La prehistoria de la televisión abarca un amplio período que se extiende, aproximadamente, desde finales del siglo XIX hasta 1935. En principio surgirán dos






descargar 0.65 Mb.
títuloLa prehistoria de la televisión abarca un amplio período que se extiende, aproximadamente, desde finales del siglo XIX hasta 1935. En principio surgirán dos
página14/16
fecha de publicación31.05.2015
tamaño0.65 Mb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Historia > Documentos
1   ...   8   9   10   11   12   13   14   15   16

ATENCIÓN: INSERTAR CÁPSULA DE VIDEO "LOCUTORA HACIENDO RADIOFORMULA"

6.3.1 Características de la oferta generalista española
La Información y el Entretenimiento son, como acabamos de decir, los dos contenidos que imperan en la radio generalista; una radio que, por otra parte, sigue siendo la preferida por los oyentes españoles. De hecho, los datos de audiencia aportados por el Estudio General de Medios (EGM) reflejaban que, a finales del año 2001, las programaciones convencionales eran seguidas por 11 millones y medio de personas, frente a los algo más de 8 millones y medio que optaban por la radio especializada. Dentro del modelo generalista, la Ser, como viene siendo habitual desde hace años, era líder, con casi 4 millones y medio de oyentes, seguida de Onda Cero, cadena que se acercaba a los 3 millones. Sin embargo, la audiencia de Radio 1 (Rne) y de la Cope no superaba los 2 millones. En el caso de Rne, los oyentes sumaban 1.987.000, mientras que las emisiones de la Cope eran seguidas por 1.629.000 individuos.

La Información y el Entretenimiento, hegemónicos en la mayoría de las emisoras, acaparan en conjunto cerca del 75% de la oferta total y, como bien puedes suponer, esta circunstancia merma claramente la influencia que pudieran ejercer la presencia de otros contenidos. Ten en cuenta que sólo el Deporte (en torno al 10% de la oferta) y la Música (7%), logran una posición relativamente destacable en comparación con los espacios de Participación (3%) o los culturales (2%). Todo ello refuerza la idea de la uniformidad programática a la que antes aludíamos y evidencia la consolidación de una radio generalista preocupada por atender la lógica de la inversión rentable y por apostar por unos contenidos que dan buenos resultados de audiencia y, por ende, económicos.

Al analizar la oferta convencional, otro aspecto que merece ser destacado es el relativo a la ubicación horaria de los espacios de carácter autonómico o local, concentrados básicamente en la franja del mediodía y en la de la última hora de la tarde. Estos son periodos de tránsito y de fuga de oyentes hacia la televisión, la cual sustituye a la radio como medio de compañía. No ocurre lo mismo, en cambio, en la franja del llamado prime-time (o momento de máxima audiencia), cuando lo autonómico y lo local sucumben claramente ante el poder de atracción de las grandes estrellas de la radiodifusión. Tanto es así que, mientras a través de las ondas suenan, por ejemplo, los magazines matinales conducidos por Iñaki Gabilondo o Luis del Olmo, y se registra el mayor porcentaje de oyentes sobre el total, es decir, entre las 10 y las 12 de la mañana, la programación en desconexión tan sólo ocupa un insignificante 1% de la oferta.

Observa, por tanto, que este hecho otorga a las emisoras ubicadas en tu ciudad o en la ciudad más próxima a tu municipio un importante grado de sucursalidad con respecto a la cadena a la que están asociadas. No obstante, las consecuencias de esta política quedan ligeramente neutralizadas por la capacidad que tienen las pequeñas estaciones de ofrecer, aún en periodos de baja audiencia, programas de producción propia, de carácter local. Todo ello denota una clara preocupación por descentralizar parte de la oferta y acercarla mucho más a los oyentes del área geográfica en la que radica la emisora. Conecta con la emisora de Onda Cero de tu ciudad, o con la de la Cope, o con la de la Ser. Aunque escasos, podrás sintonizar algunos espacios que, sin duda alguna, te resultarán mucho más próximos.

6.3 Estructura de la oferta (continuación 1)

6.3.2 Características de la oferta especializada española
Como ya comentamos anteriormente, las emisoras que basan la práctica totalidad de sus contenidos en la Música apuestan mayoritariamente por el Contemporary hit radio o lista de éxitos, un formato por el que optan cerca del 35% las radios especializadas que operan en España. En el conjunto de estas redes ocupa también un lugar destacado la música Clásica, y, a una distancia ya considerable, se sitúan las que explotan estilos como el Adult contemporary (Adulto Contemporáneo), el Vintage (viejos éxitos), el Beautiful music (música amable) o la música española. No obstante, en comparación con lo que sucede en otros lugares, especialmente en Estados Unidos, la variedad de formatos musicales en España es relativamente escasa.

El principal exponente del Contemporary hit radio en nuestro país es, sin lugar a dudas, la Cadena 40 Principales (http://www.cadena40.com), mientras que la Cadena 100 (http://www.cadena100.es) o M80 son, por ejemplo, emisoras que apuestan mayoritariamente por el Adulto Contempóraneo, un formato que alterna los éxitos de los últimos años con música pop actual. En el caso de la música española destacan Cadena Dial (http://www.cadenadial.com) y Radio Olé, mientras que una emisora que opta netamente por la música clásica es precisamente Radio Clásica (http://www.rtve.es/rne/rc), de Radio Nacional de España.

