El cura y el barbero estuvieron bastante tiempo sin ir a visitar a don Quijote aunque se enteraban de sus progresos por medio de su ama y de la sobrina las






descargar 162.05 Kb.
títuloEl cura y el barbero estuvieron bastante tiempo sin ir a visitar a don Quijote aunque se enteraban de sus progresos por medio de su ama y de la sobrina las
página1/5
fecha de publicación09.04.2017
tamaño162.05 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Historia > Documentos
  1   2   3   4   5
Capítulo 1

El cura y el barbero estuvieron bastante tiempo sin ir a visitar a don Quijote aunque se enteraban de sus progresos por medio de su ama y de la sobrina las cuales afirmaban que estaba recobrando el juicio.

Unos días después, el cura y el barbero fueron a visitar a don Quijote el cual les recibió efusivamente. Estos estuvieron hablando de muy diversas cosas pensando que don Quijote estaba cuerdo. El cura como prueba de oro decidió contarle a don Quijote que el rey estaba recibiendo una invasión. De este modo don Quijote contestó diciendo que tendría que recurrir a los caballeros andantes que gustosamente le ayudarían. De este modo comprendieron que don Quijote seguía loco.

El barbero contó una historia de un loco que residía en Sevilla. don Quijote en respuesta a esta historia comenzó a hablar de la edad de los caballeros dando a entender al cura y al barbero que tenía en mente una nueva salida. El cura comienza a provocar a don Quijote diciéndole que los caballeros andantes no existen y don Quijote en respuesta comienza a dar opiniones muy documentadas entre las cuales decía que los caballeros son tan reales que se podría llegar a afirmar que él ha visto a Amadís, a Reinaldos y a Roldán.

Capítulo 2

El cura y el barbero decidieron irse a la vez que escuchaban cómo el ama y la sobrina de don Quijote están acusando a Sancho, que quería ir a visitar a su amo, de haber engañando a don Quijote.

Al oír esto don Quijote manda a Sancho entrar para poder hablar con él. don Quijote le pregunta a Sancho cuál es la opinión del pueblo sobre sus hazañas. Sancho le responde diciendo que en el pueblo todo el mundo dice que don Quijote estaba loco y que Sancho era un mentecato y que también se decía que don Quijote se había puesto el “don” y que se había hecho caballero sin derecho a ello. don Quijote dijo que esos rumores eran todos causa de la envidia.

Sancho le contó también que Bartolomé Carrasco, que acababa de hacerse bachiller en Salamanca, le contó que había visto impresa la historia de “El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha”. don Quijote al oír esto mandó a Sancho en busca del bachiller.

Capítulo 3

Cuando se fue Sancho, quedó don Quijote pensando cómo era posible que alguien hubiese escrito sus aventuras si no había transcurrido mucho tiempo desde que las comenzó. También le preocupaba el que el escritor del libro se hubiese inventado algo acerca de su amada Dulcinea.

Cuando Sansón Carrasco, el bachiller, llegó a donde estaba don Quijote se arrodillo ante él como si de un gran caballero se tratara, y comenzó a alabar las aventuras que había leído en ese libro.

El Capítulo termina contando cómo el bachiller y don Quijote ponen en común detalles de la primera parte, como por ejemplo lo que hizo Sancho con los cien escudos de oro que encontraron en Sierra Morena y los errores del autor, como la inclusión de la novela del Curioso Impertinente y el extraño hurto del jumento de Sancho. Finalmente, el bachiller le manifiesta lo famosas que son sus aventuras ya que las leen todas las personas por todo el mundo.

Capítulo 4

Sancho comenzó a explicar qué fue lo que sucedió con los cien escudos y también explicó el famoso robo del jumento.

En ese momento escucharon relinchar a Rocinante lo que consideraron como un indicio de buena suerte. Más tarde decidieron realizar una nueva salida en unos tres o cuatro días.

Mas tarde después que don Quijote le hubo pedido al bachiller que compusiese unos versos para despedirse de Dulcinea, acordaron marcharse en unos ocho días, con la condición de que el bachiller no le dijese nada al cura, al barbero, a su sobrina, ni al ama.

Capítulo 5

En este capítulo Sancho mantiene una intensa conversación con su mujer, Teresa, acerca de que don Quijote y él van a volver a las aventuras y que don Quijote le había renovado las promesas de darle una ínsula al terminar sus aventuras.

