Unidad académica de ciencias químicas y de la salud






descargar 62.71 Kb.
títuloUnidad académica de ciencias químicas y de la salud
fecha de publicación10.04.2017
tamaño62.71 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Historia > Documentos



https://www.utmachala.edu.ec/archivos/siutmach/imagenes/logo66.png


UNIVERSIDAD TÉCNICA DE MACHALA

Calidad, Pertinencia y Calidez
UNIDAD ACADÉMICA DE CIENCIAS QUÍMICAS Y DE LA SALUD


Proyecto de Aula

Expresión Oral y Escrita
CARRERA DE BIOQUÍMICA Y FARMACIA
“Los ojos de mi princesa”

DOCENTE:

Ing. Sist. Quezada Sarmiento Ramiro Hernán

ESTUDIANTE:

Leslie Maleni Carrasco Maxi



PARALELO:

“A”

PRIMER SEMESTRE


MACHALA – EL ORO – ECUADOR

2015
INTRODUCCIÓN
“Los ojos de mi princesa” es una obra escrita por Carlos Cuauhtémoc Sánchez, un reconocido autor mexicano nacido el 15 de abril de 1964. En sus novelas comparte historias conmovedoras, presentando problemas sociales reales de interés común junto a diferentes mensajes reflexivos buscando que el lector concientice sobre el mal que asecha nuestra sociedad.

La novela narra la historia de José Carlos; un adolescente ingenuo, inteligente y soñador, que vive intensamente la experiencia del primer amor, sin saber que aquello lo marcaría por siempre.

Él se enamora de Justiniana, a quien llama Sheccid en honor a una princesa de corazón noble que se convierte en inspiración de superación para un hombre perdido. Es una joven muy hermosa proveniente de una familia extraña que al parecer tiene graves problemas en su hogar, José Carlos intenta ayudarla y hace de todo por ganarse su amor pero ella no se lo permite. Descubre tarde que todo lo bonito de ese amor fue un espejismo, Sheccid nunca existió. El problema real de su amada era la perdición y adición a las drogas.

La enorme decepción le provoca una crisis depresiva alejándose de todo aquello que una vez amo, y dedicándose únicamente a la redacción de su primera novela titulada Sheccid. En ella plasma su hermosa historia de amor con un final diferente, donde su princesa perfecta siempre lo amó y sólo la muerte los pudo separar.

OBJETIVOS
OBJETIVO GENERAL-.

Realizar una lectura comprensiva del libro escogido, con la finalidad de mejorar nuestra calidad de lectura e interpretación del texto, mediante su análisis.
OBJETIVOS ESPECÍFICOS.-

  • Identificar las ideas principales y secundarias del texto.

  • Mejorar la habilidad de comprensión e interpretación del estudiante.

  • Descifrar el mensaje que el autor pretende trasmitir mediante su obra.

DESCRIPCIÓN DEL LIBRO


    • José Carlos se enamora de la chica de nuevo ingreso, a la cual llama Sheccid igual que una princesa.

    • Ariadne piensa que es cómplice de un promotor pornográfico y pone en su contra a Sheccid.

    • José Carlos se gana el cariño de Ariadne.

    • Sheccid atraviesa por graves problemas familiares.

    • José Carlos le declara sus sentimientos a Sheccid, ella lo rechaza y se hace novia de Adolfo.

    • Adolfo la maltrata físicamente y José Carlos la defiende.

    • Se forma un riña entre pandillas dirigidas por Adolfo y Héctor, un amigo que defiende a José Carlos.

    • José Carlos y Ariadne deciden visitar a Sheccid sin avisar.

    • Todo termina entre ellos.
    ESQUEMA DEL LIBRO



José Carlos se enamora por primera vez.



Los ojos de mi princesa”

José Carlos redacta su primera novela titulada “Sheccid” donde narra su inolvidable historia de amor.

  • Sheccid hará un viaje sin retorno.

  • Antes de partir le confiesa su amor a José Carlos.

  • Se dan su primer y único beso de despedida.

  • Sheccid le comenta que antes de partir debe hacerse una cirugía en la rodilla.