Junto con las especializadas musicales, en el panorama radiodifusor español coexisten también dos emisoras que apuestan por el llamado all news (todo noticias) radiofónico, una fórmula pura de carácter informativo que se basa en la emisión continuada de noticias y comentarios de actualidad. Los contenidos que conforman la oferta de estas dos estaciones, a saber, Radio 5 Todo Noticias (http://www.rtve.es/rne/r5) y Catalunya Informació (http://www.catradio.com/ci/), son muy similares, con un claro predominio de la información general y con la inserción de noticias puntuales sobre el estado del tráfico, la previsión meteorológica, los números de la suerte, la información bursátil, etcétera.

El all news --repetición periódica y continuada de los diferentes aspectos que van conformando la actualidad--, está concebido para ser escuchado durante un período de tiempo relativamente breve por aquel sector de la audiencia que busca informaciones puntuales en determinados momentos del día. Todo ello determina que los diferentes bloques programáticos se reproduzcan normalmente cada 30 minutos, tal y como muestra el siguiente esquema, en el que hemos representado la fórmula que imperaba en Catalunya Informació a comienzos del 2002:

La duración aproximada de los bloques es:
Titulares: Del minuto 0 al minuto 3 y del minuto 30 al minuto 33.
Noticias: Del minuto 3 al minuto 15 y del minuto 33 al minuto 45.
Area de Servicios (incluye tráfico y previsión meteorológica): Del minuto 15 al minuto 17 y del minuto 45 al minuto 47.
Resumen de noticias: Del minuto 17 al minuto 18 y del minuto 47 al minuto 48.
Otras noticias: Del minuto 18 al minuto 24 y del minuto 48 al minuto 54.
Tema (reportaje, espacio literario, etc.): Del minuto 24 al minuto 26 y del minuto 54 al minuto 56.
Deportes: Del minuto 26 al minuto 30 y del minuto 56 al minuto 60.

6.3 Estructura de la oferta (continuación 2)
6.3.3 Características de la oferta mixta española
Como ya adelantamos en su momento, el modelo mixto de programación es el que predomina mayoritariamente en las emisoras de pequeña cobertura, especialmente en las municipales, es decir, en aquellas de titularidad pública que dependen de los Ayuntamientos, así como en otras estaciones también locales como las libres, las asociativas, las escolares, etc.
Los escasos recursos de los que generalmente disponen estas estaciones explica que buena parte de su oferta se cubra con la radiofórmula musical, una forma de hacer radio que resulta muy barata. Ten en cuenta que para poner en marcha un programa de estas características basta con disponer de unos cuantos discos y un/a locutor/a que los presente y los pinche. En algunos casos, incluso, la informatización de las estaciones hace que ni siquiera sea necesaria la presencia del locutor, puesto que los temas musicales se van sucediendo uno tras otro de manera automática gracias a las posibilidades que brinda el software de gestión del sonido disponible en la actualidad.

En España, la estructura de la oferta municipal está claramente dominada por la Música, un contenido que acapara cerca del 70% de su programación. Si a esta significativa cifra le unimos el 15% que ocupan los programas de Entretenimiento, nos encontramos ante un tipo de radio que resulta ser tan o más homogénea que la generalista, y en la que sólo se introducen pequeñas dosis de Información (6%), Cultura (3%), Deportes (3%), Ficción (0,5%) y otros contenidos (2,5%).

Como advierten los profesores de la Universidad Autónoma de Barcelona Josep Maria Martí, Montse Bonet y Juan José Perona en su libro La ràdio a Catalunya, la elevada presencia de la Música en la oferta municipal pone en entredicho la función que deberían desempeñar las emisoras dependientes de los Ayuntamientos y viene a confirmar la presunción más o menos extendida de que muchas de estas redes se han convertido en una simple "caja de música". En cualquier caso, las cifras expuestas no invitan a pensar que la oferta general que presentan las municipales sea la más adecuada para alcanzar unos objetivos tales como estimular la vida socio-cultural de las localidades, contribuir al esparcimiento comunitario o ser un instrumento de expresión creativa. Del mismo modo, los datos tampoco son favorables para el conjunto de unas emisoras que tradicionalmente han querido presumir de dar una información descentralizada y complementaria a la de los grandes medios.

La política seguida en los últimos años por una amplia mayoría de los Consistorios (reducción de los presupuestos destinados a las emisoras, recortes de plantilla, inversión en otros medios de comunicación, etc.), son algunas de las causas que explican la pobreza programática que caracteriza al conjunto de la oferta municipal actual, aunque lógicamente, dada la cantidad de estaciones de este tipo que existen en nuestro país, las excepciones a esta tendencia son incontables. De hecho, existen emisoras, sobre todo las que cuentan con mayores recursos económicos y que están ubicadas en municipios de más de 40.000 habitantes, con una oferta muy variada, en la que la Música ocupa una posición modesta.

