía Nacional con otras entidades nacionales y territoriales, podrán identificar y controlar mediante seguimiento y rastreo los productos sujetos a impuestos del orden nacional y departamental, garantizando su pago y evitando el ingreso ilegal al territorio aduanero nacional.


      1. Marco Conceptual




  • Contrabando abierto: Consiste en el ingreso (o salida) de mercancías al territorio aduanero nacional sin ser presentadas o declaradas ante la autoridad aduanera por lugares habilitados (puertos y aeropuertos) y lugares no habilitados  (Playas, trochas, pasos de frontera, aeropuertos, puertos, depósitos). Su objetivo, es eludir el pago de los tributos aduaneros como arancel, IVA u otros derechos. 




  • Contrabando: El contrabando consiste en importar o exportar mercancías por lugares no habilitados ó cuando se ocultan, disimulan o sustraen de la intervención y control aduanero. De acuerdo con el artículo 319 del Código Penal Colombiano, el delito de contrabando está definido como “El que en cuantía superior a cincuenta (50) salarios mínimos legales mensuales vigentes, importe mercancías al territorio colombiano, o las exporte desde él, por lugares no habilitados, o las oculte, disimule o sustraiga de la intervención y control aduanero, incurrirá en prisión de cuarenta y ocho (48) a noventa (90) meses y multa de cuatrocientos (400) a dos mil doscientos cincuenta (2.250) salarios mínimos legales mensuales vigentes, sin que en ningún caso sea inferior al doscientos por ciento (200%) del valor aduanero de los bienes importados o de los bienes exportados”. Si las mercancías superan los doscientos (200) salarios mínimos legales mensuales vigentes, se impondrá una pena de ochenta (80) a ciento cuarenta y cuatro (144) meses de prisión y multa de dos mil (2.000) a cincuenta mil (50.000) salarios mínimos legales mensuales vigentes, sin que en ningún caso sea inferior al doscientos por ciento (200%) del valor aduanero de los bienes importados o de los bienes exportados. Las anteriores penas se aumentarán de la mitad a las tres cuartas (3/4) partes cuando se demuestre que el sujeto activo de la conducta es reincidente.




  • Contrabando técnico: Consiste en el ingreso de mercancías (o salida) al territorio aduanero nacional con presentación y declaración, pero que por una serie de maniobras fraudulentas se altera la información que se le presenta a la autoridad aduanera, con el fin de: Subfacturar, sobrefacturar, evadir el cumplimiento de requisitos legales, cambiar la posición arancelaria u obtener otros beneficios aduaneros o tributarios (triangulación con certificados de origen). Para este propósito se acude a la presentación de documentos falsos o a la ausencia de autorizaciones o documentos requeridos para los trámites aduaneros. El objetivo del contrabando técnico es pagar menos tributos o aranceles aduaneros con respecto a la mayor cantidad de mercancías realmente ingresadas al territorio.




  • Clúster: Grupos de empresas interconectadas e instituciones asociadas que dependen entre sí por objetos y necesidades comunes y/o complementarias, siendo una novedad en el ámbito empresarial mundial.




  • Corrupción: Es la práctica que consiste en hacer abuso de poder, de funciones o de medios para sacar un provecho económico o de otra índole. 




  • Contrabando a pequeña escala: El contrabando a pequeña escala es la compra legal de tabaco en un país para su consumo o reventa en otro país sin pagar los impuestos o derechos aplicables. Joossens et al (2000) ofrecen una descripción clara de esta actividad: En general, el contrabando a pequeña escala incluye el transporte de cigarrillos recorriendo distancias relativamente cortas (por ejemplo, entre países limítrofes u otras jurisdicciones vecinas). Al igual que sucede con las actividades legales, las diferencias de precios significativas entre las jurisdicciones crean incentivos para dedicarse a este tipo de contrabando. Además, a mayor corrupción, menor es el riesgo asociado a esta modalidad de contrabando.



