Las manifestaciones del espiritu I. El Primer Centro Abstracto 6 II. La Impecabilidad del Nagual Elías 9 el toque del espiritu






descargar 0.87 Mb.
títuloLas manifestaciones del espiritu I. El Primer Centro Abstracto 6 II. La Impecabilidad del Nagual Elías 9 el toque del espiritu
página16/16
fecha de publicación13.07.2015
tamaño0.87 Mb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Historia > Documentos
1   ...   8   9   10   11   12   13   14   15   16
viendo mi pregunta al tiempo que la formulaba en mi mente, le pregunté otra cosa, sólo para llevarle la contraria. No lo dije como broma, pero él se echó a reír.

-Mi familia desapareció ese día -dijo-. Mi mujer estaba hecha para sobrevivir. Era forzoso, dadas las con­diciones en que vivíamos. Puesto que yo había estado es­perando la muerte, seguramente creyó que había conse­guido al fin lo que deseaba. Y como no le quedaba nada que hacer allí, se fue.

"Eché de menos a los niños y me consolé pensando que no era mi destino estar con ellos. Los brujos tienen una inclinación peculiar. Viven exclusivamente a la sombra de un sentimiento cuya mejor descripción serían las palabras "y sin embargo..." Cuando todo se les viene abajo, los brujos aceptan la situación. "Es algo terrible, di­cen, pero inmediatamente escapan a la sombra del, y sin embargo..."

"Eso hice con mis sentimientos por aquellos chicos y la mujer. Con gran disciplina, especialmente en el caso del niño mayor, habían recapitulado sus vidas junto conmigo. Sólo el espíritu podía decidir el resultado de ese afecto.

Me recordó que me había enseñado cómo actúan los guerreros en tales situaciones. Dan lo mejor de sí y des­pués, sin remordimientos ni lamentos, se quedan tran­quilos y dejan que el espíritu decida el resultado.

-¿Cuál fue la decisión del espíritu en su caso, don Juan? -pregunté.

Me estudió sin responder. Yo sabía que él estaba completamente consciente de los motivos detrás de mi pregunta, pues yo había experimentado un afecto similar y una perdida parecida.

-La decisión del espíritu es otro centro abstracto -dijo-. Historias de brujería se tejen a su alrededor. Hablaremos de esa decisión cuando lleguemos a ese cen­tro básico.

"Ahora bien, ¿no querías preguntarme algo sobre mi muerte?

-Si lo creyeron muerto, ¿por qué lo pusieron en una tumba superficial? -pregunté-. ¿Por qué no cava­ron una verdadera tumba para enterrarlo?

-Esto es ya tu estilo -observó, riendo-. Yo tam­bién me hice la misma pregunta y llegué a la conclusión de que aquellos peones eran gente muy religiosa. Yo era cristiano y a los cristianos no se los entierra así nomás; tampoco se los deja a que se pudran como los perros. Creo que esperaban a que mi familia fuera a reclamar el cuerpo para darle un entierro apropiado. Pero mi familia nunca apareció.

-¿Usted los buscó, don Juan? pregunté.

-No. Los brujos nunca buscan a nadie -respondió-. Y yo era brujo. Había pagado con la vida el error de no darme cuenta de que los brujos jamás se acercan a nadie.

"Desde ese día sólo he aceptado la compañía o los cuidados de gente o de guerreros que están muertos, como yo.

Don Juan dijo que volvió a la casa de su benefactor, donde todos lo trataron como si nunca se hubiera ido y comprendieron instantáneamente lo que él había descubierto.

El nagual Julián comentó que, debido a su peculiar temperamento, don Juan había tardado mucho en morir.

-Mi benefactor me dijo entonces que el boleto de un brujo para ir a la impecabilidad es su muerte -pro­siguió-. Que él mismo había pagado con la vida ese bo­leto, como todos los demás en su casa. Y que ahora éramos iguales en nuestra condición de ser candidatos a ser libres.

"Y también dijo que el gran truco de los brujos es estar totalmente conscientes de que están muertos. Su boleto para ir a la impecabilidad debe estar envuelto en puro entendimiento. En esa envoltura, dicen los brujos que el boleto se mantiene flamante.

