Nada ( ) en una palabra haciendo otra cosa que preguntarle lo que piensa.”






descargar 148.64 Kb.
títuloNada ( ) en una palabra haciendo otra cosa que preguntarle lo que piensa.”
página1/3
fecha de publicación08.04.2017
tamaño148.64 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Historia > Documentos
  1   2   3
EL HUMANO COMO HONTANAR DE LA HISTORIA. El valor pedagógico de la Epistemología del Presente Potencial de Hugo Zemelman. (Documento de Trabajo)
Luz Divina Trujillo1

Octubre de 2003




...yo no haré más que interrogarle, sin enseñarle

nada (...) en una palabra haciendo otra cosa que

preguntarle lo que piensa.”

Sócrates2.



Introducción.
Este escrito tiene la intención de compartir la experiencia, que como persona y como docente se ha generado en la convivencia con la obra de Hugo Zemelman Merino, autor cuya producción nos invita a reflexionar sobre los desafíos que tiene el sujeto de hoy para colocarse como actor social en la definición de futuros. Se pretende que al recuperar por escrito el vivir y sentir de esta experiencia no se descarne de las impresiones, las sorpresas y los asombros al leer-sentir ideas que provocan la necesidad de pensarse como ser sujeto y que además se dé el reto intelectual de cruzar el puente de lo privado a lo público logrando un nivel de significación que propicie en los otros actos de lectura que les hagan reencontrarse con sus propios caminos de experiencia y de sentido.
La idea central de este trabajo consiste en sostener que este autor ejerce una paideia socrática3 sobre aquellos que optan viajar por sus ideas, que desde su escritura genera una fuerza que inquieta y provoca en sus lectores/as un deseo por autorreconocerse y autorreivindicarse en el reto de recobrar su lugar como sujeto social. Se pretende en este sentido, resaltar que en la obra Zemelmaniana se contiene una dimensión pedagógica que insta al sujeto a formarse para recuperar y ocupar su lugar social desde la apropiación de su existencialidad, de vivir-creciendo con dignidad por la Historia.
¿Por qué hablar de Hugo Zemelman desde este lugar? En primer lugar porque es una propuesta que aborda el problema de lo humano/a, de un modo epistemológico enfrentando la complejidad desde la cual nos invita a pensar en su multidimensionalidad para construir conceptos pertinentes y abordar de manera menos sesgada e instrumental el problema de la formación humana, y esto desata fuertes impactos en el campo de la educación. Una segunda razón la situamos en su lenguaje, desde donde ejerce un poder, una fuerza que interpela a quienes lo leen pero sin reducirlos ni anular su capacidad de pensar y de sentir, sino que provoca y desafía estas capacidades tan mermadas por las dinámicas actuales del contexto socio-histórico.
Su manera de decir su decir, nos coloca en la exigencia de pensar-sentirse. ¿Cómo lo logra?, al presentarnos un lenguaje comprometido y apasionado pero abstracto4 por tanto, complejo5 pero no por ello ajeno y distante del sujeto, sino por el contrario, es un lenguaje que se ofrece paciente, persuasivo y respetuoso a los procesos de significación de cada cual, para dar lugar a nuevas ideas, emociones, sentimientos que desordenan los modos estandarizados de relacionarse con el mundo. Se está ante un lenguaje con un afán de compartir su mirada sobre problemas de competencia de todos los latinoamericanos desde un decir sincero y provocador por su incesante abrirse para ser significado sin agotarse en su signos,6 donde el lector vive la oportunidad de recuperar su capacidad de palabra. Así, desde este decir que desafía a nuestras estructuras racionales, se percibe y siente a un autor que busca dialogar sobre asuntos impostergables, y en este esfuerzo, lo vemos reencontrándose consigo mismo,7 ya que al compartir su necesidad de decir, nos deja percibir en qué consiste el desafío de ser sujeto y nos recuerda ese viejo deseo adormecido, refugiado en algún lugar de nuestra memoria.
Sin embargo, el reconocer la riqueza potencial contenida en su escritura, también debemos saber que esa cualidad se torna un problema al momento de ser leída, ya que su lectura propicia experiencias cargadas de interrogantes y vicisitudes que sacuden el mundo íntimo de los lectores/as. En este sentido, es frecuente encontrarse con personas que preguntan: ¿qué dice aquí?, ¿por qué puedo leerlo y siento que entiendo algo, pero después las ideas se resisten en convertirse en lenguaje?, ¿por qué unas páginas me han costado horas de lectura? ¿por qué en medio de su lectura de repente me encuentro pensando en algo muy propio, de mí mismo?, ¿por qué no tengo lenguaje para decir ese pensar-sentir?, ¿por qué estas ideas a veces me animan, me entusiasman, pero otras me reclaman, me exigen o me conmueven en lo más hondo provocando el deseo de cambiar algo en mí y en mis circunstancias? ¿por qué me molesto cuando no logro apropiarme de esas ideas desde mis saberes y deseo alejarme de su lectura?, ¿por qué me ofende o me molesta ese modo de escribir y lo califico de reiterativo, vacío, sin sentido para mí?, ¿por qué tenemos que leer a este autor?, ¿con que derecho escribe así y me hace sentir mal?, ¿no podría escribir de otra manera? Preguntas todas que en el fondo encierran un para qué del tal esfuerzo, un para qué difícil de responder por que en el fondo es un para qué de cada quien, donde a veces no hay manera de responderlas.
Las exigencias de leer un texto epistémico como éste, no son sólo de tipo cognitivo, sino que demandan otras cualidades que ejerciten la razón y la pasión a fin de sostenerse en un constante reencuentro con las ideas cuyo carácter abstracto nos sitúa siempre en nuestros límites de significación y provoca a cada uno/a un nuevo acto de re-lectura generador de nuevas imágenes que desatan otros significados cargados de emociones y por tanto, nuevos desafíos en el modo de reflexión. Este ejercicio recupera la capacidad pensantes y sintiente, y esto aviva en cada quien eso que afirma Bachelard cuando dice que si somos capaces de insistir en una obra es porque nos concierne.8 ¿Entonces de qué nos habla?
Las páginas de sus libros están cuajadas de ideas que inquietan el espíritu pues son elaboraciones discursivas abiertas que hacen un llamado a todas las dimensiones humanas, por tanto interpela y provoca el deseo de adentrarse por los misterios de esas ideas dejando asomarse las propias, lo que anima a sacudir el sistema de inercias que impiden ser, pensar y sentir en toda nuestra potencia. Así, al leer esta obra nos reencuentra un anhelado deseo de libertad9 y la necesidad de derribar los límites que impiden avanzar en ella sin atemorizarse, de estimular el deseo y necesidad de un pensar-sintiendo-haciendo para asumir responsablemente ser hombres y mujeres que se construyen historizándose, recuperándose desde esfuerzos de “...conciencia y de voluntad para reconocer y saber utilizar los espacios de autonomía entre lo que se-es y lo que se puede ser.”10
  1   2   3