    1. Tipo de investigación.

La presente investigación tiene aspecto histórico, documental, exploratorio, descriptivo y etnográfico. Histórico porque se recopilan los aspectos más relevantes que originaron el contrabando, analizando los eventos del pasado que se relacionan con los del presente. Es además documental, porque se investiga sobre el contrabando, analizando las causas y consecuencias del acto ilícito. Así mismo, es de carácter exploratorio porque se requiere obtener datos de percepción y cifras oficiales sobre la repercusión del contrabando en el sector de calzado y su incidencia en la economía de Bucaramanga. Seguidamente es descriptivo porque se integra el conjunto de datos e indicadores para poder interpretar el comportamiento del contrabando en el sector productivo, y el impacto de las acciones que han tomando los entes de control, al igual que otras instituciones de interés al órgano del sector productivo. Finalmente es de carácter etnográfico, porque después de interpretar los datos cualitativos, se procede a analizar y describir la afectación que provoca la presencia del contrabando en este sector, con el fin proponer estrategias para combatirlo.


    1. Diseño metodológico.

Se utilizara un diseño metodológico de análisis, se realiza una investigación de los hechos que preceden la aparición del contrabando en Bucaramanga, logrando analizar las causas y consecuencias de la presencia del contrabando en la economía afectando el sector del calzado en la ciudad, siendo este sector uno de los pilares de la economía local.


    1. Población y muestra

      1. Población

Empresas Santandereanas proveedores de materias primas y productoras de Calzado con y sin oferta exportable.


      1. Muestra

12 empresas


      1. Elementos

Empresarios santandereanos


      1. Unidades de muestreo

Encuestas


  1. Desarrollo de la investigación


Contrabando En Los Negocios Internacionales Del Sector Del Calzado Y Su Incidencia En La Economía Bumanguesa


    1. Marco referencial de carácter conceptual y teórico respecto al contrabando.

      1. Antecedentes históricos del contrabando en el Mundo

Macedo, Santiago, Saraiba (2006), describen que el contrabando se practicaba desde la antigüedad y se tenía conocimiento de esta problemática. En Egipto, durante los siglos VI y V A.C., los cartaginenses introducían vinos y tejidos en forma ilegal. En Roma, se vestía a los esclavos con la toga blanca de los ciudadanos romanos, con la finalidad de que cruzaran la frontera sin pagar los derechos respectivos. Indican que a partir del descubrimiento de América; España a través de la Bula Alejandrina, expedida por el Papa Alejandro VI, obtuvo el derecho exclusivo para comerciar con las nuevas tierras. Se derribaron una serie de medidas, con la intención de mantener el dominio político y comercial, por medio del sistema de flotas, con un número de dos al año, que se enviaban a América. Como consecuencia los barcos franceses, ingleses y holandeses, introdujeron fácilmente sus mercancías, durante los largos periodos en que no aparecían los barcos españoles.
Carrión (2008), afirma que el contrabando fue el principal modo de vida en Puerto Rico por casi dos siglos. La Isla podía comerciar exclusivamente con España y sólo con los puertos de Sevilla (y luego Cádiz) desde el puerto de San Juan. Era completamente ilegal negociar con países extranjeros o con cualquiera de las otras Antillas, españolas o extranjeras.  Inglaterra, Francia, Holanda y luego Dinamarca (a finales de siglo XVII) comenzaban a poblar permanentemente las Antillas Menores. A estos nuevos vecinos les interesaba mucho negociar con las colonias hispanas e hicieron varios esfuerzos en el siglo XVII por establecer una relación de comercio legítima con las colonias españolas. Pero España se negó. Al no poder establecer lazos legales de intercambio, estos nuevos vecinos se convirtieron en los principales contactos “ilícitos” para los puertorriqueños, quienes podían vender sus productos agrícolas y cueros a cambio de esclavos, productos manufacturados, comidas y bebidas europeas. España implemento medidas para disminuir el contrabando como los corsarios del siglo XVIII que consistió en otorgar patentes de corso, primero a españoles y luego a criollos, a finales del siglo XVII. Las licencias permitían interceptar naves que transportaran mercancía de las colonias hispanas, capturar la mercancía para la corona, así como quedarse con parte de las ganancias y luego mayores libertades comerciales bajo las reformas borbónicas en ese mismo siglo, el contrabando probó ser imposible de erradicar en la Isla. 
Con lo anteriormente expuesto se puede evidenciar como el contrabando hace presencia desde el siglo VI A.C en Egipto, y evolucionó hasta el siglo XVII donde se empezó a presenciar en las colonias donde comercializaban e intercambiaban mercancías y esclavos a un precio competitivo, eludiendo el pago de impuestos mediante las maniobras y estrategias que realizaban las personas para ocultarlos y poder distribuir estos bienes para realizar intercambios de acuerdo a sus necesidades.
Claudio & Saavedra (2008), explican que los chinos se negaban a comprar productos a Inglaterra y esto producía un desequilibrio en la balanza comercial entre los dos países a favor de China, posteriormente China empezó a importar de los ingleses opio proveniente de la India debido a la amenaza de usar fuerza militar. China dejó de comprarlo y los ingleses recurrieron al contrabando, así que en 1839, el gobernador chino de guangzhou (cantón) mandó a quemar públicamente 20.000 cajas de opio interceptadas en ese puerto, esta acción desencadenó la Primera Guerra del opio (1839-1842).
Se deduce que el contrabando se puede presentar cuando existe una prohibición para la comercialización de productos, pero si se permite el comercio con el cobro de un arancel el contrabando desaparece o disminuye porque pierde el sentido, así mismo algunos países optaron por amenazar con el uso de su fuerza militar debido al déficit de la balanza comercial de un país con otro, que dificultaba las relaciones comerciales y propiciaba el comercio de mercancías como el opio entre Inglaterra y China, pero al prohibirlo se recurre al contrabando como una opción para seguir comercializando