  • José Carlos va a su casa para estar con ella durante su recuperación.

  • Descubre que Sheccid fallecío durante la intervención en el cerebro y todo lo que sabía de lla era mentira.





El final real.

  • El día después de la riña José Carlos y Ariadne van a visitar a Sheccid sin avisar.

  • Se encuentran con una fiesta organizada en su casa.

  • Descubren que proviene de una familia modelo de corrupción y suciedad.

  • Justiniana, el verdadero nombre de Sheccid, junto a su familia forman parte de una secta.

  • Deghemteri es una drogadicta que baila entre los invitados semidesnuda y vive en un mundo de perdiciones.

  • Después de 3 años deambula por las calles consumida por sus adicciones.






RESUMEN DE LA OBRA

CAPÍTULO 1

José Carlos es un chico tímido y cohibido que apenas está iniciando el colegio. Se ha enamorado de la chica de nuevo ingreso, sólo piensa en como acercarse a ella. De repente un Datsun rojo interrumpe sus pensamientos; un hombre de dudosa intensión le pide que lo acompañe a buscar una dirección, José Carlos inicialmente se niega; pero termina siendo convencido por Mario, su compañero, quien acompaña al hombre. El chico descubre demasiado tarde que fue engañado, está atrapado en aquel auto y el hombre con el que viaja es un vendedor de revistas pornográficas. Durante el recorrido encuentran una simpática jovencita, a quien abiertamente el hombre le muestra la “mercancía” que traía consigo. La chica acepta ir con ellos. José Carlos está aterrado pues ella es la mejor amiga de su amada, que en ese mismo instante pasa por allí. El hombre intenta llamar su atención e invitarla con la intención de incluirla al grupo de sus modelos.

CAPÍTULO 2

José Carlos está furioso y enojado por haber sido tan ingenuo de caer en la trampa, pero también muy inquieto; no deja de pensar en aquellas imágenes plasmadas en las revistas. Decide leer algunos libros sobre sexualidad para aclarar algunas inquietudes sin darse cuenta que su madre lo está observando, preocupada. Él decide contarle todo lo ocurrido desde el engaño del hombre, la participación de su compañero, las revistas pornográficas y sobretodo la valentía que demostró Ariadne al fingir caer en la trampa solo para liberar a los chicos atrapados en el auto y luego echarse a correr. También le comentó como Mario intentó alcanzar a la chica con la intención de regresarla al automóvil, sin lograrlo. Su madre está anonadada y muy asustada. José Carlos se siente mal, desubicado y culpable de ver que a pesar de todo, se siente atraído por esas revistas. Su madre lo aconseja que busque el amor y se concentre en lo bueno de aquel sentimiento; le cuenta una bonita historia de Sheccid, una princesa de corazón noble que se convierte en la inspiración de superación de un hombre, cuya alma estaba perdida. Lo ayuda a comprender que lo malo, llama mucho más la atención y provoca, pero aun así no deja de ser malo.

CAPÍTULO 3

José Carlos posee una libreta llamada “Conflictos, Creencia y Sueños”; en la mayoría de hojas escribe sobre Sheccid. Su anhelo es ser escritor como su abuelo. Ese día, se arma de valor y se atreve a entablar conversación con ella. Luego de unos minutos Sheccid invita a su amiga Ariadne para presentarla a José Carlos pero desafortunadamente chica confunde los hechos terriblemente y lo acusa de ser cómplice del vendedor de revistas pornografías. Sheccid furiosa le pide que jamás vuelva a dirigirle la palabra y ambas se alejan sin ni siquiera escuchar una explicación.

CAPÍTULO 4

Era el festival de fin de curso y José Carlos debe declamar ante toda la escuela. Se había preparado arduamente; pues guarda la esperanza de que su Sheccid lo escuchara, se conmoviera, y descubriera quien realmente él era. Minutos antes de su presentación la encuentra junto a sus amigos, intenta hablarle pero ella lo ignora; en respuesta, su hermano en tono agresivo le advierte que la dejara en paz. Durante su debut, José Carlos olvida varios tramos de su declamación y no hace el mínimo intento de recordar. Está totalmente decepcionado. Su maestra de español, Miss Jennifer; lo hace recapacitar y comprender que él puede lograr una buena presentación, si se lo propone y le hace prometer que lo intentará nuevamente.