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Nada ( ) en una palabra haciendo otra cosa que preguntarle lo que piensa.” iconUna metáfora es una forma de expresión en la cual una palabra o frase...

Nada ( ) en una palabra haciendo otra cosa que preguntarle lo que piensa.” iconGilles deleuze claire parnet
«De acuerdo, de acuerdo, pero pasemos a otra cosa.» Las objeciones nunca han aportado nada

Nada ( ) en una palabra haciendo otra cosa que preguntarle lo que piensa.” iconGraffiti. Una palabra un tanto gastada hoy en día. A cualquier cosa...

Nada ( ) en una palabra haciendo otra cosa que preguntarle lo que piensa.” iconYo asumo la poesía desde otros puntos de vista, los cuales no son...

Nada ( ) en una palabra haciendo otra cosa que preguntarle lo que piensa.” iconEs, sin duda, entre los diálogos de Platón, uno de los que más bibliografía...
«naturaleza» (physei), por lo que al­gunos no corresponden a quienes los llevan, por ejemplo: el mismo de Hermógénes. Éste, por el...

Nada ( ) en una palabra haciendo otra cosa que preguntarle lo que piensa.” iconEs, sin duda, entre los diálogos de Platón, uno de los que más bibliografía...
«naturaleza» (physei), por lo que algunos no corresponden a quienes los llevan, por ejemplo: el mismo de Hermógénes. Éste, por el...

Nada ( ) en una palabra haciendo otra cosa que preguntarle lo que piensa.” iconNo soy un criminal. No he hecho nada malo
«No soy un criminal, no he hecho nada malo», me repito una y otra vez a modo de mantra protector

Nada ( ) en una palabra haciendo otra cosa que preguntarle lo que piensa.” iconUna cosa es el pueblo antes de la revocatoria, otra, después de la...

Nada ( ) en una palabra haciendo otra cosa que preguntarle lo que piensa.” iconHará cosa de treinta años, miss María Ward, de Huntingdon, con una...

Nada ( ) en una palabra haciendo otra cosa que preguntarle lo que piensa.” iconSinopsis Un hombre gris y afable, que trabaja como contable en una...






© 2015
contactos
l.exam-10.com