Buscaglia (2005), afirmó que uno de los instrumentos operativos de lucha contra la delincuencia organizada, tiene que ver con la denominada Falcone Check List y el proyecto de Naciones Unidas denominado “Global Trends in Corruption and Organized Crime”. Estos instrumentos sirven para realizar un análisis de la operación de delincuencia organizada y realizar acciones contra estos grupos criminales.
Baudru (2012), dijo que la Comisión Europea firmó un acuerdo con cuatro grandes industrias tabacaleras y pagan un porcentaje a la comisión para vencer este mal del contrabando. También la oficina Europea de lucha contra el fraude- OLAF ha realizado acuerdos de cooperación con China para luchar contra el contrabando de cigarrillos y todos los demás bienes que se han comercializado con el resto del mundo.
Macovei (2012), anuncio las medidas anti contrabando como una simplificación de normas públicas para realizar buenas prácticas internas y disminuir el impacto de la corrupción en las instituciones estatales.


      1. Aspectos históricos del contrabando en Colombia

Lauren (2002), plantea que la correlación entre el contrabando y las restricciones comerciales como las prohibiciones o derechos elevados era directa. Eran tan pocas las posibilidades de conseguir ingresos fiscales que las únicas opciones eran los productos más importantes de la economía nacional, los más favorecidos por coyunturas de precios internacionales y los más demandados; es decir, los que en criterios librecambistas deberían haber sido dejados en mayor libertad. Como no fue así, la necesidad fiscal del gobierno, indujo al contrabando y fraude de estas rentas, lo que, como un circulo vicioso, debilitó las fuentes potencialmente más abundantes de recursos. Esto implicó el encuentro de dos lógicas distintas que terminaron por enfrentarse: por un lado, la necesidad estatal de conseguir ingresos recurriendo a dos vías, la monopolización del comercio de ciertos bienes y el nivel de la tarifa arancelaria y, por el otro, la dinámica productiva y consumista de Nueva Granada que fue uso económico y social. El resultado de este choque fue un nivel de protección insostenible para los comerciantes y los consumidores, porque además, el gobierno no garantizó determinantes obligaciones suyas, que implicó el contrabando como manera de resolver el impase. El contrabando solo tenía que ver con asuntos económicos. En efecto, el funcionamiento de la administración de aduanas, la penalización del delito y el arraigo cultural de la práctica también fueron elementos que se debían tomar en cuenta.
Arauz (1984), afirma que los intercambios afectaron seriamente el comercio legal ya que las importantes ferias oficiales de Portobelo y Cartagena solían fracasar porque la población tenía acceso todo el año a cualquier tipo de mercancías gracias al comercio con los extranjeros
Se infiere que la aparición del contrabando en las colonias de La Nueva Francia, Nueva Inglaterra, Nueva Granada y Holandesa, surgió por la incapacidad Española de abastecer mercancías esenciales a las colonias, siendo un factor determinante para la aparición del contrabando en dichas colonias, respondiendo a sus necesidades de consumo, ofreciendo mercancías a precios interesantes ya que evadían a las autoridades que cobraban altos impuestos a las mismas.