A mediados de la década de los 80, momento en el que se produjo en España un auténtico boom en cuanto a proliferación de redes municipales se refiere, la Música era también el contenido predominante, aunque con un porcentaje bastante inferior al que alcanza hoy en día. No obstante, cabe esperar que, como auguran algunos estudiosos del medio, el proceso de globalización en el que estamos inmersos se salde con una clara revalorización de la comunicación local y estas emisoras acaben cumpliendo con los objetivos que justificaron su creación.

Por su parte, las radios libres y asociativas son unas estaciones no reconocidas legalmente que, según sus promotores, aspiran a ser la alternativa al modelo generalista y a las radiofórmulas musicales de mayor éxito. Las parrillas de estas emisoras se componen de espacios variados y de corta duración, por lo que el grado de diversidad programática es más elevado que el imperante en las convencionales o en las municipales. No obstante, la Información y el Entretenimiento son también los dos contenidos que, junto con la Música, gozan de mayor presencia en unas radios de escasa audiencia y muy poco conocidas por el público.

Aunque no es fácil determinar cuáles son los elementos que confieren un matiz diferenciador a estas estaciones libres y asociativas, todo parece indicar que el carácter alternativo viene dado por la inclusión de programas realizados por grupos contestatarios cuya voz difícilmente se deja sentir en las grandes cadenas de radio y en el resto de medios de comunicación masivos, como la televisión o la prensa escrita. Entre estos grupos destacan, por ejemplo, los movimientos antimilitaristas, los que abogan por la libertad sexual, los sindicatos minoritarios, etc. Contribuye también a ello la inserción de espacios informativos en los que, aprovechando la actualidad diaria, se critica duramente la actuación de los Gobiernos y de los grandes medios de comunicación ante problemas sociales como el paro, las drogas, los conflictos bélicos o la situación en los países del tercer mundo.

Respecto a las emisoras escolares, te invitamos a que consultes el bloque Una emisora en la escuela, donde se desarrolla ampliamente las particularidades que presentan este tipo de estaciones radiofónicas

6.4 Los programas más escuchados

Los sistemas de medición de audiencias, de los que hablamos en el siguiente apartado, son los que reflejan datos como los que te ofrecíamos al iniciar este bloque de contenidos y, por tanto, son los instrumentos que sirven para determinar, por ejemplo, que la radio generalista es la preferida por los españoles, o que la Cadena 40 Principales es, de entre las emisoras especializadas, la más seguida, sobre todo entre la población juvenil de nuestro país. Estos sistemas de medición también son útiles para observar cuáles son los programas de mayor éxito, así como el período horario en el que la radio logra el mayor número de oyentes (prime-time) o, por el contrario, aquellas franjas en las que el número de receptores es más bajo. A estas franjas se las conoce con el nombre de horas valle, precisamente por el hecho de que la audiencia, en comparación con la conseguida en horas anteriores y posteriores, desciende de manera considerable. Observa que la denominación de hora valle está muy bien conseguida ya que, metafóricamente, el descenso se sitúa entre dos picos de mayor audiencia.

En realidad, las franjas horarias (mañana, sobremesa, tarde, noche, madrugada, etc.), guardan una estrecha relación con los hábitos de los radioyentes y coinciden con tiempos en los que el consumo de radio aumenta o decrece sensiblemente. Esto explica, por ejemplo, que las grandes empresas radiofónicas apuesten por los presentadores-estrella en los tramos de máxima audiencia o que, en cambio, destinen para el mediodía y las primeras horas de la tarde espacios de corta duración, a menudo de carácter autónomico y local. El mediodía y la sobremesa son períodos en los que se produce un cambio de ritmo notable: fin de la jornada laboral para algunos ciudadanos, almuerzo, descanso escolar, etc., que propicia el contacto familiar y desvía la atención de los receptores hacia la televisión, un medio que a esas horas opta por la Información y la Ficción (telenovelas y teleseries). Por otra parte, entre las 20.30h. y las 22.30h, coincidiendo con el prime-time televisivo, la radio, que durante la tarde se había recuperado de la caída sufrida con anterioridad, vuelve a perder gran número de oyentes y alcanza los niveles más bajos de todo el día.

Los estudios de audiencia ponen de manifiesto que en la radio española los programas más seguidos son los magazines matinales que se emiten entre las 10.00h. y las 12.00h y que están presentados por las llamadas estrellas de la radio. Entre ellas seguro que te resultarán muy familiares los nombres de Iñaki Gabilondo (Cadena Ser), Luis del Olmo (Onda Cero), Julio César Iglesias (Rne) o Luis Herrero (Cope). Si no es así y quieres conocer algunos datos sobre la trayectoria profesional de estos presentadores, te proponemos que visites la web de estas emisoras (ver sección links). Estos mismos profesionales son los que desde primera hora de la mañana conducen los informativos y las tertulias en las que se comenta la actualidad de la jornada.

Junto con los programas reseñados, también son muy populares los magazines de Entretenimiento de la tarde que conducen populares periodistas como Gemma Nierga (Cadena Ser), Nieves Herrero (Rne), Carlos Herrera (Onda Cero), etc. De la misma manera, los datos de audiencia demuestran que gran número de españoles siguen a diario los espacios deportivos que emiten las principales cadenas a última hora de la noche. Entre ellos destacan, por ejemplo, los populares Supergarcía, presentado por José María García, en Onda Cero, o el Larguero, conducido por José Ramón de la Morena, en la Cadena Ser.

