Curso de animación a la lectura. BiMA. Enero 2010






descargar 63.54 Kb.
títuloCurso de animación a la lectura. BiMA. Enero 2010
página1/3
fecha de publicación02.07.2016
tamaño63.54 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Historia > Documentos
  1   2   3
CURSO DE ANIMACIÓN A LA LECTURA. BiMA. Enero 2010



  • ETAPAS DEL NIÑO


1) EL NIÑO DE CERO A TRES AÑOS


Las palabras, especialmente en estos primeros años de vida, trasmiten afectos, calman angustias y satisfacen anhelos. Son el ingrediente mágico que construye las historias que el adulto cuenta y que el pequeño escucha y siente como si le ocurrieran a él. Por eso termina apropiándose de ellas.

Conviene tener a mano libros de imágenes, libros sobre el mundo que les rodea, cuentos con sorpresa que incluyan solapas o troqueles para manejar, de diferentes materiales resistentes y manipulables.

A continuación se exponen algunas características de los niños relacionadas con la lectura y  especificadas para franjas de edad más reducidas.


- EL BEBE DE CERO A SEIS MESES


Este grupo de edad, en general presenta las siguientes características:

  • Nada más nacer, el niño comunica sensaciones y estados de ánimo a través del llanto.

  • Más o menos a las 4 semanas produce otros sonidos, que reflejan sensaciones (balbuceo).

  • A partir del 5º mes es cada vez más expresivo y manifiesta de forma más clara sentimientos y situaciones: placer, tristeza…

  • Con 6 meses, se interesa por los sonidos e imita y repite cadenas de sílabas.

  • Reconoce voces.

  • Realiza movimientos corporales para comunicarse.

En esta etapa, son adecuados los libros blandos, por ejemplo de tela, que el bebé puede manejar sin hacerse daño. Son recomendables las primeras narraciones orales en forma de nanas y las canciones para reconocer el cuerpo y hacer caricias.

Por ejemplo:

  • Mis cosas. Lotta Person. Barcelona: La Galera, 2003.

  • Pajarita de papel. Antonio Rubio. Pontevedra: Kalandraka, 2005.

  • Cinco lobitos. Mercedes Figuerola. Zaragoza: Edelvives, 2002.




- EL BEBE DE SEIS A DOCE MESES


El bebé de 6 a 12 meses comparte las mismas características que el grupo anterior y además:

  • Escucha con atención y reconoce su nombre.

  • Capta el tono de voz y reconoce a la persona que le habla.

  • Hacia los 9 meses imita conductas, a través de gestos y sonidos.

  • Repite juegos de palmitas, giros con las manos y similares.

  • Con 1 año nombra objetos.

  • Se entretiene con libros de ilustraciones y colores, y pasa las páginas.

Es un momento idóneo para dar entrada a los libros de exploración: libro-juguete. Son recomendables libros realizados con materiales resistentes fáciles de manejar, con imágenes realistas de objetos o personas fácilmente reconocibles que forman parte de su entorno cotidiano y más inmediato.

Por ejemplo:

  • El pequeño Zoo de Dodó. Yves Got. Barcelona: Destino, 2004.

  • Miffy y la pelota. Dick Bruna. Amsterdan: Panini-Mercis, 2003.

  • La hora del baño. Jeanne Ashbé. Barcelona: Corimbo, 2004.

- EL NIÑO DE UNO A DOS AÑOS

El niño de este grupo de edad, además de comenzar a dar sus primeros pasos en posición erguida:

  • Señala con el dedo los objetos, los dibujos, a los miembros de la familia.

  • Expresa las primeras palabras, que le facilitan la asociación nombre-objeto.

  • Imita las palabras simples.

  • Sabe seguir instrucciones sencillas.

  • Comienza a hacer sus primeros juicios de valor (hacia los 20 meses).

  • Los libros le ayudan a desarrollar el lenguaje.

  • Se identifica con situaciones cotidianas que aparecen en ellos: el uso del chupete, el orinal...