Del Castillo & Rada (1952), describen que La Hacienda Pública de la Gran Colombia promulgó el decreto del 23 de Noviembre de 1826, para condenar a los defraudadores que realizaron movimientos comerciales considerados como importar, exportar e internar mercancías externas sin pagar los derechos aduaneros, introducir mercancías prohibidas, exportar metales prohibidos, cultivar, vender y conducir tabaco sin cumplir lo prescrito por las leyes; destilar de manera clandestina y vender aguardiente al por menor sin licencia.
Como síntesis de lo anteriormente expuesto, al realizar medidas de proteccionismo en aras de cuidar el ingreso del tesoro público y la prohibición libre cambista de bienes, causa la aparición del contrabando en forma ascendente como una actitud de resistencia en contra de dichas medidas adoptadas por el gobierno y por consiguiente este se ve obligado a tomar medidas asumiendo los gastos económicos y sociales para contrarrestar y disminuir el contrabando.
En Colombia actualmente se están implementando medidas para reducir el accionar del contrabando al interior del país, entre estas medidas se destaca que con la Ley del Plan de Desarrollo se introdujo la creación del Sistema Único Nacional de Información y Rastreo –SUNIR, administrado por la DIAN y con el que se pretende implementar un método unificado de trazabilidad y control de mercancías sujetas al pago del Impuesto al Consumo y que opera a través de la activación de un conjunto de elementos físicos de seguridad. Con lo anterior, la DIAN, la Policía Nacional con otras entidades nacionales y territoriales, podrán identificar y controlar mediante seguimiento y rastreo los productos sujetos a impuestos del orden nacional y departamental, garantizando su pago y evitando el ingreso ilegal al territorio aduanero nacional.


      1. Consecuencias económicas del contrabando en la economía Colombiana en el periodo 2000-2012

Gonzáles (2008), afirmó que en el predominio de actividades ilegales en el país también sobresale el contrabando a principios del siglo XXI. A pesar de su larga historia, esta actividad solo fue elevada a la categoría de delito en el año 2000 con la Ley 599, conocida como el nuevo Código Penal colombiano. Posteriormente, el artículo 69 de la Ley 788 de 2002 introdujo modificaciones al nuevo código. Los nuevos controles disminuyen los valores de las importaciones ilegales que constituyen contrabando de más de cien a cincuenta salarios mínimos. También menciona que un estudio econométrico realizado por el Banco de la República acerca del comportamiento de actividades de actividades asociadas al narcotráfico y al contrabando entre 1976 y 2003 cita un trabajo de Schneider, el cual concluyó en 2002 que la economía subterránea, definida como aquella asociada con actividades al margen del código legal del país, representaba un poco más del cuarenta por ciento del PIB (Arango, Misas y López, 2005).

Carrillo (2004), expresó que en diciembre del 2000, “cerca de 3000 personas atacaron con piedras y bombas molotov las instalaciones de la DIAN en Maicao, en protesta por la incautación de diez camiones con mercancía de contrabando”. De esto se puede analizar como la población apoya el contrabando y actúa equivocadamente al defender el delito en lugar de apoyar la gestión de los entes de control.