CAPÍTULO 5

Al finalizar la ceremonia, José Carlos decide unirse un grupo de compañeros que van a dar una vuelta en el auto del padre de uno de ellos. Sabino, uno de los más majaderos del salón, ve un grupo de chicas caminando y les grita piropos desagradables. José Carlos está indignado por el acto; más aún porque entre ellas se encuentran Sheccid y Ariadne. Sabino, al ver su reacción, ordena al conductor regresar y pasar muy cerca de ellas para darle una nalgada a Sheccid. José Carlos no puede con ello y decide bajarse del auto. El vehículo se detiene, pero antes que él se baje, arranca con velocidad haciéndolo caer fuertemente y perder el sentido. Se despierta en el hospital con los gritos de su padre que está furioso por lo sucedido.

CAPÍTULO 6

José Carlos, obligado por su papá, practica ciclismo y participará en el Velódromo de la ciudad. Nunca ha ganado ni tampoco se ha esforzado lo suficiente para lograrlo.

Miss Jennifer decide crear un grupo estudiantil conformado por los mejores alumnos de la escuela y José Carlos está en lista. Como primera actividad, realizan una ceremonia donde presentan algunos números interesantes. José Carlos, un poco atemorizado decide declamar nuevamente. En esta ocasión fue diferente, todos aplauden y gustan del número. Algunas chicas lo elogiaron por su debut, él no pudo evitar intimidarse y sentir tan agradable aquella sensación.

A la hora de salida nota al Datsun rojo fuera de la escuela, ve a Sabino ojeando una revista junto a otros compañeros. Sin pensarlo dos veces se dirige hacia el auto para preguntar al vendedor sobre el paradero de Mario, a quien su madre busca desde algunos días. El hombre lo ignora, José Carlos indignado rompe una de sus revistas, el vendedor se baja del vehículo echando chispas.

CAPÍTULO 7

José Carlos está muy contento por haber alcanzado el tercer lugar en ciclismo por primera vez. Después de su éxito en declamación, se siente diferente. Recuerda el valor con el que enfrentó al promotor pornográfico días atrás.

Sheccid y José Carlos finalmente logran entablar una conversación más amigable. La joven está apenada por su mal comportamiento y le pide disculpas. Está iniciando la ceremonia cívica, y Sheccid, en tono gracioso, lo invita a escucharla declamar, poner atención, y aprender de ella. Su presentación es formidable y perfecta, recibe fuertes aplausos. Su profesor de literatura presume su talento; dado el reciente éxito en declamación de José Carlos, lo invita a desafiarla. Se inicia una reñida competencia, ambos demuestran y defienden su habilidad. Miss Jennifer interrumpe el debate y clausura la ceremonia dirigiéndose a los alumnos con enfado, por incentivar la rivalidad entre grupos cuando todos forman parte de la misma escuela.

CAPÍTULO 8

Se aproxima el concurso de declamación de toda la escuela y José Carlos decide no inscribirse para evitar que ésta rivalidad lo separe de su amada. Su amiga Marcela intenta convencerlo de darle celos a Sheccid para llamar su atención pero él se niega y prefiere pedirle consejos sobre cómo conquistarla. Según Marcela, la única manera de llegar a su princesa es mediante la jefa del grupo, Ariadne; pero eso es imposible dado el enorme malentendido que se creó por las revistas pornográficas.

Termina la clase del Segundo A, Sheccid aparece última, consolando a Ariadne quien obviamente tenía un grave problema. Al parecer, alguien había tomado la lente del microscopio del que ella era responsable, y si no aparecía en esa tarde, ella debería pagarla además de ser suspendida.

Iniciaron las clases. José Carlos está muy distraído pensando en cómo ayudarla, ganarse su cariño y poder acercarse a su princesa. El profesor nota el desinterés del joven, después de discutir fuertemente con él, intenta botarlo del salón pero sus compañeros lo defienden y deciden retirarse todos.