6.5 Las audencias de la radio

Los medios de comunicación dan mucha importancia a los datos de audiencia, puesto que quieren saber cuánta gente los escucha (caso de la radio), los ve (caso de la televisión y el cine) o los lee (caso de los medios impresos). Pero no sólo eso, sino que, además, necesitan conocer qué tipo de personas están al otro lado del aparato receptor o de los ejemplares vendidos. Es lo que se llama el perfil de la audiencia. Este término engloba un determinado tipo de información sobre el público como el sexo, la edad, el estado civil, el nivel cultural, la clase social o el lugar de residencia, entre otros aspectos.

En este apartado vamos a explicarte cuáles son los estudios que analizan las audiencias en radio y cómo hacen para obtener todos los datos que antes hemos mencionado.

Quizás alguna vez te hayas preguntado porqué son tan importantes los índices de audiencias. Julián Bravo, presidente ejecutivo de la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación, lo aclara muy bien: "todos los medios de comunicación persiguen la audiencia, y su maximización. La audiencia como un número, que, cuanto mayor, mejor indicará la influencia y hasta la calidad del medio. El número de la audiencia quita y pone figuras y programas de radio y televisión, sostiene o hunde revistas y diarios". Efectivamente, el nivel de audiencia tiene una enorme influencia porque puede ser definitivo en la vida de un programa por una cuestión de prestigio y porque cuanto mayor éxito tenga, mayores beneficios tendrá (sobre todo en inversión publicitaria).

6.5.1 Instrumentos de medición de audiencias en radio.
Estudio General de Medios (EGM):
Si te fijas en los datos de audiencia que algunas emisoras publican en revistas y diarios varias veces al año (siempre y cuando les sean favorables), te darás cuenta de que la fuente, es decir, de donde obtienen las cifras, es, habitualmente, el EGM. El Estudio General de Medios es el estudio con mayor relevancia en este campo, ya que si bien hay otros sistemas de medición específicos para medios concretos como la televisión (Audímetro del que se encarga SOFRES) y los diarios y revistas (la OJD, Oficina de Justificación de la Difusión), el EGM los engloba a todos ellos e incluye, además, el cine e internet. Es, sin duda, un auténtico estudio multimedia.

¿Pero qué es , en realidad, el EGM? Pues es una encuesta realizada a una muestra representativa de la población española a partir de los 14 años a la que se le interroga, a través de un cuestionario, acerca de su comportamiento con respecto a los medios. Así, en el caso de la radio, se les pregunta cuándo la escuchan, en qué lugar (hogar, trabajo, coche....), qué emisora sintonizan, qué programas y qué locutor, entre otras cosas. Pero, además, se les pide que informen sobre el equipamiento del hogar y si consumen determinados tipos de productos. De esta manera se consigue saber no sólo la cantidad de personas que escuchan, ven o leen un determinado medio, sino qué tipo de personas son y cuáles son sus hábitos.

A lo largo del año, este estudio, que depende de la Asociación para la Investigación de los Medios de Comunicación (AIMC), realiza más de 40.000 entrevistas en tres campañas, o lo que ellos llaman Oleadas, que coinciden con las temporadas de invierno, otoño y primavera (el verano se desestima porque los hábitos de la población se modifican sustancialmente). La elección de las personas a las que se entrevista se hace de manera aleatoria y en función de una proporción geográfica, o lo que es lo mismo, cuanto mayor número de habitantes tenga una localidad (siempre y cuando cuente con más de 50.000), mayor número de personas serán susceptibles de ser encuestadas por el EGM.

Si estás interesado/a en saber más cosas sobre el EGM y su utilidad, te recomendamos que visites la siguiente dirección electrónica: http://www.aimc.es. En esta web descubrirás muchas más cosas sobre las audiencias de los medios de comunicación.

Pero si bien el EGM es la fuente de datos más consultada, existen otros sistemas de medición que mencionaremos a continuación.

SIMM-DYMPANEL:
El estudio SIMM, que lo realiza la empresa DYMPANEL, es un trabajo más centrado en el consumo de productos, pero que también informa sobre la exposición de las personas a los medios de comunicación. En el caso de la radio este trabajo aporta los datos de audiencia de las 12 emisoras más importantes (entre FM y OM), según el día de la semana.

Para obtener los resultados se envía una encuesta por correo a más de 7.000 personas (mayores de 14 años) una vez cada dos años.

Audímetro:
El audímetro es un aparato conectado al receptor que registra automáticamente y de forma continuada si éste está apagado o encendido, así como de la emisora que está sintonizada. Es el sistema más utilizado para la medición de audiencias en televisión. Sin embargo, también fue usado por el medio radiofónico hace tiempo, pero la revolución del transistor que trajo consigo el boom de los receptores portátiles convirtió en inútil el sistema de audimetría porque era imposible medir las personas que escuchaban la radio mientras se encontraban en su trabajo, caminaban o viajaban. De todos modos, las innovaciones tecnológicas están permitiendo la creación de audímetros que se podrán utilizar en todos los aparatos receptores, con independencia de que estén o no en los hogares.