Durante el resto del capítulo Sancho y su mujer discuten acerca de si cuando Sancho sea monarca de la ínsula su hija deberá casarse con un igual o con un gran monarca vecino. Como conclusión, Sancho obedece a su mujer, la cual se había puesto a llorar, y le dice que nombraría a su hija condesa lo más tarde posible.

Acabada la conversación, Sancho se fue con don Quijote para ultimar los detalles de su partida.

Capítulo 6

La sobrina y el ama de don Quijote al temer que éste volviera a las andadas comenzaron a decirle que sería mejor que fuese a servir al rey y que dejara de ser un caballero andante. don Quijote al oír esto comenzó a comparar a los caballeros andantes con los caballeros cortesanos. Mientras tanto su sobrina le intentaba convencer de que los caballeros andantes no son más que tonterías, también le decía la sobrina a don Quijote que otro motivo por el cual él no podía ser caballero era por que era pobre y solo los hidalgos y los ricos podían ser caballeros.

Don Quijote le comenzó a explicar que él había nacido bajo la influencia de Marte por lo que debía dedicarse a las armas y añadió que no se molestasen más en intentar impedírselo ya que era el cielo quien ordenaba que él fuese caballero.

Al poco tiempo apareció Sancho y don Quijote le recibió con grandes abrazos y se encerró con él en sus aposentes.

Capítulo 7

En cuanto el ama de don Quijote vio entrar a Sancho se fue a buscar al bachiller para que impidiese la salida de ambos. Cuando el bachiller escuchó lo que le dijo el ama, le aconsejó que se tranquilizara y que se fuese a casa, que más tarde iría él.

Cuando Sancho estuvo solo con don Quijote le pidió, por consejo de su mujer, un salario ya que no se podía mantener de las mercedes. don Quijote le dijo que era tradición que los escuderos se mantuviesen de las mercedes de su señor y que él no estaba dispuesto a romper ninguna tradición caballeresca. don Quijote le dijo a Sancho que si no quería continuar siendo su escudero que ya encontraría otro escudero.

Al poco tiempo apareció el bachiller junto con el ama y la sobrina de don Quijote. El bachiller se acercó a don Quijote y le animó a proseguir con su aventura  ofreciéndose incluso para ser su escudero. Sancho al oír esto comenzó a llorar y le dijo que él seguiría siendo su escudero y que solo le había pedido el sueldo para complacer a su mujer. Después de esto Sancho y don Quijote se abrazaron y acordaron que la salida fuese a los tres días. Después de esto el ama y la sobrina se quedaron asombradas y desesperadas al ver que el bachiller estaba del lado de don Quijote y no del suyo.

Sancho consiguió calmar a su mujer y don Quijote a su sobrina y al ama. A los tres días partieron hacia el Toboso, pero esta vez Sancho llevaba una bolsa de dinero que le había dado don Quijote para cubrir los gastos que se les presentaran.

Capítulo 8

Don Quijote antes de comenzar sus aventuras decide ir a ver a Dulcinea al Toboso para recibir su permiso y su bendición para emprender sus aventuras. Sancho le advierte que la última vez que vio a Dulcinea estaba recogiendo trigo pero don Quijote atribuyó este comportamiento a los encantamientos.

Sancho comienza a hacer conjeturas acerca de si el escritor del libro le habrá tratado bien a pesar de sus defectos. Mientras tanto don Quijote comienza a manifestar su deseo de alcanzar la fama y acaba explicando cómo los caballeros andantes son capaces de dominar los pecados capitales.

Sancho le dice a don Quijote que si lo que quiere es alcanzar la fama seria mejor dedicarse a la vida santa ya que se hace más famoso un buen fraile que un gran caballero andante.

Al anochecer llegaron al Toboso y don Quijote decidió entrar una vez fuese de noche por lo que estuvieron descasando un rato junto a unas encinas. Sancho estaba preocupado ya que nunca había visto a Dulcinea y tenía miedo de que su amo le mandase a buscarla.

Capítulo 9

Don Quijote y Sancho entraron a media noche al Toboso para buscar el palacio de Dulcinea, el que no encontraban ya que no existía. Tras un tiempo buscando llegaron a la conclusión de que ninguno de los dos conocía a Dulcinea pues don Quijote se había enamorado de ella por la buena fama que tenía y Sancho la había visto también por los comentarios que de ella le habían hecho.