Fase adecuada para experimentar con libros de diferentes formatos y con ilustraciones que varíen de estilo y técnica. Realizar una lectura de imágenes más que de textos, para hacer la narración más dinámica y que el niño la pueda seguir fácilmente.

Por ejemplo:

  • ¡Chap, Chap! Jo Lodge. Zaragoza: Edelvives, 2007.

  • ¿Una rana? Guido Van Genechten. Zaragoza: Edelvives, 2003.

  • El cumpleaños de Kike. David Sim. Barcelona: Artime, 2007.

- EL NIÑO DE DOS A TRES AÑOS

En esta fase se empiezan a dar grandes cambios como por ejemplo:

  • Se produce un importante avance en el desarrollo del lenguaje: pasa de las palabras sueltas a las frases.

  • Entiende conceptos: contrarios sencillos, palabras descriptivas…

  • Relaciona palabras con situaciones o contextos de la vida cotidiana.

  • Valora y cuida los libros.

  • Se familiariza poco a poco con la letra impresa.

  • Reconoce y distingue personajes.

  • Memoriza canciones, cuentos y rimas.

  • Presta atención a las historias.

Se pueden ofrecer las primeras historias secuenciadas. Al leerlas, es aconsejable: hacerlo más de una vez, incrementando de forma progresiva el contenido de la historia; pararse en detalles de la ilustración; dialogar con el niño sobre lo que sucede y motivarlo para que se exprese.

Por ejemplo:

  • ¡A Bañarse! Taro Gomi. Vigo (Pontevedra): Factoría K de libros, 2007.

  • La pequeña oruga glotona. Eric Carle. Madrid: Kókinos, 2007.

  • Cocorico. Marisa Núñez. Pontevedra: OQO Editora, 2006.




  1. EL NIÑO DE TRES A SEIS AÑOS




En esta etapa, los libros constituyen un medio excelente de comunicación entre niños y adultos, y son un instrumento que refuerza las relaciones afectivas de forma natural y espontánea.
En los libros para estas edades, la ilustración debe ser predominante. Ofrecer a los niños libros con imágenes de estilo novedoso y técnicas diversas, les permite conocer propuestas que educan su gusto estético, al margen de las ilustraciones más comerciales difundidas por el cine y la televisión.
Los temas de interés son variados:

  • Folklore infantil, retahílas, rondas, adivinanzas, canciones e historias rimadas.

  • Cuentos tradicionales, populares, fábulas y cuentos de hadas sencillos.

  • Historias del entorno familiar.

  • Narraciones con animales humanizados

  • Relatos humorísticos.

  • Cuentos  que recalan en los afectos y los sentimientos

Dentro de esta franja de edad, y en relación con la lectura, conviene diferenciar las siguientes etapas y características.

- EL NIÑO DE 3 A 4 AÑOS

En esta fase el niño se escolariza de forma generalizada y además:

  • Se afianza la representación de la realidad: del concepto al signo.

  • Comienza la adquisición de los primeros símbolos.

  • Realiza una interpretación mágica de la realidad.

  • Puede explicar acciones representadas en las ilustraciones.

  • Emplea frases más largas y le gusta escuchar historias.

Son recomendables libros participativos, troquelados que contengan pictogramas o juegos creativos. Conviene  introducir libros informativos sobre conceptos básicos: colores, formas, animales…

Por ejemplo:

  • Nadarín. Leo Lionni. Sevilla: Kalandraka Ediciones Andalucía, 2007.

  • Pingüino. Polly Dunbar. Serres, 2008.

  • El libro del otoño. Rotraut Susanne Berner. Madrid: Anaya, 2007.



- EL NIÑO DE 4 A 5 AÑOS

En general en esta etapa:

  • Se afianza el concepto de identidad y el de moralidad.

  • Es un idealista: el adulto es su modelo.

  • Son niños muy activos e inquietos.

  • Destaca el desarrollo del lenguaje y la socialización. Dominio de la frase.