7.1 Introducción

En el terreno de la comunicación radiofónica, la producción está estrechamente ligada al concepto de programa, en tanto que, globalmente entendida, afecta a todo el engranaje que debe ponerse en marcha para la emisión de cualquier espacio, por pequeño que sea. No obstante, es obvio que, en función de la envergadura del producto que se pretenda emitir, el proceso de producción será más o menos complejo. De hecho, no es lo mismo producir un informativo de actualidad de 60 minutos de duración que una cuña publicitaria de 20 segundos, como tampoco supone la misma dedicación la preparación de un magazine diario, que siempre sigue una estructura más o menos similar, que la de un dramático radiofónico, para cuya materialización se precisará, entre otras cosas, de una buena selección de músicas, de efectos sonoros, de voces, así como de la confección de un guión exhaustivo.

En las emisoras de radio, la mayoría de los programas cuentan con el respaldo de un cuerpo de productores/as. Ellos/as son las personas que se encargan, por ejemplo, de concertar entrevistas, de contactar con los tertulianos, de buscar toda la documentación necesaria para la emisión de un reportaje, de preparar los temas musicales que formarán parte del espacio para el que trabajan, de seleccionar efectos sonoros, etc. Este cuerpo de profesionales pasa muchas veces inadvertido, pero sin su dedicación sería prácticamente imposible la emisión de muchos de los productos que conforman la oferta de las distintas emisoras.

La producción implica, igualmente, la puesta en práctica de las diferentes técnicas de las que te hablamos en los capítulos La comunicación radiofónica y ¿Cómo se hace?. Ten en cuenta que si se ignoran las características específicas del medio, si se desconocen las posibilidades del lenguaje radiofónico y su riqueza expresiva, o si se sabe poco acerca de los aspectos relativos a la realización o la confección de un guión, difícilmente se estará en condiciones de afrontar una buena producción.

Por otra parte, y precisamente por esa estrecha relación que la producción guarda con los programas, los procesos que se deben poner en marcha están muy condicionados por los llamados géneros programáticos, es decir, por las formas de transmisión de los contenidos.

Sin embargo, en muchas ocasiones el concepto de género se utiliza como un mero sinónimo de gran contenido, por lo que es relativamente fácil encontrar alguna bibliografía sobre medios audiovisuales en la que se afirme, por ejemplo, que los principales géneros radiofónicos y televisivos son: los Informativos, los Educativos, los Documentales, los Infantiles, los Deportivos, los Religiosos, los Culturales, etc. Como podrás comprender, nosotros no compartimos clasificaciones similares a ésta, ya que, en función de lo que hemos explicado, está claro que un mismo género (es decir, una misma forma de transmisión), puede afectar a contenidos distintos. Sin ir más lejos, en el apartado La programación radiofónica hablamos de radiofórmulas musicales y de radiofórmulas informativas, lo que supone formas de transmisión similares para contenidos bien dispares. Igualmente, en la oferta radiofónica actual es posible sintonizar magazines de entretenimiento, magazines musicales e, incluso, magazines religiosos. De hecho, el Magazine es un género que se distingue y se diferencia de otras formas de transmisión de los contenidos porque formalmente incorpora diversas secciones o espacios (ver glosario)

En este bloque vamos a estudiar los géneros más representativos y habituales de la Información, del Deporte, de la Música, etc., con el fin de que, aplicando las explicaciones dadas en otras secciones de MEDIA RADIO, puedas trabajarlos en función de aquello que quieras hacer llegar a la audiencia y de los objetivos que persigas con la puesta en antena de una determinada emisión. Lógicamente, existen otros géneros en cuyo análisis no entraremos, ya que son muy poco explotados, pero si deseas conocerlos, no dudes en consultar la bibliografía que te recomendamos.

7.2 Los géneros informativos

La Noticia, a la que nos referimos ampliamente en ¿Cómo se hace? -allí te explicamos sus peculiaridades y te enseñamos a construirla- es, sin lugar a dudas, la fórmula estrella de transmisión de los contenidos informativos radiofónicos y es, también, la base sobre la que se edifican los dos géneros predominantes en el terreno de la Información: el Boletín y el Servicio Principal de Noticias, también conocido como Radiodiario, Diario Hablado, etcétera.

El Boletín, presente en todas las emisoras generalistas y en muchas de las estaciones eminentemente musicales, pero que ofrecen algunas dosis de información coincidiendo con las horas en punta, es un pequeño bloque de noticias que, como afirma Francisco Sanabria en su libro Información audiovisual, presenta con brevedad las novedades más importantes y recientes de la actualidad informativa. En radio, los boletines suelen tener una duración de entre 3 y 5 minutos y, como advierten los profesores Josep Maria Martí, Montserrat Bonet y Juan José Perona en La ràdio a Catalunya, la alta presencia que este género tiene en el conjunto de la oferta convencional española -supone alrededor del 8% del total- obedece, fundamentalmente, al hecho de que los boletines son el más claro exponente de las características del medio radio (rapidez, simultaneidad, etc.), así como el elemento que ayuda al oyente de una determinada emisora a seguir la evolución que la actualidad informativa experimenta a lo largo de toda una jornada. http://recursos.cnice.mec.es/media/radio/bloque8/iconos/audio.gif(BOLETIN DE NOTICIAS)

El Servicio Principal de Noticias es lo que todos conocemos como un informativo por excelencia (equivaldría a los telediarios televisivos), cuya duración oscila entre los 30 y los 60 minutos. Este género suele estar conformado por 3 grandes partes. La primera de ellas es un tramo que actúa de entrada y en el que, a modo de batería de titulares o sumario, se avanzan las noticias que de inmediato serán ampliadas. La segunda es el cuerpo del informativo propiamente dicho, donde se desarrollan todos los temas. Finalmente, la tercera es el cierre del informativo, una suerte de recordatario muy similar al sumario de entrada.