Después de un buen rato buscando Sancho decide convencer a don Quijote para que éste se quede esperando en un encinar hasta que Sancho encuentre a Dulcinea y le diga que su amado caballero le está esperando en un encinar cercano.

Capítulo 10

Antes de marchar Sancho en busca de Dulcinea, le había ordenado don Quijote que se fijara en las reacciones físicas que mostrara Dulcinea al enterarse de que estaba allí su caballero.

Antes de que Sancho comenzara su búsqueda se sentó, donde su amo no pudiese verle, para reflexionar acerca de la locura de su amo que aunque Sancho le llevase a otra persona que no fuese Dulcinea, don Quijote juraría que su amada está encantada. Al atardecer Sancho vio pasar cerca de él a tres labradoras y fue corriendo junto a su amo para decirle que Dulcinea se acercaba con dos de sus sirvientas y de este modo se inventó sus ropas para que su amo pensase que su amada se acercaba.

Cuando se estaban acercando las tres labradoras, se puso en marcha el plan de Sancho ya que él pensaba que cuando su amo viese a las tres labradoras e hiciese caso a Sancho que decía que era Dulcinea con sus sirvientas, pensaría que estaban encantadas.

Las labradoras, al oír las alabanzas que don Quijote hacía de ellas, salieron corriendo escapando de don Quijote y de Sancho. Después de ver cómo las tres labradoras huyeron Sancho y don Quijote comenzaron a hablar contra los encantadores que privaron a don Quijote de ver la belleza de su amada, Dulcinea. Finalmente, don Quijote y Sancho prosiguieron su camino hacia Zaragoza donde se celebraban todos los años unas fiestas muy importantes.

Capítulo 11

Cuando don Quijote y Sancho iban de camino a Zaragoza, conversando tranquilamente, se les apareció una carreta con personajes aterradores como la muerte acompañada de maléficos personajes. Ante el aparente miedo de don Quijote y Sancho estos personajes confesaron pertenecer a una compañía de teatro que acababa de representar “Las Cortes de la Muerte” en un pueblo cercano y todavía no les había dado tiempo a cambiarse de ropa.

Cuando don Quijote se encontraba ya más tranquilo y dispuesto a marcharse apareció otro extraño personaje con un palo en la mano con el cual golpeó el suelo haciendo que Rocinante saliese corriendo tirando a don Quijote al suelo, cuando Sancho estaba dispuesto a ayudarle este extraño personaje se montó encima de Rucio, el burro de Sancho, golpeándolo y haciéndole salir corriendo. Cuando Rucio consiguió tirar a su agresor al suelo volvió con Sancho.

Cuando don Quijote se levanto estaba dispuesto a pelearse con los actores pero Sancho le quitó la idea de la cabeza diciendo que ellos no eran caballeros con lo que don Quijote no se podía pelear con ellos. Sancho le dijo esto a don Quijote porque había visto cómo los actores se estaban armando con piedras. Pero don Quijote en su afán de venganza le dice a Sancho que es su deber vengarse, pero Sancho rehúsa el ofrecimiento ya que dice que no es un ser vengativo.

Finalmente, don Quijote le dice a Sancho que partirán en busca de nuevas aventuras.

Capítulo 12

Después de la pequeña aventura del capítulo anterior Sancho y don Quijote se dispusieron a pasar la noche bajo unos árboles no muy alejados del lugar.

Durante la noche, don Quijote comenzó a comparar la comedia con la vida. Sancho le dijo que era una sabia comparación pero que ya estaba demasiado vista. Después de decir esto Sancho comenzó a confesarle a don Quijote lo mucho que estaba prosperando cerca de él ya que antes no tenía ningún tipo de conocimiento y ahora ya conoce bastante más acerca de la caballería, sus leyes y otros temas de cultura de aquella época.

Al llegar a un prado don Quijote aprovechó para descansar tumbado bajo una encina, mientras Sancho dormía también al pie de un alcornoque.

