6. taller para empezar a profundizar un aspecto de la vida de don bosco 27






descargar 168.81 Kb.
título6. taller para empezar a profundizar un aspecto de la vida de don bosco 27
página9/11
fecha de publicación27.07.2016
tamaño168.81 Kb.
tipoTaller
l.exam-10.com > Historia > Taller
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11

1. UN SUEÑO. 4


a). La dramática realidad de los jóvenes suscita una violenta reacción moral y temperamental en Juan Bosco.

Tuve por entonces un sueño que me quedó profundamente grabado en la mente para toda la vida. Me pareció estar junto a mi casa, en un lugar espacioso en donde se entretenía un gran número de muchachos, estaban riendo y jugando, pero muchos también, blasfemaban. Al oír esto, me lancé instintivamente entre ellos para hacerlos callar a gritos y puñetazos.

En aquel momento, apareció una persona venerable, de aspecto varonil y bellamente vestido. Lo cubría un manto blanco, pero no lograba ver su rostro por lo luminoso que era. Me llamó por mi nombre y me mandó ponerme al frente de aquellos muchachos, añadiéndome estas palabras:
b). La intervención del personaje que lo corrige y lo llama a cumplir una misión entre ellos

  • A estos amigos tuyos no los vas a ganar con los golpes, sino con la mansedumbre y la caridad. Empieza ahora a enseñarles la fealdad del pecado y la hermosura de la virtud.


Confundido y con temor, le dije entonces que yo era un pobre muchacho ignorante e incapaz de hablarles de religión a aquellos chicos. En ese momento, mientras yo hablaba, los muchachos dejaron de pelear y me rodearon. Yo, casi sin darme cuenta de lo que decía, le pregunté:
c). Diálogo clarificador entre Juan y el personaje que se identifica con Jesús

  • Pero, ¿quién es usted que me manda hacer cosas imposibles?

  • Precisamente porque te parecen imposibles debes hacerlas posibles obedeciendo y adquiriendo la ciencia que necesitas.

  • ¿ En donde y cómo podré adquirirla?.

  • Te voy a dar la Maestra que te enseñará esa sabiduría sin la cual todo otro estudio será una tontería.

  • Pero, y ¿quién es usted para hablarme de esa manera?

  • Soy el hijo de Aquella a quien tu madre te acostumbró a saludar tres veces al día.

  • Mi madre, precisamente, me ha enseñado a no meterme con gente que no conozca sin su permiso.

  • Dígame su nombre.

  • ¿Mi nombre?, pregúntaselo a mi Madre.


d). Mediación de María en la vocación de Juan Bosco

En aquel momento vi a su lado a una Señora de aspecto majestuoso, vestida con un manto que resplandecía por todas partes, como si cada uno de sus puntos fuera una estrella brillante.
Viéndome cada vez más desconcertado en mis preguntas y respuestas, me indicó que me acercase a Ella, y tomándome bondadosamente de la mano:

  • Mira, me dijo.


Entonces vi que aquellos muchachos habían desaparecido y en su lugar había cabras, perros, gatos, osos y otros muchos animales más.

  • Este es el campo en el que debes trabajar: Hazte humilde, fuerte y robusto y ten en cuenta que lo que ves que está aconteciendo con estos animales, tienes que hacerlo tú con mis hijos5.


Observé entonces y vi que, en vez de los animales feroces, había mansos corderos que saltaban y corrían bailando en tomo nuestro, como si quisieran festejar al personaje y a la señora.

En aquel momento, y siempre en el sueño, me eché a llorar y pedía se me dijeran las cosas de otra manera pues hasta ahora no había entendido nada. Entonces Ella, poniéndome la mano sobre la cabeza, me dijo:

  • A su debido tiempo lo comprenderás todo.


e) Actitud de desconcierto y de angustia de Juan en el momento conclusivo del sueño y última intervención de la Virgen

Y dicha esto, un ruido me despertó.
Quedé desconcertado. Mis manos estaban adoloridas por los puñetazos y la cara por las bofetadas recibidas: Después, durante la noche, estaba mi cabeza tan llena con lo del Personaje y la Señora y por todo lo que había estado oyendo, que ya no pude reconciliar el sueño.
Por la mañana, apenas pude, conté el sueño, primero a mis hermanos, que se echaron a reír y luego a mi madre y a la abuela. Cada uno lo interpretaba a su manera. Mi hermano José decía: “Vas a seguir cuidando cabras, ovejas y animales”. Mi madre, “tal vez llegues a ser sacerdote”. Antonio, secamente: “tal vez acabarás siendo cabecilla de bandidos”6.
La abuela, que sabía mucha teología —era completamente analfabeta—, dijo la última palabra: “No hay que hacer caso a los sueños”.
Yo estaba de acuerdo con mi abuela, pero nunca pude olvidar ese sueño7 y la razón de esto se podrá en cierta manera entender, a través de los hechos, que voy a relatar en seguida8.

La orden de Pío IX y la relación del sueño con el contenido de las memorias del oratorio



Después de esto, no hablé más del asunto, ni mis parientes le dieron importancia. Sin embargo cuando en el año 1858 fui a Roma para los asuntos de la Congregación Salesiana con el Papa, él me hizo exponerle con detalle todas las cosas que tuvieran aunque fuese sólo alguna apariencia de sobrenatural. Entonces conté por primera vez el sueño que tuve de los nueve a los diez años. El Papa me mandó que lo escribiera literal y detalladamente y lo dejara como estímulo a los miembros de la Congregación por la cual, precisamente, yo había hecho aquel viaje a Roma9.

1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11

similar:

6. taller para empezar a profundizar un aspecto de la vida de don bosco 27 iconItinerario de don bosco en la devoción a la virgen

6. taller para empezar a profundizar un aspecto de la vida de don bosco 27 iconGuión del musical “gracias, don bosco, Soñar tu mismo sueño”

6. taller para empezar a profundizar un aspecto de la vida de don bosco 27 iconMemorias del Oratorio no permanecieron ignoradas completamente. Ya...
«exclusivamente» a los miembros de la Sociedad Salesiana, sino al público en general. En 1951, el pedagogo A. Auffray hizo la traducción...

6. taller para empezar a profundizar un aspecto de la vida de don bosco 27 iconInstituto don bosco historia 5to añO. Eje: Latinoamérica: cambio...

6. taller para empezar a profundizar un aspecto de la vida de don bosco 27 iconMemorias para la vida del santo rey Don Fernando III

6. taller para empezar a profundizar un aspecto de la vida de don bosco 27 iconPara empezar el añO

6. taller para empezar a profundizar un aspecto de la vida de don bosco 27 iconRealidades II essay part of “Para Empezar” test

6. taller para empezar a profundizar un aspecto de la vida de don bosco 27 iconEs un libro estupendo para empezar a leer a Sergio Chejfec

6. taller para empezar a profundizar un aspecto de la vida de don bosco 27 iconPara empezar  How do we describe people? Vocabulary for Communication:...

6. taller para empezar a profundizar un aspecto de la vida de don bosco 27 iconPara este comentario de texto el poema titulado Aeronáutica escrito...






© 2015
contactos
l.exam-10.com