Como señala Francisco Sanabria, el propósito del Servicio Principal de Noticias rebasa la pura difusión y entra en el análisis y la interpretación, por lo que suele ser habitual que, a lo largo del programa, aparezcan informaciones con las voces de sus protagonistas, así como reportajes y entrevistas.

El Servicio Principal de Noticias es un género típico de la radio generalista y, como mínimo, suele programarse tres veces al día. Ten en cuenta que aproximadamente el 40% de la Información que emiten las grandes cadenas se hace mediante esta particular forma de transmisión de los contenidos de actualidad.

En los Servicios Principales que se pueden escuchar a primera hora de la mañana se confiere especial relevancia a la información de servicios, sobre todo la relativa a la situación de las carreteras y al estado del tiempo. También es habitual que estos noticiarios incorporen la agenda de actividades previstas para la jornada. En cambio, los informativos nocturnos suelen incluir una tertulia cuyo objetivo es analizar, reflexionar y opinar sobre algunos de los temas que han marcado la actualidad del día.

Otro género que trabaja con la Noticia y que tiene una alta presencia en la programación radiofónica, sobre todo en los magazines de mañana y tarde, es el Avance, una especie de avanzadilla informativa -valga la redundancia-, de aquellos temas que serán tratados en los Servicios Principales de Noticias. A diferencia del Boletín, el Avance es también un género informativo televisivo que, si te fijas, explotan a diario las principales cadenas generalistas españolas (TVE-1, Tele 5 y Antena 3) por la mañana, a media tarde y por la noche.

Por su parte, el Reportaje es un género que se caracteriza por tratar en profundidad un hecho noticioso de mayor o menor actualidad. Se trata de un relato monotemático, cuya riqueza reside precisamente en aportar distintas visiones sobre el asunto tratado, incorporando la voz de los protagonistas del hecho, los antecedentes, las consecuencias, etc. En radio existen distintos tipos de reportajes y diferentes formas de enfocarlos, tal y como describen, por citar solo algunos, los profesores Emili Prado en su libro Estructura de la información radiofónica, o Mariano Cebrián Herreros, en su ya citado Géneros informativos audiovisuales.

7.2 Los géneros informativos (continuación 1)

La Entrevista es un género informativo dialogado en el que el periodista de turno interroga a algunos de los actores implicados en un hecho noticioso (por ejemplo, un testigo ocular de un importante accidente de tráfico, una escritora que acaba de publicar un libro, el ganador de un premio, un futbolista de reconocido prestigio que acaba de ser fichado por un equipo de primera división, etc.). Normalmente, las preguntas que conforman una entrevista se preparan con antelación, por lo que es preciso que el periodista/locutor se documente sobre el personaje al que va a entrevistar.

Al igual que sucede con el reportaje, en radio existen distintos tipos de entrevistas y diversas formas de afrontarlas. Si estás interesado/a en profundizar sobre esta cuestión, te invitamos a que consultes el libro La entrevista en radio, televisión y prensa, de Armand Balsebre, Manel Mateu y David Vidal, todos ellos profesores de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Autónoma de Barcelona.

La Radiofórmula, informativa tal y como se explica en La programación radiofónica, es un género que se basa en la emisión continuada de noticias y comentarios de actualidad, además de apuntes referidos a la situación del tráfico, la previsión meteorológica, etc. La radiofórmula mantiene 24 horas sobre 24 una estructura formal repetitiva que se establece previamente y cuya pauta la marca un Hot clock o reloj de programamción. Observa el diagrama que hemos representado en el punto Características de la oferta especializada española, en el capítulo La programación radiofónica.

Finalmente, el Magazine informativo es un gran género que se suele denominar Contenedor, ya que está conformado por distintos espacios y secciones que, a su vez, y como bien podrás deducir, no dejan de ser, igualmente, géneros (reportajes, entrevistas, tertulias, boletines, etc.). En sintonía con estas apreciaciones, Francisco Sanabria se refiere al magazine como una mezcla generosa de casi todos los géneros.

Con independencia de las recomendaciones generales que sobre locución aparecen en ¿Cómo se hace?, a la hora de afrontar la locución de noticias y, por tanto, de Boletines y Servicios Principales, es importante que sepas, como manifiestan los profesores Amparo Huertas y Juan José Perona en su libro Redacción y Locución en Medios audiovisuales: la radio, que su transcripción fonética requiere de una actitud que despierte en el oyente la sensación de naturalidad y fluidez, pero procurando no caer en una excesiva afabilidad que reste credibilidad al discurso informativo.

