El Cantar de Mio Cid






descargar 21.74 Kb.
títuloEl Cantar de Mio Cid
fecha de publicación01.04.2017
tamaño21.74 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Historia > Documentos
El Cantar de Mio Cid
Entre los cantares de gesta que han llegado hasta nosotros, el más importante por su calidad literaria es el Cantar de Mio Cid, el más antiguo de los conservados. Se trata de un poema épico o cantar de gesta castellano basado libremente en la parte final de la vida de Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador (1065-1072), un caballero de la corte de Sancho II de Castilla (1065-1072) y Alfonso VI de Castilla y León (1065-1109). Los hechos narrados en el Cantar se refieren a sucesos acaecidos tras el destierro de Rodrigo Díaz por Alfonso VI en 1081, pero no constituyen un relato fiel de los hechos históricos, sino una visión literaria de los mismos, a veces alterados o fingidos para satisfacer los fines poéticos del relato.
Autoría y datación

Sobre su autoría y datación se han formulado varias hipótesis. Unos piensan que, tras diversas refundiciones, el texto que hoy conocemos sería de hacia 1140 y obra de dos o más juglares. Señalan que el realismo del texto sugeriría una redacción primitiva no muy lejana a la época de la vida del Cid. Para otros, la unidad y elaboración del texto apuntaría hacia un único autor culto, probablemente un hombre de leyes o quizá un clérigo. Éstos piensan además que la fecha debería retrasarse a finales del siglo XII o principios del XIII y se basan en que al final del manuscrito se dice que un tal Per Abbat lo escribió en 1207. Para la mayoría, este Per Abbat sería sólo un copista, aunque algunos lo proponen como el verdadero autor. En cualquier caso, en la actualidad se conserva una copia manuscrita del siglo XIV, que se guarda en la Biblioteca Nacional, a la que le falta la hoja inicial cuyo contenido conocemos gracias a la versión prosificada en la Crónica de Castilla.



Inicio del Cantar de Mio Cid


Métrica

El Cantar de Mio Cid consta de un total de 3730 versos que se agrupan en tiradas monorrimas y asonantes de extensión desigual, pues pueden tener desde 2 a 180 versos. Los cambios de rima que las delimitan están generalmente relacionados con un cambio en el contenido.

Los versos son irregulares, esto es, sin medida fija, y están divididos en dos hemistiquios con fuerte cesura intermedia, por lo que gráficamente suelen representarse con una separación entre ambos. Los hemistiquios más abundantes son los de 7,8 y 6 sílabas. Esta irregularidad silábica afecta también a los propios hemistiquios del verso, que pueden ser isosilábicos o heterosilábicos, dándose combinaciones de 7+7, 6+7, 6+8, 8+8… Aunque los versos no estén sometidos a un sistema rítmico regular, tienen una serena y agradable sonoridad.
Estructura y contenido:

El poema se ha dividido modernamente en tres partes o cantares: Cantar del destierro, Cantar de las bodas y Cantar de la afrenta de Corpes.

- Cantar del destierro: Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid, es desterrado por el rey Alfonso VI por las acusaciones de unos envidiosos cortesanos de que se ha quedado con parte de los tributos cobrados por él a los moros de Andalucía. Sale de Castilla con sus mesnadas, deja a su mujer doña Jimena y a sus hijas, doña Elvira y doña Sol, en el Monasterio de Cardeña, y se dispone a recuperar en el campo de batalla la honra y el honor perdidos. El cantar nos cuenta sus victorias y acaba con la libertad del conde de Barcelona, a quien había hecho prisionero.
- Cantar de las bodas: El Cid llega victorioso hasta el Mediterráneo, donde conseguirá su victoria más importante: la conquista de Valencia. El rey, complacido, permite llevarse a su lado a la mujer y a las hijas, a las que el orgulloso guerrero muestras las tierras y las riquezas ganadas. Los infantes de Carrión piden al rey la mano de doña Elvira y de doña Sol, y el Cid acepta para complacer al rey, pues pretende hacer las paces con su señor. Por fin consigue el perdón real y con ello su honra. Termina el cantar con las bodas.
- Cantar de la afrenta de Corpes: La cobardía de los infantes de Carrión desata las burlas de los hombres del Cid. Aquéllos, llenos de ira, traman venganza. Se llevan a las esposas hacia Carrión, pero una vez fuera de Valencia, en el robledal de Corpes, las golpean cruelmente y las abandonan. El Cid se entera de la deshonra de sus hijas y pide justicia al rey, que convoca Cortes de Toledo para solventar el pleito. Allí solicita que los infantes le devuelvan regalos y dote, y que reparen la afrenta en un duelo con dos de sus guerreros. Los infantes son vencidos fácilmente, y el Cid salva su honor y el de sus hijas. El cantar termina con las bodas de doña Elvira y doña Leonor con los infantes de Aragón y Navarra.
La estructura interna del poema está marcada por el doble proceso de pérdida (destierro) y recuperación del honor del Cid (perdón real y bodas de sus hijas con los infantes de Carrión), nueva pérdida (afrenta de Corpes) y nueva recuperación del honor (anuncio de nuevas bodas con los hijos de los reyes de Navarra y Aragón). [V. “Nivel de la historia” en la p. 196 del libro de texto].
En cuanto al análisis del contenido, deben tenerse en cuenta tres aspectos diferentes:

  • Aspecto político: Castilla frente a León. El Cid, caballero castellano, se enfrenta al rey, de origen leonés. Los enemigos del Cid son, en general, grandes nobles de procedencia también leonesa. El poema se encuadraría así en la tradición castellana antileonesa y exaltaría al Cid y con él a Castilla.