Por otra parte Castillo (2002), mencionó que hubo relación entre contrabando y narcotráfico, esta situación fue evidente para las autoridades en el año 2002 cuando se adelantó la “Operación Conquista” cuyo objetivo fue desmantelar una importante banda que traficaba estupefacientes hacia los Estados Unidos en volúmenes cercanos a setecientos veinte kilos de cocaína y setenta y seis kilos de heroína anuales. De lo anteriormente expuesto por las teorías de los autores, se extrae que el contrabando ha tenido presencia en Colombia durante varios siglos, se reconoció en el código penal y aduanero como un delito y se le denominó economías subterráneas, relacionándose con otras actividades ilícitas tales como narcotráfico, lavado de activos y otros, causando detrimento económico, social y patrimonial del estado, el cual tiene sanciones severas como multas y cárcel. Las acciones que implementaron las autoridades durante el año 2000 al 2002 fueron importantes porque se logró la incautación de grandes cantidades de mercancías. La reacción de la comunidad no se hizo esperar porque el contrabando era un estilo de vida comercial para la región tal como Maicao o regiones fronterizas.

Fedesarrollo (2004), Durante el mismo año 2002, el contrabando de licores pasó de representar cerca del 16% del valor del consumo total de licores, representado en importaciones no declaradas de 15.1 millones de botellas a una participación aproximada de un 11% en 2003 reflejado en 10.1 millones de botellas, debido a una reforma tributaria implementada en diciembre del 2002. En volumen el contrabando disminuyó su participación de 8% a 4.9%. El contrabando, por último habría representado el 8% del mercado total y el 16% del valor, lo cual indica, de nuevo, que se trata de bebidas de precio alto, principalmente whisky (87% del valor contrabandeado), ron (4%), vino (3.4%), vodka (3%) y tequila (2.2%)


Gráfica 1. Distribución porcentual del contrabando de licores, valor y cantidad 2002- Referencia: Cálculos de Fedesarrollo con base en cifras de volumen de ACODIL y de precios de Diageo.
Gráfica 2. Volumen de importaciones de contrabando de licores y vinos 1995-2003 - Referencia: Cálculos de Fedesarrollo con base en cifras de volumen de ACODIL

La República de Colombia (2005, Decreto 400), reportó que entre 2002 y 2003 se registraron diecisiete mil autos contrabandeados entre Colombia y Venezuela. Desde hace algunos años el Gobierno colombiano viene denunciando que los carros son robados en Venezuela por una mafia binacional y que ese país carece de medidas efectivas de control. Ramírez (1995), expresa que se ha tenido un buen número de vehículos traídos a Colombia por sus dueños legítimos, que han sido vendidos a precios bajos y luego son denunciados como robados en Venezuela para cobrar la póliza del seguro.

Gonzales (2008), afirma que la pugna entre la guerrilla y las bandas que controlan la gasolina se evidenció en 2004 cuando fueron arrojados unos cilindros bomba a la estación de acopio de gasolina Atawayacoop. El contrabando de gasolina está catalogado como el “mejor negocio” que existe en la región; a partir de este se destinan cantidades que satisfacen parte la demanda regional del combustible. Otras cantidades son introducidas al resto del país y otras destinadas para el procesamiento de cocaína. Las personas que controlan el contrabando de gasolina tanto en Colombia como en Venezuela impiden por todos los medios que la guerrilla tenga acceso al “preciado líquido”.

Se evidencia que los entes de control anti contrabando tomaron medidas enfocadas a sectores más vulnerables en aquella época, tales como el grupo de bebidas alcohólicas. El resultado a las medidas implantadas fue efectivo, pero afectó negativamente a otros sectores debido a que les restó importancia y esto se reflejó en el aumento del contrabando en sectores como la gasolina y los automóviles, lo que ocasionó la disminución de captación de ingresos para la nación colombiana por concepto de tributos destinada para la inversión social.

El colombiano (2005), expresó que en el año 2004, la lucha contra el contrabando era aún insuficiente, puesto que las incautaciones ascendieron a 172 mil millones de pesos, en más de 19.400 operativos, es decir uno cada 15 minutos. Esta cifra es mayor en 27 por ciento frente al monto incautado en 2003.