Dada su especificidad, Huertas y Perona aseguran que lo primero que reclama la transmisión oral de noticias es un esmerado cuidado por lo que a organización de los grupos fónicos se refiere (en el glosario encontrarás la definición de este concepto), ya que cualquier ruptura de los mismos sería susceptible de alterar el significado de aquello que en realidad pretende comunicar el redactor/locutor. http://recursos.cnice.mec.es/media/radio/bloque8/iconos/audio.gifRUPTURA GRUPO FÓNICO

Por otra parte, la neutralidad que debe presidir la exposición de noticias obliga al locutor a fabricar un discurso equilibrado y sostenido, pero no lineal. Así, salvo en los lugares que precisan de una entonación concreta (como una cadencia al finalizar la exposición de un enunciado), el locutor está llamado a construir con su voz una curva melódica atractiva, en la que se combinen distintas alturas tonales.

Precisamente, esto entronca con uno de los rasgos de la locución informativa radiofónica, que consiste en resaltar, mediante una ligera agudización del tono y una subida de la intensidad, algunas palabras clave. Esta práctica dota al discurso de mayor ritmo y lo hace más soportable. http://recursos.cnice.mec.es/media/radio/bloque8/iconos/audio.gifLOCUTOR DE NOTICIAS

En la conducción de magazines, tertulias, entrevistas, etc., donde el locutor tiene la posibilidad de manifestar opiniones, solidarizarse con un entrevistado, transmitir sensaciones, emocionarse, describir movimientos, etc., la principal recomendación que te podemos hacer es que te expreses con la mayor naturalidad posible, para lo que te será muy útil repasar las técnicas de manipulación de la voz tratadas en los apartados La comunicación radiofónica y ¿Cómo se hace?.

Anteriormente señalábamos que la preparación previa de una entrevista es muy importante, pero no olvides que también lo es la de cualquier otro tipo de producción radiofónica. De hecho, y aunque en los medios audiovisuales se hable mucho de ella, la improvisación es, en realidad, un auténtico mito. Como sostienen Huertas y Perona, improvisar consiste, en sentido estricto, en elaborar de pronto, sin preparación alguna y sin ningún tipo de apoyo, un discurso coherente. Sin embargo, y como sucede en otros ámbitos, en los medios audiovisuales esto solo es oportuno cuando no se tiene más remedio, cuando no se dispone ni de tiempo ni de recursos para escribir lo que se va decir, siquiera en forma de ítems o de pequeña pauta. Por eso, en la mayoría de las ocasiones, la mejor improvisación es la menos improvisada, sobre todo si se quiere evitar balbuceos, incoherencias e inseguridades que acabarían empobreciendo la locución.

7.3 Los géneros deportivos

Las formas de trasmisión de los contenidos deportivos que imperan en la radio española son tres: el Informativo, el Magazine y el Carrusel, genero, este último, que debe su nombre a su particular manera de estructurar la emisión, puesto que se trata de una rueda de conexiones que se van sucediendo periódicamente a lo largo de un extenso periodo de tiempo.

El Carrusel es la estrella de la programación del domingo por la tarde en buena parte de emisoras, especialmente en las grandes cadenas de corte generalista. De hecho, coincidiendo con la disputa de los partidos de liga, desde los estudios centrales de los diferentes operadores se conduce un espacio, de unas cuatro horas de duración, en el que constantemente se pide paso desde los terrenos de juego. En cada estadio, las emisoras cuentan con un equipo de profesionales que son los encargados de informar sobre los goles, las jugadas más interesantes, las faltas, etcétera.

En el terreno deportivo, el Magazine mantiene las características ya comentadas en el caso de la información, si bien su inserción en las parrillas programáticas varía sustancialmente con respecto al magazine puramente informativo. De hecho, este género es el rey de la noche y primeras horas de la madrugada, momento en el que se emiten los populares Supergarcía (Onda Cero), El Larguero (Cadena Ser) o No ho diguis a ningú (Catalunya Ràdio). Son, en todos los casos, programas en los que no faltan las entrevistas con deportistas, presidentes o ejecutivos de entidades deportivas, autoridades del mundo del deporte, etc., así como los reportajes, las últimas noticias deportivas, etc.

Finalmente, la Transmisión o Retransmisión ocupa también un lugar destacado en la oferta deportiva radiofónica española, aunque mucho menos significativo que los géneros anteriores. Ten en cuenta que una retransmisión en directo, especialmente si se hace desde un país extranjero, es altamente costosa, tanto por la infraestructura técnica que se precisa como por los desplazamientos humanos que supone.

La locución deportiva radiofónica presenta unos rasgos específicos, sobre todo cuando se trabaja el Carrusel. Este es un género en el que los radiofonistas que intervienen manipulan constantemente su voz, alternando en su discurso tonos graves con otros agudos, alargando notablemente la duración de las sílabas en algunos momentos, haciendo énfasis sobre ciertas palabras, etcétera. Todo depende del cariz de los acontecimientos que se estén narrando (alegría o decepción por la encajada de un gol, jugada peligrosa, relajación en el terreno de juego, etcétera). Consulta el bloque La comunicación radiofónica y las explicaciones que sobre el ritmo aparecen en el glosario.
http://recursos.cnice.mec.es/media/radio/bloque7/iconos/audio.gifEJEMPLO DE LOCUCIÓN DEPORTIVA.