Algo más tarde, don Quijote se despertó al oír cómo un hombre, que se hacia llamar “El Caballero del Bosque”, que al igual que don Quijote era caballero andante, bajaba de su caballo y comenzaba a explicar cómo su amada, Casildea de Vandalia, no le correspondía para nada todo el amor que él le ofrecía. Al darse cuenta el caballero de que don Quijote estaba cerca de él se presentó y comenzaron a hablar de sus amores. Los dos escuderos dejaron a sus respectivos caballeros hablando solos mientras ellos se iban a hablar de cosas de escuderos algo más lejos de allí.

Capítulo 13

En este Capítulo se nos narran las conversaciones que mantienen Sancho y el escudero del Caballero del Bosque.

Ambos comienzan hablando de las recompensas que sus respectivos caballeros les habían ofrecido. El del Caballero del Bosque dice que su amo le había ofrecido un canonicato, de lo que Sancho deduce que El Caballero del Bosque era un caballero a lo eclesiástico.

Después comienzan a hablar de las respectivas familias de cada escudero. Sancho dice que tiene dos hijos y alaba especialmente a su hija a la cual convertirá en Condesa en cuanto don Quijote le dé su recompensa. En ese momento tras un comentario no apropiado del colega de Sancho, Sancho le dice que sus formas de hablar no son apropiadas de gente que acompaña a caballeros andantes.

Mas tarde comienzan a hablar de las enamoradas de sus amos y de las cualidades de sus amos. El del Caballero del Bosque dice que su amo es muy valiente pero algo bellaco. Sancho dice que don Quijote no tiene absolutamente nada de bellaco ya que, en realidad, es incapaz de hacerle daño a nadie.

Finalmente ambos escuderos comienzan a comer y a beber unos exquisitos manjares que llevaba el escudero del Caballero del Bosque. Después de haber comido y bebido ambos escuderos se quedaron dormidos.

Capítulo 14

Mientras tanto El Caballero del Bosque y don Quijote dialogaban acerca de sus aventuras y de sus amadas.

El Caballero del Bosque afirmó que entre sus aventuras había vencido a muchísimos caballeros incluyendo entre ellos al gran don Quijote de la Mancha. Don Quijote al oír esto se hizo el tonto para que más tarde confesara su propia mentira. Al ver que éste no lo confesaba y se emperraba en su mentira don Quijote le retó a un duelo en el cual el caballero que saliese vencido obedecería al vencedor.

Ambos caballeros fueron a avisar a sus escuderos para que prepararan todo para la batalla. Momentos antes de la batalla Sancho se subió a un árbol ya que tenía miedo del Caballero del Bosque debido a todo lo que le había contado el escudero de este caballero.

Finalmente, debido a que el caballo del Caballero del Bosque se quedó parado justo delante de Rocinante durante la pelea, don Quijote derribó al Caballero del Bosque y salió victorioso del duelo.

Después de caer al suelo el Caballero del Bosque, Sancho y don Quijote se dieron cuenta de que era el bachiller Sansón Carrasco. A su vez Sancho se dio cuenta de que el escudero del Caballero del Bosque era su vecino Tomé Celial y entonces le pidió a don Quijote que no matara a Sansón Carrasco. Al reanimarse Sansón Carrasco, don Quijote le obligó a ir al Toboso a encomendarse a la dama de don Quijote y a admitir que no había vencido a don Quijote sino a alguien que se parecía mucho a él. Después de esto don Quijote y Sancho prosiguieron su camino hacia Zaragoza.

Capítulo 15

Obviamente, el bachiller había acordado con el cura y el barbero el animar a don Quijote a realizar su tercera salida y que de este modo cuando Sansón se hiciese pasar por el Caballero del Bosque y venciera a don Quijote le obligaría a volver a la ciudad para cumplir el acuerdo como vencido que había salido del duelo.

Sansón Carrasco manifiesta notablemente su deseo de salir y apalear a don Quijote como venganza mientras que Tomé Celial, su supuesto escudero, decide irse a su casa y dejar de actuar como un simple loco.

Capítulo 16

Iba don Quijote muy contento después de su reciente victoria cuando encontró a un hombre, que iba sobre una yegua tordilla. Don Quijote al verle le propuso que hiciesen el camino juntos. El hombre al oír las aventuras que don Quijote contaba se dio cuenta que no debía de estar muy bien de la sesera.