"Hace sesenta años que compré mi boleto y todavía está flamante.

Nos quedamos de pie junto a la banca, contemplan­do a los transeúntes nocturnos que paseaban por la plaza. La historia de su muerte me había dejado con una in­mensa sensación de nostalgia, de tristeza. Don Juan me sugirió que volviera a casa; el largo viaje hasta Los Án­geles, dijo, daría a mi punto de encaje un descanso, des­pués de todo el movimiento que había tenido en los últimos días.

-La compañía de un nagual es muy fatigosa -pro­siguió-. Produce un cansancio extraño y hasta puede hacer mal.

Le aseguré que no estaba cansado en absoluto, que su compañía distaba mucho de hacerme mal y que, de hecho, me afectaba como un narcótico: no me podía pa­sar sin ella. Aquello sonó como adulación, pero yo lo decía en serio.

Recorrimos tres o cuatro veces la plaza, en completo silencio.

-Anda a tu casa y piensa en los centros abstractos de las historias de brujería -dijo don Juan, con un tono de finalidad en la voz-. Mejor dicho: no pienses en ellos, sino que deja que el espíritu descienda y mueva tu punto de encaje al lugar del conocimiento silencioso. El descenso del espíritu lo es todo, pero no significa nada si no se llenan los requisitos del intento. Por lo tanto, culti­va el abandono, la frialdad y la audacia. En otras palabras, sé impecable.

FIN
* * *

1   ...   8   9   10   11   12   13   14   15   16

similar:

Las manifestaciones del espiritu I. El Primer Centro Abstracto 6 II. La Impecabilidad del Nagual Elías 9 el toque del espiritu iconLas manifestaciones del espiritu I. El Primer Centro Abstracto 6...

Las manifestaciones del espiritu I. El Primer Centro Abstracto 6 II. La Impecabilidad del Nagual Elías 9 el toque del espiritu iconImágenes del Espíritu en el cine
«un instrumento sensibilísimo capaz de leer en el tiempo los signos que a veces pueden escapar a un observador apresurado». Nos alienta...

Las manifestaciones del espiritu I. El Primer Centro Abstracto 6 II. La Impecabilidad del Nagual Elías 9 el toque del espiritu iconEl espíritu de la frontera
Brutalidad de la no­vela, pero desea explicar que su espíritu salvaje correspon­de a la vida de la frontera del Oeste tal como se...

Las manifestaciones del espiritu I. El Primer Centro Abstracto 6 II. La Impecabilidad del Nagual Elías 9 el toque del espiritu iconPropiedad Intelectual (o mejor dicho, derechos de autor) se reserva...

Las manifestaciones del espiritu I. El Primer Centro Abstracto 6 II. La Impecabilidad del Nagual Elías 9 el toque del espiritu iconSobre el relativismo cultural en las ciencias del espíritu

Las manifestaciones del espiritu I. El Primer Centro Abstracto 6 II. La Impecabilidad del Nagual Elías 9 el toque del espiritu iconP: En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo

Las manifestaciones del espiritu I. El Primer Centro Abstracto 6 II. La Impecabilidad del Nagual Elías 9 el toque del espiritu iconCentro de Estudios e Investigación de Medicina y Arte
«Leibniz, ese espíritu matemático, veía en la elegancia mística del sistema bina­rio, que no cuenta más que el cero y el uno, la...

Las manifestaciones del espiritu I. El Primer Centro Abstracto 6 II. La Impecabilidad del Nagual Elías 9 el toque del espiritu iconEl Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá...
«Ojalá que el espíritu navideño durara todo el año». ¿Por qué parece ser que la bondad y la compasión estuvieran ligadas al calendario?...

Las manifestaciones del espiritu I. El Primer Centro Abstracto 6 II. La Impecabilidad del Nagual Elías 9 el toque del espiritu icon�� Bueno, aquí, todos reunidos, vamos a platicar un...

Las manifestaciones del espiritu I. El Primer Centro Abstracto 6 II. La Impecabilidad del Nagual Elías 9 el toque del espiritu iconLos dones del espíritu santo: consejo, piedad, fortaleza / els dons...
...






© 2015
contactos
l.exam-10.com