COMUNIDAD ANDINA (2007), reporta un estudio por la DIAN en Colombia sobre la medición de la distorsión en el valor de las Importaciones Año 2004, se observa que esta alcanzó los valores de US$ 5 494 millones en el 2003 y US$ 6 789 en el 2004 (23,6% de incremento frente al 2003). Las distintas modalidades de distorsión contribuyeron a este total durante el año 2004 con los siguientes montos y participaciones: US$ 2 291 millones (33,7%) el contrabando técnico; US$ 1 601 (23,6%) la sobrefacturación; US$ 1 411 millones (20,8%) la subfacturación; US$ 778 (11,5%) el cambio de procedencia y US$ 709 millones (10,4%) el contrabando abierto. Teniendo en cuenta que las importaciones evaluadas en el ejercicio (cuantificadas sobre el 83,8% de las importaciones totales) fueron de US$ 13 088 millones, la cifra de distorsión total (US$ 6 789 millones) representa el 51,9% de dicha cifra, lo que se traduce en el hecho de que 5 de cada 10 importaciones a Colombia ha estado viciada por algún grado de irregularidad. En esta línea de análisis, cada una de las modalidades de comercio irregular tiene a su cargo la siguiente responsabilidad frente a las mismas importaciones: contrabando técnico 17,5%, subfacturación 10,8%, sobrefacturación 12,2%, cambio de procedencia 5,9% y contrabando abierto 5,4%.

Tabla 1. Distorsión total del valor de las importaciones evolución según modalidades en millones de dólares - Referencia: SAS Dian
Caracol Radio (2012), publicó que el contrabando de gasolina procedente de Venezuela en el Cesar deja millonarias pérdidas. Explican claramente que mientras un galón de gasolina en Bogotá tiene un costo de 8 mil 911 pesos, en la ruta de Valledupar que conduce a Villanueva, en La Guajira, se compra como máximo a 4.000 pesos. Cabe destacar que entre 2001 y 2010, las empresas mineras se beneficiaron de combustibles con subsidio por ser de la Jagua de Ibirico, zona de frontera, pero la Ley 1430 de diciembre de 2010 eliminó el beneficio.

Se infiere que al transcurrir el tiempo, las maniobras para realizar contrabando han ido aumentando y cambiando trayendo como consecuencia el detrimento de la nación por la incalculable perdida de dinero y falta de captación de tributos. Por otra parte las autoridades de control han tenido dificultad en controlar este mal debido a la corrupción dentro de las instituciones lo que ha ocasionado que se difícil interceptar la cadena, la falta de inversión en sistemas de tecnología de punta para realizar mayor búsqueda, la carencia de ratificación de tratados de libre comercio con otros países y finalmente la ausencia de leyes severas para contrarrestar este mal son parte de las causas por las que se presenta este acto ilegal.

DIAN (2010), afirman que en el año 2002, se realizaron 22.810 acciones de control, que arrojaron 14.287 aprehensiones por valor de $129.428 millones; en el año 2009 se llevaron a cabo 192.999 acciones de control, de las cuales 27.289 fueron aprehensiones, y arrojaron $390.000 millones en mercancías. De acuerdo con las estimaciones anotadas, el nivel de contrabando abierto y de subfacturación en el año 2009, frente al total de importaciones se situó en el 12.64%, que junto al año 2008, reportan el nivel más bajo desde que se estableció esta medición en el año 1998. Además, al revisar los resultados de la encuesta de Opinión Industrial Conjunta que realiza tradicionalmente la Asociación Nacional de Industriales, ANDI, en lo relacionado con el contrabando como problema de la industria, se evidencia una progresiva reducción en la percepción de los empresarios frente a la magnitud de este problema, al pasar del 5.5% en 2005 al 4.1% en el 2009. Según esta encuesta, el contrabando como problema de la industria se incrementó durante los años 2002 a 2005, en los años siguientes fue necesario adoptar una serie de medidas, que conjuntamente con la puesta en marcha de varios productos del modelo MUISCA, han generado resultados satisfactorios en la lucha contra el contrabando. El indicador de percepción de los empresarios durante el primer trimestre de 2010 se situó en 4.3 % y se sitúa como el más bajo desde el año 2004, cuando fue del orden del 4.1% para el mismo período.