CAPÍTULO 9

Los alumnos se dirigen a las oficinas del director para denunciar lo sucedido, pero Miss Jennifer los detiene y les hace comprender el enorme error que han cometido. Por más que el maestro se haya equivocado, debían respetar su autoridad y actuar conforme indican las reglas. Los estudiantes regresan al salón y piden disculpas al docente. Mientras tanto José Carlos ya se ha escapado de la escuela para tomar la lente del microscopio que le obsequió su padre con el fin de ayudar a Ariadne y ganarse su aprecio.

Regreso al salón para ofrecerle unas disculpas al profesor por lo acontecido, y éste las acepto sin dudarlo.

José Carlos decide entregar la lente a Ariadne junto a una Rosa del jardín de la escuela; pero el prefecto casi lo descubre; Sheccid presencia la escena y distrae al hombre para evitar que José Carlos sea descubierto.

CAPÍTULO 10

Está por desarrollarse una exposición artística en la escuela y los alumnos están en la explanada principal. José Carlos decide que es el momento perfecto para entregar la lente a Ariadne y así lo hace. La joven está muy sorprendida, significa mucho para ella aquel gesto. Él aprovecha la ocasión para aclarar lo sucedido con el vendedor de las revistas pornográficas. Platican, bromean e inician a conocerse mejor. José Carlos le pide que le hable de Sheccid; le comenta las intenciones que tiene con su amiga y lo que siente por ella. Antes de despedirse le pide un único favor: ayudarlo a acercarse a ella para demostrárselo.

CAPÍTULO 11

José Carlos se está esforzando mucho en conseguir un primer lugar en ciclismo. Es noche y decide salir a entrenar. Su padre lo acompaña en su coche; el recorrido habitual termina pero su entusiasmo por las últimas victorias lo hace continuar con su entrenamiento por más tiempo. Mientras tanto recuerda la conversación que tuvo con Ariadne, quien le comentó que un tal Adolfo podría ganarle el amor de su Sheccid, si él no se apresuraba en aparecer en su vida. Comenzó a llover. En innumerables veces estuvo a punto de caer al evitar varios obstáculos, de pronto se encontró con una persona herida en media carretera, la habían atropellado. Llamaron a la policía y fue trasladado al hospital.

Al día siguiente mientras se dirige a la escuela, es interceptado por un tipo quien le propina algunos golpes como advertencia por la denuncia que anteriormente formalizó ante las autoridades, por la desaparición de su compañero Mario contra al vendedor de revistas pornográficas.

CAPÍTULO 12

José Carlos no asistió al colegio por algunos días. Regresa a clases al día siguiente del concurso de declamación, no se presentó de manera que Sheccid ganara sin ningún inconveniente. A su retorno encuentra a la joven recogiendo botes de basura. Supuso que estaba castigada y decide saltar las prácticas de voleibol para hacerle compañía provocando el enfado de su entrenador. En un inicio ella se muestra agradecida pero luego se aleja, ignorándolo completamente. Marcela observa la escena y le da mucho coraje ver como su amigo sufre por alguien que aparentemente no lo merece. Entonces fue hablar con ella y terminaron discutiendo, Sheccid se va muy enojada.

CAPÍTULO 13

José Carlos sale tras ella para arreglar las cosas. La encuentra en el patio trasero recogiendo los últimos botes de basura. Toma un respiro profundo y con temor le aclara sus intenciones, le confiesa sus sentimientos y todo su amor. Sheccid está muy sorprendida e impresionada. Finalmente le pide ser su novia pero ella le pide un tiempo para pensarlo.

CAPÍTULO 14

Por la tarde, junto a su familia asiste al teatro para presenciar una fascinante ópera, pero se pierde en pensamientos, imaginándose junto a Sheccid, disfrutando de tan agradables momentos.