7.4 Los géneros musicales

La Radiofórmula musical, como se apunta en La programación radiofónica, es el género dominante en lo que a la emisión de contenidos musicales se refiere. No obstante, en este ámbito encontramos otras formas de transmisión que merecen ser destacadas, como el Musical especializado y, también aquí, el Magazine.

El Musical especializado se corresponde con un programa basado en un estilo concreto de música (blues, jazz, pop), en el que habitualmente se aportan informaciones sobre conciertos, últimas novedades discográficas, biografías de los componentes de un determinado grupo, concursos, etc., por lo que, de alguna manera, viene a ser como una especie de Mini-magazine (ten en cuenta que su duración suele ser de una hora y que su periodicidad, generalmente, es semanal). A diferencia de las radiofórmulas musicales, típicas del modelo de radio especializada y del modelo de radio híbrida, el musical especializado suele formar parte de las parrillas de la radio generalista.

La locución en los programas musicales está altamente condicionada por el formato que se explote, por lo que difícilmente podemos hablar de denominadores comunes que vayan más allá de lo que se comenta en el apartado La voz (bloque La comunicación radiofónica) y en el capítulo ¿Cómo se hace?

7.5 Los géneros de entretenimiento

Sin duda alguna, el Magazine se consagra como el género protagonista de los contenidos de entretenimiento imperantes en la oferta radiofónica española, aunque en este terreno no faltan los programas de Humor, que han ido acrecentando progresivamente su presencia en las ondas. En cambio, el Concurso, un género estrella del entretenimiento en otras épocas, ha ido perdiendo posiciones con el transcurso de los años.

Como señalan los profesores Martí, Bonet y Perona, los aspectos más destacables que caracterizan los típicos magazines de entretenimiento son la notoriedad de su conductor/a y la inclusión de espacios cuyos variados temas (salud, cocina, astrología, actualidad, meteorología, personajes famosos, música, tradiciones, etc.), están destinados a una audiencia heterogénea (mujeres, jóvenes, tercera edad, etc.).

En este tipo de programas es muy importante que la locución sea lo más natural posible, con el fin de generar la ilusión de que entre el conductor y los oyentes existe una relación de amistad, de cercanía, de proximidad. Si esto no se consigue, difícilmente lograremos entretener a la audiencia.
http://recursos.cnice.mec.es/media/radio/bloque7/iconos/audio.gifSUMARIO MAGAZINE

7.6 Otros contenidos, otros géneros

En el conjunto de la oferta radiofónica se explotan también otros contenidos y otros géneros, aunque gozan de una presencia mucho más limitada que los tratados hasta este momento. Entre estos géneros se encuentran los que persiguen la polémica, como el Debate, o la Tertulia, y que, dadas sus características, suelen formar parte de los magazines informativos y de entretenimiento.

También debemos referirnos a la
1   ...   8   9   10   11   12   13   14   15   16

similar:

La prehistoria de la televisión abarca un amplio período que se extiende, aproximadamente, desde finales del siglo XIX hasta 1935. En principio surgirán dos iconLa prehistoria de la televisión abarca un amplio período que se extiende,...

La prehistoria de la televisión abarca un amplio período que se extiende, aproximadamente, desde finales del siglo XIX hasta 1935. En principio surgirán dos iconDesde mediados del XIX hasta aproximadamente 1940

La prehistoria de la televisión abarca un amplio período que se extiende, aproximadamente, desde finales del siglo XIX hasta 1935. En principio surgirán dos iconEl barroco es el estilo que se gesta a finales del XVI y se extiende...

La prehistoria de la televisión abarca un amplio período que se extiende, aproximadamente, desde finales del siglo XIX hasta 1935. En principio surgirán dos iconEl Romanticismo abarca aproximadamente todo el siglo XIX. No obstante,...

La prehistoria de la televisión abarca un amplio período que se extiende, aproximadamente, desde finales del siglo XIX hasta 1935. En principio surgirán dos iconMovimiento literario, científico y filosófico que se produjo en toda...

La prehistoria de la televisión abarca un amplio período que se extiende, aproximadamente, desde finales del siglo XIX hasta 1935. En principio surgirán dos iconLa Edad Media abarca desde el siglo V (con la caída del imperio romano...

La prehistoria de la televisión abarca un amplio período que se extiende, aproximadamente, desde finales del siglo XIX hasta 1935. En principio surgirán dos iconLa Edad Media abarca desde el siglo V (con la caída del imperio romano...

La prehistoria de la televisión abarca un amplio período que se extiende, aproximadamente, desde finales del siglo XIX hasta 1935. En principio surgirán dos iconLa Edad Media es el periodo de la historia europea que transcurrió...

La prehistoria de la televisión abarca un amplio período que se extiende, aproximadamente, desde finales del siglo XIX hasta 1935. En principio surgirán dos iconEs una corriente literaria que tuvo gran difusión en Europa especialmente...

La prehistoria de la televisión abarca un amplio período que se extiende, aproximadamente, desde finales del siglo XIX hasta 1935. En principio surgirán dos iconUnidad 12: la narrativa española desde 1975 hasta finales del siglo...






© 2015
contactos
l.exam-10.com