El Mundo (2012), anunció que en el periodo comprendido entre los años 2008 y 2011 se ha duplicó el contrabando de tabaco en Colombia, de 16 billones de cigarrillos que se comercializan anualmente, 8,3% son ilegales. De acuerdo con el estudio "Incidencia de cigarrillos ilegales en Colombia" realizado por Fenalco, en Colombia se venden 2.500 millones de cigarrillos ilegales. En su mayoría los cigarrillos de contrabando son provenientes de países como Paraguay, India y China. Las consecuencias de consumir productos de contrabando son el fomento de las bandas criminales y la pérdida de recursos por parte de las administraciones departamentales.

El Espectador (2011), publicó que entre los años 2009 y 2010, según cifras de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), el contrabando de cigarrillos aumentó en un 400%, al pasar del 1,2% al 7% de participación del mercado de tabaco en Colombia. En la Costa Caribe la incidencia del contrabando alcanza el 23,6% y en el departamento de Antioquia 11,7%. Esta última cifra preocupa a las autoridades, porque es en esa zona del país donde más se consume el producto. Humberto Mora, director de Asuntos Corporativos de Coltabaco —empresa de Philip Morris International—, asegura que aparte del incremento al impuesto, “en todos los países en donde se ha implementado una legislación severa para frenar el consumo de cigarrillo se ha disparado el contrabando y Colombia no es la excepción”. Mora cita a la empresa consultora Euromonitor para advertir que “este fenómeno ha alcanzado un 15%, con lo cual los departamentos han dejado de recibir unos $150.000 millones entre 2010 y junio de 2011”.

En el orden de las ideas anteriores se infiere que los organismos de control en Colombia dieron respuesta inmediata y tomaron medidas necesarias para subsectores vulnerables como el de bebidas alcohólicas, automóviles y gasolina. Los resultados a estas medidas fueron efectivos porque se redujo el valor de contrabando en esos sectores y en el año 2009 fue la menor percepción de contrabando calculado por la Andi. Aunque en los años 2010 y 2011 se disparo considerablemente el contrabando en el sector tabacalero, dejando de percibir cuantiosos ingresos para los departamentos en Colombia.

Según indica DIAN (2011), gracias al contrabando, entre los impuestos a las importaciones y al consumo, el país deja de percibir $50.000 millones al año. DIAN (2012). En el 2009 se decomisaron más de 56 mil botellas de contrabando y más de 68 mil botellas con licor fraudulento. En Antioquia, de cinco botellas de alcohol, solo una paga los impuestos. Las aprehensiones de bebidas alcohólicas y cigarrillos desde el año 2006 hasta el mes de abril de 2010 en Antioquia suman 247 mil 508 unidades de contrabando, incluidos aperitivos y licores (cremas, vinos, tequila, whisky, vodka, ron, aguardiente etc.). Tabla 2.


Año

Número de aprehensiones

2006

59.915

2007

59.260

2008

24.791

2009

56.871

2010

46.671

Total

247.508
  1   2   3   4   5   6

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Contrabando del sector Calzado de Bucaramanga iconEmpresarios exitosos, los funcionarios que protegen al contrabando: Fernández Gallegos

Contrabando del sector Calzado de Bucaramanga iconRopa deportiva y calzado deportivo

Contrabando del sector Calzado de Bucaramanga iconAutora: Josefa Calzado Masa 1

Contrabando del sector Calzado de Bucaramanga iconIncluye, entre otros, análisis del sector pesquero y conservero

Contrabando del sector Calzado de Bucaramanga iconDavid J. Calzado Molina (Sevilla, 17/05/1979)

Contrabando del sector Calzado de Bucaramanga iconAspectos normativos e implementación de la teoría del Tercer Sector: Un breve recuento analítico

Contrabando del sector Calzado de Bucaramanga iconLa XVI jornada Inmobiliaria organizada por A. E. G. I. reunió en...

Contrabando del sector Calzado de Bucaramanga iconEmpresas gallegas del sector de la pesca viajan a Croacia para favorecer las exportaciones

Contrabando del sector Calzado de Bucaramanga iconEl Ministerio de Educación Nacional agradece a todos los maestros...

Contrabando del sector Calzado de Bucaramanga iconResumen El Archivo Histórico Regional de la Universidad Industrial...






© 2015
contactos
l.exam-10.com