Al día siguiente después de clases, busca a Ariadne para saludarla y de inmediato aparece Sheccid para acompañarlos. Minutos después se les une Carmelia, una amiga de las chicas. Los cuatro jóvenes caminan mientras platican sobre un profesor nuevo, el mismo que les había encargado comprar un libro. José Carlos no desaprovecha la oportunidad y se ofrece acompañar a Sheccid a comprarlo. Inicialmente ella se niega, pero termina aceptando y se citan por la tarde.

Cuarenta minutos de espera. Son las 5:10 y Sheccid no llega a la cita. Enormemente desilusionado y triste decide regresar a casa, de repente escucha una voz que pronuncia su nombre a lo lejos. Se detiene.

CAPÍTULO 15

Era ella, Sheccid. Su corazón salta de la emoción, nunca la había visto sin uniforme. Es sencillamente bella. Toman juntos el autobús y durante el trayecto, José Carlos toma su mano delicadamente sin notar resistencia. Adquieren el libro, comparten un helado y platican mucho al regreso. Comentan sobre sus vidas, sus familias, experiencias vividas; descubren cosas en común como el gusto por la ópera, la lectura y también, sobre algunos problemas de tipo familiar.

Sheccid le pide su número pero no quiso intercambiar el suyo; se despide y baja del autobús.

CAPÍTULO 16

En la competencia de ciclismo final, todos están muy nerviosos pero él está relajado y eso le ayuda a ganar sin mucha dificultad.

Es el cumpleaños del abuelo y toda la familia lo visita. José Carlos lo admira mucho y quisiera ser como él: un escritor. Durante la comida le confiesa su sueño y le pide sabios consejos para poder realizarlo.

CAPÍTULO 17

Sheccid hizo un viaje largo e inesperado durante las vacaciones. José Carlos la busca insistentemente al regresar a clases sin encontrarla. Ariadne está preocupada; Sheccid se comporta muy distante, le ha despertado un repentino interés por Adolfo; además se ha aislado de sus amigos, y se muestra siempre intranquila. Carmelia se une a la plática, comentando que Deghemteri proviene de una familia muy extraña, tiene serios problemas; su madre está muy enferma y su padre tiene una amante.

CAPÍTULO 18

José Carlos, a lo lejos, ve a Sheccid entrar a las oficinas y decide alcanzarla. Ella lo saluda con frialdad, ha faltado muchos días a clases, al parecer los problemas en su casa son verdaderamente graves. El nota la tristeza y desesperación en su rostro, y se siente tan impotente al no poder ayudarla, pero ¿Cómo hacerlo si ella no se lo permite?

Otro primer lugar en ciclismo para José Carlos, cada vez son más numerosas sus victorias.

CAPÍTULO 19

Marcela, angustiada, le cuenta a José Carlos algo muy desagradable que escuchó en su casa, mientras su hermano se reunía con sus amigos. Adolfo, uno de los invitados, aseguró que Sheccid era su novia, pero él la tomaba como un juego, ya que provenía de una familia corrupta, sucia e indecente. Además, junto a los otros, habrían decidido golpearlo para que no se le acercara más a la chica.

José Carlos está desconcertado, no sabe si creer aquellas cosas horribles sobre Deghemteri. Escribe al final de su libreta CCS una carta para Sheccid pidiéndole que se atreva a conocerlo, que no tenga miedo al amor, que sólo aquel sentimiento la puede salvar.

CAPÍTULO 20

José Carlos decide prestarle su libreta CCS a Sheccid con la finalidad de que lo conociera mejor y vea que es diferente, que puede confiar en él.

Ariadne lo busca para advertirle sobre Adolfo y contarle algunos de los problemas de Deghemteri. Todo lo que le contó Marcela es cierto. Su familia se está destruyendo, la esquizofrenia de su madre empeora a diario y el matrimonio deteriora notablemente. Como consecuencia de todo Sheccid sufre mucho y se desmaya frecuentemente. Él no sabe qué hacer, lo único que se le ocurre es regalarle una caja de chocolates junto a una carta, recordándole que ella es una persona especial e importante para muchas personas.