Se recomiendan libros con finales que acaben bien, que traten temas que puedan ayudarles a solucionar sus temores personales. Cuentos de ratones que se meten en cualquier sitio y son como ellos: traviesos, inteligentes… o de osos que son personajes suaves, tiernos y que inspiran seguridad…

Por ejemplo:

  • Oh! Josse Goffin. Kalandraka ediciones Andalucía, 2007.

  • Un regalo diferente. Marta Azcona. Sevilla: Kalandraka Ediciones Andalucía, 2005.

  • El secreto. Éric Battut. Madrid: Kókinos, 2005.



- EL NIÑO DE 5 A 6 AÑOS

En esta fase el niño se caracteriza porque:

  • Es más autónomo y demuestra más interés por el exterior (con respecto a la familia).

  • Se muestra más receptivo al mundo de los adultos.

  • Alterna momentos de gran actividad con otros más tranquilos.

  • Muestran mucho interés por el texto escrito y por aprender cosas nuevas.

  • Se inician en la comprensión de secuencias narrativas y temporales.

Se recomiendan historias con argumentos más complejos. Lecturas en diferentes formatos con contenidos muy variados: adivinanzas, historias de animales, libros informativos…

Por ejemplo:

  • No quiero ir a la escuela. Stephanie Blake. Corimbo, 2007.

  • Perdido y encontrado. Oliver Jeffers. México: Fondo de Cultura Económica, 2005.

  • Yo, Milton. Haydé. Vigo: Factoría K de Libros, 2007.



  • RECONOCER UNA BUENA HISTORIA




A la hora de elegir una historia, las pautas de análisis de la misma deben partir de algunas consideraciones básicas.

Son adecuadas aquellas historias que:

En relación con el lector, lo esencial es que conecten con los intereses y los gustos de los niños; les resultan atractivas las que, además, les permiten el reconocimiento de caracteres y situaciones.

En cuanto al argumento, las posibilidades son variadas: tramas originales o de corte más clásico,  circunstancias conocidas del entorno del niño o cuentos que incorporan elementos fantásticos, las que ofrecen posibilidades de juego y de intervención del niño, etc. Por otro lado, resultaría aventurado establecer tipos o características específicos de personajes; si acaso, recordar la conveniencia de evitar aquellos que reproduzcan estereotipos inadecuados del entorno cotidiano. Finalmente, en cuanto a la fórmula utilizada por el autor y el editor para narrar la historia, es importante que a nivel estructural esté consistentemente construida (coherencia entre secuencias, espacios y tiempos) y que la combinación de esos aspectos con el lenguaje utilizado y las ilustraciones conforme una propuesta atractiva y fácil de asimilar por el pequeño lector, con la mediación del adulto cuando y en la medida que sean necesarios (dependiendo de la edad del niño y de cada libro en cuestión).

Muchas de estas historias están pensadas, además, para crecer con los niños. Son libros que permiten la relectura, con los que el lector, en sucesivas ocasiones, renueva emociones, entiende nuevos conceptos y desarrolla otras sensaciones a partir de una interpretación más madura y rica de lo que lee.

  • CONSEJOS ÚTILES PARA SELECCIONAR MATERIALES EN LAS PRIMERAS EDADES

Como complemento a las fichas de análisis (generales para cualquier obra) se ofrecen unos consejos a la hora de elegir los materiales más adecuados y conformar una colección óptima que responda  a las necesidades, características e intereses de este grupo de edad.

En cuanto al contenido de la historia, son válidas tanto las que se desarrollan a través de situaciones cotidianas y predecibles (éstas estimulan la participación del niño, que disfruta anticipándose a lo que va a suceder), como aquellas en las que los sucesos se desarrollan de forma sorpresiva. También hay que tener en cuenta los contextos que puedan ser ajenos pero que le ayuden a empatizar con el otro o reconocer una emoción que están experimentando.

  • Buscar historias que faciliten la participación del niño, la identificación con los personajes, con las situaciones. Es importante que los personajes y los ambientes sean reconocibles por el niño, para que pueda entender las historias y crear o imaginar otras a partir de ellos. Se puede encontrar una gran variedad: animales para identificar, animales humanizados, niños como ellos, adultos. Todos con diferentes aspectos, tanto físicos como psicológicos.