  • Aspecto socio-económico: El Cantar expresa los ideales de equidad jurídica y movilidad social típicos del espíritu de frontera en el que probablemente nació. El poema refleja en el Cid el modo de vida belicoso, de supervivencia a través de incursiones bélicas, de aspiración de mejora gracias a los méritos personales; y, asimismo, el desprecio o rencor hacia la alta nobleza.

  • Aspecto individual: El héroe, Rodrigo Díaz, desterrado por el rey, se enfrenta con el gran problema de recuperar su honra perdida y ganarse el pan. En este sentido, el Cid actúa como un héroe épico arquetípico, cuyas características han de ser reconocidamente superiores y cuyas acciones han de elevarse asimismo muy por encima de lo habitual. Se produce, pues, una glorificación progresiva del héroe, pero esta mitificación del Cid no es sino el correlato de la mitificación de Castilla y de los valores antinobiliarios de las gentes de frontera. Y, por ello, la exaltación del Cid se corresponde con la ridiculización y degradación de los encumbrados nobles, representados por los cobardes y mezquinos infantes de Carrión. [Para ver las características del Cid, v. 1.2. p.195 del libro de texto].


Lengua y estilo

De la situación comunicativa en que se transmitían oralmente los cantares de gesta se derivan algunas de sus características más significativas:

  • Claridad, concreción y sobriedad expresivas, características que responden a la necesidad de que el público al que se dirigía el juglar entendiera bien el contenido del poema.

  • Las frecuentes invocaciones a los oyentes (ej.: “Oíd lo que dixo el que en buena ora nació”).

  • El paso de la narración a la intervención directa de los personajes en los diálogos, sin previo aviso del juglar-narrador, que infunde al poema cierto carácter dramático.

  • Las expresiones exclamativas que presuponen la existencia de un auditorio.


El carácter oral de la épica explica también el uso de paralelismos sintácticos y de fórmulas, esto es, un grupo de palabras empleadas regularmente bajo las mismas condiciones métricas para expresar una determinada idea y que facilitarían al juglar el proceso de memorización y recitación del poema. Asimismo, la utilización de este sistema formular está en relación con la forma de creación del poema, pues facilita la composición de hemistiquios y la obtención de la rima.

Ej.: davanle grandes colpes; el espada en la mano; arrancólos del campo; ferido es de muert.
Dentro del sistema formular, constituye un caso especial el epíteto épico, es decir, un sustantivo, adjetivo u oración de relativo que acompaña al nombre o lo sustituye y que sirve para destacar las cualidades del héroe, especialmente del Cid (mio Cid el Campeador, el campeador contado, el que en buen ora nasco, el que en buen ora cinxó espada). Asimismo se aplican epítetos a la esposa y a los compañeros del héroe, de modo que doña Jimena es la mugier ondrada, Martín Antolínez es el burgalés de pro, Álvar Fáñez es el bueno de Minaya, etc. En cambio, los enemigos del Cid no reciben epítetos, ni siquiera neutros o peyorativos.
En los versos del Cantar destaca el uso de parejas de sinónimos o cuasi-sinónimos (a rey e a señor, pensó e comidió), estructuras binarias (moros e cristianos, burgueses e burguesas) y el uso del pleonasmo.
En cuanto al léxico, junto al lógico empleo del vocabulario de la guerra, destaca el frecuente uso de latinismos y de otras expresiones procedentes del ámbito eclesiástico y legal.
Técnicas narrativas

El narrador del Cantar de Mio Cid se caracteriza por ser un narrador omnisciente que siempre sabe más que cada uno de los personajes y que le ofrece al público más elementos de juicio que a sus propios actores generando así una considerable tensión dramática. El narrador juega también con las expectativas del público, como sucede en la acampada en Corpes.

El narrador sigue el orden cronológico de los hechos excepto cuando se producen varias escenas simultáneas (ej.: lides de Carrión).

Puede adoptar un tono neutro, ponerse especialmente serio o aparecer exultante. Pero tiene además una interesante faceta que enriquece considerablemente sus registros: la ironía. Actitud que comparece también en otros personajes como el propio Cid, uno de los pocos héroes épicos con sentido del humor.

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

El Cantar de Mio Cid iconCantar de mio cid

El Cantar de Mio Cid iconCantar de mío cid

El Cantar de Mio Cid iconTaller fragmento: el cantar del mio cid grado 10
«gesta» o «cantar», términos con los que el autor describe su obra en los versos 1085 y 2276, respectivamente

El Cantar de Mio Cid iconComentario de un texto medieval: cantar de mio cid

El Cantar de Mio Cid iconResumen corto del Cantar del Mío Cid por capítulos

El Cantar de Mio Cid iconEl próximo mes de mayo se celebrarán en Burgos dos congresos sobre...

El Cantar de Mio Cid iconLiteratura géneros literarios
«gestas» de un personaje histórico, que se convierte así en un héroe legendario. Un cantar de gesta es el Poema de mio Cid (siglo...

El Cantar de Mio Cid iconEl concepto de la honra y su relevancia en la movilidad social del...

El Cantar de Mio Cid iconBasado en el Cantar de Mio Cid, anónimo
«Cuando se sepa en Burgos lo que ha ocurrido», pensaba, «todo el mundo me despreciará por haber dejado sin castigo al conde. El...

El Cantar de Mio Cid iconArgumento y estructura Estructura interna
«aquís conpieça la gesta de mio Çid el de Bivar» (V. 085), y otra más adelante cuando dice: «Las coplas deste cantar aquís van acabando»...






© 2015
contactos
l.exam-10.com