CAPÍTULO 21

Una tarjeta con un poema acompaña el obsequio; Sheccid recibe con gratitud su regalo, pero luego lo ofende, insinuando que sus letras plasmadas en la libreta CCS son copias modificadas de otros autores. José Carlos se enfurece y devuelve la ofensa pero Deghemteri es más cruel; antes ir a casa, le pide a Carmelia que tome el obsequio y lo tire a la basura. Lo lastimó mucho tal desprecio y humillación, se siente totalmente decepcionado.

Pero ella nunca se fue, está a pocos metros platicando con Adolfo. De repente se llena de tan inmenso odio hacia ella. Sheccid sostiene un cigarro en sus manos. José Carlos no lo puede creer.

CAPÍTULO 22

Mario regresa a casa y su madre invita a José Carlos a visitarlo. Es impactante el cambio en su amigo. Mario se ha convertido en un drogadicto, que no puede controlar su adicción, y por si fuera poco, pertenece a una secta junto al vendedor de revistar pornográficas. Está demacrado, destruido por sus vicios.

CAPÍTULO 23

José Carlos busca a Sheccid para pedirle de vuelta su libreta CCS y ponerle punto final a esa historia pero la encuentra con Adolfo, se arma de valor y le pide unos minutos a solas. Ella trata de disculparse por lo anterior pero él no la escucha. Solo le pide que le aclare la relación que tiene con Adolfo y ella confiesa haber aceptado ser su novia.

No entiende por qué jugó con sus sentimientos y lo lastimó de tal manera. Ahora solo siente odio, decepción, rencor... quisiera desaparecer junto a todo ese maldito amor.

CAPÍTULO 24

Las clases terminaron. Mientras José Carlos se dirige a casa es interceptado por Adolfo, quien además de insultarlo, amenaza de golpearlo si lo vuelve a ver, y luego se aleja a encontrar a Sheccid que se está acercando.

José Carlos espera a su mamá en la cafetería, pero aparece Carmelia pidiendo ayuda para Deghemteri que está siendo ultrajada por Adolfo. Él corre a socorrerla y observa como el patán de su novio intenta obligarla a que lo besara y la abofetea porque ella se rehúsa a hacerlo. Entonces interviene y termina peleándose a puños con Adolfo, quién llevó la peor parte. Pero las cosas no terminan allí, al contrario recién empiezan.

El bufón de Adolfo es un pandillero. Los padres de José Carlos temen que su hijo sea agredido por ellos, y él también, pero les pide mantenerse al margen. Quiere resolver solo la situación.

CAPÍTULO 25

Al día siguiente, al regresar a clase, es recibido por un amigo de Adolfo, quién le advierte que a la salida, se enfrentaría con su pandilla para saldar cuentas. La amenaza es real y la noticia se ha difundido por toda la escuela. José Carlos decide compartir su problema con sus compañeros del grupo estudiantil y buscar apoyo. Entre ellos está Héctor, un joven de clase baja que aun siendo criado en la calle, entre pandillas, es un buen chico. Sus amistades son enemigos de la pandilla de Adolfo y están dispuestos a colaborar.

Es hora de salida, y ambos grupos están presentes. Sheccid corre a convencerlo de no pelear, se siente deshecha y culpable por haber ocasionado la riña. José Carlos sale de la escuela tratando de evadir las provocaciones de Adolfo pero es inútil. Adolfo lo golpea fuertemente e inicia la pelea, minutos después no se distinguen grupos, solo se observa caos. Gritos, golpes, sangre. José Carlos termina dándole su merecido a Adolfo y custodiado por algunos amigos, se retira del lugar.

Todos los presentes huyeron menos Sheccid. Ambos se encuentran, ella no controla su llanto, le explica de manera superficial que su vida se está desmoronando, le agradece lo que hizo por ella y se marcha.

CAPÍTULO 26

José Carlos está adolorido y con algunos golpes por la pelea del día anterior. Encuentra a Adolfo y sus amigos en el corredor de la escuela, pero se comporta como un cobarde al evadir la mirada mientras le cede el paso. Finalmente tuvo la certeza de que sus problemas contra la pandilla habían terminado.