El hombre dijo que se llamaba don Diego de Miranda y que era un hombre rico que pasaba el tiempo entreteniéndose con buenas obras. Cuando don Quijote le preguntó por la familia este dijo que no estaba muy contento ya que su hijo que acababa de regresar de estudiar leyes en la universidad de Salamanca no quería seguir estudiando leyes porque se encontraba absorto en la poesía. Don Quijote al oír esto le dijo que un padre nunca debía frustrar los deseos de un hijo y que la poesía no tenía nada de malo. Entonces don Quijote comenzó a alabar la poesía de tal manera que el hombre se dio cuenta del buen juicio de don Quijote.

Al poco rato vieron como por el camino se acercaba un carro con muchas banderas reales, don Quijote cuando lo vio se dio cuenta de que estaba ante una nueva aventura.

Capítulo 17

Al ver don Quijote ese extraño carruaje llamó a Sancho el cual había puesto unos quesos, que acababa de comprar a unos pastores, en la celada de don Quijote, cuando este se la puso y el queso se comenzó a derretir a don Quijote se le comenzó a llenar la cara de queso derretido y pensó que se le estaban derritiendo los sesos o que estaba sudando de una manera impresionante, cuando se quito la celada y se dio cuenta le echó la culpa a los encantadores.

Don Quijote le preguntó al hombre que conducía el carro que cuál era la mercancía que llevaba, este le dijo que eran dos leones que llevaba al rey como regalo del general Orán. Además de esto les pidió que se apartaran ya que los leones estaban muy hambrientos. Don Quijote le ordenó al hombre del carro que abriese la jaula, que se iba a enfrentar a los leones porque no les tenía ningún miedo. El hombre del carro accedió pero le pidió tiempo para que él y sus compañeros se apartaran. Cuando el leonero le abrió las puertas de la jaula al león se dio la vuelta y al no ver nada interesante se volvió a acostar en la jaula ignorando completamente a don Quijote.

Don Quijote le pidió al leonero que sacase a los leones pero tras la negativa le dijo al hombre del carro que contase en todas partes la hazaña de don Quijote que a partir de esa hazaña pensaba llamarse el Caballero de los Leones.

En ese momento don Diego estaba pensando cómo era posible que don Quijote estuviese loco en actos y comportamiento mientras que cuando habla parece la persona más cuerda del mundo. En ese momento don Quijote comenzó a hablar de las diferencias entre caballeros y el ejército de la andante caballería.

Capítulo 18

Al medio día don Quijote, Sancho y don Diego llegaron a la casa de este ultimo donde se hospedaron durante unos días. Don Diego le dijo a  su hijo, Lorenzo, que juzgara él mismo la locura de don Quijote. Don Quijote comenzó a hablar con don Lorenzo, habló de los caballeros de tal manera que dejó con la boca abierta a todo aquel que le escuchó. Don Lorenzo llegó a la conclusión de que don Quijote estaba loco pero tenía muchos momentos de total cordura en sus comentarios.

Al poco tiempo comenzó don Quijote a hablar con don Lorenzo de la poesía y le pidió a don Lorenzo que le leyese algunas de sus poesías, tras leérselas don Quijote opinó que era un gran poeta.

Al cabo de unos días don Quijote decidió marcharse ya que dijo que un caballero no podía pasar mucho tiempo sin aventuras.

Al irse, Sancho se sentía muy triste ya que en casa de don Diego vivía en la abundancia todos los días.

Capítulo 19

Cuando proseguían su camino encontraron a dos estudiantes los cuales tras un tiempo hablando invitaron a don Quijote a que asistiera a las bodas de Camacho con una labradora, a la que llamaban Quiteria, la Hermosa. Los estudiantes le dijeron que iban a ser unas bodas muy abundantes y que todos esperaban la reacción de Basilio un joven que estaba enamorado de Quiteria y que además ella le correspondía el amor solo que el padre de ella no les permitía casarse debido a los pocos bienes materiales de Basilio.

Por el camino ambos estudiantes comenzaron una pelea acerca del arte o la fuerza en los combates con espada, esgrima. Tras un largo enfrentamiento se dio a demostrar que predominaba el arte sobre la fuerza.

Cuando llegaron al lugar donde se iban a celebrar las bodas, oyeron numerosos instrumentos con lo que don Quijote se negó a entrar y pasaron la noche al aire libre como era costumbre en los caballeros, decisión que no se tomó excesivamente bien Sancho.