  • Los protagonistas deben suscitar simpatía y afecto, y no trasmitir ideas estereotipadas del entorno cotidiano (cuidado con esas imágenes de padres comodones y madres sacrificadas, y con los tópicos de profesiones o juegos propios de uno u otro sexo...).

  • Seleccionar también historias que faciliten el juego con el lenguaje a través de frases sencillas, palabras sonoras, rimas, onomatopeyas... en las que el lenguaje esté cuidadosamente elegido; infantil no es sinónimo de "pobre y vulgar".



  • Conviene ofrecer a los niños una diversidad de libros que les descubran ilustraciones realizadas con diversas técnicas y con distintos materiales, con el fin de presentarles una variedad estética que no se limite a la habitual.




  • PAUTAS PARA EL DESARROLLO DE ACTIVIDADES




Las estrategias para acercar la lectura a los niños son muy diversas, pero es importante partir del convencimiento de que con planteamientos sencillos se pueden obtener excelentes resultados.

Esos efectos (captar la atención, sorprender, intrigar, etc) no se consideran exclusivos de determinadas estrategias o tipos de actividades. Tanto las que se basan esencialmente en la oralidad, como las que explotan el atractivo de la ilustración, o las que aprovechan el reclamo y el poder de seducción de los medios audiovisuales, deben responder en su esencia a patrones similares y trabajar con el objetivo general de facilitar el crecimiento del niño como lector, sin perjuicio de los objetivos más específicos que pueda tener cada una de ellas.

Los ámbitos mencionados -oralidad e imagen-, en sus diversos canales de expresión (los de  papel impreso y los facilitados por los medios audiovisuales), ofrecen una enorme variedad de posibilidades para construir propuestas de promoción de la lectura dirigidas a primeras edades. Unas veces más complejas y otras con planteamientos más elementales, estarán mejor planteadas si cumplen en un grado razonable con esta serie de premisas elementales, algunas de las cuales se han mencionado dentro de epígrafes previos:

-Utilizar una metodología en la que prime lo lúdico. En esta etapa, los niños se desenvuelven en un entorno en el que abundan los espacios de juego. Por otra parte, en cualquier edad, pero en ninguna tanto con en esta, la satisfacción y la consiguiente motivación que el niño tiene hacia las actividades que se le proponen dependen principalmente la diversión y el placer le producen. Maximizar estos aspectos contribuye a que desarrolle de una forma natural el gusto por la lectura.
  1   2   3

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Curso de animación a la lectura. BiMA. Enero 2010 iconPropuestas didácticas en torno a la animación a la lectura

Curso de animación a la lectura. BiMA. Enero 2010 iconTécnicas de animación a la lectura para 1º ciclo

Curso de animación a la lectura. BiMA. Enero 2010 iconAnimación de la lectura por medio de los cuentos

Curso de animación a la lectura. BiMA. Enero 2010 iconAnimación de la lectura por medio de los cuentos

Curso de animación a la lectura. BiMA. Enero 2010 iconEstrategias de animación a la lectura y el desarrollo de la expresión oral y escrita

Curso de animación a la lectura. BiMA. Enero 2010 iconLa animación a la lectura como proyecto integral de centro E. Bermúdez Gómez

Curso de animación a la lectura. BiMA. Enero 2010 iconResumen y adaptación de Sesión sobre Promoción y Animación a la Lectura- pronafcap pucp 2009

Curso de animación a la lectura. BiMA. Enero 2010 iconAÑo II – numero 27 – 1 de Enero de 2010

Curso de animación a la lectura. BiMA. Enero 2010 iconLa animación a la lectura es animar o incitar al niño a leer, es...

Curso de animación a la lectura. BiMA. Enero 2010 iconCreada por Resolución N° 00003 de Enero 5 de 2010






© 2015
contactos
l.exam-10.com