Ariadne lo llama al teléfono para preguntar su estado e invitarlo a visitar a Sheccid. En su casa se desarrollaría una reunión en la noche y lo convence de ir. Ambos llegan al domicilio de Deghemteri. Hay mucha gente elegante en el salón, tratando asuntos de negocios, entre ellos Sheccid, quién no se percata de la intrusión.

Él comprendió muchas cosas en ese momento. Suena una música ligera y su princesa baila suavemente, él se le acerca, ella lo reconoce, lo besa en la mejilla y se marcha. Ésta vez es para siempre.

José Carlos está anonadado, no comprende la injusticia e incoherencia de la vida. Siempre la amará. Ella siempre será su Sheccid.

CAPÍTULO 27

Pasa días sumergido en la más profunda depresión. Sólo tiene un objetivo: escribir su primera novela, la cual titularía, Sheccid.

En éste borrador plasma su historia de amor, ese amor bonito y verdadero, que se revela como una experiencia que lo dejará marcado para toda su vida.

Sheccid hará un viaje sin retorno, pero antes de partir se despiden de una forma tan especial. Como dos enamorados entrecruzan sus manos, se miran a los ojos declarándose amor eterno y se besan, ese único beso será su tesoro más valioso. José Carlos lo acepta y es feliz, pero sin saber que todo es una farsa.

La enfermedad de la madre, su desamor, el interés por Adolfo, sus viajes inesperados, y todo lo demás solo fueron excusas para alejarlo, porque debía hacerlo. Porque no había otra opción. Porque ella se iría de todos modos y para siempre.

Deghemteri muere a causa de un quiste en el cerebro durante una cirugía.

José Carlos la recuerda con ternura, con un inmenso amor. A diario lee la carta que le dejó antes de morir, donde confiesa haber estado enamorada de él desde siempre; y le asegura amarlo todavía después de la muerte. Para José Carlos, ella siempre será su princesa, su eterna amada.

CAPÍTULO 28

José Carlos, por su novela, recibe el Premio Nacional de la Juventud en literatura. Dedicó 3 años a su redacción con una técnica poco común; inicio por el final y luego el principio.

Sus padres están orgullos de él. Es un muchacho ejemplar, estudia ingeniería y forma parte del equipo olímpico de ciclismo En varias ocasiones ha representado a su país con honor.

Entre las personas que se acercan a felicitarlo encuentra una amiga del pasado, alguien a quien no había visto en años: Ariadne. Se saludan cariñosamente y platican por un rato. José Carlos le obsequia uno de sus ejemplares y le pide que lo lea, pues su opinión significa mucho para él. Se citan para tomar un café y platicar sobre el libro el fin de semana.

Es la noche del sábado y los amigos se dirigen a un resturante. Ariadne está desconcertada. Le gustó mucho el inicio de la historia pero no logra comprender el final. No se explica porque José Carlos lo hizo; ella, a pesar de todo el dolor que le causó, había superado la historia con Sheccid y él debió hacer lo mismo.

Al parecer para José Carlos, el daño fue mucho mayor; lo que sucedió aquella noche lo cambió para siempre.

Entre dientes pregunta por ella y Ariadne responde haberla visto por allí una que otra vez. José Carlos se pone de pie y se aleja.

CAPÍTULO 29

Recuerda la última noche que la vio cuando fue junto a Ariadne a visitarla a su casa durante la reunión organizada por el padre. Al llegar a la puerta notó varios autos estacionados, entre ellos el Datsun rojo que el vendedor de revistas pornográficas le había obsequiado a Mario. En efecto, es Mario quien abre la puerta para hacerlos pasar. A su ingreso se encuentran con Joaquín, el hermano de Deghemteri quien está completamente borracho. Sheccid está sentada a la mesa junto a otras personas vestidas de negro y no se percata de la presencia de sus amigos. De pronto una mujer empieza a gritar enloquecida en medio de los invitados, pero la sacan del salón sin hacer mucho escándalo; suena música rock e inicia la fiesta.