Capítulo 20

Al amanecer, viendo don Quijote cómo su escudero dormía comenzó a hablar acerca del sueño de su criado.

Más tarde Sancho se despertó al oler los manjares que se estaban preparando para la boda de Camacho. Sancho al ver estos platos se acercó a un cocinero y le pidió cortésmente si le podía dar un poco, el cocinero le dijo que comiera todo lo que quisiera que tenía su total permiso para comer.

Mientras Sancho comía, don Quijote se entretenía con las danzas y bailes que, como la noche anterior, animaban el lugar.

Hasta que comenzaron las bodas don Quijote y Sancho siguieron dialogando sobre la muerte.

Capítulo 21

Una vez que llegaron los novios, don Quijote afirmó que nunca había visto una mujer tan guapa como Quiteria, sin contar claro está a Dulcinea.

Al poco rato apareció Basilio diciendo que si Quiteria no se podía casar con él debido a que le había dado su palabra a Camacho, se mataría y sacando de un bastón una espada se la clavó. Cuando el Cura se acercó a él para darle las bendiciones, Basilio  dijo que no quería bendiciones sino que quería que Quiteria se casase con él 
  1   2   3   4   5

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

El cura y el barbero estuvieron bastante tiempo sin ir a visitar a don Quijote aunque se enteraban de sus progresos por medio de su ama y de la sobrina las iconEn mi última existencia hace de ello bastante tiempo, la lucha, por...

El cura y el barbero estuvieron bastante tiempo sin ir a visitar a don Quijote aunque se enteraban de sus progresos por medio de su ama y de la sobrina las iconEl aula sin muros
«actúa, ama, odia y sufre impulsado por fuerzas y por mitos morales que pertenecen a la época de Hornero, cosa absurda en nuestro...

El cura y el barbero estuvieron bastante tiempo sin ir a visitar a don Quijote aunque se enteraban de sus progresos por medio de su ama y de la sobrina las iconSalidas Garantizadas – Duración: 11 Días / 10 Noches
«Maid of the Mist» hasta el centro de la herradura que forman las famosas cataratas. Llegada a nuestro hotel en Niagara Falls. Almuerzo...

El cura y el barbero estuvieron bastante tiempo sin ir a visitar a don Quijote aunque se enteraban de sus progresos por medio de su ama y de la sobrina las iconSegundo tomo del ingenioso hidalgo don quijote de la mancha, que...

El cura y el barbero estuvieron bastante tiempo sin ir a visitar a don Quijote aunque se enteraban de sus progresos por medio de su ama y de la sobrina las iconEl Caliz y La Espada traduccion libre del portugués, medio corregido...

El cura y el barbero estuvieron bastante tiempo sin ir a visitar a don Quijote aunque se enteraban de sus progresos por medio de su ama y de la sobrina las iconActividades
«mala mujer», había salido con sus doncellas por los jardines de su residencia y decidió darse un baño sin percatarse de que don...

El cura y el barbero estuvieron bastante tiempo sin ir a visitar a don Quijote aunque se enteraban de sus progresos por medio de su ama y de la sobrina las iconMi amigo don quijote, por Jorge Luis Borges (fragmento inicial)

El cura y el barbero estuvieron bastante tiempo sin ir a visitar a don Quijote aunque se enteraban de sus progresos por medio de su ama y de la sobrina las iconLos dos poemas siguientes, pertenecen a una novela intercalada en...

El cura y el barbero estuvieron bastante tiempo sin ir a visitar a don Quijote aunque se enteraban de sus progresos por medio de su ama y de la sobrina las icon1. «¡Sed, cristianos, más firmes al moveros!»
«Vendrá un tiempo en que los hombres no soportarán la doctrina sana, sino que, arrastrados por sus propias pasiones, se harán con...

El cura y el barbero estuvieron bastante tiempo sin ir a visitar a don Quijote aunque se enteraban de sus progresos por medio de su ama y de la sobrina las iconResumen: Expulsada de la buena sociedad por haber tenido un hijo...
«regalo» abandonado por el enorme sabueso. Con las manos sobre sus caderas, la imprudente muchacha miró airadamente al sabueso que...






© 2015
contactos
l.exam-10.com