Las escenas que presencian después son verdaderamente impactantes. El padre de Sheccid se encierra en una recamara con su amante mientras sus esposa enferma está en otra; Joaquín, ebrio, hace lo mismo con una muchacha. Solo se respira humo de cigarros y todo apesta a licor. Deciden huir de allí pero antes buscan a Sheccid y la encuentran. Ella está feliz rodeada de hombres que la tocan sin respetar su intimidad, baila de forma indecente seduciéndolos mientras se desnuda. Lleva un vaso de licor en una mano y un cigarro en la otra. Los borrachos aplauden y corean su nombre: Justiniana.

José Carlos repugnado se le acerca pero ella está tan drogada que no logra reconocerlo. Ariadne lo toma del brazo y salen de aquel lugar.

CAPÍTULO 30

José Carlos regresó a la mesa junto a Ariadne. Platican sobre Deghemteri. La secta en la que formaba parte se ha deshecho y ella ha dejado su casa para deambular por las calles.

Ariadne se siente culpable por ayudar más de una vez a unirlos, sin saber quién verdaderamente era Justiniana. Él reconoce que no hubo culpables, pues en el amor no se manda; y explica que todo lo sucedido, solo hizo que amara más a su princesa: a Sheccid. Por eso la mató, necesitaba aferrarse a otro final y justificar el inmenso amor que sentía por ella. Asi lo hizo, para él Sheccid siempre será la princesa de sus ojos. Mientras Justiniana Deghemteri sólo es la chiflada, drogadicta sin cordura ni dignidad.


COMENTARIO PERSONAL

“Los ojos de mi princesa” es una excelente novela que nos muestra cómo los adolescentes también somos capaces de amar igual o mayor intensidad de un adulto. En lo personal, me pareció un libro muy interesante ya que evidencia los principales problemas a los que nosotros los adolescentes, estamos propensos a sufrir a lo largo de esta etapa de nuestra vida. Nos recuerda que a pesar de ello, dentro de todo lo malo que nos sucede, hay algo que nos motiva a seguir adelante hasta alcanzar nuestras metas, dejando atrás las malas experiencias que de una u otra forma nos marcan para siempre.

Esta historia nos invita a hacer conciencia sobre el mal que asecha a nuestra sociedad, como las drogas y otras adicciones que consumen a nuestros adolescentes; pero sobre todo nos demuestra que el amor puede salvarnos de la perdición; muchas veces nuestra ingenuidad nos lleva a enamorarnos de espejismos, de personas que creemos diferentes y que terminan por destruirnos; aun así el amor es bello, el amor es vida, siempre y cuando sea compartido con la persona justa. El desamor al inicio duele, pero con el tiempo, se suma a las tantas experiencias de la vida que nos llenan de sabiduría y nos hacen mejor persona.

BIBLIOGRAFÍA


CARLOS, S. C. (2004). Los ojos de mi princesa. México: Diamante S.A.C.V.
LINK DEL BLOG

https://malenicarrasco1993.wordpress.com/?p=2&preview=true





Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Unidad académica de ciencias químicas y de la salud iconUnidad Académica de Ciencias Químicas y de la Salud

Unidad académica de ciencias químicas y de la salud iconUnidad de Promoción y Desarrollo de la Investigación y el Centro...

Unidad académica de ciencias químicas y de la salud iconFacultad Ciencias de la Salud

Unidad académica de ciencias químicas y de la salud iconPedagogia unidad académica responsable del diseño curricular

Unidad académica de ciencias químicas y de la salud iconUnidad academica “tupac amaru ii” escuela de educación secundaria básica

Unidad académica de ciencias químicas y de la salud iconUnidad didáctica: salud e higiene personal

Unidad académica de ciencias químicas y de la salud iconFacultad de ciencias de la salud, la actividad física y del deporte de la universidad de murcia

Unidad académica de ciencias químicas y de la salud iconNombre de la unidad interdisciplinaria: lenguaje-ciencias sociales

Unidad académica de ciencias químicas y de la salud icon3. propiedades físico-quimicas

Unidad académica de ciencias químicas y de la salud iconActividades propuestas y presentadas por la Cátedra II de Salud Publica...






© 2015
contactos
l.exam-10.com